Connect with us

ENTREVISTAS

Podría la pandemia beneficiar electoralmente a Morena: Guillermo Velasco, analista de la UP

Published

on

Por Mario Ávila //

Un escenario sin actos masivos, sin reuniones en las plazas y en los mercados e incluso sin visitas casa por casa, es lo que ve el doctor y analista político, Guillermo Alonso Velasco Barrera, en las próximas campañas electorales.

Ello beneficiaría de manera directa a Morena, ya que según dijo es el partido que en este momento tiene un voto duro muy definido, pero además, porque desde el gobierno federal se trabajará arduamente con los programas sociales y con el programa de vacunación, para incidir de manera directa en el proceso electoral de Jalisco.

El académico del Tec de Monterrey, expuso lo que ve en el futuro inmediato en el ámbito político en Jalisco, en donde a su juicio el mayor activo de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez, estaría al borde de empezar a perder la fuerza política que tuvo y estaríamos posiblemente ante un escenario catastrófico para su partido, a raíz del crecimiento de Morena y de que en la entidad no pudo consumarse la alianza con PAN y PRD, como era la intención.

Velasco Barrera planteó que no todo es la no alianza, sino que falta mucho por ver, falta ver los nombres que en definitiva aparecerán en la boleta electoral, principalmente como candidatos de los principales partidos políticos a las alcaldías de Guadalajara y Zapopan y falta ver qué papel jugarán los votantes de primera vez, los indecisos, las mujeres e incluso los decepcionados del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Para los lectores del semanario Conciencia Pública, el analista habló de lo que podrían ser las aspiraciones presidenciales de Enrique Alfaro, como un proyecto que aún no está cancelado, pero que dependerá directamente del resultado de la elección del 6 de junio, pero al mismo tiempo también planteó algunos escenarios de lo que podría pasar, en el caso de que Jalisco y en particular la Zona Metropolitana y el Congreso del Estado se tiñeran de guinda.

 

UN REFERÉNDUM PARA ALFARO Y AMLO

P.- ¿Se trata de un referéndum?

R.- Son dos personajes que jalan marca. Andrés Manuel, al no haber la coalición formal en Jalisco, la posibilidad de una especie de plebiscito o referéndum respecto a la gestión de López Obrador, será, pero se diluye mucho porque ya no es lo que podría haber sido con una alianza de un sí o un no, un rechazo o una aceptación del personaje. Hay quien puede estar en contra del personaje, pero lo puede manifestar de diferentes maneras, porque no lo podrá hacer mediante un solo bloque. Y ese fue el propósito de reventar la alianza, justamente evitar una elección plebiscitaria respecto de López Obrador, eso es estratégico y eso se logró de manera muy puntal en el caso de Jalisco. En el caso de la elección en Jalisco, el personaje central a evaluar es Alfaro, sin embargo sí marca mucha diferencia que en esta ocasión su nombre no esté en la boleta y aunque sigue siendo sin duda el activo más importante que tenga MC, sostengo que puede empezar a menguar su fuerza política, ante el posible crecimiento de Morena. Su desempeño, lo bueno, lo malo y demás, aquí sí podría impactar para inclinar el voto a MC y lo que van a jalar marca son los candidatos a alcalde, de eso no hay duda. Aunque además habrá elección de diputados locales y federales, la locomotora fuerte habrá de ser el candidato en Guadalajara y en Zapopan de MC, pero claro con un voto disperso pero en todo caso eso siempre jala marca para candidatos a diputaciones locales y federales.

P.- ¿Ve usted un riesgo de que se repitan la historia de cuatro sexenios, de que el gobernador pierda la ZMG y la mayoría en el Congreso?

R.- Es un riesgo real, porque evidentemente la elección se puede ir a tercios, pensando en el caso de Zapopan, aún estando en veremos quién será el candidato de MC, el PAN dependiendo de qué candidato ponga y de Morena, aunque ya con la participación de Pedro Kumamoto el que podría salir más afectado es MC porque a ellos les quitaría voto el partido Futuro y la elección se podría ir claramente a tercios entre PAN, MC y Morena.

P.- ¿Morena, el principal beneficiado?

R.- Sí. Eso significa que Morena tendría posibilidades de ganar alguna candidatura relevante y para mí los reflectores están ahora más en Zapopan que en Guadalajara políticamente hablando; creo que en Guadalajara MC está obligado a poner el resto, es la elección en donde Alfaro podría inyectar todos los recursos y la mejor operación política, porque simbólicamente perder Guadalajara, sería la madre de todas las derrotas para Alfaro. Y si esto va junto con pegado de perder la mayoría en el Congreso, que históricamente así ha sido, entonces efectivamente este sería el principio de la entrega del Estado a Morena y me parece que en gran medida esto significaría la cancelación del proyecto político de Alfaro de la candidatura a la elección presidencial, que yo creo que es un tema que él sigue teniendo en el radar, pero me parece que pasa por el resultado de la elección de junio.

P.- ¿La clave de esta situación incierta, está en el hecho de haya abortado la alianza?

R.- Ese fue un grave error y aquí la pregunta es qué lleva a ese error, yo no creo que sea un tema de cálculo político, porque en el pragmatismo que ha caracterizado a Alfaro en estas cosas, él sabía el impacto en el ámbito local de esta alianza. Otra cosa puede ser discutible que si la marca de MC le abona o no a la alianza nivel nacional, pero en el caso Jalisco ellos por ejemplo hace tres años pudieron llegar al Congreso venciendo a Kumamoto con la alianza, esa es una realidad objetiva en el mercado de votos, claro que aquí hubo también una posición irreductible de parte del PAN, porque el PAN había condicionado la alianza local en Jalisco, a la alianza nacional, era la postura de Marco Cortés, el ‘combo completo’. A mí me da la impresión de que Alfaro sí tenía la esperanza, a pesar de la negativa de la alianza nacional, de que en Jalisco se pudiera cuadrar una alianza PAN-MC, yo creo que él tuvo la apertura a considerar este tema.

P.- ¿Qué pudo haber impedido que se consumara?

R.- Yo creo que la negativa permanente de Dante Delgado, yo creo que eso es lo que hay que entender de fondo, que para mí es un vaso comunicante de MC con el viejo sistema político, que para mí es Morena. O sea, en realidad no es un tema de cálculo político, sino de complicidad política, porque lo que se revienta es la posibilidad de eso que el presidente calificó como el BOA, el Bloque Opositor, pues evidentemente se revienta en buena medida también con la no incorporación de Dante, que en su narrativa ha dicho que es el respeto a la marca de su partido, pero a mí me parece que son dos proyectos políticos que están más cerca de lo que imaginamos.

EL ERROR DE CONFIAR EN DANTE

P.- ¿El error del alfarismo fue confiar en Dante y en utilizar el membrete de un partido político prestado?

R.- Yo creo que sí. Y uno, yo creo que manda mucho Dante, más de lo que algunos sostienen aquí y dos, también hay una buena carga de soberbia política en MC en el ámbito local, yo lo que he escuchado todo el tiempo es que no necesitan al PAN, que no van a cargar con lastres ni del PAN n del PRI, poniéndolos en una misma cesta. Y a mí me parece que esta es una posición muy arrogante respecto a la no alianza, sumado ese a una decisión que en realidad se tomó en otros entornos lejanos a Jalisco. Esa es la realidad. A mi lo que me llama la atención es que siendo de alguna manera, Enrique Alfaro, el jefe máximo de MC en Jalisco y en gran parte a nivel nacional, en este caso no lograron imponer la alianza local que para Alfaro era necesaria, por eso yo si creo que el propio Alfaro se queda en una posición política muy difícil, porque además si se llega a fracasar en esta elección, a quien van a responsabilizar en muchos sectores de la no alianza, no es necesariamente a Dante, sino también a Alfaro y él va a cargar un costo político muy serio que pudiera llegar a desencadenar en la victoria de Morena.

P.- Conociendo a Alfaro, ¿así como se reconcilió con Padilla se podría reconciliar con López Obrador?

R.- A ver…. nada es para siempre en la política y eso que estás planteando… a final de cuentas ahí están los vasos comunicantes, la amistad añeja con López Obrador a través de algunos de los operadores de Alfaro, tienen una relación permanente con el Presidente y como bien se sabe, una línea discursiva que ha ido del amor al odio, con lo cual qué puede también estar intentando Dante Delgado, reventar hoy la posibilidad de crecer al PAN, pero al reventar ese tema Alfaro sigue siendo un activo que eventualmente y si hoy Jalisco se tiñera de guinda, estoy exagerando un poco, a final de cuentas una posibilidad no descartable es no el descarrilamiento de Alfaro, sino que se alinee a un nuevo proyecto político ante la eventualidad de que otros precandidatos se le compliquen también al Presidente, pensando en Ebrard, en Sheinbaum y demás. Pareciera hoy algo difícil de sostener, pero ante la pregunta expresa de si esto es descartable, por los amarres de Dante y que insisto, los vasos comunicantes de todo lo del viejo PRI que hoy se vuelve a encontrar, eso es en el fondo, hay mutaciones de la clase política y finalmente Alfaro ha tenido colindancias importantes con el PRI y con López Obrador.

P.- ¿Entonces no sería muy descabellado?

R.- Y además, si se ve en la lógica del presupuesto, hoy yo veo un Alfaro que va a estar mucho más limitado en su crítica al Presidente, aunque eso podría cambiar. Y si efectivamente Morena gana el junio del 2021 y la lógica de ver a ese Alfaro como el líder federalista, la lógica dice que debió haber sido una figura determinante en la alianza nacional opositora contra Morena, por el peso que tiene Jalisco y por el peso mediático que ha tenido Alfaro. En el peor escenario, que Morena gane la capital, Zapopan y el Congreso, Alfaro estaría muerto políticamente, salvo que efectivamente fuera parte de una maniobra para que él empezara a correr por otro lado.

P.- ¿Pesarán de manera determinante las mujeres en esta elección, como candidatas y como votantes?

R.- Sí, afecta con qué actores jugar, pero esto afectará en las candidaturas de hombres y mujeres, finalmente el electorado verá en la boleta marcas políticas, pero lo que sí puede llegar a pesar es que MC postule personajes, por ejemplo si hubiera candidatos provenientes del empresariado que lleguen a pesar por su frescura más que la marca PAN o MC y que en un momento dado personas que tengan como prioridad a algún partido, se inclinen por una persona en particular y en ese caso que la marca se convierta en un factor de contrapeso a Morena y que se disperse menos el voto.

P.- ¿Alfaro tendrá un as bajo la manga?

R.- Bueno hay un tema en los amarres debajo de la mesa, aquí había una buena parte del calderonismo que quería colocarse con México Libre y al no tener registro ahora está buscando el PAN posiciones para algunos personajes con los que ya había compromiso previo con el propio Felipe Calderón. Por eso aquí lo que va a estar interesante en Jalisco es cómo será el amarre si es que van a hacer acuerdos fácticos PAN y MC en donde se privilegie a uno o a otro, aunque ambos estén en la boleta, pero pactando de qué lado dejan a un gallo más fuerte que a otro, dependiendo de la región o del municipio.

P.- ¿A causa de la pandemia veremos campañas diferentes, veremos una elección diferente?

R.- Si, claro que afectará por supuesto la pandemia a las campañas. Hay zozobra por la cantidad de muertos, hay temor de la gente al estar en la calle y en contacto con otras personas, no veo las visitas casa por casa de los candidatos, creo que el tema estará concretándose en redes sociales y ahí tendrá que haber factores diferenciadores de cómo conectar con el electorado y luego también esto puede operar en favor de Morena, porque finalmente aquí van a contar mucho los votos duros, va a contar también el recurso clientelar para atender la pandemia, no la reactivación económica que eso no lo está haciendo el gobierno federal, pero sí los apoyos y la vacuna.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTREVISTAS

Morena no arrasará a Movimiento Ciudadano; en la entidad se polarizará el voto: Francisco Aceves

Published

on

Por Mario Ávila //

Como positivo para la democracia, calificó sociólogo e investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Francisco Aceves González, el hecho de que hayan fracasado las alianzas entre los partidos políticos que habrán de contender en la elección estatal del 6 de junio, ya que de esta manera al ir solos, “el electorado pondrá a cada quien en su lugar”.

El hecho de que vayan solos -dijo-, con sus seguras consecuencias en el resultado de la elección, quedará muy claro el peso específico de cada uno de los partidos y servirá para hacer una especie de limpia al sistema partidista, con todos los inconvenientes que tiene el mismo sistema; habrá seguramente partidos que no alcanzarán los límites mínimos exigidos para seguir con el membrete vigente y eso me parece positivo para el juego electoral.

Aceves González planteó que el sistema político-partidista de México está profundamente devaluado. “Hay que recordar que cuando a los ciudadanos les preguntan qué grado de confianza le tienen a las instituciones, los partidos políticos están en la parte más baja de la tabla; con esta crisis partidaria, tenemos partidos muy desdibujados ideológicamente, el ‘chapulineo’ es una constante porque no hay partidos doctrinarios, sólidos, fundamentados, el brincoteo de los actores políticos es muy fácil, en un momento dado eres de MC y no tienen ningún empacho en irte al PAN, a Morena o a cualquier otro”.

Al hacer un análisis de lo que podríamos esperar del proceso electoral 2021 en Jalisco, el investigador universitario planteó de entrada que la pandemia obligará a que no haya actos masivos, “por lo tanto serán muy utilizados los recursos de comunicación electrónica y veo un papel muy importante de las redes sociales que sí van a jugar un papel vital. Yo creo que está mejor instrumentado y tiene mejor capacidad en el manejo de redes, Movimiento Ciudadano, que Morena”.

Yo no veo un tsunami morenista en Jalisco, aunque sí un crecimiento y probablemente quedará como segunda fuerza política ganando espacios de relevancia como la presidencia municipal de Puerto Vallarta en el interior del Estado y Tonalá en la Zona Metropolitana”.

Hoy las encuestas a mí me dicen que hay un empate técnico en las preferencias electorales entre Movimiento Ciudadano y Morena a nivel distrital y es interesante en Jalisco porque Tequila el PAN y Morena están en lo alto, en lo demás las preferencias están entre MC y Morena y las diferencias no son muy grandes en la ZMG, en los distritos de interior sí, por ejemplo en Lagos de Morena la diferencia es casi de 12 puntos para MC, en Tepatitlán casi 5 puntos para el PAN, pero en los distrito urbanos de la ZM la lucha está mucho más cerrada, hay casi casi un empate técnico cuando se habla de partidos. En la ZMG podríamos decir que no hay nada para nadie, las encuestas arrojan un empate técnico”.

DESCARTA PACO ACEVES “TSUNAMI” MORENISTA

P. ¿Espera usted un triunfo de la oposición como es tradicional en las elecciones intermedias?

R. El panorama que yo veo para las elecciones intermedias, tradicionalmente o al menos desde la alternancia política para acá, o quizá desde el sexenio de Zedillo, quedó claro que las elecciones intermedias era un parteaguas y era una elección muy dirigida y muy enfocada la evaluación y el desempeño presidencial, es como un momento en que se hace la calificación de que tan aprobado o reprobado era el trabajo del presidente.

Recuerdo que en el 97 por primera vez el PRI pierde la mayoría en el Poder Legislativo, por primera vez hay un congreso dividido; posteriormente en el 2003 la elección intermedia también se convierte en una evaluación del desempeño en donde el voto de castigo a Vicente Fox, que se expresa muy claramente, diciendo hay que ‘quitarle el freno al cambio’, en cierta medida tratando de excusar la fata de resultados en el desempeño gubernamental porque no tenía el control absoluto de este Poder, pero no solamente no le quitó el freno al cambio, sino que le fue peor; Calderón en el 2009 vuelve a perder como un voto de castigo a su desempeño; en el 2015 no sucede lo mismo con Peña Nieto, ya que previamente había constituido una serie de alianzas electorales particularmente con el PAN, con lo que logra mantener presencia importante en el Legislativo, aunque en el país los tricolores sí pierden en esa elección intermedia muchos lugares importantes como fue en el caso de Jalisco, los gobiernos de la Zona Metropolitana, con el surgimiento importante de Movimiento Ciudadano que se convierte en el actor político importante en la entidad.

P. ¿Es un plebiscito entonces?

R. Las intermedias son elecciones en las que de alguna manera un elemento importante está en la evaluación del desempeño del gobierno en turno, del presidente de la República y del gobernador del Estado. Y aunque ninguno de ellos esté en la boleta, en el trasfondo de la decisión electoral, está el desempeño de Alfaro y el desempeño de López Obrador. En este instrumento de evaluación, calificación, aprobación o descalificación para los gobernantes en turno, en el 2021 hay un elemento adicional que no solamente se habrá de dar en términos del desempeño gubernamental, son que se va a dar una evaluación con un tono plebiscitario completamente y un tono plebiscitario que le ha impreso el gobierno federal. López Obrador necesita para el desarrollo de su proyecto de nación, mantenerla mayoría en la Cámara de Diputados, porque de otra manera tendría una traba total y tendría un grave problema para sacar adelante sus iniciativas, sobre todo en la cuestión del presupuesto. Sería un verdadero trabuco para el presupuesto, por eso la oposición trata precisamente de llegar a ocupar la mayoría en el Poder Legislativo para impedirle el manejo que hasta ahora le ha dado al uso de los recursos público y por eso López Obrador ha impreso en la retórica de las elecciones intermedia, una tónica plebliscitaria, o avanzamos o retrocedemos, o seguimos con la transformación o regresamos a la corrupción, y todo el discurso está elaborado de esa manera.

P. De ahí la importancia de la alianza “Va por México”…

R. A nivel federal tenemos una elección que no habrá de ser de evaluación, sino de plebiscito, lo que significa que se polariza la intención del voto, o estás a favor o estás en contra, eso genera unas condiciones propicias para que haya mucha participación, porque la gente cuando siente que está ante una disyuntiva que le va a afectar en su vida cotidiana, se va a sentir motivada a participar y a votar.

Cómo va a votar, ahí viene lo interesante, es obvio que para Andrés Manuel es imperativo mantener la mayoría en el Legislativo y por lo tanto su control y es un hecho que el único instrumento que tiene para hacerlo, es Morena y sus partidos satélites o aliados. Esa habrá de ser la tónica que habrá de estar vigente en todo el país con excepción de Jalisco, en donde la situación será muy particular.

P. ¿Aquí no será plebiscitaria?

R. Más que eso. En Jalisco además de la polarización que vemos en el espectro político nacional, tenemos una confrontación y una oposición más establecida y consolidada ante la Cuarta Transformación, en la persona del gobernador Enrique Alfaro.

O sea, en todos los estados de alguna u otra manera la presencia de Morena y de López Obrador, hay un peso muy fuerte, aquí en Jalisco no, aquí se tendrá esta disyuntiva plebiscitaria en sus dos versiones, o se sigue con la Cuarta Transformación o no, pero eso lleva a una confrontación entre las huestes de Morena y de Movimiento Ciudadano, entre López Obrador y Enrique Alfaro.

P. ¿Que le impediría a Morena triunfar?

R. Por un lado, el crecimiento de la imagen Alfaro a nivel nacional, hay que reconocer que como actor político se ha posicionado no solo a nivel estatal sino nacional, como una figura visible de oposición, o sea todo el polo que está en contra de Andrés Manuel, ve en Alfaro a un representante de sus intereses y ese también es un trasfondo que no podemos soslayar. Por ello la figura Alfaro versus Andrés Manuel, jugará un papel importante. Yo no veo ahorita con los datos que tengo en las encuestas, no veo una irrupción púrpura, como la de MC en el 2015; yo no veo el escenario en el 2021 despertando el 7 de junio con la noticia de que Morena es la fuerza principal del estado. No lo veo porque lo que me demuestran las encuestas es que Morena ha venido descendiendo en las preferencias electorales tanto a nivel de la aprobación presidencial en Jalisco. Lo que yo veo en la encuesta de Mitofsky de cómo se han cruzado las aprobaciones estatales y federales, es muy claro que el manejo de la pandemia en el caso de Jalisco ha sido fundamental para la caída de Andrés Manuel y el crecimiento de Alfaro. En noviembre del 2019 López Obrador tenía 50 puntos y Alfaro 33, en marzo Alfaro 35 y López Obrador ya había bajado a 41 y en abril Alfaro se fue al 52% y Andrés Manuel bajó a 34. En octubre que es lo más reciente y que yo creo que no se ha modificado grandemente, Alfaro está en el 52% de aprobación y López Obrador en el 41%.

P. ¿MC podría hacer valer el hándicap del campeón, como en el boxeo?

R. Es decir, para el jalisciense en general, no estoy refiriéndome al círculo rojo, ni al círculo discursivo, mucho menos a la grilla política, sino a los simples ciudadanos encuestados, lo que dice la población en general es que Alfaro ha hecho mejor su trabajo a nivel general y ahí es muy claro que sea desde marzo cuando nace el problema de la pandemia y cuando se da este cruce en las encuestas con la subida de Alfaro y la caída de López Obrador. Y eso va a contar. Otra gran diferencia es que en Jalisco Movimiento Ciudadano trae mucha más estructura que Morena. Morena no ha podido cuajarse y trae una serie de conflictos internos que se van a generar, se van a reproducir y se van a intensificar; en cambio Movimiento Ciudadano tiene mucho mayor estructura y además tiene un eje político muy fuerte y anclado en el estado, que es Enrique Alfaro. En síntesis, Morena sí puede llegar a tener un avance muy sensible en Jalisco, obviamente que fácilmente rebasará al PRI y al PAN, pero no creo que vaya a barrer a Movimiento Ciudadano y seguramente la lucha más fuerte y más encarnizada se habrá de dar precisamente en la Zona Metropolitana, en donde hay elementos externos que podrán jugar en esta contienda que está cantada y dividida.

P. ¿Y los otros partidos no harán sombra?

R. Tenemos 10 partidos políticos en Jalisco, pero la lucha será solamente entre dos, MC y Morena. Y ahí podrá haber muchas cosas, como podrían darse las alianzas de facto.

P. ¿El abstencionismo beneficiará a quién?

R. En efecto en esta elección intermedia hay una menor participación, aunque por el ingrediente plebliscitario y por la pugna entre Alfaro y Andrés Manuel, podrá ser un incentivo para la participación en las urnas y aunque habrá de reducir la participación seguramente no será una caída tan drástica.

P. ¿Por la pandemia ya no habrá campañas de suela, saliva y sudor?

R. Yo creo que sí habrá un componente diferente por la pandemia, por ejemplo veo que la que pesa más en las intermedias, es la elección de los presidentes municipales de la Zona Metropolitana, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, menos Tonalá y algo Tlajomulco, pero ahí se concentra básicamente la atención. Y también veo que hoy en lugar de las grandes concentraciones y las visitas casa por casa, en las campañas serán muy utilizados los recursos de comunicación electrónica y veo un papel muy importante de las redes sociales que sí van a jugar un papel vital. Yo creo que está mejor instrumentado y tiene mejor capacidad en el manejo de redes, Movimiento Ciudadano, que Morena.

Continue Reading

ENTREVISTAS

Canibalismo interno impediría el triunfo de Morena el 6 de junio: Prevalece la desunión y la lucha por el poder

Published

on

Por Mario Ávila //

Morena podría desaprovechar la oportunidad de triunfar en Jalisco en la elección local del 6 de junio, principalmente a causa de las graves divisiones que hay al interior del partido, por lo que no han podido ni siquiera designar a un comité directivo estatal durante ya más de 5 años.

