Portal informativo de análisis político y social

Pedro Humberto Garza: Lo absuelve la CEDH de acusaciones

“Voy a demandar al director del SIAPA por daño moral. Soy auditor certificado (…) Estos últimos meses han sido los más humillantes y dolorosos para mi persona, pero qué bueno que haya justicia y ésta me haya cobijado”.

 

Es Pedro Humberto Garza Gómez, ex contralor del Siapa en entrevista con Conciencia Pública, luego de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) declaró improcedente la queja en su contra presentada por una servidora adscrita al área que estuvo bajo sus órdenes antes de ser cesado por el titular de este organismo, José Luis Hernández Amaya.

 

Nuestro personaje fue acusado allá por septiembre del pasado año de acoso sexual ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, cuyo titular dictó medidas cautelares para garantizar la integridad y seguridad de la quejosa. Y el director del Siapa lo cesó del cargo de contralor. Se desahogaron las pruebas y ahora ha quedado absuelto por la misma CEDH.

 

“He sido víctima de una canallada, de una felonía. Y tu como eres norteño me vas a entender”, expresa Garza Gómez al utilizar un símil beisbolero: “Contra la base por bolas non hay defensa, contra la traición tampoco. En política no hay defensa”. Garza Gómez llega vestido en forma impecable. Saco y pantalón azul marino. Camisa oscura con rayas blancas. Contrastan con su cabello completamente pintado de blanco. La cita el café Illy de Chapalita.

 

“Me siento muy cobijado por mi familia, por mis amigos, correligionarios y la justicia. En ello te siento a ti” –le expresa al periodista- cuando recuerda que ha sido un periodista crítico, lo cual es positivo, ayuda y no empobrece, subraya. Luego hace un reconocimiento a su amigo y concuño Juan Enrique Ibarra Pedroza. “Fue muy solidario y se manifestó inmediatamente, porque conoce mis defectos, pero también mis fortalezas. Lo hizo en un artículo que publicó en un diario local, casi inmediatamente después de aquel suceso”.

¿Viene la venganza? –Se le pregunta-.

 

Sereno, tranquilo, responde: Busco reivindicar mi nombre. Mi esposa que es católica me pidió que actuara sin buscar venganza. Y sin venganza te digo: el Siapa no tiene remedio. Está invadido de cáncer terminal. Requerimos que la sociedad rescate a esta institución que fue noble, que opere con transparencia, honestidad y eficiencia. El ex contralor del Siapa hace un alto para leer un mensaje de su BlackBerry y aclarar: “En el Siapa hay mucho técnicos, pero ningún financiero, mucho menos un administrador público profesional…no hay ni uno solo”.

 

Muy crítico acusa: “son una una recua de filibusteros que como tales se reparten el botín y en consecuencia ni hay ni habrá dinero que les alcance”. El director es un técnico. ¿Qué opinión tienes de él? El director es un miembro del cártel del Siapa, que puede ser el cártel del agua. Hay contubernios inconfesables (…) Por consecuencia al actuar como contralor destapé la cloaca que es el cártel del Siapa lo cual dejé absolutamente demostrado con el trabajo profesional de siete meses. Fui un elemento muy incómodo. No me permitieron llevar a sus últimas consecuencias la moralización y modernización del Siapa.

 

Y sigue con sus acusaciones: “los adeudos es un filón importante, pero no es todo. Las obras que construyen son con un 40% de sobreprecio. Utilizan materiales con precios inflados y muchos de estos hasta prohibidos”, subraya. Pedro Humberto Garza dice que por esa razón “todo lo quieren resolver con obras, puesto que allí está el negocio y no hay interés alguno en eficientar su aparato burocrático”.

 

¿Después de este trance difícil, qué sigue en la vida de Pedro Humberto, a quien no se le entiende fuera de la política? Me siento fortalecido, pero no con arrogante fortaleza. No es el caso. Me siento con muchas más herramientas para poder servir a Jalisco y servir a alguien que en breve habrá de contender, porque la caballada no está flaca, está espantada porque corren para todos lados.

 

¿A qué caballada te refieres? ¿A la del tricolor o a la blanquiazul? El joven alcalde de Guadalajara es al que veo como el más avanzado, pero tiene que dar buenos resultados y gobernar. Empieza ya a dar resultados. Ha hecho mucho y se sabe poco. Es asunto de los aristogatos.

 

Hace una pausa. Se lleva la taza a la boca y paladea el café. Dirigiéndose al alcalde de Guadalajara, expresa: “debemos recordarle a Aristóteles que le cumpla a los tapatíos y le cumpla a sus amigos”.

 

Aristóteles es tu amigo…

Es mi amigo…así lo considero de aquí para allá.

 

¿Y a quien ves de los azules para correr?

Veo peligrosa a la ultraderecha.

 

¿Los ves fuertes?

Más bien es la inercia que genera el ejercicio del poder. A Aristóteles no le va a caer la candidatura producto de la claraboya. La tiene que ganar con esfuerzo, trabajo y resultados. Y apuntando con el dedo índice, remarca: “buenos resultados…”.

 

Luego, como todo un maestro para manejar su BlackBerry, pese a que no es precisamente de la generación de la globalización, Pedro Humberto lo abre para dar lectura a algo que allí escribió hace tiempo. “Aquí lo tengo escrito, no creas que es inspiración matutina. ¿Cuál es la clave de Aristóteles? Es una combinación de cuando menos cinco elementos: popularidad, aceptación, estrategia, táctica y resultados. Así es como se genera la nueva oportunidad electoral”.

 

Pedro Humberto recuerda que ha tenido la oportunidad de participar en cinco campañas electorales para gobernador y dos para Presidente de la República. “Estoy muy orgulloso de haber colaborado modestamente en un esfuerzo de campaña del mejor Presidente que este país ha tenido en la época moderna: Ernesto Zedillo”.

¿Cómo ves las complicaciones políticas de Jalisco?

 

Toma un sorbo de café antes de responder. “Son complicaciones derivadas de expresiones que parecieran forman parte de un club social. El comportamiento de los principales actores corresponde más a miembros de un club social que al de un grupo político de altura”.

 

¿Cómo viviste la condición humana?

Viví en la reflexión. Y en la revisión de los asuntos jurídicos que implicó el caso.

 

¿Reflexionaste sobre la condición humana?

Sentí lo que es la vida monacal. Leí a Sabines o más bien lo releí. Volví a leer a Martín Luis Guzmán y “La Sombra del Caudillo”, que acusa un cúmulo de traiciones. Releí a Rosario Castellanos “El Mar y sus Pescaditos”. Pero como bien lo dijo un personaje célebre de la política: “el que no quiera sentir calor, no se arrime a la cocina”.

2 comments

  1. Uriel Parga Ramírez /

    Lamento que Pedro humberto crea sus mentiras sobre la corrupción del siapa, es un tipo nefasto y prepotente, ademas de acosador y poco hombre. Ojalá deveras se atreva a presentar denuncias, no creo que tenga los pantalones para hacerlo, y más bien se escuda en las faldas de su mujer o en su cuñadito.
    Acá te esperamos Pedro, cuando quieras y como quieras

  2. maria perez lomeli /

    Despues de leer la entrevista me doy cuenta de la sucia realidad burocratica dentro y fuera del gobierno, este Señor Pedro Humberto, talvez un dia hizo algun bien en algun lado que le sirvio para darse a conocer, pero lo que si es bien sabido no solo en guadalajara sino en otras ciudades del estado es que forma parte de la gran camada de dinosaurios agitadores viejos partidiarios de la CNOP que es una persona muy irrespetuosa porque lo sufri en persona a este “caballero”, que muy a la vieja usanza se atrevio hace unos dias a amenazar con sus “palancas” en el poder por no cumplir un caprichito del señor, pero pobre de su esposa que es la que pasa todas esas penas pues la trata de la patada y sino preguntenle de sus ultimos 2 viajes.