Connect with us

OPINIÓN

El presidente como víctima

Published

on

Compartir en redes:

Opinión, por Juan Ignacio Zavala //

No deja de sorprender el tener un gobierno que se sienta víctima de sus gobernados. En política, siempre se ha recurrido a factores externos para considerarse en esa situación: el poderío económico de las transnacionales, los fuertes intereses extranjeros, el voraz apetito expansionista de los imperios, las ideologías confeccionadas en lugares extraños a nuestro hogar y, claro, los traidores nacidos en la patria que se han vendido por unos cuántos cacahuates, ofreciendo sus servicios para minar la voluntad nacional.

Esos discursos los hemos escuchado por décadas: florecieron en la posguerra y en los años recientes son tomados con algunos matices cambiados por los populistas de izquierda y derecha.

Lo que ha resultado sorpresivo con AMLO es que se coloque, él personalmente, como víctima de los gobernados, sin importar posición política, social o económica. Basta con estar en desacuerdo en algo con el presidente, para que él se considere una víctima, la principal, de intereses bastardos, de ideas ilegítimas, de intentonas golpistas encubiertas por supuestas instituciones o derechos promovidos durante la pesadilla neoliberal.

No importa si se trata de un acaudalado empresario de los monopolios farmacéuticos, de un ministro de la Corte, de un reportero, del papá de un niño que muere de cáncer, de un doctor que salva vidas en condiciones precarias de instrumental médico, o de un poeta al que el crimen organizado le asesinó un hijo. Todos caben en el mismo saco de la traición a la patria, de la connivencia con los que fueron poderosos hasta 2018.

El presidente nada tiene que resarcir ni explicar a nadie porque él es la víctima de todos: de los medios, de los partidos, de los empresarios, de los periodistas que preguntan, de los luchadores por los derechos humanos, las ONG, de los policías que reclaman sus derechos, de los enfermos que reclaman las medicinas, de los familiares de los enfermos, de los asesinados, de los deudos de los muertos. Es la única víctima, no hay más.

Asumido en eterna víctima, el presidente reclama para sí mismo la atención que se da al enfermo, la compasión y la solidaridad con el familiar del muerto; exige que se le haga caso en todo lo que pide, que se le dé la razón en todo lo que dice.

Porque no hay nadie que haya reclamado más que él en los últimos años, porque él ha sido la víctima de todos, del desprecio de todos, de la maldad que habita en esas mentes enfermas, incapaces de entender el sacrificio que hace por nosotros; él, que se entrega diariamente, que se ofrenda ante todos para ser señalado y azotado por sus enemigos de siempre: los saqueadores de la patria.

El presidente sabe que victimizarse es una estrategia que da frutos en esta época. Por eso recurre constantemente a aquello de “nos dejaron un cochinero, “antes se lo robaban”, “no dejaron dinero”, “es culpa de los de antes y de los de antes de esos”, “nosotros no somos así”… siempre tratando de quedar como el que es motivo de abuso, no como el abusador. Pero, en su delirio victimista, topa con pared.

Creer que puede culpar a los doctores del desastre que ha hecho su gobierno en materia de salud, es un contrasentido, aunque él piensa que es lo correcto. Suponer que los familiares de las víctimas son militantes políticos, es un error. Pronto lo veremos echarle la culpa de los incendios a los bomberos. El problema de tener a un gobernante asumido como víctima, es que hace de la culpa política pública, y en eso se le va el día, en quejarse y no hacer nada, porque los otros no lo dejan.

(*) Cortesía de Yo influyo

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

¿Y los enfermos por el Río Santiago, cuándo?

Published

on

Compartir en redes:

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Jalisco tiene dos problemas muy graves que reclaman atención urgente: uno es el de los desaparecidos que durante el pasado año fueron contabilizados 2,100 personas que ya no regresaron a sus hogares y que muy posiblemente estén ya sin vida la mayor parte de ellos; y el segundo gran problema lo constituye la población que está en la ribera del río Santiago y que son aquejados, principalmente, por el cáncer y enfermedades renales.

El tema de los desaparecidos marca agenda, tanto que este fin de semana el gobernador volvió a descalificar el trabajo de los periodistas, como el del columnista de El Informador Rubén Martín, por poner el dedo en la llaga al subrayar con la enjundia y el valor que lo distingue la desaparición de 7 jóvenes y que por fortuna, hasta la información que teníamos la noche de este domingo, 5 de estos ya habían regresado a sus hogares, faltando dos aún y que quiera Dios vuelvan a sus casas.

Sobre el malestar del gobernador Alfaro podemos interpretar como un buen indicador el que se irrite con la denuncia y crítica periodística, lo que lo obliga a que el tema le ponga atención especial para cuando menos taparnos la boca a quienes tanto molestamos por la forma reiterativa como cincelamos estos sucesos que en un país con un gobierno de a deveras no pasan, cuando las instituciones y órganos de gobierno funcionan, países en los que no hay impunidad.

El otro gran tema son los enfermos por la contaminación del río Santiago, que es el asunto número uno en la agenda del gobernador que tine como bandera la refundación del Estado. Bien que Alfaro luche por rescatar el río Santiago, el río de la muerte. Bien que tenga un programa de obras de infraestructura cuyo avance mostró hace unos días cuando encabezó la macro excursión para que sus críticos de la prensa y autoridades de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) conocieran lo que están haciendo.

Sin embargo, queremos que ese temperamento del gobernador aflore con la misma enjundia para que se atienda el problema de salud que tienen cientos o miles de ribereños por la contaminación de este río que tantas muertes ha ocasionado y que provocó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos intervenga y exija atención urgente y extraordinaria en materia de salud que, por cierto, no se ve.

Sí, que se enoje Alfaro por las injusticias que las mafias del poder han hecho con los habitantes de estas zonas pobres; que se irrite con las autoridades anteriores y con los monigotes inútiles que están al frente de la Secretaría de Salud que tienen a Jalisco en el primer lugar por muertes de dengue e influenza.

Sí, que a ellos les grite y hasta, les hable directo y de frente, de que son unos inservibles que no sienten el dolor humano, que están picados por la ponzoña de la soberbia por ser parte del poder de la gran burocracia.

¿Por qué Alfaro no organiza una macro-excursión para que de viva voz los enfermos que genera la contaminación del río Santiago le relaten cómo son ignorados y cómo poco a poco se van muriendo por falta de atención médica adecuada?

Todo lo que nos rodea está en un problema mayor, que se llama devastación y despojo socioambiental porque nos han quitado la tranquilidad, la sangre, la vida, el derecho de vivir donde queremos estar”, grita con impotencia la activista Graciela González Torres, quien forma parte de la asociación civil un Salto de Vida y que reclama esa agención urgente y extraordinaria.

ESTUDIO A CINCO AÑOS

En el marco de la macro-excursión el gobernador Enrique Alfaro al lado del rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, anunció que la casa de estudios con sus investigadores realizará un estudio -otro más- para conocer las causas que han generado estas enfermedades en la población y que estará listo en cinco años, o sea, cuando el sexenio concluya, lo que hace pensar que estarían pateando el bote y que la UdeG se presta al juego perverso.

El gobernador Alfaro debe convocar a una macro-excursión exclusiva para ver el tema de salud y las enfermedades que sufre esta población del río Santiago y que le quite presupuesto a áreas superfluas de su gobierno para destinarlas a la atención de esta población en forma urgente como lo indica las Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sí, que el gobernador por este tema de contaminación y salud se pelee con el gobierno central y después, cuando haga las pases, lleve al Presidente López Obrador a esta zona y lo comprometa a que le entre el Gobierno Federal. Creo que ese pleito por la salud de esta gente jodida los jaliscienses se lo aplaudirían.

¡Qué se enoje el gobernador por el abandono y por el crimen que se ha cometido con estas familias y ese político de echado para adelante lo veamos defendiendo a los sin voz, a aquellos que no tienen dinero, medicinas ni servicios de salud para seguir viviendo!

Continue Reading

OPINIÓN

La delegación federal ¿naranja?

Published

on

Compartir en redes:
De Frente al Poder, por Óscar Ábrego //

Muchos se preguntaron por qué el ingeniero Enrique Alfaro, durante la más reciente visita que realizó Andrés Manuel López Obrador a Los Altos de Jalisco, elogió el trabajo de quien cobra aquí como delegado federal, Armando Zazueta. Pues bien, la respuesta parece que tiene que ver con un acuerdo entre el gobierno naranja y la Coordinación General de Programas Integrales de Desarrollo.

Fuentes allegadas al primer cerco alfarista aseguran que el pacto fue planteado desde la Ciudad de México y consiste en mantener una coordinación tal, que promueva y empodere a personajes que tengan posibilidades reales de contender en las elecciones del 2021, con la mira puesta en el 2024.

Un ejemplo muy claro de ello, es el que se miró justo hace una semana, cuando el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus y la diputada federal emecista Fabiola Loya, encabezaron la entrega de apoyos a adultos mayores, invitados por el subdelegado regional, Demetrio Almeda Hernández.

Sobre lo anterior hay que destacar que no sólo contraviene la instrucción del presidente, quien en octubre giró un oficio mediante el cual pidió a los delegados evitar hacer uso de los programas sociales con sesgo partidista o para la auto promoción personal, sino que además se configura un delito, según lo establecen los Lineamientos Generales que Regulan las Funciones de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo de la Secretaría del Bienestar.

Hay más. Detrás del trato se escondería una apuesta que puede provocar una crisis de pronóstico reservado entre los militantes de Morena en la entidad. Resulta que en virtud de que viene la renovación de los mandos tanto a nivel nacional como local, se habría puesto en marcha una estrategia con la finalidad de apoderarse de la dirigencia estatal y así controlar las finanzas del Movimiento de Regeneración Nacional. Pero por si faltara algo, existe la promesa de caminar de la mano con el gobierno estatal, a fin de evitar la derrota de Movimiento Ciudadano, en especial en el área metropolitana.

Nadie me sabe decir si de por medio habría varios millones de pesos de compensación, sin embargo, lo que sí me aseguran, es que de esto nada sabe López Obrador. Bueno, hasta hoy.

La lógica que mueve a los promotores de esta tenebra, tendría que ver con el hecho de que buscan ampliar sus espacios de poder político y económico, sin importar los principios que rigen a la 4T. Debido a que ya dominan la dependencia federal más importante de Jalisco, su siguiente objetivo es imponer candidaturas abyectas y consensuadas con los operadores anaranjados.

Así, ahora que trasciende la existencia de esta conjura, es preciso que AMLO atienda el asunto, puesto que los ánimos entre muchos de sus seguidores en el Estado están al borde del hartazgo.

Para terminar, no quiero dejar pasar la oportunidad para comentar tan sólo un caso que describe con toda precisión el perfil de quienes están al frente de la delegación federal.

Me cuentan que hay días que alrededor de la oficina principal de Becas Benito Juárez huele a perro, y es que un “alto” funcionario suele hacerse acompañar de un can de la raza Dachshund (conocido como salchicha); lo bueno de esto, es que ya no lleva a sus otras mascotas, porque antes apestaba a orines de gato.

Continue Reading

OPINIÓN

Reforma al Ipejal a la vista

Published

on

Compartir en redes:

Metástasis, por Flavio Mendoza //

Siguen en curso los foros en el Congreso del Estado para la construcción de una reforma integral a la Ley de Pensiones del Estado de Jalisco, mismo que sigue en problemas de abasto en medicamento, así como con egresos millonarios que ponen en peligro la salud financiera del Instituto.

Llama la atención cómo se ha modificado el discurso del director general, Iván Argüelles, quien ya comienza a hablar de la expectativa de derecho, lo que pone alerta a todos los trabajadores, pues a diferencia de las modificaciones que se hicieron en 2009 quizá se esté pensando, entre las modificaciones, la derogación del artículo cuarto transitorio, referente a los requisitos para las pensiones.

El Congreso se impulsa la propuesta que para el cálculo del monto de dicha pensión se tomaría el promedio de los últimos 10 años de cotización, con la justificación de que sería una forma de impedir a los políticos jubilarse con el sueldo de un puesto de elección o cargo de confianza en algún poder del Estado, sin embargo con esto se seguirá beneficiando al político y el trabajador de trayectoria vería mermado el cálculo de su pensión simplemente por la actualización de los incrementos salariales durante esos 10 años.

En el discurso se sigue diciendo que las pensiones VIP no afectan al instituto, sin embargo, los 76 jubilados que reciben entre 100 mil y 200 mil pesos mensuales, hoy representan el 9% del total del gasto del Ipejal para el pago de pensiones y se seguirá actualizando, al momento este monto representa 10 millones 819 mil 662 pesos, mientras el promedio de pensión por este rubro está en 7 mil pesos, esta cantidad sería suficiente para el pago de 1545 pensiones promedio del Instituto. Pero el candado no puede ser el promedio de los últimos años 10 de cotización, sino que debe haber un tope de cotización para quienes en una función de confianza de primer nivel en alguno de los poderes del estado, de elección popular o derivada de elección popular reciban un sueldo superior al tope salarial que se determine en la propia ley para la pensión.

Los foros posiblemente serán, como para otros objetivos, solo el parapeto que legitime la decisión del gobernador en acuerdo con el director del Ipejal y los diputados del Congreso del Estado. El Congreso está obligado además a garantizar que las inversiones del Instituto no se apuesten por proyectos con evidentes riesgos, un organismo con autonomía en el que participe el congreso para validar cualquier inversión del instituto, así como para que revise la viabilidad de los activos del Ipejal y su posible futuro.

Realizar un plan que permita adelgazar la nómina del Ipejal y verificar el gasto en servicios médicos del personal que laboral en el Instituto, así como impedir el incremento de sueldos a funcionarios de confianza del Instituto sin justificación y que excedan del 10%, pues entre las primeras acciones del actual director general se realizó un incremento de entre 33 y 76% del sueldo con la justificación del cambio de nombre a la función de los directivos del Ipejal.

Twitter: @FlavioMendozaMx

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy