Connect with us

Beisbol

Historias de doña blanca

Published

on

Columna Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Una impactante imagen provocó momentos de gran preocupación la noche del miércoles en el juego entre Chicago Cubs y Astros de Houston en el Minute Maid Park, cuando una menor de edad fue golpeada por una pelota de foul de Albert Almora Jr., que inmediatamente se llevó las manos al rostro y se hincó desconsolado intuyendo que algo malo había ocurrido en la gradería después de su batazo.

La niña fue levantada por un hombre que parecía acompañarla y la subió por las escaleras. Una foto tomada por la agencia AP mostró a la niña consciente y en lágrimas mientras salía de las gradas.

En un comunicado de prensa, la directiva de los Astros informó que la joven aficionada fue llevada a un hospital pero que no podían dar más detalles, únicamente lamentaron lo ocurrido haciendo énfasis en que enviaban sus pensamientos y oraciones a la familia entera de la pequeña.

Fue en la cuarta entrada que Almora pegó una línea de foul hacia las gradas de la tercera base, golpeando a la menor. Jugadores de los dos equipos se mostraron preocupados mientras Jason Heyward y el manager Joe Maddon consolaban al pelotero que todavía después del juego estaba al borde de las lágrimas.

En entrevista dijo que supo de inmediato que, al mirar las gradas, su conexión había golpeado a alguien.

“Tan pronto como la golpeé, la primera persona que me fijé fue en ella”. “En este momento, solo rezo y me quedo sin palabras”, dijo. “Estoy sin palabras. Siendo padre de dos niños … pero si Dios quiere, podré tener una relación con esta niña por el resto de mi vida. Pero solo oraciones en este momento, y eso es todo lo que realmente puedo controlar”.

El momento que se vivió en el parque de Los Astros fue de máxima tensión; sabedores todos los presentes de la velocidad con que viaja la pelota tras ser impactada con tal fuerza.

Incluso, no sería extraño si la Major League Baseball (MLB) determinara aplicar alguna sanción al estadio, ya que si bien, como en todos los estadios de Grandes Ligas, Minute Maid Park tiene redes protectoras para los aficionados en pelotas de foul, en el lado de la tercera base en Houston, sólo se extiende al final del dugout del equipo visitante, según relata ESPN. La chica estaba sentada en la tercera o cuarta fila, a alrededor de tres metros (10 pies) del final de la red.

Tras las recomendaciones de Grandes Ligas, para el inicio de la temporada 2018, todos los 30 estadios habían expandido su red protectora al menos al final de los dugouts, luego de que varios aficionados fueron lastimados por pelotas de foul en 2017.

En mayo de ese año, en Yankee Stadium, un niño fue golpeado en la cabeza por un pedazo del bat roto de Chris Carter. Un aficionado sentado detrás del dugout de primera base fue alcanzado por una pelota de foul a 105 millas de Aaron Judge en julio del mismo año, en septiembre, una niña fue lesionada por otra pelota de foul a 105 millas de Todd Frazier y fue hospitalizada.

LA PELOTA

La pelota juega un papel preponderante en los juegos de béisbol. Ahora que tanto en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) como en la Liga Mexicana de Béisbol (LMP) se está usando una pelota distinta, llamada Franklin, es interesante recordar la evolución que ha seguido este polémico artículo.

Anteriormente, los peloteros hacían sus propias pelotas o las mandaban hacer con sus propias características. La aparición de las primeras bolas se remonta al siglo XIX; se buscaba un artefacto que  pudiera ser envuelto con hilo o cuerda, para darle forma circular.

Para decidir el peso, la dimensión y cada uno de los materiales de fabricación de la esférica, las autoridades competentes o equipos se reunían y fue así que en 1858 “Harwood and Sons” fabricaron  las primeras pelotas comerciales de béisbol.

Un pelotero de los Yankees de Nueva York, fue el principal productor de pelotas de beisbol en 1860, al tiempo Al Spalding tomó el control de la producción de esféricas en 1878 a 1977, cuando pasó a  Rawlings, al final de la década de los 90´s Rawlings vendió a la Major League Baseball (MLB) 600 mil pelotas de beisbol  y es hasta el día de hoy el  mayor fabricante de pelotas de beisbol profesional.

Las pelotas se fabricaban con piel de caballo, pero debido a lo difícil que era conseguir el material, decidieron cambiar a cuero de vaca.

En la actualidad las pelotas antes de entrar en un juego oficial tienen que pasar por grandes pruebas. Se disparan desde un cañón de aire a una velocidad de 85 pies por segundo en una pared de ceniza blanca del norte y deben rebotar a no más de 0,578 por ciento de su velocidad original.

“Doña Blanca”, como también es llamada la pelota de béisbol, hoy en día está enrollada con distintos materiales de hilo y cordel. Está cubierta de piel y cuenta con costuras que permiten al pelotero poder tener mejor agarre y lanzamiento en donde las costuras interactúan para darle menor resistencia al viento.

Realizar una pelota de beisbol no es tan fácil como parece, una pelota para que esté lista al 100, tiene una duración de una semana, los materiales de lo que está compuesta, tienen un tiempo para que puedan tener una función correcta en el deporte. La esférica mide 22,5 y 24 centímetros de circunferencia y un peso de 142 gramos.

El núcleo está formado por caucho o corcho, dependiendo. El número de costuras, 108, es invariable en todas las bolas utilizadas en las Ligas Mayores. El proceso de cosido es muy delicado, escondiéndose la primera y la última puntada hasta obtener una sutura continua. Tras el cosido, la bola se introduce en una máquina que la hace rodar durante 15 segundos para aplanar las puntadas, lo que disminuye su resistencia al viento.

Actualmente es motivo de polémica la pelota Franklin que se usa en LMP y LMB; la discusión se centra en que resulta ser demasiado voladora y favorece marcadores muy abultados en perjuicio de la calidad del béisbol.

En la Major League Baseball (MLB) la pelota oficial sigue siendo la Rawlings, que también ahora las fabrica con microchips dentro que graban su velocidad.

La pelota más cara del mundo se vendió en agosto de 2018, en ella están estampados los autógrafos de Babe Ruth, Honus Wagner, Ty Cobb, Cy Young, Tris Speaker, George Sisler, Walter Johnson, Connie Mack, Napoleon Lajoie, Eddie Collins y Grover Cleveland Alexander, en el día en que todos fueron exaltados como miembros de las tres primeras generaciones del Salón de la Fama.

Esa pelota fue vendida en 623,369 dólares (poco más de 12 millones de pesos), de acuerdo a la firma de subastas SCP Auctions. Eso rompe el récord previo de 345,000 dólares, que impuso en 2013 una pelota firmada por Ruth y Gehrig.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Beisbol

La nueva directiva de Charros y el contrato de Roberto Osuna

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Con el pie derecho iniciará la nueva directiva de Charros que encabezarán los hermanos José Luis y Juan Carlos González Iñigo con la contratación del big leaguer Roberto Osuna, después de que en las últimas dos temporadas se anunciara de que jugaría con Jalisco, pero que a final de cuentas no se pudo concretar.

El pleito Quirarte-Armando Navarro provocó que el lanzador sinaloense no se vistiera de charro el pasado año, como éste lo había anunciado. La mano negra se hizo presente.

La integración de Osuna a Charros constituye la mejor contratación y seguramente uno de los mayores atractivos de la Liga Mexicana del Pacífico temporada 2021-2022 (prefiero llamarle LMP que Liga Arco ya que este último nombre responde más bien a un manejo de marketing).

Roberto Osuna pese a su juventud (tiene 26 años) es un veterano del béisbol. Tiene la experiencia de seis temporadas en Grandes Ligas al haber jugado con Azulejos de Toronto y Astros de Houston con 155 juegos salvados, el segundo con el mejor récord (el primero lo tiene Joakim Soria tiene 223 rescates con una efectividad vitalicia de 3.11 y un whip de 1.13 y 713 innings lanzados).

Osuna fue líder en salvamentos en 2019 en la Liga Americana con 38 y 2.63 en PCL y durante su trayectoria (del 2015 al 2020) fue de 2.74.

El orgullo de la población de Juan José Ríos, Sinaloa, recientemente participó en la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol con Diablos Rojos del México, al lanzar en 24 encuentros como relevista de lujo, con 24.2 innings, le conectaron 17 hits, le anotaron 4 carreras, 3 fueron limpias, 27 ponches, 3 pasaportes, PCL de 1.09, whip de 0.81.

Roberto podría regresar el próximo año al mejor béisbol del mundo, toda vez que su brazo se ve recuperado, en plenitud. Será un espectáculo verlo lanzar con Charros.

COMPLEJA NEGOCIACIÓN

El proceso de negociación de compra-venta de Charros por parte de José Luis y Juan Carlos González Iñigo ese a que ha resultado muy complicada y compleja, camina hacia adelante y está prácticamente en la última entrada para quedar cerrada, derivado de los pleitos entre accionistas y el manejo poco ortodoxo de la administración que tuvo el club, pero finalmente la renovación de socios es lo mejor que le puede pasar a esta organización y permitir que el béisbol profesional de invierno continúe. La llegada de los González Iñigo se debe ver como un rescate y oportunidad para una reorientación de una organización que iba al precipicio, cuando dos fuerzas buscan anularse.

Si este cambio no se hubiera realizado, la viabilidad de Charros estaba en peligro por varias razones. Una muy importante, el uso del estadio que en comodato había sido concesionado por el Gobierno de Jalisco a través del Code y el Ayuntamiento de Zapopan, el pleito y el escándalo que se hizo público al trasladarse a los medios y redes sociales, lo único que logró es que el Gobierno del Estado les quitara el estadio como mensaje de total desacuerdo con lo que estaba sucediendo.

El exceso de soberbia suele ser muy dañino, producto de la desubicación, cuando se sube al ladrillo, se pierde piso y se sufre mareo de montaña.

Muy lamentable la forma como terminó una relación de dos grupos que hicieron una sinergia exitosa y que ya está en plena vía de superación. Vaya que a los humanos nos gusta complicarnos la existencia, cuando la avaricia se apodera de nuestros sentidos y empaña la visión.

EL BENEPLÁCITO DE LA LMP Y GOBIERNO DE JALISCO

Los nuevos accionistas de Charros llegan con el pleno respaldo de la Liga Mexicana del Pacífico que dieron el visto bueno a la franquicia y el Gobierno del Estado para el uso del Estadio Panamericano, requisitos fundamentales para que se pueda dar la transición.

A los Hermanos González Iñigo les tocará ahora escribir una nueva página en el béisbol de México y ver cumplir un sueño de ser actores de primera línea en el mundo del rey de los deportes, considerando su gran pasión por la pelota caliente que les nació en su natal Hermosillo, de donde salieron hace cerca de medio siglo para estudiar sus carreras profesionales, José Luis en el Tecnológico de Monterrey y Juan Carlos en la UNAM.

Fue el destino el que los trajo a Guadalajara donde tuvieron su desarrollo profesional, participando en el campo de los negocios, pero siempre conectados al mundo del béisbol, jugando en las ligas locales y viajando a Estados Unidos, cuando las condiciones lo permitían, para disfrutar la Serie Mundial, con preferencias muy diferentes: José Luis seguidor de Dodgers y Cardenales y Juan Carlos leal a Yankees de Nueva York. Allá se encontraron varios años los cuatro hermanos (los otros dos son Toño, ya fallecido y Kiko, el autor de Las Lupas).

Por cierto Juan Carlos hace tres temporadas movido por su pasión por el béisbol, fundó la revista Cuarto Bat, dedicada al rey de los deportes y ahora, quién lo diría, estará en la nueva directiva de Charros, cumpliendo uno de sus grandes sueños, formar parte de la organización del béisbol organizado.

Por fortuna el espectáculo del béisbol continuará, con empresarios que tienen una pasión por el béisbol, que le entienden al juego, ahora el desafío es mejorar lo que hemos visto, lograr que Charros logre su segundo campeonato en la Liga Mexicana del Pacífico.

¡Bienvenidos José Luis y Juan Carlos a Charros y a la Liga Mexicana del Pacífico!

Continue Reading

Beisbol

El “Toro de Etchohuaquila” que se convirtió en leyenda

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Hay personas en la vida que nacieron para hacer historia al convertirse en inmortales. Es el caso de Fernando Valenzuela, el famoso “Toro de Etchohuaquila”, como se le llama desde aquel 1981 en que debutó por primera vez en Grandes Ligas, mote que nació por la forma que subía la mirada al cielo cuando lanzaba en el Dodgers Stadium, donde logró triunfar.

Hace unos días la directiva de los Dodgers en una ceremonia especial proclamó a Fernando leyenda del béisbol por ser uno de los grandes jugadores que cambiaron la historia y forma parte ya de la placa de figuras que están en el Dodger Stadium como un inmortal.

Jaime Jarrín, el cronista latino de los Dodgers de los Angeles, recientemente se refirió a la figura señera del Toro de Etchohuaquila en la ceremonia en la que fue entronizado como leyenda.

Él creó más fanáticos del béisbol y fanáticos de los Dodgers que cualquier otro jugador”, dijo Jarrín. De la misma manera, refirió que gracias a Fernando Valenzuela miles de fanáticos se “enamoraron del béisbol”.

Aquí en México Juan Carlos González Iñigo encabeza a un grupo de 70 personas que buscan que el gran lanzador sonorense forme parte del Salón de la Fama de Cooperstwon, considerando el impacto a largo plazo que éste logró.

Es una figura mítica, de película, esto a pesar de que las estadísticas puedan opinar diferente para no dejarlo entrar al Salón de la Fama”.

“Ahora existe la posibilidad de interpolar las estadísticas, porque Fernando ganó 173 juegos, pero nosotros tenemos contabilizado que en aproximadamente 30 y tantos más le faltó el respaldo de la ofensiva, y de haber tenido ese respaldo habría ganado cerca de 35 juegos más, con los cuales habría pasado de 200 triunfos y habría entrado al Salón de la Fama desde el primer año de la boleta en 2003”, argumenta Juan Carlos González Iñigo, director de la revista Cuarto Bat, especializada en beisbol.

EL IMPACTO DEL TORO

Jaime Jarrín fue entrevistado sobre Fernando en el influyente Angeles Times al cumplirse cuatro décadas de la irrupción del Toro de Etchohuaquila en Dodgers al referir el impacto del sonorense en el mundo del beisbol, especialmente entre los latinos en Los Ángeles y que a juicio del cronista de origen ecuatoriano “lo hacen digno del Salón de la Fama”.

Jarrín considera que Dodgers debería de retirar el número 34 de Valenzuela, la política de la franquicia es retirar solo los números de los miembros del Salón de la Fama.

Jarrín se unió a otras voces que han reclamado e insistido que El Toro debe recibir ese reconocimiento. “Valenzuela debería estar consagrado en el Salón de la Fama y Museo Nacional del Beisbol”.

El argumento de que los números de Valenzuela en Grandes Ligas no le dan, los refuta cuando se refiere a otros personajes que entraron al Salón de la Fama, como el caso de Bud Selig, ex comisionado de Grandes Ligas de Beisbol quien es miembro del Salón de la Fama, lo que no quiere decir que Selig no lo merezca.

Es la trascendencia de los comisionados con sus obras y decisiones que han impactado al beisbol, lo que los ha llevado al Salón de la Fama. La aportación de Selig fue enfrentar aquella oleada de “muchos jonroneros” que eran producto de inyectarse esteroides a finales de la década de 1990, lo cual enfrentó y puso un alto con el castigo que aplicó.

A dos figuras trae a colación Jarrín que han venido a cambiar el beisbol: Jackie Robinson y Babe Ruth.

La aportación de Valenzuela fue cambiar el panorama del beisbol más que cualquier otro jugador en la historia. “Amplió la base de fanáticos del juego. Internacionalizó aún más el grupo de jugadores”.

Su importancia para los Dodgers, en particular, fue fundamental hasta el punto que su antiguo propietario, Walter O’Malley lo imaginó antes que él existiera.

Y efectivamente, Jaime Jarrín se ha referido a menudo de cómo O’Malley quería encontrar a un Sandy Koufax mexicano para atraer a la creciente población mexicana y mexicoamericana de Los Angeles. “Los Dodgers lo encontraron, lo cual fue en sí mismo un milagro. La gente en los círculos del futbol estadounidense han pasado décadas buscando una estrella mexicoamericana y lo mejor que han encontrado es Hérculez Gómez”.

La aportación de Valenzuela fue convertir a los Dodgers en el equipo de una comunidad que antes veía a la franquicia con recelo. El público que se ganó Valenzuela sigue siendo el mismo.

Además de inspirar a las múltiples generaciones de jugadores latinoamericanos, El Toro creó múltiples generaciones de aficionados mexicanos. En efecto, los hijos de fanáticos de Valenzuela, se han convertido en fanáticos de los Dodgers. Hoy más del 40% de los seguidores de Dodgers son latinos.

Y estos seguidores son leales, a pesar de que Dodgers tuvo 20 años de mediocres actuaciones, la afición se mantuvo, como lo muestran los números con una asistencial anual en casa de 3 millones de aficionados.

Independientemente de que en Cooperstown no se le reconozca su trascendencia, en México, Fernando es la gran figura, donde se pare, su legado, como subraya Juan Carlos González Iñigo, ha trascendido más allá de nuestras fronteras y está presente en todos los rincones de nuestro país, pues al “Toro” se le homenajea de Norte a Sur, y muy a pesar de haber nacido en el lejano Sonora, se le reconoce con estatuas en Zapopan o estadios con su nombre en Cancún.

Continue Reading

Beisbol

Julio Urías: En el top ten por el Cy Young en la Liga Nacional

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

La gran temporada que ha tenido este año con Dodgers el orgullo de La Higuerilla, Sinaloa, Julio Urías es indiscutible, pero hay quienes minimizan o le quieren restar valor a sus logros.

Ser líder en juegos ganados en Grandes Ligas no es poca cosa. Julio desde el Juego de Estrellas no ha perdido.

El juego que lanzó la noche del pasado viernes al pintar de blanco a los Padres de San Diego en siete entradas, le permitió mejorar su porcentaje en carreras limpias al bajar de 3.11 a 2.98 de efectividad por cada nueve entradas, además de sumar la cuarta victoria consecutiva y 13 aperturas consecutivas sin perder.

La última derrota de Julio fue el 21 de junio y desde entonces tiene marca de 8-0 con 1.46 de ERA, mientras los bateadores contrarios le batean para .208 con 77 ponches en 75.1 innings.

Hay que resaltar también que Julio a sus 25 años ya está en el libro de records de lanzadores mexicanos en la historia de Grandes Ligas únicamente cuatro nacidos en México han logrado 17 o más victorias en una temporada: Fernando Valenzuela lo hizo con Dodgers (1982, 1985 y 1986O; Teodoro Higueras con Cerveceros de Milwaukee lo logró en dos ocasio es (1986 y 1987); el tijuanense Esteban Loaiza con Medias Blancas de Chicago (2003) y el michoacano Yovani Gallardo fue el último de esta lista que lo alcanzó con Cerveceros de Milwaukee (2011) hace 10 años.

Julio tiene 25 años de edad, debutó a los 19 años y tiene una experiencia de 5 años, perdiéndose temporada una por la lesión en el hombro izquierdo. O sea, tiene mucho camino por andar y el principal enemigo que enfrenta son las lesiones. Por eso el manager Roberts lo cuida tanto y lo ha llevado de la mano.

Fue hasta este año 2021 cuando quedó incluido en el cuerpo de lanzadores inicialistas de Dodgers, pero para ello tuvo que tener una gran actuación en postemporada en las Grandes Ligas con 6 victorias, superando ya las 5 de Fernando Valenzuela, convirtiéndose en el lanzador azteca con más victorias en play-offs.

PENSAR EN EL CY YOUNG

El mundo beisbolero de México está muy atento a las actuaciones del joven lanzador sinaloense al que le sonríe el éxito, toda vez que las expectativas que se crearon cuando fue firmado en 2012 por Dodgers de Los Ángeles se le han venido cumpliendo, pero el camino no ha sido nada fácil, teniendo que superar situaciones difíciles como las lesiones, hace cuatro años, en junio de 2017 fue intervenido del hombro izquierdo con la operación Tomy John, temiéndose lo peor, pero por fortuna superó el mal momento y desde el pasado año mostró que estaba plenamente recuperado al ayudar a Dodgers a ganar el campeonato, destacando sus actuaciones en los play-offs y en la Serie Mundial, logrando sacar los últimos 7 outs del juego séptimo que provocó la explosión de la felicidad, pues se terminaba la sequía sin ser campeones que se prolongó por 32 años con Tom Lasorda de manager, donde el paisanano Fernando “Toro” Valenzuela fue pieza clave para alcanzar la corona

Hoy hay quienes consideran que Julio Urías debe ser considerado para llevarse el Cy Young que es el premio que se otorga al mejor lanzador del año en cada una de las dos ligas, lo cual se hace a través de una votación entre 28 periodistas especializados en béisbol.

El premio inicialmente fue otorgado por primera vez en 1956 en honor al lanzador Cy Young, quien ganó 511 juegos y forma parte del Salón de la Fama del Beisbol, y fue para el mejor lanzador de las dos ligas, pero desde 1967 lo recibe el mejor lanzador de cada liga (Americana y Nacional).

¿DEBE SER CONSIDERADO JULIO PARA EL CY YOUNG?

He leído diversas opiniones en torno a si Julio debe o no ser nominado para recibir el Cy Young en esta temporada 2021. El ser el máximo ganador de juegos no es el criterio número uno para otorgar el Cy Young, hay otros indicadores que pesan más, por ejemplo el Porcentaje en Carreras Limpias, esto es, el número de carreras limpias que le anotan a un lanzador cada 9 entradas.

Anteriormente el criterio de ganar más de 20 juegos era el factor principal, pero se rompió en 1974, incluso se otorgó a relevistas con mayor número de juegos salvados.

Desde 2007 la efectividad ha sido un factor fundamental y nadie por arriba de PCL con más de 3.00 ha recibido el premio. El número de ponches se ha convertido también en un argumento de peso que es valorado, así como el número de entradas lanzadas.

En síntesis, para ser considerado elegible al premio Cy Young, conforme a los criterios actuales, un lanzador debe ganar más de 15 juegos, tener una efectividad de 3.00 y ponchar a más de 200 bateadores.

¿Cómo anda Julio con estos indicadores?

Después de su actuación del pasado viernes ante Padres de San Diego, mejoró su PCL al bajar de 3.11 a 2.98 y ubicarse ya en el top ten de la Liga Nacional en efectividad; en ponches está a 25 chocolates, ya que suma 175 en esta temporada. Le restan a Julio 3 o 4 salidas más, es posible que sea el único lanzador que logre las 20 victorias en esta temporada y es alcanzable los 200 ponches. Su porcentaje en carreras limpias claro que lo puede mejorar.

Vamos esperando, pues, cómo termina la temporada y mejora sus estadísticas. No lo eliminemos de antemano de la posibilidad de que se pueda llevar la nominación como el mejor lanzador de la Liga Nacional en este 2021. Tenemos claro que en su propio equipo tiene a Max Scheizer y Walker Buehler que tienen mejores números en efectividad, ponches e innings lanzados.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x