Connect with us

MUNDO

Con la pandemia crece la desigualdad: La entronización mundial del capital privado

Published

on

Economía global, por Alberto Gómez-R. //

El Gran Reinicio o The Great Reset de la economía mundial se manifiesta de muy diversas maneras y es apreciable desde distintos ángulos también; haya sido planeado –como muchos de los llamados conspiranoicos alegan- o no, lo cierto es que a raíz del inicio de la pandemia del covid-19, todo ha cambiado, muy pocas cosas han permanecido igual que antes del 2020, incluida la manera en que ahora se aprecia el mundo, las relaciones, el trabajo, la familia, la política, la naturaleza y la sociedad en general.

«La pandemia representa una oportunidad, inusual y reducida, para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo y forjar un futuro más sano, más equitativo y más próspero.» – Profesor Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial (WEF).

La iniciativa del Gran Reinicio del Foro Económico Mundial busca nuevas ideas para aprovechar este momento único en la historia que ofrece la interrupción de la economía, la política y la vida diaria para catalizar un nuevo enfoque en el funcionamiento de nuestras sociedades.

Los participantes del Foro Económico Mundial han diseñado planes y acciones de nuevos esquemas económicos supuestamente dirigidos al logro de los objetivos del desarrollo sostenible. La expresión The Great Reset fue sugerida por el príncipe Charles de Inglaterra, conjuntamente con el Coordinador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab. Este orden está urdido por aquellos que el informe “Tiempo para el cuidado”, de la OXFAM (ONG inglesa que mide los niveles de riqueza y de pobreza en el mundo), señala como las élites económicas.

La desigualdad económica está fuera de control. Según ese informe, en 2019, los 2,153 milmillonarios que hay en el mundo poseían más riqueza que 4,600 millones de personas. Los 22 hombres más ricos del mundo poseen más riqueza que todas las mujeres de África. Estos ejemplos de riqueza extrema conviven con un enorme nivel de pobreza. Según las estimaciones más recientes del Banco Mundial, prácticamente la mitad de la población mundial vive con menos de 5,50 dólares al día, mientras que el ritmo de reducción de la pobreza ha caído a la mitad desde 2013. El 1% de este grupo tiene más del doble de la riqueza de 6,900 millones de personas. Con la pandemia se han hecho todavía más ricos. (Oxfam Internacional, 2020)

Tal parece que el coronavirus no sólo es el origen del nefasto padecimiento del Covid-19, sino también de una pandemia de pobreza y mayor desigualdad, en la que se acrecienta la brecha entre ricos y pobres.

Esta enorme brecha es consecuencia de un sistema económico fallido y sexista. Se trata de un modelo económico defectuoso que ha acumulado enormes cantidades de riqueza y poder en manos de una élite rica, cuyos beneficios se deben en parte a la explotación del trabajo de mujeres y niñas y a la vulneración sistemática de sus derechos.

En lo más alto de la economía global se encuentra una pequeña élite de personas con fortunas inimaginables, que van incrementando exponencialmente su riqueza sin apenas esfuerzo, independientemente de si aportan o no un valor añadido a la sociedad.

Mientras, en la parte más baja de la escala económica, se encuentran las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que están en situación de pobreza o pertenecen a colectivos excluidos, que dedican al trabajo de cuidados no remunerados 12,500 millones de horas diarias, e incontables horas más a cambio de sueldos de pobreza. Su trabajo es sin embargo imprescindible para todas las comunidades. Es la base sobre la que se asienta la prosperidad de las familias, así como la salud y la productividad de la mano de obra.

Oxfam ha calculado que este trabajo aporta a la economía un valor añadido de, al menos, 10,8 billones de dólares. Se trata de una cifra enorme que, sin embargo, es una subestimación muy por debajo del valor real. A pesar de ello, las personas más ricas, en su mayoría hombres, acaparan la mayor parte de los beneficios económicos. Vivimos en un sistema injusto que explota y excluye a las mujeres y niñas más pobres, y acumula una creciente cantidad de riqueza y poder en manos de una pequeña élite rica.

La ONU advierte de más retrocesos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), cuyas metas a cumplir en 2030 ya estaban retrasadas antes de la pandemia. Las sombrías perspectivas de recuperación se han visto agravadas por las dificultades de la deuda y las drásticas caídas de la inversión y el comercio.

Es necesario diseñar en forma apropiada el alivio, la recuperación y las reformas. Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), las reformas que favorecen el crecimiento podrían mejorar significativamente el crecimiento de las economías de mercado emergentes y en desarrollo durante la próxima década.

Los bancos centrales han tenido un papel primordial para el desarrollo de las naciones, históricamente. La financiación de la inversión pública ha sido uno de los principales objetivos de estos bancos, ya sea a través de la emisión de bonos, o el manejo de las políticas macroeconómicas.

Sin embargo, uno de los secretos mejor guardados es el origen privado de los bancos centrales. Esta es la clave del nacimiento del sistema financiero que hoy tiene al mundo de rodillas. Y el hecho es que tanto la Reserva Federal, como el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo o el Banco de Pagos Internacionales son instituciones privadas.

Las drásticas fluctuaciones de los déficits y superávits en cuenta corriente en 2020 obedecieron a cuatro principales tendencias derivadas de la pandemia: 1. Disminución de los viajes; 2. Desplome de la demanda de petróleo; 3. Auge del comercio de productos médicos; Desplazamiento del consumo de los hogares.

Todos estos factores contribuyeron a que algunos países experimentaran aumentos de los déficits en cuenta corriente, es decir compraron más de lo que vendieron, o, por el contrario, a mayores superávits en cuenta corriente, en los países que vendieron más de lo que compraron. Las favorables condiciones financieras mundiales, gracias al “apoyo” de política monetaria sin precedentes de los principales bancos centrales, permitieron que a los países les fuera más fácil financiar mayores déficits en cuenta corriente.

Además de estos factores externos, la pandemia dio lugar a un masivo endeudamiento público para financiar los servicios de salud y proporcionar apoyo económico a hogares y empresas, lo cual incidió de forma considerable y desigual en las balanzas comerciales.

El alto costo de las vacunas, aunado a la obligatoriedad de inocularlas a la mayor cantidad de población como parte del condicionamiento para la movilidad humana, productos y servicios, aumenta drásticamente los niveles de endeudamiento de los gobiernos con los grandes capitales privados, ya sea a través de instrumentos financieros –como los bonos- o préstamos soberanos, aunados a condiciones sólo favorables para los prestamistas.

Abraham Lincoln, 16º presidente de los Estados Unidos, quien abolió la esclavitud y sentó las bases para las libertades individuales en la Constitución, dijo:

Los poderes monetarios se aprovechan de la nación en tiempos de paz y conspiran contra ella en tiempos de adversidad. Es más despótico que una monarquía, más insolente que la autocracia y más egoísta que la burocracia. Denuncia como enemigos públicos a todos los que cuestionan sus métodos o arrojan luz sobre sus crímenes. Como resultado de la guerra, las corporaciones han sido entronizadas, vendrá una era de corrupción en las altas esferas y los poderes monetarios del país se esforzarán por prolongar su reinado trabajando sobre los prejuicios de la gente hasta que toda la riqueza se acumule en unas pocas manos y la República sea destruida”.

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

JALISCO

Inflación, el peligro global: La economía de Jalisco se mantiene fuerte en 2022 por la diversidad económica

Published

on

Por Diego Morales Heredia //

Para analizar los escenarios económicos a nivel mundial, nacional y local, el campus Guadalajara de la Universidad Panamericana reunió a especialistas y profesores de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales para llevar a cabo la charla “Perspectivas económicas para el estado de Jalisco, para México y el mundo en este 2022”.

El primero en tomar la palabra fue el doctor Alejandro Rodríguez, quien en su discursó planteó el escenario a nivel mundial, en donde después de su investigación, propuso los pasos que deben seguirse para salir de la crisis que aqueja al plantea después de la pandemia originada por el COVID-19.

Es pensar en la ruta que debemos seguir para una recuperación. He estado investigando sobre estos temas, llegando a la conclusión que para poder lograr salir de esta situación tendríamos que crear un mapa, una ruta estratégica, el primer elemento que debería buscar la economía del mundo para salir de la crisis es frenar la pandemia, si no logramos frenarla, cualquier otro esfuerzo será inútil; el segundo, apoyar a los países emergentes que es lo que se ha estado considerando con las grandes farmacéuticas; hay que estabilizar las cadenas de suministro que sería el tercer elemento de la ruta, porque se está enfrentando un escenario adverso en los niveles de precios y de crecimiento derivado de esta ruptura que se ha presentado, clientes y proveedores no producen en el mismo nivel, hace que en algún momento la cadena de valor se rompa, propiciando escasez de producto y falta de coordinación entre oferta y demanda”.

Agregó: “Hay que establecer las nuevas bases de crecimiento, por lo que han salido avantes países como China, en algún momento la India. Es porque trabajan en enfrentar el tema del ingreso, incluso en Estados Unidos con los subsidios que se han dado, fomentando el consumo. La lógica indicaría frenar la pandemia en primer término, la economía no volverá a ser la misma de antes, las formas de comprar han cambiado, hay que ver las inversiones estratégicas y de largo plazo”.

A la vez, el catedrático de la Universidad Panamericana reconoció que la inflación a nivel mundial es un gran problema que ha ocasionado la pandemia, por lo cual de debe tener puntual atención a este tema.

La inflación que se ha comportado, se ha mantenido más allá de lo que creíamos al inicio de la pandemia, no es tan temporal, es una situación que se ha mantenido más tiempo, eso puede traer otro tipo de consecuencias a nivel mundial. El crecimiento de los precios no es exclusivo de los países emergentes, es un escenario mundial debido a la escasez de suministro. En medida que hemos avanzando en la pandemia, los pronósticos han fallado y se ha incrementado la inflación”.

INFLACIÓN Y NULO CRECIMIENTO

Por su parte, el Doctor Israel Macías, se adentró en la particularidad de la economía mexicana, dividiendo su discurso en dos partes, primero las buenas noticias, en donde resaltó el aumento del salario mínimo, que no ocurría desde hace muchos años en el país, así como la cantidad de remesas que ingresan a México.

En los buenos resultados marco lo que es una política clara del gobierno, el valor del salario mínimo sin efecto de inflación, que desde durante la última parte del gobierno de Peña Nieto vino un esfuerzo por subir su valor. El problema es que no todo mundo tenemos un salario mínimo, el resto de la población estamos sujetos a incrementos o no incrementos en función de una economía que está en una fase de estancamiento. El resto se va compactando, ya quisiéramos todos tener un incremento del 22 por ciento, pero lo normal es que no, porque la economía no está dando para eso”.

Subrayó: “Otro logro, que no necesariamente es del gobierno, es el récord en remesas, es impresionante la cantidad de dinero que ha entrado al país. Con la pandemia, hubiera esperado que se hubieran caído, pero no, es una cantidad tremenda de dinero que entra al país, que ayuda a estabilizar el tipo de cambio también. El mismo presidente lo ha dicho, benditas remesas, que situación tan complicada sería no tener este dinero que son prácticamente como donativos de mexicanos en el extranjero”.

No obstante, el académico enfatizó en la inflación que se vive en el país y el nulo crecimiento económico que se tiene con los proyectos de alto impacto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

«La inflación en países como México, de ingreso medio o medio bajo, se vuelve más dramática, porque aprieta siempre más a quienes menos ingresos tienen. La inflación es alta, no tanto como en países como Venezuela o Argentina que les está yendo mal, pero es mucho más alta que la que tuvimos durante el famoso gasolinazo en 2017 con Peña Nieto, que le quitó mucho impulso al presidente y las elecciones de 2018».

«Lo interesante es que con la inflación tenemos un incremento en precios, si revisamos la hemeroteca, hubo saqueos, vandalismo, manifestaciones, con la gente enojada, ahora la gente no está enojada, en una inflación tan alta y el último que tuvo una inflación así de alta fue Vicente Fox, que venía manejando lo último de la crisis del 95».

Añadió: “El nivel máximo de la economía mexicana se alcanzó en marzo de 2021, ya no ha crecido, no rompemos ese nivel, se viene haciendo chiquita, no mucho, no sube, ya no pasó nada, la recuperación económica murió. Es el primer indicativo que urge una política de crecimiento, la refinería, el tren maya y el aeropuerto no están jalando y no pueden jalar a la economía nacional, la única estrategia del gobierno federal son esas tres cosas y los programas sociales, por eso el país entró en estancamiento, porque no hay ninguna otra cosa, por tanto ahí viene este problema”.

JALISCO SE MANTIENE FUERTE

A pesar de la crisis que se vive a nivel mundial y en el país, las perspectivas económicas en Jalisco son diferentes y el estado se mantiene fuerte debido a su diversidad económica, apuntó la doctora Nora Ampudia, quien considera que en este 2022 se tendrá un crecimiento económico en la región.

Tenemos la fortuna de tener un estado muy diversificado, esto nos permite sortear mejor las crisis, porque los sectores que crecen pueden compensar a los sectores que se contraen. El PIB de Jalisco en 2020 se contrajo en -7.5 por ciento, Jalisco ha ocupado por años un cuarto lugar a nivel nacional. La economía en Jalisco ha sido golpeada por la pandemia, pero menos golpeada que el promedio nacional, el proceso de recuperación también comienza a detenerse como a nivel nacional, no logramos alcanzar los niveles después de la pandemia, no logramos la expansión económica, igual que a nivel nacional. Jalisco crece más que la economía nacional, este efecto rebrote no logra compensar la caída”.

Agregó: “La actividad industrial, la industria de la construcción y el turismo son las actividades más golpeadas en Jalisco. La diversificación de la economía nos da un mejor desempeño, el sector primario es muy fuerte, Jalisco aporta el 12.12 por ciento del total nacional, nos pone en primer lugar, el sector secundario y manufacturero aporta el 7 por ciento del total nacional y el sector terciario aporta el 6.7 por ciento del total nacional, esta diversificación hace que en Jalisco los resultados de la crisis sean menos fuertes a pesar de que el estado es muy dependiente del sector externo, porque aporta mucho tanto en productos agropecuarios como electrónicos”.

Continue Reading

MUNDO

Oportunidad para mostrar su poder económico: Las Olimpiadas del miedo, Beijing 2022

Published

on

Política Global, por Jorge López Portillo Basave // 

El Gobierno del que podría ya ser el país más poderoso del mundo no quiere y de hecho no ha permitido que le pase lo que a Tokio en el 2020. Las olimpiadas de verano de Japón fueron aplazadas por un año y finalmente se realizaron el verano pasado de manera casi inadvertida en medio de las reaperturas e inicio de vacunaciones contra el Covid19. 

Para el país comunista el escenario es distinto, ellos no permitirán y dudo que el Comité Olímpico Internacional se arriesgue a pedir que las Olimpiadas de Invierno sean pospuestas por la nueva variante llamada Ómicron.  

NO SÓLO SER, SINO PARECER 

En el reino animal y en el reino material, “como te ven te tratan”. Por eso para el Presidente Xi es vital no solo ser, sino parecer. La mayoría de las empresas globales como Coca-Cola, Nike, etc., no se atreven a decirle no al poderoso Dragón que es el mercado en crecimiento más grande del mundo, quien para evitar incremento de contagios previos al inicio de los juegos ha tomado varias medidas que buscan enviar dos mensajes.

Beijing informó que ha invertido hasta el momento $7 mil millones de dólares en infraestructura y una cantidad inestimable en relaciones públicas con su músculo diplomático y comercial. Para que tengamos una idea, Japón gastó en total $13 mil Seiscientos millones de dólares en las Olimpiadas de verano.

¿Qué decir de los $40 mil millones de dólares que gastó también Beijing en sus Olimpiadas de verano en el 2008? Ya sabemos que las Olimpiadas de Invierno son menos comerciales que las de verano pero China debe mostrar que con Covid19 y con los problemas de imagen por los abusos en contra de los derechos humanos o amenazas  militares en India, Taiwán, Hong Kong y otros, ellos, son más que sus adversarios con ideas occidentales. 

Pero China no es Japón. Para China las Olimpiadas son una oportunidad especial en la que exhibirán su poder económico, su poder político, sus adelantos científicos, y claro, su control poblacional. Como dicen “el fin justifica los medios”. ¿Será? 

VIAJAR A BEIJING 

Las Olimpiadas de Invierno se realizarán, si nada cambia, del 4 al 20 de febrero. Pero ante la ola de Ómicron, el Presidente Xi no quiere dejar nada al azar, ha ordenado medidas que seguro serían la envidia de mis paisanos en varios gobiernos y de hecho en varios gobiernos del mundo. 

Para empezar los viajes locales en China dirigidos a Beijing están restringidos, es decir que si usted está en cualquier región fuera de la capital pues no podrá entrar a la ciudad salvo contadas excepciones sino hasta que las olimpiadas estén por iniciar el 20 de enero, fecha en la que se supone que deberían iniciar los arribos de personas para recibir a los turistas a final de mes. Recordemos que al inicio del Covid19 muchos gobiernos locales incluso en México, pidieron restricciones de viajes de ciudad a ciudad o de estado a estado así como ahora pedirán vacunas que no hay, para poder entrar a centros de entretenimiento en donde ni los trabajadores estarán vacunados en contra de una variante que no es detenida por las vacunas existentes.  

Hace dos días un buen amigo y socio se encontraba comiendo en un restaurante del Estado de Hainan cuando de la nada llegó la policía o el ejército no entendí bien e inició una revisión de documentos sanitarios, a los vacunados los dejaban continuar después del susto, pero a los no vacunados los llevaban detenidos a una clínica móvil estacionada a la salida del lugar y ahí mismo los vacunaban en caliente. Fácil y rápido llegarán a su 100% de vacunados pero eso no detendrá los contagios y ellos lo saben por lo que de aquí al final de enero no hay casi permisos para viajar dentro de China en especial hacia Beijing. 

Si usted tiene un vuelo planeado a dicho país, tendrá que esperar, la autoridad de aeronáutica de dicho país el viernes ha emitido nuevas reglas e iniciado la cancelación de vuelos procedentes de varios países entre ellos cualquiera que provenga de EUA, para evitar que le lleguen infectados antes de que inicien los juegos. No importa si usted está o no vacunado o si tiene un certificado de que no tiene covid19. Las medidas estarán vigentes cuando menos del 19 al 31 de enero para todos los vuelos comerciales, naturalmente los vuelos privados pueden tener excepciones y estos seguros estarán listos para ser otorgadas a los vuelos de los deportistas o de altos funcionarios de otros países que deseen asistir a la ceremonia de inauguración. Ya ve que la “ciencia” tiene sus preferidos. 

Hace dos semanas en pleno vuelo de Seattle a Shanghái un vuelo de Delta fue regresado porque las medidas de seguridad fueron modificadas a medio camino, lo que obligó al avión a dar vuelta y regresar a los EEUU. 

Como lo he dicho desde que inició esta pandemia que ya debería de ser declarada terminada porque el COvid19 llegó para quedarse, habrá muchos cambios desde mentales hasta materiales en el mundo, especialmente en los países que gozamos de libertades porque la pandemia abrió la caja de pandora mediante la cual por miedo se permiten cosas y de hecho se celebran medidas que eran únicamente aplicadas en los países totalitarios. Si usted no ha visto las películas de James Bond y de Matrix, le recomiendo verlas y poner especial atención en que en las dos -una de ellas filmada antes de la pandemia- los villanos nos aseguran que el mundo, la gente no quiere ser libre, que buscan alguien que les resuelva y diga que hacer y que a cambio de esa guía están dispuestos a ceder sus libertades. 

LAS MUJERES PUSIERON EL EJEMPLO 

Como lo comentamos hace un par de semanas, la Asociación Mundial de Tenis Femenil tuvo los pantalones de enfrentarse a China y decidieron no participar en eventos deportivos en dicho país hasta que se aclarasen las acusaciones por abuso sexual en contra de un alto funcionario del gobierno en contra de una de sus tenistas más renombradas. A partir de entonces algunos otros organismos y países se han sumado a un creciente boicot en contra de los abusos por derechos humanos en China.

Muy a fuerzas se sumó hace unos días la Casa Blanca y en seguida Australia con quien China ya trae muchos problemas, Japón con quien tiene una disputa por aguas e islas territoriales, Canadá y ahora Dinamarca.  Veremos hasta donde llegan; naturalmente los atletas de dichos países podrán ir pero no habrá delegación oficial en la ceremonia de inauguración. 

Sin duda alguna China es un país hermoso, de comida sabrosa, de gente e historia interesante, atractiva para los negocios, pero de costumbres políticas muy distintas a las que nosotros conocemos. Aunque como en todos lados si estás bien con los poderosos tienes muchas mejores oportunidades de sobresalir.

Continue Reading

MUNDO

Previsiones económicas para el 2022: Controlar la inflación se convierte en el gran desafío

Published

on

Economía Global, por Alberto Gómez-R. //

2022 representará importantes retos para el mundo, tanto para los individuos como para los gobiernos y, debido a la oleada de inestabilidad e incertidumbre, la gente buscará seguridades y firmeza. Grandes cambios en la economía, las finanzas, la tecnología, la geo-política y el consumo, se verán acelerados en el año que recién inicia, y reconformarán al mundo como ahora lo conocemos.

El alza en las tasas de interés en Estados Unidos seguirá creando un efecto en cadena que afectará al resto de las economías mundiales, y esto, aunado al crecimiento de la inflación, provocará una recesión económica prolongada, que impactará en el posicionamiento de aquel país como potencia económica dominante.

Michael Burry advirtió que el aumento de la inflación en EE. UU. no es simplemente un subproducto de la economía que se está abriendo nuevamente después de las restricciones pandémicas, y asintió con el hecho de que predijo el aumento, en un tweet ahora eliminado a las pocas horas.

«La inflación… ya no está reabriendo, amigos», tuiteó. «No es que nadie pudiera haber visto venir esto», agregó con sarcasmo.

El inversionista que saltó a la fama por «The Big Short» (el filme sobre la crisis financiera mundial del 2008 iniciada en EE.UU.) compartió un gráfico que muestra la inflación mes a mes y la división entre los factores de reapertura y no reapertura subyacentes a los aumentos de precios.

La mayor inflación en mayo, junio y julio fue impulsada por aumentos más pronunciados de los precios de vehículos usados ​​y de arrendamiento, seguros de automóviles, alojamiento, tarifas aéreas y comidas en restaurantes a medida que la economía se reabrió, mostró el gráfico de Burry.

Mientras tanto, el aumento sostenido en el Índice de Precios al Consumidor los últimos meses del 2021 -su mayor aumento desde 2008- fue impulsado en gran medida por los precios más altos de la energía y sectores que no reabrieron. (markets.businessinsider.com)

En otras palabras, la inflación se disparó en el verano porque la gente volvió a conducir, reservar vuelos y hoteles, y comer fuera después de los cierres durante el brote de COVID-19 en 2020 y 2021. Pero los precios subieron a la tasa anual más rápida en casi cuarenta años en octubre y noviembre, porque otras partes de la economía se recalentaron, como los picos de demanda de productos de consumo, lo que generó una escasez de estos y que contribuyó a la llamada “crisis de los contenedores” –cuellos de botella en la logística internacional-.

Burry, quien anticipó el colapso de la burbuja inmobiliaria de mediados de la década de 2000, destacó el riesgo de la inflación posterior a la reapertura ya en abril de 2020, semanas después de los primeros cierres en los EE. UU. debido a la pandemia.

Se puede comparar la trayectoria de inflación actual de Estados Unidos –que cerró con 6.8% en 2021- con el camino de la Alemania de Weimar hacia la hiperinflación en la década de 1920, luego de la derrota del Imperio alemán en la Primera Guerra Mundial, y la sobreimpresión de papel moneda para financiar la contienda; había una manía de mercado y una especulación desenfrenada entre los inversores de la nación europea antes de que los precios se elevaran incontrolablemente, un escenario muy similar al presente; en los últimos 20 meses el gobierno de Estados Unidos inyectó más de 11 billones de dólares entre estímulos para las empresas y cheques de ayuda para sus ciudadanos para aminorar el impacto en su economía por la pandemia del Covid-19, lo que incrementó el furor de las personas y las propias compañías por la compra de acciones y bonos, generando una espiral especulativa que ha elevado sus precios más allá de su valor real.

La hiperinflación de la República de Weimar (Alemania) ha sido considerada la mayor de la historia, pues durante la misma los precios de preguerra se llegaron a multiplicar por 14,000: una libra de pan llegó a costar 3000 millones de marcos; una libra de carne, 36 000 millones, y un vaso de cerveza, 4000 millones. Los salarios se cobraban en especie y los precios de los alimentos subían en muy poco tiempo: el de un café variaba entre el momento de pedirlo y el de pagarlo. (historia.nationalgeographic.com.es)

El gran reto que enfrentan actualmente los bancos centrales será el control de la inflación, que amenaza con disparase, en algunos casos a niveles impredecibles.

«La inflación que obtuvimos no es en absoluto la inflación que estábamos buscando», dijo el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, en su conferencia de prensa después de que el comité de política monetaria de la Fed decidiera acelerar la ‘reducción’ de sus compras de bonos hasta finalizar el programa en marzo de 2022 y sugiriese que comenzará a subir su tasa de interés de política (la tasa de ‘fondos federales’) desde cero poco después de esa fecha.

En un análisis rápido sobre las declaraciones hechas a lo largo del 2021 de los bancos centrales de las principales economías del mundo, todas las proyecciones se han quedado cortas, incluyendo las del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial acerca del crecimiento económico global.

En este espacio de análisis se expuso hace meses lo que ahora se ve a todas luces: una rampante inflación mundial, que se agravará en 2022, lo que generará una mayor profundidad en el período recesivo del ciclo económico al acelerarse la caída de la aún reinante moneda de reserva, agudizado por la dolarización de muchas economías domésticas,.

El avance de China en el terreno geopolítico, tecnológico, militar y económico, pondrán a prueba las capacidades de su principal rival: Estados Unidos. El presidente Joe Biden tendrá que matizar su discurso respecto al gigante asiático, para intentar buscar un acercamiento que suavice las fuertes tensiones políticas iniciadas por su antecesor, Donald Trump.

El gobierno de Biden deberá tener mucho cuidado con sus próximos pasos hacia China, ya que el tema de Taiwán podría generar un conflicto bélico a gran escala, un escenario que nadie desea ver, pero que probablemente pueda suscitarse en algún momento antes del 2025 dadas las declaraciones del líder Xi Jinping acerca de la inminente “reunificación” de la isla al gobierno del Partido Comunista Chino, una guerra que, de presentarse, Estados Unidos perdería indudablemente por el declive de su poder militar ante la enorme capacidad armamentística china, y su insolvencia financiera para soportar un enfrentamiento de tal magnitud.

La dependencia de Estados Unidos y muchos de sus aliados a China, representa una gran fortaleza para el gobierno de Xi Jinping; el desarrollo de la tecnología 5G, la incorporación de los más avanzados logros tecnológicos a su aparato militar, así como la manufactura de la mayor cantidad de mercancías de consumo en los mercados occidentales, y ser ahora el más atractivo mercado de consumo a nivel mundial, colocan a China en un lugar privilegiado, con gran poder de negociación para cualquier aliado o rival.

Hacia el mes de noviembre, cuando se lleve a cabo la 20ª convención del Partido Comunista Chino, Xi Jinping buscará refrendar su liderazgo al frente del gobierno. Ningún otro líder chino desde Mao Tse-Tung ha logrado acumular gran cantidad de poder.

En el otro hemisferio, el mismo mes de noviembre, en Estados Unidos habrán de llevarse a cabo las elecciones intermedias, en las que, según se proyectan las encuestas, los demócratas perderán la mayoría, tanto en el senado como en la cámara de representantes, lo que debilitará aún más a la actual administración de Joe Biden; esto en medio de una gran inestabilidad político-social que seguirá creciendo a los largo del 2022, y con graves problemas económicos acentuándose.

Las predicciones económicas para 2022 son variadas y en algunos casos contradictorias, dependiendo de sus autores e intereses, pero lo cierto es que el año que inicia será disímbolo para las distintas regiones del planeta; mientras que para algunos bloques geo-económicos será una dura prueba que superar, en otros –y en específico para ciertos países- representará grandes oportunidades de crecimiento económico que, si se saben aprovechar, pueden ser el detonador para su desarrollo sostenido a largo plazo.

ELECCIONES EN BRASIL Y COLOMBIA

Para zonas de economías emergentes como Latinoamérica, será una oportunidad de crecimiento al aprovechar la alta demanda de alimentos, insumos y productos de manufactura externa de los países desarrollados. El crecimiento de la región dependerá en gran medida del logro de cierta estabilidad político-social de cada país.

El probable nuevo avance de los partidos social-democrátas marcaría una nueva agenda para América Latina si logran llegar al poder político en Costa Rica, Colombia y Brasil, países en los que se llevarán a cabo elecciones presidenciales, siendo estos dos últimos de gran peso en la región, y de gran importancia geopolítica. Un factor de suma importancia para el avance de las economías latinoamericanas será sin duda el control sanitario de la pandemia, y evitar nuevos cierres de negocios.

Asimismo, otro gran reto será el aumento en la factura por la importación de los alimentos que en 2021 afectó a los países en desarrollo, que gastaron en promedio 20 por ciento más por esas compras, indicó el último informe semestral de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Aunque el mercado global alimentario “muestra signos de una notable resistencia a las perturbaciones a lo largo de la pandemia covid-19”, según la FAO, el rápido aumento de los precios de los alimentos, de la energía y de la logística, plantea importantes problemas a los países más pobres y a los consumidores.

La cifra global de importación de alimentos alcanzó un récord en 2021, llegando a 1,75 billones (millones de millones) de dólares, un incremento de 14 por ciento respecto a 2020 y 12 por ciento más de lo que se estimó a finales del primer semestre del 2021.

El aumento se debe a la subida de los precios de los alimentos comercializados internacionalmente, y a que los costos de transporte se multiplicaron hasta por cinco.

Solo en el mes de octubre los precios de los alimentos subieron en conjunto tres por ciento y su alza anualizada se ubicó en 31,3 por ciento.

Por ejemplo, el precio internacional de los cereales aumentó 22,4 por ciento (trigo 38 por ciento) en un año, los lácteos 15,5 por ciento, el azúcar 40 por ciento y los aceites vegetales subieron hasta 9,6 por ciento en un solo mes.

Son aumentos difíciles de asumir por las regiones en desarrollo, que concentran 40 por ciento del total de las importaciones de alimentos, y la FAO calcula que gastaron en esas compras 20 por ciento más que en 2020. (rebelion.org)

Esos países enfrentan fuertes aumentos de los precios de alimentos básicos como cereales, grasas animales, aceites vegetales y semillas oleaginosas, mientras que alimentos como las frutas y las hortalizas, los productos de la pesca y las bebidas representan la mayor parte de los incrementos en las naciones desarrolladas.

Los análisis de la FAO muestran que un aumento en los precios de los insumos, como la energía, fertilizantes, plaguicidas, piensos y semillas, se traduce inmediatamente en precios más altos para los alimentos; lo anterior, aunado al cambio climático que provoca sequías prolongadas por un lado, y torrenciales lluvias que acaban con cientos de miles de áreas de cultivo, y la contaminación de las cuencas de ríos y sobreexplotación de reservas acuíferas, acentuarán con mayor severidad la escasez de alimentos, que ya se manifiesta de manera preocupante en algunas latitudes.

Los cambios en el mundo ocasionados por la pandemia del Covid-19 han acelerado los cambios hacia la economía digital; a nivel global, los trabajos a distancia se verán colapsar por el regreso a la presencialidad, lo que llevará a la instalación de modelos híbridos, casa-oficina, y probablemente a marcar más las diferencias laborales entre hombres y mujeres, ya que será mayoritaria la presencia física de los hombres en las oficinas, mientras que las mujeres preferirán continuar mayormente en la virtualidad según lo demuestran encuestas llevadas a cabo en distintos países del mundo; por otra parte, los empleadores prefieren tener a sus empleados la mayor parte del tiempo en la oficina, por lo que se tendrá que llegar a un punto medio en la nueva realidad laboral.

De 2022 en adelante cobrarán aún mayor importancia los empleos y sectores económicos referentes a la gestión del conocimiento, nuevas tecnologías (blockchain, IA, IoT, Big Data, Cybersecurity, Quantum Computing), finanzas descentralizadas (DeFi) y tecnología financiera (FinTech), ingeniería industrial, ciencias del comportamiento, neurociencias, marketing y supply chain.

En lo relativo a las DeFi, se expandirá el uso de Bitcoin como garantía para las finanzas tradicionales, y el uso de las criptomonedas seguirá creciendo a nivel global, a la par de ir avanzando su regulación en países de los cinco continentes, incluido México, en el que ha crecido de manera exponencial el interés por el mundo cripto, lo que seguirá impulsando la creación de un marco regulatorio.

2022 será sin duda alguna un año de grandes cambios gestándose desde inicios del 2020, que verán la luz en medio de un escenario global de alta incertidumbre y desconcierto, pero también de gran esperanza de mejoría para los ciudadanos del mundo.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x