Connect with us

NACIONALES

El cáncer que carcome a las instituciones mexicanas

Published

on

Opinión, por Pedro Vargas //

La cleptomanía es la necesidad irresistible de robar. Y en nuestro medio abundan los ladrones. Si estos son descubiertos y procesados, es muy posible que sean condenados a prisión y, en consecuencia, a reparar el daño causado; en todo caso el sentenciado deberá trabajar, y recibir ciertos cursos para que al final de la reclusión penitenciaria, esa persona se reinserte en la sociedad.

Los delincuentes de la índole antedicha, los encontramos por doquiera, aunque lastimosamente los más dañinos no son los de las clases humildes, sino los que suelen identificarse como “de cuello blanco”, esfera en la cual se ubica a ciertos empresarios, algunos banqueros, muchos líderes de toda índole y lamentablemente, numerosos burócratas y demasiados políticos.

A unos y otros de los antedichos sujetos, los identifica el afán de obtener dinero indebidamente, ya sea abusando, engañando, o de plano apoderándose por cualquier medio de lo que no es suyo.

No obstante que esa manía de robar es condenable desde cualquier ángulo y sea quien sea el que la ejerza, en el caso de los políticos es sencillamente imperdonable, porque estos individuos son quienes específicamente deben servir a la sociedad, y por lo tanto, esforzarse para administrar los bienes que se les confían, mismos que son de la comunidad y el Estado, los cuales se le confía para que resuelvan problemas sociales, o asuntos de orden público.

En nuestro país ese mal de “tener manos sueltas y cola larga” es casi una epidemia: lo primero alude a la facilidad con que nuestros malos políticos se adueñan de lo ajeno, y lo segundo se refiere a los múltiples defectos que tienen: abusivos, despóticos, irresponsables y antipopulares. En no pocos casos, además suelen ser ineptos, nepotistas e indolentes.

Desde luego que, entre los políticos, si bien en todas las escalas hay notorios atracadores, destacamos a los que tienen la responsabilidad de gobernar o desempeñar cargos trascendentes, pues tales dizque “servidores públicos” son los que más daño causan con sus trapacerías.

Es famoso que el falaz Antonio López de Santa Anna, el mexicano más nocivo que haya sido presidente, por su desmedida rapacidad se le conoció como “quinceuñas”, porque careciendo de una pierna, solo tenía uñas para robar, en los dos brazos y la extremidad inferior que le quedaba.

El Gral. Manuel González, compadre y títere de Porfirio Díaz, además de haber sido quien instrumentó cercenar a Jalisco de su séptimo cantón (Tepic), se aseguraba que casi no robaba, siendo la razón porque solo tenía una mano. Obregón también gozó de esa triste fama ya que perdió un brazo en las batallas de Celaya, antes de ser mandatario.

De los más recientes titulares del poder ejecutivo federal, mejor no hablamos; ya dictaminará el pueblo, cuando próximamente se le consulte sobre si se les debe juzgar por sus gobiernos que, por general, se les tilda de corruptos.

Siguiendo por orden jerárquica, luego de los presidentes vienen los gobernadores. Y de estos realmente asombra el número de mandatarios estatales que han sido buscados, detenidos, procesados y hasta extraditados, en los años recientes. El periodista Efrén Flores de “Sin Embargo”, escribió el 21 de mayo, que en los tres sexenios más próximos, han sido la friolera de trece gobernadores los que se han visto inmiscuidos en cuestiones judiciales por su afición a la rapiña. Y eso que no considera a los ejecutivos locales que, por diversos motivos, se escaparon de ser buscados por la justicia, no obstante haber cometidos enormes desmanes y latrocinios. En vía de ejemplo, diremos que Jalisco se encuentra entre estos casos de impunidad.

El norte de nuestra patria tiene la mala fortuna de contar con innumerables políticos de la calaña del crucificado Gestas. De Tamaulipas están los exgobernantes Eugenio Hernández Flores y Tomás Yarrington Ruvalcaba, ambos presos por su apego a quedarse con recursos que no les pertenecían, y casi en igual situación anda el actual mandatario Francisco García Cabeza de Vaca. El neoleonés Rodrigo Medina, fue acusado de peculado y abuso de funciones, habiendo sufrido reclusión domiciliaria.

De Chihuahua, brilla por sus fechorías el exgobernador César Duarte Jáquez, detenido en Estados Unidos el año pasado y en vísperas de ser trasladado al país para juzgarlo por peculado. También norteño es el desprestigiado Humberto Moreira, quien a pesar de todo lo que se le achaca, anda orondo por la calle, luego de forcejear con la justicia, misma que a final de cuentas no lo pudo sancionar. Vecino del anterior, fue el panista Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora, indagado por defraudación fiscal y lavado de dinero en 2016.

Otros gobernadores con fama de delincuentes, son el de Nayarit, Roberto Sandoval, que anda prófugo; Mario Ernesto Villanueva y Roberto Borge, ambos de Quintana Roo; Javier Duarte de Ochoa, el jarocho aprehendido en Guatemala y que en su tiempo fue presentado por Peña Nieto como la nueva cara del priísmo. Cierra este desfile, Andrés Granier Melo, ejecutivo de Tabasco, quien fue señalado como responsable de malversación de fondos públicos, entre otras lindezas patrimoniales.

Finalmente anotaremos al señor Luis Armando Reynoso Femat, panista que fuera mandamás de Aguascalientes y al michoacano J. Jesús Reyna García, interino el año de 2013, a quien se le imputó haber protegido al crimen organizado.

Como podrá observarse, hay “joyitas” de todos los colores y sabores, uniformados por su amor al dinero indebido y que desde luego, mal sirvieron al pueblo y perjudicaron a su patria y a la política.

De los presidentes municipales mejor ni comentamos porque son demasiados aquellos que por lo general suelen decir: “a mí no me den, pónganme donde hay”. Y se despachan con la mano gorda.

¿Hasta cuando se terminará esta especie de maldición que padecemos los mexicanos? No se sabe, y a pesar de los esfuerzos que actualmente se despliega para combatir la corrupción y la impunidad, la mera verdad dudamos mucho de que se termine con ambas lacras. Ojalá que nos equivoquemos. Por lo pronto, preparémonos para votar y así cumplir nuestra misión de ciudadanos.

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

NACIONALES

De Alfaro a AMLO: La consulta popular, ni es consulta ni es popular

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

La verdad todo este mercadeo y politiquería en forma de preguntas cerradas me irritan profundamente el sistema digestivo, porque más que una consulta que tenga que ver con el rumbo y desarrollo del estado o del país, lo que plantean AMLO en lo nacional con el tema de los expresidentes y Alfaro en lo estatal con el drama del pacto fiscal son asuntos que de fondo no tienen que ver con el rumbo de nada, no modifican la vida orgánica de ninguna cosa sustantiva, no son torales y son, para decirlo rápido y en plata, prestidigitación, cuento y malabares. Son humo.

Pero si nos salimos del pacto fiscal, las implicaciones nacionales… Por favor, seriedad. Sabemos que nadie se va a salir del pacto fiscal porque no hay manera de generar tributación propia en el estado y nadie va a pagar dobles impuestos y en el fondo es una pesadilla logística. Insisto, es humo.

La militarización del país que sigue su curso de Calderón a la fecha es un problema y luchar para que no se siga ampliando es una causa. Hacer un campañón para responder una pregunta cerrada que hasta como pregunta es un dolor de muelas gramatical no es una causa, es propaganda. 

Pero ni Alfaro ni AMLO hablan con seriedad del problema de la militarización o de la violencia que sacude al país y la lucha contra el crimen organizado. ¿Se imaginan una pregunta sobre si se debe o no perseguir a los capos de la droga? Eso no tiene sentido porque a los criminales se les investiga, ¿verdad? 

