Portal informativo de análisis político y social

Alberto Uribe/ 1º de gobierno en Tlajomulco; Los informes son a 3 años

Alberto Uribe/ 1º de gobierno en Tlajomulco; Los informes son a 3 años

Sep 17, 2016

En Tlajomulco, el Primer Informe de Gobierno fue diferente, austero, escuchando a todos los partidos políticos representados en el cabildo. Al respecto, su alcalde, Alberto Uribe Camacho, señala que esto fue en razón de no creer en el corto plazo, por lo que sólo cumplió con la obligatoriedad jurídica de hacerlo.

«Me parece que los informes son a tres años, el corto plazo no sirve de nada, dar informe de lo que sí estamos haciendo no me late, no es mi estilo, me gusta plantear el largo plazo y es lo que intentamos hacer. En mi tercer informe haré algo grande, donde cientos de ciudadanos escuchen lo que sí logramos y lo que no», dijo Uribe.

Uno de los puntos que el alcalde de Tlajomulco resaltó fue el hecho de no aumentar los costos de predial ni agua potable.

«Nos tendremos que apretar el cinturón, pero debe saber la población que les voy a cobrar el agua, que utilizaré todos los mecanismos para hacerlo junto con otras empresas que están en el municipio que gastan muchísima agua y no aportan nada, creo que no se vale, entonces hemos decidido no entrar al SIAPA, pero necesitamos que la gente nos ayude a pagar el agua y a pagar el predial para no tener un déficit como lo tenemos de 200 millones de pesos».

 

Tlajomulco no se incorporará al SIAPA

Siapa SL

Se quejaba del poco apoyo del Ejecutivo del Estado a Tlajomulco, una de las acciones era incorporar el municipio al SIAPA…

—Eso es de origen, pero la verdad creo que a nadie le importa más Tlajomulco que a nosotros mismos, entonces tenemos que armar un diseño institucional inteligente para poder hacer un sistema de agua que proteja a Tlajomulco, al final tenemos un déficit de 200 millones anuales, me parece que podemos salir adelante, apostarle a un nuevo sistema. En cuanto al tema del Ejecutivo, me preocupan cosas, ser el municipio que durante quince años tiene grandes porcentajes de crédito de Infonavit, pero no se va ese porcentaje en escuelas, salud y transporte, entonces me parece que es un asunto que no se vale, tenemos que defenderlo, no será un pleito, pero debemos decirlo con claridad, eso que todo mundo aplauda y no puedas decir nada por quedar bien no es mi estilo, no pienso hacerlo.

El agua, que es un tema toral en Tlajomulco, ¿cómo esperamos que quede el municipio en dos años con este tema?

—Tenemos que cobrar el agua para empezar, no podemos tener un déficit de 200 millones de pesos anual. Segundo, tenemos que poner medidores, quien más consume más debe pagar y vamos a empezar a hacer cambios a reglamentos. El agua será un tema central, vamos a cobrarla, poner medidores, haremos un sistema de agua que sea una referencia nacional de algo que está en la lona a llevar el sistema de agua a un nivel competitivo, serio, que podamos multar a quien tire el agua y que podamos cobrar a quien la consume, es un tema central, planteo cómo revisar hoy en día la posibilidad de construir mecanismos para que realmente toda el agua que se tira que son millones de litros cada temporada de lluvia podamos recabarla y tratarla, que es más barato que tratar el agua del subsuelo, es la gran apuesta junto con la seguridad pública, empleo, salud, educación, que es lo que genera comunidad, sociedad y debe generar cualquier gobierno.

 

«La gran batalla se dará desde los municipios»

Su gobierno y el de Zapopan sobresalen en Jalisco. ¿Es una competencia por salir adelante?