Para hablar de estos conflictos internos, de este cúmulo de “expresiones políticas” al interior de Morena, que en lugar de enriquecer el proyecto político, lo podrían descarrilar, hablamos con un luchador social, Carlos Ramón Sepúlveda Luna, un militante de la izquierda auténtica en Jalisco desde hace casi medio siglo.

Su análisis del próximo proceso electoral no es muy optimista, sabe que hay posibilidades de victoria, pero sabe también que hay dos factores importantes: 1.- Que están tremendamente desunidos al interior de su partido y 2.- Que el partido en el gobierno no está dispuesto a perder la posición como la principal fuerza política en la entidad y echará mano de los recursos económicos y humanos para impedirlo.

Y lamenta: “Estamos llenos de grupos, tribus, sectas, mafias, chapulines o como se les denomine, aunque algunos les llaman pomposamente ‘expresiones’, donde están metidas las manos del grupo UdeG, de empresarios, de mercenarios de la política, de los viejos dirigentes de la FEG y de muchos oportunistas y demagogos que dicen enarbolar la Cuarta Transformación, cuando en realidad solo van por los espacios de elección popular, para ganar posiciones y ponerse al frente de Morena”.

P. ¿Carlos, desde cuándo estás cerca de Morena?

R. Nuestra experiencia en la lucha social, sindical y de alguna manera política con los sectores en resistencia, hacen queme identifique con este Movimiento, gestado a raíz del desafuero en contra de Andrés Manuel López Obrador, hasta el triunfo en el 2018, nos muestra como el Movimiento en sus diferentes etapas tenía una estructura, una lógica y una dinámica muy propia.

P. ¿Tú querías un Movimiento o un partido?

R. En el 2014 se le da el registro como partido político acatando la disposición de la mayoría, aunque nosotros en el Distrito 8 ganamos la votación en favor de que se conservara como movimiento, pero ya como partido político se alcanzó el registro de más de 300 mil militantes a nivel nacional. En el 2015 se creó la estructura nacional de promoción y defensa del voto, se cumplió con la encomienda. Luego en la elección del 2018 ya con más experiencia se logró una votación abrumadora y en ese momento se supone que fue el mejor para reconstruir los comités seccionales de Morena, pero solo estadísticamente, no en la acción, no en la organización, no en el nivel de conciencia, no en la actuación.

P. ¿Hay mucha diferencia en otros estados y en Jalisco?

R. Sí, claro. Ahí Morena entra a este sistema tradicional de partidos y obtiene un triunfo apabullante a nivel nacional, pero en el caso de Jalisco fue la excepción. Por ello el gran problema y el gran reto que tiene Morena a nivel nacional, pero en particular en Jalisco, es que la estructura que se construyó como partido se quedó solo en la estadística, en los números, no en el nivel de organización, en el nivel de actuación, que pueda acompañar al gobierno de la Cuarta Transformación.

P. ¿Qué lo impide?

R. Todos los grupos, tribus, sectas, mafias, chapulines o como se les denomine, aunque algunos les llaman pomposamente “expresiones”, donde están metidas las manos de Raúl Padilla, de mercenarios de la política, de los viejos dirigentes de la FEG y muchos de ellos todos oportunistas y demagogos que dicen enarbolar la Cuarta Transformación, cuando en realidad solo van por los espacios de elección popular, para ganar posiciones y ponerse al frente de Morena.

P. Están en el momento de las precampañas ¿Hay confianza?

R. La verdad es que no se ve mucho, no sé qué vaya suceder en Jalisco, yo no tengo un pronóstico por tantos grupos que existen al interior de Morena y que en este momento sacaron a relucir sus fauces buscando cargos, no para hacer un trabajo real de transformación en este país, sino para enquistarse en la cúpula del poder.

P. ¿Qué impediría que ganen?

R. El canibalismo político, la descalificación, es un rasgo característico de estos grupos, buscan espacios pero sin principios ni valores éticos ni morales, es el poder por el poder, solo lo hacen por controlar Morena. Eso frente al panorama de la política del gobierno estatal, no le favorece a Morena, porque salvo muy raras excepciones de gente que se moviliza, pero todos están a la expectativa de arribar a cargos de poder.

P. ¿Se puede ganar pese a esas circunstancias internas?

R. Pues por las cuestiones del actual gobernador, hay visos de que esto pueda ocurrir, el aumento de los impuestos, el endeudamiento brutal a costa de las nuevas generaciones y sucesos que les desfavorece al actúa gobierno; pero no nos queda duda que echarán a andar toda su maquinaria, de hecho, ya andan por todos los barrios y colonias de la ciudad platicando con la gente, van a destinar recursos millonarios de las arcas públicas.

P. ¿Porqué la izquierda se divide más que otros partidos en donde sí hay disciplina partidista?

R. Morena nació con los grandes vicios del PRD y lo rebasó con la variedad de mafias. Incluso yo no considero que ahora Morena sea realmente un partido de izquierda, así lo dicen sus principios, el programa y sus estatutos, tradicionalmente nos identificábamos a los sectores de la izquierda, y ahora hay diferentes matices, ideológicamente hay de todo, panistas, priístas, perredistas, hasta emmecistas, chapulines, oportunistas, mercenarios y vividores, esos no se pueden calificar como de izquierda.

P. ¿Por qué no han podido elegir a un comité directivo estatal?

R. Justamente por el canibalismo, la disputa por el control y el poder, por eso desde el primer comité ejecutivo que tuvimos con Humberto Ortiz, murió y ya no se pudo elegir a un comité, cambiaron a la figura de un delegado y otro, un enviado, un senador, un encargado, una asambleísta, una diputada para recomponer al partido en Jalisco y terminan siendo parte de ese juego entre caníbales.

P. ¿Falta un líder auténtico en Jalisco?

R. Nosotros hablamos en términos colectivos, aquí se necesitan equipos de trabajo colectivo que impulsen, hay gente que proviene de hace más de 15 años en estas luchas, en el movimiento nacional en defensa del petróleo y por la soberanía, en el movimiento en defensa de la economía popular, en la convención nacional democrática, cuando se creó la asociación civil Morena el 2 de octubre del 2011, el paso al partido político y tantas y tantos compañeras y compañeros de base, leales, honestas, de convicción, que nos los toman en cuenta y a quienes quieren aspirar a un cargo en la conformación del comité ejecutivo estatal o a cargos de elección popular, los marginan.

P. ¿Solo López Obrador podría poner orden?

R. No, él ha dejado muy claro eso, yo soy el presidente, yo no me meto en el partido, eso lo tiene que resolver internamente Morena. Él solo da recomendaciones como el que se recurra a las encuestas también para elegir a dirigentes y ahí metió las manos el Tribunal Federal Electoral, que encima de los derechos constitucionales estatutarios de Morena, este organismo decide que Mario Delgado ganó la encuesta, sobre Porfirio Muñoz Ledo.

P. ¿Ganarán Guadalajara, Zapopan, el Congreso?

R. Yo tengo mis dudas, difícilmente porque hay grandes intereses empresariales y financieros que están ahí invirtiéndole. No te podría decir, hay muchos aspirantes, pero no les veo ancas de jinete, son de la misma lógica de la que he dicho, gente que quiere figurar, que quiere estar, que quiere gobernar, pero dónde está su propuesta programática en favor del pueblo, en favor de la gente, en favor de la ciudadanía, no se sabe. Van solo tras el poder y con grandes intereses por detrás.

P. ¿Tú aspiras a una precandidatura?

R.- No. Nunca ha sido mi intención, yo más bien acá, con el pueblo, con la raza, luchando. Aportando a la lucha social, en defensa del medio ambiente y en la cuestión sindical, apoyando a organizaciones ligadas a la defensa de los derechos de los trabajadores, en el sector de salud y en el educativo. Ahí estaré aportando mi granito de arena, hay muchas tareas.

Continue Reading

ENTREVISTAS

“Los principios no tienen colores”: Luis Carlos Leguer nace en el PAN, crece en MC y se reproduce en Morena

Published

on

Por Mario Ávila //

Cuando Andrés Manuel López Obrador ganaba en el año 2000 la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México, Luis Carlos Leguer Retolaza ganaba la presidencia municipal de Zapotlán el Grande por el PAN; cuando López Obrador ganaba la Presidencia de la República en el 2018, Leguer Retolaza festejaba como operador político en el Sur de Jalisco, el triunfo de Movimiento Ciudadano en la elección estatal.

Hoy, después de nacer a la política en el PAN y de crecer en MC, Luis Carlos Leguer, está dispuesto a reproducir y a multiplicar su capital político, para ponerlo a disposición de Morena, de Andrés Manuel López Obrador y del proyecto de la Cuarta Transformación, por lo tanto, se apunta como uno de los 9 precandidatos a diputado federal por el distrito 19 con cabecera en Ciudad Guzmán.

El hecho de encriptarte como de derecho o de izquierda -dijo-, no tiene que ver con el término, tiene que ver con la actitud. Puede ser que muchos que entran a Morena, tengan una actitud de izquierda mucho más fuerte y más sólida en toda su vida, que los que han estado ahí por muchos años. Con todo respeto para los que iniciaron con el Movimiento de Regeneración Nacional, yo creo que deben permitirle al presidente de la República tener las adhesiones que requiere, porque para hacer realidad el proyecto de la 4 T, con lo que hoy tiene no le alcanza.

Los desgastes propios de un ejercicio de gobierno -abundó-, es decir los votos, que se te van a ir, y tienen que sustituirlos al momento de la elección con nuevas adquisiciones. El que sabe de política, debe jugar también con esas reglas.

Y para ser más explícito en su explicación y justificar el salto que da del PAN a MC y luego a Morena Luis Carlos Leguer hace una analogía entre los profesionales de la política y los profesionales del futbol: “Los principios no tienen colores, cuando tú dices no voy a ser ratero toda mi vida, esos principios y esos valores los sostienes durante todo el tiempo, tengas la camiseta que tengas”.

Tú puedes jugar en un equipo de futbol y a la siguiente temporada vas a estar en otro y no traicionas en lo absoluto la honestidad de tu juego y la capacidad para desempeñarte en la cancha, no se trata de empeñar principios y valores, yo quiero ser Luis Carlos Leguer a donde vaya y así lo voy a seguir siendo”.

VOY POR MORENA

En entrevista para los lectores del semanario Conciencia Pública, Luis Carlos Leguer expone: “Cuando uno se empapa de los documentos de la 4-T, te das cuenta de que hay una profunda necesidad en una realidad que ya nadie puede dejar de lado, una realidad social que se vive de una manera muy lastimosa y en la que se tiene que intentar hacer cosas diferentes a las que se han venido realizando”.

Conociendo perfectamente mi región, que desde hace 25 años la recorro, te puedo decir que lo que está establecido en los documentos básicos de la Cuarta Transformación, tiene mucho que ver con mi región. Si yo puedo ser útil y cuando me invitan a mí a participar en este proceso, yo puedo ser una herramienta útil para esto pongo en consideración de los métodos que la propia convocatoria disponiendo”.

A la pregunta de qué lo hizo decidirse a ir por Morena, Leguer Retolaza planteó: “Por Morena, porque me invitaron ellos, no me invitó nadie más a participar en este proceso y yo creo que todavía tengo capacidad, considero que estoy útil y vigente para poder hacer cosas, he adquirido habilidades, que si Morena las aprecia y la gente de Morena me ayuda a que yo sea el abanderado, con mucho gusto pongo todo lo que soy al servicio de quien me deje ayudar a los demás”.

En mi casa mis padres me construyeron para ayudar y creo que es algo de lo que mejor me sale en la vida, si no me dejan ayudar en otro lugar y en este lugar es en donde me están dando la oportunidad de poder seguir ayudando a la gente, pues ahí me anoto”.

Admite que cualquiera de los 9 que se anotaron a competir en el proceso interno, tiene posibilidades de ganar. “No conozco a algunos, pero la realidad es que el que se anote, es porque tiene habilidades para intentar serlo, yo respeto mucho las capacidades y las habilidades que todos deben de tener para esto”.

Bien lo dijo el senador Narro en su última visita -expuso-, hay que hacer una tregua, hay que ver quiénes de los que se anotan tienen posibilidades, hay que ver perfiles, hay que ver trayectorias y hay que ver también rentabilidades. Es claro que la convocatoria te va a ir guiando, y si la convocatoria de Morena que no hice yo, que está abierta para cualquier ciudadano, si dan oportunidad de participar es porque el presidente está ocupando gente que abonen más cada día. Entonces yo pensaría que el proyecto de la Cuarta Transformación no es un proyecto nada más para los que empezaron a seguir a Andrés Manuel hace 18 años, sino también a los que se están integrando ahora y que tienen capacidad de convocatoria.

Y remató: “No somos unos contra otros, somos todos nosotros contra los que nos quieren derrotar, contra los que quieren hacerle daño al presidente de la República. Por ello el primer paso es ser precandidato, creo que de los nueve, habrá de haber un tamiz para decir quienes pasan en ese primer filtro y si no hay ningún acuerdo, hacer entre los que queden una encuesta distrital, que enseñará muchas cosas”.

HONESTIDAD Y TRABAJO

Mira, mi papá se estaba muriendo cuando me invitaron a mí a la política y aunque ya hablaba muy poco, me decía que no me metiera… estábamos en Guadalajara y me comentó: Eres muy terco y sé que te vas a meter, pero una cosa sí te digo, el apellido que tienes me lo regresas a la casa como te lo llevaste, limpio”, recuerda el líder social del Sur de Jalisco.

Y abunda: “Esos son mis principios, esos son los valores que todos los días me tengo que repetir para que no se me olvide, a eso me atengo. Mis hijas tienen un padre y mis nietos tienen un abuelo, que les tiene que heredar las cosas mejores de como las recibió. A eso me atengo y creo que es válido que yo también tenga derecho a las aspiraciones que en la vida se me puedan presentar.

A mí en mi casa me construyeron para ayudar, hace 60 años, no hace unos meses ni hace algunos años, no, a mí me construyeron para ayudar y así somos todos los hermanos, mi papá y mi mamá, en su casa se hacía el alimento para los presos, se lo llevábamos y mi papá nos hacía que nos sentáramos a comer con ellos, esa formación tengo. Yo entendía desde chico que había ahí adentro, cosas que no me gustaban, pero que se tenían que componer desde afuera”, reveló.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.