Connect with us

DEPORTE/CULTURA

CINE: Restos de Viento: la insinuación resbaladiza

Published

on

Compartir en redes:

Por Carlos Sebastián Hernández //

Como dice la canción de los músicos folclóricos argentinos Armando Tejada y César Isella: a las cosas simples las devora el tiempo. Entonces ¿a las cosas simplonas las devora el viento? O bien, los restos del viento. O bien, los restos de una brisa que se pronosticó como borrasca y al final le hizo lo que el viento a Juárez. Y es que por más galardones que la última entrega fílmica de Jimena Montemayor se haya llevado en distintos festivales internacionales, como ráfaga que llega veloz y desafiante, pero que se disipa pronto en el aire, así también se disipa su cinta en vislumbres apenas distinguibles de una obra profundamente personal.

Segunda película dirigida por Jimena Montemayor Loyo (opera prima En la Sangre, 2012, y cinematógrafa de Elisa Miller en el multipremiado cortometraje Ver Llover, 2006) nombrada Restos de Viento (2017, pero apenas estrenada en salas mexicanas), que nos cuenta la historia de los restos de una familia conformada por la madre argentina, alcohólica semi-funcional, Carmen (Dolores Fonzi), y sus inquietos hijos Ana (Paulina Gil) y Daniel (Diego Aguilar), resentidos por la falta de figura paterna en casa, casualmente mencionado en reiteradas ocasiones tanto por los chiquillos como por la misma Carmen, y que será sustituido por la misteriosa aparición de una criatura vestida en harapos y ostentoso cráneo de venado sobre la cabeza (Rubén Zamora), presenciada solo por los pequeños negligidos.

Conducido por una interpretación actoral forzadamente intencionada, el largometraje revela una artificiosa ejecución de acciones y diálogos frívolos, más hechos por obligación que por una autentica necesidad dramática. Ni siquiera el elenco infantil es capaz de desenvolverse con naturalidad en la retenida puesta en escena, donde cualquier conversación es excusa para cuestionar a la vida con sentimentalismo (‘‘es lo que no me gusta de los adultos, que mientan’’ / ‘‘¿Crees que lo hagan cuando dicen que te quieren?’’) o de plano entablar charlas genéricas de auto-superación (‘‘Lo importante es no dejar que esos miedos te ganen’’ / ‘‘entonces hay que olvidarlos’’ / ‘‘aprender a vivir con ellos’’).

Dolores Fonzi en el papel de Carmen, desentendida de sus retoños, pero puesta para salir despampanante a clubes nocturnos y seducir a señores como excusa de trabajo para mantener a sus hijos, aunque luego ni siquiera pueda levantarse a prepararles el desayuno o llevarlos a la escuela; bulto humano que vive de noche y muere de día, siempre con cigarrillo eternamente encendido. Personaje inquebrantable, inamovible, e impersonal, creyéndose salido de La Ciénaga (2001), de la también argentina Lucrecia Martel. Su incapacidad para afrontar la realidad, convertirá al idealizado papá ausente en la excusa lastimosa para causar lástima en el pequeño Daniel cuando importunadamente se acerca el día del padre y la maestra se los comunica durante una clase que solo sirve para agobiarlo; para ser lastimada por ser mala madre con líneas vacías de presunta contundencia (‘‘Papá es mejor que tú’’), o ser recordada por su tristísima hija Ana, gustosa por los disfraces de viuda, que su lástima es compartida (‘‘No solo a ti te duele’’). Y finalmente, para hacer una alegoría predecible del penoso duelo con una criatura/espíritu/demonio que transmuta en indio americano, solo para revelarse sin sorpresa o expectativa como el padre imaginario al que los niños deben decir su último adiós.

Cinematografía penumbrosa de la destacada María Secco, que en tomas cerradas recorre los espacios, recorre los cuerpos, y recorre y recorre y no termina de llevarnos a ningún destino emocional, quizás porque no había a donde ir. A través de imágenes con poca profundidad de campo y primeros planos, se construye un ageográfico y atemporal retrato de un pasado inexacto, resuelto tan solo con la presencia de arcaicos teléfonos de disco, e incesante humo de cigarro en casa a la hora de la comida o de dormir.

Insinuación del dolor contenido, de la unión familiar, del cierre de ciclos. Insinuación de una conmovedora historia de amarga nostalgia, convertida en ilustración narrativa de época imprecisa, que resbala entre la pretensión de contar las cosas a medias y la falta de dirección clara.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTE/CULTURA

Aquella histórica medalla de oro: México en la Olimpiada de Londres 2012

Published

on

Compartir en redes:

Futbol, por Esteban Trelles //

Primeramente debemos mencionar lo que significa el futbol representativo de cada país que supera por mucho la simpatía, el cariño o apasionamiento que se tiene a los equipos locales en cada entidad.

La realidad supera la ficción, resulta verdaderamente inverosímil lo que el ser humano puede hacer en el gusto y sentir de su deporte favorito que el futbol supera sobremanera las preferencias de las mayorías y es capaz de realizar situaciones extraordinarias como fan seguidor del representativo nacional.

El aficionado mexicano manifiesta sus emociones y pasiones de manera momentánea transformándose en extremo su conducta de manera positiva si el resultado es favorable, si es lo contrario los sentimientos son negativos dependiendo de la preparación intelectual de cada individuo donde las llamadas “porras” se vuelven violentas, desahogando sus frustraciones con el consumo de bebidas alcohólicas que de repente la “camorra” contra el rival ocurre.

El acudir como aficionado a justas mundialistas obedece al sentimiento profundo y la idolatría desmedida hacia los jugadores en un fanatismo que los hacen viajar fuera de nuestras fronteras sin importar el status que se posee pensando solamente como fan apasionado, vender propiedades personales como el automóvil, la motocicleta un solar etc.

Los aficionados se gastan una fortuna: pasajes de vuelo, hotel, comida y los boletos para los encuentros casi siempre revendidos en estadios carísimos comprando la localidad más barata.

Es así como vemos en los mundiales miles de fanáticos mexicanos con la camiseta verde, guinda, negra o blanca con el escudo nacional del representativo tricolor con orgullo y presencia que todos llevan la mentalidad de que su equipo, por lo menos, avance a la siguiente ronda que de ahí jamás nunca pasamos y termina abruptamente el sueño de cada mundial del llamado quinto partido.

MÉXICO MEDALLA DE ORO

Analizar lo acontecido por la Selección Mexicana de Futbol resulta una verdadera proeza y un logro inusitado siendo el más importante y significativo en la historia deportiva de este país en equipos de conjunto al realizarse en una justa mundialista olímpica, máxime al hacerlo fuera de nuestras fronteras lo que implica mayor merito.

Ciertamente existen actividades más importantes y trascendentales que el deporte mismo pero debemos considerar en su justa dimensión sin rasgarnos las vestiduras que estos héroes deportivos merecen un lugar preponderante no solo en la afición que lo tienen sino en el Gobierno de la Republica con una placa alusiva al evento con los nombres de los jugadores y cuerpo técnico tal y como debería ser con el llamado “Campeonísimo” Chivas Rayadas de Guadalajara, con ocho campeonatos anuales de liga en poco más de una década que los hacen únicos entre los mejores del mundo, como ejemplo e incentivo para las generaciones venideras.

El equipo mexicano referido nace de un proceso para juegos panamericanos en la ciudad de Guadalajara (en el año 2011) obteniendo el oro con un equipo planificado y conformado para la competición olímpica pero principalmente para la justa mundialista del 2014 en Brasil.

La Selección Mexicana sub 23 reforzada por tres jugadores mayores: el guardameta Jesús Corona, el defensa Carlos Salcido y el delantero Oribe Peralta junto al equipo de: Israel Jiménez, Hiram Mier, Diego Reyes, Darvin Chávez, Jorge “Chatón” Enríquez, Héctor Herrera, Javier Aquino, Giovani dos Santos, Marco Fabián y Raúl Jiménez, en el grupo también Néstor Araujo, Miguel Ponce, Néstor Vidrio, Javier Cortes y el portero suplente José Antonio Rodríguez que conformaron el plantel.

México calificó en su grupo con los siguientes resultados: Empate a 0 goles contra Corea del Sur, triunfo contra Gabón 2-0 y a Suiza ganándole 1-0 en la siguiente ronda, México venció a Senegal 4-2 en tiempos extras y en semifinal goleó a Japón 3-1 para llegar a la final contra Brasil venciéndolo 2-1.

La final contra Brasil encabezada por su astro Neymar y su sequito de futbolistas sobresalientes mundialistas con Thiago Silva, Marcelo Vieira, Alexander Rodrigues da Silva “Pato”, Givanildo Vieira de Souza mejor conocido como “Hulk”, mundialistas consagrados junto con los demás jugadores Gabriel Vasconcelos, Rafael da Silva, Rómulo Borges, Alex Sandro, Oscar dos Santos, Leandro Damião da Silva, Lucas Rodrigues y Paulo Henrique “Ganso”.

Este encuentro fue extraordinario para el equipo mexicano que anotó gol tempranero por conducto de Peralta pudiendo manejar el partido anímicamente, sabedores que tenían en frente al poderoso equipo de Brasil con su máximas estrellas del momento como Neymar y Marcelo, el primero jugando con el Barcelona, y el segundo con Real Madrid de España como los mejores equipos del mundo, debemos destacar la estrategia y el parado táctico del entrenador mexicano Luis Fernando Tena acompañado del hijo del inmortal “campeonísimo” Chava Reyes del mismo nombre que se desgañitaba acomodando a sus jugadores en el mejor momento del goleador Peralta anotador de los dos goles del triunfo el mediocampista más completo de los últimos tiempos de quitar y poner balones Héctor Herrera con la contención del Chatón Enríquez, con un Marco Fabián inspirado, el mejor del encuentro a punto de lograr un gol extraordinario de chilena que estrelló en el larguero y otros tiros de media distancia que desafortunadamente no se le dio el gol, los centrales con la juventud de Mier y la experiencia de Salcido impasables arropados también por Diego Reyes y qué decir de Jesús Corona que bajó la cortina de su marco con una seguridad y reflejos portentosos, México ganaba el Oro Olímpico por primera vez en su historia ante la mejor selección del mundo.

Lamentablemente este proceso se vio interrumpido tras el despido de José Manuel “Chepo” de la Torre director técnico en jefe y la llegada fortuita de Miguel el “Piojo” Herrera en el mundial de Brasil 2014 haciendo un extraordinario papel solamente con siete jugadores del proceso de cuatro años atrás.

En hora buena al equipo mexicano su cuerpo técnico y porque no decirlo los federativos que pusieron su granito de arena para el mejor evento de la historia de este país.

Correo electrónico: etrememodelos@hotmail.com

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

El largo camino del éxito: Los canteranos y las fuerzas básicas

Published

on

Compartir en redes:

Por Esteban Trelles // 

Como todo proceso formativo el futbol tiene la iniciación que corresponde al infante que desde pequeño se forja y se forma en un club deportivo.

Antiguamente existían las categorías diseminadas por edades donde toda la actividad de menores es vespertina (después de la escuela), y sigue siendo así: parvulitos (de 6 a 8 años de edad), infantil de primera, infantil especial, juvenil de segunda, juvenil de primera, tercera división (entrenamientos matutinos), segunda división, reservas locales, reservas profesionales, primera división (en ocasiones  hay entrenamientos matutinos y vespertinos).

Paralelamente las competiciones regionales empiezan en infantiles y juveniles en Selección Jalisco, así como las competiciones internacionales en Selección Nacional antes de la mayoría de edad.

Bajo esa estructura en la actualidad se manejan la sub 12, sub 14, sub 16 y así sucesivamente donde precisamente es la parte medular para llegar al profesionalismo donde no propiamente se guardan las formas, esto es común antes de la mayoría de edad, que es cuando se sabe a ciencia cierta si los futbolistas realmente tienen condiciones para ser profesionales.

Paulatinamente el desarrollo personal del jugador se va estableciendo de acuerdo a sus propias facultades, atributos y cualidades donde no propiamente se definen las posiciones dentro de la cancha de manera individual.

Prácticamente es la misma situación de la enseñanza escolar donde los infantes y adolescentes no saben a ciencia cierta qué carrera o profesión van a realizar, esbozando en la etapa de la secundaria o preparatoria razgos de lo que realmente pueden ser el día de mañana. De igual manera en el futbol inician pretendiendo hacer los goles o bien defenderlos (delanteros o guardametas).

Mucho tiene que ver el desarrollo físico de estructura del menor en estatura y peso, pero casi nadie pretende ser desde pequeño defensa lateral o mediocampista e incluso extremos delanteros, la ilusión es básicamente las posiciones antes mencionadas (delanteros y porteros). Infinidad de casos existen de centros delanteros que terminan de defensas o incluso guardametas, caso concreto el extraordinario portero Jorge Campos que inició en Pumas de la UNAM, jugador mundialista con su 1.75 de estatura de complexión delgada.

Campos era delantero y terminó como uno de los mejores guardametas de todos los tiempos e incluso el actual auxiliar técnico de Tigres y exentrenador de Selección Nacional, Miguel Mejía Barón, cuando estaban los dos en Pumas de repente lo ponía de delantero en el extremo izquierdo por ser hábil y veloz.

Recordamos un golazo “cerrando la pinza” en la jugada de media chilena por citar un solo ejemplo; en el plano internacional José Luis Chilavert, guardameta paraguayo en la selección de su país, en el Vélez Sarsfield de Argentina ejecutaba tiros libres y de penalti anotando de esa manera. Independientemente en la actualidad se maneja que en las postrimerías de los encuentros los arqueros vayan a rematar los centros de manera generalizada, donde en poca ocasiones meten gol (Moisés Muñoz con Cruz Azul en una final).

La vida deportiva de todo jugador o atleta tiene por lógica una serie de conductas disciplinarias tanto en régimen alimenticio como su proceder en su vida privada.

Muchas personas dicen o comentan que es una vida sacrificada lo que realmente no es así, la disciplina deportiva se va forjando por sí sola donde las fiestas, antros, las bebidas alcohólicas poco o nada existen en los deportistas. No así en las masas juveniles comunes que lamentablemente caen en excesos embriagándose y drogándose con desveladas “trasnochadoras”, comúnmente los fines de semana creando hábitos negativos. Desafortunadamente algunos se vuelven alcohólicos y farmacodependientes de “reventones” constantes.

La disyuntiva entre los genios del futbol y los jugadores comunes comunes existe, hay una gran diferencia, los primeros se dan a cuentagotas y los segundos con base en entrenamientos constantes y superación personal pueden llegar agrandes metas.

LOS JUGADORES SUPERDOTADOS

Los jugadores superdotados se detectan de inmediato, caso específico Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo actualmente; de origen argentino se lo llevaron a España de adolescente en un proceso con los resultados que todos conocemos.

La técnica individual, la habilidad, velocidad y en el caso de los guardametas los reflejos, elasticidad, ubicación, fortaleza se van adquiriendo en los entrenamientos. Prácticamente quienes están en la posición de guardameta son los que más se sacrifican, puesto que entrenan más tiempo que los jugadores de cancha.

Desafortunadamente en México las fuerzas básicas son de cierta manera despreciadas por los entrenadores, donde obviamente la compensación económica está muy por debajo que en el profesionalismo. Es por ello que los hacedores de futbolistas son muy cotizados, caso concreto en Selección Nacional Juvenil con los técnicos exitosos Diego Mercado y Alfonso Portugal, quienes sembraron la semilla en competiciones internacionales culminando estas con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

LOS HACEDORES DE JUGADORES

Al paso del tiempo surgen Jesús “Chucho” Ramírez, Raúl “El Potro” Gutiérrez, con los que se logran obtener los campeonatos mundiales sub 16 con una aportación importante para el profesionalismo, principalmente la primera camada de “Chucho” Ramírez con Giovani dos Santos, Héctor Moreno, Carlos Vela, Patricio Araujo, Efraín Juárez, Omar Esparza, Adrian Aldrete, Cesar Villaluz, Edgar Andrade, Ever Guzmán y otros.

En síntesis podemos establecer que de los 16 a los 18 años de edad es determinante para visualizar el potencial y capacidad para ser futbolista profesional, obviamente para ello deben existir los entrenadores o técnicos con visión y análisis profundo para detectarlos.

Definiremos con una sola palabra a los equipos profesionales con mística y filosofía de juego con fuerzas básicas importantes en este país: América (supremacía), Guadalajara (grandeza), Atlas (excelsitud), Pumas (garra) y Pachuca (hacedores). Estos equipos son por mucho los mejores canteranos existentes en el país, principalmente Pumas y Atlas, con una aportación importante para el desarrollo del futbol mexicano.

Por último mencionar al Toluca con su semillero en Guadalajara a cargo de don Rogelio Becerra (RIP), con casi un céntuplo de jugadores forjados y hechos en esta ciudad cabe mencionar a José Luis “El Güero” Real y Efraín Flores, excelentes canteranos.

Correo electrónico: etrememodelos@hotmail.com

Continue Reading

DEPORTE/CULTURA

Entre la competencia y el negocio: Cultura política y deportiva

Published

on

Compartir en redes:

Futbol, por Esteban Trelles Meza //

Existen situaciones establecidas desde siempre en el desarrollo de los pueblos del mundo que cada uno forja su propio destino en una evolución individual y de conjunto que en el caso mexicano de la conquista de los españoles vienen transformaciones positivas empezando por el idioma, cultura, política, actividades recreativas y la evangelización del catolicismo en la raza azteca imponiendo creencias religiosas de un solo Dios verdadero, terminando con la cultura politeísta de dioses diversos.

Contra lo que pudiera pensarse, la política no tan solo es en el ejercicio de la función pública, sino en cualquier actividad existente.

La definición de política tiene que ver con gobernanza pero también lo es una serie de condiciones y atributos con lineamientos y directrices establecidas por los responsables de un gobierno, empresa, factoría que en el caso del futbol directivos, llámese dueños de equipos supeditados en apariencia y conformados por un órgano supremo en la Femexfut y a su vez afiliados a la FIFA de manera universal marcando directrices cada uno en su competencia.

Los clubes particulares en el futbol profesional se constituyen, básicamente para competir en aras de la supremacía, aunque lo más importante y lucrativo es el negocio multimillonario que por concepto de una serie de patrocinadores diversos en publicidad estática, esto es en los anuncios de sus estadios, los derechos exclusivos de televisión por concepto de transmisión, la publicidad en el jersey o camiseta incluyendo shorts, medias, zapatos deportivos juegos de pants, gorras y demás, comúnmente todo esto se comercializa por temporada o por año que en el caso de la T.V. pueden ser contratos por años.

Los mayores dividendos económicos de los clubes son sin duda alguna la venta de sus jugadores en transacciones multimillonarias que se cotizan comúnmente en dólares con fluctuaciones en el mercado de entre 5 a 10 millones de dólares individualmente por las cartas de transferencia de los futbolistas, entre paréntesis el Hirving el “Chucky” Lozano que el Club Pachuca lo vendió a Holanda que deportivamente hablando fue un éxito, los holandeses hicieron un gran negocio al venderlo al Nápoles de Italia en 45 millones de dólares, que deportivamente el actual entrenador de dicho equipo Genaro Gattuso por capricho personal lo tiene marginado.

Mucho tiempo se manejaron las injusticias y arbitrariedades de los dueños de equipos en los caprichos de algunos en “congelar” a algún jugador, reteniéndolo simplemente para perjudicarlo, donde mucho tienen que ver los directores técnicos que algunos de ellos les imponían a determinado jugador, principalmente extranjero, por la simple y sencilla razón del elevado costo de su carta, que era muy común que los promotores incluso influyeran para hacerlos jugar, les vendían verdaderos “bultos troncazos” que no tenían los atributos para considerarlos titulares en un equipo.

Atlas de Guadalajara fue por muchos años un comprador compulsivo de “petardos” futbolistas donde los llamados presidentes de una mesa directiva de socios tenían la facultad de hacer y deshacer bajo su libre albedrio negociaciones diversas, ocultando de manera discrecional y de conveniencia propia, jugosas cantidades económicas no reportadas, así mismo en la compra de propiedades en la adquisición de bienes inmuebles de hectáreas condicionadas para la conveniencia de sus socios en las “comisiones” de ellos. También eran altos los costos de las membresías a los socios del club, aparte del mantenimiento mensual individual o familiar.

De la misma manera ocurría lo mismo con el Club Guadalajara; unn presidente de una mesa directiva del club rojiblanco se auto-compró en las calles de Florencia unas canchas de futbol de fuerzas básicas, según dicen los enterados. Lastimosamente el genio Vergara los dejó sin el club Colomos del Guadalajara valiéndole un verdadero cacahuate la historia y grandeza deportiva no solo del futbol, sino diversas actividades individuales y de conjunto con logros nacionales e internacionales que se perdieron irremediablemente.

Regresando al Atlas con sus complejos deportivos de primer nivel, destacando su elegante club de Colomos con miles de socios ,así mismo el Atlas Copérnico y el club campestre Las Pintas con flamante cancha de golf. Esta situación que es 100% privada, merece el reconocimiento de propios y extraños por esa sana convivencia extraordinaria en beneficio de la sociedad misma, y no nos referimos a clasistas ricos o pobres que nada tienen que ver sino a una visión de unidad social en un ámbito por demás sano, fructífero, excepcional que contribuye en buena medida a la conservación y proyección de valores tan perdidos lamentablemente en esta juventud irreverente, precoz, morbosa y crítica con un lenguaje vulgar y soez, insistimos, que no es exclusividad de los humildes de bajos recursos sino de los “niños bien”, de los llamados millennials que vienen con ese chip indolente, revolucionario, inconforme e insolente dejando de lado lo espiritual, que nunca entran a las iglesias de manera fervorosa si no es por compromiso social de eventos matrimoniales, bautizos o XV años, para el respectivo convivio posterior.

Las universidades por ejemplo cumplen a cabalidad no solo en el conocimiento de las ciencias sino también pone énfasis en las actividades deportivas que en este ultimo renglón nuestra Benemérita Universidad de Guadalajara marca supremacía por cuanto se refiere al deporte y no solamente al futbol, sino diversas actividades individuales y de conjunto teniendo el club social y deportivo más grande de América Latina desarrollado en el complejo de la Primavera rumbo a carretera Nogales que incluye hotel y cabañas, alberca fosa de clavados, vapor, sauna y todas las actividades deportivas y recreativas que incluye el otro pequeño complejo de Chapala, llamado Villa Monte Carlo, que valga la redundancia es una villa acogedora a la orilla del lago más grande de México con hotel y alberca de aguas sulfurosas con un spa de hidromasaje, vapor y sauna.

Por muchos años los equipos de primera división canalizaban los impuestos vía organizaciones altruistas, el caso del América de Televisa con “gol por la educación” obsequiando computadoras, construcción de escuelas y otros apoyos que a final de cuentas la empresa mencionada no erogaba costo alguno haciendo deducibles sus propios impuestos en un negocio redondo.

Así pues, la política es manifiesta en las actividades de cada organización y club de manera diferente en el sentido de sus propios manejos.

Terminamos diciendo que el futbol como negocio es redituable y generoso.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy