Connect with us

DEPORTE/CULTURA

Mariano Rivera Jirón: De cortador de caña a rey de la recta cortada con Yankees

HISTORIA DE ESTRELLAS DEL BÉISBOL

Published

on

La historia fascinante de un joven que lleno de dudas salió un día de Puerto Caimito, Panamá con rumbo de Nueva York, sin imaginar el futuro luminoso que le deparaba el destino.  

Por Héctor Barrios Fernández

Ahora que anda tan de moda hablar de Mariano Rivera con motivo de su más que bien merecida entronización al Salón de la Fama del Béisbol de Ligas Mayores, localizado en Cooperstown, N. Y., recordé que un día leí un libro en el que Mariano nos cuenta su interesante historia, libro que presté y no recuerdo a quién y no ha vuelto a mis manos.

Allí nos cuenta Mariano cómo enseñado por su abuelo, aprendió a usar el machete para hacer los cortes de la caña de azúcar. En ese tiempo de su niñez nunca había oído hablar de “la recta cortada” y menos había lanzado una.

A finales de marzo de 1990 no tenía un machete conmigo ni lo necesitaría más, tenía 20 años de edad y había firmado un contrato para jugar béisbol con los Yankees de New York.

No sabía exactamente de qué cosa se trataba, pero esperaba no usar más el machete y no salir a pescar con mi padre.

Semanas atrás un buscador de los Yankees vino a mi casa en Puerto Caimito, el pueblo pesquero en donde había vivido toda mi vida.

Le comenté a mi padre que un gringo vendría a casa para ofrecerme jugar béisbol profesional. Él se interesó por al menos escuchar de qué se trataba.

El enviado llegó y puso algunos papeles en la mesa y dijo: “a los Yankees de New York le gustaría que firmaras un contrato con ellos y te ofrecen 2,000 dólares, creemos que eres un joven con talento y brillante futuro.”

A los muchachos en Estados Unidos les daban 20,000 por eso mismo.

Además los Yankees ese día andaban muy dadivosos y le ofrecían también un guante nuevo y unos zapatos “spikes” para jugar béisbol. En esos días estaba ganando 50 dlls a la semana trabajando con mi papá en labores de pesca.

“Puesto que ya tienes 20 años, no te enviaremos a República Dominicana, como lo hacemos con los más jóvenes, tú irás directo a Tampa.

Nunca había escuchado de Tampa, pero no quise mostrar mi ignorancia de ello, de cualquier manera no sabía nada de República Dominicana, lo más lejos que me había retirado de casa era hasta la frontera con Costa Rica, como a 6 horas en auto.

Pensé que si firmaba con los Yankees, seguiría jugando en Panamá. Quizás iría a la ciudad de Panamá, tener un uniforme nuevo, un buen guante y unos zapatos que no tuvieran un hoyo en el dedo gordo del pie, como los que usé cuando los Yankees me probaron. Jugaría béisbol, haría un poco de dinero y cumpliría mi sueño, llegar a ser un mecánico.

De las Grandes Ligas, prácticamente no sabía nada. Sabía que un panameño, Rod Carew, jugaba allá, que existía la Liga Nacional y la Americana y que había una Serie Mundial.

Ya estaba en Grandes Ligas cuando escuché a alguien mencionar a Hank Aaron, pregunté ¿quién es Hank Aaron? -no sabes quién es Hank Aaron- me preguntaron a su vez.

-Es quien rompió el record de Babe Ruth- me contestaron. Bueno y quién es Babe Ruth, pregunté. Las personas movieron sus cabezas y se retiraron.

Me explicaron que cuando firmo un contrato para un equipo de Grandes Ligas, tengo que mudarme a los Estados Unidos. Me aconsejaron que con una parte de los 2,000 dlls, comprara algunas camisas, ropa interior y una maleta. “Tal vez estés un poco nervioso porque no hablas inglés.” Me dijeron.

La verdad que no estaba nervioso, estaba aterrorizado, pero no quería mostrarlo, no deseaba que se dieran cuenta de que no era un buen prospecto.

El tiempo pasó rápidamente y los boletos de avión llegaron. La hora se había llegado.

Mi familia me había llamado siempre “Pili,” sobrenombre que me puso mi hermana. 

Mi padre puso en marcha a “Turbo,” nuestra camioneta. Mi novia se sentó en el asiento delantero, en medio de mi papá y de mi mamá. Lancé mi maleta en la parte trasera y allí nos subimos mi primo y yo.

Salimos de Puerto Caimito, pasamos por La Chorrera, poblado vecino en donde asistí por poco tiempo a la escuela secundaria. En la parte trasera de la camioneta, mi primo y yo saltábamos como si fuéramos cocos. Teníamos que agarrarnos bien para no caer.

Al pasar frente a la escuela secundaria recordé una mala experiencia que tuve allí, fui suspendido tres días por una falta que no cometí, nunca más regresé.

Sabía que íbamos rumbo al Aeropuerto Internacional en la ciudad de Panamá, pero de allí, no sabía a dónde iría. Continuamos por la carretera rumbo al aeropuerto, el viento caliente me pegaba en la cara y cada vez me sentía más triste. Pensaba en cuando jugaba pelota en la playa con un guante hecho de cartón, un palo usado como bat y una pelota hecha con hilo de las redes para pescar. Quería saber si había jugado mi último juego en “El Tamarindo,” un campo llamado así por el árbol de tamarindo que usábamos como “home.” ¿Qué tal si hubiera seguido jugando fútbol? quizá hubiera llegado a ser el Pelé panameño, pero un balonazo en un ojo me lastimó y perdí la visión por un tiempo. Mi carrera de futbolista terminó con eso.

Estábamos cerca de nuestro destino y vi que en la cabina de “Turbo,” mi novia Clara estaba sentada entre mis padres. Éramos vecinos en Puerto Caimito y nos conocíamos desde el Jardín de Niños. Dejó de hablarme cuando dejé la escuela, esperaba más de mí. Después de una fiesta, la amistad se convirtió en romance.

Cuando dejé la escuela, me enrolé en equipos en la Chorrera o pescaba en el bote de papá. Me apodaron Merengue Mariano, porque me gusta bailar ese ritmo. Me la pasaba más en los salones de baile que en el béisbol, Clara me hizo entender que en la vida había más que eso.

“Turbo” entró al estacionamiento del aeropuerto. Caminamos a la terminal y algo me golpeaba muy fuerte.

Estaba dejando mi casa y estaba dejando Panamá.

Soy ahora un jugador profesional, no sé cuánto esto va a durar. No pude esconder mis sentimientos, estaba temeroso, sabía que me gustaba jugar béisbol, pero no sabía cómo lo haría ante otros muchachos. Me preguntaba, ¿alguien más ha hecho este cambio, de los botes de pesca a los Yankees de New York?

“Vine a Puerto Caimito para ser un pescador, comencé desde abajo, limpiando lanchas, retirando la basura, consiguiendo centavos como pago, pero trabajé duro, progresé y finalmente llegué a ser un capitán. Pili, tú harás lo mismo, no será fácil pero con trabajo duro lo lograrás.

Di un abrazo a mi madre para despedirme y estreché la mano de mi padre.

No veré a Clara por seis meses, parecerán cinco años. Le digo cuánto la extrañaré, le escribiré y volveré pronto, trato de no llorar, pero de cualquier modo lo hago. Ella llora también, esperaré tu regreso, dice ella.

Me dirijo al mostrador y paso por la puerta de seguridad.

A lo lejos escucho a mi madre que dice: “allí va nuestro hijo, quisiera saber a dónde lo llevará todo esto? 

Yo no volteo, si viera sus caras, cambiaría mi manera de pensar y volvería atrás.

Me pierdo de vista y camino por el pasillo hacia la aeronave. Ellos, desde un mirador observan cómo parte el avión. Estoy en el aire, es el primer vuelo de mi vida. Mis lágrimas se han secado y no miro hacia atrás.

Con trabajo duro, arduo, constante, disciplina, privaciones y fe, ¿Hasta dónde llegó Mariano Rivera Jirón, “Pili.”?

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTE/CULTURA

La ignorancia, el paradigma a vencer: Homosexualidad y lesbianismo en el mundo del futbol

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

Lo que pareciera un tema morboso o sensacionalista es importante analizar y determinar que este fenómeno social existe y es necesario contemplarlo.

En estos tiempos modernos con una diversidad y pluralidad globalizada en gustos, preferencias, tradiciones y demás que incluyen los aspectos ideológicos, político, sociales, culturales, religiosos como una expresión y manifestación que forman parte de una sociedad civilizada, inteligente, comprensiva y principalmente humanista en el que todos debemos coexistir, donde por supuesto lo debemos de realizar con armonía y prestancia.

Todo individuo al nacer tiene hormonas masculinas y femeninas sin importar el sexo que poseé, en una equidad igualitaria que cuando se es mayor porcentaje en alguien, la tendencia lo es en su comportamiento sexual sin importar el género, todo esto forma parte biológica de su ser donde de cierta manera es normal que ocurra, en cuanto a su desarrollo físico y emocional adaptando posturas e inclinaciones de gustos y preferencias por individuos del mismo sexo.

La ignorancia es el paradigma a vencer en este tema tan controversial que pareciera ser incomprendido en una sociedad machista por naturaleza e historia (México), donde también ocurre en países de primer mundo, que se manejan por tradiciones, dogmas y formas de vida en el que para la inmensa mayoría tienen una mentalidad cuadrada que no les permite aceptar una realidad.

Por otro lado no existe actividad alguna donde el homosexualismo y lesbianismo formen parte de ello como puede ser en el caso de actividades masculinas por excelencia como lo es el ejército, policía, religión, universidades y todas las áreas del conocimiento en donde presupone un mundo machista, que también por supuesto el deporte forma parte de ello.

En el deporte han existido casos de personas transgénero recordando por citar un ejemplo del tenista Reneé Richards en los 70’s tenista, militar y medico oftalmólogo de profesión, quien se realizó cirugía de cambio de sexo que en un principio le negaron su participación femenina como jugadora, lo que lo llevó a tribunales internaciones que resolvieron a su favor y poder participar en torneos de Grand Slam en el que participó pero no trascendió.

Como un secreto a voces el homosexualismo ha existido desde siempre en el futbol mexicano, que forma parte de un mundo silencioso en complicidad de muchos por los prejuicios y tabúes de la época (actuales), existiendo jugadores y entrenadores que llevaban doble vida e incluso con familia donde el “secreto” socialmente se lo llevaban a la tumba.

Con la apertura del futbol femenil profesional, la diversidad sexual y la equidad de género hacen que exista mayor aceptación en este tipo de personajes que de ninguna manera son anormales, por el contrario, los acomplejados y traumados son los anormales que los atacan, refugiándose en una sociedad hipócrita en el que pone de pretexto preceptos religiosos, satanizándolos y señalándolos por personas frustradas e ignorantes.

En el campeonato mexicano destacan las mujeres lesbianas, en el que cada uno de los equipos tiene en sus filas varias jugadoras que saltan a la vista por su apariencia masculina con el pelo corto. Con el arrojo decidido de sus condiciones físico atléticas muchas de ellas se involucran desde pequeñas en una disciplina “de las patadas”, que para nada es feminista, sintiéndose libres y cobijadas por sus compañeras de equipo que las tratan de manera sutil, delicada, pero solidarias en el que su preferencia sexual es secundaria. Ello no impide la amistad desinteresada y la solidaridad en un momento determinado que para muchas no tiene la menor importancia.

El equipo de futbol “tigres” de la UANL tiene en Bianca Sierra y Stephanie Mayor un noviazgo en el que piensan formalizar en matrimonio a pesar de los ataques y bulling hacia ellas que por motivos de la pandemia se ha pospuesto.

El equipo Toluca nació el romance entre Liliana Rodríguez y Maite García que lo siguen sosteniendo a pesar de su separación de coequiperas en la que una emigró a los “Pumas” de la UNAM y la otra al Atlético de San Luis de la capital potosina que ello no impide romper su relación sentimental en el que frecuentemente ambas se buscan.

El llamado sexo débil no lo es tanto en demostrar sus emociones sentimentales sin complejos y prejuicios caso contrario del llamado sexo fuerte que es cobarde e hipócrita para sostener relaciones entre el mismo sexo, en el que lo ocultan a capa y espada demostrando así su inconsistencia mental y sentimental que no le permiten ser ellos mismos y lo peor engañar a las mujeres para formar vida marital en una deshonestidad que raya en lo patético.

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

México aún no está clasificado: El desencanto de la selección mayor

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles //

Existe el adagio que dice “La práctica hace al maestro”. Esta frase denota lo que significa la falta de juego en un equipo de conjunto en el que la inactividad resquebraja todo tipo de funcionamiento y resalta por ende las limitaciones o defectos que se tiene.

Antiguamente existía casi por obligación o consigna el respetar las posiciones de los jugadores en el terreno de juego, fundamentalmente a la defensiva donde hace tiempo los innovadores técnicos rompieron con la regla, donde podemos establecer la revolución y transformación de esquemas tácticos con el estilo de juego de la llamada “Naranja Mecánica”

Así fue bautizado el equipo de Holanda a mediados de los 70’s, donde jugaban en bloques “Todos arriba y todos abajo”, con el esfuerzo físico mayúsculo de enorme condición física lo que redituó en dos subcampeonatos mundiales consecutivos, a saber: Alemania 74 y Argentina 78, sedes locales que por cierto se ciñeron ambos la corona. El equipo sudamericano dio la sensación del “sospechosísimo” al vencer por estrepitosa goleada de 6 a 0 al representativo peruano para poder pasar a la siguiente ronda, que solamente de esa manera podía clasificar, donde el guardameta argentino nacionalizado peruano (Ramón Quiroga), dicen las “malas lenguas”, que traicionó a los incas en una actuación en defensa de su portería que dejó mucho que desear pudiendo evitar la goleada.

Dicho de otra manera “se vendió”, que por supuesto es solamente especulación, que queda para el anecdotario donde en la final los argentinos jugaron de manera extraordinaria bajo el cobijo de su “hinchada”, que aquello fue prácticamente “La caldera del Diablo”, que por supuesto el jugador Número 12 alentó con sus cánticos y ovaciones la proeza de su equipo en el estadio Monumental de River Plate.

Nos extendimos en el comentario del equipo de los países bajos europeos para desarrollar nuestra apreciación en el análisis fundamentado en realidades.

Es así como surge prácticamente en el mundo futbolístico tanto en equipos de clubes como de representativos nacionales, la funcionalidad de los laterales defensivos llamados “carrileros”, que se convierten prácticamente en delanteros (Gordillo del Real Madrid, Roberto Carlos y el propio Marcelo actualmente en 2021), que juegan de la misma manera en sus equipos como en selección nacional, por citar estos ejemplos de jugadores mundialistas.

El ejemplo de Chivas de Guadalajara con los laterales por la izquierda Miguel Ángel Ponce y Alejandro Mayorga que los vemos frecuentemente en el ataque de su equipo incluso, haciendo goles, lo mismo que Jesús “Chapito” Sánchez por su pradera derecha.

La línea defensiva la palabra lo dice es para defender donde en este renglón ocurre todo lo contrario donde los laterales frecuentemente se van alegremente al ataque, dejando de lado el aspecto defensivo que debe ser prioritario.

Al analizar a la selección mayor, empezamos con su guardameta Guillermo Ochoa con un extraordinario papel que lo consagró en el mundial de Brasil 2014, que su promotor lo desperdició en equipos intrascendentes que incluso en España el Málaga descendió por goleadas al mexicano, que nada pudo hacer, al final regresó a México el mencionado arquero tapatío al Club América que lo vio nacer y actualmente el argentino Agustín Marchesín que triunfa en el Oporto de Portugal se le extraña en el equipo de Coapa, que Guillermo no está a la altura, de igual manera en la selección.

Luis “El Chakas” Rodríguez que con el balón en el pie es vertical y ofensivo no lo es tanto en su función de defensa, los centrales no existen sin sobresalir nadie, Jesús Gallardo lateral por izquierda de buena gambeta de zurda educada de igual manera ataca bien, la media cancha con el jugador completo que quita balones y proyecta jugadas Héctor Herrera, Orbelín Pineda que llegarán a la justa mundialista con la incursión de los noveles Sebastián Córdoba y Carlos Rodríguez con posibilidades y la delantera inamovible e indiscutible Jesús “Tecatito” Corona, Raúl Jimenez (recuperado), Hirving “El Chuky” Lozano con los relevos de Alexis Vega y Uriel Antuna que prometen como titulares, dejando a la expectativa a Rodolfo Pizarro que no termina por mostrarse.

En síntesis no existe actualmente en la defensiva un líder indiscutible como en diferentes épocas lo fueron: Guillermo “Tigre” Sepúlveda, Gustavo “Halcón” Peña, Fernando “Sheriffe” Quirarte, Claudio “Emperador” Suarez y el mejor de todos el internacional Rafael Márquez campeón con el Mónaco de Francia y el Barcelona de España, este último ganando todo considerado junto con Hugo Sánchez los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Por último la selección mayor necesita encuentros constantes para mantener ritmo y ser competitivo donde le espera la clasificación de su zona de CONCACAF cada vez más disputada en el que no será tarea fácil lograr un boleto que en el peor de los casos, puede ser el repechaje como ya sucedió frente a Nueva Zelanda que gracias al técnico brasileño Ricardo “El Tuca” Ferreti se logró el boleto al mundial de Brasil 2014 que al final entró al relevo el técnico Miguel “El Piojo” Herrera que en nuestra opinión realizó estupendo papel con la frase contra Holanda “No fue penal”.

Para los que piensen que se clasificará caminando están equivocados, principalmente los comentaristas promotores de la selección y algunos aficionados, ya que se enfrentará con equipos difíciles como: USA, Costa Rica, Panamá, Honduras, Canadá entre otros, que por su puesto México está “obligado”.

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

Buen paso del seleccionado mexicano: Preolímpico para Tokio 2020

Published

on

Futbol, por Esteban Trelles Meza //

La antigua Grecia fue la cuna de las manifestaciones de las artes como la poesía, filosofía, oratoria, declamación, política, etimologías y el culto a sus dioses mitológicos con oráculos, misticismo y por si fuera poco creadores del olimpismo.

Justamente la población de Olimpia en honor a las deidades del Olimpo se llevaban a cabo torneos y competencias deportivas en pruebas de velocidad y fondo, lanzamiento de jabalina y disco, entre otras actividades, que se premiaban con la corona de laurel a los atletas ganadores que llevaban con honor y orgullo aclamados e idolatrados por su pueblo.

La transformación de los Juegos Olímpicos a la era moderna llega en 1896 con un aristócrata de la época, el barón Pierre de Coubertin, con su frase célebre “lo importante no es triunfar sino competir”. Para muchos pudiera ser mediocre o conformista, la esencia estriba en el espíritu de competitividad con lealtad y con valor respetando al contrincante en buena lid.

A través de los Juegos Olímpicos con su simbolismo de sus aros entrelazados entre sí que representan los cinco continentes del planeta que en las diversas actividades posteriores de conjunto aparece el futbol.

Esta disciplina tan popular se establece el máximo de edad de 23 años para competir con cuatro jugadores de más edad lo que nuestro país se vistió de gloria al obtener la presea dorada en Londres 2012, ganando la final contra la poderosa escuadra amazónica comandada por su máxima estrella Neymar, Hulk, Pato, Thiago, Marcelo, entre otras luminarias que los nuestros los doblegaron.

Los Juegos Olímpicos participan más naciones que la propia ONU, lo que demuestra la importancia de esta actividad y su impacto social.

No nos equivocamos amable lector con el título de 2020, recordando que precisamente el año pasado le tocaba a este país la justa olímpica deportiva donde lamentablemente la pandemia del COVID19 hizo estragos en todo el mundo iniciándose en la población de Wuhan, China para hacer el virus mortal más severo de los tiempos modernos con una economía resquebrajada, principalmente en la pequeña y mediana industria, obligando a la llamada “cuarentena”, que se convirtió en su máxima expresión por más de un año, con severas medidas de protección, básicamente en eventos masivos, que obligan a la suspensión de las Olimpiadas en Japón reanudándose en este año de junio 2021, en condiciones especiales con estadios semi-vacíos que aún sigue los protocolos estrictos de salud.

El actual director técnico Jaime Lozano, ex futbolista que inició en Pumas de la UNAM, es ahora el responsable del equipo mexicano que está buscando un lugar en la zona de CONCACAF en eliminatorias, donde dicho representativo cumplió el invicto la primera fase doblegando a República Dominicana, Costa Rica y Estados Unidos. Pasa a las semifinales disputando los boletos de la zona, donde al parecer se mencionan los refuerzos de Guillermo Ochoa en la portería. También el delantero Carlos Vela manifestó su deseo de participar reforzando a esta escuadra olímpica.

Por dignidad, vergüenza y disciplina deportiva nos parece en nuestro punto de vista que este citado jugador merece no ser convocado jamás a Selección Nacional por desdeñar su participación incluyendo un mundial, que es una distinción hacerlo y una obligación moral, que caprichos y deseos de alguien no son suficientes para conceder gustos personales.

Repuntan en este representativo olímpico la base de jugadores del Club Guadalajara destacándose los delanteros Alexis Vega, Uriel Antuna y JJ Macías, este último sigue con la pólvora mojada pero sin duda es un goleador nato que pronto se hará notar.

La media cancha destacan el americanista Sebastián Córdova y el regiomontano Carlos Rodríguez que atraviesan en buen momento y tienen la edad para competir, con las “Chivas”, Alejandro Mayorga y Gilberto “Tiba” Sepúlveda en la defensa entre otros grandes prospectos.

Paralelamente la llamada selección mayor con sus estrellas incuestionables: Irvin “El Chuky” Lozano, Jesús “Tecatito” Corona y Raúl Jiménez, este último recuperándose de la fractura en cráneo que seguramente regresará con más bríos; JJ Herrera, Edson Álvarez en media cancha, como los “europeos” destacados donde Andrés Guardado está en el declive de su carrera, donde los noveles olímpicos Córdova y Rodríguez pueden ser interesantes relevos.

Lo mejor de este equipo es su director técnico de jerarquía Gerardo “Tata” Martino, argentino de nacionalidad, contrario a sus paisanos es humilde, mesurado, centrado sin aspavientos con enorme capacidad táctica y estratégica que todos como mexicanos esperamos que el equipo tricolor de el salto de calidad en Qatar 2022 donde las expectativas son reales y nos hacen soñar entre los primeros lugares.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.