Connect with us

OPINIÓN

Entre el castigo y la dispensa

Publicado

el

Por Isabel Venegas //

Esta semana el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, alias “el Bronco”, cerró definitivamente la cárcel de “Topo Chico” en la ciudad de Monterrey; un reclusorio en el que durante varios lapsos hubo ingobernabilidad por parte del estado, con un devenir de disturbios y sublevaciones, los más crueles en la historia de nuestro país. Espacio donde la delincuencia, las drogas, la prostitución forzada, entre otros muchos aspectos dan cuenta de historias que no reflejan posibilidad alguna para ser considerado un centro de readaptación.

76 años llenos de vidas que lucharon por sobrevivir a un sistema que no pudo (o tal vez, no quiso) asumir el compromiso de salvaguardar sus derechos humanos y su integridad como personas; para algunos (políticamente poco correctos) este ya es de hecho un tema de controversia, puesto que más allá de negar la condición de personas de los presos, quieren ver ejercer una suerte de castigo que sea ejemplar de modo tal que el resto de la población entienda la lección, o que por lo menos quien cometió el delito, sufra al punto de arrepentirse profundamente.

Ya el mismo Bronco en su campaña electoral por la presidencia de la república pegaba con tubo en las encuestas al decir que le iba a cortar las manos a todo aquel que se encontrara robando o cometiendo algún delito. Ciertamente era una locura, era una política que tan solo desde el punto de vista del sector salud resultaba absolutamente inviable, ya no se diga desde el concepto constitucional; de hecho cuando se le cuestionó acerca del cómo se podría llevar a cabo semejante medida él hizo referencia a la idea de “escarmiento”, con dos o tres casos sería suficiente para que los demás aprendieran la lección y se redujera de manera impactante el número de delitos y la inseguridad.

Pero siempre hay costos que preferimos omitir cuando de crueldad se trata, un buen ejemplo es lo que no vimos durante casi 80 años de horror que vivieron los habitantes de la prisión de Topo Chico; por ejemplo, en el panel de hombres había un plafón que servía como pared falsa y que conectaba con el área de mujeres, de modo tal que cuando los líderes lo deseaban, pasaban para el lado femenino, tomaban a quien querían y le sometían a la trata de personas de la que no había forma de escapar.

Las condiciones eran feas, tristes, peligrosas, pero fuertes en orden e intención. Ahí, en ese tenebroso lugar, nacieron y crecieron bebés, fruto –la mayoría- de violaciones y vejaciones en todos los sentidos. Un penal que como muchos, tiene condiciones de contraste entre presos pobres y presos poderosos. Había quienes tenían que pagar por dormir en cama, por tener una cobija, o por gozar de protección, mientras que ahí mismo se alojaba alguien que poseía un jacuzzi, televisión por cable, internet y uno que otro lujillo, como el control del mercado interno de la droga que se distribuía entre los reos o los accesos a teléfonos para seguir manejando la empresa de la extorsión desde el penal.

Con varios siglos de tradición, seguimos queriendo enfrentar el miedo por la inseguridad a través de los mismos mecanismos de figuras icónicas como la de la cárcel.

Ahí es donde esperamos tener a todos los que hacen daño, a todos los que agreden y atacan, sin tener en cuenta que, debido a un proceso legal podrían salir en unos 4, 5 o 20 años y que ese lugar se pudo haber vuelto en la universidad para delinquir, o peor aún, el medio para arrancar toda la compasión, empatía y solidaridad humana, porque ante una sistematización de la violencia, el individuo termina por normalizarla y entenderla incluso como obligatoria.

Necesitamos reflexionar sobre la capacidad y el interés del Estado por reinsertar a la sociedad a los presos que han pagado su condena. Topo Chico con sus puertas abiertas, evidencia una construcción que está diseñada para que no sea confortable, para infringir sufrimiento, para castigar.

En los años 70 Michel Foucault hacía un análisis desde la perspectiva de la sociedad que pretende atender sus miedos a través del ejercicio del poder y del castigo; describe las razones de encerrar a los “locos” en los manicomios, a “los malos” en las cárceles, y a los “delincuentes en potencia” en las escuelas.

Ese análisis implica ver cómo las construcciones comparten la misma disposición de los espacios: edificios con torres en las que se puede tener una visión general para no perder el control, cuerpos de prefectura, tiempos delimitados para cada una de las acciones: alimentación, higiene, esparcimiento, lecciones, etc.

Foucault evidencia grandes deficiencias en la organización estructural de estas dependencias, y en gran medida gracias a sus aportaciones, grupos de defensa de los derechos humanos, así como colectivos de pedagogía y docencia elevaron su voz para exigir cambios en la disposición de los espacios, pero más aún, en la preservación de los integridad de las personas que están en cada una de las dependencias que se apegan a estas dinámicas.

Paradójicamente, hoy nos encontramos ante tres momentos y espacios de quiebre:

  1. En la escuela como parte de la cultura moderna, se comenzó a instaurar una dinámica mucho más comprensiva del niño, lo que para algunos se ha interpretado como la “no aplicación de la sanción”, es decir, existe el reglamento, se tienen definidas las normas, pero en la mayoría de los casos la regla no se aplica, ya sea porque los padres de familia se presenten a dialogar, se establecen compromisos de mejora, se tienen nuevas figuras como la del tutor de apoyo y seguimiento, etc.

  2. En las cárceles, la pobreza y la capacidad rebasada de las instancias judiciales para llevar a cabo investigaciones asertivas y efectivas, redunda en la doble injusticia, para las víctimas del delito, y para quienes son reos sin el debido proceso. Éstas suelen estar llenas de gente inocente, personas cuya capacidad económica las somete a un castigo injusto que no sirve de nada a nadie.

  3. En la calle se apodera del escenario el debate de la actuación de los gobiernos actuales que, por no ejercer el control permiten marchas y manifestaciones que agreden a la ciudadanía, a los comerciantes, o a los edificios de patrimonio cultural. Es decir de haber tenido actuaciones de “abuso” en el ejercicio de la autoridad, ahora transita al “desuso” del poder, en tanto que por ejemplo el gobierno de la Ciudad de México en la última marcha, utiliza a funcionarios públicos para que atiendan el evento con la misma actuación de los cuerpos policiales pero sin el equipo y el uniforme de éstos, quienes desde antes iban desarmados con la simple intención de resistir.

Estamos entonces pretendiendo formar a nuestros niños ya no en función del miedo, atendiendo sus faltas con base en el diálogo y la negociación, cuando por otro lado, seguimos construyendo cárceles sin evaluar cuántos presos son inocentes, cuántos verdaderamente logran reivindicarse y las razones de aplicar una sanción. Sé que son temas muy complejos y cuyo abordaje debe ir considerando más variables, pero en esa misma perspectiva se pueden abordar problemáticas desde preguntas como: ¿De qué sirve encarcelar a una mujer por haber abortado?

Más allá de que sea su derecho o no, o de si la vida se considera a partir desde la concepción o en una semana específica del embarazo, estamos hablando de la lógica del castigo, en la que no se observa ningún sentido en “encarcelar” a una mujer que abortó, ni desde la perspectiva de la formación de la consciencia, ni en la recuperación del hecho afectado, ni en función de la organización social; desde ninguna de las dimensiones la prisión tiene un efecto positivo y si desde este análisis quitamos esa variable de la ecuación, podremos avanzar a discutir uno de los problemas modernos que por décadas ha sido postergado por miedo a los costos políticos que implica al gobernante en turno y por la poca capacidad de escucha que tenemos los ciudadanos. Vamos pensando en la construcción de una sociedad diferente, te invito a tener una semana de mucha paz y reflexión.

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa venegas@hotmail.com

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

«Alito» Moreno se queda con las ruinas del PRI

Publicado

el

Los Juegos del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

No hubo sorpresas, Alejandro “Alito” Moreno se impuso en la 24 Asamblea Nacional del PRI y el destino de este instituto político se ve entre color gris y gris, ya que durante los próximos ocho años se hará lo que él campechano decida.

En la Asamblea Nacional en la que participaron 3000 militantes sólo ingresaron los leales al político sureño, la disidencia simplemente no tienen cabida, menos el debate de ideas. Se asemeja más a un partido de corte totalitario.

Las propuestas de reforma a los estatutos del PRI se aprobaron este domingo por unanimidad, como se aprobó el pasado año que Moreno Cárdenas se extendiera su mandato hasta el 2024.

El PRI de ser el gran partido político de México, que gobernó el país durante 70 años ininterrumpido, termina controlado por un personaje muy hábil, con un grupo muy cerrado en el que la incondicionalidad es el sino, muy parecido como sucede con el gobierno de López Obrador, donde el requisito es 90 por ciento de lealtad y 10 por ciento de conocimiento.

En el caso de Jalisco, por citar un ejemplo, se le cerró la participación en la Asamblea Nacional al ingeniero Ramiro Hernández García, a quien no lo incluyeron en la lista, pese a los servicios que le hizo al Comité Nacional de Alito Moreno, cuando entró de bombero en estados como Sonora, donde la dirigencia estatal se le rebeló a Cárdenas Moreno, pero esos méritos no fueron suficientes para que fuera uno de los 3000 que participaron en esta 24 Asamblea Nacional.

Tanto Alito Moreno como Laura Haro, han mostrado ser utilitaristas, de cómo usan a la gente con la promesa de que habrá alguna candidatura en el futuro, pero luego no les cumplen, como fue el caso del arandense Omar Hernández que aceptó ser secretario general y sería recompensado con una candidatura a diputado, lo cual no le cumplieron, renunciando a sui militancia de toda la vida, como lo han hecho una inmensidad de cuadros de primer orden.

El PRI de Alito Moreno es un PRI de incondicionales, vamos a ver en qué termina esta historia y que a diferencia de otros tiempos recibió el tricolor los santos óleos, pero reviviría al lograr el mexiquense Enrique Peña Nieto ganar la elección presidencial, para luego aquello desembocó en un gigantesco fiasco, cuando los prototipos del nuevo PRI, resultaron los más corruptos en la historia de dicho partido. La mayoría de aquellas caras nuevas que asumieron las gubernaturas terminaron en la cárcel o perseguidos.

Es cierto que Alito Moreno es el presidente más fuerte que ha tenido este partido desde su fundación como Partido Nacional Revolucionario (PNR 1928-1938); Partido de la Revolución Mexicana (PRM 1938-1946) y Partido Revolucionario Institucional (PRI desde 1946-2024). Pero de qué sirve un presidente muy fuerte con un partido muy débil.

Hoy el PRI de ser el todopoderoso partido se ha convertido en un partido satélite que tendrá una representación muy pobre en las dos Cámaras en esta nueva legislatura, con 33 diputados de 500 integrantes y con 17 senadores entre los 128 miembros de la Cámara Alta.

LA AMBICIÓN DEL PODER

La narrativa del político de Campeche es descalificar a sus críticos para resbalarse su perfil de dictador ya que con la reforma a los estatutos tiene la vía libre para dirigir al PRI hasta el 2030, con dos reelecciones, por lo que si alguien estaba pensando que tras el fracaso electoral del pasado 2 de junio se daría espacio para un proceso de reflexión y autocrítica para hacer la transformación que la circunstancia existe, nada eso sucedió en el PRI, más bien se abrió la codicia para administrar las ruinas que quedan.

En el caso de Jalisco el PRI tendrá 3 diputados en el Congreso del Estado, es la representación más crítica en la historia política moderna en la entidad, pero esos legisladores tendrán un valor en el mercado político muy alto, toda vez que el futuro gobernador llegará muy amarrado, con un Congreso del Estado en el que su partido es minoría y estará obligado a hacer una alianza electoral con el PRI y con el PAN.
Muy penoso lo que hoy vive el PRI con una dirigencia que lo único que le importa es el control de este partido para saciar su ambición de poder, el controlar los subsidios y negociar el voto en entidades donde las condiciones lo permiten como es el caso de Jalisco.

Por eso cabe la pregunta: ¿Ahora sí el PRI recibirá los santos óleos?

¿Llegó el momento de enterrar al PRI? ¿Será Alito Moreno su sepulturero?

Continuar Leyendo

JALISCO

Chivas, la gran pasión del gobernador: Enrique Alfaro y el deporte de la gobernanza

Publicado

el

Crónicas de Pacheco, por Daniel Emilio Pacheco //

La administración de Enrique Alfaro en Jalisco se asemeja en muchos aspectos a la tumultuosa relación entre los entrenadores de Chivas y su apasionada afición. Ambos escenarios, aunque en ámbitos distintos, revelan un patrón de altas expectativas, resultados inconsistentes y un constante escrutinio público.

Expectativas y resultados inconsistentes

En el mundo del fútbol, los entrenadores de Chivas, como José Manuel «Chepo» de la Torre y Víctor Manuel Vucetich, han enfrentado la presión incesante de obtener resultados positivos. De manera similar, Enrique Alfaro asumió el cargo de gobernador con promesas de transformación y progreso para Jalisco. Sin embargo, al igual que los entrenadores que enfrentaron rachas de malos resultados, Alfaro ha tenido que lidiar con críticas por la falta de cumplimiento de algunas de sus promesas electorales. La gestión de la pandemia de COVID-19, con decisiones controversiales y resultados mixtos, es un claro ejemplo de cómo los resultados inconsistentes han llevado a enfrentamientos con los medios de comunicación que cuestionan su efectividad.

Lesiones y crisis políticas

Así como los entrenadores deben enfrentar las lesiones de jugadores clave, Alfaro ha tenido que manejar crisis políticas por falta de jugadores destacados al momento que su jugador estrella, “Pope” del Toro, tuvo que abandonar el campo de juego político a la reelección y luego a la gubernatura por “lesión”, lo que ha llevado a Enrique Alfaro a tener que entregar su estrategia de juego político en manos del “Gambetero” Lemus.

La falta de jugadores en su equipo de gobierno, destacados en el contacto social y la operación política, ha llevado al gobernador a enfrentar crisis sociales que han lesionado su administración. Las protestas por la violencia y la inseguridad, así como la gestión de la pandemia, han sido pruebas duras, similares a las lesiones de jugadores estrella que afectan el rendimiento de un equipo.

Los medios de comunicación han criticado fuertemente su gestión de la seguridad y los derechos humanos, comparables a las críticas que reciben los entrenadores de Chivas cuando sus estrategias fallan y no logran controlar la «lesión» social, un ejemplo de ello es Fernando Quirarte (2011-2012) y su fracaso con el equipo en torneos y mala racha de lesiones en jugadores, ante esto, la afición se mostró impaciente y crítica debido a los malos resultados, lo que provocó un ambiente hostil que contribuyó a la salida del “Sheriff” Quirarte del club.

Desarrollar talento y política de solo mexicanos

La política de Chivas de utilizar solo jugadores mexicanos refleja una tradición que, aunque noble, limita las opciones estratégicas del equipo. Del mismo modo, Alfaro ha enfrentado la tarea de promover el talento local y manejar recursos limitados para impulsar el desarrollo del estado. Esta restricción de recursos se compara con la limitación de Chivas de no poder contratar jugadores extranjeros, lo que complica la competitividad en ambos escenarios. Sin embargo, se debe reconocer que, dos políticas en las que el gobernador de Jalisco ha decidido jugar fuera de la entrega a la federación: Educación y Salud le han dado buenos resultados

Expectativas de la afición y la ciudadanía

La afición de Chivas es conocida por su pasión y sus altas expectativas, características que encuentran un paralelo en la ciudadanía jalisciense. Las decisiones de Alfaro, desde políticas públicas como A Toda Máquina, hasta proyectos de infraestructura, han sido objeto de intenso escrutinio y críticas, al igual que las tácticas de entrenadores como Juan Carlos Ortega y Tomás Boy. En ambos casos, el descontento se manifiesta en protestas y demandas de cambio. Los medios de comunicación, como NTR y El Informador, han jugado un papel crucial en amplificar estas expectativas y críticas, similar a cómo los aficionados de Chivas usan las redes sociales y los medios para expresar su descontento.

Presión por lograr títulos y resultados tangibles

Chivas y sus entrenadores enfrentan una presión constante por ganar títulos, un reflejo de la exigencia de la ciudadanía hacia sus gobernantes por resultados tangibles. Enrique Alfaro ha sido criticado de forma permanente por no cumplir con algunas de sus promesas de campaña, como mejorar la seguridad y reducir la corrupción, y en los temporales de lluvia su “falta de voluntad” para solucionar las inundaciones en el Área Metropolitana de Guadalajara es crítica ciudadana constante. Esta presión por cumplir con las expectativas de sus «aficionados» políticos es comparable a la que enfrentan los entrenadores para entregar campeonatos. Las manifestaciones por casos como el de Giovanni López evidencian esta presión, con los medios cuestionando la efectividad y transparencia de su administración, lamentablemente, Enrique Alfaro en este caso salió reprobado una y otra vez.

Cambios de estrategias y adaptación

Implementar nuevas estrategias, tanto en el fútbol como en la política, es un proceso arduo. Entrenadores como Hans Westerhof (2004-2005) con su falta de títulos y cuestionable gestión táctica, enfrentó la desaprobación de la afición por medio de pancartas y gritos en los partidos, exigiendo un cambio en la dirección técnica del equipo, de la misma manera, Enrique Alfaro ha enfrentado obstáculos al reprimir manifestaciones de padres de desaparecidos, trabajadores que aportan al IPEJAL y están en contra de que el gobierno siga usando como caja chica su fondo de ahorro, mostrando el lado represivo del gobernador de Jalisco, y evidenciando su incapacidad de cambiar de estrategia o adaptarse a los cambios que la sociedad reclama.

Enfrentamientos con la afición y la ciudadanía

Los enfrentamientos entre la afición de Chivas y sus entrenadores, como en los casos de Tomás Boy y Ricardo La Volpe, son comparables a los conflictos entre Enrique Alfaro y diversos sectores de la sociedad jalisciense. Las protestas por la violencia, las marchas por la igualdad y las críticas a su gestión de la pandemia han generado tensiones similares a las que se viven en el estadio cuando el equipo no rinde como se espera. Los conflictos con medios de comunicación, como Notisistema, NTR, Proceso, MURAL y El Informador, amplifican estas tensiones, creando un entorno de constante confrontación y defensa.

En resumen, la administración de Enrique Alfaro se refleja en los desafíos que enfrentan los entrenadores de Chivas. Ambos deben navegar en aguas turbulentas de expectativas elevadas, resultados inconsistentes y una crítica constante, demostrando que ya sea en la política o en el deporte, liderar en Jalisco requiere no solo habilidad y estrategia, sino también una capacidad notable para resistir la presión y manejar la adversidad.

La diferencia es que, los entrenadores de las Chivas han mostrado capacidad de autocrítica y algunos han renunciado, otros, han sido cesados por la directiva del equipo, pero antes de llegar a esa decisión TODOS los entrenadores de Chivas han enfrentado columnas, artículos, reportajes, editoriales, y crónicas periodísticas completamente críticas a sus estrategias, resultados, elecciones de alineación, selección de refuerzos y mucho más, sin embargo, ninguno de los directores técnicos de Chivas ha hecho el papelón que el gobernador de Jalisco ha hecho enfrentando con el hígado y sin nada de autocrítica los contenidos periodísticos que han señalado el mal trabajo de su administración.

Por tanto, queda demostrado que, Enrique Alfaro nunca resistiría estar sentado en el banquillo de Chivas como director técnico… Saldría llorando.

En X @DEPACHECOS

 

Continuar Leyendo

Beisbol

2024, año difícil para mexicanos en la MLB: meneses a Triple A

Publicado

el

Al bat, por Jesús Alberto Rubio //

Se entiende que, si eres el mejor productor de carreras del equipo no tienen por qué mandarte a la banca y menos a alguna sucursal. Producir carreras y la efectividad en pitcheo son armas claves como rubros que más ayudan a ganar juegos.

¿A qué viene este tema?

Sí: y es que Joey Meneses fue enviado sorpresivamente a Triple A (Rochester) por los Nacionales y sobre esta decisión han saltado múltiples críticas y comentarios, con la mayoría preguntándose la razón de ello. 

No me extenderé en este asunto porque ya corre mucha tinta y voces al respecto: sólo puedo decir que los slumps en el beisbol siempre están a la orden del día por diversos factores, entre ellos los mentales y ajustes en la mecánica de bateo.

Sucede tanto de jugadores como de equipos –Yankees es un ejemplo en las últimas dos semanas—y en ese proceso Meneses no ha sido ahora la excepción en cuanto a su promedio de bateo, que no de su producción de carreras.

No estoy de acuerdo en la decisión tomada por los directivos/mánager de los Nats por lo que desde esta trinchera les mando un “tache” confiando en que a Joey lo llamen al equipo grande y vámonos recio.

Sucedió con Víctor González con la franquicia de los NYY, aunque en ese caso ¡lo dejaron libre porque según no rindió lo que esperaban de él! 

Lo bueno fue que no pasó mucho tiempo y retomaron criterio colocándolo de nuevo en una de sus sucursales en Triple A.

¡Por favor!

Acá entre nos: por ejemplo, con los NYY andan dos que tres, sino que más, con promedios bajísimos de bateo (incluyendo a Giancarlo Stanton) … ¡y no pasa nada!; allí siguen alineando sin ayudar al equipo.   

SERGIO «KALIMÁN» ROBLES 

También le comento: visitamos a Sergio «Kalimán» Robles, director de la Academia de Beisbol Héctor Espino, saludando también a Héctor «Venado» García (mánager del equipo) y a Isidro Morales, por lo que quienes nos dieron valiosa información que más tarde se las compartiré (graduación y entrega de constancias entre hoy y mañana). 

TIPS

MLB México:  Andrés Muñoz sigue con su colección de ceros. El sinaloense presume una efectividad de 1.59.

Irving Furlong:  Robinson Cano tiene una racha de 24 juegos en forma consecutiva pegando al menos un imparable con los Diablos Rojos que hoy viernes recibirán a los Tigres de QR teniendo a Trevor Bauer en la loma (10-0).

Al Bat: Por supuesto: hay gran expectativa en torno al estadounidense por todo lo que usted ya sabe, esperándose lleno al tope en el Harp Helú.

Beisbolpuro:  Cuatro equipos de la LMP, Charros, Sultanes, Venados y Cañeros sostendrán juegos de pretemporada en la Ciudad de México del 26 al 29 de septiembre teniendo como sede el Estadio Fray Nano. El año pasado equipos de LMP también realizaron juegos de exhibición en la capital del país.

UNA NOBLE PROPUESTA 

Verá qué cosa: viernes y sábado hubo actividad relevante en la Academia de Beisbol del Estadio Héctor Espino bajo la dirección de nuestro gran Sergio “Kalimán” Robles.

El viernes, tempranito, entrega de constancias y la noche de ayer, graduación de la primera generación de egresados del bachillerato tecnológico y deportivo de esa noble institución educativa federal.

Sobre ambos eventos, ya tendrá más detalles. 

A donde deseo ir es a lo siguiente:

 El viernes visitaron a la Academia los colegas amigos Rodrigo Rodríguez Gámez y Guillermo Gastélum Duarte, miembro del Comité de Récords y Estadísticas de la LMP y en ese escenario se encontraron con Sergio Robles, Rosario “Chayín” Rodríguez, Isidro “Sid Monge”. Maximino León, entre otras personalidades.

En relación a esa visita, Rodrigo, muy amigo de Sid Monge, ya nos contará también más detalles.

 

LA PLACA MEMORIAL

Otro gran detalle de Rodrigo, lo que alguna vez también señalamos desde la Asocrodes: colocar una placa –de viril o cemento— exactamente donde pudo haber sido el jom de lo que fue el estadio, primero La Casa del Pueblo en los primeros años de la década de los 30, y luego a partir de 1955, el Fernando M. Ortiz.

 

Rodrigo sostiene –y coincidimos—que las nuevas  generaciones deben conocer y tener en memoria vigente que ese escenario llenó de historia de beisbol y otros eventos sociales y culturales a Hermosillo. Que no deben quedar en el olvido.

Exacto: todo aquel proceso histórico ocurriría hasta el año de 1972 cuando fue demolido ingratamente por la picota oficial, sin previa consulta, de noche, y a espaldas del pueblo.

Ya veremos/estaremos atentos, con gestión respectiva, esa propuesta y qué respuesta puede tener.

 BATALLAN MEXICANOS EN MLB

Volviendo con Rodrigo Rodríguez: “El 2024 ha sido muy difícil para el béisbol mexicano en Las Mayores:

1.- Julio Urías sin resolución de caso.

2.- José Urquidy se sometió a cirugía Tommy John.

3.- Daniel Duarte se sometió a cirugía Tommy John.

4.- Patrick Sandoval se sometió a cirugía Tommy John.

5.- Luis Urías fue enviado a Triple A por Mariners.

6.- Víctor González fue enviado a Triple A por #Yankees.

7.- Joey Meneses fue enviado a Triple A por #Nationals.

8.- Jonathan Aranda se lesionó y lo regresaron a Triple A por Rays

9.- Manuel Rodríguez no se consolidó con #Rays.

10.- Luis Cessa no ha recibido oportunidad por #Royals.

11.- Irving López no encontró equipo en Estados Unidos.

12.- Luis Gonzáles lo dejaron en libertad.

 

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.