Portal informativo de análisis político y social

Ruta México 2018: La XXII Asamblea Nacional del PRI le dio a Peña Nieto potestad para jugar con Meade y Nuño

Ruta México 2018: La XXII Asamblea Nacional del PRI le dio a Peña Nieto potestad para jugar con Meade y Nuño

Ago 13, 2017

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

La XXII Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) convierte al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, en una de las dos cartas fuertes del presidente Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República, junto con el secretario de Educación, Aurelio Nuño.

La propuesta anti-candados que quería Enrique Peña Nieto se le concedió. Una débil voz del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, fue apagada. Nadie secundó esa postura en la tribuna en la mesa que hubo en el estado de Campeche. Los opositores lo hicieron de los dientes para adentro; el PRI disciplinado al presidente como hace 25 y 50 años volvió a hacerse presente.

Ahora el PRI tiene cinco cartas claras de donde saldrá el candidato presidencial. Por un lado, los tres aspirantes que la opinión pública ha marcado: Miguel Angel Osorio Chong, secretario de Gobernación, responsable de la política del interior y ex gobernador de Hidalgo; el secretario de Salud, José Narro, ex rector de la UNAM y ex subsecretario de Salud, cuya militancia priísta data desde los tiempos en que Luis Donaldo Colosio fue postulado candidato presidencial, antes de ser asesinado; y Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, hijo del ex presidente Miguel de la Madrid, quien se destapara en Guadalajara y levantara la mano de su aspiración presidencial.

José Antonio Meade, secretario de Hacienda, cuya capacidad es reconocida por tirios y troyanos, además de su fama pública de ser un funcionario público honesto y que tiene uno de los currículos más impresionantes: dos veces secretario de Hacienda (gobierno de Felipe Calderón y el actual de Enrique Peña Nieto); canciller de la República y secretario de Desarrollo Social.

El quinto es el secretario de Educación, Aurelio Nuño, impulsor y ejecutor de la reforma educativa, que tiene como meta llevar a México a los primeros lugares del desarrollo mundial.

AMARRARON DESDE EL MIÉRCOLES

Desde el pasado miércoles en la mesa nacional destinada a revisar los Estatutos, la partida había sido ganada por el equipo operador del Presidente en Campeche, sin resistencia se aprobó la eliminación de los candados que le abren la puerta a la candidatura presidencial a un ciudadano externo, sin la exigencia de cumplir los diez años de militancia que se exigía.

¿Quién de estas cinco cartas presentará el PRI para el 2018? Por lo visto, la sucesión seguirá en manos del Presidente como jefe máximo del partido, desde Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas que le dieron rumbo y sentido al Movimiento Revolucionario.

¿Será José Antonio Meade el candidato de Peña o será Nuño?

El hecho de que se les haya quitado los candidatos a estos dos secretarios para participar en la justa, no asegura que se vayan a convertir uno de ellos en el candidato presidencial del PRI. Seguramente Peña Nieto considerará cómo toma la opinión pública y la sociedad estos cambios estatutarios del PRI y la reacción en torno a Meade y Nuño, tanto al interior del PRI, como hacia afuera.

A estas alturas del partido, el Presidente seguramente aún no tiene decidido quién será el candidato que apoyará para que consolide sus reformas y pueda prolongar al PRI en el gobierno de la República, como es su deseo.

La decisión dependerá del posicionamiento y aceptación que tengan los precandidatos dentro y fuera del PRI, donde un elemento será indispensable que tendrá que tener el candidato: honestidad, considerando que el tema de corrupción e impunidad formarán parte importante del debate y el candidato que postulen debe tener cubierto ese flanco. En ese sentido crecen las posibilidades de José Narro, José Antonio Meade, Aurelio Nuño y Enrique de la Madrid.

Sobre Osorio Chong, podemos señalar que no se ha visto inmerso en escándalos de corrupción, pero su punto débil es su vinculación al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, cuya aprobación general ronda el 20 por ciento.

LOS CAMBIOS ESTATUTARIOS Y EL OPTIMISMO DE ENRIQUE OCHOA: “MANTENDREMOS LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA EN EL 2018″

Enrique Ochoa presentó ante la presencia del Presidente Enrique Peña Nieto y la Asamblea lo que fue resuelto y aprobado:

Crearon un Código de Ética y Rendición de Cuentas, al dar respuesta a la lucha en contra de la corrupción y contra la impunidad. Se fortalece la Comisión de Justicia Partidaria a fin de prevenir que un priísta que le falle al partido, y para sancionar oportunamente a quienes traicionan su ideario.

Será obligatorio para todas las candidatas y candidatos, presentar antes de su registro, su declaración patrimonial, de Impuestos y de posible conflicto de intereses. Aprobaron fijar de la misma forma un nuevo procedimiento de rendición de cuentas. “Creamos una nueva Comisión de Ética que llamará a cuentas a nuestros funcionarios durante el ejercicio de sus funciones”.

