Connect with us

MUNDO

Presentan libro: La misión de Rusia, en el actual cambio de época

Compartir en redes:

La ideas centrales del orden unilateral

Published

on

Compartir en redes:

En el actual cambio de época

Por Lorenzo Carrasco

La irrupción estratégica a escala global de Rusia es, sin lugar a dudas, uno de los mayores acontecimientos universales modernos. Lo que nos proponemos en este libro, al compilar varios artículos sobre ese tema, es indagar el papel que tendrá en el cambio de época histórica que se gesta. Ya en sí mismo, el resurgimiento de Rusia constituye un evento no lineal, si partimos del papel que las potencias occidentales atribuían a un país que salía del cautiverio comunista de setenta años y que se suponía debería quedar preso de un nuevo orden mundial unilateral después de superada la Guerra fría.

El derrumbe del Muro de Berlín en 1989 y la disolución del Imperio soviético en 1990 provocó la euforia de los ideólogos del poder hegemónico angloamericano, quienes creían tener la oportunidad de su vida para hacer realidad un viejo sueño: imponer una asfixiante estructura de poder mundial sobre los escombros, no solo de los estados nacionales de los países cubiertos del paraguas soviético, sino sobre absolutamente todos los demás, es decir un sistema maltusiano de soberanías limitadas dirigido por un poder financiero y militar global.

La agenda unimundista impuso el examen de admisión para poder ingresar al sistema de la globalización financiera, disciplinarse al designio de la denominada soberanía limitada bajo pretextos diversos (medio ambiente, derechos humanos, problemas indígenas), cuestiones de identidad, como la ideología de género etc., y como garantía, la utilización de fuerza militar cual política externa angloamericana unilateral.

Nada del programa era original, sencillamente se apegaron literalmente al ideario del Leviatán del ideólogo británico Thomas Hobbes, cerebro de la política exterior de las potencias coloniales, veamos: En la “bellum omnium contra omnes” (la guerra de todos contra todos) nada es injusto. Las nociones de derecho e ilegalidad, justicia e injusticia están fuera de lugar. Donde no hay poder común, la ley no existe; donde no hay ley, no hay justicia. En la guerra, la fuerza y el fraude son las dos virtudes cardinales.” (Leviatán, Capítulo XIII).

¿Acaso no fueron la invasión a Panamá en diciembre de 1989 y la Guerra del Golfo en 1991 las señales inequívocas del trato hobbesiano que recibirían las naciones rebeldes de esa agenda unimundista?

Fue también en este clima dónde surge la unificación alemana, que bien podría haber sido el mensaje de un renacimiento económico global, pero de inmediato vilipendiada por la primera ministra inglesa Margaret Thatcher como si fuese el peligro del advenimiento de un Cuarto Reich; una nueva Alemania nazi. Luego, los Tratados de Maastricht, firmados en febrero de 1993, fueron la camisa de fuerza que se colocó a las naciones europeas para controlar el desarrollo económico a la par de su sometimiento a la agenda contracultural o postmoderna claramente anticristiana, mediante la dictadura ejercida por la burocracia de la Unión Europea (UE) enseñoreada en Bruselas.

LAS IDEAS CENTRALES DEL ORDEN UNILATERAL

Tres documentos, entre muchos otros, son característicos de este orden. El primero, El Fin de la Historia y el Último Hombre publicado en 1992 por Francis Fukuyama. La tesis central transcurría en que, con la disolución del imperio soviético, el occidente liberal sería el Titán victorioso de la Guerra fría. La muerte del comunismo y la lucha de clases creaban las condiciones para el establecimiento de un Gobierno Mundial universal y evidentemente, eterno.

El segundo documento El Choque de Civilizaciones escrito en 1996 por el profesor de Harvard, Samuel Huntington, defendía la tesis de que con el fin de la Guerra fría, el sistema de dominación maniqueo debía de desplazarse de la lucha del liberalismo occidental contra el comunismo, hacia un choque de civilizaciones, principalmente entre el Occidente cristiano y el mundo musulmán, pero también entre el Occidente y la China en ascensión. Si bien existía ya en la época el grupo Al Qaeda comandado por la figura de Osama Bin Laden, es verdad que su creación fue obra de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Arabia Saudita y Paquistán, con el propósito de combatir a la Unión Soviética en la Guerra de Afganistán.

