Connect with us

DEPORTE/CULTURA

Yalitza Aparicio, guerrera Oaxaqueña nominada al Oscar

Compartir en redes:

LAS MUJERES DE MI TIERRA

Published

on

Compartir en redes:

Qué difícil será para una mujer como ella entrar en otras misiones y sabores y colores y vestimentas, dejando sus garras a un lado y portando las nuevas prendas que muestran que, también, en Tlaxiaco hace aire y hay mujeres para rato

Por Sócrates A. Campos Lemus

Cortesía del Diario Imagen de Oaxaca 

Oaxaca es un nudo mixteco, es el centro de varias etnias que le dan ese sabor y saber de magia y de color, de gustos en las tlayudas, en los mezcales de minas o de pechuga o de magueyes raros como el de coyote o el de tantos niveles y sombras que va generando ese estado entre etílico y mágico, producto de la mezcalina, a lo mejor, por ello, en sus 570 municipios de sus ocho regiones se van tejiendo las historias y las mujeres son parte de ese tejer en la cintura, como si fueran pariendo en cada movimiento y metiendo los colores y las figuras mágicas que tanto asombran a los fuereños y los conquistan y ya no salen, dicen que por comer chapulines o porque les llamaron en las ollitas de barro negro por su nombre y los anclaron en ese pasado que nos brindan las raíces de lo nuestro y nos permiten hurgar el presente y el futuro, como son las razas, bajitas, pegadas a la tierra y al barro y al polvo y en la Mixteca, cuando uno vaga por Tlaxiaco, uno podrá ver aquella bonanza de los cafetaleros cuando desde Pochutla y Puerto Ángel sacaban el oro café, el café de grano que en aromas y sabores y alturas y colores nos van dando el despertar de cada mañana, o la magia de los hongos de allá, de la madre María Sabina que con sus cantos y sus sonrisas y velaciones conquistó al mundo de las finanzas o de la música o de los intelectuales que no dejaban de asombrarse ante las figuras y los aires que salían de su interior, como cuando descubrieron de esos hongos, el LSD, magia pura y camino al infierno, así es la vida… naces y vas muriendo como conquistando el alma, como conquistando el recuerdo y lo dejas en un jarrito de barro, que por ahí rueda tratando de regresar a la tierra.

Yalitza Aparicio es como formada de esa tierra y de ese barro, dura de facciones y amorosa en su seno, seria, porque no hay mucho por qué reír en Tlaxiaco, en la zona del viejo aeropuerto que era una pista clandestina que deja marcado el tráfico de drogas y el de contrabando, alejada del centro, sin agua, llena de polvo y sequedad, ahí, en una casucha de láminas, al lado de sus padres y hermanos, ella sale con el sueño juarista a buscar su preparación y quién nos cuenta las hambres y las penurias cuando estudiaba en la Escuela Normal, cuántas cosas se le antojarían, cuántas lágrimas dejaron regadas en las calles de la Vieja Antequera, así siguió y salió, no sabemos cómo, pero buscó empleo de maestra y le fue negado por las circunstancias y al final sin otro modo de vida siguió haciendo piñatas para llevar algo de comer a su casa materna y seguro que entre el engrudo y las ollas y el papel de china y el periódico vagaban sus sueños, en muchos se veía al lado de sus niños enseñando lo que le gusta, las primeras letras y la historia del de Guelatao, que cada oaxaqueño la trae en el alma como el cantar mixteco o el de Dios nunca muere y así, tarareando el qué lejos estoy del suelo donde he nacido, inmensa nostalgia invade mi pensamiento, secaba las lágrimas que no vimos en las películas ni en los gestos ni el asombro de tener una vida paralela con una mujer casi igual a ella que fuera la nana de Cuarón, el cineasta que regresó de pronto a sus calles de la Roma y a sus recuerdos y a sus desesperanzas y a sus sueños y ahí, Yalitza, le volvió la vida y sus recuerdos y eso es magia pura como si de pronto María Sabina llegara por la vida y nos diera nuevos bríos y sueños.

Y, de pronto, un éxito que nadie espera, a lo mejor lo pensaban y lo soñaban, pero solamente hasta ver el impacto en la gente y en la identificación entre esa mujer con millones de mujeres que han sido la salvación de familias enteras se ve la fuerza y la fortaleza de la raza y del color cobrizo y a muchos les espanta, han creído que solamente los blanquitos y güeritos tienen futuro y, cuando ven al igual que cuando vieron a Juárez llegar como un indio valiente y trasformador, se espantaron, ahora, con ella, con Yalitza, también algunos mochos y espíritus atrasados sacan sus horrores y desprecios y su discriminación, y eso, sin duda, duele, nos duele a muchos y ella con esa cara fuerte, maciza, con ojos grandes, solamente ve a lo lejos y no se queda en los reclamos cercanos, porque no le pertenecen, ella, es de otra madera y de otra tierra, de esa tierra que da nostalgia, que se recuerda y se llora al cantarla con un mezcal o una simple tlayuda al lado del fogón y del recuerdo, así, en la sequedad del monte, en la sangría de la Mixteca también se agrietan los pies y se rompe el alma, pero se deja el espíritu que vaga con los aires de esa tierra: A Tlaxiaco, como que le llegó la maldición de un tiempo y de ser la “pequeña Francia”, ahora, solamente es un simple referente y es una mujer o son mujeres como Yalitza y Lila, la cantante de los ayeres y los recuerdos los que marcan, ahora, la tierra Mixteca, como que son las guerreras que llegan a rescatar lo nuestro y nos hacen estremecer y llorar y reír y sacar la lágrima para mojar la tierra seca. 

Qué difícil será para una mujer como ella entrar en otras misiones y sabores y colores y vestimentas, dejando sus garras a un lado y portando las nuevas prendas que muestran que, también, en Tlaxiaco hace aire y hay mujeres para rato…Por María Sabina se supo de Oaxaca, conquistando a muchos extranjeros que llegaron simplemente a comer hongos, las manitas, y conocer a María Sabina, por Lila se conoce la música de estas tierras y, por Yalitza, se conoce a su gente y su color y su fuerza, por ello, cuando pienso en esto, creo que Juárez y don Porfirio están sonriendo al lado de los Flores Magón y de Vasconcelos y Tamayo…a lo mejor sin mezcales, simplemente sonriendo, que también es una droga para el alma en estas tierras secas y agrietada.

socrates_campos8@yahoo.com.mx

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTE/CULTURA

Conciencia en la Cultura: Sierra Gorda, Dolcetto D´Alba, Good bye Lenin

Published

on

Compartir en redes:

LA MAGIA DE TUS VACACIONES: SIERRA GORDA, RESERVA DE LA BIÓSFERA UNESCO

En la Sierra Gorda, Querétaro, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el 2001, existen: desierto, vegetación exuberante, clima frio, clima templado, fósiles, balcones naturales, misiones franciscanas del siglo XVIII: 5 de ellas (Jalpan, Landa, Conca, Tilaco y Tancoyol) nombradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2003.

La ruta de las misiones se integra de 5 templos distribuidos a lo largo de la sierra, por lo que abarca una variedad de ecosistemas que esconden inesperados paisajes naturales.

En poco más de 383 000 has. encontrarás un paraíso natural y cultural.

VINO-VID-VINCI:  DOLCETTO D`ALBA. (ITALIA, 100% DOLCETTO)

Rojo rubí con tonos violáceos.

Afrutado amplio y persistente.

Seco con cuerpo armónico, retrogusto amarguillo, acidez persistente.

Recomendable con pastas y sopas, quesos y champiñones.

CONCIENCIA EN LA PANTALLA: GOOD BYE LENIN

Octubre del 89 no era el mejor momento para entrar en coma si vivías en Alemania Oriental y eso es precisamente lo que le sucede a la madre de Alex, una mujer orgullosa de sus ideas socialistas.

Alex se ve envuelto en una complicada situación cuando su madre despierta ocho meses después. Ninguna otra cosa podría afectarla tanto como la caída del Muro y el triunfo del capitalismo en su amada Alemania Oriental.

Alex convierte el apartamento familiar en una especie de museo del socialismo en el que su madre vive cómodamente creyendo que nada ha cambiado.

Alex, su hermana y algunos vecinos se encargan de mantener la farsa para que la madre siga creyendo que al final Lenin triunfó.

 

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

A cualquier día de otoño…la fruta de la libertad

Published

on

Compartir en redes:

Crónicas de un Trotamundo, por Fernando Zúñiga //

Un día esplendoroso. Cielo intensamente azul sin mancha de nube. Inicios del otoño con la orgía de flores en los árboles y plantas que inundan la ciudad.

El clima de estas tierras de bosques y montañas y la cercanía de un gran lago, acariciaba el ambiente.

Por el aire el vuelo de las aves y desde algunos rincones del campo el trino de los pajarillos de la región. A la distancia el vuelo impasible de la orgullosa águila tan libre como el mismo viento.

Un día digno de saborear junto al mar contemplando el armónico vuelo de las gaviotas y el ritual rasante de los pelicanos, libres como las ondas mismas de la brisa marina, sin rumbo fijo.

Un día para celebrar la vida, el canto de la naturaleza viva. Pensé mientras recorría el camino rodeado de árboles frondosos hacia mi destino. Me divertía el juego de sombras sobre el pavimento. El edificio se vislumbraba recortado contra las montañas no muy lejanas.

Gerson guardó silencio, el silencio de un ser humano recorriendo su más profunda intimidad, un sacro silencio. Su cuerpo inclinado sobre sus piernas y las manos entrelazadas. Teníamos 20 minutos sentados uno frente a otro. Desde mi llegada no habíamos emitido una sola palabra. Solo cruzamos nuestras miradas durante un instante. Su mirada reflejaba la eternidad, su propia eternidad que golpeó brutalmente la mía, mi propia eternidad. Bloquee recorrer mi profunda intimidad.

Sus palabras me llegaron desde algún día soleado en una calle de la ciudad, como fondo los ruidos de los autos y las voces de los peatones con sus propias eternidades. Mundos personales con futuros inéditos, ajenos a la presencia de Gerson.

me iba bien, me alcanzaba para ayudar a mi mamá y a mi hermano menor. Mi madre hacía tiempo que no podía trabajar casi en nada. Durante años su trabajo en un taller de artesanía le dejó una fuerte artritis debido a su manejo del barro húmedo y el fuego. Además el taller estaba expuesto a las inclemencias del clima tanto el verano caliente y húmedo como el crudo frio del invierno…

empecé en un carretón de madera que yo mismo armé y unas cuantas frutas que mi hermano y mi mamá picaban y preparan en bolsitas muy lucidoras, mi botecitos de chile, sal y limones en las afuera de un hospital que quedaba no muy lejos de casa…

unos meses después le compré una bici a un vecino y le acondicioné una tarima para poder llevar más fruta incluso entera y los cuchillos para pelarla y el tambito para los residuos, la basura y otro para agua limpia…

le pude comprar sus medicinas a mi madre y la silla y el bastón para que pudiera trasladarse algo mas allá que la casa. A mi hermano Jonás, lo empecé a llevar a su tratamiento y entrenamiento para niños con Down. Gracias a esto de vez en vez ambos me acompañaban a mi lugar de venta…

mi madre me hizo unos delantales muy atractivos, adornábamos el triciclo según la fiesta en turno; navidad, día de muertos, día del niño, día de la madre, 16 de septiembre. Le puse un espacio para un radio que simulaba una pequeña rockola…

terminé muy rápido mi primaria y secundaria en INEA, hice la prepa los domingos por la mañana, allí conocí a una chica que me gustó, creo que yo también le gustaba pero no me atreví a declarárselo….pensé que más tarde cuando ya tuviera mayores ingresos…

La mirada de Gerson robaba un ínfimo destello al sol de ese día. Un instante, un recuerdo, una eternidad, un pliegue del tiempo, plenitud humana.

acondicioné el triciclo con motor. Ya había seleccionado una calle con mucho más gente cerca de una estación de camiones urbanos y cerca de comercios y oficinas de buen nivel económico…

di el enganche para un terrenito en un mejor lugar del que vivíamos. Le eché un ojo a una camionetita de un vecino, en buen estado para pasear y llevar más fruta y verdura para la venta. Igual me gustó un localito en un lugar muy concurrido, para tortas ahogadas que la jefa preparaba riquísimas…

obtenía mas utilidades porque el marchante me dio descuento y plazo gracias al volumen y buen pago que siempre tuvimos…

ah, la chica que me gustaba se llamaba Gricelda no se si con C o con S nunca le pregunté ni vi su nombre escrito…

un día llegó una persona, bien vestida, saludo amable…. y después de felicitarme por mi puesto y el trato con los clientes me compró casi toda la existencia para una reunión con sus empleados no recuerdo con que motivo me dijo.

al día siguiente y desde la ventanilla de su auto me dejó una tarjeta de presentación y me pidió, por favor lo visitara…

su casa era realmente muy bella. Pensé que me gustaría un día poder darle a mi mamá y a Jonás una igual. También en ese momento pensé en Gricelda…

empecé llevando fruta, ya envasada a muchos puestos callejeros como el mío. Todos ellos repartidos por distintos puntos de la ciudad. La transportaba en una camioneta nuevecita y hasta con su logotipo en los costados. Algunos días hacía hasta dos viajes de reparto. Me pagaba cada semana el doble de lo que yo obtenía con mi venta. Aun los días que por atender a mi mamá y mi hermano yo le avisara que faltaría me lo pagaba normal, que después se lo repusiera…

mi puesto se lo renté a un ex compañero del INEA a cambio de que en sus tiempos libres me ayudara a levantar la casa en el terrenito que ya era mío…

Otra vez una brizna de sol en la mirada de Gerson.

empecé a llevar fruta ya preparada para su venta a poblaciones cercanas en una camioneta con refrigeración. También cajas de fruta para algunas tiendas y pequeños supermercados de los pueblos. Ahora me pagaba el doble de un inicio. Me regaló un auto pequeño, no nuevo pero en excelente estado…

algunos días viajé a otras ciudades no muy retiradas. En esas ocasiones yo llevaba un asistente. Hasta me animé a invitar a mi ex compañero de INEA, pero no pudo por no dejar a su esposa y bebita recién nacida solas…

un día cercano a la navidad me llevó a una colonia que yo desconocía, con casas lujosas, vigilante a la entrada, con jardines bien cuidados algunos con fuente de agua, calles anchas bien pavimentadas….se introdujo en una casa de doble cochera y dos pisos con grandes ventanales hacia el jardín que rodeaba el frente….me invitó a entrar y a recorrerla, ambos en silencio, en su mirada noté orgullo y satisfacción….me palmeó la espalda como en las ocasiones que me daba la noticia de mis nuevos ingresos, incluso me nombraba hijo….a mí no me desagradaba…

por los ventanales de la casa, aquel día de otoño, penetraba la luz blanca del sol y el color de las buganvilias del jardín, recuerdo el canto de los pájaros que se colaba para romper mi silencio….pensé en mamá, en Jonás, en Gricelda….recordé mi primer bici con frutas.

Gerson había iniciado sus estudios de Administración de Empresas y Mercadotecnia por correspondencia. Ávido lector, se proponía escribir una novela sobre el amor y el olvido, sobre los fugaces instantes que se hilan para tejer una vida, una vida de caminos largos y sinuosos, con vientos en contra de nuestros sueños….así me lo describió unos minutos antes de que volviera a guardar silencio e inclinar su cuerpo sobre sus piernas.

Cuando ocasionalmente recorro la carretera y veo a la distancia el reclusorio donde lo entrevisté, observo que el edificio no proyecta sombra alguna sobre el llano donde se asienta, ni aun en los más soleados días del otoño.

FZG

GUADALAJARA Agosto/2019

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

Conciencia en la Cultura: Polonia enoturística, My summer of love, Vinos de Polonia

Published

on

Compartir en redes:

LA MAGIA DE TUS VACACIONES: POLONIA ENOTURISTICA

Polonia está en el enoturismo (bodegas con restaurante, lugares para picnic, tiendas, visitas guiadas y catas para los cientos de miles de enoturistas).

CRACOVIA. Pasado Señorial. La plaza Rynek Glówny es su corazón y se trata de la plaza medieval más grande de Europa, datando del siglo XIII.

LAS ESTRIBACIONES DE LOS CARPATOS. El viñedo de la Universidad, a unos 50 kilómetros de Cracovia, un auténtico modelo de pequeño viñedo de 3.3 hectáreas y 12.000 vides. Fue el primer viñedo polaco que se registró para producción comercial en 2007.

GDANSK. Bañada por la brisa del Báltico, es uno de los lugares más bonitos de Polonia, Bella arquitectura resultado de siglos de historia.

VARSOVIA. Ciudad de corte imperial. La Ciudad Vieja (Stare Miasto) es uno de las partes más impresionantes de Varsovia gracias a sus preciosas casas de colores y a su historia.

LA PANTALLA: MY SUMMER OF LOVE

Dir. PAWEL PAWLIKOWSKI (Londres, 2004)

Director que trasciende el cine polaco.

El amorío de una jovencita rebelde con una mundana seductora afecta a su hermano, profesante de la religión cristiana.

Sugerente historia de una pasión, enigmática, inquietante, sensible.

PREMIOS 2004

Premios BAFTA: Mejor film británico

British Independent Film Awards (BIFA): 5 nominaciones, incluida Mejor película

VINO-VID-VINCI: POLONIA

Puede que produzca muy poco vino hoy en día, pero tiene una importante historia de producción de vino acumulada durante siglos. Por supuesto, Polonia era antes mucho mayor y comprendía grandes superficies de lo que hoy en día es Ucrania, hasta la frontera con Moldavia. 

En 2005, tras una petición por parte del Gobierno polaco, Polonia fue reconocida oficialmente como país productor de vino por la UE Y hoy hay unos 20 viñedos registrados para producción comercial. La superficie total de viñedo está todavía por debajo de las 200 hectáreas

Tienen pequeñas plantaciones de Pinot Noir, Pinot Gris, Riesling, Gewürztraminer y Zweigert, pero todavía no están en producción.

Las uvas de la variedad Solaris: El mosto sabe muy limpio, con una acidez brillante y tonos verdosos.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy