Connect with us

Beisbol

La noche triste

Published

on

Compartir en redes:

Opinión, por Juan Raúl Gutiérrez //

Hace mucho tiempo que el mundillo del béisbol jalisciense no tenía una noche tan triste como la del 10 de enero de 2020, los Charros de Jalisco fueron eliminados de playoffs por Cañeros de Los Mochis.

Tuvieron que pasar seis frenéticos encuentros de una serie disputadísima para llegar a un séptimo juego a matar o morir, solo uno avanza a la siguiente ronda. Inicia la cita con gran ilusión para la tribuna local, hasta que después de doce outs completos Cañeros pone número a la casa, en la misma tercer entrada Charros empareja el tanteador, para la cuarta los locales con el apoyo de la fanaticada se va al frente por tres a una, ya en el quinto episodio los de Sinaloa tratan de reducir la ventaja albiazul y solo les alcanza para ponerse a una carrera, Cañeros dos, Charros 3.

Y así llegó la novena, donde en un diálogo imaginario los jugadores le dijeron a su manager: -Mire profesor Bojórquez, nuestros corazones tienen mucho deseo de pasar la ronda semifinal, perdemos por una carrera, solo resta una entrada por jugar, qué puedes hacer por nosotros?.

Y el manager respondería: -Confíen en mí. -Luego entonces apareció la estrategia y, con un cerebro funcional, dos toques de bola efectivos, y un cerrador, precisamente para “cerrar” el encuentro, Cañeros está postrado en la semifinal-.

Acaso los de Jalisco tuvieron también esa charla de fantasía con su head coach: -Mr. Vizcarra, a estas alturas tenemos el partido ganado, te pedimos diseñar la estrategia correcta para solamente media entrada, llévanos a la semifinal por favor, albergamos muchos deseos, vino toda nuestra familia, la afición respondió con el estadio a reventar, la directiva nos ha dado todo, nos vinieron a ver Alejandro, Checo y Rafa, es más hasta el hijo del Presidente, hoy no puedes fallarnos!

Así las cosas, en media entrada para el de casa y quizá una entera para la visita se jugaba toda la temporada, ahí estaban frente a frente los dos managers, cuando apareció la estrategia de Bojórquez y, con un cerebro funcional, dos toques de bola efectivos, y un especialista en cerrar juegos como el Liga Mayorista Héctor Velázquez, Cañeros está postrado en la semifinal.

Vizcarra le da la bola a Dustin Crenshaw, que su especialidad ronda en abrir o relevar, en lugar del pitcher que Charros de Jalisco trajo para cerrar los partidos: Rinher Cruz, baste recordar que este experimentado dominicano ha jugado en la gran carpa para las franelas de Tigres de Detroit, Mets de Nueva York y se acreditó el salvamento en el primer juego de Play Off en partido que Charros tomó ventaja de Cañeros en la serie.

¿Por qué no cerró el cerrador? ¿Fue la estrategia correcta? El resultado del séptimo partido parece que da las respuesta, ya un ganador del Cy Young mencionó que la clave es saber poco de béisbol y más de sentido común.

Ya con el control de la pelota Velázquez no tuvo que hacer nada del otro mundo para ejecutar la planeación de la entrada que le marcó su manager y maniató a los que juegan en el Panamericano, apuntándose así su segundo salvamento de los play offs.

Una vez más se demuestra que pitcheo es el nombre del juego por más que algunos se empeñen en creer lo contrario, ya Ken Harrelson, entre muchos otros, los puso en paz desde hace tiempo con su inmortal frase ”El béisbol es el único deporte que conozco donde estando uno a la ofensiva, el otro equipo controla la pelota”.

Una dirección acertada de Bojórquez puso en su justa dimensión a Roberto Vizcarra, que es un buen manager y mejor persona, pero que esta vez los jugadores de su equipo no lo pudieron rescatar, ahora ellos lo necesitaban a él.

No pocos conocedores aficionados frecuentes a los parques de pelota, con más llaves en la boca, con respeto pero sin estorbosos candados, con la libertad que da no tener ataduras ni profesionales ni comerciales relacionadas al béisbol, libres de pensamiento y expresión, que tienen en Charros de Jalisco depositado su cariño, hubiesen perdonado los errores del nacido en San Luis, Río Colorado, Sonora por un diseño más profesional de la media entrada que se necesitaba para que jugadores, directiva y por supuesto que los propios fanáticos alcanzaran el anhelo de ver a la escuadra de su predilección avanzando a la siguiente ronda.

Nuestro viejo conocido y experimentado manager Tom Lasorda en varias ocasiones apuntaba que no importa cuán buen manager seas, siempre vas a perder un tercio de los juegos, no importa cuán mal manager seas, siempre vas a ganar un tercio de los juegos; es el otro tercio el que hace la diferencia. Hoy faltó ese tercio.

Triunfo del “librito”, del juego chiquito, el de antaño, no el milenial en el que se ha convertido en algunas plazas este deporte, donde ciertos aficionados solo esperan partido a partido batazos que produzcan un gran slam,

Ante la ausencia de Romo y sus lanzamientos salvadores se esperaba fueran contrarrestados por la estrategia de Vizcarra y sacara a relucir sus flamantes anillos de campeonato, que por cierto los presumen más los “amigos” de él que el propio manager, ahí se necesitaban, sin embargo, con pena atestiguamos que ese día no los traía.

En fin, la eliminación nos causa tristeza, ojalá traiga enseñanza.

Propicio este espacio para desearles el mayor de los éxitos para la siguiente temporada a la gran directiva de Charros de Jalisco encabezada por los señores Quirarte y Navarro, apoyados por los siempre profesionales Padilla y Castañón.

Por lo pronto estaremos pendientes de estos tremendos duelos de semifinal, como es de muchos conocido en este asunto beisbolero nada está escrito, solo hay seguridad en que un equipo de Sinaloa disputará la final.

Veo fuerte a Yaquis.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Terminó el sueño para Charros

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Charros nos deja para recordar de esta campaña momentos memorables, destellos importantes de gran beisbol, triunfos contundentes, lucimiento, buenos momentos tanto a la ofensiva como en la defensa, poderío de su batería.

El equipo de Jalisco tuvo un sueño que feneció la noche del pasado viernes 10 de enero al quedar eliminado de la contienda por el título de la campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico LMP, el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno, tras sucumbir dolorosamente 4 carreras a 3, al no poder preservar la ventaja de 1 anotación con la que llegaron al cierre del cotejo ya que los rivales les endilgaron dos rayitas en la pizarra y la regularmente poderosa ofensiva albiazul no logró superar el tremendo cerrojo que les impuso el lanzador ligamayorista Héctor Velázquez enviado por Cañeros a preservar su triunfo, quedándose así en blanco en esa última oportunidad para remontar en el último y decisivo séptimo juego del espectacular serial que sostuvo con Cañeros de Los Mochis, quienes terminaron imponiéndose por 4 juegos a tres para ser ellos los que accedieran a la etapa de semifinales donde se verán las caras con los Tomateros de Culiacán.

El conjunto albiazul jalisciense hubo de dejar en el olvido su sueño de convertirse en bicampeón luego de haber alcanzado el título en la temporada 2018-2019. Esta vez no le dio para más y ya será en una posterior entrega que habrá oportunidad de analizar lo realizado por Charros de Jalisco a lo largo de las dos fases de lo relativo a su preparación, el roster con que llegó a la postemporada, y el desempeño de cada uno de los peloteros y el cuerpo técnico.

Por ahora, quisiera señalar y destacar dos situaciones que no podemos perder de vista pese a la dolorosa eliminación: que si bien el equipo dirigido por Roberto “El Chapo”  Vizcarra, fracasó en su intento de retener la corona como máximo monarca de la LMP, su campaña debe considerarse como aceptable, habiendo culminado su trabajo estamentados en el tercer sitio global conforme a la suma de puntos obtenidos en las dos vueltas (ocho en la primera fase al quedar en tercer lugar y siete en la etapa complementaria al ubicarse en el cuarto sitio del standing), totalizando 15, mismas unidades obtenidas por Naranjeros y Tomateros, pero finalmente colocados en el tercer escaño global conforme a los criterios de desempate.