Sin “juanitas y sin simulaciones”, participación objetiva y responsable para las mujeres en el 50% de las candidaturas, con equidad de género. Expresamos nuestro rechazo a cualquier manifestación de discriminación por razones de género, preferencia sexual, origen étnico o discapacidad alguna.

Definición clara de la visión de futuro del PRI. “Los priístas colocamos a la educación como el eje transversal de las políticas públicas en México. Apoyamos que se inviertan mayores recursos para la infraestructura física educativa y la capacitación, los salarios a las maestras y los maestros que son el orgullo de México.

Por acuerdo de la XXII Asamblea el PRI podrá hacer coaliciones electorales con los partidos con quienes se tiene identificación ideológica. “Para contribuir a la gobernabilidad democrática es necesario trabajar en materia de gobiernos de coalición con el fin de que el Presidente electo priísta en el 2018, pueda firmar coaliciones de gobierno, en su momento garantizar la gobernabilidad democrática en México”.

De la misma forma quedó aprobado que cualquier militante que haya llegado a un cargo de elección popular por la vía plurinominal, en la siguiente elección deberá buscar el voto por tierra.

En el reconocimiento que le hacen a los jóvenes como agentes de cambio, aprobaron que una de cada tres candidatas y candidatos que salgan a pedir el voto en las próximas elecciones, sean jóvenes del PRI.

De la misma forma se aprobó consolidar un sistema de salud más integrado y eficiente, con servicios de calidad y una estrategia preventiva en contra del cáncer, la diabetes, la obesidad y las adicciones.

LA ALEGRÍA DE ENRIQUE OCHOA

La euforia que mostrara el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, tiene su fundamento, ya que la disidencia que había amenazado con expresarse y generar un candente debate sobre los cerrojos que impedían postular candidatos sin militancia a la candidatura presidencial, simplemente quedó apagado.

El PRI cohesionado en torno al liderazgo del Presidente se manifestó. “Los cambios que hemos aprobado nos ponen al día, nos fortalecen ante los retos electorales que habremos de asumir”, expresaría el dirigente de este partido.

Se equivocaron de nueva cuenta nuestros detractores. Este partido político es plural y en la diversidad encuentra su fortaleza”, expresó Ochoa Reza.

Se equivocaron también aquellos que dijeron que en 2017 el PRI iba a perder las elecciones. Y aquí está la muestra con nuestros gobernadores electos. Ganamos en el Estado de México con Alfredo del Mazo. Y con firmeza y carácter ganamos en Coahuila con el gobernador electo, Miguel Riquelme”.

MANTENDREMOS LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA EN EL 2018

Enrique Ochoa Reza en ese contexto pronostica que en el 2018 el PRI mantendrá la Presidencia de la República. “Ganaremos las 9 elecciones de gobernador en: Chiapas, en la Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, en Tabasco, en Veracruz y en Yucatán”.

Ganaremos también la mayoría parlamentaria en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados; competiremos y ganaremos en los distritos y en los municipios de las 30 entidades federativas que tienen elecciones”.

Y que no quede duda: con el voto mayoritario de las mexicanas y de los mexicanos, el PRI seguirá gobernando la República”.

EL MENSAJE DE PEÑA NIETO

 

En su mensaje a los priístas el Presidente Enrique Peña Nieto, destacó que con la declaración de principios, aprobada por esta Asamblea, el PRI ha renovado su vocación popular y su voluntad de seguir siendo protagonista de la transformación de México.

En gran parte del mundo las expectativas ciudadanas y el debate público se han transformado. La confianza en las instituciones, en la apertura económica y en la globalización, se ha debilitado.

Es cierto, hoy la política y los partidos son cuestionados, pero es aún más cierto que en la historia de la humanidad ningún gran cambio ha sido posible sin la política”.

De allí la importancia de la actualización de nuestros estatutos, que nos abre a la sociedad y nos acerca a los ciudadanos, a quienes nos debemos en todo tiempo, y también consolida al PRI como la mejor plataforma para que militantes y simpatizantes puedan servir a su comunidad, puedan servir a México”.

Dijo el Presidente Peña Nieto que el PRI se presentará a la elección del 2018, después de haber impulsado con éxito la transformación de México. “En el 2018 estarán en juego distintos futuros para nuestro país. Uno, de progreso que ofrece el PRI y, otros de franco retroceso”.

Para dar la lucha en el 2018 la responsabilidad del PRI inicia con preservar la unidad a su interior: unidad para servir, unidad para ganar. “Vamos a la batalla decisiva para México. Vamos a la batalla por el futuro que asegure el bienbestrar y oportunidades para todos”.

Sobre todo, vamos a la batalla con la seguridad de que México gana cuando gana el PRI”, concluyó.