Portal informativo de análisis político y social

RUBÉN VÁZQUEZ: «NO PERDIÓ EL PARTIDO, PERDIERON LOS MALOS GOBIERNOS»

RUBÉN VÁZQUEZ: «NO PERDIÓ EL PARTIDO, PERDIERON LOS MALOS GOBIERNOS»

Jul 4, 2015

«La gran enfermedad del PRI se llama la simulación y las apariencias; decimos en los eventos que tomamos en cuenta a la militancia y no es cierto. No debemos decirnos mentiras y debemos hacer lo que tenemos qué hacer», expresa Rubén Vázquez al convertirse en la primera voz que acepta públicamente hacer la autocrítica por qué perdió el PRI el pasado 7 de junio en la Zona Metropolitana.

Para Rubén Vázquez la evaluación que deja al PRI el pasado 7 de junio es un mensaje muy claro de los ciudadanos hacia el partido: «no perdió el partido, perdieron los malos gobiernos». Argumentando la frase del jurista, filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio que dice que el voto es el instrumento a través del cual los ciudadanos pacíficamente se deshacen de los malos gobernantes, apuntó un ejemplo de que los buenos gobiernos priistas la sociedad sí les reiteró su confianza en las urnas.

«En Lagos de Moreno el hoy diputado local electo ganó el 98 por ciento de las casillas, en contrapartida el diputado también electo por el sistema de repechaje tenía una evaluación de 7.8, es decir, la constante en la cual el ciudadano se basó para emitir su voto fue en la evaluación de sus gobiernos», argumenta entrevistado en el programa Tela de Juicio por los periodistas Becky Reynoso y José María Pulido.

Rubén Vázquez, quien ha sido diputado local, dirigente juvenil del PRI y magistrado electoral del estado, es claro y contundente en su análisis y autocrítica sobre lo que considera se hizo mal y terminó en una derrota apabullante de este partido que está en el gobierno en Jalisco. «Definitivamente en la pasada elección la militancia no se vio representada y ni siquiera el voto duro se vio reflejado en las elecciones, pero también debemos reconocer que hubo dos estrategias, las del área metropolitana en donde la militancia no se sintió representada y otra fue en el interior del estado en donde vimos otro panorama, con gente que viene con la gente, si analizamos e hiciéramos un pequeño ejercicio, si se votaran solamente las diputaciones locales y hubiera elección de gobernador ganaba el PRI, porque el priismo foráneo se pone la camiseta. Hay una serie de alcaldes y diputados que en la nueva recomposición del PRI serán importantes, hay que fortalecer lo que tienes para después ir por lo que no está contigo».

 

Hay que reformar al PRI

cen PRI

Aspira a presidir al Revolucionario Institucional posterior a una dura derrota electoral en la Zona Metropolitana de Guadalajara, sin embargo la derrota no le asusta, sino el hecho que el partido no vuelva a sus orígenes y pierda a la sociedad pues considera que en cuestiones políticas las victorias o derrotas no son definitivas, pero sí lo son las ideas y propuestas.

«El problema de nuestros políticos es que cuando llegan a una posición cambian, se les olvidan sus orígenes, sigo sosteniendo que es importante reformar al PRI. En lo que he vivido en mis últimos años, veo la política como un espacio de realización y transformación no como un espacio de administración, veo muchos políticos preocupados por perder el poder el 7 de junio, yo me preocuparía más porque estamos perdiendo a los ciudadanos», refiere.

Agrega:

«Proponemos regresarle a la militancia su poder de decidir. La militancia en el PRI es crítica, quien no pasa la aduana de la militancia menos pasa la aduana de la sociedad, es el primero que cuestiona».

 

La enfermedad llamada simulación

Vazques

La dirigencia le apostó al voto duro. ¿Usted detectó la simulación en los comités?

—«La gran enfermedad del PRI se llama la simulación y las apariencias; decimos en los eventos que tomamos en cuenta a la militancia y no es cierto. No debemos decirnos mentiras y debemos hacer lo que tenemos qué hacer. Definitivamente en la pasada elección la militancia no se vio representada y ni siquiera el voto duro se vio reflejado en las elecciones, pero también debemos reconocer que hubo dos estrategias, las del área metropolitana en donde la militancia no se sintió representada y otra fue en el interior del estado en donde vimos otro panorama, con gente que viene con la gente, si analizamos e hiciéramos un pequeño ejercicio si se votaran solamente las diputaciones locales y hubiera elección de gobernador ganaba el PRI, porque el priismo foráneo se pone la camiseta. Hay una serie de alcaldes y diputados que en la nueva recomposición del PRI serán importantes, hay qué fortalecer lo que tienes para después ir por lo que no está contigo».

El discurso es crítico, antes lo hacía a través de Democracia 2000 pero era en el año 1995. ¿Volvieron a cometer los mismos errores?

—«Nos estamos quedando en el discurso, a diferencia de hoy en aquél entonces no había posibilidad de llegar al poder por medio de los partidos políticos. Tengo claro que la mejor campaña de un partido político es cuando es gobierno».

 

Los motivos de la derrota electoral

Villanueva FB

Para Rubén Vázquez la evaluación que deja al PRI el pasado 7 de junio es un mensaje muy claro de los ciudadanos hacia el partido: no perdió el partido, perdieron los malos gobiernos. Argumentando la frase del jurista, filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio que dice que «el voto es el instrumento a través del cual los ciudadanos pacíficamente se deshacen de los malos gobernantes», apuntó un ejemplo de que los buenos gobiernos priistas la sociedad sí les reiteró su confianza en las urnas.

«En Lagos de Moreno el hoy diputado local electo ganó el 98 por ciento de las casillas, en contrapartida el diputado también electo por el sistema de repechaje tenía una evaluación de 7.8, es decir, la constante en la cual el ciudadano se basó para emitir su voto fue en la evaluación de sus gobiernos».

¿Qué enseñanza debe dejarle al PRI la derrota?

—«Unas son las enseñanzas externas y otras las internas. Hacía fuera es de que se puede llegar al poder por fuera de los partidos políticos como el ejemplo de Kumamoto, un proyecto exitoso donde vimos que si efectivamente las redes no votan sí se manifiestan en las urnas. Otra enseñanza es que si algo tiene de bueno la reforma política malhecha y que responde a que nuestros políticos deben aprender a hacer política sin recursos y que frente a la carencia de recursos está la creatividad y la propuesta. Debemos ver qué le pasó al partido donde siempre he militado y el mensaje es claro, si no tomamos a la militancia en cuenta en la toma de decisiones en la decisión de candidatos la militancia no está con nosotros en las urnas».

Entonces el voto de castigo fue premio para expanistas y expriistas quienes ganaron la elección…

—«Las elecciones siguen siendo de marcas y partidos, pero debemos reconocer que hay una figura muy importante en Jalisco, con una presencia metropolitana como Enrique Alfaro. En el 2012, el PRI en su alianza con el Verde sacó 322 mil votos, en esta 184 mil votos, pero lo más interesante es que si sacamos la media de Guadalajara, el voto duro del PRI es de 280 mil, bajamos casi 100 mil votos, entonces hay censura, castigo de la militancia a la dirigencia por como elegimos a nuestros candidatos».

¿Se acabó el voto duro?

—«No se acabó, otra cosa que nos enseñaron estas campañas a los priistas es que nadie se puede sacar un candidato de la manga, que no se puede inventar o hacer un candidato nada más porque tenemos un proceso electoral. Hubo elementos que no fueron de identidad de los priistas, a los verdaderos priistas no nos gusta la guerra sucia, yo mando una disculpa, así no somos. Lo que tiene que ver es que necesitamos que entiendan que el priista no es un objeto electoral, en esta ocasión tal cual lo muestran los números la militancia no se sintió partícipe. Vemos como una campaña de brazos caídos de la militancia fundamentalmente en Guadalajara».

 

Le funcionó a Alfaro la estrategia

Alfaro FB

Aparte de Ricardo Villanueva, ¿algún otro priista que quisieron inventar de la noche a la mañana?

—«Lo que pasa es que Enrique Alfaro su estrategia fue metropolizar la elección y lo logró, porque en esa lucha y guerra sucia se subieron candidatos como Chava Rizo, estuve preparando las estructuras electorales y mi comentario era que no se metiera, la realidad de Guadalajara es diferente a la de Zapopan, incluso, terminamos las campañas en Zapopan con nuestro candidato interponiendo una queja y en Guadalajara cuando Villanueva vota lo primero que manifiesta es que si no le favorece el voto acatará la voz de las urnas, antes de terminar la elección estaba derrotado».

¿No es eso un acto de democracia?

—«No, aún se estaba expresando el ciudadano. La jornada dura 10 horas, escuchas eso y manda un mensaje equivocado y negativo. Hay un mensaje que va más allá de la simple percepción visual, el militante está atento a todo esto.

La partidocracia en entredicho

Alianza PRI y PAN

El PRI perdió la casilla donde votó el gobernador, así como la casilla en la presidencia municipal de Tlaquepaque, parece ser un voto de castigo…

—«Tenemos que ver qué le molesta al militante, todo mundo lo sabe, le molesta que metamos de candidatos a nuestras esposas, hijos, novias, amantes, eso el militante lo cobra en las urnas. Debemos entender que la elección del 7 de junio puso en entredicho a la partidocracia, que no ha sido capaz de renovarse porque vemos una serie de reformas, pero falta la más importante que tiene que ver con el ejercicio del poder. También debemos entender que tenemos una sociedad más informada, entonces el sentido común debe ser el fundamento del cual parten las decisiones partidistas, el gobierno debe dedicarse a lo suyo, esta elección fue un referéndum para el PRI ahora que estatalmente regresamos al poder, es un mensaje claro para el gobernador y los priistas es que cambiemos o si no nos cambian».

¿Cómo interpretar que la cara de los programas sociales como Salvador Rizo perdió en Zapopan?

—«Creo que esta generación tiene mucha voluntad, pero el voluntarismo en política quiere quedar bien con el jefe, quien tiene oficio político tiene que hacer bien las cosas para el jefe. Hay una serie de elementos donde la clase política en Zapopan no es tomada en cuenta, se hizo, se hace y se hará por grupos políticos. Si no damos participación a las bases para que se expresen estaremos condenados a seguir perdiendo».

¿Cuánto falta para llegar al punto de construir candidaturas del PRI para los priistas?

—«Debemos modificar la ley de partidos a nivel estatal y nacional, privilegia los intereses de los partidos, necesitamos que los ciudadanos tomemos decisiones internas no sólo los militantes, es claro que el esquema de candidatos independientes tiene que reformar la forma de cómo hacemos y procesamos la política y las decisiones».

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. TITULARES 06 DE JULIO DEL 2015 | Nottinet - […] RUBÉN VÁZQUEZ: «NO PERDIÓ EL PARTIDO, PERDIERON LOS MALOS GOBIERNOS» –    «La gran enfermedad del PRI se llama la…