Portal informativo de análisis político y social

Rubén Vázquez y su lucha política: «tenemos que hacer una cuarta transformación del partido»

Rubén Vázquez y su lucha política: «tenemos que hacer una cuarta  transformación del partido»

Sep 11, 2016

«La sociedad ya democratizó el acceso al poder y ahora hay que democratizar el ejercicio», plantea , dirigente en Jalisco de Movimiento Territorial, convencido de que lo que «ya no funciona es la tradición, eso ya se agotó en México, en la casa, en la escuela, en el trabajo, tratar de resolver los problemas a través de la costumbre, ya no funciona».

«En la política no es o todo blanco o todo oscuro, la política es un compromiso a favor de la gente, precisamente cuando tomé protesta como coordinador me queda claro que tengo que hacer una organización estatal, que después venga una elección para que venga un dirigente electo democráticamente, vengo a aportar únicamente», argumenta entrevistado en Conciencia al Aire.

«Debemos entender los priistas que hay que hacer una cuarta transformación del partido, que no tiene que ver con la facultad de elegir candidatos y ganar elecciones, sino con la responsabilidad para ser responsables en el ejercicio de nuestros gobernantes, modificar nuestros estatutos para quienes no cumplan, que haya un órgano del partido que los sancione, si tienen que salir que salgan, no esperemos que nos llegue el agua en las elecciones».

«Por eso tomé la determinación de estar en el MT, porque he tenido diálogos constructivos de mejorar las acciones de gobierno desde el partido, me queda claro que vivimos una etapa donde el mayor reto que tenemos es recuperar la autoridad moral desde el gobierno y el ciudadano, vivimos la segunda alternancia política en el país, hay que reconocernos que regresamos el gobierno sin dejar prácticas y conductas, que la gente nos sigue castigando en las urnas. No tengo la verdad absoluta, pero estoy convencido, sé a lo que tengo que venir al partido».

 

Impulsar un cambio a fondo

A raíz de su nombramiento como Coordinador del Movimiento Territorial en Jalisco del Partido Revolucionario Institucional, Rubén Vázquez es claro: no está por el puesto, sino por impulsar un cambio de fondo, desde la militancia.

Y es que Rubén fue uno de los actores más críticos del periodo de transición de dirigencia del Revolucionario Institucional, lo sabe, e incluso algunas voces señalaban que podría abandonar su partido, a lo cual precisa. «De alguna forma, la expresión que empecé que se llama Tiempo de la Militancia tenía una opción, estar fuera del partido y yo soy priista, quiero cambiar al partido, sé que si estoy en casa lo puedo hacer, con mayor transparencia y claridad, desde adentro».

«La posibilidad que se me ofreció fue hacer una minielección, que no estuve de acuerdo. También dejo claro, no me están dando nada, estoy aportando, con humildad lo digo, no es una concesión a Rubén Vázquez, es el reconocimiento a una expresión que desde fuera tiene una idea clara, cambiar al partido desde la militancia».

La posibilidad de estar como coordinador estatal del Movimiento Territorial es para generar las condiciones y los militantes puedan elegir a su dirigencia, entre otros cambios que propone Vázquez.

«Se me dio la posibilidad de ver qué tipo de proceso queríamos. Yo soy simplemente coordinador estatal, como no fui parte del Comité que encabezó la diputada Rocío Corona, reconociendo en ella que es de las pocas mujeres que han pasado por el pantano sin enlodarse. Tomé la decisión que me nombraran coordinador, haré un movimiento territorial con características desde la gente, muy representativo en todo el Estado. El año que viene estaré generando las condiciones para que venga un dirigente que lo elijan de afuera, vengo a hacer una tarea, me queda claro a qué vengo, no vengo a ocupar un espacio, estoy seguro de lo que quiero».

 

Por la transformación del partido

Con el nombramiento no está satisfecho, precisa Rubén Vázquez, quien en entrevista realizada en Conciencia al Aire, adelanta que el año que viene estará apuntando que se abra el partido, pues el PRI debe cambiar, si no la gente terminará por cambiarlos a ellos.

Bajo la premisa que en México la tradición se agotó, se ha cuestionado el sistema corporativo que ha sido la base de gobierno del país durante el mandato del PRI, por lo que Rubén Vázquez considera que hay que cambiar desde el interior del partido y mostrarle a los ciudadanos las cosas positivas que hacen los gobiernos y señalar las negativas también.

«La sociedad ya democratizó el acceso al poder y ahora hay que democratizar el ejercicio. Creo también que lo que no funciona es la tradición, eso en nuestro país se agotó, en la casa, en la escuela, en el trabajo, tratar de resolver los problemas a través de la costumbre ya no funciona, tengo un hijo y no vendrá a votar por mi partido si no lo convenzo con el ejemplo».

«Lo que vemos con la SNTE y CNTE es a lo que el gobierno de Peña Nieto le ha apostado, a las reformas estructurales, que muchos no tuvieron el valor de romper paradigmas, las comentaban sin operarlas, yo sí creo que Enrique Peña Nieto es un presidente reformador, pero tiene una deuda de autoridad moral ante los mexicanos. Reformas como la educativa eran necesarias, por más justa que sea la lucha de los maestros, no se justifica que dejen un aula sola, que hagan desmanes y todavía les paguen, lo que ha hecho el gobierno es rescatar la rectoría del Estado en materia de educación».

Aunque se ha convertido en una constante el golpeteo político al presidente Enrique Peña Nieto, Vázquez precisa que se debe en gran parte a la falta de socialización del partido para resaltar las buenas acciones que se han llevado durante su sexenio, muchas de ellas en beneficio de Jalisco.

«También debemos ver las reformas en su justa dimensión. Son reformas, han afectado intereses, recordemos que al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto teníamos en México a un mexicano en los primeros lugares, si todos le pagábamos una renta mensual, hoy está en octavo o décimo lugar, las reformas reaccionan de manera natural, reaccionan grupos del poder. La diferencia entre el nivel de vida de los mexicanos es notable, necesitamos un tratado de libre comercio que no solo desplace las mercancías, sino que lleve a las mesas de los mexicanos, hay una reacción a las reformas porque han afectado intereses muy poderosos. Sostengo que el problema que tenemos como partido es que no le hemos sabido explicar y volver a explicar a la gente para qué regresamos al poder, hay cosas buenas, en Jalisco de cada diez mexicanos que salieron de pobreza extrema, tres son de Jalisco, con los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Jorge Aristóteles Sandoval regresaron las grandes obras, la Línea 3, el Macrolibramiento, la política de apoyo a los estudiantes, recuperamos el título de gigante agroalimentario, pero si tenemos esos indicadores para presumir, nadie los cuestiona, entonces por qué perdemos elecciones, necesitamos acercar más el gobierno, entender que el ciudadano de pie no es un voto, debemos tenerles atenciones e ir por ellos», puntualizó.