Connect with us

OPINIÓN

¿Democracia sin sociedad?

Published

on

Comuna México, por Benjamín Mora Gómez //

Hace unos días pude ver un video en que un hombre de más de 90 años debió comparecer ante un juez en Estados Unidos, acusado de exceder la velocidad permitida al conducir su auto. Explicó que él no maneja a altas velocidades y que usa su auto sólo cuando es necesario, y que el día de los hechos había llevado a su hijo, con discapacidad y con más de 60 años de edad, a que le practicaran un examen de sangre.

El juez, conmovido le reconoció seguir siendo un padre al cuidado hijo ya grande y sobreseyó el caso por ser un hombre ejemplar. Ésta ha sido la más bella experiencia que he conocido de justicia con sentido humano. En la vida necesitamos más casos así.

He tenido la oportunidad de vivir de muy cerca la entrega con que miles de mujeres y hombres transforman –verdaderamente transforman- las vidas de niños con algún síndrome o con parálisis cerebral, de mujeres violentadas por quien ellas esperaban ser amadas, de mujeres extraordinarias en sus trabajos pero que reciben salarios muy menores por ser mujeres, de migrantes comprometidos consigo mismos y sus familias para darles un mejor futuro, de voluntarios que donan horas de vida en causas que nos humanizan, de jóvenes limpiando playas y bosques, de hombres y mujeres que levantan la voz por quienes nadie escucha, de hombres y mujeres que nos han dado certeza en las elecciones y limpieza en el ejercicio de gobierno… y así hasta donde, hace tiempo y aun hoy, se veía y ve como normal el ser injusto, indolente, abusivo, delictivo. Sin embargo, me duele reconocer que toda esa gran labor queda reducida a un “fifí” o a un descrédito infundado y arrebatado desde la inconciencia y las ocurrencias nacidas del miedo.

Hoy nos enoja que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya ordenado no apoyar a las organizaciones de la sociedad civil desde el gobierno y que el presupuesto del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) esté sin ejercerse; sin embargo, no es el primer presidente ni su gobierno el primero en actuar de manera tan soez y temerosa; pero sí es el primero en declarar enemigas de su gobierno y de él mismo a las organizaciones de la sociedad.

Si bien, con Enrique Peña Nieto, los presupuestos del Indesol se redujeron año con año desde el propio Congreso de la Unión; hoy, simplemente no se ejercerá lo autorizado.

Allan Kardec decía que, para comprender ciertas cosas es menester poseer facultades que, lamentable y obviamente, no tienen la mayoría de nuestros políticos, entre ellas la de la humildad y la seguridad personal. Muchos de nuestros políticos poco saben y entienden menos.

Andrés Manuel López Obrador debería reinventar su manera de concluir sus formas de pensar. Juega a dirimir sus conflictos de gobierno en los medios, aunque solo en ellos se quede y pierda.

Hoy, en que el presidente López Obrador se atreve a pedir al gobierno norteamericano cambiar su constitución en materia de acceso a armas, bien le valdría comprender y aceptar que ello nunca sucederá por petición suya, como tampoco logrará que extraditen a Patrick Crusius, el asesino de El Paso, Texas, pues también mató a ciudadanos norteamericanos y es deseable que ellos primero lo juzguen además de que sus leyes son más severas, sus cárceles más seguras y sus jueces más firmes. Sería suicida para el gobierno de Trump caer en tan pueriles peticiones.

En cambio, el presidente de México sí podría acercarse a organizaciones ciudadanas norteamericanas pro migrantes, que luchan en contra de la Segunda Enmienda y defensoras de los derechos humanos, para conocer sus causas, estrategias y logros, y sumarse a ellas. Si algo podrá cambiar en Estados Unidos será desde la sociedad de los Estados Unidos, y quizá, desde el Partido Demócrata, y jamás de los jamases, desde AMLO y sus noches de fiebre y delirio.

No he escuchado a nadie del gobierno federal explicar los hechos de El Paso desde su trasfondo psicosocial, es decir, desde las causas y consecuencias de las acciones y percepciones que tienen los individuos sobre sí mismos y los otros en tanto miembros de diferentes grupos sociales, y se han quedado en la superficialidad del análisis del discurso de odio que identifica a Donald Trump. No, desde ahí nada cambiará porque ni siquiera imaginan la posibilidad de llegar a comprender y alterar la representación cognitiva de cada persona y grupo, así como de los otros en tanto miembros de una misma sociedad.

Los análisis del discurso de Trump se limitan a creer que todo es igual sin deshojarlo de los estereotipos sobre los grupos exógenos y las minorías, la estereotipia como proceso cognoscitivo de atribuir ciertas características a las personas sobre la base de su pertenencia a tales categorías, los prejuicios como las actitudes derogatorias hacia una persona debido a su pertenencia a determinada categoría social y la discriminación o exclusión, en términos macro sociales, como aquel complejo sistema de relaciones entre los grupos sociales que produce y reproduce desigualdades en el acceso a recursos como salud, ingreso económico, educación, propiedad, etc.

Si todo esto no se entiende ni imagina entonces jamás se podrán cambiar las condiciones de nuestros hermanos migrados ni el discurso de odio podrá terminar.

Vendría bien al presidente, al canciller Ebrard y a la secretaria Sánchez Cordero, hacerse responsables del fondo de sus palabras y superar las formas, que son, obvio es, muy superficiales e ignorantes de lo real. Solo entonces sabrán darle cause a su política persecutoria de los migrantes centroamericanos que, en la sumisión del gobierno mexicano a los antojos de Trump, subyace a la personalidad autoritaria del presidente norteamericano, quien impone patrones migratorios punitivos, controladores y opresivos alimentando impulsos socialmente inaceptables en nuestra tradición internacionalista.

Pero para que todo ello cambie para bien, antes Andrés Manuel tendría que dejar de ser Andrés Manuel, el presidente terco del que él se enorgullece y abrirse a las otredades lejanas de su 4T, sobre todo a la sociedad civil organizada, sin la cual, la democracia se antoja imposible.

E-mail: benja_mora@yahoo.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

Desaparecer organismos autónomos

Published

on

Opinión, por Héctor Romero Fierro //

Bajo el pretexto de la pobreza franciscana, Manuel Andrés López Obrador (MALO), informó que este año su equipo revisará los organismos constitucionales autónomos y la conveniencia de su continuidad.

En su show de stand-up “La Mañanera” del pasado 4 de enero afirmó: Hay organismos supuestamente autónomos, independientes, que fueron creados durante el periodo neoliberal. Vamos este año a llevar a cabo una revisión de los institutos, sin afectar a los trabajadores, pero imagínense cuánto nos ahorramos en renta de oficinas y en viáticos, el mismo Instituto de la Transparencia, mil millones de pesos”. 

Inmediatamente el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) se posicionó justificando claramente la importante necesidad de que existan dependencias especializadas en transparencia y rendición de cuentas, tal y como existen en todo el mundo.

Debemos recordarle a MALO que los órganos reguladores y su autonomía no siempre ha existido, sino que su justificación radica precisamente en la falta de confianza de la sociedad en el Poder Ejecutivo y la necesidad de maniatar al poderosísimo presidencialismo mexicano, ante lo cual se ha incorporado en la constitución.

Particularmente la transparencia se incorpora en la carta magna a raíz de una reforma impulsada por Reyes Heroles, como un pilar de la democracia y que se ha instrumentado como mecanismo que coadyuva en el combate a la corrupción que la 4T tanto dice combatir. Asimismo, el INAI es el órgano garante que vigila el correcto uso de los datos personales; materia que cobra cada día más relevancia frente al fenómeno de la globalización y el cada día más frecuente uso de sistemas de procesamiento por los gigantes de la tecnología.

Pretender que la Secretaría de la Función Pública o la FGR absorban sus funciones es una aberración, desnaturalizando su misión y distrayendo sus esfuerzos de su objetivo prioritario.

Con el ánimo de mitigar las críticas a su propuesta, el Presidente se comprometió a que las respuestas de transparencia se cumplirán “fas tras”, en 72 horas. Aquí hay que decirlo claro, si la administración pública federal quiere hacer esto puede hacerlo, sin que sea necesario desaparecer organismos autónomos.

El INAI no responde solicitudes, sino que verifica la legalidad y, en su caso, prontitud de las respuestas de las dependencias públicas, evitando que estas sean juez y parte.

Ya decía Madison en el Federalista n° 51 que “si los ángeles gobernaran a los hombres, saldrían sobrando lo mismo las contralorías externas que las internas del gobierno”.

Ante la ausencia de entes vigilantes como los organismos constitucionales el gobierno tendría el monopolio del poder y la tentación de abusar de él. ¿Qué podríamos esperar de la SFP en caso de que presidencia indebidamente hubiera determinado reservar información pública?

Solo como ejemplo, ya alguien solicitó la informacion de los acuerdos y contratos de adquisiciones de vacunas para el COVID con diversos laboratorios y la respuesta de MALO por conducto de Ebrard (SER) y Alcocer de la (SSA) fue “reservar” dicha informacion durante 5 años, por lo que no podremos, como en el caso de las famosas “pipas” conocer los detalles de esas operaciones hasta pasado ese plazo, sin embargo el solicitante tiene expedito su derecho a interponer un Recurso ante el INAI y, de ser procedente, se obligaría al gobierno federal a proporcionar la información.

A un gobierno opaco no le gusta la existencia del INAI. Ello, con independencia de la imposibilidad de cumplir los requerimientos de transparencia en las 72 horas prometidas en todos los casos.

La incongruencia de MALO es alarmante. Un día pregona la desaparición de las reservas y asegura “transparencia completa”; pero en la práctica demuestra la contrario. Sí, como fue el caso de el segundo piso del periférico del entonces Distrito Federal, los gastos del tour turístico de Evo Morales, el Informe de la Refinería Dos Bocas o las obras de la Central Avionera de Santa Lucía o el Tren Maya, que al involucrar al ejercito en su construcción se niega a proporcionar informacion con la excusa de que ésta es vital para la seguridad nacional. La pregunta que nos hacemos todos es: ¿Qué esconden?

En donde más opacidad existe es en el ramo de adquisiciones, una investigación de conocido periódico nacional señalo que 171 compañías surgieron en este sexenio (MALO) y han logrado contratos por 366 mdp con 92 dependencias federales y del total de contratos asignados a esas empresas el 71% fueron asignados por adjudicación directa, pero si un ciudadano solicita información acerca de ello se procura a toda costa la reserva, apostando las unidades de transparencia a que el solicitante desista y no acuda al INAI.

Si la justificación es la necesidad de ahorro debería realizarse un trabajo minucioso y técnico, derivado de evaluaciones y auditorías de desempeño de los programas y políticas de la administración pública federal. Ejemplo de ello es el reclutamiento desordenado de voceros y comentócratas del régimen obradorista en Canal 11. Cuando es necesario un bisturí el gobierno parece optar por el hacha.

En otro tema, en Jalisco imperó la soberbia de Alfaro y M.C., al impedir la gran alianza electoral que permita la mayoría en la cámara de diputados federal impulsada por “Va por México”. Lo curioso es que son quienes más resentirán la ausencia de coaliciones en la zona metropolitana de Guadalajara, arriesgándose a perder importantes municipios que en este momento gobiernan. En Zapopan solo podrán ganar si optan por un candidato del equipo de Pablo Lemus que dé continuidad al excelente trabajo desempeñado en por él.

Continue Reading

OPINIÓN

Orden en Morena Jalisco

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

Bienvenidos a este 2021, deseo a todos nuestros lectores y suscriptores un mejor año nuevo, con la esperanza de controlar la pandemia, aunque por otra parte con una nueva realidad que algunos llaman normalidad, es decir, tendremos que seguir con gran parte de las medidas a las que después de casi un año nos estamos acostumbrando, porque nos servirán para otros temas de salud.

Después de agotados los tiempos para que en el Estado se definieran las posibles coaliciones, alianzas o convenios de candidaturas comunes, sólo una pudo sobrevivir a los intereses de los partidos, la coalición de los partidos Morena, PT, Somos.

En el estado no se concretó acuerdo con el Partido Verde Ecologista que mucho había ganado en Jalisco con el convenio de coalición federal con Morena y PT, además de que el partido Somos pudiera tener algún revés legal por la contradicción de su reciente creación como partido local y la posibilidad de hacer una coalición, esto lo resolverán en próximos días, por lo pronto este bloque es el único que logró tomar acuerdo para ir juntos en 15 distritos y en más de la mitad de los municipios en el estado.

Por otra parte, los acuerdos entre PRI, PAN y PRD al final no pudieron concretarse, lo que hará que enfrenten la contienda cada quien por su cuenta. Mientras que el partido del Gobernador, MC, continuó con la línea nacional que anunciara el actual coordinador nacional, el jalisciense Clemente Castañeda.

Parece que en la elección intermedia Movimiento Ciudadano apuesta a crecer en otros Estados y pretender una mejor posición de cara a la próxima elección presidencial, sobre el registro, sin problemas por la votación que puede dar Jalisco tienen una base fundamental para lograrlo. Pero por otro lado buscarán crecer en algunos estados claves como Nuevo León, Colima, Nayarit, Yucatán, entre otros. Además de los otros partidos nacionales y locales de reciente creación, quienes realmente juegan a sobrevivir la elección para mantener su registro.

Morena, es la marca que más ha crecido en Jalisco, pudiera ser el partido que va por el Estado, es decir que logre arrancarle la mayoría de distritos y municipios a Movimiento Ciudadano, esa es la tarea que viene hacer el Senador José Narro Céspedes quién llamó al reconocimiento de Hugo Rodríguez como dirigente estatal por la unidad del partido, así como pidió una tregua por Jalisco, debido a la confrontación interna que se agudizó con el comienzo del proceso electoral, además agregó que la mejor forma de apoyar al proyecto que encabeza el Presidente AMLO es ganar los territorios y municipios de la entidad.

Morena pinta para ser nuevamente el verdadero contrincante electoral del partido en el poder en el Estado, Movimiento Ciudadano, realmente existen muy pocas probabilidades de que puedan estar en la contienda los demás partidos, incluidos el PRI, PAN y PRD, quienes incluso pueden estar en riesgo de perder el registro local.

Pero Morena es además el único que llevaría la suma de otros partidos, por ejemplo, el PT, quien se queda dentro del convenio con el municipio de Tonalá y puede ganar además otros municipios donde encabeza como Sayula, votos que además sumarán para configurar el Congreso del estado en una nueva legislatura que podría ser de oposición al Gobernador Alfaro Ramírez, muy interesante lo que viene, principalmente porque parecen meter orden en Morena Jalisco, que tanto hace falta.

Twitter: @FlavioMendozaNA

Continue Reading

OPINIÓN

La trinchera de las mesas

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

Como la Línea Maginot, hay una interminable trinchera de mesas que separa al Gobierno del Estado de sus críticos o eso imagino que imaginan los ideólogos de la mesocracia. Imaginan mal.

La idea, en papel no es mala, pero como dijera Luis Echeverría en una de sus frases más lúcidas y atinadas “todo exceso es mucho” y no hay poema, verso o palabra que resista repeticiones excesivas sin desgastarse hasta la nada.

Basta con repetir la palabra mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa, mesa para que se vuelva un sinsentido ridículo y bobo. Un recurso facilón y hasta irritante para quien tiene que tragarlo.

Los cálculos originales de la mesa de ideólogos de las mesas los imagino así: A cada problema una mesa de análisis que reciba el desgaste de los errores. Si hay un problema en materia de seguridad lo que hay que hacer es por lo menos diluir el desgaste; construir un laberinto donde no se sepa dónde quedó la bolita de la responsabilidad.

Se convoca a una mesa de expertos coordinada horizontalmente con el empresariado, la sociedad civil y la academia, por poner un ejemplo.

Esta mesa de expertos, tiene en la cabecera a un funcionario de calibre medio o a un buen amigo de la administración, que analiza resultados o revisa y propone rutas y estrategias y genera datos y cifras y cosas aburridas que a nadie tienen por qué importar demasiado y que no tienen mayor efecto y a veces ni relación con la realidad y buscan presentar estadísticas favorables a cualquier costo sin importar cuán ridículo suene el sonsonete.

El robo de helados de fresa ha disminuido drásticamente en el oriente de la ciudad gracias a los esfuerzos coordinados del gobierno estatal, la Mesa de Seguridad, la sociedad y los paleteros de oriente, una organización importantísima, vital en el desarrollo comercial de la zona y el mantenimiento del tejido social, misma que creamos hace dos semanas, cuyo discurso controlamos por completo, y a la cual le estamos bastante agradecidos”.

Pum, un video, porque esto no aguanta una rueda de prensa, y que la botiza aplauda en redes. El gobernador tiene la seguridad bajo control. ¡Yipi, yay, yei!

Si una ola criminal incendiara todas las paleterías de golpe, pues el culpable es la mesa esta que nomás no da resultados porque esto no son enchiladas, pero está trabajando incansablemente en ello y bueno, el calor lo aventamos al funcionario que dirige la mesa y él que saque las castañas del fuego y a veces las mesas ni rostro acaban de tener y nomás se usan para mencionarlas.

En coordinación con la mesa de mejoramiento social, cívico y material, encontramos que los talleres de repujado y la venta de cervezas en avenida Chapultepec pueden continuar indiscriminadamente durante toda la pandemia. Vamos a prohibir todos los encuentros internacionales de filatelia eso sí, quedan cancelados hasta nuevo aviso”.

Y hasta hay mesas donde hay gente muy valiosa analizando cosas que valen la pena, de todo hay en el laberinto de la mesocracia y eso hace que haya confusión en torno a quién tiene la responsabilidad de qué, por muchos reglamentos que se hayan escrito, por un asunto de percepción.

No queda claro si la responsabilidad reside en quienes fueron electos democráticamente para llevar las riendas de este asunto y los secretarios encargados de las áreas o si están en otra parte.

¿La mesa de salud está por encima del secretario de Salud? ¿Es como otra Secretaría? ¿Tiene súper poderes o es un adorno? ¿Decide realmente o sólo le pasa información al secretario? ¿El secretario de salud en esta pandemia no debería tener un papel más protagónico? ¿Decide? ¿La Secretaría de Salud no es una mesa permanente de salud? ¿Para qué queremos otra? ¿Tienen funciones complementarias, distintas, empalmadas? Este es el laberinto que diluye el poder y la decisión y la responsabilidad en mesas poco claras. Esta es la línea Maginot.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.