Irónicamente, Bin Laden fue el primero en entender el cambio de orientación de la lucha contra el comunismo hacia el choque de civilizaciones. Si esta no hubiese sido su intención, de cualquier forma sirvió perfectamente para dar veracidad al nuevo maniqueísmo de Huntington.

La Guerra del Golfo en 1991, los bombardeos continuos y la invasión norteamericana de Irak en 2003, crearon las condiciones para el surgimiento de una forma diabólicamente radical de extremismo islámico. El nacimiento del Estado Islámico en 2014 como la Primavera Árabe, iniciada tres años antes, tenían el propósito de derrocar los regímenes seculares en el mundo árabe, establecer estados clericales y exterminar las minorías cristianas en el Medio Oriente. Como nos explica el sacerdote argentino Alfredo Sáenz en su artículo en este libro, las comunidades originarias del cristianismo en el Medio Oriente fueron casi eliminadas, sin que las potencias occidentales levantaran su voz y sus armas en su defensa.

Estaban así creadas las condiciones de un choque total de civilizaciones. El Estado Islámico se alimentaba de brigadas de jóvenes provenientes del propio Occidente para enfrentar una Europa apóstata. Un terrorismo islámico occidental que ayudado por olas de migrantes musulmanes pretendía dar muerte a una civilización culturalmente suicida.

EL GRAN TABLERO MUNDIAL

El tercer documento, El Gran tablero Mundial, la supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos, fue escrito en 1997 por el exconsejero de Seguridad Nacional estadounidense, Zbigniew Brzezinski. En el libro, Brzezinski retoma la orientación geopolítica británica que causó las dos Guerras Mundiales en el siglo XX, intentando establecer un nuevo cerco contra Rusia, política que orientó la actual extensión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia, así como el cambio de régimen en Ucrania.

Para Brzezinski la subversión de Ucrania impediría el resurgimiento de Rusia como una potencia euroasiática. De la misma forma, consideraba contrario a los intereses hegemónicos estadounidenses el establecimiento de coaliciones euroasiáticas entre países como China, Rusia o Irán. La crisis ucraniana y la incorporación de Crimea a Rusia, provocaron lo que Brzezinski también deseaba, el alejamiento entre Rusia y Europa Occidental, especialmente Alemania.

Con base a las premisas de los tres trabajos anteriores fue fundado en 1997 el Proyecto para el Nuevo Siglo Estadounidense (Project for the New American Century – PNAC) del cual participaron importantes miembros del Partido Republicano, a saber: Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz, Jeb Bush, Dick Cheney, Francis Fukuyama y muchos otros ligados al Complejo Industrial Militar estadounidense. El axioma del proyecto era que ya estarían dadas las condiciones para un dominio hegemónico planetario hacia el siglo 21, una Pax Americana.

Explota en nuevo orden mundial iniciado en 1991


Es claro que el llamado Nuevo Orden Mundial iniciado en 1991, o el proyecto de Un Nuevo Siglo Estadounidense de 1997, explotó con la derrota del Estado Islámico en Siria, especialmente después de la caída de Alepo en diciembre de 2016, cerrando el espacio para la continuación de bombardeos, por lo menos en lo que toca al Oriente Medio. Quiere decir que el intento de crear un gobierno mundial ha fracasado. No obstante, no quiere decir que podemos regresar a las condiciones de la Guerra fría, por más que el poder angloamericano insista en separar a Rusia del destino europeo, como pretendía Brzezinski en su tablero geopolítico.

Putin ha insistido, una y otra vez, que Rusia es una nación que tiene sus raíces en Europa así lo dijo el canciller ruso, Sergei Lavrov en su artículo: Bases espirituales de la política exterior rusa. “Rusia es esencialmente una rama de la civilización europea”. Por otro lado, regresar al espíritu de la Guerra fría en un mundo en que no existen las reglas de esferas de influencia definidas, establecidas en el mundo anterior a 1990, es caminar hacia el abismo de la guerra termonuclear.

El declive estratégico evidente de los Estados Unidos tanto en relación con Europa y con el resto del Mundo, no presupone un cambio de potencia hegemónica y de moneda de reserva mundial como la que se experimentó en el inicio del siglo 20, en el relevo del Imperio Británico y la libra esterlina por los Estados Unidos y el dólar. No hay más espacio histórico para una nueva hegemonía. El hecho que ni Europa Continental, ni China, ni Rusia, tengan capacidad de sustituir a los Estados Unidos, no implica evidentemente que estos permanecerán dando las órdenes al mundo, por más que insistan en su excepcionalismo enfermo.

Esto nos presenta una paradoja histórica que cuestiona la llamada “trampa de Tucídides”, según la cual el declive de una potencia y su eventual sustitución por otra emergente, implica necesariamente un conflicto bélico total. Si bien esta trampa puede haber sido válida desde las Guerras del Peloponeso descritas por Tucídides, en el presente histórico implicaría la total destrucción de la civilización.

De hecho la doctrina nuclear de la Destrucción Mutua Asegurada durante la Guerra fría (MAD en su sigla en inglés) era ya el preludio de esta inflexión en la historia de la Humanidad, que la oligarquía angloamericana ignoró a lo largo de los últimos 30 años. El desarrollo de las armas hipersónicas anunciadas por el presidente Putin el 1 de marzo de 2018 prueba que la proyección de poder de una potencia sobre otra resulta absolutamente inocua. Avances tecnológicos semejantes están siendo desarrollados por China.

Esta realidad singular nos lleva a otro aspecto más profundo. El anuncio de Putin sobre la impresionante colección de nuevas súper armas estratégicas, no solamente muestra una superioridad tecnológica militar rusa, sino por fortuna, una oportunidad, especialmente dirigida a los Estados Unidos, de explorar un camino de entendimiento dirigido a un nuevo orden mundial multipolar y cooperativo, que es la condición sine qua non para sembrar el camino del progreso y la paz mundial.

Tanto el presidente Putin como el canciller Serguei Lavrov han insistido en el camino que llaman “un espacio común de paz, seguridad igual e indivisible y cooperación mutua en la zona, del Atlántico al Pacífico,” lo que permitiría la sintonía de esfuerzos para echar a andar un gran proyecto de integración euroasiática del cual China está dispuesta a encabezar. El desarrollo de Eurasia, abrigando dos tercios de la población mundial, representa un corredor de estabilidad en una región atravesada por zonas de conflicto endémicas. Romper con las viejas ideas de la geopolítica británica actualizadas por Brzezinski, y unir a los mismos Estados Unidos a los beneficios económicos del esfuerzo, es el único camino a un mundo cooperativo. Es, pues, claro que la misión de Rusia es ser la liga entre Oriente y Occidente.

Cardenal Juan Sandoval: “Rusia no es comunista; regresa al cristianismo”

El Cardenal Juan Sandoval Iñiguez tras recomendar la lectura del libro La misión de Rusia en el cambio actual de época,  porque abre una perspectiva amplia y completa de lo que pasa con el Nuevo Orden Mundial y el papel que juega aquel gran país y su líder Vladimir Putin.  

El líder religioso católico hizo la invitación al participar en la presentación del libro referido editado por el Foro de Guadalajara en la sede de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, (México).

Al explicar la condición que vive actualmente el Nuevo Orden Mundial y el gigante euroasiático, desvirtuado por occidente, dijo que “Rusia no es comunista, sino un país místico”, que vive una férrea fe cristiana.

En una semblanza histórica recorrió aspectos socio políticos desde la Guerra Fría, la Perestroika y el nuevo orden mundial y calificó que este libro resulta “interesantísimo” como un moderno referente de la transformación de este gran país, Rusia.

Luego, afirmó que, “el comunismo pasó y ahora Rusia vuelve a su cristianismo”. Se refirió al presidente Vladimir Putin como el mandatario más hábil del mundo. “Es un cristiano como jefe de Estado. Habla del cristianismo no confesional, sino hecho práctica. Habla del cristianismo como el motor de la cultura rusa”.

Ponderó la religiosidad del Estado ruso que ha llevado a cabo su transformación, saliendo del comunismo. Hizo una analogía respecto al pueblo mexicano “que en algunos sectores se dice fervoroso de sus creencias religiosas pero que lamentablemente se limitan a asistir a misa una vez por semana, aunque la presencia icónica de “la morenita” resulta importante para la religiosidad, algo similar, representa Fátima para los rusos.

El moderador Antonio Álvarez Esparza dijo que el libro “La Misión de Rusia”, enriquece el acervo de actividades del Foro Guadalajara, cuya primera edición fue en 2012, con el tema “Por la unión de los Estados Nacionales, la Justicia social y el bien común”.

La segunda edición en 2014, tuvo por título “Las bases para un nuevo orden internacional justo. La Política como forma superior de Caridad”. Recordó que en 2013 se llevó a cabo el Foro Sindical Brasil-México, patrocinado por la central de Sindicatos Brasileños (CSB) y la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Jalisco, en la ciudad de Rio de Janeiro, en Brasil.

Explicó que el libro contiene tres partes en 158 páginas. Estos tres capítulos son: La propuesta para un nuevo orden mundial; Rusia y Occidente; y acercamiento histórico de los dos pulmones, católico y ortodoxo.

Participó también en la presentación del libro Lorenzo Carrasco, quien junto con su esposa, Silvia Palacios, coordinaron la edición respaldada por la editorial Capax Dei, la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Jalisco (FROC) el Movimiento de Solidaridad Iberoamericano (MSla), representado en Guadalajara por Ángel Palacios y Verónica Cruz, y por el informativo Página Iberoamericana.

Este compendio contiene textos de: Vladimir Putin, presidente de Rusia; Dr. Ján Carnogurský, Padre Alfredo Saénz SJ, Elisabeth Hellenbroich, Anno Hellenbroich, Paolo Raimondi, Silvia Palacios, con la traducción de Luis Nava y fecha de edición enero de 2019.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

La política diplomática “Lobo Guerrero”, ofensiva de China para proteger sus intereses en el mundo

Published

on

Compartir en redes:

Política Global, por Jorge López Portillo //

Desde 2019 China ha intensificado una política diplomática más parecida a la de Estados Unidos y Rusia en tiempos de la guerra fría. Dicha estrategia ha sido llamada Lobo Guerrero (Wolf Warrior), que enmarca acciones públicas y llamativas que desde las redes sociales y claro, desde las políticas comerciales, promueven y protegen abiertamente el interés del gobierno chino al estilo imperialista con presiones personales y sanciones bilaterales a los políticos o países que rompen o confrontan sus intereses.

Wang Yi, ministro de Asuntos Exteriores de China dejó claro que su nueva política diplomática de “Wolf Warrior” -Lobo Guerrero-, será contestataria para defender “nuestro honor nacional y dignidad”…“tenemos agallas y valor”, dijo el máximo diplomático de dicho país, parafraseando la línea promocional que caracteriza a una popular serie de películas nacionalistas que sentencian… “aun a miles de millas de distancia, cualquiera que desafíe a China pagará”.

“Wolf Warrior” (Lobo Guerrero) se toma de una serie de películas chinas tipo “Rambo” y “Top-Gun” que desde el 2015 buscan promover y aumentar el nacionalismo a favor del Partido Comunista Chino en contraste con los valores y potencias occidentales, imitando lo que en su tiempo hicieran otras potencias a través de Hollywood, quienes hoy están más en la era de la globalización.

A partir de esta postura, los diplomáticos chinos sustituyen los largos “rollos” y toman acciones inmediatas desde Twitter, Facebook, Google y otras redes sociales hasta la aplicación de tarifas y restricción de visas en contra de los países que critican al régimen del Partido Comunista o al gobierno de dicho país; así fue el caso de Australia quien ahora enfrenta tarifas para exportar carne y vinos a China o Alemania que podría enfrentar tarifas para la exportación de sus autos, ambos a consecuencia de sus posturas a favor de investigar el origen del COVID-19 y la respuesta de la OMS.

HONG KONG EN LA ERA DEL “LOBO GUERRERO”

Durante el 2019 en este espacio hablamos de los crecientes incidentes y posibles repercusiones que tendría la aplicación de medidas contrarias al acuerdo que dio origen al emblemático e interesante acuerdo “un país, dos sistemas” por el que se daban garantías a los ciudadanos de Hong Kong –HK- durante 50 años a partir de su incorporación a China el 1 de julio de 1997. Según dicho acuerdo se respetarían sus libertades y forma de vida basados en el sistema democrático y de libertades del Reino Unido. El gobernador de dicha región es designado por elección pero bajo el “beneplácito” del Gobierno de Beijing, en ese sentido cada vez hay más ciudadanos que protestan contra la falta de democracia efectiva y contra nuevas leyes que desde China continental han ido limitando sus derechos, mismos que no gozan los demás ciudadanos del gigante asiático.

Hong Kong es un centro logístico y financiero y es una de las zonas más ricas del mundo, puente entre las economías de mercado del mundo y China. Las empresas basadas en esa ciudad-estado son tratadas con preferencia por los gobiernos de China y de Occidente, pero dicho trato podría cambiar en caso de que los gobiernos occidentales (EEUU, Unión Europea, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda) declaren que el trato original gracias al cual Inglaterra le entregó a China la soberanía sobre Hong Kong ha quedado disuelto.

La riqueza de Hong Kong es envidiable y dando honor a quien honor merece de los años ochenta a la fecha, el gobierno chino ha logrado un desarrollo económico que es la envidia de todos los demás países del mundo.

Al parecer el acuerdo político del Partido Comunista Chino en los 70´s fue dejar a los políticos ganar y estar a cargo del país, mientras que ellos dejaban a los inversionistas crear riqueza de la que ellos mismos se beneficiarían, logrando además abatir la pobreza y generar una clase media creciente. Lo que parece haber cambiado en los últimos años es que la súper potencia quiere hacer lo que todas las otras súper potencias han hecho en el pasado, que es imponer su dominio e intereses más allá de sus fronteras como parece ser el caso de las presiones chinas a varios países europeos, americanos, africanos y asiáticos y por supuesto acabar con los riesgos de disidencia que desde HK contaminan a la China continental.

A la fecha los gobiernos de EEUU, Canadá, Australia e Inglaterra han declarado que China rompió dicho acuerdo histórico, pero han dado pocos puntos específicos en el sentido de sus posibles acciones para sancionar a China o a Hong Kong por violentar el acuerdo ratificado por la ONU y que ahora parece estar por fallecer.

Inglaterra anunció que daría ciudadanía a la gente de la ciudad-estado que decida abandonar la región -hasta 3 millones de personas-; Estados Unidos indicó que analizaría medidas financieras en contra de empresas relacionadas con el gobierno chino que estén abusando del estado de excepción de HK, añadiendo que el trato comercial preferencial a favor de la Zona Económica Especial de Hong Kong dejaría de ser reconocido; también anunció que EUA restringirá visas a estudiantes chinos que puedan estar vinculados con espionaje así como antes la hacían CIA o la KGB.

Chris Patten, quien fuera el último gobernador británico de Hong Kong (1992-1997), acusó a China de traicionar a los hongkoneses y a Gran Bretaña por aprobar esta nueva Ley de Seguridad Nacional que abre la puerta para que protestantes o promotores de libertades sean tratados como terroristas y separatistas lo que además de ser una ley mordaza es una ley que sancionaría con cárcel a cualquier crítico que incomode a Beijing, además autoriza el envío de tropas tipo militares (que se usarían como policía) para reprimir cualquier protesta e incluso podría impedir hacer campaña a candidatos de partidos opositores al régimen central del Partido Comunista. Las protestas han ido creciendo exigiendo que se respete su derecho a la libertad.

En números Hong Kong tiene reservas internacionales por 431 mil millones de dólares y una calidad crediticia AA +; durante los últimos 25 años ha sido reconocida por tener el más alto nivel de libertades y garantías económico-jurídicas de la comunidad internacional, muy por arriba de Inglaterra, Canadá, Estados Unidos, Alemania, Japón y otros, por lo que estos cambios podrían ser muy lamentables para el futuro económico de la región. En dicho índice México se ubica en la posición número 67.

La ciudad-estado tiene exportaciones anuales por 540j67 mil millones de dólares en comparación con 410 mil millones de dólares de México -aproximadamente-, esto a pesar de que nuestro país tiene una población 17 veces mayor. El territorio de la península e islas que forman Hong Kong es más pequeño que la Ciudad de México, su tamaño total total es de 1,108 Km2 mientras que nuestro país tiene 1,964,375 Km2.

Este avance ideológico político del Partido Comunista en China sobre las libertades en HK se da en medio de una pandemia que distrae al mundo quien se debate entre hacer caso a la OMS que ahora informa que las mascarillas sólo son necesarias cuando uno está enfermo o cuando uno está atendiendo a personas vulnerables en contradicción con lo que muchos países mandatan incluido el nuestro, como el uso obligatorio de mascarillas al salir a la calle sin importar si uno muestra o no síntomas relacionados con el COVID19.

INUSUALES COINCIDENCIAS

El conflicto chino en sus fronteras con India y el que tienen dentro del estado libre asociado de Hong Kong ha llevado a una coincidencia poco común entre la lideresa del Partido Demócrata en el Congreso de los EUA, Nancy Pelosi y el presidente Trmp, quienes públicamente y por escrito coincidieron en criticar y promover medidas para sancionar a China por sus avances en esas dos regiones.

El fundador y director de Facebook Mark Zuckerberg, dijo que “esta es una guerra ideológica por el dominio de internet entre EUA y China”. Zuckerberg se dijo orgulloso de su país y de las libertades que gozan en comparación con China; también criticó la censura de Twitter a los mensajes de Trump, argumentando que ese tipo de empresas son únicamente plataformas de difusión que deben respetar el derecho de expresión sin editar las opiniones, por lo que no deben atribuirse funciones de policía.

Es extraño que Twitter no haya sancionado o corregido durante meses a Irán por pedir la desaparición de Israel o a China por repetir que el COVID19 había originado en Italia o en EUA. Joe Biden propuso desde enero cambios urgentes inmunidad que protege a esas gigantes de las redes sociales, pero muchos Twittes de Trump son poco pensados.

COVID-19 NO SE HABRÍA ORIGINADO EN EL “WET MARKET” DE WUHAN

Cuando el mundo está en sus propias crisis internas y la política global distraída por los posibles conflictos de Hong Kong, India y China se dio a la declaración del médico Gao Fu, director del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades del Gobierno Chino, quien participó como orador al cierre de la reunión anual del Congreso Popular Chino; dijo claramente que ahora se sabía que el mercado de productos y animales (wet market) de Wuhan fue una víctima más del COVID-19 y que el virus había llegado a dicho mercado de otro lugar.

Es la primera vez que un alto oficial de dicho país admite que la versión oficial era errónea, así como lo habíamos comentado en este mismo espacio hace unas semanas en seguimiento a declaraciones del médico Ben Embarker de la propia OMS y de otros médicos que desde enero decían que esa versión era poco creíble por no haberse encontrado al paciente “cero” en dichas instalaciones. Esto sin contar con que hace unos días el propio instituto admitió haber destruido las primeras muestras del virus y de que la Universidad Victoria de Australia ha declarado que COVID-19 tiene un comportamiento “atípico” de contagio en seres humanos en comparación con los animales.

Todo esto mientras que las dos megapotencias se disputan el liderato para conseguir la vacuna contra el COVID-19 permitiendo a sus líderes consolidar su popularidad local e intercambiar favores en el contexto internacional. Por un lado, China indica que su vacuna es 99% efectiva y que la tercera fase se desarrollaría en Inglaterra -¿para poder entrar a dicho mercado?-. Las emperras inglesas, alemanas y norte americanas también tratan de concluir pruebas en septiembre y lanzar millones de dosis al mercado.

Ajustemos nuestros cinturones y veamos la aplicación de Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong que pondrá a EEUU y las potencias occidentales en su primer enfrentamiento global vs el “Lobo Guerrero”, en especial cuando casi todos los países dependen de los bienes que produce China porque cada país decidió “comprar el pescado en lugar de aprender a pescar”.

LA CARRERA ESPACIAL ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CHINA

En una era en la que China también invierte en su programa espacial más que todos los países sumados, el empresario Elon Musk logra primer vuelo tripulado de un cohete privado. ¡Felicidades! bajaron el costo de miles de millones de dólares por despegue que pagaba la NASA.

Continue Reading

MUNDO

Uso del Ejército Mexicano contra la delincuencia hasta 2024: Los expertos cuestionan a López Obrador

Published

on

Compartir en redes:

Por Víctor Flores García //

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México debe dar marcha atrás al despliegue de tropas del Ejército para operaciones de seguridad pública hasta 2024, por graves riesgos de violaciones a los derechos humanos, que es contrario a las promesas que hizo en campaña el actual presidente, señalaron analistas y defensores de víctimas.

“La decisión evidencia un engaño del presidente Andrés Manuel López Obrador al electorado mexicano, pues como candidato construyó una narrativa crítica al Gobierno del entonces mandatario Enrique Peña Nieto (2012-2018) por tener a los militares en las calles, haciendo supuestas funciones de Policía”, dijo a Sputnik José Antonio Guevara, director ejecutivo de la independiente Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos.

Guevara, quien también integra el grupo de trabajo sobre Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, recordó que, cuando se desempeñaba como líder de la oposición, López Obrador “condenó seriamente las graves violaciones de derechos humanos que las fuerzas militares cometieron en aquella época”

Hay abundantes discursos, entrevistas y vídeos del actual jefe del Ejecutivo cuestionando en particular la decisión de involucrar al Ejército y la Marina armada en la lucha contra el narcotráfico adoptada en 2006, cuando se desató una escalada de violencia que ha dejado cientos de miles de muertos.

López Obrador emitió la semana pasada un decreto que autoriza a que las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y la Fuerza Aérea realicen durante cinco años tareas complementarias de seguridad pública con la flamante Guardia Nacional (GN), creada el año pasado e integrada fundamentalmente con militares.

El decreto señala de manera explícita que esta participación de las fuerzas militares se hará “de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria” a las de la Guardia Nacional e instruye para que los uniformados garanticen el respeto a los derechos humanos en sus operativos.

Pero el periodo “extraordinario” abarca hasta su último año del sexenio presidencial.

CRÍTICAS DE ORGANISMOS INTERNACIONALES

Las instrucciones del decreto presidencial son insuficientes para los principales organismos internacionales que velan por el respeto a las garantías fundamentales.

El temor de esas instancias es que, al continuar con los militares en las calles, vuelva el incremento de graves violaciones perpetradas por uniformados en verde oliva, que ejercen toda su capacidad letal y de destrucción.

Las tanquetas, jeeps artillados, helicópteros y aviones de guerra ya estuvieron en escena en los gobiernos de Felipe Calderón (2006-2012), violando la Constitución

Peña Nieto lanzó a los militares al combate mediante una polémica Ley de Seguridad Interior, promulgada en 2017 y declarada inconstitucional por la suprema Corte de Justicia en noviembre de 2018, pocos días antes de que asumiera el cargo López Obrador.

La oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ya pidió al Gobierno que revise la decisión.

Esa instancia que encabeza Michelle Bachelet advierte que el decreto amparado en una reforma constitucional que dio vida a la Guardia Nacional militarizada, “no contiene información ni disposiciones que permitan evaluar su conformidad con los estándares constitucionales e internacionales”.

Guevara, quien ha representado a México en la sede de la ONU en Ginebra, cuestiona la redacción del decreto, que califica como “una orden vaga con subordinación inexistente, sin controles e inseguridad jurídica”.

“Es la culminación de un proceso de militarización que inició Felipe Calderón, fortaleció Peña Nieto y López Obrador constitucionaliza”, cuestionó Guevara, coautor del informe “Violencia y Terror: hallazgos sobre fosas clandestinas” de 2006 a 2017.

Por su parte, Lisa Sánchez, directora de México Unido contra la Delincuencia, deploró que la estrategia viole la Constitución e ignore la legislación que la propia bancada oficialista aprobó el año pasado para dar vida a la GN.

“No sólo se viola el artículo constitucional número 2, sino que la disposición que creó la Guardia Nacional obliga a emitir una legislación que regulara la posible participación militar” en las calles, reveló Sánchez en una presentación de la postura de su organización.

Las entidades que encabezan Guevara y Sánchez integran un influyente colectivo de unas 300 organizaciones y expertos bautizado #SeguridadSinGuerra, que exige desde hace muchos años que los militares regresen a sus cuarteles.

López Obrador, que se define a sí mismo como un político de izquierda nacionalista, califica ahora a los militares como “pueblo humilde uniformado” y sorprendió aún más porque presentó su estrategia contra delincuencia como un lema pacifista: “abrazos, no balazos”.

Guevara subraya que López Obrador intentó maquillar el rostro de la guerra: “es una decoración legal, al despliegue militar contra la delincuencia organizada, que antes había criticado”.

Las cifras arrojan un saldo atroz a su primer año de Gobierno: en 2019 México registró un récord histórico de asesinatos, con más de 34.500 personas muertas, casi 100 cada día desde que comenzaron las cuentas oficiales en 1997.

A pesar de la inactividad económica durante la pandemia de coronavirus, el 19 de abril pasado México tuvo su día más sangriento este año: 105 asesinatos.

Continue Reading

MUNDO

Greenpeace cuestiona a México por cerrar el paso a energías limpias: Va en contra del Acuerdo de París

Published

on

Compartir en redes:

Por Víctor Flores García //

(Sputnik) — La política de generación de energía eléctrica del Gobierno de México va en contra de los compromisos asumidos por el Estado en el Acuerdo de París, para reducción de gases de efecto invernadero, y cierra el paso a las energías renovables favoreciendo la quema de combustóleo, dijo un experto de Greenpeace.

Pablo Ramírez, especialista en energía y cambio climático de la organización ecologista internacional, explica en una entrevista a Sputnik que las restricciones impuestas a la operación de empresas generadoras de energías eólica y fotovoltaica “obstaculizan el desempeño y cierran el paso a las energías renovables”.

Lo que busca esa decisión política es “excluir la participación de privados y fortalecer la Comisión Federal de Electricidad [CFE, estatal]”, subraya.

Mediante dos instrumentos legales, uno emitido el 29 de abril por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), y un acuerdo ejecutivo de la Secretaría Federal de Energía, del viernes 15 de mayo, “se traza una política de generación energética que es una política pública de impedimento para las energías renovables”, con viento y luz solar.

La decisión, que ha sido presentada con matices tecnológicos, argumentando la necesidad de proteger el sistema eléctrico ante la baja demanda, por los cierres de actividades laborales y educativas ante la pandemia de COVID-19, “es una decisión bastante política, que no pasa mucho por el tema técnico”, argumenta el ambientalista.

El sector de la energía permaneció cerrado como un monopolio durante ocho décadas, tras la expropiación de compañías petroleras que dio nacimiento en 1938 a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) que fue un monopolio junto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Dos monopolios estatales, Pemex y la CFE en la generación de electricidad, se mantuvieron cerrados” a pesar de las reformas económicas que abrieron a este país al libre comercio con Norteamérica, hace 26 años.

Muchos sectores de la economía fueron aceptando la participación de compañías privadas, hasta que en 2014 entra en vigor la reforma energética que abrió finalmente el sector petrolero a firmas internacionales y el sector eléctrico a la generación de empresas privadas.

El actual partido gobernante, fundado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) “quedó excluido completamente de la discusión, con una base ideológica nacionalista muy fuerte, con intención de rescatar sectores del Estado en temas estratégicos”, explica el activista.

El problema de esa decisión, es que “pone en riesgo el cumplimiento de compromisos internacionales”, ratificados por México en París en 2015.

Ese pacto en el seno de las Naciones Unidas establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas, ante los efectos del calentamiento global, a partir de 2020.

Para 2021 México debe generar el 30% de energía con fuentes limpias, y en 2018 ese nivel era de apenas 23,2%.

COMBUSTÓLEO EN VEZ DE VIENTO Y SOL

López Obrador ha decidido un plan para abolir las exportaciones de petróleo, y ampliar la capacidad de refinación de crudo con una nueva refinería que costará 8.000 millones de dólares, para eliminar las importaciones del 70% de las gasolinas.

Ramírez explica que, “el sistema nacional de refinación es muy ineficiente: por cada barril de petróleo procesado, 30% se genera en residuos que es combustóleo”.

Aunque tecnológicamente la reconfiguración del sistema de refinación está en discusión, “mucho del combustóleo que ya no se usa en ninguna parte del mundo, será destinado a las plantas de energía eléctrica de la CFE”, afirma el ecologista.

El combustóleo es un residuo que antes se vendía a antiguos buques.

El responsable de Greepeace advierte sin embargo que, a principios de este año, “una regulación marítima prohibió el uso de combustóleo, por tener altas concentraciones de azufre”, lo que deja al estado mexicano ante un gran dilema.

Ese combustible, resultado de los residuos de la refinación de petróleo crudo “se ha utilizado como combustible para termoeléctricas, pero es muy contaminante, y muy ineficiente en términos de baja capacidad calórica, está en desuso desde hace varios años”, prosigue el experto. 

En ese punto se entrelaza la decisión de incrementar la explotación petrolera en yacimientos fósiles, con la intención de frenar las renovables y converge con la generación de electricidad con combustóleo.

México es el segundo país con menor proporción de energías renovables en su matriz eléctrica, solo después de Barbados, según las Naciones Unidas.

Las energías renovables generan menos de 10%, indica Ramírez.

Y el compromiso de México firmado en París es que para 2021 producirá 30% de energías limpias, 35% en 2024 y 43% en 2030.

Las nuevas políticas energéticas “contravienen los esfuerzos climáticos que ya eran mínimos”.

Y aclara: “No tenemos un interés particular, no importa cómo se genere la energía renovable, si es pública o privada”.

Pero lamenta que el Gobierno “promueve todas las oportunidades de inversión en proyectos fósiles [hidrocarburos] en vez de invertir en renovables”, a la luz del derecho a la salud, al medio ambiente sano y al desarrollo sustentable. 

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy