Connect with us

Beisbol

Monterrey y El Cuahutémoc: Los derbys de jonrones con Espino

Published

on

Crónicas de Ronnie Camacho //

Me permite revivir y recrear un pasado, que fue muy grato – le dije a un cronista de televisión en Monterrey, la pregunta contestada, viene al caso, porque el entrevistador traía en sus manos el reciente Libro de mis anécdotas, el cual él, ya había leído en parte y deseaba que se lo dedicara.

Me encontraba en la entrada principal como invitado a la inauguración del impresionante Salón de la Fama del Béisbol Profesional Mexicano. Ceremonia presidida por el Lic. Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de nuestro País.

– Sabe usted Ronnie, que me gustó lo que he leído donde menciona a sus compañeros dándole su lugar a cada uno de ellos y de sus acciones a lo largo de su brillante carrera.

– Agradezco tu sentir – lo escribí pensando que había que hacer algo para que los fanáticos no se olvidaran de lo que hicimos en ésa década de los 60, 70, ya ves que todo ha cambiado.

Voy a citar un ejemplo, cuando me fui del Béisbol, trabajé en un puesto administrativo en la Mina del Grupo México en Cananea Sonora, ese lugar me abrazó con la nobleza de su gente, fueron 27 años, suficientes para conocer a una Comunidad entregada a su trabajo y cómo les gusta el Basquetbol.

Nadie sabía dónde me encontraba, incluyendo a los medios principales de nuestro País, hasta que empecé a escribir mis anécdotas en la página del Facebook, fue cuando me ubicaron, dándose cuenta que estaba con vida.

Jesús Alberto Uribe Maytorena, Presidente Ejecutivo de Toros de Tijuana, gran amigo de años atrás, fue el primero en organizarme un homenaje, donde lancé la primera bola de un juego de Beisbol, allá en la frontera y me confesó – Oye Ronnie, no sabía dónde estabas.

Juan Manuel Ley (qepd), me vio en el Aeropuerto de Hermosillo. – Hola Ronnie, donde andas, que has hecho, como estás.

– Todo bien – le dije a aquel hombre quien amaba a sus Tomateros, en los cuales, fui manager yendo a una final contra Los Cañeros de Los Mochis, me retiré dándole un abrazo y saliendo a abordar la nave. Pensé lo pronto que se olvida lo bueno y lo malo que hiciste en ésta difícil profesión, sus palabras me taladraron el cerebro y no me quedó de otra, que pensar en una buena actitud y olvidarme que una vez jugué Béisbol.

-Me gusta venir a Monterrey, tengo muy buenos recuerdos, citaré el Parque Cuauhtémoc, histórico lugar donde libré grandes batallas en Derbys jonroneros con el Sultán mayor Héctor Espino González, donde el manager Clemente Carrera “Sungo”, me traía lanzadores inicialistas del bullpen, a sacarme out en los finales de cada juego, pude enfrentarme a José Ramón López, Evelio Hernández, René Gutiérrez y en una ocasión trajo a Mike Cuellar y Castaño mi manager, comentó de la estrategia.

– Coño, creo que se equivocó el Sungo, o pensó que el Screwball de Cuellar es una curva rápida de un derecho.

DOS JONRONES EN JUEGO DE ESTRELLAS

Esos momentos comprometidos, había que resolverlos a favor de mi equipo Pericos de Puebla, la felicidad de los fanáticos cuando fallaba ante esos estupendos lanzadores, era apoteótica.

– Para qué le traes inicialistas a sacarlo out Sungo.

– Mira Chico, hay que morirse con tu mejor carta, nuestros brazos son los mejores de la Liga, mi filosofía es y seguirá siendo, que le den el palo, al mejor y no a un cansado inicialista, o a un indeciso y frío relevista” y agregó: “Este Camachito, me tiene traumado, en los dos juegos de Estrellas en Guadalajara, le di la base intencional a Espino para lanzarle a él, me falló la estrategia, bateó dos jonrones, uno en cada juego.

El “Guajiro” López, cada vez que se ofrece, me lo dice en mi cara: “Era la contestación que les daba a los medios. También hay que decir del fanatismo de las personas, eran leales y defensores de los Sultanes, cayendo también en la vulgaridad, cierta noche corriendo yo de segunda base, al dar vuelta por tercera, rumbo al jom plate, me zumbaron un botellazo que pasó a escasos centímetros de mi cabeza, habiéndose suspendido el juego por esa acción, todo eso pasaba en el Cuauhtémoc, sin embargo, nos gustaba jugar ahí, era el mejor ambiente beisbolero de la Liga y de muchas partes, de donde raramente recibía un aplauso, donde a nuestro equipo lo odiaban, le gritaban insultos al manager Sungo Carrera cuando realizaba cambios estratégicos que fallaban.

EL ÚLTIMO DERBY CON ESPINO

Recuerdo el último Derby Jonronero con Espino. Llegamos al gran final, 10 jonrones para Héctor y 8 para mí. Me quedaban solamente dos turnos, cuando saqué el noveno jonrón, la gritería cesó, en el Parque todos callaron, esperando mi turno final, volteo a ver a Espino me sonrió, la verdad, estaba tan concentrado en lo que iba a hacer, que no me di cuenta que el Superman me dio una palmada en mi hombro. Nazario Moreno, nuestro coach era mi lanzador, le señalé dónde quería el lanzamiento, la gente estaba esperando el resultado, nadie gritaba, solamente esperaban a que realizara mi último swing, vino el lanzamiento y le di duro entre center y left, pensé, ya le empaté, pero el destino me jugó una mala pasada, la bola rebotó en el filo de la barda y cayó adentro…

Y explotaron las gargantas de los fanáticos, muchos se metieron al campo y fueron a abrazar a Espino y la sorpresa que me llevé, a mí también me abrazaron, llegó el gran Chabelo Jiménez micrófono en mano de la X E T, quien emocionado a más no poder, logró que nos diéramos un gran abrazo, ahí mismo en el jom plate.

No se pueden olvidar tan fácil, esos momentos tan estrujantes, dramáticos en una dura prueba de concentración y de fuerza física. Eso fue para mí el Parque Cuauhtémoc, al cual Espino, le daba vida con sus jonrones espectaculares.

Dicen que cuando no jugaban los Pericos en Monterrey, los fanáticos cambiaban, no le gritaban a los contrarios. “¿No sería la influencia de Ronnie Camacho contra Héctor Espino?”

Pues a lo mejor eso podría ser, ya que en cuanto pisábamos el terreno de juego, la gente reaccionaba con gritos, con las gradas repletas de aficionados, que llegaban primero que los jugadores, eso sucedía en los juegos contra Sultanes”.

¿Y del Parque Monterrey?, bueno, aquí ya es otra cosa, es uno de los mejores del País, nuestro Béisbol dio un giro de 180 grados, dando paso a la modernidad, la comodidad a los fanáticos, la comodidad a los jugadores y están iniciando la nueva historia de ese lugar presentando juegos de roll oficial de Grandes Ligas.

También tuve el alto honor, de estar en la inauguración hace algunos años, invitado por el Salón de la Fama de Beisbol Profesional Mexicano, que antes patrocinaba la Cervecería Cuauhtémoc. Recuerdo aquellos amplios salones de recepción donde servían una excelente comida para todos, cuando se terminaba la entronización de los jugadores en turno.

A mí cuando me entronizaron, tuve la fortuna de que Alejo Peralta fuera también homenajeado, llegando en compañía de su inseparable compadre, Don Mario Moreno “Cantinflas” y le dice: “Oiga compadre, ¿y usted de que jugó?”

Jajaja sí, ese comentario fue el tema de los siguientes días”.

Ronnie, gracias por darnos un poco de tu tiempo, ¿algo que quieras decirle a las nuevas generaciones de deportistas del País?

– Quiero decirles a todos los jóvenes deportistas que quieren ser triunfadores en la vida, que cuiden su talento, exploten sus facultades y sobre todo…ser respetuosos de las personas. Mis Padres me enseñaron valores…

– Tienes que saber ser, cuando eres y cuando no eres también tienes que saber ser. Son dos cosas diferentes que la vida me enseñó a través del Beisbol.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Dirigentes del beisbol nacional prometen la mejor selección preolímpica para el Premier 12

Published

on

Por Salvador Cosío Gaona //

Bastante lucido y concurrido resultó el acto en que se presentó de manera oficial el torneo preolímpico Premier 12 de béisbol, cuya primera fase se desahogará en tres sedes: Seúl, Taiwán y Zapopan. 

El evento celebrado en la presidencia municipal de la ex villa maicera, contó con la presencia del presidente de la Federación Mexicana de Béisbol (FMB), Enrique Mayorga y del titular de la oficina presidencial para la Promoción del Béisbol (PROBÉIS), Edgar González Abin, así como del presidente de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), del máximo circuito profesional de béisbol en nuestro país jugándose en otoño-invierno, el sonorense Omar Canizales Soto, y los dirigentes del club de béisbol Charros de Jalisco, Salvador Ramiro Quirarte Villaseñor, presidente del Consejo de Administración y Armando Navarro Peña, presidente deportivo de la misma organización blanquiazul jalisciense.

Durante la presentación se dieron a conocer pormenores de lo que será el gran evento del Premier 12, muchos de los cuales ya habíamos anticipado para Vuelacercas.

Los invitados especiales que tuvieron acceso al micrófono coincidieron en que México aspira a conformar la mejor Selección Nacional del deporte rey para poder  ganar o al menos quedar en segundo lugar en la sede zapopana en donde enfrentará a potencias mundiales como los Estados Unidos de América del Norte, y República Dominicana, sin demeritar a Holanda.

Una vez alcanzado ese primer objetivo que ciertamente no luce fácil, nuestro representativo nacional pasaría junto con los calificados de las otras dos sedes (Seúl y Taiwán) a la llamada Súper Ronda de Tokio en donde se medirán los seis mejores de los 12 equipos que conforman el Premier 12.

Pero para llegar a ello falta un importante camino por recorrer: 

De entrada, hay que recordar se formó  una comisión que trabajará en forma permanente para lograr el mejor armado del seleccionado nacional, integrada por el Presidente de la FMB, el titular de PROBÉIS, así como dos gerentes deportivos del béisbol invernal y tres de equipos del béisbol estival; se sabe que los dos gerentes deportivos de equipos de la LMP son Raymundo ‘Ray’ Padilla de Charros  y el de Venados de Mazatlán Jesús “El Chino” Valdés, en tanto se especula los gerentes deportivos que designará la LMB podrían ser Oscar Romero de los de Toros de Tijuana, Valentín Gámez de Acereros de Monclova, y David Cárdenas de Leones de Yucatán.

Como principal ingrediente, debemos esperar que todos o los más posibles de los 23 beisbolistas mexicanos que están integrados en equipos de Grandes Ligas en esta campaña 2019 de la Major League Baseball (LMB) sean convocados a formar parte del seleccionado nacional.

No menos importante, será que se llame a los mejores de entre los que aún no estando en el momento activos tienen la experiencia para integrarse pues son ligamayoristas ceñeros.

Evidentemente, tendrán que ser invitados los mejores peloteros del béisbol profesional del más alto nivel en invierno y verano en México, y se debe incluir obviamente a quienes están en la pelota japonesa.

Se ha venido elucubrando quién  podría ser el  manager de la selección mexicana; entre los posibles se ha manejado el nombre del timonel norteamericano Dan Firova; un conocido de la afición jalisciense, Juan Navarrete que ahora es buscador para equipos de Grandes Ligas y que a pesar de haber sido criticado por su forma de dirigir llevó a la novena jalisciense en la campaña 2014-2015 al subcampeonato. Se ha mencionado también a Roberto Castellón, actual vicepresidente deportivo en Charros de Jalisco, quien ya ha sido manager con varios equipos incluyendo a Charros, y ha sido jugador en varios equipos tanto en la LMP como en la LMB y tiene un prestigio como buen estratega. También se ha mencionado que podría ser un mexicano o un manager con raíces mexicanas que ha sido ya jugador de Charros de Jalisco en la época de los 90’s y que actualmente dirige un muy buen equipo en Ligas Mayores; se sabe que podría estar siendo motivado a solicitar el permiso correspondiente para dedicarlo a encabezar las tareas de la novena mexicana en el Premier 12, lo que sería algo bastante importante y que influenciaría mucho el ánimo de los peloteros y ayudaría mucho a incorporar a las grandes estrellas mexicanas que estén jugando en el mejor béisbol del mundo, las Ligas Mayores.  

Cualesquiera que sea el afortunado se antoja que tendría que ser designado casi de inmediato para enfrentar el primer reto que es, junto con este grupo de trabajo antes señalado, elegir un listado de aproximadamente 50 peloteros o un poco más para de entre ellos llegar al final a los alrededor de 30 que tendrá el roster de cada equipo que participe en el Premier 12.

Listado inicial que estará sujeto a la concertación y al cabildeo que tendrá que hacerse con los peloteros y principalmente con los equipos de los que forman parte para que les den los permisos correspondientes. 

Es preciso mencionar que aunque el calendario marca la primera fase del torneo del 2 al 5 de noviembre y después,  si se clasifica a la súper ronda, entre el 7 y el 17 de noviembre también en Japón, no se suspenderá la agenda del calendario regular de la LMP sino simplemente los equipos que tengan jugadores que vayan a participar en el seleccionado tendrán que cederlos temporalmente y suplirlos con otros de su roster, lo que podría afectar a Charros de Jalisco porque se presume que estarán conformando el seleccionado nacional estrellas que juegan con Charros como él segunda base José Manuel ‘Manny’ Rodriguez; el parador en corto Amadeo Zazueta; el tercera base Agustín Murillo, y el receptor Gabriel Gutierrez, así como los estelares Sergio Romo, Orlando Lara, Marco Tovar y Felipe González entre otros.

Por lo pronto, falta un emocionante camino por recorrer en lo que se refiere tanto a la designación del manager como al armado del roster que tendrá la fortuna de ver participación y vestir la franela del seleccionado nacional que peleará frente a Estados Unidos, República Dominicana y Holanda su pase a la Súper Ronda de Tokio que reparte dos boletos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

La gran carpa llega a Europa; en Londres Yankees vs Boston

Published

on

Columna La Dosis, por Efrén Nuñez //

Después de las series en México y Japón el mejor beisbol Del mundo llega por primera vez a Europa y el 29 y 30 del presente mes Londres recibirá a dos de las franquicias más importantes en el deporte Mundial con una de las rivalidades más interesantes en el Deporte. Los Bombarderos Del Bronx de Stanton, Judge y Encarnación enfrentarán a los Medias Rojas de Martínez, Sale y Betts en una serie de dos encuentros de poder a poder entre estas dos novenas.

El clásico de clásicos del deporte llega a Londres, pues para nadie es un secreto que el comisionado de la Gran Carpa busca expandir sus ganancias y con esto llegar a más público para obtener más seguidores y qué mejor que lanzarle un guiño a los europeos con esta espectacular serie con grandes súper estrellas.

Un espectáculo de otro nivel, algo diferente para la afición europea que por un instante se despegará del fútbol y volteará a ver al Rey De Los Deportes, ya que se esperan muy buenas entradas en esta serie beisbolera.

Una visita diferente de Grandes Ligas en cuanto a nivel social y estructura, la visita de los peloteros muchas ocasiones sirve para motivar a la sociedad a luchar por sus sueños y levantarse cada día para salir adelante. Como lo vimos en México con Altuve platicando con un niño mexicano regalándole los minutos más hermosos de su vida pues el pequeño aficionado estaba intercambiando comentarios con su súper héroe.

Tal es el caso de la serie vivida en Puerto Rico después del desastre natural que golpeó fuertemente esta zona. La Gran Carpa llegó en un momento muy importante para sembrar esperanza en la afición con la serie entre Cleveland y Twins, pudimos ver a través de las imágenes que el país estaba más vivo que nunca.

Esto es lo que ofrece el Rey de los Deportes, emoción y esperanza, gratitud de ver a sus peloteros favoritos en vivo y a todo color.

Yankees vs Boston que gane el mejor en Londres y sobre todo que viva el béisbol.

Que viva el Rey.

Continue Reading

Beisbol

Adolfo “El Tribilín” Cabrera: Muchacho cubano vino a casarse… y a jugar beisbol

Published

on

Por Mario Ávila //

La noche fue suya. Si como pelotero era conocido como el «gigante», esta vez lució enorme, inmenso. Adolfo «Tribilín» Cabrera fue reconocido por Charros de Jalisco por ser el único personaje que ha estado presente en las tres épocas del equipo jalisciense del beisbol profesional.

El homenaje se realizó en el diamante del Estadio Panamericano de Beisbol de Zapopan y el personaje central fue «Tribilín» Cabrera, quien a mitad del siglo pasado fue con el bat parte importante de los dos títulos que tiene Charros en su historia, retornó en los noventa en calidad de couch estimulando a los peloteros como Fernando Valenzuela y ahora en esta tercera etapa del equipo de beisbol de Jalisco se le designa como couch honorario.

Llegó de la isla a México en el año de 1949 dispuesto a hacer lo que mejor sabía y lo que era su pasión, jugar al beisbol. Estuvo en Mérida, se fue a México y de ahí lo enviaron a Guadalajara en donde cayó con el pie derecho.

Y a sus 91 años de edad, con lucidez mental plena, Adolfo «Tribilín» Cabrera recuerda: «Aquí tuve muy buen trato, la gente me ha querido bastante, si uno cuando llega a un lugar se porta bien, siempre tiene beneficios; después, cuando Charros salieron de la liga, yo tuve que ir a trabajar a otra ciudad, inclusive la última ciudad en donde estuve trabajando fue en Oaxaca, a donde se fue el equipo que jugaba con el nombre de los Charros.

«Pero de Jalisco todo me gustó: la comida, el mariachi, el tequila y las mujeres. Me casé con una tapatía y tenemos dos hijos que son profesionistas (uno licenciado y otro contador público), jugaron beisbol sólo en primera fuerza, pero decidieron estudiar y ser profesionistas para no pasar el trabajo que yo pasé en los viajes y con tanto esfuerzo».

En una plática para los lectores de Los Peloteros «Tribilín» recordó, como si hubiera sido ayer, sus juegos en el parque de pelota instalado en lo que hoy es la vieja central camionera, habló de los dos títulos de Charros, del accidente en el que se lastimó la columna y le impidió llegar a jugar en Grandes Ligas, su tarea como couch en la segunda época de Charros en el parque Tecnológico de la UdeG y se atrevió a analizar el roster con que hoy cuentan los Charros de Jalisco y concluyó que hay serias posibilidades de que el equipo dispute el título de la Liga Mexicana del Pacífico.

SU TAREA COMO COUCH

En la segunda época con Charros, en la década de los noventa, recuerda que se jugó en el parque Tecnológico de la Universidad de Guadalajara, que a su juicio era un estadio funcional, pero que al parecer lo hicieron a la carrera.

Para los años noventa, Adolfo Cabrera admite que tuvo que prepararse y aprender a ser couch, porque no cualquiera se puede parar a couchear en primera o en tercera base, ellos son personas importantes.

El couch de tercera tiene qué saber si para al jugador o lo manda hasta home, tiene qué conocer el brazo de los jardineros rivales, tiene qué conocer cuál es la velocidad de sus peloteros; mientras que el couch de primera base es importante porque lo primero que hacen los peloteros al llegar a la primera es distraerse y ponerse a platicar con el rival, en lugar de estar atento a la señal que le van a dar y la jugada que se está ordenando.

AHORA COUCH HONORARIO

Ahora como couch honorario, el pelotero cubano-mexicano es todo un símbolo de Charros y eso lo hace sentirse muy halagado, el nombramiento lo ha hecho inmensamente feliz.

JALISCIENSE POR AMOR

Tanto se enamoró Adolfo «Tribilín» Cabrera de Jalisco, que hoy se dice un jalisciense a carta cabal, ama a su mujer, a sus hijos, disfruta el pozole y toda la comida mexicana, aunque su señora le combina en el menú de todos los días la comida mexicana, pero también lo atiende con comida cubana como los moros con cristianos, para que no olvide sus raíces.

Pero ni qué decir de los tacos, no los perdona cada que los tiene a la mano, como fue el caso de la noche del juego inaugural de la temporada, cuando su familia lo llevó a comer un par de tacos de lengua a un puesto callejero, ahí muy cerca del estadio de beisbol en La Curva, en Zapopan.

Como todo un jalisciense y mexicano por convicción, «Tribilín», como buen conocedor del beisbol, dice que le gustan los Reales de Kansas City para campeón de la Serie Mundial porque ve un equipo más completo, aunque sabe que el equipo de San Francisco pelea siempre y en todo lugar.

A Sergio Romo, pitcher mexicano de San Francisco y el único pelotero mexicano en la Serie Mundial, le desea que cuando juegue, gane y explica: «Yo me siento muy tapatío, muy mexicano, yo por ejemplo en el futbol, yo quiero que el «Chicharito» triunfe, yo conocí a su papá y a su abuelo, a toda la generación del campeonísimo de las Chivas».

Finalmente agradeció a la directiva de Charros por el homenaje, pero más a los tapatíos por abrirle su corazón y hacerlo sentir como en casa desde que llegó a mediados del siglo XX. «Me siento muy halagado y contento de seguir en Guadalajara y que al llegar los nuevos Charros me hayan tomado en cuenta y eso para mí es una satisfacción muy grande».

RECUADRO

EL CHAMPION BAT DE AQUELLOS CHARROS

En la primera de las tres partes en la que subdividió la entrevista, Adolfo Cabrera recuerda con cariño que jugó en el parque de pelota que estaba en lo que hoy es la central camionera vieja y dice: «No era un estadio de beisbol, era sólo un gran terreno adaptado como diamante, con graderías antiguas».

Adolfo Cabrera nació en la provincia de Cienfuegos el 24 de febrero de 1922, llegó al beisbol mexicano en 1949 con los Charros de Jalisco con quienes conquistó el título de bateo (.382). Ese año de su debut también conectó siete jonrones y produjo 65 carreras. Además, fue líder en dobles (34) y en slugging (.583). Con los Charros vio acción hasta la campaña del 52, año en que se fue media temporada con los Industriales de Monterrey.

De los dos títulos que ha conseguido Charros a lo largo de su historia, en uno estuvo en el diamante y el otro como couch, recuerda con más cariño el que conquistaron contra los Saraperos de Saltillo, ya que ganar el campeonato fue una cosa notable «porque primero perdimos 3 juegos y luego ganamos 4 juegos seguidos; ya nos daban por muertos, la serie empezó aquí en Guadalajara y nos ganaron los dos juegos de local, después en Saltillo nos ganaron uno y cuando ya tenían todo para festejar la barrida, les ganamos los siguientes dos juegos en su casa y finalmente regresamos a Guadalajara y aquí les ganamos los dos últimos para lograr el histórico campeonato».

«Tribilín» Cabrera era cuarto en el orden al bat, «el primero en el orden era la «Rata» Padilla, un muchacho de aquí de Guadalajara, el segundo era un Pocho, el tercero era Fredy Yáñez, un americano que jugaba la segunda base, y el cuarto era yo».

El gigante del equipo con su 1.90 de estatura revela que el secreto para pagarle tan bien a la pelota es la dedicación, el entrenamiento, la voluntad y aconsejó a los nuevos peloteros: «hay que trabajar todos los días para tener beneficios, de otra manera no se consigue nada; se debe tener dedicación y ambición si tú quieres vivir de eso, sólo así te forjas para ser alguien, esa fue la meta mía».

Reconoce que no era un pelotero que pegara mucho de jonrón, pero lo que sí es que era muy eficiente con la madera para conectar de hit, dobles y tripletes y empujaba carreras, arriba de 100 carreras por temporada, pero siempre lograba terminar las temporadas con promedios que rondaban por arriba de los 350 de porcentaje, lo que le hizo ser acreedor en dos ocasiones al título de «Champion bat».

«Tribilín» sabe que los jonrones son un logro individual, pero su mentalidad fue siempre jugar para el equipo, «que si hay un hombre en primera base, adelantarlo; que si hay un hombre en segunda base, traerlo a home; si hay un hombre en tercera, elevar a los jardines para que llegue a home y confiando que el que viene atrás de mí, también intentará pegar de hit para que yo avance».

Y aunque tuvo grandes amigos en el equipo campeón de los sesenta, ya no tiene contacto con ninguno porque ya muchos fallecieron, por ejemplo de aquí de Guadalajara ya no hay ninguno, pero entre sus mejores amigos estaban el «Chorejas» Bravo y la «Gata» Padilla.

Llegar a Grandes Ligas le fue imposible a raíz del accidente que tuvo cuando jugaba para el equipo de Monterrey, en donde tuvieron un accidente que casi marcó el fin de su carrera, fue un accidente en el que se mataron cuatro peloteros y aunque él salió aparentemente bien librado del suceso, empezó a tener problemas con la columna a raíz de este suceso.

El accidente ocurrió el 15 de julio de 1952 cuando el autobús donde viajaban los Sultanes de Monterrey con destino a la capital del país, a eso de las 23:30 horas sobre la carretera México-Laredo, fue embestido de frente por un camión cargado con siete toneladas de maíz a causa de que su conductor se durmió, perdiendo la vida el pitcher Vicente «Corazón» Torres y el torpedero Adolfo «Chamaco» García.

Otros 12 jugadores resultaron heridos, entre ellos los cubanos Adolfo «Tribilín» Cabrera, Pablo García, Carlos Colás y Heberto Blanco, Alfonso «Gallina» Peña, Raúl Alonso Cansino, José «Bimbo» Villegas, Rodolfo «Mulo» Alvarado, Pedro Comas, Guillermo Prieto, Francisco Ovando y Rogelio «Chango» González.

«Tribilín» Cabrera, todo un caballero y personaje en el beisbol mexicano y quien ha dejado marcada su huella en la memoria del beisbol de Jalisco, sólo jugó cuatro años en la Liga Mexicana dejando un promedio de .382 con 17 cuadrangulares y 229 producidas. También conectó 82 dobles y 18 triples.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy