Connect with us

Beisbol

La polémica compra de los estadios de beisbol Héctor Espino y Tomás Oroz Gaytán

Published

on

Compartir en redes:

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Al igual que a otros colegas y gente apasionada del beisbol, compartimos el enorme gusto porque tengamos un Presidente de la República muy beisbolero y que instrumente programas y políticas públicas de gobierno para fomentar este deporte masivo.

Bien por ello y que haya creado en febrero en el Gobierno Federal una oficina para la promoción y desarrollo del beisbol en México (ProBeis) que está a cargo del ex liga mayorista de Padres de San Diego, Edgar González. ProBeis es un ente independiente de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) que está bajo la dirección de la atleta y ex medallista olímpica Ana Gabriela Guevara, y se le asignó un presupuesto este año de 350 millones de pesos.

LA COMPRA DE DOS ESTADIOS DE BEISBOL

Sin embargo, en días pasados el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la compra de los estadios Héctor Espino y Tomás Oroz Gaytán, que están en Hermosillo y Ciudad Obregón

Conforme publicó el portal Animal Político, el costo de la compra por los dos estadios es de mil 57 millones de pesos. El Estadio Héctor Espino tiene una superficie de 70 mil metros cuadrados y su valor de avalúo es de 475 millones 24 mil pesos, en tanto que el Estadio Tomás Oroz Gaytán cuenta con una superficie de 93 mil 442 metros cuadrados y su valor de avalúo es de 582 millones 302 mil pesos.

Se dio a conocer que las negociaciones de compra venta iniciaron el pasado 8 de mayo y fue Edgar González el que formalizó el proceso con la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich.

Al respecto el Presidente López Obrador informó : “Van a ser escuelas, son proyectos para entretenimiento, porque los estadios están muy bien ubicados, se van a construir instalaciones, se va a llevar a cabo un buen proyecto en cada uno de ellos”.

Sobre la inversión para la construcción de las escuelas López Obrador dijo que por el momento se cuenta solo con la participación del gobierno, pero en un futuro invitará a la iniciativa privada, “porque se está contemplando, incluso en algunos casos la construcción de hoteles, de centros comerciales, plazas tomando como base el estadio”. 

El mandatario añadió que no se van a destruir los estadios, pues seguirán siendo utilizados para jugar béisbol y sófbol.

REACCIONES NEGATIVAS

La decisión del Presidente de adquirir estos dos estadios en poco más de mil millones de pesos prácticamente en ningún sector agradó, por varias razones. Una, porque se considera que son demasiados recursos para la compra de dos inmuebles que son caros y que además se concentran en un estado muy beisbolero, porque si comparamos que el presupuesto de ProBeis en este primer año es de 350 millones de pesos, ya los números no checan, ya que estos recursos que salen directamente de la Secretaría de Hacienda se estarían canalizando en este primer año al programa de apoyo al beisbol sería de 1,407 millones de pesos.

Estos números chocan con el presupuesto que tiene la Conade para el presente año fiscal de 1,718 millones de pesos y que comparado con los cerca de 7 mil millones de pesos del 2018, la baja es muy alta y que viene a afectar programas deportivos en otros deportes que también tienen su importancia, hay que precisarlo.

¿CUÁL ES EL PLAN?

Por otro lado, hay que preguntar y preguntarnos cuál es el plan que existe para apoyar al beisbol y que debe visualizarse para los seis años, porque así como nos están soltando la información, pareciera que es un tema de ocurrencias.

La consecuencia es que algo bueno se distorsione y se descalifique el esfuerzo de apoyar como nunca antes desde el gobierno el impulso y fomento del deporte rey.

¿Cómo debería apoyar el Gobierno Federal la promoción del beisbol, con escuelas y academias? Algunas respuestas tenemos a esta pregunta:

El cronista deportivo Eduardo Almada, propone: “Creo que mucho mejor sería impulsarlo al nivel educativo, reglamentando su inclusión opcional en preparatorias y universidades con apoyo de ligas mexicanas profesionales. Evitaría la gigantesca pérdida de valores entre 16 y 19 años, crítica etapa. Las academias deben ser privadas”.

Bardo Galindo, presidente de la Asociación Estatal de Beisbol de Jalisco (AEBEJ), expresa: “Pienso que esa inversión no está bien aplicada, es mucho dinero para comprar dos inmuebles, hay que invertir en la base. Hay diez academias planteadas para este año, que no han arrancado por la cuestión presupuestal”.

No es cierto que ProBeis tenga tanto dinero, porque no le ha llegado, desconozco de donde tomaron dinero para comprar los estadios, porque tampoco está en el presupuesto de ProBeis”.

Sobre la inversión en las academias, pienso que en las diez academias planteadas hay una inversión importante que se pueda hacer, coincido que se puede tener a los muchachos estudiando y practicando el beisbol, estudiando una carrera técnica”.

La otra parte importante es en las Ligas Infantiles, tenemos en el país 150 o 180 ligas infantiles y en todas ellas hay unos 45 mil niños y jóvenes que participan y es allí donde se requiere la inversión, porque actualmente la hacen los padres de los peloteritos”.

EL APOYO DE AMLO A CLAUDIA PAVLOVICH

¿Cómo se dio la decisión de que el Gobierno Federal adquiera los dos estadios de beisbol de Hermosillo y Ciudad Obregón donde jugaron por cerca de 4 décadas los Naranjeros y los Yaquis en la Liga Mexicana del Pacífico?

Fue la gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich la que solicitó al Presidente Andrés Manuel López Obrador apoyo para rescatar el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (ISSSTESON) que durante el gobierno anterior que encabezó Guillermo Padrés Elías una mala administración lo dejó en bancarrota, estimándose un adeudo cercano a los dos mil millones de pesos.

La alternativa que encontró la gobernador Pavlovich Arellano fue vender bienes del Gobierno del Estado para rescatar del colapso financiero al ISSTESON y entre los bienes de mayor valor que se disponían son precisamente los dos estadios de beisbol que ya no se utilizan ya que fueron construidos dos nuevos estadios.

Un proyecto que se tenía era el convertir el estadio Héctor Espino en un Centro de Convenciones, con zona de centro comercial, hoteles, restaurantes y cines.

Conociendo el gusto que tiene el Presidente Andrés Manuel López Obrador de impulsar el biesbol, la gobernadora Claudia Pavolovich le ofreció estos estadios como el Héctor Espino, que son emblemas del beisbol, convertirlos en academias y escuelas.

El Presidente le dio instrucciones a su director de ProBeis, Edgar González que platicara con la gobernadora y tras varios encuentros, se tomó la decisión que estos estadios fueran adquiridos por el Gobierno Federal y formen parte del proyecto sexenal de apoyo al beisbol.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Babe Ruth: El pelotero más trascendente en la historia del beisbol

Published

on

Compartir en redes:

Al Bat, por Jesús Alberto Rubio //

El pasado viernes 16 de agosto debemos recordamos la memoria de quien está conceptuado el pelotero más importante en la historia del beisbol de Ligas Mayores: Babe Ruth.

Su sensible deceso, en 1948, dejó un profundo vacío en la historia del pasatiempo. El Babe murió de cáncer de garganta en Nueva York a los 53 años de edad.

Dos años antes se le había diagnosticado el mal cancerígeno y se pasó casi tres meses internado, período en el que perdió 35 kilos. Su recuperación fue lenta, pero el cáncer volvió a aparecer.

Es famoso aquel día cuando el 13 de junio de 1948 apareció por última vez en público en una ceremonia enmarcada en el 25 aniversario del Yankee Stadium, día en el que fue retirada su camiseta, la número 3.

Finalmente, el 16 de agosto de 1948, Babe Ruth falleció en el hospital, totalmente consumido por el cáncer. Luego la autopsia reveló que había surgido de la nariz y la boca y se había ramificado por todo el cuerpo.

Las últimas personas en verlo con vida, coincidían que murió extremadamente delgado. Durante su agonía, Ruth recibió miles de cartas de sus fanáticos, hasta una llamada del presidente Harry Truman.

Fue velado en el Yankee Stadium rodeado por 100 mil fans. El funeral se realizó en la catedral de San Patricio de Nueva York y fue enterrado en el cementerio Puerta del Cielo de Nueva York.

NOTABLE TRAYECTORIA

Tras jugar entre 1914 y 1935, dejó marcas y hechos que le llevarían con todos los honores a instalarse en 1936 dentro del Salón de la Fama, con sede en Cooperstown.

De su época, fue inolvidable cómo estableció récords –además de sus inicios como lanzador–, tal cual sus 60 jonrones en una temporada y los 714 en su elocuente carrera en los diamantes.

Babe Ruth llegó a la Gran Urbe de Hierro con una notable trayectoria como lanzador de Boston por sus 23 triunfos en 1916 y 24 en 1917, además de que en dos Series Mundiales tuvo 3-0 con 0.87 de efectividad e incluso estableció la marca para su tiempo de 29 innings sin permitir anotación.

Había debutado a sus 19 años de edad, con Boston en 1914 con una victoria sobre Cleveland lanzando siete episodios; al final de la campaña tuvo récord de 2-1 en ganados y perdidos en cuatro apariciones, con una ofensiva de 10-2, con un doble.

Al siguiente año, ya como estelar abridor, logró 18-8, con 2.44 de efectividad.

Su primer cuadrangular, siendo pitcher, lo conectó el 6 de mayo de 1915 en el Hiltop Park, a Jack Warhop, de origen indio.

En esa campaña pegó 4 jonrones, 10 dobles, produjo 20 y promedió .315, ayudando a ganar el título de la Americana a Medias Rojas.

Luego, en su debut en los Clásicos de Octubre, donde por primera vez un presidente de EU, Wooldrow Wilson, lanzó la primera bola (segundo juego en Filadelfia), Ruth sólo tuvo una participación al bat como emergente. Boston ganó la Serie 4-1.

Sin embargo, en 1916 fue el mejor lanzador zurdo de la Americana con 23 victorias, nueve blanqueadas (nuevo récord de la época) y 1.75 de efectividad. Boston fue al Clásico y le ganó en cinco juegos a Brooklyn.

En el segundo partido, Ruth ganó lanzando 14 innings, algo nunca antes visto en clásicos otoñales.

Después de recibir jonrón en el primer episodio, enseguida tiró trece ceros consecutivos, los que aumentó a 29.2 tercios en el Clásico del 18 contra Cachorros a los que vencieron en el sexto juego 4-1 para establecer nueva marca, vigente hasta que Whitey Ford entre las Series de 1960 y 1961 no permitió carrera en 32 episodios.

En aquella confrontación otoñal del 18, Ruth logró par de victorias y Boston se apuntó el banderín. Ese año fue líder jonronero, con 11.

El 19 estuvo sensacional porque en 111 partidos como jardinero, conectó 29 jonrones y derribó la marca de 27 que tenía Ned Williamson desde 1884 jugando para Chicago.

También fue líder en producidas con 114 y de anotadas (103), acumulando un porcentaje de bateo de .322. En la loma tuvo récord de 8-5 en 17 juegos. Cuatro veces vio acción en primera base.

Fue su último año en Boston.

LA MALDICIÓN DE RUTH”

El 3 de enero de 1920 de ese año, Jacob Ruppert, compró el contrato de Ruth a Medias Rojas de Boston por 125 mil dólares y un bono de 300 mil al propietario de los Medias Rojas, Harry H. Frazee, y desde entonces, el mundo beisbolero aseguró que prevalecía “La Maldición de Ruth” contra Boston, porque los de Nueva Inglaterra no ganaban una Serie Mundial desde 1918.

El motivo de su venta a los Yankees que hizo Frazee, fue por tener dinero para montar una obra de teatro, denominada “Adiós Nanette”, que a la postre sería un total fracaso.

Y es que Ruth era un potencial de grandes dimensiones:

El 20 apantalló al mundo beisbolero por sus 54 jonrones, una inmensa marca para la época, además de otra de slugging (.847), promedió .376 y encabezó al circuito en producidas (137) y bases recibidas (148), además de anotar en 158 veces.

Babe, jugaba en el jardín derecho.

Hay quienes aseguran que sus proezas y carisma limpiaron y salvaron la imagen del deporte, empañada cuando ocho integrantes de los Medias Blancas de Chicago fueron acusados de venderse a los apostadores en la Serie Mundial de 1919 contra Cincinnati. 

Si se recuerda, fue el 3 de agosto de 1921 cuando el Comisionado de Beisbol, Judge Kenesaw Landis, expulsó para siempre a Joe Jackson, Eddie Cicotte, Chick Gandil, Buck Weaver, Lefty Williams, Swede Risberg, Happy Felsch y Fred McMullin. Por su delito, fueron llamados “Medias Negras”. (Jackson y Cicotte, eran grandes estrellas). 

Obviamente, la impresionante producción con el bat e impacto que tuvo el gran Bambino en el beisbol, realmente hizo olvidar aquella Serie Mundial. 

El Babe, nombrado el Mejor Peloter del Siglo 20, sobre Willie Mays, Hank Aaron, Ted Williams, Ty Cobb, Joe DiMaggio, Walter Johnson, Lou Gehrig, Jackie Robinson y Honus Wagner, al iniciar la segunda década del Milenio, le había dado nueva vida al beisbol.

Bueno, debo recordar a las Medias Blancas de Chicago, quienes en 1920 se convirtieron en el primer equipo ligamayorista en contar con cuatro ganadores de 20 o más juegos: Red Faber (23-13), Eddie Chicote (21-10), Lefty Williams (22-14) y Dickie Kerr (21-9), pero ni así pudieron ir a la Serie Mundial.

Dicen los expertos que ganaron tantos juegos como para hacer olvidar lo que había sucedido un año antes cuando sus 8 peloteros se vendieron.

EL NUEVO YANKEE STADIUM

El 6 de febrero de 1921, Ruppert, adquirió un terreno en el barrio del Bronx ubicado al otro lado del Río Harlem, frente al vetusto Polo Grounds eregido en 1880.

Aquel 1921, Babe Ruth volvió a impresionar con 59 vuelacercas, .378 de bateo, 171 producidas y .846 de slugging, ayudando notablemente a los Yankees para que obtuvieran el primer banderín de su historia en la Liga Americana, hecho que repitieron en 1922.

Esa Serie del 21, denominada del “Subway” (Metro) y en la que Yankees cayó ante Gigantes de Nueva York en ocho juegos, sería la última celebrada a nueve partidos en la historia de Ligas Mayores.

En ese Clásico, Babe Ruth pegó el primer de sus 15 jonrones en ese tipo de confrontaciones y, por primera vez, todos los juegos se realizaron en un mismo estadio (Polo Grounds).

El 5 de mayo de 1922, el Coronel Ruppert colocó la primera piedra de lo que sería la nueva casa de los Yankees, en tanto jugaban su último año en el Polo Grounds.

El Yankee Stadium se iba a constituir en el primer escenario de beisbol con tres pisos y el de mayor capacidad, toda vez que el día de su inauguración, el 18 de Abril de 1923, asistieron 74 mil 217 aficionados, quienes gozaron la victoria de 4-1 de sus Mulos con pitcheo de Bob Shawkey y un cuadrangular de tres carreras de Ruth.

El Yankee Stadium que estaba a punto de ser el parque deportivo más famoso de Estados Unidos,  era un enorme estadio, con una formidable estructura de concreto que en mucho se adelantaba a su época y que incluso fue escenario de las famosas Ligas Negras de los Brooklyn Royal, Kansas City Monarchs, Cleveland Buckeyes, Philadelphia Stars, Lincoln Giants, Homestead Grays, St. Louis Stars, entre otros grandes equipos de aquella época en la que todavía faltaba mucho para que se terminara con la barrera racial de las Ligas Mayores.

Un circuito donde brillaron con luz propia y enorme fuerza los Joshua Gibson, calificado como “El Babe Ruth de las Ligas Negras”; Roy Campanella, Jackie Robinson, Walter “Buck” Leonard, Satchel Paige, Ray “Mamerto” Dandrige, Martín Dihigo, Cool Papa Bell, Oscar Charleston, Pop Lloyd…

Rube Foster, ex-lanzador, en 1920 se había convertido en el principal impulsor y fundador de ese circuito y a la postre sería conocido como “El Padre del Beisbol de las Ligas Negras”.

Caray… de seguro usted ya había leído y se sabía toda esta riqueza de historia que hoy he compartido en recuerdo del gran Bambino en ocasión de un aniversario más de su deceso

Y sí: eterno, Babe Ruth.

Continue Reading

Beisbol

México debe ir con lo mejor al Premier12: Atinado designar a Valenzuela comisionado de la LMB

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

México, Estados Unidos y República Dominicana, las tres selecciones del continente americano que disputarán junto con Holanda uno de los boletos directos a los Juegos Olímpicos de Tokio durante el certamen Premier12 a celebrarse del 2 al 5 de noviembre en el estadio de los Charros en Zapopan -una de las tres sedes de dicha eliminatoria-2w han elegido de entre lo mejor a los managers que tendrán a su cargo los respectivos escuadrones que habrán de medirse entre sí, aunque valga mencionarlo, pareciere que van tardíamente en el proceso ya que el tiempo apremia para registrar los rosters ante la organización del Premier12.

Como ya lo mencionamos en entregas anteriores, los hombres de pantalón largo del béisbol mexicano, se decantaron por Juan Gabriel Castro, el sinaloense ligamayorista con larga historia como pelotero en 19 temporadas en equipos de la Gran Carpa y con alguna experiencia como piloto en equipos de la Liga Mexicana del Pacífico y una gran experiencia como coach con los Dodgers de Los Ángeles y con los Phillis de Filadelfia, en lo que se recibe como una acertada decisión.

Entre los directivos de las barras y las estrellas, fue el campeón y colmilludo timonel Joe Girardi el elegido, mientras que la República Dominicana se inclinó apenas hace un par de días por el coach de los Mets de Nueva York, Luis Rojas, quien desde hace rato estaba entre los candidatos para asumir las riendas de la selección para el torneo que sirve de clasificatorio para las Olimpiadas de 2020.

Con las respectivas designaciones de sus managers inició el proceso para la integración de los equipos que habrán de medirse en el certamen preolímpico Premier12.

En el caso de México, que es el que nos interesa y ocupa, se puede decir que en tanto el entrenador mexicano siendo una figura importante del béisbol nacional y habiendo realizado un satisfactorio desempeño en el mejor béisbol del mundo, su conocimiento de los peloteros mexicanos que allá juegan o han jugado deberán dar fruto, el asunto es que se advierte que el tiempo está encima porque el 3 de septiembre es la fecha establecida en que deberá presentarse ante la organización del Premier12 el listado de 42 beisbolistas que integrarán la preselección formal de cada país, de los cuales se decantarán los 25 peloteros que serán los titulares del roster que deberá inscribirse antes del 3 de octubre.

Lo complejo es conjuntar ese grupo de 42 que se deberán registrar. El contraste por ejemplo con el país vecino del norte es que ellos tienen un abanico muy amplio de peloteros para elegir a los 42 beisbolistas que integrarán su preselección olímpica, mientras que México no tiene demasiado amplio su espectro, cuenta actualmente con 23 peloteros aztecas en equipos de Grandes Ligas y otros tres que siendo excelentes jugadores estaban activos en escuadras de la Gran Carpa y recién causaron baja, más siete u ocho beisbolistas que han sido ligamayoristas y por su calidad siguen activos en equipos de Japón o en el béisbol estival mexicano, así como los cuatro o cinco personajes estelares que aunque ya no están activos en Ligas Mayores aún son muy valiosos y pueden ser susceptibles de utilizarse para conformar el listado preliminar de alrededor de 55 jugadores para desde ahí decantar a los 42 y después 25, debiendo considerar 10 o 12 buenos peloteros en equipos de las Ligas mexicanas.

Ambos escuadrones tienen parecidas circunstancias limitativas toda vez que hay buenos peloteros que no podrán ser tomados en cuenta porque están inmersos en rosters de equipos que tienen posibilidades de estar jugando los playoffs en la Gran Carpa sea en la etapa por la lucha de las series divisionales o por la competencia en búsqueda del logro de la corona de cada una de las dos Grandes ligas, La Americana y La Nacional, o incluso porque tengan posibilidad de jugar la Serie Mundial y en este esquema no obstante la misma limitación hay que insistir, del equipo estadounidense tienen una amplitud importante de peloteras, en cambio el escenario para México es más limitado.

LOS LIGAMAYORISTAS DESCARTADOS

Debido a esta situación, podemos casi descartar del seleccionado mexicano a valiosos peloteros en Dodgers como Julio Urías y Alex Verdugo; a Roberto Osuna, José Urquidi y Aarón Jacob Sánchez que están con Astros de Houston, así como los jugadores de Atléticos de Oakland Khristopher Adrian Davis Alarcón y Joaquín Augustine Soria Ramos, y de Nacionales de Washington Anthony Michael Rendon, sin menoscabo de estar aún pendientes según puedan lograr sus equipos llegar a Playoffs, los que militan en Cardenales de San Luis como Giovanni Gallegos y Ramón Urías, y especialmente Sergio Francisco Romo, quien recientemente pasó de Marlines de Miami a Mellizos de Minnesota, equipo que tiene grandes posibilidades de llegar y colarse hasta las finales en la Postemporada, por lo que podría estar ausente del preolímpico.

LOS QUE ESTARÍAN LISTOS

Por ello habrá que poner especial atención en los que sí pudieran estar listos como los peloteros en Padres de San Diego Gerardo Reyes, Luis Urías y Andrés Muñoz, así como Oliver Pérez que está con Indios de Cleveland, Héctor Velázquez inserto con Boston, Jason Matthew Vargas con Phillies de Filadelfia o Jesse David Chávez con Rangers de Texas al igual que Bernardo Sebastian Zavala en Medias Blancas de Chicago y otros más, que al tener pocas posibilidades de estar en postemporada sí podrían jugar con México en el certamen preolímpico.

Aunque podría haber sorpresas, la afición de Charros de Jalisco tiene confianza en que varios peloteros del equipo Campeón de la campaña 2018-2019 sean considerados, como podrían ser el receptor Gabriel Gutiérrez, los infielders José Manuel Rodríguez, Amadeo Zazueta y Agustín Murillo, así como los lanzadores Marco Tovar, Orlando Lara, Octavio Acosta y Felipe González.

UNA SORPRESA LLAMADA VALENZUELA

Sin duda, la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) dio un gran paso rumbo a una nueva época en la que las cosas debe estar mejor tanto al seno de la propia liga, como en sus relaciones con las Grandes Ligas y con la hermana Liga Mexicana del Pacífico (LMP), al designar inesperadamente al gran Fernando Valenzuela como Alto Comisionado, quien con seguridad generará una óptima relación con la Federación Mexicana de Beisbol (Femebe) y, especialmente, con la Oficina Presidencial para el Desarrollo y la Promoción del Beisbol en México (PROBEIS).

Se veía venir una sacudida en la LMB para frenar o incluso sacar de la jugada a Javier Salinas, su Presidente Ejecutivo, en el sentido de que habría un manotazo fuerte de los dueños y jerarcas de los equipos que integran esa liga, inconformes con algunos asuntos que no están siendo bien llevados por el polémico Salinas, que bastante daño ha causado al béisbol mexicano.

Uno de los detonantes fue que en fecha reciente la directiva del club Toros de Tijuana, que encabeza Alberto Uribe, determinó dar por terminadas las actividades de capacitación a los jóvenes beisbolistas de la academia que durante muchos años funcionó en la frontera de México con California, y la causa que esgrimió fue la mala negociación que tuvo Salinas con la MLB, en la que dejó un muy escaso margen de maniobra a los clubes de la LMB. Tampoco gustó la irrupción de Salinas en conjunto con el presidente de la FEMEBE, Enrique Mayorga, buscando agandallarse el manejo de la  Selección mexicana de beisbol que competirá en el torneo preolímpico Premier 12.

En fin, lo rescatable de todo este asunto es la estupenda noticia  para el beisbol mexicano en el sentido de que Fernando Valenzuela, el famoso Toro de Etchohuaquila, el más importante pelotero mexicano por su trayectoria en Grandes Ligas, haya sido designado “Alto Comisionado” en la LMB, donde tendrá a su cargo la supervisión general de las labores por encima del presidente ejecutivo y con la encomienda fundamental de generar la unidad que había hecho falta al seno del circuito, así como mejorar sustancialmente las relaciones de la LMB con la LMP, la Femebe, PROBEIS y la MLB. Habrá que desearle éxito y generarle el apoyo que requiere para sacar adelante su encomienda.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Joe Girardi: Mánager de la Selección Preolímpica de EEUU

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Un auténtico caballo, un ganador, cuatro veces campeón en Serie Mundial, manager y jugador sobresaliente en ambos roles, de los coaches más respetados por sus resultados en equipos de Grandes Ligas, Joe Girardi, ha sido anunciado como el timonel del seleccionado de los Estados Unidos de América para los compromisos inherentes al certamen preolímpico Premier12 en la búsqueda de calificar en forma directa en este certamen para ir al torneo olímpico de Tokio 2020.

Con tal designación, el vecino país del norte ha enviado un contundente indicio de la importancia que tiene también para ellos el proceso que se avecina con miras a alcanzar su boleto directo a los Juegos Olímpicos. No están nominando a cualquier timonel -siendo que hay muchos muy preparados, y con las credenciales para tal encargo, así como interesantes elementos en las fuerzas intermedias de los clubes profesionales de la Liga Americana y La Nacional-, han elegido a alguien que tiene la experiencia y la capacidad comprobada para conformar un gran trabuco y cumplir el objetivo de triunfar en el Premier12 y calificar en forma directa a los Juegos Olímpicos.

A través de la cuenta de twitter de la selección de Béisbol de los Estados Unidos de América que se denomina @USABéisbol, lanzan igualmente la señal de lo que pretenden; sus hashtags #TeamUSA y #ForGlory,  no dejan lugar a dudas de que van “por la gloria”; quieren todo: salir campeones en el Premier12 no solamente en la sede en la que jugarán junto con el anfitrión México y la potencia que es República Dominicana además de Holanda en el estadio casa Charros de Jalisco, sino encabezar el hexagonal denominado Súper Ronda y llevarse su pase directo a Tokio.

Ahora bien, hablar de Girardi, es hablar de un campeón; ganó tres series mundiales jugando para Yankees de Nueva York en los años 1996, 1998 y 1999, y obtuvo una más como manager de ese mismo escuadrón en  2009, por cierto la última ocasión que Yankees ha ganado la Serie Mundial. Ostenta además un galardón de Las Estrellas de las Grandes Ligas obtenido en el año 2000 y la designación de manager del año en la Liga Nacional en 2006.

En su palmarés destaca el haber jugado de 1989 a 2003 con Cachorros de Chicago, Rockies de Colorado, Yankees de Nueva York y Cardenales de San Luis, mientras que como manager trabajó desde el 2006 al 2017 con Yankees y para Marlines de Florida. 

Es pues, como se dice en el argot beisbolero, un auténtico caballo que tiene todos los elementos para enfrentar y resultar exitoso de la encomienda que se le ha asignado. Tiene todo el  panorama; sabe a dónde busca llegar y cómo hacerlo, por ello procurará tener a su alcance a los mejores peloteros de la Unión Americana para sumarlos al roster con el que enfrentará los compromisos en puerta.

Gerardi ha reconocido que es para él un honor haber vestido antes como jugador la casaca de la selección de las barras y las estrellas y que va a honrar esa distinción que se le ha otorgado buscando precisamente la gloria para su seleccionado y para su país. 

Los estadounidenses no vendrán con novatos, no vendrán con improvisados, estarán en el Premier12 con lo mejor que tienen; y podemos esperar lo mismo de los dominicanos y holandeses y sin duda eso también esperamos ocurra con nuestra selección de México. 

Ya tenemos un manager que es Juan Gabriel Castro, una buena decisión como ya lo hemos comentado, quien debe enfocarse para que tengamos lo mejor posible de los peloteros disponibles de entre los que juegan en Grandes Ligas, en Japón y lo mejor de lo que juega en México, incluyendo a algunos que no estando por ahora activos en Grandes Ligas han sido súper estelares y tienen mucho que aportar por su experiencia y capacidad.

La afición mexicana, el béisbol mexicano merecen un gran equipo para enfrentar el reto, para medirse al tú por tú contra los demás que contendrán en la sede en la Casa de los Charros de Jalisco entre el 2 y el 5 de noviembre en que sin duda, para beneplácito de los aficionados al béisbol se puede anticipar habrá un gran espectáculo para quienes decidan realizar el esfuerzo para estar presente en los cotejos entre los Estados Unidos de America, República Dominica, México y Holanda. Así lo esperamos.

MENOS MEXICANOS EN GRANDES LIGAS 

A escasos dos meses que culmine la agenda ordinaria de esta campaña 2019 en las Grandes Ligas son ya solamente 23 peloteros mexicanos en equipos de la también llamada Gran Carpa, pues de los 26 insertos en los distintos escuadrones, recientemente fueron dejados en libertad los lanzadores Luis Javier Guerra Díaz, Noel Fernando Salas y Carlos Ephriam Torres, que estaban en Nacionales de Washington, Phillies de Filadelfia y Tigres de Detroit, respectivamente.

De los 23 beisbolistas aztecas que se mantienen en equipos de la organización de Ligas Mayores (Major League Baseball -MLB-), hay 13 en la Liga Americana, donde algunos de ellos están brillando con actuaciones sobresalientes, y desde ahora podemos elucubrar, acorde a la situación actual de sus equipos y la prospectiva en relación a los próximos cotejos, podrían llegar a estar en Postemporada los peloteros mexicanos militando en Astros de Houston, Yankees de Nueva York, Mellizos de Minnesota, Atléticos de Oakland, e Indios de Cleveland, esperando que los que están en plena actividad sigan dando buenos resultados y quien está lesionado se recupere.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy