Portal informativo de análisis político y social

VERÓNICA DELGADILLO: LA DEMOCRACIA INTERACTIVA

VERÓNICA DELGADILLO: LA DEMOCRACIA INTERACTIVA

Sep 27, 2014

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

«Estamos buscando transitar en esta democracia sencilla y malentendida, con una democracia interactiva en la que el ciudadano pueda construir y trabajar con sus autoridades y representantes», plantea la diputada por Movimiento Ciudadano (MC), Verónica Delgadillo, respecto a la Ley de Participación Ciudadana ante micrófonos de Conciencia al Aire.

La legisladora, egresada de la Facultad de Comunicación del Tec de Monterrey, tiene claro que en el espacio político y público hay mucho por construir en términos de equidad y darles oportunidad a las mujeres. En mi experiencia formar parte de un equipo que me da respaldo, y hablo de mi fracción parlamentaria, se entiende del apoyo de ellos y que me impulsan a seguir adelante, tengo que agradecer y veo que sí hay equidad en el partido, por eso me siento muy contenta, sin embargo el campo es muy difícil para todas, y para las mujeres, empujar y buscar que se mejoren las condiciones», dice muy convencida la legisladora.

LEY DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

¿En qué consiste la Ley de Participación Ciudadana?

—«Hemos trabajado más de año y medio en ella, es una ley para que tengamos en nuestro estado instrumentos de participación ciudadana efectivos. Fue construida con el espíritu de que el ciudadano esté al centro y transitemos en una democracia directa y entendida solamente por instituciones, por procedimientos, porque cada tres años ahí dejamos nuestra soberanía a nuestros representantes populares, cuando el entendimiento de la democracia tiene que ser más profundo y tiene que ir en el sentido que los ciudadanos puedan ser copartícipes de la realidad y del esfuerzo de la realidad pública de la que forman parte.

Con esto estamos buscando transitar en esta democracia sencilla y malentendida, con una democracia interactiva en la que el ciudadano pueda construir y trabajar con sus autoridades y representantes».

¿Cómo intervendría esta sociedad?

—«Estamos diseñando la iniciativa de ley de participación ciudadana en tres niveles. Ahora ya estamos trabajando en el propio dictamen que acumula las diversas iniciativas que llegaron al Congreso en términos de participación ciudadana. La diseñamos con democracia directa, con aquellos ejercicios en que el ciudadano va a participar a través del voto y hace más accesible como el referéndum y el plebiscito; actualmente los porcentajes son muy altos con el 3%, inaccesible para la población, estamos hablando que son más de 100 mil firmas, alrededor de 140 mil las que tienen que reunirse para que estas herramientas puedan funcionar, estamos proponiendo que se basen en el 5% de la lista nominal para que realmente sea un instrumento.

Estamos hablando de la democracia directa a través de un voto directo. Otro tipo de herramientas son aquellas que están comprendidas en la democracia deliberativa o en la democracia de rendición de cuentas, es decir, que podamos estar de frente con los representantes y se les pueda pedir opinión y que nos digan también por qué toman ciertas decisiones sin consultar o en qué gastan el dinero público, es decir, un ejercicio bidireccional.

Por último el tercer nivel está enfocado a esas herramientas que nos permiten colaborar y construir en conjunto, por ejemplo, un proyecto social que se ha impulsado por alguna afinidad, es decir, por los ciclistas, o los maestros o los ciudadanos de una colonia en particular».

¿Ahora los ciudadanos le van a hacer la chamba a los diputados?

«Vamos a trabajar en conjunto. Me encanta trabajar del lado de los ciudadanos en la construcción de iniciativas, les puedo compartir: aprobamos en el Congreso «El día estatal sin automóvil», hay un trabajo después de colectivos, de ciudadanos, de ciclistas que estuvieron empujando esta idea, llegaron conmigo, se sentaron y nos pusimos a trabajar con ellos, al igual que con el diputado Salvador Zamora. Logramos que ahora ya sea un decreto en el estado, no es obligatorio, pero ¿para qué sirven este tipo de ejercicios?, sirven para que podamos reflexionar sobre los problemas que aún tenemos rezago, la misma ONU marca la existencia de estos días, porque pone sobre la mesa de la agenda pública los temas que aún se tienen que trabajar y debatir.

Hace alta por un lado una amplia discusión de la movilidad sustentable, generar un transporte multimodal, mejorar el servicio público y el impacto ecológico que es algo que tiene nuestra vida diaria, los automóviles en el espacio público, porque vamos perjudicando la calidad del aire y de nuestro espacio».

SUBIRSE A LA BICI

A los políticos les gusta mucho exhibirse… ¿cómo fue el caso de usted?

—«Te comparto que en mi segunda semana de diputada llegué en bicicleta, esto fue hace cerca de dos años, lo dije sin decirle a nadie, después me cacharon los medios. Voy a los recorridos ciclistas en espacios de convivencia como el Parque Rojo, en mi caso no es la primera vez que me voy al Congreso en bicicleta, los colectivos ciclistas me conocen, porque he compartido recorridos en las calles, estoy impulsando la movilidad no motorizada, aquí lo interesante es que los representantes no se suban a la bici, este ejercicio es para que reflexionemos, que vean la calidad de nuestro transporte público, la importancia de hacer mejoras, de hacer un transporte multimodal, las grandes ciudades están pensadas en función de construcción de la ciudadanía, parece que nuestros espacios son de convivencia de vehículos, cuando la parte sustancial del ser humano, podemos funcionar en conjunto como colectividad y sociedad».

¿Hasta cuándo van a legislar para que metan al orden a los ciclistas?

—«Todos estos temas se tienen que ver en función de colectividad, todos somos parte del problema y todos podemos ser parte de la solución (…)

Hay que tratar de respetar el espacio público porque estamos conviviendo con más personas. Al final, cuando no se respeta una ley, es un asunto inherente a la naturaleza humana, y me refiero cuando alguien incumple algo, la importancia de una ley no se puede separar por algún grupo de interés, como ciudadano todos debemos aprender a respetar al ciclista, al automovilista, todos, independientemente del espacio donde nos encontremos tenemos que aprender a convivir y respetar.

Cuando llegó la discusión de la Ley de Movilidad, pusimos sobre la mesa el reconocimiento de los ciclistas, peatones y personas con discapacidad en el espacio público, porque no estaban reconocidos y propusimos la existencia de derechos y obligaciones, creo que debemos dar pasos a que ayuden a construir para que podamos convivir de manera armoniosa».

¿Se pueden emplacar las bicicletas?

—«Esto es una opinión personal, yo no estoy de acuerdo porque antes de pensar en placas, una persona que va a hacer ese pago primero se tiene que ver, porque hay personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte único, y si la gente no puede acceder a un caso, tampoco para hacer un pago.

Yo estoy consciente de mi responsabilidad en mi espacio, estoy convencida de buscar un espacio donde pueda incidir en mi sociedad, quiero formar parte de cambiar la historia, llegué por la confianza de la gente, yo me comprometí que iba a ser una persona que representara dignamente a los ciudadanos, alguien que trabajara con principios, con valores y congruente».


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad