Portal informativo de análisis político y social

Tradiciones sentenciadas: Argumentos de los defensores de calandrias tradicionales: La subsistencia depende de la Secretaría de Cultura

Tradiciones sentenciadas: Argumentos de los defensores de calandrias tradicionales: La subsistencia depende de la Secretaría de Cultura

Ago 27, 2017

Por Mario Ávila //

En aras de salvar la tradición de las calandrias jaladas por caballos, se ha iniciado el procedimiento para inscribirlas en el inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de Jalisco y/o de Guadalajara, según lo anunció Fidel Kosonoy Ayala, ex secretario Ejecutivo de la asociación civil “100 por Jalisco”.

Esto podría ocurrir en el mes de noviembre, según los tiempos de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado, justo un mes antes de que inicie su exterminio con la entrada en diciembre de los primeros 10 carruajes eléctricos que las habrán de sustituir, según los tiempos del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

Dentro de los argumentos que hacen viable esta posibilidad, se encuentra el hecho de que la Comisión Estatal para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Jalisco, remitió en el pasado mes de junio, una carta dirigida a la titular de la Secretaría de Cultura del Gobierno de Jalisco, Myriam Vachez Plagnol, en el que exponen: “Esta comisión considera que las calandrias conducidas por caballos en Guadalajara, constituyen un ícono de la ciudad y una tradición tapatía que debe resguardarse por diferentes motivos”.

Entre ellos advierten: “Su imagen visual se ha convertido en símbolo de la ciudad junto con las torres de Catedral; en cientos de imágenes en cine, revistas, periódicos y carteles y a lo largo de muchos decenios, las calandrias se han identificado con Guadalajara”.

Constituyen un elemento importante para la historia de la ciudad, actualizado a través del tiempo en el imaginario colectivo tapatío; están estrechamente vinculadas al arte de la Charrería, declarado recientemente Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco e incluso participan en el desfile anual del Día del Charro; numerosas familias dependen de su existencia desde los que se han especializado en elaborar las carrozas, hasta quienes dependen de su operación por ya varias generaciones y al paso de los años tras ser un medio de transporte usual, se han resignificado como uno de los elementos fundamentales en la construcción conceptual de la identidad tapatía”.

Refiere también Fidel Kosonoy Ayala, que son 15 los integrantes expertos de esta Comisión, que avalaron con sus argumentos la petición de que las calandrias obtengan favorablemente la declaratoria y pasen a enriquecer el inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de Jalisco. 

Las calandrias sin caballos, serían un “Uber eléctrico”: Fidel Kosonoy

Sin embargo para los lectores del semanario Conciencia Pública, el doctor Fidel Kosonoy respondió algunas otras preguntas:

Conciencia. ¿Ya no hay vuelta de hoja en la desaparición de las calandrias con caballos?

Fidel Cosonoy. No. Esto tiene mucha tela legal de donde cortar. Una de las juagadas legales que tenía Alfaro, era que tenía la firma del líder de los calandrieros, Pedro Aguilar Bautista, que a final de cuentas resultó un traidor a su causa, lo destituyeron y ya el nuevo líder Rafael Méndez está en total desacuerdo de esto y 75 de los 85 calandrieros le están firmando el apoyo al señor Rafael. Alfaro dice que le van a donar 55 carros que valen 500 mil pesos, ¿yo quisiera saber quién dona 27.5 millones de pesos en aras de nada?

Otra de las incongruencias que declara Alfaro es que va aponer anuncios a las calandrias, pero él mismo con su reglamento de la publicidad móvil va en contra de esto. Aquí la verdad es que el señor Alfaro trata de engañar a todo mundo con sus declaraciones y con su manera de declarar.

Conciencia. ¿La advertencia de que se busque empleo el que no le guste, como se puede tomar?

Fidel Cosonoy. Como una amenaza más de las que ha hecho, yo he estado en contacto con los calandrieros, yo he estado cerca de ellos desde el año pasado y en principio lo tomé como cosa de risa, como lo tomó también gran parte de la sociedad y lo consideraba como una de las ocurrencias más de Alfaro, pero al ver el paso tan firme que llevaba para desaparecer un ícono cultural de nuestra ciudad y de nuestro México, decidimos intervenir. Ellos han estado siempre asustados, amenazados, han vivido expuestos al terror por parte de Alfaro, de sus inspectores y sus Unidad de Protección Animal.

Conciencia. ¿Fue justamente el apoyo que le dieron los grupos defensores de los animales, por lo que Alfaro toma la decisión?

Fidel Cosonoy. No. Su fin principal es el comercio, su objetivo es tener recursos para sus campañas y para sus negocios que tiene por cientos. Nosotros tenemos la declaración del líder de los calandrieros que dice que una calandria a todo lujo, no pasa de 200 mil pesos, y preguntándole a los ingenieros sobre el sistema eléctrico de estas calandrias, dicen que no pasan de 80 o 100 mil pesos yéndonos muy lejos, son 300 mil y los otros 200 mil pesos que declara Alfaro a dónde van a ir a parar, seguramente a sus campañas políticas definitivamente.

Conciencia. ¿Las calandrias jaladas por caballos son realmente un ícono?

Fidel Cosonoy. Sí mira, nosotros solicitamos en el mes de junio a la Secretaría de Cultura la inscripción de las calandrias al Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado y el día 20 de junio la Comisión de Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado le manda una carta a la doctora Myriam Vachez, donde le dice que “en sesión extraordinaria efectuada el 14 de junio del 2017 se acordó comunicar a usted el resultado de las reflexiones en torno a la tradición tapatía, las calandrias en Guadalajara y esta comisión considera que las calandrias conducidas por caballos en Guadalajara, constituyen un ícono de la ciudad y una tradición tapatía que se debe salvaguardar por diferentes motivos, como el hecho de que su imagen visual se ha convertido en símbolo de la ciudad junto con las torres de la Catedral”. Este fue el inicio para saber si estábamos en una lucha correcta y al tener esta contestación de parte de los expertos de una comisión que está formada por gente de diversos estratos culturales nos dio luz verde de que estábamos en el camino correcto, de defender lo que nosotros realmente creemos y en lo que estamos acostumbrados a ver desde niños.

Conciencia. ¿Las calandrias sin caballo, no serían calandrias?

Fidel Cosonoy. Desde luego, son solo carros eléctricos, se llamarían Uber eléctrico con Enrique Alfaro como dueño.

Conciencia. ¿El amparo es el camino legal?

Fidel Cosonoy. Creo que ellos ya están listos para presentar un juicio de amparo, pero yo voy un poquito antes de eso. Primero la Comisión de Gobernación aprobó que desaparecieran las calandrias y para poderlo subir al pleno del ayuntamiento deberían de tener el visto bueno de la Unión de Conductores de Calandrias y no la tienen, la tenían con engaños del líder anterior que fue desconocido, Pedro Aguilar, quien los hizo firmar una lista de asistencia y con eso hizo creer que ya estaban de acuerdo en que las calandrias fueran sustituidas por carros eléctricos. Por cierto cuando tuvo lugar esa sesión llevaron fuerza pública y no les permitieron el ingreso a la gran mayoría de los calandrieros, ese fue una farsa más de la que prepara Alfaro.

Conciencia. ¿Qué papel jugaron los grupos ecologistas de defensores de los animales?

Fidel Cosonoy. Los grupos que trae la Unión de Protección Animal (UPA) de Merilyn Pozos, son grupos que vienen con ellos desde Tlajomulco y son grupos que se dedican a cuidar perros y ellos quieren tratar a los caballos como si fueran perros, cuando la naturaleza no se equivoca, la evolución animal en cada raza es totalmente diferente y el doctor Rubén Anguiano Estrella nos hizo el favor en una plática que tuvimos, de hacernos entender que el caballo en primera, no se acuesta para dormir, está parado 23 horas al día, tiene un sistema de sustentación que le permite esas características y así se ha desarrollado a través de miles de años; que el pelo del caballo rota de una manera cuando hace frío y de otra manera cuando hace calor, porque adentro del pelo hay como una especie de vaina de oxígeno que no permite que moleste al animal. Todo eso quedó totalmente demostrado y muchas de las mentiras que han lanzado el alcalde y sus funcionarios, a través de la investigación que hemos hecho como ciudadanos, se las hemos ido descubriendo y aclarando y ellos a la vez han ido cambiando su discurso diciendo que ahora sí los caballos si están en buenas condiciones, sí tienen expediente, si están bien alimentados y que no hay maltrato animal; yo sí invito a toda la sociedad no dejarnos engañar por un fin comercial y político.

Conciencia. ¿Las herraduras que usan los caballos sirven para los pisos de la ciudad?

Fidel Cosonoy. Si claro, las herraduras son de acero, no resbalan, el caballo que se resbaló el año pasado en Chapultepec, fue porque acababan de poner el concreto y le pusieron un barniz encima y el resbalón fue por este barniz que estaba recién puesto, no por otra cosa; y el caballo que acaba de morir hace unos días, “El Pantera”, ya quedó aclarado perfectamente que fue una muerte natural y ya fue admitido por la misma Unidad de Protección Animal del mismo Ayuntamiento que no había maltrato animal.

Conciencia. ¿Cabe en esta disputa legal la participación de la ciudadanía como terceros afectados?

Fidel Cosonoy. Sí, definitivamente. Nosotros ya metimos un amparo para evitar que se subiera al pleno del ayuntamiento y nos contestaron que no ha lugar porque todavía no era tiempo, pero nos adelantamos quizá un poquito al hecho, pero estamos a la espera de que esto pudiera ocurrir, porque ellos mismos están cambiando sus propias fechas, primero dijeron que en agosto ya no habría calandrias, luego dijeron que hasta octubre y ahora que hasta diciembre, o sea yo no puedo entender qué empresario que tenga un negocio decente va a regalar 27.5 millones de pesos en aras de nada, de solo una publicidad.

Conciencia. Otro argumento que manejan es el exceso de vehículos en la Zona Metropolitana, ¿Qué tan válido es?

Fidel Cosonoy. Es lo mismo, te pongo por ejemplo el Turibús y la serie de vehículos que dan servicio al turismo, todos van a un paso lento, yo desde que me acuerdo y tú no me vas a dejar mentir, ¿cuándo has visto que un carro le pite a una calandria?, se les tiene mucho respeto porque las sentimos propias y parte de nuestra identidad cultural de la ciudad, en cambio hasta el calandriero le avienta el campanazo al carro para que se mueva. Yo recuerdo que cuando Walt Disney vino a Guadalajara pidió un paseo en calandria para que le mostraran paso a paso todos los elementos culturales que tiene nuestra ciudad.

Conciencia. ¿Qué desenlace prevé usted?

Fidel Cosonoy. Yo lo que estoy viendo es que el señor Alfaro se va a quedar con unos “Uber eléctricos” al servicio de turismo; va a decir que se quedan las calandrias para ganarse unos cuantos votos, pero al mismo tiempo se quedará con los carritos eléctricos, seguirá engañando a la ciudadanía y se quedará con un buen dinero por el negocio que representan las nuevas unidades. Y no me extraña, el año pasado quiso desaparecer los buñuelos que se venden en el barrio de El Santuario y la Comisión de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura fue la que lo paró, al hacerle ver que ya estaba inscrito en el patrimonio inmaterial; en noviembre seguramente los calandrieros estarán siendo contemplados como portadores de una tradición que viene de años, le pese a quien le pese.

Conciencia. ¿La CEDHJ será una instancia de defensa adicional para los calandrieros?

Fidel Cosonoy. Si claro, de hecho nosotros presentamos una queja sobre la cual emitieron una medida cautelar y la autoridad municipal no aceptó. En particular el 4 de agosto recibieron en el Ayuntamiento un documento en el que le conceden 15 días naturales al alcalde para que de manera personal “rinda un informe de ley en el que consigne los antecedentes del asunto, los fundamentos y motivaciones de los actos que le atribuye la parte quejosa, así como para que proporcione los elementos de información que considere necesarios para la documentación del asunto, apercibido de que en el caso de no rendirlo y retardar de manera injustificada su presentación, además de la responsabilidad en la que puede incurrir por tal omisión, se le darán por ciertos los hechos motivo de la queja al momento de su resolución.

%d bloggers like this: