Connect with us

OPINIÓN

Los grandes problemas de Jalisco

Published

on

Compartir en redes:

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Burjac //

¿Hacia dónde va Jalisco? ¿Se podrá avanzar en los retos que representan los grandes problemas que hemos venido arrastrando desde el pasado ante acciones tardías, políticas fallidas u omisiones que han instrumentado gobernantes en turno?

Más allá del discurso y narrativa de nuestra clase gobernante, lo que valen son los hechos. La calificación de si son o no los más honestos la otorgan los ciudadanos. Dice el refrán popular, “dime de que presume y te diré de qué carece”. Es muy común que haya políticos que se rasguen las vestiduras y se les llene la boca hablando de que son los más limpios y puros del universo. ¿Se acuerdan de quién gritaba que en su vida no se había robado ni un ‘pinchi peso? ¿Lo recuerdan? ¿Cómo le hacen para no tener necesidad de trabajar 6 o más años? ¿Muy ahorradores? ¿Eficientes inversiones?

La exigencia hoy son gobiernos con grandeza de miras, gobiernos honestos pero también eficientes, que vengan a resolver los problemas, pensando en el bienestar de la comunidad, más que en el propio o del grupo que forman parte de la burbuja y que suelen convertirse en inmensamente ricos, tanto que después de formar parte de un sexenio, no requieren ni trabajar, viviendo en grandes residencias que tienen valor superior de más de diez millones de pesos, cuando antes de llegar al gobierno, vivían en un pequeño departamento de renta o que estaban pagando.

El gobierno y la política siempre han sido uno de los caminos más cortos y fáciles para hacer dinero.

LOS PROBLEMAS AÑEJOS DE JALISCO

En el caso del actual gobierno que encabeza el ingeniero Enrique Alfaro, nos ofrecen la refundación, que entiendo después de tantas explicaciones que es renovar lo que no funciona, transformar las instituciones para que el gobierno cumpla con su tarea, y unos de los objetivos fundamentales es darnos seguridad y protegernos de quienes se dedican a atracar y apoderarse de lo ajeno, imponiendo su ley de la selva, y que además sean castigados.

Son muchos y variados los problemas de Jalisco, pero entre los tres principales podemos citar la inseguridad y violencia; el pésimo transporte público y el abastecimiento de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). Los tres temas se están enfrentando, les buscan solución y llevan diferentes tiempos, tan complejos unos como otros.

En los tres se requiere el apoyo del Gobierno federal, de allí que el replanteamiento que hizo Alfaro de llevársela bien con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, después de amenazar que podría encabezar una rebelión en defensa del federalismo contra el poder central, fue una decisión pertinente, ya que continuar con esa narrativa que le daba rating en busca de hacer realidad su sueño de convertirse en Presidente de México, Jalisco tendría que pagar un costo muy alto, si seguía por la vía de la confrontación.

Los resultados que obtenga el gobierno que encabeza Enrique Alfaro en la forma de enfrentar y manejar estos tres temas, marcarán la eficiencia de su gobierno. En el tema de la seguridad se tardó ocho meses para desdoblar su estrategia que fue llegar a la coordinación con la Policía Metropolitana, cuyo camino ha sido muy accidentado.

En el tema del agua abastecimiento de agua a la zona metropolitana que es un problema añejo, que arrastra cerca de tres décadas los esfuerzos para resolverlo, finalmente Alfaro está haciendo lo correcto, que es subir la cortina a 105 metros de altura, pagando los costos que ello significa, que es echarse en contra a los grupos ecologistas y pagar los costos políticos que ello implica. Aquí es fundamental la posición del Presidente López Obrador y en sus manos está si Alfaro resuelve o no este problema, si impera el criterio que el bien mayor se impone sobre el mal menor.

El tercer gran problema de Jalisco lo representa el transporte público. El gobierno alfarista con Diego Monraz a la cabeza busca resolver el problema que es altamente complejo. Por un lado se exige un transporte eficiente y humano, pero por otro lado, se castiga a la tarifa al caer en un círculo vicioso lo que está conduciendo a lo que llamamos “la chatarrización del transporte”.

Está en marcha la ejecución del Modelo Ruta-Empresa con la dirección de Diego Monraz y que le cambiaron de nombre a “Mi Transporte” -un asunto de ego y vanidad-, que inició el pasado gobierno. Enrique Alfaro le puso fecha a la modernización del transporte, que es diciembre, sin embargo, no lograrán este objetivo, al menos en este lapso, porque no es un tema de voluntad, es de realidad. Y aquí no hay magia. Los transportistas no van a invertir en el mejoramiento del transporte, porque no ven certidumbre en sus inversiones. La tarifa de 9.50 pesos no la ven atractiva, porque los números no le salen.

Al mismo tiempo está pendiente la conclusión de la Línea 3 del Tren Ligero compromiso que asumió el Presidente López Obrador de concluirla y que podría llevar a que empiece a e operar hasta entrado el próximo año. Alfaro sueña también con construir Línea 4 Tlajomulco-Guadalajara, pero primero es lo primero, esto es que funcione la Línea 3.

Esta es la agenda dominante de Jalisco y que el gobierno alfarista busca soluciones. Por los resultados será juzgado, más allá de su discurso refundador. Para encontrar la solución se requiere mucha inteligencia, sensibilidad política y carácter para apretar cuando se requiera.

OPINIÓN

¿Tendremos a un Alfaro más conciliador y menos de confrontación?

Published

on

Compartir en redes:

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Un año de gobierno está por cumplir Enrique Alfaro y el escenario con los resultados, de acuerdo a lo que proyectaron después del triunfo contundente en las elecciones del 1 de julio del 2018, es muy distinto a lo que esperaban, cuando han descubierto que el ejercicio de gobierno es muy complejo, con problemas de años y décadas que se han ido acumulando o que se vuelven cada vez más críticos.

El estilo de Alfaro como político de oposición fue siempre ir hacia adelante como el boxeador fajador que echa golpes y que se gana los aplausos del respetable, enfrentándose o creando villanos favoritos, primero Raúl Padilla, después el PRI, que en esa etapa le dio buenos réditos, después enderezó sus baterías contra el doctor Carlos Lomelí, el super delegado, al que no lo soltó hasta lograr que dejara la representación federal. En el arranque de gobierno, con su política de confrontación, Alfaro el Gobernador se enfrentó al poder Presidencial, pero allí encontró roca de granito. No pudo y tuvo que recular. Si no puedes con el enemigo, te lo haces amigo.

DIÁLOGO, CONCENSOS O CONFRONTACIÓN

Al terminar el primer tramo de seis que le corresponde correr al gobernador emecista, es oportunidad para la reflexión serena. La principal característica de Alfaro en estos once meses ha sido el de la confrontación. ¿Hay ánimo y actitud para la serena reflexión? Está por verse.

Pero la realidad, no la que le dicen al oído sus cortesanos, podrían ubicar a Alfaro. Tirios y troyanos -menos sus aduladores- están convencidos que el líder de MC se ha desgastado prematuramente en este primer tramo. ¿Las decisiones del desgaste han valido la pena? ¿Son las que requiere Jalisco para su transformación?

LA IMPOSICIÓN MISÓGINA

La primera fue tratar de imponer a las feministas y activistas su visión para impulsar programas y políticas públicas para enfrentar los problemas que las agobian. Con una actitud misógina, impositiva e intolerante el gobernador descalificó las críticas de las feminisas y hasta las tildó de conservadoras y falsas progresistas. Sus palabras se las tendría que tragar y dar marcha atrás a todo lo que aseveró. La perdió.

Otra decisión polémica tomada fue el arrendamiento financiero que se le otorgó a uno de sus amigos ricos con el contrato multianual “A toda máquina” de 3,600 millones de pesos y que ha sido severamente cuestionado por la opinión pública, en el que se cometieron serias irregularidades a decir de la Contraloría del Estado, golpeando así el discurso alfarista de la honestidad y de lucha contra la corrupción. Lo mismo ha sucedido en la Secretaría de Salud donde las adjudicaciones directas o con muchas dudas, para favorecer a familiares de las jefaturas de estas dependencias o a empresas de los cuates.

LA CONFRONTACIÓN CON LA PRENSA

Producto de ese estilo de confrontación ha sido el estar permanentemente descalificando a los medios de comunicación y al periodismo crítico, a quienes culpa de la percepción negativa que tienen los ciudadanos de la seguridad pública al estar convencido que éstos no reflejan la realidad y mal informan.

LOS PROBLEMAS REALES

Si bien es cierto que Alfaro ha enfrentado los grandes problemas de Jalisco, y algunos otros heredados por los gobiernos anteriores (Villas Panamericanas), los resultados no son los esperados, mientras que otros le han explotado en las manos (seguridad y dengue).

En el tema de la seguridad han sido los delitos de altos impacto lo que lo han avasallado y son los que más golpean mediáticamente a su gobierno. En este primer año los homicidios dolosos podrían llegar a los 2,500, para imponer record histórico.

Y otro problema que lo sorprendió y cuyo manejo ha sido terrible, es el problema del dengue y la crisis epidemiológica que llevan a Jalisco a ser líder en el problema. Se ha demostrado que empezaron a fumigar tardíamente, además de haber utilizado insecticida caduco. El gobernador lo rechaza y más que ver si hay fallas humanas de parte de los titulares de la Secretaría de Salud y la OPD de Salud, prefiere culpar al cambio climático. Y de allí no lo podemos sacar.

Realmente, más allá de la retórica, hay muy poco que presumir de logros en este primer año, todos son planes en papel, como lo es en Educación con el proyecto llamado “Educar para la vida”, que ha iniciado con un plan piloto en 50 escuelas de 14 mil que hay, habrá que ver si los indicadores que se apliquen nos demuestran que la propuesta permite que la educación mejore, cuando Jalisco se encuentra en el lugar 28 en cuanto a calidad educativa en el país.

¿Qué debemos de esperar en este próximo año de Alfaro el gobernador? ¿Un gobernante que privilegie el diálogo, que sume, que genere consensos o un gobernador que utilice la fuerza para imponerse, en constante confrontación? ¿Está Alfaro en el camino de la rectificación, convencido que la pérdida de apoyo ciudadanos no es invento de sus malquerientes o se esperará a que sean las urnas las que le digan lo que no ha querido ver?

Habrá que ver si ese tono conciliador que mostró con la oposición en el Congreso del Estado es el cambio en el ejercicio de gobierno o fue nada más de un día.

Dicen los que saben que genio y figura hasta la sepultura. Pero damos el beneficio de la duda en este caso particular de gobierno. No hay que ser pesimista.

Continue Reading

OPINIÓN

Estructuras ocupacionales

Published

on

Compartir en redes:

Metástasis, por Flavio Mendoza //

La educación es quizá uno de los marcos normativos más cambiantes en las últimas décadas, en el siglo pasado se realizó en promedio una reforma cada 20 años, en el actual, antes de los primeros 20 años ya se tienen 3 reformas a la normativa que rige la educación en México, considerando desde la RIEB 201, hasta las Reformas Constitucionales derivadas del Pacto por México y la recientemente impulsada desde la 4T.

En todas hacen referencia sobre la importancia de la Educación para un país, un eje rector para el desarrollo, sin embargo, ninguna se traduce en una mayor inversión al Sistema Educativo Nacional. Los esfuerzos siguen apostando a programas que son focalizados y atienden aspectos que ya se salieron de control o son pilotajes en un porcentaje menor e insignificante para el universo de escuelas de educación básica en el país, en otras palabras, no hay congruencia entre lo que se establece en la ley y lo que se aplica a la realidad como política pública, más allá de quedar corta, se siguen ampliando los profundos problemas del sistema educativo nacional y con ello rezagando cada vez más los resultados académicos de generación en generación.

Para un buen funcionamiento de las escuelas, además de infraestructura física y materiales didácticos, ente otros aspectos, es fundamental que cuenten con el personal suficiente, el número de trabajadores pertinente para cada tipo y modalidad de escuelas en educación básica, pero, ¿Cuál es ese número y clasificación de personal pertinente?

Para ello, desde reformas pasadas se establecen las Estructuras Ocupacionales, donde se determina la estructura de cada escuela que deberá precisar el número y tipo de puestos de trabajo requeridos, atendiendo al número de aulas y espacios disponibles, al alumnado inscrito y al plan de estudio de que se trate.

El acuerdo vigente que establece la actualización e implementación de las Estructuras ocupacionales se derivo de los acuerdos tomados en el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU), reconocidas como un órgano que puede intervenir en asuntos educativos con base en la Ley General de educación, actualmente la última actualización es de 2015, que para el caso de Jalisco se firmó un convenio entre la federación y el estado, en donde se determina cuál es el personal que deberá atender cada tipo y modalidad en las escuelas de educación básica.

Para el caso de los niveles preescolar y primaria, que son el mayor número de escuelas, la situación es hasta crítica debido a que existen escuelas donde ni siquiera hay directivo o los casos vergonzosos donde el personal es multigrado y hasta atiende dos funciones por el mismo sueldo. A diferencia del nivel de secundaria, aunque no en todas las escuelas, pero que tienen asignados personal de apoyo para función de gestión, administración, asistencia y docentes suficientes, en primaria o preescolar un director debe tener super poderes para atender todo lo relacionado a la operación cotidiana en la escuela.

Según el convenio signado por autoridades federales y estatales para Jalisco, por ejemplo, un preescolar debe tener 1 directivo a partir de 3 grupos y 60 alumnos, 1 Subdirector de Gestión a partir de 3 grupos, 1 Subdirector académico a partir de 10 grupos, 1 maestro por cada grupo, 1 maestro de educación física una hora por grupo, 1 maestro de música una hora por grupo, 1 asistente educativo por cada grupo de primer grado, 1 intendente por cada 6 grupos a partir de 3 grupos, 1 velador o conserje por cada 6 grupos. Mientras para una primaria regular es 1 directivo y subdirector a partir de 6 grupos, 1 Subdirector académico a partir de 10 grupos, 1 maestro por grupo, 1 maestro de educación física, 1 de inglés, 1 de educación artística, 1 promotor de tics y 1 maestro de taller, ademas personal de apoyo administrativo uno por cada 12 grupos e intendentes y velador. Las modalidades de los niveles varían en tipos de personal.

Desde luego que todo esto no se cumple, pero no sólo eso, sino que ante las aucencias justificadas como incapacidad por maternidad en el caso de personal de intendencia no se cubre por falta de presupuesto. Esta es una realidad que deberían priorizar antes de pensar en la Nueva Escuela Mexicana de la 4T y Recrea de la Refundación para un buen comienzo y seriedad en la transformación de la educación.

Twitter: @FlavioMendoza_

Continue Reading

OPINIÓN

Pablo Lemus en su laberinto

Published

on

Compartir en redes:

De Frente al Poder, por Óscar Ábrego //

Qué se esconde detrás de las evidentes diferencias entre Pablo Lemus y su otrora patrón, el ingeniero Alfaro. Es una pregunta para la que muy pocas personas tienen una respuesta. Los que dicen saber, afirman que el conflicto sobre la habitabilidad de la Villa Panamericana es un efecto, no la causa verdadera. Mientras que algunos aseveran que sólo existe un móvil de carácter político, hay quienes sostienen que de por medio hubo un agravio de varios millones de pesos.

En lo personal, no descarto ningún motivo. Sin embargo, más allá del chismorreo y los rumores que circulan entre la clase política local, bien vale la pena exponer los escenarios que tiene frente a sí el alcalde zapopano, en virtud de que es el munícipe metropolitano mejor evaluado en la mayoría de las encuestas hasta hoy conocidas.

Bastante se dice que su siguiente aventura tiene como escala el gobierno municipal de Guadalajara. Yo tengo mis dudas. Para empezar, es falso que tenga un pie dentro de Morena, como tanto se especula. De acuerdo a fuentes de este partido, es real que Lemus Navarro se ha ofrecido como un prospecto para contender bajo esa bandera por la alcaldía tapatía, pero la mala noticia para él y sus allegados, es que su perfil y origen (estrictamente empresarial) es en absoluto incompatible con las bases lopezobradoristas. Eso lo tienen claro en Palacio Nacional. De tal manera, que sería anti natura para los morenistas arropar una aspiración que se identifica más con el sector patronal.

Por otro lado, si atendemos la reciente versión que ha surgido, en el sentido de que coquetea con el PAN para convertirse en su candidato, la cosa se pone peor. Y es que hay que considerar que las últimas mediciones realizadas por el Gobierno del Estado a las que he tenido acceso, ubican al blanquiazul en un lejano cuarto sitio en las preferencias electorales. Esto significa que la marca partidista sería una loza demasiado pesada para el expresidente de la Coparmex en Jalisco.

Por cierto, en primer lugar está Morena, en segundo MC, y en tercero el Revolucionario Institucional.

Un factor más, quizás el más importante, es la presencia de dos actores que sin duda estarán en la boleta del 2021: Ismael del Toro y Carlos Lomelí.

Del primero, es preciso decir que forma parte del círculo primordial del alfarismo, algo que le representa una fortaleza. Siempre leal a su amigo Enrique, pero ante todo a sus principios, tiene garantizada su segunda postulación con Movimiento Ciudadano. No es ocioso anotar esto, pues a la sazón de los hechos, hay los que suponen que la estrategia de Pablo es empoderarse en la opinión pública para desbancar a su homólogo y así despojarlo de la candidatura, algo que se antoja imposible, ya que la decisión de cerrarle el paso se tomó hace casi un mes bajo el argumento de que mostró el cobre y no es de fiar.

En cuanto a Lomelí Bolaños, todas las señales indican que una vez solventada la investigación de la Secretaría de la Función Pública, su brújula apunta hacia la presidencia de la capital de nuestra entidad.

Sobre lo anterior, hay cuando menos dos variables que juegan a su favor. Una, que cuenta con el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Y dos, que las encuestas a las que antes hice referencia, lo colocan como favorito con una ventaja de más de 10 puntos porcentuales.

Así pues, es probable que Pablo Lemus Navarro haya calculado mal las consecuencias de sus pleitos. Y es que aunque la defensa que hace para evitar más daños a la zona de El Bajío es digna del más amplio reconocimiento, la confrontación con el gobernador y los depredadores inmobiliarios, lo metió a un laberinto que por ahora lo mantiene atrapado y sin salida.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy