Portal informativo de análisis político y social

El poder judío que respaldó a Trump

El poder judío que respaldó a Trump

Nov 26, 2016

Desde que inició su campaña dentro del Partido Republicano el empresario inmobiliario tenía claro dónde podía estar un hilo poderoso que lo llevara a la Casa Blanca, promoviendo su estrecha relación con Israel y la Comunidad Judía como estrategia para derrotar a los políticos que dentro del Partido Republicano aspiraban a contar con su respaldo.

El blog Enlace Judío (www.enlacejudio.com) resalta la relación que Trump no es un aprendiz cuando se trata de la fe judía y recuerda que la hija de Trump, Ivanka, se convirtió al judaísmo en 2009, y su observancia del Sabbat con su esposo Jared Kushner, judío ortodoxo que jugó un papel estratégico en la construcción y consolidación de estas alianzas del futuro presidente de los Estados Unidos con la Comunidad Judía de Nueva York.

El yerno de Trump es un conocido desarrollador de bienes raíces, así como el propietario y editor del diario New Yorker Observer.

«Tengo un gran respeto por las tradiciones (Sabbat), y veo a Ivanka durante el sábado en la noche, no recibe llamadas telefónicas y vive una vida muy interesante (…) Y en realidad es algo hermoso de ver, lo de Jared e Ivanka. Una vida muy agitada, que de pronto se convierte en un remanso de paz. Hay algo muy agradable en ello», dijo en aquel tiempo Trump, conforme a la publicación firmada por la periodista Silvia Schnessel para la agencia de Noticias Enlace Judío México publicada el 4 de julio y realizada vía telefónica el 26 de junio del 2015.

Fueron 13 los candidatos presidenciales republicanos declarados, y muchos de ellos hicieron manifestaciones públicas de su apoyo a Israel, pero Trump a la postre se les impondría al argumentar que su historia con el pueblo judío y el Estado Judío puede distinguirlo del resto del aglomerado republicano.

«El único (candidato) que dará el apoyo real a Israel soy yo», precisaría Trump. «El resto son meras palabras, nada de acción. Son políticos. Yo he sido leal a Israel desde el día en que nací. Mi padre, Fred Trump, fue leal a Israel antes que yo. El único que dará a Israel el tipo de apoyo que necesita es Donald Trump», publicó el blog Enlace Judío.

 

 

LA ENTREVISTA

A continuación, el resto de la entrevista de Trump con JNS.org.

JNS: ¿Cuál es su evaluación del expediente del presidente Obama sobre Israel?

Donald Trump: «Creo que el presidente Obama es una de las peores cosas que le sucedieron jamás a Israel. Creo que está estableciendo las relaciones [israelíes] con Estados Unidos de una manera terrible, y la gente y amigos míos que son judíos, no sé cómo pueden apoyar al presidente Obama. Ha sido muy malo para Israel».

JNS: ¿Cuál es su experiencia con la comunidad empresarial de Israel, que se ha ganado el conocido apodo de «nación puesta en marcha»?

«En primer lugar, los israelíes son grandes empresarios. Tienen un instinto natural para los negocios y sus empresas de nueva creación son fantásticas. Yo trato con los israelíes todo el tiempo, y me ocupo de personas judías todo el tiempo, sean israelíes o no».

JNS: Sabiendo lo que sabe de negociaciones en el mundo de los negocios, ¿cómo enfocaría las conversaciones nucleares actuales con Irán?

«Duplicaría y triplicaría las sanciones, y haría que ellos (los iraníes) quisieran hacer un trato. En este momento sólo están jugando con nosotros».

JNS: ¿Cómo sería un buen negocio con Irán?

Donald Trump: «Tendría que tener inspecciones in situ en cualquier momento y en cualquier lugar, para empezar, algo que no tenemos en absoluto. Todo el trato es un pésimo negocio. No hay manera de que los iraníes se adhieran a ningún acuerdo que tomemos. Y si no hay inspecciones in situ en cualquier momento y lugar, (las naciones P5 + 1) no deben hacer el trato. Y en este momento creo que solo están tocando el tema de Estados Unidos a la ligera. Nosotros (Estados Unidos) tenemos un montón de bebés negociando. No tenemos buenos negociadores. Ellos tienen grandes negociadores, y están haciendo que nosotros parezcamos tontos».

JNS: ¿Qué opina sobre la financiación de los Estados Unidos a la Autoridad Palestina por una suma de $ 500 millones por año?

Donald Trump: «Evidentemente no me entusiasma. Es obvio. Tenemos que ayudar a personas que nos respeten, que quieran hacer cosas y hacerlas bien. No sólo allí (la Autoridad Palestina), estamos dando dinero a todo tipo de grupos y personas y países que se aprovechan de los Estados Unidos, es algo que no me entusiasma en absoluto».

JNS: Sus recientes declaraciones sobre los inmigrantes mexicanos encendieron controversia. ¿Reitera sus comentarios, o le gustaría aclarar, para los votantes judíos que pudieran dar prioridad a la inmigración como tema electoral?

Donald Trump: «Tengo un gran respeto por México y me encanta el pueblo mexicano. Tengo muchas amistades en México y con mexicanos. Pero México está totalmente fuera de las negociaciones con Estados Unidos en lo que respecta a nuestras fronteras y el comercio exterior. Las personas que vienen a este país, y no sólo de México, muchos, no todos, son personas que no debiéramos dejar entrar en el país, lo que, obviamente, es de sentido común. Desde que he hecho esa declaración, he recibido gran apoyo de tantas personas en los Estados Unidos. O bien tiene que haber una frontera, o no tenemos un país».

JNS: ¿Cómo se sintió al ver al gobierno chino responder a sus comentarios acusando a ese país de robar empleos en Estados Unidos mediante la manipulación de la moneda?

Donald Trump: «Mira, China es como México. Se están aprovechando de los Estados Unidos. Se ríen todo el camino hasta el banco. Por supuesto que van a responder, y lo dijeron en esencia, “Oh, no, nos encanta nuestro socio comercial, los Estados Unidos». Claro, por supuesto que nos deben querer, están haciendo una fortuna con nosotros. Pero nosotros no hacemos nada con ellos. No conseguimos nada de ese acuerdo, créame. Eso cambiaría si yo fuera presidente».

JNS: ¿Qué principios más amplios debería Estados Unidos aplicar en cualquier negociación, ya sea con Irán, China, México, u otras naciones?

Donald Trump: «Me gustaría tener los mejores negociadores del mundo, y los tenemos en este país, conozco a muchos de ellos. Conozco a los buenos, a los malos, a los sobrevalorados, conozco a los que creen que son buenos pero no lo son. Tendríamos nuestra mejor gente y nuestras personas más inteligentes negociando tratos para nosotros».

Fuente: The Algemeiner

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

«Cuando sea presidente, créanme, voy a vetar cualquier intento por parte de las Naciones Unidas para imponer su voluntad sobre el Estado judío. Se vetará al 100%».

«Vamos a mover la embajada estadounidense a la capital eterna del pueblo judío, Jerusalén».

«Amo a la gente en esta sala. Amo a Israel. Amo a Israel. He estado con Israel tanto tiempo en términos de que he recibido algunos de mis más grandes honores de Israel, mi padre antes que yo, increíble. Mi hija, Ivanka, está a punto de tener un hermoso bebé judío».

En marzo de 2016 Donald se reunió con el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel, cuya sigla en inglés es AIPAC, un lobby estadounidense que realiza tareas en el Congreso de los Estados Unidos y en la Casa Blanca en favor de mantener una estrecha relación entre Israel y Estados Unidos y que es considerado uno de los grupos más influyentes en aquel país.

La influencia es de tal magnitud que muy pocos aspirantes a cargos políticos en EE.UU. se atreverían a dejar de ir, en especial en año electoral.

Todos los candidatos presidenciales acudieron a la pasarela y Trump fue el último en hablar frente a los 18 mil asistentes congregadas en el Centro de Convenciones de Washington, D.C. Bernie Sanders, el único candidato judío fue el único que faltó y justificó su ausencia en una carta que dirigió a la directiva de AIPAC que no lo hacía por tener una agenda muy apretada.

Hasta antes de su presentación con AIPAC, Trump había señalado que su presencia «era neutral» en el conflicto regional del Medio Oriente, pero con su discurso por si había dudas, disipó cualquier diferencia o malentendido y que fue calificado por sus críticos como el más adulador que cualquier candidato podría haber presentado.

Trump acusó a los palestinos de terrorismo y de enseñar a sus hijos a odiar a los judíos, además de prometer de mover la embajada de Estados Unidos a Jerusalén.

Este es un fragmento del discurso del futuro presidente de Estados Unidos ante el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel.

«Me dirijo hoy a ustedes como un partidario de por vida y verdadero amigo de Israel. Soy un recién llegado a la política, pero no en apoyar al Estado judío.

En 2001, semanas después de los ataques sobre Nueva York y sobre Washington y, para ser sinceros, los ataques contra todos nosotros, los ataques que fueron perpetrados por los fundamentalistas islámicos, el alcalde Rudy Giuliani visitó Israel para mostrar su solidaridad con las víctimas del terrorismo. Envié mi avión porque respaldé la misión para Israel 100%.

En primavera de 2004, durante el apogeo de la violencia en la Franja de Gaza, yo era el gran mariscal del 40º. desfile Saludo a Israel, la reunión individual más grande en apoyo del Estado judío.

He venido aquí para hablar con ustedes acerca de cuál es mi posición sobre el futuro de las relaciones estadounidenses con nuestro aliado estratégico, nuestro amigo incondicional y nuestro hermano cultural, la única democracia en el Medio Oriente, el Estado de Israel.

Mi prioridad número uno es desmantelar el desastroso acuerdo con Irán. Irán es un problema en Irak, un problema en Siria, un problema en el Líbano, un problema en Yemen y será un problema muy, muy importante para Arabia Saudita. Literalmente, cada día, Irán ofrece más y mejores armas para mantener a sus estados títeres.

Hezbolá, de Líbano, ha recibido armas sofisticadas antibuques, armas antiaéreas y sistemas GPS y cohetes como muy pocas personas en todo el mundo y, ciertamente, muy pocos países tienen. Ahora están en Siria tratando de establecer otro frente contra Israel desde el lado sirio de los Altos del Golán.

En Gaza, Irán está apoyando a Hamas y la Jihad Islámica.

En segundo lugar, vamos a desmantelar totalmente la red global de terrorismo iraní, que es grande y poderosa, aunque no tan poderosa como nosotros.

Irán ha sembrado grupos terroristas en todo el mundo. Durante los últimos cinco años, Irán ha perpetrado ataques terroristas en 25 países diferentes de los cinco continentes. Tienen células terroristas en todas partes, incluso en el hemisferio occidental, muy cerca de casa.

Irán es el mayor patrocinador del terrorismo en todo el mundo. Y vamos a trabajar para desmantelar ese alcance, créanme, créanme.

Las Naciones Unidas no son un amigo de la democracia, no son un amigo de la libertad, no es amigo incluso de los Estados Unidos de América, donde, como es sabido, tiene su casa. Y les puedo asegurar que no es un amigo de Israel.

Así que con el presidente en su último año, las discusiones han estado circulando sobre un intento de llevar una resolución del Consejo de Seguridad en cuanto a un eventual acuerdo entre Israel y Palestina. Los Estados Unidos deben oponerse a esta resolución y utilizar el poder de nuestro veto, que voy a utilizar como presidente al 100%.
Cuando sea presidente, créanme, voy a vetar cualquier intento por parte de las Naciones Unidas para imponer su voluntad sobre el Estado judío. Se vetará al 100%.

Cuando me convierta en presidente, los días de tratar a Israel como un ciudadano de segunda clase finalizarán el primer día.

Vamos a mover la embajada estadounidense a la capital eterna del pueblo judío, Jerusalén.

Los palestinos deben venir a la mesa sabiendo que el enlace entre los Estados Unidos e Israel es absoluta y totalmente irrompible. Y han de venir a la mesa dispuestos a aceptar que Israel es un Estado judío y que existirá siempre como un Estado judío.

Amo a la gente en esta sala. Amo a Israel. Amo a Israel. He estado con Israel tanto tiempo en términos de que he recibido algunos de mis más grandes honores de Israel, mi padre antes que yo, increíble. Mi hija, Ivanka, está a punto de tener un hermoso bebé judío.

Muchas gracias.

 

 

 

DOS PERSONAJES CLAVES

Entre los personajes claves que fueron en la campaña de Donald Trump por la Presidencia destacan en especial dos: uno es su yerno Jared Kushner, judío ortodoxo y el otro es Michael Glassner, quien se desempeñó como director de campaña para la campaña presidencial de Donald Trump desde marzo de 2016.

Glassner es considerado un ferviente sionista Director de Política Regional del Suroeste en Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, siglas en inglés).

Conforme al diario The Wall Street Journal, Jared Kushner jugará un papel clave en la nueva administración estadounidense y podría tener un puesto clave en la Casa Blanca.

Truner, conforme publicó Expansión, fue quien tuvo la idea de que su suegro viajara a México con la finalidad para que a partir de ese viaje suavizara su retórica contra los trabajadores indocumentados en Estados Unidos y a la vez se proyectara como un hombre capaz de sostener conversaciones con jefes de Estado y mostrar que tiene el nivel de ser presidenciable a los ojos de los norteamericanos.

Expansión da a conocer que gracias a un amigo mutuo de Wall Street, Kushner se puso en contacto con Luis Videgaray, entonces secretario de Hacienda para armar la visita de Trump a México y que a la postre le costaría a aquel el puesto en el gabinete por el impacto negativo que tuvo la visita en la opinión pública.