Ciertamente el roster de la novena jalisciense con el que se presentó a la etapa de postemporada lucía sumamente sólido en cuanto a defensa de todas las áreas del cuadro y prados, quizá teniendo al más consolidado y poderoso de toda la historia moderna de Charros en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), pero encontró problemas para armonizar la capacidad de su cuerpo de lanzadores, ya que teniendo suficientes serpentineros hábiles para fungir de abridores no pudo superar un desequilibrio en el staff que les hizo perder juegos importantes debido a la ineficacia de los monticulistas de contención, preparación de cierre y cerrojo. Pero ese será un tema que, como ya mencionaba, habremos de revisar a detalle en una entrega más adelante.

Nos quedamos con lo que ha sido para este equipo un soporte fundamental que se sigue consolidando día con día, el apoyo incondicional de su noble afición que le sigue y respalda registrando una asistencia regular a los juegos a lo largo de la temporada e incluso llenando el estadio en algunos encuentros como se pudo observar en los playoffs.

Ahora bien, de la serie que cumplieron los Charros de Jalisco y Cañeros de Los Mochis, no podemos dejar de advertir que fue la más equilibrada conforme a los otros enfrentamientos que se registraron en la etapa de cuartos de final, siendo  favorable el resultado para el conjunto sinaloense que logró en el último de los siete cotejos disputados el anhelado triunfo número cuatro que le redituó con su boleto para colarse a las semifinales.

Fueron siete verdaderas contiendas de alto nivel las que sostuvieron los conjuntos de Charros y Cañeros, tanto en el estadio zapopano como en el Emilio Ibarra Almada del municipio sinaloense, llegando al grado de haber obligado un último cotejo para definir al ganador que continuaría en la lucha por el título y que como ya se conoce resultó ser el equipo mochiteco.

Hay que recordar que aunque no sin sobresaltos y debiendo extremar esfuerzo al final del cotejo para asegurar el resultado los Charros vencieron a Cañeros en el primer evento del serial efectuado en Zapopan al son de cinco carreras a dos, mostrando capacidad y eficacia en general, tanto en la labor defensiva como produciendo las anotaciones necesarias para respaldar a los lanzadores que con alguna excepción cumplieron muy bien con su tarea, más en el segundo enfrentamiento ocurrido también en la ex Villa Maicera enseñaron desequilibrio en la defensiva así como ineficacia en el pitcheo de relevo resultando insuficiente la actividad ofensiva al sucumbir cinco carreras a 11.

El 5 de enero, al continuar la contienda en el estadio Emilio Ibarra Almada en Los Mochis, los Charros lucieron muy bien venciendo a los sinaloenses por cinco carreras a tres, pero al día siguiente fueron feamente apaleados con récord de 14-3 en una noche de gatos negros, además de perder el martes 7, aunque en esa ocasión por 6-3, siendo evidente en ambos cotejos la falta de bateo oportuno para respaldar al pitcher abridor en turno,  además de que salvo algunas excepciones los serpentineros relevistas quedaron a deber.

Una vez de regreso en casa los Charros supieron sobreponerse en un juego que significaba la eliminación de haber resultado con una derrota, pero pudieron con la presión y lucharon con un juego donde el marcador les fue adverso desde temprana hora al comenzar perdiendo por tres carreras para terminar imponiéndose por 13 carreras a 5 para forzar el último y definitivo séptimo enfrentamiento que a la postre resultó altamente doloroso, pues a pesar de haber llegado con una anotación de ventaja al último inning, se terminó perdiendo el juego por cuatro carreras a tres.

Tras haber eliminado al campeón Charros de Jalisco que se quedó en el camino rumbo al bicampeonato luego del doloroso descalabro en su propia casa, el estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan, los Cañeros habrán de verse las caras en la siguiente etapa con Tomateros de Culiacán, que serán sus adversarios deportivos en la semifinal; un equipo que habiendo desplegado una campaña bastante sólida en la etapa regular arribó a la  fase complementaria del certamen en busca del título ubicado en el cuarto peldaño de la tabla y por ello debió de enfrentar a los Águilas de Mexicali, a quienes se impuso con cierta tranquilidad mostrándose como un conjunto mejor estructurado y seguramente no será un rival a modo para sus coterráneos en la contienda semifinal.

TRISTEZA Y DESAZÓN
No se puede negar que existe tristeza y desazón entre la fanaticada de los Charros por no haber conseguido el anhelado objetivo de seguir avanzando en la ruta por el bicampeonato. Es cierto que acorde a su roster de peloteros de excelente calidad que estuvieron administrando, no se esperaba que fuesen eliminados y mucho menos de manera tan prematura en la postemporada, pero indudablemente la gente no debe sentirse defraudada por el trabajo de su equipo.

Queda mucho por analizar, seguramente la directiva ya estará haciendo lo propio para sacar conclusiones y habrá también ese periodo para corregir lo necesario en espera de que Charros sea de nuevo un equipo competitivo que nos brinde una mayor satisfacción en la próxima temporada de la LMP. Por lo pronto, terminó el sueño para Charros, pero empieza desde ahora la tarea de la directiva de cara a la próxima campaña.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Nace y muere en una semana posible unificación de LMB y LMP

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

El tema tradicionalmente divide opiniones y en esta ocasión no ha sido la excepción. La idea de unificar la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), el máximo circuito beisbolero profesional mexicano jugándose en primavera-verano, con la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), que es el máximo circuito profesional de este país que se desarrolla en otoño-invierno, ha generado diversas reacciones y quizá lo único en que convergen quienes han emitido una opinión al respecto es que en este momento no sería viable llevar a cabo dicha unión, aun cuando ha mejorado visiblemente la relación que sostienen los hombres de pantalón largo que tienen bajo su égida los destinos de cada uno de los dos circuitos.

Este debate ya se ha tenido con anterioridad, sin embargo, cobró fuerza en días recientes en razón de cierto interés manifiesto por parte del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien habló de exhortar y procurar que los jerarcas de los diversos equipos que conforman tanto la LMB como la LMP dialogaran al respecto para dar paso a la creación de la Liga Nacional del Beisbol Mexicano o La Super Liga, como también algunos dieron en llamar. 

En cuanto a los temas controversiales, está por ejemplo lo que algunos señalan en el sentido de apuntar al clima como un obstáculo, dada la complicación para jugarse en verano en plazas que son demasiado tórridas durante esa época como Mexicali y Hermosillo, y también la dificultad para jugar en algunas zonas durante el invierno siendo climas cálidos ordinariamente en tanto durante el verano resultan ser húmedos y fríos o azotados por las lluvias; y también están los que plantean la distancia y la dificultad de algunas plazas para soportar todo el año por falta de mercado, es decir, que económicamente les resultaría complejo mantenerse.

Parecía que el tema alcanzaría mayor atención y discusión en los subsecuentes días, pero en una histórica reunión llevada a cabo en la semana que está por concluir, del Presidente Andrés Manuel López Obrador, con distintos dueños de los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol y de la Liga Mexicana del Pacífico, en la cual también estuvieron presentes representantes de otras instituciones, el Presidente de México desmintió a su salida del evento el rumor que apuntaba que por su iniciativa buscaría que ambos circuitos se fusionaran para crear la “Súper Liga”; y dejó claro que si se hace, debe ser por voluntad, no por decreto presidencial.

NO DEBE SER POR DECRETO

“Están en un buen momento porque hay unidad entre ambas ligas, pero si se hace una sola liga, eso va a depender de los directivos, eso no se resuelve por decreto presidencial. Eso tiene que ser un acuerdo, si es conveniente y si funciona, pero eso lo tienen que ver ellos”, acotó.

Además, de acuerdo con los distintos invitados al evento, la reunión habría sido expresamente para hablar del desarrollo de peloteros en México, una tarea importante para la Oficina de la Presidencia para la Promoción y el Desarrollo del Beisbol PROBEIS quienes plantearon elevar el número de mexicanos en Grandes Ligas a un aproximado de 60-70 jugadores.

Andrés Manuel enfatizó que está muy contento por la reciente reconciliación de la LMB y la LMP. “Eso me da mucho gusto, el que estén trabajando unidos. No solo los presidentes de las dos ligas, sino también el director de las Grandes Ligas para América Latina, Rodrigo Fernández, Alfredo Harp, que ayuda mucho, Carlos Bremer, Carlos Slim… en fin”, dijo el Presidente en entrevista con medios de comunicación.

Quien también fijó su postura ante esta posibilidad, fue el nuevo presidente de la Liga Mexicana de Béisbol, Horacio de la Vega, para quién es claro que la unión de las Ligas no es un tema que esté en su agenda ni entre las prioridades, según lo dejó de manifiesto en lo que fue su primera conferencia de prensa como titular de la LMB.

“Lo platicamos, nosotros tenemos que tocar base, juntarnos, platicarlo, ver ventajas y desventajas, riesgos y beneficios. Es algo que nos deja de tarea a nosotros, no es una decisión del Presidente. Que la Liga Mexicana y la Liga del Pacífico tengan una mejor relación y por ello en algún momento podamos tocar el tema de unificar las ligas, posiblemente, pero no es un tema que esté en el radar de ambas ligas”, sentenció.

Otro personaje que emitió su punto de vista al respecto fue el manager de los Charros de Jalisco, Roberto Vizcarra, quien de acuerdo a lo que declaró en una publicación de Mural, no ve viable una Liga de Béisbol en México por la falta de peloteros y si se hace, esta tendría bajo nivel.

“Todos sabemos que no hay jugadores para una sola liga, en primer lugar no se completarían los equipos, porque Charros, con estos peloteros que tiene, algunos son de Monterrey, de Diablos, no te los van a dar ¡que le pasó a Monterrey en esta liga! Ellos pensaban que iban a agarrar a un Alí Solís o a un Amadeo (Zazueta) y ¿qué pasó en el draft? “Es ilógico porque no hay tantos peloteros”.

“Para mi la Liga bajaría mucho de nivel, estás hablando de 26 equipos, de donde sacas tanto pelotero, lo único sería que fuera libre de extranjeros, de pochos, de peloteros que no estén en la Liga, si ahorita se batalla para conseguir un pelotero que venga a aportar”.

La LMP tiene 75 años y la LMB 94, por lo que el timonel considera que lo más sano sería conservar ambas tradiciones.

“Lo más correcto es mantener eso, pero hay que darle los tiempos a cada una para que el pelotero descanse, estamos hablando de que verano acabe en agosto, para que tengan su descanso en septiembre y en octubre que vengan con más ganas, pero si se pegan las dos ligas, conlleva a muchas lesiones, a pitchers cansados no estamos acostumbrados a jugar tanto tiempo corrido sin un tiempo determinado sin descanso”.

Quien también emitió una opinión en la misma publicación fue Octavio Acosta, el pitcher de Charros y Diablos, quien dijo: “Hay muchos colegas que en invierno no trabajan y es verdad que me daría mucho gusto tener demasiados equipos. Me gusta estar aquí y en el México y sería algo bastante complicado”.

Por su parte Luis Alfonso Cruz, infielder de Naranjeros y Toros, señaló: “Sí hay mucho material (peloteros), además a muchos extranjeros les gusta venir a México y ahí se completarían los equipos”.

Pareciera entonces que para los dirigentes y la gente de béisbol no son los tiempos adecuados para dar paso a la unificación de las Ligas. Evidentemente, en su momento estos temas tendrían que revisarse con puntualidad, y pensando quizá en una situación que deba verse con el esquema de diversos niveles, una Liga Mexicana Premier de Beisbol (LMPB) que englobe quizá a las 15 mejores plazas beisboleras del país y en otro orden una o dos ligas de diverso estamento que puedan ser útiles para el desarrollo de jugadores o como soporte con las plazas que no tengan la misma capacidad de atracción de aficionados como sí lo tienen las denominadas premier, entre las que estarían quizá: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Mérida, Monclova, Saltillo, Puebla, Hermosillo, Culiacán, Mazatlán y Mexicali, tan sólo por citar las más importantes, sean de una o de otra liga en la actualidad.

Así pues, no hubo mayor margen para ahondar en la discusión, las posturas se fijaron, todos los argumentos se puede decir que son válidos, principalmente si lo vemos del lado deportivo como lo expuso con elementos de peso El Chapo Vizcarra.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

A Charros le urge un abridor y cerrador para mantenerse en la cima

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Finalmente, los Charros de Jalisco pudieron romper la jetatura que los Yaquis de Ciudad Obregón les habían impuesto a lo largo de la presente campaña (2019-2020) del calendario ordinario de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), durante la serie que enfrentaron en la tierra de la tribu en la antigua Cajeme al ganar el primer juego de la serie por 4 carreras a 3 aunque sucumbieron en el segundo 6-5. Pero aunque siguen en la parte alta de la tabla, únicamente superados precisamente por los de Ciudad Obregón, están en medio de un grupo de equipos que se disputan fieramente las alturas: Naranjeros de Hermosillo, y Cañeros de Los Mochis, por lo que están obligados a mantener su buen paso para evitar que alguno de ellos los despoje de los lugares 1 y 2 que han venido intercalando en las últimas semanas con los de la tribu.

Los jaliscienses terminaron la semana anterior en el segundo sitio después de dar cuenta de los Tomateros de Culiacán, por dos juegos a uno en el estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan, el marco de una reciente y creciente rivalidad deportiva entre ellos.

Tras iniciar a mitad de semana la serie ante Cañeros de Los Mochis, los Charros de Jalisco se instalaron momentáneamente en el liderato de la tabla de posiciones al conseguir importante triunfo en el primer cotejo el martes 10 de diciembre en el estadio casa de los jaliscienses en Zapopan. Pero perdieron los siguientes dos juegos, siendo el último de ellos fundamentalmente revelador. Y es que no podemos cerrar los ojos a lo que vimos en ese juego de la noche del jueves ante Cañeros, donde quedaron claramente al descubierto las vulnerabilidades de los dirigidos por Roberto Vizcarra Acosta.

En esa oportunidad se vio la inminente necesidad de reforzar aún más el pitcheo con un abridor y un cerrador. De ello dependerá que se continúe cosechando victorias para terminar la segunda vuelta en inmejorable posición de cara a los Playoffs en busca del bicampeonato. 

Las debilidades de Charros quedaron a la vista de todos en ese dramático enfrentamiento con los Cañeros, donde tras una mala noche del abridor estelar, el zurdo Marco Antonio Tovar, el conjunto se vino abajo cuando apenas en la segunda entrada ya tenía una desventaja de cinco carreras a cero motivando el retiro del pitcher, pero los relevistas tampoco tuvieron la capacidad para frenar la andanada de los verdes que llegaron a tener el marcador favorable por ocho a cero y posteriormente 10 a 2.

En el octavo inning, los albicelestes despertaron de manera inesperada y lograron gracias a su ya conocida fuerza ofensiva, si bien combinada con errores de sus adversarios, un espectacular rally de nueve carreras para darle la vuelta a la tortilla y cerrar la entrada con ventaja de 11 carreras a 10.

Pero falló el cerrojo, y el equipo cargó con la derrota al fallar la estrategia que para el cierre intentó el timonel Roberto Vizcarra, quien entregó la responsabilidad en el montículo para entrar y colgar el cero al cerrador norteamericano Austin Ross, en lo que era la noche de su debut con Charros, cuando sólo pudo conseguir el primer out tras trabajar al primer bateador obligándolo a elevar al jardín central, pero no hizo más, toda vez que extrañamente el manager decidió mandarlo a las regaderas para traer a la lomita al zurdo Brennan Bernardino, quien tampoco tuvo suerte permitiendo se le llenaran las bases provocando que también siguiera el camino a las regaderas. En su último movimiento, Vizcarra apostó por el lanzador Linder Castro para tratar de ultimar el cerrojo, un pelotero que aunque suele ser muy confiable como relevo intermedio, tiene escasa experiencia como cerrador, y si bien el yucateco derecho logró el segundo out mantuvo la casa llena y al conectarle el siguiente bateador rival un imparable permitió el empate y por consiguiente la voltereta de los Cañeros, quienes se llevaron en forma dramática el juego por 12 carreras a 11.

Tras esta infortunada experiencia ante Los Mochis, queda claro que aun teniendo Charros el roster más completo de toda la LMP sigue haciendo falta un abridor que genere y regrese a su rol de relevista intermedio el eficaz diestro Felipe González, habilitado ahora temporalmente como abridor, y se fortalezca así tanto la rotación de abridores como el pitcheo de soporte intermedio.

Se ha especulado que pueda regresar en breve a la actividad el experimentado abridor zurdo Orlando Lara y también se podría reincorporar el estelar abridor cubano Elián Leyva, pero mientras esto ocurre, a Charros le urge un nuevo elemento para ajustar tanto el staff abridor como el bullpen, ya que además es urgente un sólido cerrador con la fuerza que deben tener además de la inteligencia y el dominio los peloteros lanzadores que habitualmente tienen esta encomienda.

La directiva jalisciense, que como bien se advierte no ha dejado de actuar para sostener el buen nivel de calidad y eficiencia del roster y continúa firme haciendo su mejor esfuerzo para seguir aspirando al bicampeonato, debe actuar en consecuencia de lo ocurrido y fortalecer el roster para buscar profundidad en pitcheo aperturista y de relevo.

Ahora bien, aún no es clara la opción de que pueda regresar con Charros en lo que resta de este año el extraordinario pelotero Stephen Cardullo, quien hace algunas semanas se ausentó por un asunto personal, mas al parecer la directiva estaría pensando en preservar una mayoría de lanzadores en sus plazas como foráneo.

Por otro lado, se está complicando la posible incorporación del serpentinero cerrador ligamayorista Sergio Francisco Romo al estar muy cerca de firmar con Atléticos de Oakland, Padres de San Diego o algún otro conjunto de las Grandes Ligas, sin contar que la directiva decidió dejar de lado los servicios del pitcher taponero importado Michael Broadway, quien habiendo sido un baluarte la anterior temporada, en la actual caminó entre claroscuros, de ahí que se optara por incorporar a otro monticulista importado, Austin Rose, quien estará responsabilizado de labores de preparación de cierre y cerrojo en conjunto con el derecho Joshua Corrales.

No obstante que el conjunto jalisciense permanece en los primeros lugares, Charros no debe parar en su lucha de continuar con su buen paso y ojalá la directiva consiga pronto traer al abridor y al cerrador que les hace falta, y así caminar con aún mayor seguridad, aplomo y determinación en la búsqueda del bicampeonato.

Los caporales albicelestes han podido prevalecer entre los sitios de privilegio desde la primera vuelta y ahora en lo que va de la segunda fase de la agenda regular de esta campaña gracias al sólido roster con que cuentan, de manera que es fundamental que se dé prioridad a reforzar esas zonas que le duelen, como se dejó ver también en el cotejo que perdieron 6-5 ante Yaquis, pues a reserva del resultado del último juego ante este equipo, y de los resultados de los duelos sostenidos de manera respectiva por sus inmediatos perseguidores, Naranjeros y Cañeros, Charros debe hacer su parte y corregir y hacer los movimientos necesarios para evitar meterse en dificultades que le puedan representar consecuencias lamentables de cara al cierre de la segunda vuelta.

Por lo pronto, tras culminar la serie ante Yaquis el conjunto albiazul volverá a casa a partir del martes 17 al jueves 19 para disputar otra crucial serie ante Naranjeros que es su más cercano perseguidor en el standing, por lo que la oportunidad es inmejorable para incrementar la distancia y separarse de ellos, siendo que ya los que han dominado antes. Posteriormente visitarán el puerto de Mazatlán del viernes 20 al domingo 22 para enfrentar a los Venados, a los que teóricamente deben superar.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy