Connect with us

Beisbol

Exhiben trofeo y fotos de Charros en Palacio de Gobierno

Published

on

Compartir en redes:

El Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, inauguró en el patio central del Palacio de Gobierno, la exhibición del Trofeo del Campeonato 2018-2019 de la Liga Mexicana del Pacífico de béisbol, que obtuvieron los Charros de Jalisco, luego de vencer en el juego decisivo a los Yaquis de Ciudad Obregón, el pasado 28 de enero.

Acompañado del Presidente del Consejo de Administración, Salvador Ramiro Quirarte Villaseñor y del Presidente Deportivo del Club de Béisbol Charros de Jalisco, Armando Navarro; el Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra, cortó el listón inaugural de la exhibición, en la que también se podrán apreciar los uniformes e indumentaria con la que la novena de Jalisco conquistó el gallardete de la LMP. La exhibición estará en el Palacio de Gobierno del 20 al 22 de agosto.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

El fracaso de Tomateros en Puerto Rico: Reglas claras para integrar el roster mexicano en Serie del Caribe

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Después de la participación del representativo mexicano en la pasada Serie del Caribe, celebrada en San Juan Puerto Rico, que ahora mismo podemos considerar de fracaso al no poder haber alcanzado el título en lo que fue la sexagésima tercera edición del certamen continental del Rey de los deportes, cayendo en la etapa de semifinales ante Venezuela, es urgente que se someta a revisión y estudio el esquema de integración del equipo que debe acudir cada año a esta importantísima justa deportiva que nos permite medirnos con los mejores equipos de America Latina.

Y es que, al no contar con su roster campeón, y acudir con un equipo “parchado o reforzado”, la situación se presta para que los managers y las directivas de los equipos que asisten a dicha competición justifiquen y argumenten tras no obtener los resultados esperados, sin menoscabo de que evidentemente el equipo sufre cierta desestabilización que al menos en los últimos años se ha reflejado en la estadística, pues desde 2016 cuando Venados de Mazatlán se coronó en Santo Domingo, capital de República Dominicana, no se ha podido repetir la hazaña.

El asunto es que el año próximo, la sexagésima cuarta edición habrá de realizarse en Mazatlán, Sinaloa, es indispensable se analice muy bien este tema de la integración que ciertamente, genera polémica.

Para nadie es un secreto que es una responsabilidad directa de la Liga Mexicana del Pacífico LMP, y de su presidente el sonorense Omar Canizales Soto, definir el roster de los que viajan para participar en calidad de nuestro representativo mexicano. No obstante a ello, si bien es cierto, debe consultar con la directiva del equipo campeón y lo hace para definir el conjunto a sabiendas de las presiones que existen al respecto, él puede determinar desde quién es el manager, ya que lo puede cambiar no deber ser necesariamente el mismo que comandó al equipo campeón, aunque en la mayoría de los casos sí ha sido así, y una vez definido el piloto en conjunto de la directiva pero debiendo imperar la decisión en la dirigencia de la liga quienes son los 28 peloteros que conforman el equipo a fin de que se logre conseguir el éxito esperado sea con los mejores elementos activos en equipos de la LMP o se permita que en forma total sea el conjunto campeón del circuito reforzado solamente en cuanto a su directiva y cuerpo técnico lo definan y sin injerencias diversas.

Todos sabemos que en la más reciente edición de la mencionada Serie del Caribe, fueron los Tomateros de Culiacán, los que tras coronarse campeones de la temporada 2019-2020 en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), venciendo en una reñida final que se alargó a siete juegos a los Venados de Mazatlán, obtuvieron su derecho para acudir a la justa latinoamericana.

Y una vez más se repitió la misma polémica que se ha venido produciendo en los últimos años en cuanto a la forma como se integra el equipo que representa a México en la Serie del Caribe, dado que en teoría debe ser el equipo campeón de la LMP el que participe en este, el más importante certamen de béisbol por equipos en América Latina, siendo de todos conocido que no es realmente así, ya que recae en la LMP la responsabilidad de armar al conjunto, y que la directiva de la organización que logra el campeonato no se involucra tan directamente en la toma de decisiones a la hora de elegir el roster de los 28 peloteros.

Solo para ejemplificar, basta recordar que no fueron necesariamente los directivos de los Charros de Jalisco el año pasado ni el antepasado los mismos Tomateros como tampoco en este año, quienes tuvieron a su cargo el proceso del armado y la definición final de quienes fueron los peloteros que conformarían el roster de 28 beisbolistas que integraron el representativo de México.

Existen datos al respecto, en que son más los beisbolistas que no proceden o no fueron integrantes del roster del equipo campeón los que conforman el representativo de México; ha habido ocasiones en que han sido 12 peloteros del conjunto monarca y 16 de otros equipos, así como en otras veces han sido 13 los beisbolistas provenientes del equipo campeón de la campaña en el béisbol invernal mexicano y 15 de otros escuadrones o en número igual de 14 integrantes del roster del equipo recién coronado en la LMP y 14 extraídos de diversas novenas, o como en esta última participación que fueron 16 del campeón Tomateros por 12 provenientes de otras escuadras.

Ya se ha discutido mucho sobre cuál es la mejor fórmula para que el equipo que representa a México tenga éxito, pues se han tenido dolorosos fracasos como el del equipo que, con la base de los Tomateros acudió a la sexagésima primera edición efectuada en el estadio de los Charros de Jalisco en 2018, quedando en el último lugar, generando malestar en la directiva culichi que se quejó de que fue demasiada la manipulación de su roster.

Si bien, puede calificarse como satisfactorio el desempeño de Tomateros en San Juan Puerto Rico, es importante establecer que no se logró el objetivo de conseguir para el circuito invernal de nuestro país el anhelado título número 10, como tampoco se reflejó el nivel que ostenta México en la red global donde aparece en quinto lugar según la Federación Mundial de Béisbol y Sóftbol.

El caso es que el puerto mazatleco volverá a recibir la fiesta del caribe en febrero de 2021, 13 años después de su última visita a esa plaza, y es obligado definir desde ya lo relativo al armado del representativo nacional. Habrá que revisar el esquema de integración del equipo que acudirá el año próximo a esa sexagésima cuarta edición a fin de que se logre conseguir el éxito esperado sea con los mejores elementos activos en equipos de la LMP o se permita que en forma total sea el conjunto campeón del circuito reforzado solamente en cuanto a su directiva y cuerpo técnico lo definan y sin injerencias diversas.

Hay equipos que tienen la mira puesta en campeonar como es el caso de los Venados mazatlecos y otros escuadrones como Charros de Jalisco, Yaquis de Ciudad Obregón, Naranjeros de Hermosillo, Águilas de Mexicali y Tomateros, quienes lucharán férreamente por el título de la campaña 2020-2021 de la LMP y querrán entonces se les respete el derecho de ser, con su roster y quizá con algunos refuerzos que ellos elijan, el equipo que defienda la franela mexicana pretendiendo lograr en suelo azteca la décima corona latinoamericana para nuestro béisbol.

En tanto, vale mencionar que el Estadio Teodoro Mariscal en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, ha sido ratificado por la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe como la sede de la Serie del Caribe 2021, la primera vez que la “Serie Mundial Latinoamericana” regrese a la ciudad del carnaval desde 2005.

La última ocasión en la que Mazatlán albergó la Serie del Caribe fue cuando los Venados, dirigidos por Juan José Pacho, representaron a México y se coronaron ante su gente con marca de 5-1. Aquel equipo contó con ligamayoristas como Vinicio Castilla, Erubiel Durazo y Luis Ignacio Ayala.

Como se recuerda, Guadalajara fue la última ciudad mexicana en recibir la competencia del beisbol latinoamericano y del caribe en 2018, cuando pocos meses antes del evento, Barquisimeto, Venezuela se declaró sin posibilidad de recibir el campeonato, debido a los problemas socio-políticos que ya atravesaba en ese momento el país de La vinotinto.

E-mail: bambinazos61@gmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Charros, con balance positivo

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Una vez concluida la campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) nuestro máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, habiendo resultado campeón de manera sorpresiva los Tomateros de Culiacán, y los Charros de Jalisco finalizado en la quinta posición de acuerdo a lo ocurrido en la postemporada, es oportuno hacer una revisión para sacar conclusiones de lo positivo que se consiguieron y corregir de forma temprana las fallas que se pudieron detectar en cuanto al desempeño del equipo para evitar que se repitan en la temporada que inicia en octubre próximo, cuando deberá ponerse en marcha el certamen 2020-2021 de la LMP.

No podemos negar que el escuadrón de los caporales jaliscienses logró conjuntar un roster que al analizarlo hombre por hombre era, si no el mejor de los diez equipos concursantes, sí uno de los de mayor peso específico, y de ahí que se pensó en todo momento que podría llegar más lejos e incluso conquistar el tan anhelado y esperado bicampeonato.

Con buena expectativa arrancaron su participación en la campaña conformando un equipo integrado con la base de peloteros que habían visto acción en la temporada anterior, aunque padecieron las ausencias de peloteros como Niko Vázquez, José Pablo Oyerbides y Erick Rodríguez quienes se fueron del equipo, al tiempo que se obligaron algunos ajustes derivados del manejo de cesión de peloteros con etiqueta de prospectos a las nuevas franquicias de la LMP -Sultanes de Monterrey y Algodoneros de Guasave-.  

En cuanto a los números, habrá que recordar que en la primera vuelta los albiazules terminaron con 21 triunfos ante 14 derrotas colocados a solamente un juego de distancia del líder, que fue Yaquis de Ciudad Obregón, y a medio juego del segundo lugar, que fue Naranjeros de Hermosillo, con lo cual sumaron ocho puntos; mientras que en la segunda fase bajaron un poco en su rendimiento, aunque consiguieron llegar colocados en cuarto sitio del standing con 18 victorias ante 14 derrotas ubicados a  cuatro juegos y medio del primer lugar de la fase, que fueron nuevamente Yaquis de Ciudad Obregón, a medio juego abajo del tercer lugar, que fue Águilas de Mexicali,  y a un juego abajo de Tomateros de Culiacán.

En la tabla general —la que computa la suma de victorias y derrotas en ambas fases de la etapa ordinaria— Charros culminó ubicado en tercer sitio a cinco juegos y medio del líder, Yaquis de Obregón, con 39 victorias y 28 derrotas, empatado prácticamente con Naranjeros de Hermosillo, pero superado por los de la capital sonorense por escasas tres milésimas, en tanto que en la clasificación por puntos —que es la suma de los obtenidos en ambas vueltas— Charros quedó colocado en tercer sitio, ya que aunque empatado con los mismos números de puntos que el equipo de Culiacán, por los factores de desempate que implica la dominancia sobre el otro conjunto, a Charros lo ubicaron en tercer sitio, atrás de Hermosillo, quien con mismo número de tantos fue colocado en segundo en razón también de la dominancia que tuvieron sobre los campiranos.

En este somero análisis, podemos destacar que ha quedado una base sólida de peloteros experimentados además de que se tuvo buena cosecha en cuanto a nuevos valores que ya probaron su valía, que fueron exitosos y serán cada vez pilares más sólidos.

Para no pocos aficionados al béisbol, Charros  y Yaquis eran considerados los equipos más sólidos de la campaña recién culminada, siendo por consecuencia los favoritos para enfrentarse en una serie final como lo hicieron  en la temporada anterior cuando de manera contundente los albiazules de Jalisco se impusieron a los cajemenses y se coronaron campeones 2018-2019 de la LMP.

Pero, Yaquis aún cuando lució como el equipo más sólido al culminar como líder en las dos fases de la agenda regular del certamen, y terminó como líder en la tabla general con récord histórico de 44 victorias ante sólo 22 derrotas, además de primero en el standing por puntos al computar 20 en la suma de los obtenidos en ambas fases ordinarias, fueron eliminados por los Venados de Mazatlán que consiguieron la sorpresiva hazaña de recuperarse tras tres derrotas para llegar a la Final contra Tomateros de Culiacán con el desenlace ya conocido a favor de los culichis.

Charros, mientras tanto, no pudo sortear el obstáculo llamado Cañeros de Los Mochis, que los eliminó en Cuartos de Final, saliendo a relucir para los blanquiazules en Playoffs el problema del relevo del final de juego tanto el de preparación del cierre como el del cerrojo, un tema con el que estuvo batallando gran parte de la temporada y que se acentuó en la parte final de la segunda vuelta en la etapa ordinaria, siendo fundamental para que no se pudiese avanzar rumbo al ansiado título.

Habrá que reiterar que Charros  tuvo en la temporada recientemente finalizada uno de los más completos rosters del circuito con quienes se dice son los mejores peloteros  cubriendo la segunda y tercera almohadilla y el campo corto además de la receptoría, que son José Manuel “Manny” Rodríguez, Agustín Murillo, Amadeo Zazueta y Gabriel Gutiérrez, con muy buenos elementos para suplirlos en inconveniencias emergentes como el caso de Oziel Flores, Misael Rivera y Alberto Carreón, además de Santiago Chávez y Alan Espinoza, pero también con excelentes beisbolistas en la cobertura de la primera base y los jardines considerando la valía de Henry Urrutia, Dariel Álvarez, Stephen Cardullo, Carlos Figueroa, Julián Ornelas, Maxwell León, Enrique Osorio y Fernando Villegas.

Es importante señalar que los caporales albicelestes mostraron un gran poderío a la ofensiva, destacándose Dariel Álvarez, quien por cierto fue elegido el Jugador Más Valioso de la temporada, Carlos Figueroa, Stephen Cardullo, José Manuel “Manny” Rodríguez, Gabriel Gutiérrez, e incluso con sus altibajos Amadeo Zazueta, Henry Urrutia y Agustín Murillo, ya que sin demerito del trabajo realizado por el resto de los bateadores fueron piezas claves para que el conjunto tuviera el buen desempeño en la agenda ordinaria del certamen que llevó a la escuadra a la postemporada y junto con Yaquis, con etiqueta de favoritos.

En cuanto al staff de pítcheo, sobresalieron elementos como: Austin Bibens-Dirkx, Manuel Flores, Felipe González y Linder Castro en tanto cumplieron aunque quedando a deber un poco en relación a su calidad usual Jesús Manuel Chávez, Carlos Stiff Rodríguez Carrillo, Jesús Cruz Sustaita, Humberto Castellanos, Luis de Luna, Octavio Acosta y Marco Antonio Tovar, y aún no habiendo resultado tan eficaces como en épocas anteriores tuvieron algún destello Michael Broadway y Grant Sides, en tanto también es de anotar bastante buena la actuación global de Brennan Bernardino, Antonio Alemao Hernández, Josh Corrales, Felipe Rendón, y aunque poco jugaron, Alejandro Martínez y Rinher Cruz pues llegaron al equipo ya en la parte final de la segunda vuelta de la agenda ordinaria, siendo además interesante el trabajo del refuerzo en postemporada Dustin Crenshaw quien quizá no muy bien aprovechado llegó en cuartos de final proveniente de Algodoneros de Guasave.

Ha quedado establecido también que se detenta una buena base de peloteros mexicanos, con la confianza que da saber que se cuenta con la eficiencia y eficacia de los beisbolistas señeros, expertos, y muchos de ellos catalogados como los mejores en su posición defensiva y con buena capacidad ofensiva, pero además la buena cosecha de contar ahora con nuevos valores que son ya probados beisbolistas que pudieron suplir en muchas ocasiones a los titulares sin que el equipo desmereciera en cuanto a su capacidad.

Como ya antes se ha afirmado, es de catalogar como exitoso el balance general de resultados para los Charros de Jalisco en cuanto a la campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico, ya que no obstante fallaron en el cometido de refrendar el título de campeón obtenido la temporada previa, culminaron como quinto lugar si consideramos que fueron el conjunto con los mejores números en su participación en la etapa de Cuartos de Final de la Postemporada.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

El título 12 de los Tomateros

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

No pocos aficionados al rey de los deportes nos quedamos con el deseo de haber visto un último juego de la serie final por el título 2019-2020 con mayor nivel de competencia, más equilibrado, con más garra, con mayores emociones.

Y es que pareciere que los Tomateros de Culiacán ni siquiera tuvieron que emplearse a fondo para alcanzar tan holgada victoria como lo marcó la pizarra final la noche del jueves 30 de enero con la blanqueada de 11-0, humillando a los Venados de Mazatlán que no pudieron registrar ni siquiera la carrera de la honra, firmando de esta manera su sentencia y catapultando a los Tomateros a alcanzar su doceavo título dentro de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), nuestro máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno.

La actuación de los Venados sorprendió en ese último cotejo porque si bien habían comenzado la serie perdiendo los dos primeros juegos y en no pocas ocasiones se pensó que se irían de la competencia antes del séptimo juego, lo cierto es que la historia se fue escribiendo de forma diversa de tal suerte que hubo momentos en que incluso tuvieron etiqueta de favoritos.

Es preciso recordar que los mazatlecos consiguieron su pase a la postemporada tras haber alcanzado 31 victorias y 37 derrotas en la suma de las dos vueltas del calendario regular del certamen colocándose al final de éste en la posición número siete de la tabla general, en tanto los culichis sumaron 37 triunfos y 29 descalabros para estamentarse en la cuarta posición de dicho standing global, mismos sitios que ocuparon en la escala por puntos, pues los de la capital sinaloense lograron 15 y los porteños 10.

Presentándose a esta cita del torneo como uno de los rivales más débiles, no se puede quitar mérito a los Venados que dejaron fuera de Playoffs a los Naranjeros de Hermosillo en Cuartos de Final y a Yaquis de Ciudad Obregón en Semifinal, siendo que sus contrincantes aparecían como favoritos en ambos seriales, mientras que los Tomateros en sus respectivos sériales dieron cuenta de Águilas de Mexicali y Cañeros de Los Mochis.

En una final inesperada porque nadie habría apostado por alguno de estos dos escuadrones para llegar a la última fase a disputar el título,  los Tomateros arrancaron el serial en su estadio de la capital sinaloense ganando los dos primeros cotejos, pero al pagar la visita en el puerto fueron humillados por la tropa mazatleca que sacó la casta y en los dos primeros juegos -de los tres pactados a desahogarse en su casa- blanqueó a los culichis; el primer cotejo por 7-0 y el segundo por 3-0.

Así, habiendo ganado Venados al menos dos de los tres encuentros en su estadio y estando reglamentado que el equipo que lograse ganar cuatro de los siete juegos posibles sería triunfador, se obligó a regresar la serie a territorio culichi.

Antes, habiéndose empatado a dos cotejos por bando el serial, para el quinto juego, -tercero escenificado en el Estadio Teodoro Mariscal del puerto mazatleco-, a los Venados les ocurrió una historia similar a la que sufrieron los Charros de Jalisco en el último cotejo del su serie de Cuartos de Final en el que enfrentaron a Cañeros de Los Mochis, cuando habiendo llegado a la última entrada con cartones a su favor por la mínima diferencia les sacaron el juego de la bolsa y fueron derrotados.

Con los números a su favor por tres juegos a dos, los Tomateros regresaron a su hogar, en ese escenario, el del estadio más grande de los que forman parte de la LMP, para intentar resolver para su causa el serial y adjudicarse su decimosegundo título en ese sexto juego.

Pero como en el béisbol no hay nada escrito, mientras los porteños, -encabezados por José Antonio “Toñeque” Toledo Ortiz con apoyo de su hijo José Antonio Toledo Pinto y dirigidos por el manager Juan José Pacho-, estaban buscando repetir la faena que hicieron en Cuartos de Final a los Naranjeros de Hermosillo y en Semifinal a los Yaquis de Ciudad Obregón, los Tomateros, que preside Héctor Ley, comandados por el polémico Benjamin Gil, anhelaban culminar en ese sexto juego la serie y alzarse con su doceava corona.

Y fueron los porteños quienes obtuvieron el triunfo en ese sexto cotejo al imponerse con cierta facilidad a los Tomateros para empatar la serie a tres victorias por bando y obligando al séptimo y definitorio juego, advirtiéndose que el encuentro  sería un choque de poder a poder y de pronóstico reservado.

Sin embargo, apenas arrancado el encuentro comenzaron a hacerse presentes jugadores guindas en la registradora y a partir de ahí los Venados se desdibujaron; fue sorpresivo ver cómo los mazatlecos que tras haber vencido en el sexto juego de forma contundente en patio ajeno a los culichis luciendo muy sólidos, quizá incluso etiquetados como ligeros favoritos para llevarse el último cotejo por la forma en que a tambor batiente conquistaron el triunfo, al día después eran  apaleados por los guindas.

Se pensaba que teniendo los Venados en la loma de los disparos a un excelente serpentinero como lo es sin duda el tabasqueño Juan Pablo Oramas, quien llegó en calidad de refuerzo de Mazatlán en la postemporada, podrían alzarse con el triunfo, pero no salió en su mejor noche y fue apaleado feamente convirtiéndose aquello en su peor pesadilla y la de todo el puerto mazatleco al culminar el juego al son de 11-0, siendo holgado el triunfo para los Tomateros culichis ante un adversario que no opuso mayor resistencia ante lo que a la postre fue su inminente descalabro.

Y es que así es el béisbol donde todo puede ser incierto y nada puede dejar de ser sorpresivo, donde en un cotejo algún pelotero se viste de héroe al haber realizado una fantástica atrapada o conectado el batazo soñado que encumbró a su equipo y en otro cotejo el mismo beisbolista no logró encontrar la esférica para que corriera alegre a los jardines picando de hit o brincando la barda y remolcar a quienes desde los senderos pudieron llegar al home e impulsar el posible triunfo de su escuadra.

Pero insisto, así es el béisbol por eso es el rey de los deportes y levanta tanta pasión porque finalmente nada está escrito, todo puede suceder y como dijera el genial Yogi Berra, “No se acaba hasta que se acaba”.

Así pues, ha concluido una temporada más de la Liga Mexicana del Pacífico, que sin duda nos ha dejado un buen sabor de boca y ya esperamos con ansia el mes de octubre para arrancar una edición más en la que seguramente también habremos de disfrutar de grandes lances, de garra, de excelentes duelos y de buen béisbol. 

Ahora toca desearle suerte al representativo mexicano en la Serie del Caribe que se desarrolla en Puerto Rico, en espera de que logren recuperarse de ese debut con tropiezo que tuvieron al caer ante la poderosa escuadra de República Dominicana por 2 carreras a 1. Habrá que esperar que el conjunto representante de México, integrado por mayoría de peloteros de Tomateros pero con amplia incrustación de buenos beisbolistas de otras novenas del circuito tenga éxito en los subsecuentes compromisos que habrá de enfrentar en este certamen.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy