Connect with us

Beisbol

Juego histórico: México derrota a EEUU y logra su pase a Olímpicos de Tokio 2020

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Sin precedente resultó el paso de la Selección Mexicana de Beisbol que participó en el Premier 12, luciendo como un equipo avasallador tanto en la primera parte del certamen preolímpico efectuado del 2 al 5 de noviembre teniendo como sede el estadio casa de Los Charros de Jalisco en Zapopan donde barrió en todos los juegos, -frente al menos un par de rivales de primerísimo nivel-, para luego viajar a Tokio y en la Super Ronda ganar sus dos primeros encuentros, manteniéndose siempre en la antesala de obtener su boleto a los Juegos Olímpicos de Japón a celebrarse en el verano del próximo año en la capital nipona, lo que finalmente consiguió la madrugada de este domingo, -luego de un par de tropiezos en dos juegos anteriores-, al imponerse tres carreras a dos a su similar de los Estados Unidos de América en la décima entrada, para terminar además como el mejor tercer equipo del certamen adjudicándose la medalla de bronce.

Luego de una serie de dudas generadas por el innovador sistema de clasificación, en que no se conocía a ciencia cierta cómo se otorgaban los puntos y hasta los criterios de desempate que implicaron minuciosas revisiones, finalmente lo que ya tenemos por cierto es el pase indiscutiblemente ganado por los pupilos de Juan Gabriel Castro, que tuvieron una extraordinaria participación, tanto por su desempeño como por el excelente nivel mostrado aún teniendo que prescindir de peloteros que fueron impedidos de ver participación debido a las condiciones impuestas por los hombres de pantalón largo de la Federación Internacional de Beisbol que tomaron las decisiones sobre el tema.

La selección mexicana de beisbol tuvo no pocas ocasiones para amarrar su pase, principalmente al llegar invicto a la Super Ronda, lo que le otorgó un punto a favor, pero tras dar cuenta de China Taipéi por dos carreras a cero en un lucido encuentro y luego de Australia por tres a cero en lo que fueron sus dos primeros cotejos celebrados en la tierra del sol naciente, cayó frente a Japón por una carrera a tres y ante Corea del Sur por tres a siete, obligando a sacar la calculadora para revisar sus posibilidades de clasificación, arrojando la imperiosa necesidad de sacar una victoria sobre su similar del vecino país del norte a fin de conseguir el anhelado boleto a Tokio.

Ya en el encuentro, parecía que México se quedaría una vez más a la orilla de obtener su pase a la justa olímpica al verse abajo en los cartones tras permitir un cuadrangular solitario de Jordon Adell, a quien ya se le considera un poderoso prospecto con los Angels de Los Ángeles y así se mantuvo durante cinco entradas. En el sexto inning, los mexicanos pusieron casa llena y lograron emparejar la pizarra después de que Matthew Clark conectara un sencillo e impulsara la del empate.

La segunda carrera de la novena estadounidense cayó tras un sencillo de Bobby Dalbec que tenía un hombre por delante, convirtiéndose en un valde de agua fría para la escuadra mexicana que se veía complicado que se pudiese levantar de tremendo descalabro, pero un cuadrangular en solitario de Clark volvió a emparejar el marcador enviando el juego a extra innings.

Ya en la décima entrada, la novena mexicana sacó el coraje para remontar; controló la ofensiva estadounidense y con un imparable de Efrén Navarro llevó la carrera de la victoria y de la clasificación a la registradora para amarrar así lo que será su primera participación en unos Juegos Olímpicos en un duelo que resultó de alarido y se convirtió en histórico por todo lo realizado por la novena mexicana en este certamen eliminatorio del que se catapultaron a lo que será la primera olimpiada de la historia para el beisbol mexicano.

Habremos de recordar que el camino para llegar a este momento histórico, aunque el escuadrón mexicano lo hizo parecer fácil, fue de un alto nivel de competencia, toda vez que en la primera parte del certamen efectuado en Zapopan, logró imponerse al poderoso conjunto estadounidense con parciales de seis a una, para luego dar cuenta del no menos potente representativo de República Dominicana ocho carreras a dos para posteriormente barrer a su similar de Holanda por diez a dos.

Después de esos resultados, viajó a Tokio para iniciar su participación en la Super Ronda, misma que, como ya se mencionaba, arrancó con marca de una victoria y cero derrotas por haber terminado invicto en la fase inicial del torneo y haber dado cuenta del rival a vencer allá en Japón que era la novena de los Estados Unidos de América. En el arranque, México obtuvo victorias en sus duelos con China Taipéi y Australia pero cayó ante Japón y Corea del Sur para finalmente imponerse en su último juego a los Estados Unidos de América por segunda ocasión en el certamen clasificatorio a Tokio 2020, donde reaparecerá después de un largo ayuno el beisbol como disciplina olímpica.

Luego del certamen efectuado en Tokio, se conocen ya a cuatro clasificados a los Juegos Olímpicos que se efectuarán en el verano de 2020, el representativo de Japón que tiene asegurada su participación por ser el país sede del evento, y el conjunto de Israel, campeón del torneo preolímpico de Europa y África. Otro clasificado es Corea del Sur por haber culminado como subcampeón del Premier 12 y México.

De manera que quedan solo dos lugares para completar el hexagonal que habrá de efectuarse en el marco de las Olimpiadas, y los invitados serán quienes resulten los campeones del preolímpico de las Américas y el preolímpico Intercontinental.

Así pues, la Selección Mexicana de Beisbol ha conseguido lo que había sido un sueño anhelado por largo tiempo, su pase a unos Juegos Olímpicos para beneplácito de los aficionados al deporte Rey, que por primera vez tendrán el orgullo y satisfacción de observar a nuestro representativo nacional en esta lid a dónde nunca antes pudo llegar.

México tendría su primera experiencia en esta justa olímpica con cita en Japón, en esta nueva edición que tras un largo ayuno le ha abierto de nueva cuenta las puertas al beisbol que había quedado relegado por decisiones cupulares, siendo que para el certamen a celebrarse en París en 2024 volverá a quedar fuera de competencia porque a juicio de los organizadores resulta más atractivo incluir actividades como surf, breakdance o skateboard, de tal suerte que sería hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028, que el beisbol podría retornar a una Olimpiada.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Se reduce a tres extranjeros por equipo: Confirman Liga del Pacífico y Serie del Caribe en México

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Luego de una serie de dificultades que ha venido arrastrando el deporte espectáculo en nuestro país, al igual que en todo el mundo a causa de la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, y que golpeó también al béisbol mexicano dejando como saldo la cancelación de la temporada 2020 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), finalmente en el transcurso de la semana que está por terminar se consolidaron dos buenas noticias: el miércoles 8 de julio los jerarcas de equipos de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, confirmaron que aún con los riesgos que representa enfocarán sus esfuerzos para celebrar la campaña 2020-2021 arrancando el próximo 12 de octubre, y un día después, el jueves 9, se anunció de manera oficial que Mazatlán sí albergará la Serie del Caribe 2021.  

A través de un comunicado, la LMP ofreció algunos pormenores de los acuerdos a que se llegaron el miércoles durante lo que fue su quinta asamblea de presidentes en lo que va del presente año, destacando por supuesto el asunto de celebrar el juego de pelota de la temporada invernal aún con las pérdidas económicas que les representará a los 10 clubes del circuito. 

Y es que como lo hemos venido mencionando, -y fue una de las razones, si no es que la principal, por la que la Liga veraniega se vio obligada a cancelar su temporada-, difícilmente se puede sostener un circuito, por lo menos en México, prescindiendo de los ingresos por concepto de taquillas y los productos y servicios que se ofrecen a los aficionados en los estadios, de manera que al tener que reducir a una mínima expresión el aforo o incluso jugar a puertas cerradas, les obligaba a tomar decisiones contundentes: la LMB optó por la suspensión y la LMP por ir para adelante y arriesgar; atender todas las condicionantes y protocolos de salud a fin que haya juego de pelota invernal en México antes que finalice este sui géneris año 2020.

De ninguna manera se trata de criticar la decisión tomada por los propietarios del circuito veraniego, pues ya habíamos también señalado que resultaría muy complicado solventar económicamente la campaña con estadios cerrados, de manera que es totalmente justificable la determinación que seguramente les resultó altamente difícil y dolorosa.  

Ahora bien, no se puede dejar de reconocer el esfuerzo de los hombres de pantalón largo de la LMP que encabezados por el presidente Omar Canizales Soto, han decidido asumir los riesgos económicos que les representa cumplir con una temporada en las condiciones ya mencionadas. Vale la pena replicar la mención que en su comunicado se hace respecto al motivo que originó su determinación de darle para adelante a la temporada, en donde se lee:

Conscientes de la contingencia sanitaria que prevalece en nuestro país pero también conscientes que los jugadores, managers, cuerpo técnicos, trainers, médicos, bat boys,  umpires, anotadores, cronistas, analistas, personal de campo y estadios, auxiliares de equipo, choferes, operadores de pantalla, sonido local, personal de unidades de producción, de TV, radio y redes sociales, medios de comunicación que cubren los eventos, fabricantes de uniformes y equipamiento deportivo, concesionarios y personal de venta de souvenirs, de alimentos y  bebidas, entre otros que laboran  en las organizaciones de los clubes,  tienen la necesidad de trabajar para llevar el sustento a sus familias y con ello ayudar a movilizar una economía que hoy más que nunca requiere activarse para así beneficiar de manera indirecta a otros sectores como lo son líneas aéreas, hoteles, restaurantes, taxis, proveedores de alimentos, etc”.

Han pues decidido responderle no solo a la noble afición que está ávida de béisbol, sino a todo ese mundo de gente que lo constituye y lo hace posible, arriesgando pesos para salvar familias. Bien por ellos y por estas decisiones que ennoblecen y hacen más grande aún al rey de los deportes.

Por otro lado, lo que no se mencionó en el comunicado y que no deja de resultar polémico, es la información que se dio a conocer un día después en cuanto al acuerdo de jugar con solo tres extranjeros, se dijo, con el afán de ayudar a las finanzas de cada una de las 10 franquicias que conforman el circuito invernal de béisbol.  

”En esta ocasión las circunstancias son complejas, la situación económica no está fácil ni el tipo de cambio. La Asamblea de presidentes ha definido que vamos a jugar con la mitad de extranjeros, con tres Peloteros”, compartió Omar Canizales en el periódico El Informador. 

SERIE DEL CARIBE 

La otra buena noticia fue la confirmación de que la Serie del Caribe en su edición 2021 se disputará en el puerto de Mazatlán como estaba originalmente programada, de acuerdo al anuncio hecho por Juan Francisco Puello Herrera, comisionado de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC), el presidente de la LMP, Omar Canizales Soto, Luis Guillermo Benítez Torres, alcalde de Mazatlán; y el presidente de Venados de Mazatlán, Ismael Barros.

Habrá que recordar que hubo gran polémica debido a que el estadio Teodoro Mariscal, designado sede del evento, presentaba un embargo por parte del Ayuntamiento de Mazatlán. Sin embargo, después de semanas de incertidumbre la situación fue resuelta y se permitirá la celebración de la llamada “Fiesta del Caribe”, en dicho inmueble. 

GRANDES LIGAS, EN VEREMOS

No terminan los problemas en la Gran Carpa; cuando finalmente se resolvió el tema económico que mantuvo enfrentados a dueños y peloteros y que se fijó la fecha del 23 de julio para el inicio de la temporada 2020 con la celebración de los juegos entre Yankees recibiendo a los campeones Nacionales de Washington y Dodgers haciendo los honores a Gigantes de San Francisco, resulta que sigue incrementando el número de jugadores contagiados y también la cifra de peloteros que, por temor al riesgo de infectarse de coronavirus, han optado por no jugar esta singular campaña que será de tan solo 60 juegos. Se cuentan al menos 9 peloteros en esta situación, entre los que destaca el estelar David Price, quien fue campeón de Serie Mundial en 2018 con Boston y está ahora con Dodgers. 

De acuerdo a datos proporcionados por la Asociación de Jugadores de Béisbol (MLBPA), dieron positivo a Covid-19 un total de 58 jugadores y 8 empleados, es decir, 1.8 por ciento de las 3 mil 674 personas que fueron sometidas a las pruebas  del proceso de admisión que establece el protocolo de sanidad. En tanto en la segunda fase, después del proceso de admisión, el primer compendio de resultados arrojó 10 positivos más; 8 jugadores y 2 miembros del personal.

Entre estos destaca el toletero de los campeones Nacionales de Washington, Juan Soto. 

Dos mexicanos se encuentran en la lista de los peloteros contagiados; el lanzador de los Yankees, Luis Cessa y el infilder Luis Urías, quien jugará su primera temporada con los Brewers de Milwaukee.

De acuerdo con medios de comunicación, los dos mexicanos son asintomáticos y aunque parece algo complejo hay esperanza que puedan volver a la actividad con sus respectivos equipos a tiempo para el inicio de la campaña.

En tanto los Astros de Houston informaron que el serpentinero José Luis Hernández Urquidy no puede reportar por “una condición”, pero dado que la ley prohíbe dar a conocer el estado de salud de un jugador sin su autorización, no podemos confirmar si al igual que sus connacionales ha sido contagiado por coronavirus.

Pero aún cuando la cantidad de jugadores infectados no es representativa, sigue existiendo cierta incertidumbre en cuanto a la posibilidad de llevarse a cabo la temporada 2020. 

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

La liga de invierno iniciaría en noviembre, la del Pacífico no está segura; no se pudo salvar la liga de verano

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Como ya se veía venir, aunque hasta el último momento se esperó un milagro y que se pudiese salvar la temporada 2020 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en primavera-verano, la realidad es que se presentaron no pocos imponderables que hicieron imposible seguir con los planes de tener una campaña aunque fuese acotada y finalmente se optó por cancelar en definitiva la temporada 2020.

El panorama no es muy diferente para la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, que si bien cuenta quizá con un poco más de tiempo puesto que su circuito en el papel debiese arrancar en octubre, aunque es un hecho que se postergará por lo menos a noviembre, los hombres de pantalón largo que toman las decisiones deben estar observando las señales de alerta que se han encendido a fin de evitar se tenga que llegar al extremo de verse también obligados a cancelar la temporada 2020-2021, que significaría un duro golpe para la gran afición mexicana al rey de los deportes.

No hay muchos culpables que buscar, todos sabemos que la pandemia por el SARS-CoV-2 que ha dejado muerte, enfermos, desempleo y economías destrozadas en alrededor de 200 países, no tuvo mayor reparo en provocar daños también en el deporte espectáculo.

La LMB, al igual que la mayoría de las ligas en los diferentes países, se vio obligada primero a reprogramar el inicio de la campaña 2020, pero al carecer de los soportes económicos de los que que sí gozan en otras latitudes en donde los clubes pueden prescindir de los ingresos por taquilla y jugar sin público en sus tribunas, en el circuito estival mexicano, solamente acaso dos clubes; Diablos Rojos del México y Sultanes de Monterrey, podrían haber solventado esa situación, no así el resto de los conjuntos que requieren de dicho recurso y el de los consumos y venta de productos y servicios durante los juegos para sobrevivir puesto que les representa alrededor del 70 por ciento de sus ingresos, razón por la cual tras una serie de reuniones y análisis entre autoridades de salud, de Minor League Baseball (MiLB) y los dueños de los equipos del circuito, se llegó a la determinación de cancelar en definitiva, toda vez que no cedió el problema sanitario.

Nos debemos al beisbol y tenemos el firme objetivo de poner en marcha las actividades de nuestro deporte, no obstante, a la fecha no se estima que existan las condiciones que garanticen la integridad de nuestros aficionados, jugadores, miembros de los cuerpos técnicos, umpires y la plantilla de colaboradores”, explicó la LMB en un comunicado.

Después de dar a conocer tan lamentable noticia en el marco del 95 aniversario de la LMB, los propietarios de los clubes tendrán que empezar a trabajar los protocolos para la próxima temporada y con una reingeniería que les permita generar mejores condiciones al deporte Rey y a la noble afición, tal como lo han prometido y seguramente vendrán cosas muy buenas en el futuro cercano. 

Ahora bien, la cancelación del béisbol veraniego mexicano debe provocar urgente atención a los jerarcas de la LMP, pues las proyecciones no son muy alentadoras en el tema sanitario y es posible que la pandemia no ceda aún para octubre o noviembre, cuando se esperaría el arranque de la temporada 2020 de la liga de otoño-invierno.

Y es que, si en Ligas Mayores no hay una garantía absoluta en cuanto a que iniciará la temporada en alguna fecha posible entre el 23 o 24 de julio, justo porque se depende del comportamiento de la pandemia, con mayor razón debe advertirse el severo riesgo en relación a problemas para el inicio de la Liga Mexicana del Pacífico que se había elucubrado podría iniciar en octubre como tradicionalmente ocurre, pensando en que la pandemia estaría controlada para julio, pero la realidad es que no es así y no estamos siquiera cerca de ‘aplanar la curva’ como dicen los expertos epidemiólogos. 

Así que podemos dar por descartado un arranque en octubre y empezar a pensar en noviembre, quizá con un aforo reducido, aunque como ya se dijo, al igual que prácticamente todas las ligas beisboleras del mundo, se estaría sujeto al tema de salud y dado que es de todos conocido que la LMP, al igual que la liga estival no podría sobrevivir sin público o escasa presencia de aficionados en los parques de pelota, (salvo quizá algunos clubes como Charros, Tomateros y Sultanes), hasta en tanto no haya avance sólido en el control de la pandemia el riesgo está latente de aplazamiento e incluso cancelación de la campaña 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico. 

Sabemos que el pasado martes 30 de junio los hombres de pantalón largo de la liga invernal celebraron asamblea, aunque no trascendió se hubiese llegado a algún acuerdo en torno al calendario ordinario para la campaña 2020. No obstante, ha trascendido se volverán a reunir en los próximos días y de este nuevo encuentro se espera comiencen a delinear ahora sí tanto el calendario que seguramente contemplará varios jornadas dobles, así como los protocolos adecuados y estrictos para convencer a las autoridades de salud en la entidad de de que se puede iniciar la campaña con la presencia de aficionados en la tribuna aunque sea un aforo reducido. 

El tema es que la cancelación de la campaña 2020 del béisbol veraniego mexicano debe provocar urgente atención a los jerarcas de la LMP, ya que no se debe soslayar el hecho de que las proyecciones de especialistas epidemiólogos no son muy alentadoras en el tema sanitario y es posible que la epidemia continúe causando estragos hasta fin de año.

Y toda vez que evitar la mayor cantidad de contagios es una parte fundamental del trabajo que realiza la Mesa de Salud del Gobierno del Estado, la LMP debe estar preparada para cualquier determinación, sabedora de que la posibilidad de jugar sin público estaría prácticamente descartada.

Otra tarea en la que deben comenzar a trabajar desde ahorita los dueños de los equipos y quienes manejan la liga, es en tratar de amarrar a jugadores que están en rosters de ligas mayores tanto en la Major League Baseball (MLB) como en los circuitos de oriente (Japón, Corea y Taiwán), de forma tal que se pueda traer a peloteros que resulten atractivos para la fanaticada aún sea para que los cotejos sean vistos en transmisiones por televisión. 

Esperemos pues que mejore el comportamiento de la pandemia que finalmente será la que marcará la pauta a seguir en cuanto a si es posible jugar en estadios con presencia del público para que aún sea con poco aforo podamos tener béisbol en los parques de pelota, o si se tendrá que seguir el mismo camino de la liga veraniega y cancelar, lo que evidentemente es lo menos deseable pero una posibilidad que amenaza seriamente el juego en la liga de invierno.  

Por otra parte, hay voces que hablan de que Pericos de Puebla, de la LMB, planea realizar un circuito de invierno con otros tres clubes de la liga que arrancaría el 10 de octubre en el estadio “Hermanos Serdán”, con los jugadores que no tengan cabida en la LMP. Habrá que esperar a conocer más información, pero por ahora, es una posibilidad que al parecer está tomando forma en la Angelópolis.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Si el virus COVID-19 lo permite habrá temporada 2020 en la MLB: El rol se sujetará a 60 juegos por liga

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

No obstante que finalmente se llegó a un acuerdo entre los jerarcas de Major League Baseball (MLB) y la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas (MLBPA por sus siglas en inglés), con el cual los peloteros han accedido a reportar a pretemporada de primavera el 1 de julio, se ha fijado la fecha del 23 o 24 de ese mismo mes para la ceremonia de inauguración, y que está palomeado el manual con los protocolos de sanidad para la campaña, lo que no está pactado es el comportamiento de la pandemia que puede echar abajo todo el plan para la temporada 2020 de la Gran Carpa y obligar a que se decrete la cancelación de todos los cotejos.

Y es que a pesar de lo que han establecido propietarios y peloteros sobre la mesa, de ninguna manera se puede dar por salvado el tema de la pandemia, que sigue latente y como una amenaza constante a la concreción de la temporada. No se puede desestimar que al menos 40 jugadores de la MLB y miembros del personal de algunos equipos dieron positivo a la prueba de coronavirus en la última semana motivando el cierre de los campos de entrenamiento.  

Y en ese sentido habrá que advertir que por más que en lo deportivo se tengan acuerdos, la última palabra la tendrá el sector sanitario. Dadas las circunstancias, no se puede ser muy optimista en un momento en que el vecino país del norte no solamente no ha logrado aplanar la curva de contagios sino que ahora se encuentra en medio de una serie de rebrotes de COVID-19 en estados como Florida, Arizona y California, solo por mencionar algunos. 

Sin embargo, restará esperar a que las condiciones de salud mejoren entre los peloteros que han sido contagiados, y que en general se pueda avanzar hacia un entorno en donde se consiga amainar la pandemia por el bien del rey de los deportes y por el propio aficionado que está ávido de ver su deporte favorito, aún en las condiciones en que se tiene programado; una temporada reducida a 60 juegos en el calendario ordinario y en la gran mayoría de parques de pelota sin público en las tribunas, con excepción de Astros, Yankees y Red Sox, que podrían contar con fans en la gradería.   

En este sentido, habrá que recordar que después de tres meses de infructuosas negociaciones, de discordia, y de agravios entre propietarios de franquicias y el sindicato de jugadores, y que éstos últimos rechazaran una tras otra las ofertas de los dueños para llegar a un arreglo, el comisionado de MLB, Rob Manfred, tuvo que tomar las decisiones en torno a la reanudación de la campaña regular, además del designado universal (ambas ligas jugando con bateador supliendo al pitcher) y playoffs expandidos para este año solamente, bajo los acuerdos del 26 de marzo, es decir, los jugadores tendrán el 100% de sus salarios prorrateados.

Una temporada normal de 162 juegos se reducirá a 60 y habrá de celebrarse en tan solo dos meses, pues se espera finalice el 27 de septiembre.

Según ha trascendido, el calendario establece que los clubes disputarán 10 juegos contra cada uno de los otros cuatro equipos de su división. Jugarán otros cuatro encuentros contra algunos de los cinco clubes en la división de la misma zona pero en la liga contraria.

En lo que será la temporada más breve desde 1878 en Grandes Ligas, un club tendrá que realizar sólo un viaje a cada ciudad que y el número de equipos en los playoffs seguirá siendo de 10 no 16 como se había planteado, aunque ello podría cambiar.

El 31 de agosto será la fecha límite para realizar canjes y el plazo para elegibilidad en postemporada vencerá el 15 de septiembre. Los equipos pueden reanudar los canjes el viernes, cuando se descongelarán las nóminas.

Las nóminas de peloteros en activo estarán conformadas por 30 integrantes durante las primeras dos semanas de la temporada, 28 en las segundas dos y 26 posteriormente. No se ampliarán a 28 el 1 de septiembre, como estaba contemplado originalmente este año.

Además, dada la cancelación en las Ligas Menores, cada equipo podrá tener 60 peloteros, incluyendo un plantel alterno. Hasta tres jugadores de ese plantel podrán viajar con el equipo a los juegos. Uno de los tres debe ser cátcher.

La liga también decidió mantener en 10 días el mínimo que un lanzador puede permanecer en la lista de los lesionados, en vez de volver a 15, como pretendían originalmente. 

Respecto al tema sanitario, ya anteriormente se había llegado a acuerdos entre dueños y peloteros con autoridades de salud en torno a los protocolos de salubridad y los planes de contingencia en medio de la pandemia.

Ahora bien, tenemos que hablar de claroscuros en este asunto; es cierto que ávida como está la fanaticada de ver béisbol la campaña reducida resultará insuficiente, pero por otro lado, es predecible que el nivel de competencia será intenso de principio a fin, ya que los escuadrones saldrán a jugar cada cotejo como si fuesen de postemporada, y el nivel y la calidad serán un condimento adicional en esta atípica campaña 2020 de Grandes Ligas. 

Además, de acuerdo a una encuesta realizada por ESPN publicada el sábado, más de tres cuartas partes de los aficionados al béisbol apoyan el plan de los 60 juegos. 

En la encuesta, el 77% que dijeron ser fanáticos del béisbol expresaron su apoyo a la cantidad de juegos en esta temporada, y el 23% se opuso. Entre los fanáticos encuestados de todos los deportes, el 73% apoyó y el 27% se opuso al plan de MLB.

Los encuestados señalaron que se perdió tiempo, con un 58% de ellos de acuerdo en que el lento retorno de MLB fue una “oportunidad perdida”.

Aun así, la mayoría de la gente dijo que el enfrentamiento público no afectará sus hábitos de visualización del béisbol, ya que el 64% de los fanáticos del deporte dijo que no cambiará la cantidad de deporte que ven. La mayoría (53%) tenía un conocimiento limitado de las negociaciones de todos modos, diciendo que no escucharon mucho o nada sobre ellas.

Por otro lado, para esta campaña reducida, cada juego contará para el equipo 2.7 veces más de lo normal, una situación que volverá más emocionante cada vez que se cante playball. Con un calendario recortado en lugar de los 162 juegos habituales, la oferta de televisión también será más reducida este año para nuestro país. De 422 encuentros que se transmitieron en señal abierta y de paga, este año los aficionados tendrán la posibilidad de ver un máximo de 70, de acuerdo con cifras del director de MLB México, Rodrigo Fernández, en entrevista con El Universal.

Con prácticamente sólo dos meses de campaña regular, los seguidores de Grandes Ligas contarán con ocho juegos en televisión por semana. “Nosotros en una temporada regular  teníamos 422 juegos al año. Este año podemos alcanzar 60 o 70 juegos, más un incremento importante en el costo de MLB.TV”, declaró Fernández.

El directivo también admitió que las Grandes Ligas tenían planeado visitar la Ciudad de México con un par de juegos oficiales entre los Diamondbacks y los Padres, pero la pandemia provocó que se cancelaran. Mencionó que seguirán trabajando para traer encuentros oficiales a nuestro país por lo siguientes 10 años, pero por el momento sus activaciones principales serán en redes sociales.

Nos queda pues esperar a que las condiciones de salubridad mejoren en el país de las barras y las estrellas para que volvamos a ver el mejor béisbol del mundo, que según ha trascendido, arrancará con el duelo entre Nationals de Washington, actuales campeones de la Serie Mundial, recibiendo en su campo del Nationals Park a los Yankees de Nueva York en el inicio de la temporada. Por lo pronto, los aficionados nos frotamos las manos en espera de cantar también ese día el ¡play ball!

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy