Portal informativo de análisis político y social

Guerra sucia en asociación de colonos en Guadalajara

A base de movimientos irregulares, trucos sucios, guerra de palabras e intereses ocultos, han sido las repentinas destituciones tanto de los presidentes de colonos como de los comités vecinales de cinco colonias ubicadas en Guadalajara.

Por ello, representantes de asociaciones vecinales de la colonia Moderna, Santa Teresita, Mexicaltzingo, San Antonio, y Lafayette, han acusado que los nuevos comités han sido impuestos por la Dirección de Participación Ciudadana y específicamente por el jefe del área jurídica de Participación Ciudadana Mario Quintana Peraza, lo anterior con fines partidistas.

El pretexto que ha difundido la administración priísta ha sido que los nombramientos vecinales son trianuales, por lo que en varias colonias se han excedido del tiempo en el cargo honorífico. Sin embargo, el cambio acelerado y la manera tan discrecional han creado dudas entre los colonos. El modus operandi en las cinco colonias es el mismo, se forma una sola planilla, sin convocatorias oficiales y sin ninguna coordinación ni oficio de por medio que anuncie el cambio.

En entrevista con Conciencia Pública, Carlos Casillas, ex presidente de colonos de San Antonio y luchador social, describe las irregularidades causadas por la administración priísta, y que han levantado las sospechas de los ciudadanos, preguntándose ¿cuál será el verdadero fin de destituir a los comités vecinales?

Conciencia pública. Hace unos días en rueda de prensa señalabas que en cinco colonias de Guadalajara se han registrado acciones irregulares para destituir a comités vecinales…

Carlos Casillas. En los casos de Santa Tersita y la colonia Moderna fueron casos muy similares. El ex presidente de la colonia Santa Teresita, Humberto Ballesteros acudió a la oficina de Participación Ciudadana el año pasado y al tratar de hacer algo en conjunto para su barrio, el subdirector de participación ciudadana, Enrique Cárdenas le cierra las puertas de la oficina, y le comenta que ya no quieren trabajar con él. Además, abrieron una nueva convocatoria de manera muy discrecional, la mayoría de la gente del barrio no se enteró, y se formó planillas únicas.

Pasa lo mismo en la colonia Moderna, en donde a la ex presidenta Angélica Orozco no le notifican que va a haber elecciones. Ella se entera el último día en el que se pueden ingresar planillas, así que invita a vecinos a que participen, afortunadamente para la participación ciudadana ganan los que habían metido planilla en último momento, notificada por la misma ex presidenta.

En cuanto a mi colonia, San Antonio, acudió el director jurídico de Participación Ciudadana, Mario Quintana Peraza, a hacer una invitación a la gente para que quiten al actual Comité y pongan uno nuevo. Él alienta a los vecinos a que formen una planilla y participen para quitar al actual Comité. En el caso de Mexicaltzingo, tienen operando cinco meses de los tres años, y les abren un proceso de desconocimiento. Va Mario Quintana junto con otra funcionaria pública, Daniela Hernández Ramírez, quien labora en Jefatura de Tianguis, llegan e incitan a los vecinos a que se manifiesten en contra de la actual presidenta, y arman una manifestación en un Lunes Contigo. Además, se está desconociendo a la asociación civil llamados colonos de Lafayette, se les niega información, les hacen los procesos más largos, y les ponen trabas para que no puedan trabajar.

 

CP. ¿Cuáles son las intenciones de Mario Quintana al cambiar de manera “irregular” a los comités vecinales?

Carlos Casillas. Tenemos la información que el director jurídico de la Zona Centro, Mario Quintana, quiere ser candidato a diputado local por el PRI en el distrito 12 –todas las colonias que nos estamos quejando pertenecen este distrito–. Estamos viendo esto como un mal manejo de los procedimientos públicos y están haciendo esto para acomodar sus propios intereses electorales.

Es necesario que el Presidente municipal meta en cintura a estos funcionarios que están haciendo este tipo de malos manejos de la Oficina de Participación Ciudadana y de la secretaria del desarrollo social, de lo contrario pensaríamos que están dejando que sucedan las cosas, o que están de acuerdo en lo que está sucediendo.

 

CP. ¿Que están haciendo los comités vecinales para defenderse de estas irregularidades?

Carlos Casillas. Vamos a meter un trámite jurídico para poder defender los derechos ciudadanos de todos los que participamos en las colonias. Ahorita estamos recolectando pruebas para hacer una impugnación. Ellos no me notificaron, y lo tienen que hacer un mes antes de las elecciones.

Hicimos una sesión informativa con los medios de comunicación y el director de la Oficina de Participación Ciudadana, mandó a dos funcionarios a espiarnos. Ellos estuvieron presentes, escuchando todo lo que decíamos, esto es un acoso. Los comités a los que están destituyendo, son los que exigen mejoras a los ayuntamientos. En mi caso, a principios de este año solicite un reacomodo del tianguis de San Antonio, a ellos no les pareció una buena idea, y me dijeron que los puse a trabajar.

Prefirieron acosar a los comerciantes de este tianguis, poniéndoles multas, levantándolos más temprano, y de esta forma echándome la culpa y así incitándolos que estén en contra mía.

 

CP. ¿Que esperan lograr con la impugnación?

Carlos Casillas Que se respeten los derechos vecinales. Estos puestos son honoríficos, no tenemos paga, ni sacamos beneficios económicos, esto es una falta de respeto, moral, ética y profesionalismo. Cumplí mis tres años de presidente, y ellos se han defendido en que mi periodo ya terminó en agosto del año pasado, sin embargo cuando acudí a la Oficina de Participación Ciudadana a ponerme de acuerdo con ellos y sacar convocatorias para las nuevas elecciones, me dijeron que sería hasta nuevo aviso, y pactamos en un acuerdo verbal. No me interesa reelegirme, sino que se hagan las cosas bien conforme a reglamento y que se habrá una nueva convocatoria para que participe más de una planilla, y que más gente se pueda enterar para que acuda a votar.

 

Vamos a acudir a todas las instancias posibles, al ayuntamiento, Congreso del Estado, y a Derechos Humanos. No queremos perjudicar a la gente que ya se inscribió en estas planillas, al final de cuentas los menos culpables son ellos. Tenemos cinco días para impugnar la elección, aquí lo chistoso es que ante el funcionario con el que debemos hacer la impugnación es el director jurídico, Mario Quintana, la persona que está haciendo las revueltas en las colonias, por lo mismo no vamos a tener garantía adentro de la Oficina de Participación Ciudadana.

 

CP. ¿Qué opina de la participación ciudadana, ha visto evolución en ella?

Carlos Casillas. Sí ha evolucionado pero todavía está lejos de la meta a llegar. A partir del 95 se empieza a formar los comités vecinales en las colonias, sin embargo en el 2011, Guadalajara tiene cerca de 500 colonias de las cuales sólo 350 cuentan con comités vecinales. Por eso, estamos elaborando otros organismos ciudadanos. Estoy formando otra asociación civil, que se llama Guadalajara Siete que agrupa a presidentes y ex presidente de comités vecinales de Guadalajara, y queremos fomentar a la gente que se organice y tratar de despertar en la gente esa participación que hace mucha falta.

El nombre de Guadalajara Siete es porque la ciudad de Guadalajara se divide administrativamente en siete zonas, estamos participando con otros comités vecinales de esas siete zonas que se dividen Guadalajara.

 

CP. La Ley de Participación Ciudadana tiene muchos candados, tenemos de ejemplo el referéndum o plebiscito, los cuales son casi imposibles lograr.

Carlos Casillas. Sí, aparte de este tipo de candados, la gente no la conoce. Lo primero que debemos que hacer es dar a conocer la Ley Ciudadana, aunque esté mocha o plagada de candados, primero la ciudadanía debe de conocerla y después tratar de cabildear con el ayuntamiento o con el Congreso del Estado.

 

En la reforma electoral que están en el Congreso de la Unión están proponiendo que se tengan candidaturas independientes, la gente está en el borde del hartazgo de los partidos políticos, entonces necesita votar por figuras ciudadanas, independientes que no estén bajo las siglas de un partido político.

 

CP. Hablando de la Ley de Participación Ciudadana, el IEPC –se dice que es todo, menos ciudadana– debería de promover esta ley, que nos puede servir como herramienta para un despertar a la participación ciudadana.

Carlos Casillas. Yo lo dejo en el Instituto Electoral, porque no le veo la participación ciudadana por ningún lado. Los que deben de promover la ley es el Instituto Electoral, los organismos civiles que les interese promover el civismo, y los medios de comunicación para que la gente se entere que tiene derechos y que debe de luchar por ellos. La gente debe de sacudirse esa modorra y no pensar que con el simple hecho de barrer su banqueta – que ni eso hacen– están colaborando, y no es así. Su colonia es mucho más que el frente de su casa.

 

CP. También nos hemos olvidado de las escuelas, en donde antes nos impartían la materia de Civismo y Ética, después se convirtió en Civismo y ahora ha desaparecido…

Carlos Casillas. Esto es labor de la SEP, deben de retomar esa clase que anteriormente existía para que los niños conozcan los derechos y obligaciones que tienen como ciudadanos, como mexicanos de participar en acciones de este tipo, para la mejora de la ciudad, del Estado y del país.

 

Esto a su vez es una escala de valores, si no te enseñan los valores desde la primaria que puedes esperar cuando crezca ese niño. Ahora los jóvenes no les interesan, se han vuelto apáticos en el servicio en la comunidad y en la política.

CP. ¿Qué hacer para que el joven vuelva a creer en la participación ciudadana?

Carlos Casillas. No queda otra más que informarles, cuando recibes información de un tema específico te interesa, aquí es hacer una labor de difusión muy amplia, sobre todo en secundarias, preparatorias y universidades para que tenga la mayor información de estos temas y pueda formarse un criterio.

 

CP. ¿A Carlos Casillas le desalienta esta apatía?

Carlos Casillas. No, es una escalera más que debemos subir en esta labor que estamos haciendo como activista sociales, parte de nuestra actividad es platicar y difundir a la gente que existen leyes, reglamentos y documentos que se pueden manejar a su favor para tener más beneficios comunales.

 

CP. Aparte de la ciudadanía apática, está muy de moda el decir “NO”, el negarnos a todo…

Carlos Casillas. Es difícil la situación que comentas, actualmente alguna obra o política pública que quiera implementar un órgano de Gobierno sale la palabra “no”. Debemos debatir el tema y no seguir una causa sin conocimiento previo. Debemos abrirnos a la argumentación del porque se deben de hacer las cosas. En el tema del Macrobús, junto con otras asociaciones civiles, no estuvimos de acuerdo que pasara por el Centro, pero nunca pusimos mantas de “No al Macrobús”, sino de “Macrobús sí, pero no aquí”.

 

CP. ¿Ha rendido frutos ser un luchador social?

Carlos Casillas. Sí, mi primer experiencia fue el Comité de Vecinos, a raíz de ahí me dedique a los macro proyectos, a la fecha tenemos esos macro proyectos que están a punto de ejecutarse como ejemplo hicimos un proyecto junto con el ITESO para mejorar urbanamente lo que es el barrio y formar un corredor cultural que conecte a la colonia Americana y a la colonia Moderna. Actualmente participo con un grupo, y estamos en unos cuantos días de fundar una organización llamada “Creer para Conseguir”, a lado de Maricela Moguel y Carlos Cholico. Estarán involucrados líderes de opinión, presidentas de asociaciones, abogados, entre otros. Somos un grupo interdisciplinario y me parece dinámico porque de esta manera podemos ayudar al Estado, no sólo en la ZMG.