Portal informativo de análisis político y social

«Tenemos que fomentar la cultura de la denuncia»

«Tenemos que fomentar la cultura de la denuncia»

Oct 15, 2016

Nadie ha denunciado ante las autoridades «los moches», «es un tema desagradable, suponiendo sin conceder que exista, pero tenemos que fomentar la cultura de la denuncia», precisa la contralora del estado, Tere Brito Serrano.

Entrevistada en Conciencia al Aire, explica que hay casos como lo sucedido en la Secretaría de Infraestructura de Obras Públicas (SIOP), que empezó en los medios de comunicación. «Entiendo la preocupación de la ciudadanía en ese sentido, yo pedía denuncias y nadie denunció, entonces cómo le hago en términos jurídicos».

Otro tema que fue denunciado ante la opinión pública recientemente es la compra por la Subsecretaría de Administración de software fallido que es inútil y sobre el cual había ya un auditoría abierta, lo que tiene tiempo, aclara.

«Hubo manifestaciones de algunos descentralizados que decían que no les sirve (el software) entonces se detuvieron los pagos en la empresa, trabajamos en lo siguiente, reuniones donde levantamos minutas, viene el descentralizado y la empresa intenta explicar, si le aplica el sistema ponemos palomita sí no, sigue siendo un organismo que no le funciona el sistema, después haremos un corte y veremos cómo procede».

La responsable de prevenir y evitar que los funcionarios quebranten los ordenamientos en el manejo de los recursos públicos indica que en los primeros cinco meses de labores al frente de la Contraloría del Estado de Jalisco se ha dedicado a analizar internamente el producto más importante de la dependencia: las auditorías. El proceso que ha llevado es mediante el cotejo de expedientes del periodo 2013–2015, donde la contralora encontró procesos abiertos, los cuales detalla:

«Esto es el proceso de notificación y observaciones derivado de una auditoría o de respuesta del ente auditado no había concluido, eso es un tema que hubo que atacar inmediatamente, porque si inicias una auditoria y no la concluyes con un dictamen final no puedes seguir caminando en temas de responsabilidad, de sanciones, hasta llegar a un punto a las inhabilitaciones de aquellos servidores públicos que no ejercen adecuadamente su función pública».

De esta manera, Tere Brito resalta el trabajo que han realizado, pues se ha ido notificando tanto a las secretarías, que son 16, como a las paraestatales y a los cerca de 80 descentralizados, incluyendo los fideicomisos públicos, dejando un avance de 70 por ciento de labores.

«Cerrar auditorías no es cerrar un expediente, al contrario, estamos perfeccionado el procedimiento, de nada sirve encontrar observaciones si no les corriste traslado y les diste la oportunidad de solventarlas o no solventarlas para efectos de responsabilidad. Entonces se mandan al órgano disciplinario de la dependencia porque nosotros perdimos la facultad de sancionar con una reforma que se dio en el año 2013».

 

Con 51 auditorías abiertas

—¿Cuántas auditorías abiertas encontró y qué se necesita?

—Fueron 51 auditorías abiertas, en proceso de notificar al ente que estabas auditando y este solventara o no solventara las observaciones. Cuando hablas de un proceso de auditorías, encuentras una serie de deficiencias el control interno, te das cuenta que no están al orden del día, por ejemplo, los resguardos de los bienes muebles, que no tienes correctamente identificada la plantilla de personal, entonces te observo y te pregunto por qué no tienes actualizados los resguardos de los vehículos, tú me contestas y me satisfaces la observación, o no me contestas o me contestas mal, entonces sobre eso podría haber alguna responsabilidad, ese proceso es el que no se había caminado, ya hemos ido cerrando esas auditorías, ya estamos requiriendo, actualizando y requiriendo a los entes auditados. En el caso de los paraestatales en 2013 eran 51, ya tenemos concluidas 25, estamos caminando; 2014 fueron 55 y concluimos 25, así nos podemos ir con cifras; en 2015 teníamos 77 y ya concluimos 11. Lo que nos permite coordinarnos con la Secretaría de la Función Pública y elaborar un manual de auditorías, para actualizar y fortalecer nuestro principal insumo que son las auditorías, con ese trabajo trascendemos en la vía de responsabilidades, en los métodos correctivos, en la vía penal. Hemos contado mucho con el apoyo de la Secretaría de la Función Pública, es nuestra hermana a nivel federal, nos ha ayudado mucho.

—¿Todos deben informarle a la Contraloría el movimiento de recursos y todo lo que hacen?

—El gobierno municipal es un nivel de gobierno, autónomo, nosotros tenemos una comisión de contralores estado – municipios para efecto de coordinación nada más, ellos no tienen que informarle a la Contraloría, pero sí podemos apoyarnos en capacitación, intercambio de experiencias, así lo hacemos, a propósito de una comisión que se integró cuando era contralor Juan José Bañuelos Guardado y que me tocó coordinar a mí, así son las cosas, entra su servidora y seguimos fortaleciendo esa comisión, nos mantenemos en comunicación, hablamos de la reforma, tenemos capacitación en temas del sistema nacional anticorrupción que tendrá que bajarse pronto, tenemos que participar todos, pero no nos tienen que rendir cuentas.

 

Niños ahogados siempre tendremos

—¿Se hacen las auditorías cuando ya está el niño ahogado?

—Tenemos un programa de trabajo, niños ahogados siempre tendremos por todos lados, por eso son las comisiones con los municipios, intercambiamos experiencias y nos actualizamos en materia jurídica. La Contraloría del Estado, por un acuerdo del gobernador del 2014, se tiene que vincular con los órganos de control de cada una de las dependencias y los organismos paraestatales, esos contralores internos tienen que trabajar con nosotros, no somos sus superiores jerárquicos, pero responden a una coordinación que tutelamos como Contraloría del Estado, porque son importantes.

 

No hay denuncias sobre los famosos «moches»

—¿No necesita que le avise el gobernador para auditar? La misma ciudadanía puede informar…

—Hay la permanente comunicación con el gobernador, él conoce el programa de trabajo, a él le notifico por el respeto al Ejecutivo. Hay casos como lo sucedido en la SIOP, que empezó en los medios de comunicación, entonces entiendo la preocupación de la ciudadanía en ese sentido, yo pedía denuncias y nadie denunció, entonces cómo le hago en términos jurídicos. Pero son dos cosas distintas, una cosa es lo que dije en los tan llamados «moches» y otra es la auditoría a SIOP, que estoy a punto de entregar un preliminar, es un control interno, cómo trabaja el comité de asignación de obra pública. De los moches insisto, es un tema desagradable suponiendo sin conceder que exista, pero tenemos que fomentar la cultura de la denuncia.

—¿Qué porcentaje lleva de avance en el tema de la SIOP?

—Entré a hacer la auditoría, ya entregaré el preliminar de cómo funciona el comité de asignación de obra, no comento más de eso por el sigilo normal y tengo que darle la oportunidad al titular de la dependencia para notificarlo y él me solvente, entonces tengo que dar esa oportunidad. Los «moches» están en el aire, estoy a la orden para las denuncias.

—¿Procede de qué manera?

—Entonces estaríamos hablando en términos administrativos como incumplimiento del contrato de la empresa; no me quiero adelantar, ya vamos a terminar el proceso, le estoy preguntando por escrito a esos descentralizados si funciona o no el sistema, para efectos de mi auditoría.

—¿No habría proceso contra el que lo adquirió?

—Esa auditoría ya contempla el análisis, se me va de la mente si fue concurso por invitación o licitación pública, no fue asignación directa, entonces esa parte se analiza por un lado, pero hay un contrato firmado, primero y no digo que sea lo último, saber si funciona, si no funciona la rescisión y si nunca hubo elementos suficientes ya procederemos a la responsabilidad de quienes participaron, pero eso sería el paso tres, no quisiera adelantarme. Ya mandamos oficio a todos los descentralizados, estamos en eso.

—¿Tiene el personal suficiente para realizar todo esto?

—Si hago mis cuentas por estadística, son cerca de 80 paraestatales, 16 secretarías, tengo un auditor por ente en mi sumatoria, la realidad es que los mando en pareja y todo personal. Estamos manejando bien, de una manera vigilante el trabajo de los auditores, estamos rotando personal, ellos deben entender la trascendencia de nuestro trabajo, el gobernador acaba de firmar un acuerdo interinstitucional para empezar ya a caminar con un consejo interinstitucional y el sistema estatal anticorrupción, los auditores deben medirle, ahora tenemos que poner el ejemplo nosotros.

—¿Son bien pagados?

—Deberían estar mejor pagados, los auditores ganan en la mano aproximadamente 13 mil pesos. Yo ya platiqué con el señor gobernador, las tentaciones existen hasta con 10 pesos de sueldo, lo importante es el reconocimiento de su trabajo y abonar al servicio civil de carrera, las nóminas no deben estar expuestas.

 

Las empresas fantasma

—Sobre las empresas fantasma. ¿Qué hay al respecto?

—Un medio de comunicación señaló una supuesta empresa fantasma, me pidieron que revisara esa parte, yo respeto al medio de comunicación, los documentos están en el expediente, son fríos, pero ahí están. Luego mandé verificar, y estaban trabajando, sin embargo hice algunas recomendaciones en torno a eso, de qué manera integrar los expedientes y que deben estar verificando en el padrón de contratistas el domicilio, es decir, que ahí dentro de la SIOP se debe arquear, si necesitan apoyo de la Contraloría estamos a la orden. El expediente de esa empresa está integrado.

—Las reformas que vendrán. ¿No se podría poner alguna sanción a quien otorgue datos falsos como el domicilio?

—Leyes ya existen, lo que se fortalecerá con la Ley General de Responsabilidades es que costará mucho más como servidor público faltar al ejercicio de su trabajo, no solo eso, se involucrará también a particulares. En septiembre publicamos, salió en el periódico oficial, ya las declaraciones patrimoniales llevan un apartado de un posible conflicto de interés, esto viene con la reforma, pero nos anticipamos, porque la Contraloría tiene la capacidad legal para emitir los formatos, si eres omiso en eso eres omiso en toda tu declaración, ya podré hacer seguimiento al patrimonio, selectivamente, es toda una historia. El gobernador me ha manifestado todo el apoyo de su parte, puntualizó.