—Es una competencia, yo no compito realmente ni con Zapopan ni con Guadalajara, mis indicadores los establecí a nivel nacional, el día que tomé protesta dije que sería de los primeros cinco municipios del país en todos los temas que podemos ser competitivos, son mis indicadores. Con Enrique Alfaro hay cosas interesantes que está haciendo, otras tendrá que replantearse, Pablo Lemus igual, en obra pública es un referente, trae la lana del mundo, obviamente entregará los resultados del mundo, cada quien irá haciendo diferentes cosas, qué bueno que haya competencia, que pudiéramos trabajar todos por objetivos e indicadores, que pueda esto hacer que empecemos todos a proyectarnos. Soy un convencido que la gran batalla se hará desde los municipios, el modelo centralista que opera está rebasado, ya no dio, ahora tenemos que hacer una revolución de resultados desde lo local, rehacernos todos por el bien del país.

¿Le alcanzarán tres años?

—Difícilmente, la verdad es que la parte que me hace pensar en la reelección es terminar un modelo importante, pero no solo en aterrizar cosas centrales, los trámites, los servicios, la modernización administrativa, el ataque a la corrupción, eso caminará muy bien, las preocupaciones tienen que ver con partes municipales como es el agua, todo lo que tiene que ver con delitos del fuero común como la seguridad, pero mis preocupaciones tienen que ver con la facultad del Ejecutivo como es la salud, la educación y el transporte, creo que no estamos caminando adecuadamente por lo menos en Tlajomulco.

«No compito con Alfaro»

Recibió el premio de Alcaldes de México como el único presidente municipal de Jalisco que lo posiciona como el mejor…

—La verdad es que mis indicadores son nacionales, no compito con Alfaro, los indicadores los hago contra Puebla, Aguascalientes, Querétaro, Monterrey, eso tenemos que usar de referente. Le tengo respeto a Pablo y Enrique, pero esa es la visión, si es la competencia entre nosotros pues qué aburrido.

—En su gobierno destaca la política en materia ambiental, creó la Fiscalía, existe. ¿Hay que darle dientes?

—Sí, claro. Tenemos todo, la discusión nacional, la Fiscalía, pero no podemos hacer actos de autoridad donde pueda cerrar una empresa y tenga el mínimo error de fundamentación jurídica. Nosotros estamos con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria haciendo un modelo de programas que tienen importantes, entonces te puedes dar cuenta que de los 350 trámites que tenemos, el 40 por ciento no están fundados en ningún reglamento, lo cual significa que están fundados en usos y costumbres de años, eso tiene que normarlo, porque si te vas a un tribunal cualquier gente puede ganar un juicio. Le pedí a la gente de la Fiscalía que haga manuales de procedimientos fundamentados, tenemos que arrancar en noviembre, pero que no nos vayan a tumbar las cosas.

 

«Estamos reprobados en seguridad pública»

 

Otro tema delicado que le toca enfrentar a los alcaldes es la inseguridad. ¿Cuál es la síntesis que puede hacer de esta problemática?

—De entrada estoy reprobado, como los presidentes municipales metropolitanos, los del país, el gobernador y el presidente de la república. Evidentemente estoy haciendo cosas, pero la percepción sigue siendo negativa, de inseguridad, mientras siga siendo la misma estoy reprobado. Estamos comprando una cantidad de patrullas importante, le apuesto a un sistema de cámaras que será importante, pero al final la percepción sigue siendo la misma, no me puedo hacer pato, echarme un choro que tendré más patrullas y policías, hay que ser muy serios. La parte de fondo tiene que ver con la descomposición social, con la descomposición de las familias, que no respetas a los adultos mayores, no respetas la bandera nacional, no se respetan los padres, los maestros, algo ha pasado en los últimos años, qué esperanzas que eso pasara antes, tenemos una descompensación en un modelo en donde entre más tienes más vales, modelo de mercado y consumo, es una parte que tenemos que revisar, mientras estamos metidos en un problema serio aunque meta 500 por ciento más de patrullas, el tema se resolverá con educación y empleo.