Portal informativo de análisis político y social

SE BUSCA PRESIDENTE DEL PRI

SE BUSCA PRESIDENTE DEL PRI

Ene 16, 2016

Una decisión que ha postergado Aristóteles Sandoval y que tendrá que tomar en los próximos días o semanas en su condición de jefe político priista, es el cambio de dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, toda vez que su actual presidente, diputado Hugo Contreras, requiere disponer de mayor tiempo para atender su tarea de coordinar a la fracción legislativa de este partido en el Congreso del Estado.

El próximo 2 de febrero Aristóteles, en su calidad de titular del Poder Ejecutivo, presentará su Tercer Informe de Gobierno y en las semanas siguientes podría tomar la decisión de renovación en la dirigencia estatal del PRI. Y dos alternativas hay: elección de dirigencia (fórmula de presidente y secretario) por un periodo estatutario y presidente interino que concluya para el periodo que fue electa la actual dirigencia y que concluye en el 2017.

El próximo domingo 24 de enero precisamente Hugo Contreras presentará su informe de trabajo, que podría ser su despedida y que seguramente encuadrará el trabajo realizado durante estos dos últimos años que ha estado al frente de este partido y que le tocó la responsabilidad de participar en las elecciones intermedias del primer domingo de junio del 2015 donde los resultados le resultaron adversos, perdiendo el PRI los principales ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara.

En caso de que se elija una nueva dirigencia, se lanzaría la convocatoria y se establecerían los requisitos a cumplir de los interesados en participar. En caso de la renuncia del presidente actual, conforme a los estatutos, le correspondería al secretario de organización asumir la presidencia. En caso de renuncia, se convocaría a elección.

 

El contexto

Constancias PMC Fb

Después de la dura derrota que Enrique Alfaro y el Partido Movimiento Ciudadano le asestara al PRI en Jalisco, se esperaba una reestructuración del PRI en Jalisco. El llamado voto de castigo golpeó con severidad al Revolucionario Institucional, ya que de los 86 municipios que gobernó durante la primera mitad de este sexenio, en los comicios de junio del 2015, 42 votaron por otra fuerza política, destacando en estas pérdidas Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Zapotlanejo, San Juan de los Lagos y Zapotlán el Grande.

 

Decisión en Jalisco o en México

Manlio Fabio Beltrones copy

Se ha discutido en diversos espacios políticos si la decisión de presidente estatal del PRI se tomará en Jalisco o intervendrá la dirigencia nacional que representa el sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera. Desde mi perspectiva creo que la decisión la tomará Aristóteles Sandoval, quien lleva mano, cabildeando por supuesto con la presidencia nacional.

¿Qué perfiles considerará el jefe político? ¿Lo hará en razón del 2018? ¿Lo hará tomando en cuenta quién podría ser el candidato a gobernador? ¿Qué piezas se tiene para poder armar su juego? ¿Pretende Aristóteles Sandoval dejar sucesor o cuando menos inducir el candidato que enfrentará a Enrique Alfaro?

Ahora bien, Aristóteles Sandoval tiene cuatro perfiles para tomar una decisión:

Perfil 1. Un presidente de su generación y de su equipo.

Perfil 2. Un presidente que trabaje para el futuro candidato a gobernador.

Perfil 3. Un presidente intermedio, que ni forme parte del grupo de Aristóteles, ni que sirva a intereses del futuro candidato a gobernador.

Perfil 4. Un presidente con un discurso crítico, que esté cerca de la base.

 

El perfil 1

Paco Ayón

Sobre el perfil 1, un presidente de su generación y que formen parte de su equipo, hay cuatro nombres: El secretario de Educación, Paco Ayón, quien se ha convertido en su operador político de mayor confianza pero que no está interesado en despachar como jefe en Calzada del Campesino 222.

El segundo aspirante es el abogado Héctor Pizano Ramos, secretario del Trabajo, quien ha levantado la mano y ha expresado su interés por ser presidente del tricolor, sin embargo sus malquerientes han subrayado que su génesis se llama Raymundo Gómez Flores, que es también el árbol que le da sombra a Enrique Alfaro, por lo que le ven muy marcado el color naranja y eso genera desconfianza. Durante la semana se filtró que Pizano era el que tenía mayores posibilidades para relevar a Hugo Contreras en la presidencia estatal del PRI.

Un tercer nombre que se ha manejado es el del abogado Rafael Castellanos, actual fiscal central del Estado, quien ha estado al frente de la Comisión de Elecciones del PRI durante varios años y representa un perfil de corte institucional. No es de la generación de Aristóteles, pero forma parte de su equipo de gobierno y se ha ganado su confianza.

El cuarto aristotelista que ha sido señalado para presidir al PRI es Roberto «Chino» López, sin embargo, sería abrir un hoyo y se considera que el trabajo que ha venido realizando al frente de la Secretaría General de Gobierno ha sido aceptable, por lo que no hay razón de moverlo.

 

El perfil 2

Informe de Abel Salgado

Un presidente que trabaje para el futuro candidato a gobernador. Aquí hay un solo nombre y se llama Abel Salgado Peña, ex diputado federal y actual delegado nacional del PRI en Aguascalientes, muy allegado al presidente Manlio Fabio Beltrones.

Abel Salgado es jugador estelar en el equipo del senador Arturo Zamora Jiménez, quien hoy por hoy es el único político jalisciense priista que se perfila para ser el candidato a gobernador en el 2018.

El punto aquí es si Aristóteles Sandoval está de acuerdo en jugar con Arturo Zamora en el 2018 o tiene un as bajo la manga escondido y que así fuera, lo tiene tan bien cubierto que ni en adivinanza se le podría descubrir.

Apoyar a Abel Salgado Peña, consideran algunos politólogos, sería mostrar signos de debilidad y además se enviaría una señal de que el senador se impuso, por lo que desde esa lógica no se ve que por allí pudiera salir el futuro presidente estatal del PRI.

 

Perfil 3.

11861-3-19_49_31

Bernardo González Mora

Un presidente intermedio, que sin formar parte del grupo de Aristóteles, puede tener un manejo institucional y que entrevere a otras generaciones que se sienten desplazadas por el actual grupo dominante en el estado.

Esta podría significar la salida del hombre político Aristóteles Sandoval y seleccionar a un perfil que cuide los equilibrios dentro del Partido Revolucionario Institucional y en ese sentido hay dos personajes que han estado trabajando por recibir el espaldarazo y que forman parte de la llamada generación perdida: José Socorro Velázquez y Bernardo González Mora, dos cuadros experimentados y con ganas de convertirse en actores estelares en el PRI. Los dos políticos son conciliadores y están más allá del bien y del mal. La señal que enviaría Aristóteles estaría muy en sintonía con la de Enrique Peña Nieto cuando decidió apoyar a Manlio Fabio Beltrones para la presidencia nacional del PRI, en contra del parecer de sus dos hombres fuertes: Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

 

Perfil 4.

Rubén Vázquez

Un presidente con un discurso crítico, que esté cerca de la base.

El perfil le queda como anillo al dedo a Rubén Vázquez, quien después de las elecciones del primer domingo de junio se ha dedicado a recorrer el estado, teniendo contacto directo con la militancia. Es el que mejor palpa el sentimiento priista y podría significar la oportunidad para oxigenar al Revolucionario Institucional con la construcción de un liderazgo de abajo hacia arriba.

Estos son los cuatro caminos que tiene Aristóteles Sandoval en su condición de líder político del priismo y que le tocará preparar el camino para el 2018. Pronto veremos su estilo de hacer política y el mejor espacio de preparación es el del PRI, donde hay decenas de miles de militantes que esperan un dirigente que los prepare para la guerra que viene.

 

El factor llamado Arturo Zamora

Zamora FB

¿Y qué dice el senador Arturo Zamora sobre los priistas y el estado en que el Revolucionario Institucional se encuentra?

Pese a ser la principal carta que tienen los priistas, en momento alguno ha levantado la mano para establecer un posicionamiento o tratar de incidir en este cambio, que todo parece indicar se le ha dejado al gobernador sin que medie presión alguna.

Dicen que el hombre es el arquitecto de su propio destino, pero el futuro de Arturo Zamora no depende enteramente de lo que sean sus deseos, toda vez que forma parte de una maquinaria nacional, cuyas piezas se van moviendo en razón del interés superior del momento.

Es cierto que Zamora Jiménez ha comentado entre su círculo de amigos que no tiene interés en jugar para el 2018 en Jalisco, que su interés podría estar en la Judicatura Federal o en la Fiscalía Autónoma, pero el caso es que Jalisco por lo que representa en votos representa el interés supremo para el grupo en el poder.

Y con esa lógica, el senador Arturo Zamora Jiménez podría ser el hombre que el PRI perfile para el 2018, independientemente de la fortaleza que representa o represente en su oportunidad Enrique Alfaro.

En la disputa presidencial Jalisco le significa al candidato presidencial del PRI entre 1 millón y 1 millón 400 mil votos, de acuerdo al imán que pueda tener el candidato a gobernador. Y si Zamora representa en su oportunidad ese millón 300 mil votos, no tendrá alternativa que nuevamente convertirse en candidato a la gubernatura de Jalisco.

Después de la derrota del PRI en Jalisco de junio del 2015, el senador Zamora fue entrevistado por Conciencia Pública y al respecto expresó: El resultado electoral del PRI en Jalisco «no debe ser autocomplaciente» y para el resto de los partidos políticos exige una reflexión auténtica que pasa por el hartazgo social porque no están cumpliendo con las expectativas. En el análisis de los resultados referidos el senador por Jalisco, Arturo Zamora Jiménez, hizo notar la necesidad de un diálogo entre las diversas fuerzas políticas debido a la conformación de la Cámara federal.

Conocedor del gabinete jalisciense, donde se desempeñó como secretario general durante el primer año, el senador por Jalisco y secretario de Elecciones del CEN, Arturo Zamora Jiménez, subrayó que el PRI no debe ser autocomplaciente con la derrota.

«Son resultados que nos llevan a una reflexión que no debe ser autocomplaciente. Nos llevan a una reflexión seria, profunda, profesional, honesta, nos exigen una reflexión, pero también a todos los partidos políticos, una auténtica reflexión», dijo.

Al hacer uso de la tribuna sobre el análisis de los resultados de la elección, agregó:

«tuve la oportunidad de posicionar por mi partido y lo dije claramente, hoy es momento de reflexión para todos los partidos políticos en el país, es momento de revisión del hartazgo social de las expectativas que muchos partidos no están cumpliendo con las demandas de la sociedad y en este sentido debo decir que en lo que respecta a mi función como Secretario de Elección de mi partido en el PRI nacional cumplimos».

 

En Jalisco el Partido Movimiento Ciudadano va a gobernar a la mayoría de los jaliscienses.

—«Hay una nueva realidad, hay nuevas autoridades, el Senado de la República tendrá las puertas abiertas para las nuevas autoridades del partido político que sea, incluyendo a Movimiento Ciudadano y a los diputados de carácter independiente».

¿Cuál es la interpretación de los números que obtuvo el PRI?

—«Muy buena, porque tenemos en el contexto nacional la mayoría con 261 diputados en las alianzas que tiene el PRI con sus aliados estratégicos.

¿Cree que en tres años el PRI se recupere?

—«Si el PRI hace lo conducente será muy importante su recuperación. Debe hacer una reflexión interna muy clara que no sea autocomplaciente, en el ámbito nacional y local».

Por último señaló que «en la elección del domingo fue derrotado el abstencionismo, quienes promovieron el voto nulo, quienes promovieron la violencia, después de la elección del domingo no ha habido manifestaciones ni plantones, por lo que debemos decir a las claras que fue una elección muy bien realizada».

Arturo Zamora insistió en el caso de Jalisco, donde los resultados significan que «aun por encima de lo que ocurrió ese domingo en la elección, todos debemos tener claro si queremos a nuestro estado que debemos darnos la mano, significa que hay un reto para las autoridades electas quienes seguramente tendrán la posibilidad de mantener una buena relación con el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal.

«Reitero que nuestras puertas están abiertas a quienes tendrán representación formal de la población. Cualquier gestión que tengan qué hacer los nuevos gobernantes tienen las puertas abiertas en el Senado con un servidor. No podemos confundir el tema electoral con el tema de la gobernabilidad, la cual es para todos los habitantes».

Contra lo que ha demandado el exmagistrado y militante priista Rubén Vázquez, la elección no será abierta con voto de la base, sino que seguramente habrá una dirigencia por consenso.