En lo nacional, el primero de agosto se realizará la consulta para saber si el pueblo de México está de acuerdo con indagar las acciones de los ex presidentes de lo que el gobierno actual ha llamado “periodo neoliberal”, lo que sea que eso signifique más allá de ponerle etiquetas a los malos, a los enemigos, a aquellos de los que debemos cuidarnos porque toda épica necesita villanos.

Para la consulta se requiere la participación a nivel nacional del 40 por ciento del padrón electoral, es decir 37 millones de votos, de lo contrario quedará en nada.

¿Pero de qué va, qué nos están preguntando? Pues en teoría quieren saber si nos late que se indaguen las acciones de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.  Que se indaguen las acciones, que se les investigue pues y ya, nomás eso.

La forma en que se pregunta es por demás odiosa, no es clara, no es sencilla y es hasta un poco cómica porque raya en el absurdo: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Media hojita para hacernos a todos esta cremosa interrogante con un costo de 890 millones 472 mil pesos.

Terrible.  ¿Cuáles son las acciones pertinentes? ¿Neta tenemos que decir “Con apego al marco constitucional”? ¿No es evidente que no se puede hacer sin apego al marco constitucional? 

Lo que sigue es francamente un laberinto interpretativo. ¿Cuáles son los procesos de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados? ¿Qué quiere decir eso? Ya mejor pregúntenos si consideramos viable un estudio para demostrar que es cognoscible el ser.

Finalmente ¿Por qué tienen que consultarnos sobre la viabilidad de un proceso encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas? Según yo, siempre tendríamos que andar, como nación, encaminados a la garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas. 

Y esta será la primera consulta popular realizada a nivel nacional cuya supuesta intención es someter a investigación y, en su caso, proceso judicial a los últimos cinco expresidentes de México.

Detengámonos aquí un momento y recordemos que “No hay nada más engañoso que una obviedad” como decía el famoso Holmes en las novelas de Conan Doyle. Aquí se trata de otra cosa. Esto no es una consulta, es una ratificación de mando, un despliegue de poder, de músculo y de fuerza, uno más. 

Lo que hace en este caso AMLO es lo que le sale tan bien y creo que uno de los elementos clave de su popularidad: controlar como director de orquesta la narrativa imperante.

Aquí se habla de lo que el presidente quiere y lo que quiere es que los malos estén enfrente, que el enemigo a vencer no sea la 4T sino los neoliberales, el coco y eso lo está haciendo bien.

AMLO como timonel del barco de nuestras preocupaciones, nos lleva a los mares de sus intereses, para que nos concentremos en su agenda y tengamos siempre a la vista a sus enemigos. No es una mala estrategia de comunicación y sus enemigos no han logrado enfrentarlo porque no son tan buenos en eso y han probado ser absolutamente incapaces de generar una épica propia.

Lo que logrará AMLO si le sale bien la consulta será mostrar músculo, dejar claro que tiene consenso y cuenta con inmenso apoyo popular para sus asuntos, ese es el quid.

En el caso de Alfaro y su pregunta “¿Estás de acuerdo en revisar la política fiscal estatal para que el Congreso del Estado de Jalisco decida si Jalisco se mantiene adherido a los convenios de coordinación fiscal, se negocian nuevas condiciones o se dan por terminados?” Nos leemos la próxima semana.

Continue Reading

NACIONALES

Condenan al estancamiento a un sector del magisterio

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

La promoción magisterial ha condenado a un sector del magisterio al estancamiento, desde el proceso pasado con la anterior reforma, hasta la actualidad en la que se supone se reivindicaría la figura del magisterio, pero no sólo olvidaron la promesa, sino que además han complicado aún más el que los docentes aspiren a mejorar sus condiciones de vida.

Muy complejas estas líneas si nos remitimos al contexto actual donde el presidente de México parece estar abriendo un nuevo frente de batalla contra los aspiracionistas, el sector al que pertenece la clase magisterial, los que pagan impuestos, pero además los que han promovido permanentemente la superación integral a partir del conocimiento, su propia aspiración de crecimiento profesional se fundamenta en mayor conocimiento y desempeño, lo que parece ser despreciado por el presidente AMLO.

Hay miles de docentes que ingresaron hace años al Sistema Educativo, por el medio que fuere, pero cumpliendo lo que en el momento se establecía como requisito, durante años en el desempeño de su función se han actualizado, superado e incluso evaluado demostrando que se han vuelto expertos en la función docente que desempeñan. Es el nivel de Secundaria donde existe el mayor número de casos mencionados. Maestros de diferente materia quienes ingresaron al sistema educativo con una licenciatura diferente a la especialidad que imparten aunque compatible por el área de formación profesional, a todos les han afectado al impedirles que puedan concursar por mejorar sus ingresos, por incrementar su carga horaria de base o incluso para promoverse jerárquicamente para directores o supervisores.

La Secretaría de Educación Pública ha ignorado la petición y reclamo de miles de docentes en esta condición, incluso docentes que ya han sido evaluados y demostraron excelencia profesional ocupando los primeros lugares, el Estado Mexicano en lugar de reconocerles con base en su normativa los castiga condenándolos al estancamiento profesional y laboral, desincentivando la participación profesional del docente en lugar de incentivarlo y aprovechando su nivel en beneficio de la educación de este país.

Docentes que además han demostrado con la evaluación de sus alumnos a partir de diversos instrumentos de valoración internos y externos, que desarrollan proyectos institucionales de gran impacto para la comunidad educativa, que cumplen su función docente todos los días e incluso otorgan tiempo extra para la Escuela, a todos ellos que son agentes de cambio positivos para las comunidades escolares el gobierno les ha cerrado la puerta, los excluye, los castiga condenando al estancamiento profesional, un caso tan absurdo al que todo el país nos deberíamos oponer en respaldo a ese sector magisterial.

En el mundo se ha priorizado la experiencia del desempeño en la función, más allá incluso de lo que cualquier documento o certificación de grados máximos de estudio refiere. En el Sistema Educativo Mexicano el docente al margen de su título y compatibilidad en los profesiogramas o Catálogo de Profesiones, permanentemente están en actualización, cumplen con cursos de capacitación, con diplomados orientados a su función docente, procesos de evaluación que les exige el cumplimiento de su función, en resumen, pese a no tener el título que hoy pide el profesiograma, se han especializado sobre la práctica y la experiencia docente de años, lo han demostrado permanentemente, este sector no debería hoy ser excluido de los procesos de promoción, que en anteriores ediciones para este Semanario hemos explicado, es la única, sí, la única alternativa real de crecimiento profesional y laboral que impacte en la mejora significativa de sus ingresos.

Como en cualquier trabajo, sin un programa de mejores condiciones la productividad disminuirá, pues los docentes estarán obligados a buscar otra actividad paralela que pueda mejorar sus ingresos, además de que con esta ingratitud del Gobierno Federal a ese sector magisterial se está afectando directamente a la educación, a los niños y niñas de México. Hoy este problema se resuelve con la certificación en la función por experiencia desde la propia SEP, incluso la titulación a partir de la práctica y los resultados si fuera necesario, ellos lo podrían hacer, por otro lado la modificación al Catálogo de Profesiones, que se permita su participación y sean sus resultados, es decir el mérito, los que reconozcan o no con la promoción a cada docente.

El magisterio, deberíamos estar en lucha, en solidaridad a estos docentes que son miles en el país, aquí es importante levantar la voz para hacer el reclamo enérgico a la dirigencia del SNTE, a quienes no puede pasar desapercibido este tema, deberíamos ser los dirigentes gremiales quienes tomáramos esta bandera como nuestra.

Para el sistema Educativo debería ser prioridad que sus mejores elementos continúen en la función docente, la práctica siempre ha hecho al maestro, en cualquier profesión o incluso oficio la experiencia perfecciona la función y por tanto mejora la producción, en el magisterio no es la excepción. Hoy hago un exhorto a la SEP para que revise este caso y modifique los criterios para la promoción magisterial en todas sus vertientes.

Continue Reading

NACIONALES

¿Por qué existen los plurinominales?

Published

on

Opinión, por Miguel Ángel Anaya //

Después del fervor causado por las elecciones del 6 de junio, las cosas empiezan a retomar su normalidad. Las descalificaciones entre grupos políticos comienzan a difuminarse, las calcomanías en los automóviles poco a poco se retiran y las administraciones que están por concluir, prepararan su proceso de entrega. Dejamos de mirar tanta publicidad de las campañas políticas y nuevamente nos enfocamos (o nos deberíamos enfocar) en los problemas que día a día afectan a nuestro país.

De los temas que se mencionan diariamente en las conferencias mañaneras del Presidente López Obrador, hay una que llama la atención: el deseo de eliminar a las y los Diputados Plurinominales. Este es un asunto que parece responder a una queja social legítima que se basa en reducir el costo de la burocracia en México; sin embargo, esta no es la mejor manera de resolver la problemática.

El reclamo sobre las diputaciones de representación proporcional también se basa en la falta de transparencia del Congreso y la apatía ciudadana hacia los asuntos de orden público. El mexicano en general no conocen a sus representantes en la cámara local o federal, regularmente no sabe quién es la diputada o el diputado por el que votó; si no lo conoce, menos sabe qué hace, qué leyes aprueba o cuáles rechaza. Si ponemos el dedo en la llaga, nos daremos cuenta que, por lo regular, la ciudadanía no distingue bien la función del diputado respecto de la de otros servidores públicos, lo único que sabe es que estos cobran y cobran bastante bien. A pesar de esto, la desaparición de plurinominales es una opción simplista y sobre todo antidemocrática.

Explico: en los años 70´s, cuando el PRI era el partido hegemónico, ganaba casi la totalidad de espacios en la Cámara de Diputados y aunque existía una oposición que en algunos lugares comenzaba a adquirir fuerza, ésta no se encontraba representada de manera proporcional en los curules del Congreso de la Unión. Fue Reyes Heroles quien al darse cuenta de esta problemática, promovió una reforma electoral en 1977 buscando sentar las bases de un país más democrático.

En la elección de 1979, de los 300 distritos electorales que definían el mismo número de diputados, el PRI ganó 296 y el PAN tan solo cuatro; sin embargo, en porcentaje de votos el PRI había obtenido el 70% y el PAN poco más del 10%, había algunos partidos que no habían logrado ningún triunfo electoral, pero sí habían conseguido una cantidad de votos representativa. Fue gracias a la reforma de Reyes Heroles que la oposición tuvo una mayor representación en el Congreso.

Debido a su porcentaje de votos, el PAN consiguió más de 40 diputados en esa Legislatura. Gracias a las modificaciones previamente aprobadas, partidos como el Demócrata Mexicano (de derecha), el Partido Socialista o incluso el Partido Comunista, -estos últimos de izquierda, antecesores del PRD y Morena- por primera vez tuvieron voz en el Congreso. Si la oposición avanzó en México, si se logró un gobierno más plural, fue gracias a la representación proporcional.

Con lo anterior explicado, suena ilógico que hoy, los que ocupan la mayoría en el Congreso, aquellos que llegaron a obtener la Presidencia de la República democráticamente después de ser oposición por varios años, piensen en desaparecer las diputaciones plurinominales; de hacerlo, el costo social para el país va a ser mucho más alto que el de mantener activos a las y los diputados que llegan al Congreso por esta vía.

Por supuesto, hay cosas que mejorar en la elección de estos espacios, los partidos deberían hacer procesos más abiertos y transparentes para designar sus listas de representación proporcional, pero se debe modificar la forma, no el fondo de las decisiones. Las instituciones y procesos deben cambiar para lograr mejorar y el gasto público se debe eficientar, pero el objetivo con el que fueron creados dichos procesos e instituciones, responden a generar bienestar social; ese espíritu debe seguir ahí, intacto.

Espero que el coraje, el enojo o el miedo no nos lleve a tomar decisiones que nos resulten contraproducentes para el futuro de nuestro país. Al tiempo…

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x