Connect with us

OPINIÓN

Al rescate de un “estado de derecho”

Published

on

Opinión de Isabel Venegas Salazar //

Tratados sobre la socialización de la violencia en las escuelas como un proceso funcional determinante para la descomposición social, ponen de manifiesto un estado de derecho débil, es decir, si no están claras las reglas del juego o no hay quién las haga respetar, cada quien apela a sus propias fuerzas y trata de imponerse; es una forma equivocada de entender la resiliencia, porque en el deterioro de su propia autoestima, el niño se queda sin elementos para posteriormente enfrentar los retos de la vida con éxito.

Esta semana, un buen amigo me hizo la referencia al ensayo de Mario Vargas Llosa, “La civilización del espectáculo”, respecto de mi opinión ante el informe de la CNDH en el que hablaba sobre los linchamientos en nuestro país y su relación con la formación de ciudadanía en las escuelas.

Coincido en que el abaratamiento de la cultura ha tenido mucho que ver con el mercantilismo en casi todos los aspectos de la vida moderna; la mayoría de los cuerpos académicos en el área de investigación sienten un tipo de presión para producir como “a destajo”, provocando una falta de credibilidad a su labor, lo que se ha tratado de resolver empleando mecanismos burocráticos, que tal vez hayan empeorado la situación.

Mi postura no va tanto en el sentido de la producción cultural, ya sea vista como una elaboración social intencionada, o como un evento espontáneo relativo a cualquier interacción en la comunidad. En esta ocasión trato de abordar el tema desde la institucionalidad.

Quiero insistir en este tema porque la trascendencia va en dos sentidos: tanto hace la escuela un ejercicio de entrenamiento para la vida, con la idea de practicar el cumplimiento de normas sencillas para lograr una relación ordenada, como hace evidente en el niño-ciudadano el valor de una institución que representa protección y cobijo.

Si los niños aprenden que “no pasa nada” al violar una regla, por ejemplo, la de respetar a sus compañeros, no solo está haciendo el entrenamiento en el sentido más perjudicial por ser desde los primeros años de vida con conductas repetitivas, sino que además, tarde o temprano él mismo se verá violentado, sin encontrar el amparo que la Institución debería brindar.

En una escuela de la zona metropolitana, un estudiante de secundaria ingresó al plantel con armas blancas. Previamente había hecho amenazas contra su maestra de inglés a través de dibujos, reportes y expresiones verbales. En una ocasión, la profesora le pidió a su grupo de segundo grado que hicieran una actividad en equipo, pero él se negó a participar de ese modo, decidió más bien que lo haría solo. El ejercicio se trataba de llevar a una puesta en escena experiencias de su entorno, obviamente con diálogos en el idioma extranjero.

Pues bien, el chico llegó a exponer una obra con marionetas; en su historia los personajes atacaban a su maestra de inglés hasta matarla; graciosamente para sus compañeros, la muñeca que tenía el papel de la víctima, era una réplica exacta de su maestra, en la vida real.

Las quejas que se presentaron en contra del estudiante que violentaba no solo a su profesora, sino a la mayoría de los compañeros, hicieron que se llamara a los padres de familia, y que se tuviera una breve intervención del gabinete psico-pedagógico para llevar un registro de notas que dieran cuenta del “apoyo” que estaba recibiendo el chico, a fin de que no se diera de baja del plantel. Es decir, un protocolo más reactivo, que preventivo.

Quizá en otros tiempos, o en otras circunstancias político-educativas, la decisión habría sido la expulsión inmediata al ser considerado el hecho como una “falta grave”, pero al igual que el caso de estudiantes que agredieron física o sexualmente a sus compañeros, o que se tiene evidencia de que son responsables en la difusión de imágenes eróticas de sus compañeros, a través de redes sociales; fueron considerados más bien casos que ameritaron de un reporte o de algún citatorio a padres de familia.

Este es un claro dilema: Por un lado, aplicar un reglamento de manera tajante, pone de relieve el cumplimiento de la normatividad para la población estudiantil, pero implica que muchos de los jóvenes que actúan de manera incorrecta se queden sin ser arropados por una institución; contrario a eso, tenemos la oportunidad de albergarlos en las escuelas, restando el valor a la misma, puesto que pierde la valía de ser quien brinda un estímulo y ejemplo para el buen comportamiento social. Ya vemos ahora que en los reglamentos escolares (si es que se tiene la noción de su existencia), casi ha quedado prohibida la palabra “No”.

El INEGI en 2016, reportó a Jalisco como la segunda entidad a nivel nacional con mayor incidencia en violencia escolar, llegando a un índice de 32% de la población encuestada. Para el 2018, el entonces Secretario de Educación, Alfonso Gómez, reportaba una baja en las denuncias de los hechos, y hacía mención de programas que, de la mano con la comisión de Derechos Humanos en el estado, habrían de encaminarse a los temas de suma por la paz, convivencia social y sana relación, en toda la comunidad educativa.

Queda claro que, además de la complejidad por la cantidad de factores que intervienen, también está la complicación de atender a las concepciones y percepciones de la ciudadanía. En muchas comunidades educativas la violencia ha cobrado una figura de normalidad, al punto que las denuncias no se hacen, no solo por la falta de credibilidad en las instituciones de impartición de justicia o por el miedo a represalias, sino porque ni siquiera se consideran actitudes violentas y mucho menos graves. Los chicos tienen frases que aparentan inocencia como “manden -nudes-” o “compartan el pack”, en referencia a enviar imágenes íntimas de algún compañero, acciones que por cierto, ya están tipificadas en el Código Penal.

A fin de cuentas, dos posibilidades están probadas:

  1. Expulsar al niño que viola las reglas, en cumplimiento de una norma restrictiva, obliga también a considerar que en muchos casos lo tomará como premio (ya no se tiene que levantar temprano, ni obedecer órdenes), además de que no enfrenta su carencia en la interacción con el prójimo

  1. Procurar su permanencia en el plantel, implica atender protocolos reactivos que en la mayoría de los casos solo sirven para documentar, generando una carga administrativa más para los docentes, y que van apuntando a la instalación de conductas anti-sociales, como “normales”

La sugerencia es que se integre a los niños a tareas de participación más activa, labores que le lleven a la reflexión de su importancia y trascendencia en el entorno social, así como las consecuencias de sus acciones, aunque también habría qué involucrar a los padres de familia con el mismo rigor de compromiso, instaurando simultáneamente en los colegios, mecanismos formales de detección temprana de situaciones de riesgo, para que sean atendidas con programas de diseño desde un pensamiento sistémico.

En su mayoría, los que estamos frente a grupo, docentes, directivos y prefectos, formamos parte de esa última generación de niños que fueron regañados por sus padres, y que ahora son regañados por sus hijos, pero tanto en la casa como en la escuela la situación parece ser la misma, a la hora de enfrentar situaciones de esta magnitud, los padres le reclaman a los maestros y los maestros a los padres, la falta de formación en valores.

¡No, es NO! Discute tu reglamento escolar, el del coto de tu fraccionamiento, el de vialidad; pero una vez instituido, aprobado por la mayoría (porque seguramente por unanimidad, nunca lo será), ¡A cumplirlo señores!, a asumir la legalidad cueste lo que cueste, sabiendo que en el orden y en el respeto a la norma se vive mucho mejor que en la “rebeldía sin causa”, para eso están las películas y son solo diversión de un rato, para la vida está la escuela.

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa_venegas@hotmail.com

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

Desaparecer organismos autónomos

Published

on

Opinión, por Héctor Romero Fierro //

Bajo el pretexto de la pobreza franciscana, Manuel Andrés López Obrador (MALO), informó que este año su equipo revisará los organismos constitucionales autónomos y la conveniencia de su continuidad.

En su show de stand-up “La Mañanera” del pasado 4 de enero afirmó: Hay organismos supuestamente autónomos, independientes, que fueron creados durante el periodo neoliberal. Vamos este año a llevar a cabo una revisión de los institutos, sin afectar a los trabajadores, pero imagínense cuánto nos ahorramos en renta de oficinas y en viáticos, el mismo Instituto de la Transparencia, mil millones de pesos”. 

Inmediatamente el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) se posicionó justificando claramente la importante necesidad de que existan dependencias especializadas en transparencia y rendición de cuentas, tal y como existen en todo el mundo.

Debemos recordarle a MALO que los órganos reguladores y su autonomía no siempre ha existido, sino que su justificación radica precisamente en la falta de confianza de la sociedad en el Poder Ejecutivo y la necesidad de maniatar al poderosísimo presidencialismo mexicano, ante lo cual se ha incorporado en la constitución.

Particularmente la transparencia se incorpora en la carta magna a raíz de una reforma impulsada por Reyes Heroles, como un pilar de la democracia y que se ha instrumentado como mecanismo que coadyuva en el combate a la corrupción que la 4T tanto dice combatir. Asimismo, el INAI es el órgano garante que vigila el correcto uso de los datos personales; materia que cobra cada día más relevancia frente al fenómeno de la globalización y el cada día más frecuente uso de sistemas de procesamiento por los gigantes de la tecnología.

Pretender que la Secretaría de la Función Pública o la FGR absorban sus funciones es una aberración, desnaturalizando su misión y distrayendo sus esfuerzos de su objetivo prioritario.

Con el ánimo de mitigar las críticas a su propuesta, el Presidente se comprometió a que las respuestas de transparencia se cumplirán “fas tras”, en 72 horas. Aquí hay que decirlo claro, si la administración pública federal quiere hacer esto puede hacerlo, sin que sea necesario desaparecer organismos autónomos.

El INAI no responde solicitudes, sino que verifica la legalidad y, en su caso, prontitud de las respuestas de las dependencias públicas, evitando que estas sean juez y parte.

Ya decía Madison en el Federalista n° 51 que “si los ángeles gobernaran a los hombres, saldrían sobrando lo mismo las contralorías externas que las internas del gobierno”.

Ante la ausencia de entes vigilantes como los organismos constitucionales el gobierno tendría el monopolio del poder y la tentación de abusar de él. ¿Qué podríamos esperar de la SFP en caso de que presidencia indebidamente hubiera determinado reservar información pública?

Solo como ejemplo, ya alguien solicitó la informacion de los acuerdos y contratos de adquisiciones de vacunas para el COVID con diversos laboratorios y la respuesta de MALO por conducto de Ebrard (SER) y Alcocer de la (SSA) fue “reservar” dicha informacion durante 5 años, por lo que no podremos, como en el caso de las famosas “pipas” conocer los detalles de esas operaciones hasta pasado ese plazo, sin embargo el solicitante tiene expedito su derecho a interponer un Recurso ante el INAI y, de ser procedente, se obligaría al gobierno federal a proporcionar la información.

A un gobierno opaco no le gusta la existencia del INAI. Ello, con independencia de la imposibilidad de cumplir los requerimientos de transparencia en las 72 horas prometidas en todos los casos.

La incongruencia de MALO es alarmante. Un día pregona la desaparición de las reservas y asegura “transparencia completa”; pero en la práctica demuestra la contrario. Sí, como fue el caso de el segundo piso del periférico del entonces Distrito Federal, los gastos del tour turístico de Evo Morales, el Informe de la Refinería Dos Bocas o las obras de la Central Avionera de Santa Lucía o el Tren Maya, que al involucrar al ejercito en su construcción se niega a proporcionar informacion con la excusa de que ésta es vital para la seguridad nacional. La pregunta que nos hacemos todos es: ¿Qué esconden?

En donde más opacidad existe es en el ramo de adquisiciones, una investigación de conocido periódico nacional señalo que 171 compañías surgieron en este sexenio (MALO) y han logrado contratos por 366 mdp con 92 dependencias federales y del total de contratos asignados a esas empresas el 71% fueron asignados por adjudicación directa, pero si un ciudadano solicita información acerca de ello se procura a toda costa la reserva, apostando las unidades de transparencia a que el solicitante desista y no acuda al INAI.

Si la justificación es la necesidad de ahorro debería realizarse un trabajo minucioso y técnico, derivado de evaluaciones y auditorías de desempeño de los programas y políticas de la administración pública federal. Ejemplo de ello es el reclutamiento desordenado de voceros y comentócratas del régimen obradorista en Canal 11. Cuando es necesario un bisturí el gobierno parece optar por el hacha.

En otro tema, en Jalisco imperó la soberbia de Alfaro y M.C., al impedir la gran alianza electoral que permita la mayoría en la cámara de diputados federal impulsada por “Va por México”. Lo curioso es que son quienes más resentirán la ausencia de coaliciones en la zona metropolitana de Guadalajara, arriesgándose a perder importantes municipios que en este momento gobiernan. En Zapopan solo podrán ganar si optan por un candidato del equipo de Pablo Lemus que dé continuidad al excelente trabajo desempeñado en por él.

Continue Reading

OPINIÓN

Orden en Morena Jalisco

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

Bienvenidos a este 2021, deseo a todos nuestros lectores y suscriptores un mejor año nuevo, con la esperanza de controlar la pandemia, aunque por otra parte con una nueva realidad que algunos llaman normalidad, es decir, tendremos que seguir con gran parte de las medidas a las que después de casi un año nos estamos acostumbrando, porque nos servirán para otros temas de salud.

Después de agotados los tiempos para que en el Estado se definieran las posibles coaliciones, alianzas o convenios de candidaturas comunes, sólo una pudo sobrevivir a los intereses de los partidos, la coalición de los partidos Morena, PT, Somos.

En el estado no se concretó acuerdo con el Partido Verde Ecologista que mucho había ganado en Jalisco con el convenio de coalición federal con Morena y PT, además de que el partido Somos pudiera tener algún revés legal por la contradicción de su reciente creación como partido local y la posibilidad de hacer una coalición, esto lo resolverán en próximos días, por lo pronto este bloque es el único que logró tomar acuerdo para ir juntos en 15 distritos y en más de la mitad de los municipios en el estado.

Por otra parte, los acuerdos entre PRI, PAN y PRD al final no pudieron concretarse, lo que hará que enfrenten la contienda cada quien por su cuenta. Mientras que el partido del Gobernador, MC, continuó con la línea nacional que anunciara el actual coordinador nacional, el jalisciense Clemente Castañeda.

Parece que en la elección intermedia Movimiento Ciudadano apuesta a crecer en otros Estados y pretender una mejor posición de cara a la próxima elección presidencial, sobre el registro, sin problemas por la votación que puede dar Jalisco tienen una base fundamental para lograrlo. Pero por otro lado buscarán crecer en algunos estados claves como Nuevo León, Colima, Nayarit, Yucatán, entre otros. Además de los otros partidos nacionales y locales de reciente creación, quienes realmente juegan a sobrevivir la elección para mantener su registro.

Morena, es la marca que más ha crecido en Jalisco, pudiera ser el partido que va por el Estado, es decir que logre arrancarle la mayoría de distritos y municipios a Movimiento Ciudadano, esa es la tarea que viene hacer el Senador José Narro Céspedes quién llamó al reconocimiento de Hugo Rodríguez como dirigente estatal por la unidad del partido, así como pidió una tregua por Jalisco, debido a la confrontación interna que se agudizó con el comienzo del proceso electoral, además agregó que la mejor forma de apoyar al proyecto que encabeza el Presidente AMLO es ganar los territorios y municipios de la entidad.

Morena pinta para ser nuevamente el verdadero contrincante electoral del partido en el poder en el Estado, Movimiento Ciudadano, realmente existen muy pocas probabilidades de que puedan estar en la contienda los demás partidos, incluidos el PRI, PAN y PRD, quienes incluso pueden estar en riesgo de perder el registro local.

Pero Morena es además el único que llevaría la suma de otros partidos, por ejemplo, el PT, quien se queda dentro del convenio con el municipio de Tonalá y puede ganar además otros municipios donde encabeza como Sayula, votos que además sumarán para configurar el Congreso del estado en una nueva legislatura que podría ser de oposición al Gobernador Alfaro Ramírez, muy interesante lo que viene, principalmente porque parecen meter orden en Morena Jalisco, que tanto hace falta.

Twitter: @FlavioMendozaNA

Continue Reading

OPINIÓN

La trinchera de las mesas

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

Como la Línea Maginot, hay una interminable trinchera de mesas que separa al Gobierno del Estado de sus críticos o eso imagino que imaginan los ideólogos de la mesocracia. Imaginan mal.

La idea, en papel no es mala, pero como dijera Luis Echeverría en una de sus frases más lúcidas y atinadas “todo exceso es mucho” y no hay poema, verso o palabra que resista repeticiones excesivas sin desgastarse hasta la nada.

Basta con repetir la palabra mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa para que se vuelva un sinsentido ridículo y bobo. Un recurso facilón y hasta irritante para quien tiene que tragarlo.

Los cálculos originales de la mesa de ideólogos de las mesas los imagino así: A cada problema una mesa de análisis que reciba el desgaste de los errores. Si hay un problema en materia de seguridad lo que hay que hacer es por lo menos diluir el desgaste; construir un laberinto donde no se sepa dónde quedó la bolita de la responsabilidad.

Se convoca a una mesa de expertos coordinada horizontalmente con el empresariado, la sociedad civil y la academia, por poner un ejemplo.

Esta mesa de expertos, tiene en la cabecera a un funcionario de calibre medio o a un buen amigo de la administración, que analiza resultados o revisa y propone rutas y estrategias y genera datos y cifras y cosas aburridas que a nadie tienen por qué importar demasiado y que no tienen mayor efecto y a veces ni relación con la realidad y buscan presentar estadísticas favorables a cualquier costo sin importar cuán ridículo suene el sonsonete.

El robo de helados de fresa ha disminuido drásticamente en el oriente de la ciudad gracias a los esfuerzos coordinados del gobierno estatal, la Mesa de Seguridad, la sociedad y los paleteros de oriente, una organización importantísima, vital en el desarrollo comercial de la zona y el mantenimiento del tejido social, misma que creamos hace dos semanas, cuyo discurso controlamos por completo, y a la cual le estamos bastante agradecidos”.

Pum, un video, porque esto no aguanta una rueda de prensa, y que la botiza aplauda en redes. El gobernador tiene la seguridad bajo control. ¡Yipi, yay, yei!

Si una ola criminal incendiara todas las paleterías de golpe, pues el culpable es la mesa esta que nomás no da resultados porque esto no son enchiladas, pero está trabajando incansablemente en ello y bueno, el calor lo aventamos al funcionario que dirige la mesa y él que saque las castañas del fuego y a veces las mesas ni rostro acaban de tener y nomás se usan para mencionarlas.

En coordinación con la mesa de mejoramiento social, cívico y material, encontramos que los talleres de repujado y la venta de cervezas en avenida Chapultepec pueden continuar indiscriminadamente durante toda la pandemia. Vamos a prohibir todos los encuentros internacionales de filatelia eso sí, quedan cancelados hasta nuevo aviso”.

Y hasta hay mesas donde hay gente muy valiosa analizando cosas que valen la pena, de todo hay en el laberinto de la mesocracia y eso hace que haya confusión en torno a quién tiene la responsabilidad de qué, por muchos reglamentos que se hayan escrito, por un asunto de percepción.

No queda claro si la responsabilidad reside en quienes fueron electos democráticamente para llevar las riendas de este asunto y los secretarios encargados de las áreas o si están en otra parte.

¿La mesa de salud está por encima del secretario de Salud? ¿Es como otra Secretaría? ¿Tiene súper poderes o es un adorno? ¿Decide realmente o sólo le pasa información al secretario? ¿El secretario de salud en esta pandemia no debería tener un papel más protagónico? ¿Decide? ¿La Secretaría de Salud no es una mesa permanente de salud? ¿Para qué queremos otra? ¿Tienen funciones complementarias, distintas, empalmadas? Este es el laberinto que diluye el poder y la decisión y la responsabilidad en mesas poco claras. Esta es la línea Maginot.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.