Connect with us

OPINIÓN

¿Democracia sin sociedad?

Publicado

el

Comuna México, por Benjamín Mora Gómez //

Hace unos días pude ver un video en que un hombre de más de 90 años debió comparecer ante un juez en Estados Unidos, acusado de exceder la velocidad permitida al conducir su auto. Explicó que él no maneja a altas velocidades y que usa su auto sólo cuando es necesario, y que el día de los hechos había llevado a su hijo, con discapacidad y con más de 60 años de edad, a que le practicaran un examen de sangre.

El juez, conmovido le reconoció seguir siendo un padre al cuidado hijo ya grande y sobreseyó el caso por ser un hombre ejemplar. Ésta ha sido la más bella experiencia que he conocido de justicia con sentido humano. En la vida necesitamos más casos así.

He tenido la oportunidad de vivir de muy cerca la entrega con que miles de mujeres y hombres transforman –verdaderamente transforman- las vidas de niños con algún síndrome o con parálisis cerebral, de mujeres violentadas por quien ellas esperaban ser amadas, de mujeres extraordinarias en sus trabajos pero que reciben salarios muy menores por ser mujeres, de migrantes comprometidos consigo mismos y sus familias para darles un mejor futuro, de voluntarios que donan horas de vida en causas que nos humanizan, de jóvenes limpiando playas y bosques, de hombres y mujeres que levantan la voz por quienes nadie escucha, de hombres y mujeres que nos han dado certeza en las elecciones y limpieza en el ejercicio de gobierno… y así hasta donde, hace tiempo y aun hoy, se veía y ve como normal el ser injusto, indolente, abusivo, delictivo. Sin embargo, me duele reconocer que toda esa gran labor queda reducida a un “fifí” o a un descrédito infundado y arrebatado desde la inconciencia y las ocurrencias nacidas del miedo.

Hoy nos enoja que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya ordenado no apoyar a las organizaciones de la sociedad civil desde el gobierno y que el presupuesto del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) esté sin ejercerse; sin embargo, no es el primer presidente ni su gobierno el primero en actuar de manera tan soez y temerosa; pero sí es el primero en declarar enemigas de su gobierno y de él mismo a las organizaciones de la sociedad.

Si bien, con Enrique Peña Nieto, los presupuestos del Indesol se redujeron año con año desde el propio Congreso de la Unión; hoy, simplemente no se ejercerá lo autorizado.

Allan Kardec decía que, para comprender ciertas cosas es menester poseer facultades que, lamentable y obviamente, no tienen la mayoría de nuestros políticos, entre ellas la de la humildad y la seguridad personal. Muchos de nuestros políticos poco saben y entienden menos.

Andrés Manuel López Obrador debería reinventar su manera de concluir sus formas de pensar. Juega a dirimir sus conflictos de gobierno en los medios, aunque solo en ellos se quede y pierda.

Hoy, en que el presidente López Obrador se atreve a pedir al gobierno norteamericano cambiar su constitución en materia de acceso a armas, bien le valdría comprender y aceptar que ello nunca sucederá por petición suya, como tampoco logrará que extraditen a Patrick Crusius, el asesino de El Paso, Texas, pues también mató a ciudadanos norteamericanos y es deseable que ellos primero lo juzguen además de que sus leyes son más severas, sus cárceles más seguras y sus jueces más firmes. Sería suicida para el gobierno de Trump caer en tan pueriles peticiones.

En cambio, el presidente de México sí podría acercarse a organizaciones ciudadanas norteamericanas pro migrantes, que luchan en contra de la Segunda Enmienda y defensoras de los derechos humanos, para conocer sus causas, estrategias y logros, y sumarse a ellas. Si algo podrá cambiar en Estados Unidos será desde la sociedad de los Estados Unidos, y quizá, desde el Partido Demócrata, y jamás de los jamases, desde AMLO y sus noches de fiebre y delirio.

No he escuchado a nadie del gobierno federal explicar los hechos de El Paso desde su trasfondo psicosocial, es decir, desde las causas y consecuencias de las acciones y percepciones que tienen los individuos sobre sí mismos y los otros en tanto miembros de diferentes grupos sociales, y se han quedado en la superficialidad del análisis del discurso de odio que identifica a Donald Trump. No, desde ahí nada cambiará porque ni siquiera imaginan la posibilidad de llegar a comprender y alterar la representación cognitiva de cada persona y grupo, así como de los otros en tanto miembros de una misma sociedad.

Los análisis del discurso de Trump se limitan a creer que todo es igual sin deshojarlo de los estereotipos sobre los grupos exógenos y las minorías, la estereotipia como proceso cognoscitivo de atribuir ciertas características a las personas sobre la base de su pertenencia a tales categorías, los prejuicios como las actitudes derogatorias hacia una persona debido a su pertenencia a determinada categoría social y la discriminación o exclusión, en términos macro sociales, como aquel complejo sistema de relaciones entre los grupos sociales que produce y reproduce desigualdades en el acceso a recursos como salud, ingreso económico, educación, propiedad, etc.

Si todo esto no se entiende ni imagina entonces jamás se podrán cambiar las condiciones de nuestros hermanos migrados ni el discurso de odio podrá terminar.

Vendría bien al presidente, al canciller Ebrard y a la secretaria Sánchez Cordero, hacerse responsables del fondo de sus palabras y superar las formas, que son, obvio es, muy superficiales e ignorantes de lo real. Solo entonces sabrán darle cause a su política persecutoria de los migrantes centroamericanos que, en la sumisión del gobierno mexicano a los antojos de Trump, subyace a la personalidad autoritaria del presidente norteamericano, quien impone patrones migratorios punitivos, controladores y opresivos alimentando impulsos socialmente inaceptables en nuestra tradición internacionalista.

Pero para que todo ello cambie para bien, antes Andrés Manuel tendría que dejar de ser Andrés Manuel, el presidente terco del que él se enorgullece y abrirse a las otredades lejanas de su 4T, sobre todo a la sociedad civil organizada, sin la cual, la democracia se antoja imposible.

E-mail: benja_mora@yahoo.com

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

JALISCO

La propuesta de Verónica Delgadillo del agua

Publicado

el

Los Juegos del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Del primer debate entre las dos candidatas y el candidato a la alcaldía de Guadalajara, organizado por el Quiero TV, quiero destacar una de las propuestas que presentó la abanderada de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, a propósito de la problemática del agua que sufre México, sufre Jalisco y golpea a los habitantes de la zona metropolitana.

Me llama la atención la propuesta de Verónica Delgadillo y que lo sintetizó en la nota de Mario Ávila que publica Conciencia en esta edición: “Verónica Delgadillo, candidata del Partido Movimiento Ciudadano, ofreció que de ganar la elección y convertirse en la primera mujer en gobernar Guadalajara, habrá de realizar una inversión de 8 mil 500 millones de pesos en la reconstrucción del 22% de la red de tuberías de agua potable, para empezar a resolver el grave problema de las fugas de agua y la calidad del líquido que reciben los hogares tapatíos”.

De convertirse Verónica en la primera alcaldesa de Guadalajara asume el compromiso de renovar el 20 % de 2 mil 500 kilómetros de tubería de Guadalajara debidamente planeado y en forma gradual para ir minimizando las afectaciones a los usuarios.

Esta propuesta ya la había hecho Pablo Lemus recientemente, a propósito de la crisis que vive el SIAPA y el cochinero que se tiene con la mala calidad del vital líquido que pasa por el peor momento dse su historia

EL SENTIDO DE RESPONSABILIDAD

De todas las propuestas que se presentaron en el debate he seleccionado este tema de la renovación de las tuberías obsoletas del agua en Guadalajara, porque prácticamente las autoridades que en las últimas décadas han pasado por la presidencia municipal no le entraron al problema por considerar que había otras prioridades antes que el agua.

Sin embargo, tengo mis dudas que haya algo más importante qué atender que el problema del agua que en Jalisco se politizó y se perdió además de tiempo, mucho dinero con proyectos fallidos que permitieran traer agua del Río Verde, un tema que se discutió durante las últimas tres décadas con una gran irresponsabilidad por parte de los actores políticos, de todos los colores, ya que cuando eran oposición, el tema lo utilizaban para sacarle raja política y se dedicaban a obstaculizar las soluciones.

De todo lo que se pretendió traer agua del Río Verde y que se discutió durante 30 años, finalmente será un chorrito el que nos llegue a la Metrópoli, esto es que de 6 u 8 metros cúbicos por segundo que se tenía proyectado cuando Guillermo Cosío era gobernador de Jalisco, apenas serán 2 metros cúbicos y pregunto, ¿cuánto se perdieron en programas y proyectos truncos?

Eso es lo que llamamos la mala política.

Y en ese contexto quiero destacar la propuesta de Verónica Delgadillo de tomar este tema como prioritario, actuando con un gran sentido de responsabilidad y que no asumieron los anteriores presidentes municipales, porque el renovar tuberías no da votos, porque estos fierros se entierran y no se ven, a diferencia de comprar 100 o 200 patrullas, 200 motos que las juntas y las entregas resultan fotos espectaculares.

Un porcentaje alto de las tuberías de Guadalajara están obsoletas, su vida decrépita es de 40,50 o más años. La consecuencia es que tienen muchas fugas. El porcentaje de desperdicio de agua puede ser mayor a esos 2 metros cúbicos que se van a traer del Río Verde a través de la presa de El Zapotillo. ¿Cuántos costará finalmente todo este movimiento que se hizo para traer esos dos metros cúbicos a la ZMG?

El problema de las tuberías viejas del sistema de distribución del agua se dejó crecer y ahora arreglarlo no es posible hacerlo en un trienio, se requieren varias administraciones municipales, con un plan a mediano y largo plazo, que pueden ser 12 o 15 años y que podría ser iniciado por Verónica Delgadillo si gana la elección. Y si pierde, pregunto si Chema Martínez, el candidato de Morena y la alianza Juntos Hacemos historia le entrará al tema. Lo dudo, porque en el debate con Quiero TV no lo mencionó.

LA IRRESPONSABILIDAD DEL SIAPA

En el abastecimiento, manejo y operación del sistema de agua en la Metrópoli le corresponde al SIAPA, que en este sexenio ha resultado desastroso, cuando se decidió designar para que estuviera al frente a alguien sin la experiencia, ni el conocimiento y con un equipo técnico que lo sustentara, equipo que existió en el pasado pero ignoro porqué ya no acompañó a esta administración.

La consecuencia es la situación tan complicada en que se encuentra este organismo que debería estar al margen de los vaivenes políticos, lo cual no sucedió y hoy vemos el cochinero en que se encuentra el agua en la metrópoli de color chocolate que se ha dispersado por todos los municipios y exhibe la irresponsabilidad de quienes decidieron que alguien que no reunía el perfil estuviera al frente de este organismo intermunicipal.

La administración del SIAPA corresponde a los gobiernos municipales, pero por lo visto en este sexenio lo entregaron al Ejecutivo y éste a su vez actuó con ligereza y los resultados están a la vista.

El tema del manejo y rescate del SIAPA en los próximos años es otra decisión importante que habrá de tomarse y debe prevalecer el sentido de responsabilidad, de querer al Estado, más allá del interés de beneficiar a alguien en particular con el control del mismo.

En el contexto del debate quiero destacar la propuesta de Verónica Delgadillo de tomar el tema de renovación de la obsoleta tuberías del agua de Guadalajara como tema como prioritario, actuando con un gran sentido de responsabilidad y que no asumieron los anteriores presidentes municipales, porque renovar tuberías no da votos, son fierros enterrados que no se ven, a diferencia de comprar 100 o 200 patrullas, 200 motos, que las juntas, las entregas y resultan fotos espectaculares.

Continuar Leyendo

Beisbol

Javier Assad brilla con Chicago Cubs: Charros gana dos series de gira

Publicado

el

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Buena semana para Charros de Jalisco. Los caporales salieron de gira durante la pasada semana y logró hilvanar dos series al vencer a domicilio a Acereros de Monclova y a Caliente de Durango y podría ser el inicio para remontar en el standing en la Zona Norte que lo encabezan Sultanes de Monterrey y Toros de Tijuana y empezar a tener mejor posición, para alejarse de los últimos lugares.

Charros había perdido las dos series anteriores, una de gira en Saltillo al barrerlos Saraperos y en el Panamericano recibió a Algodoneros de Unión Laguna que se llevó la serie.

La pasada semana le tocó salir de gira y el resultado es alentador al ganar las dos series. El mejor indicador es la mejoría en el cuerpo de inicialistas que ya se van asentando. Los brazos del norteamericano Matt Minnick y el boricua Dereck Rodríguez tuvieron buenas actuaciones, ya que el primero venció a Acereros y a Durango.

Esta semana Charros juega en casa y recibe a Rieleros de Aguascalientes, una buena oportunidad para hilvanar su tercera serie a su favor y el fin de semana viaja a la Sultana del Norte a enfrentar al líder del standing de la Zona Norte.

Estas dos series ganadas por Charros le han permitido al equipo capitaneado por Benjamín Gil dejar el sótano y estar a dos juegos de la media tabla. La serie ante los hidrocálidos es vital en esta dinámica ganadora a la que están entrando para romper la inercia que los ha acompañado en estos primeros 30 juegos en el que han sufrido por la inconsistencia de su cuerpo de lanzadores.

BIENVENIDO LUIS IVÁN

El flanco débil de Charros en esta Liga Mexicana de Beisbol lo ha significado el cuerpo de lanzadores. La directiva encabezada trabaja arduamente para lograr superar este trance y en la semana se dio a conocer la contratación del lanzador Luis Iván Rodríguez que se integra al cuerpo de inicialistas para reforzar al equipo.

En Luis Iván hay buenas expectativas de convertirse en el lanzador estelar que le ha hecho falta a los caporales. Con 27 años y 11 temporadas como profesional, el ‘Shocker’ llega a la novena de Benjamín Gil con la encomienda de situarse como el abridor estelar que faltaba en la rotación jalisciense, lugar que el derecho ya tiene ganado con Jalisco en la Liga ARCO Mexicana del Pacífico (LAMP).

Rodríguez registra 8 campañas como lanzador en la Liga Mexicana de Beisbol y ha vestido las franelas de Vaqueros Unión Laguna (2013-2016), Tigres de Quintana Roo (2016-2021), Diablos Rojos del México (2021-2022), Guerreros de Oaxaca (2022), tiene récord de 25-22 en 180 juegos lanzados, 55 como abridor, presume 256 chocolates y 397.1 innings lanzados.

En invierno, Luis Iván solamente ha vestido la casaca de Charros de Jalisco, ha realizado labores de abridor y relevista y en la más reciente temporada de la LAMP, se consagró como campeón de ponches, al abanicar a 81 rivales.

En total, Rodríguez Zúñiga ha jugado 9 años con Charros, tiene récord de 16-13 en 175 salidas, 24 como inicialista, su efectividad en el invierno mexicano es de 3.81 y registra 248 ponches en dicha liga.

DIABLOS MUY PODEROSO

Los dos equipos que más potencia han mostrado en esta primera parte de la temporada de la LMB son en la Zona Norte, Sultanes de Monterrey que está de líder con 19-8 (ganados y perdidos), con Toros de Tijuana que le pisa los talones con 17-8. El sótano lo disputan Rieleros de Aguascalientes a 9 juegos de distancia y Dorados de Chihuahua a 10 juegos en el tobogán.

En la Zona Sur, Diablos Rojos del México está que quema la liga con 21-5, seguido de Pericos con 17-10 a 5 juegos de distancia y Leones de Yucatán con 16-11 a 6 juegos. Los que se hunden en el sótano son Tigres de Quintana Roo a 14 juegos de distancia con 8-19 y Piratas de Campeche a 14.5 juegos de distancia con 7-19, hundidos en el fondo del standing.

MEXICANOS EN GRANDES LIGAS

¿Cómo van los peloteros mexicanos en Grandes Ligas?

En estos últimos días el tijuanense Javier Assad que viste la casaca de Cachorros de Chicago lanzó dos juegos de inicialista, uno salió con la victoria y el segundo se fue sin decisión, pese a haber registrado una buena subida al montículo.

El de Tijuana se ha convertido en un elemento clave en la rotación del conjunto de Chicago. El domingo 5 de mayo subió a la loma para enfrentarse a Cerveceros de Milwaukee y durante 6 entradas lanzó 94 bolas al home, 58 de ellos fueron strikes, tolerando 4 hits, sin carrera, 4 ponches y regalando 3 pasaportes para dejar su PCL en 1.66.

El viernes 10 de mayo Assad volvería a iniciar el juego frente a Piratas y esta vez se quedó a dos tercios de lanzar juego legal, aceptó en 4.1 inning 1 carrera limpia, le conectaron 4 hits, regaló dos pasaportes y recetó 4 ponches. Su récord en ganados y perdidos está en 3-0 y PCL en 1.98.

Continuar Leyendo

JALISCO

Refuerzan liderazgos nacionales a Claudia Delgadillo: Morena, entre judicializaciones y desencuentros en Jalisco

Publicado

el

Crónicas de Pacheco, por Daniel Emilio Pacheco //

En la intrincada danza de la política jalisciense, Morena no se ha guardado nada en su alforja de estrategias. La caballería completa ha sido desplegada con un objetivo clarísimo: apuntalar a Claudia Delgadillo, que parece tambalear bajo el peso de un apoyo que, aunque estelar, no logra resonar con la armonía esperada entre las masas.

La visita de figuras como Mario Delgado con quien realizó una concentración en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, rodeada de algunos candidatos en apoyo a lo que parece ser una estrategia que buscar la judicialización del proceso electoral. Allí, nuevamente la ausencia de Carlos Lomelí fue tan notable como el silencio sobre su paradero. Allí, figuras como José María Martínez, Pedro Kumamoto, Leonel Cota y Rocío Corona Nakamura se alinearon en apoyo a Delgadillo, pero el vacío dejado por Lomelí, una pieza clave en la maquinaria electoral de Morena en el estado, resonó con preguntas no formuladas, evidenciando divisiones no superadas.

En otro acto, el mismo Mario Delgado y Leonel Cota enviado a coordinar desde la Ciudad de México las campañas de Morena en Jalisco, acompañaron a Claudia Delgadillo, Chema Martínez y diferentes candidatos a diputaciones federales, estatales y proporcionales… lo curioso del evento fue lo compacto del grupo, tanta estrella electoral no logró convocar a la multitud esperada, ni generó la entrega de los ciudadanos a los saludos apresurados; los gritos desorganizados de quienes tratan de meter orden en las caminatas de Claudia Delgadillo son de aquel exfuncionario acostumbrado a dirigir la comitiva de un gobernador, un trato muy alejado de lo que necesita una candidata que necesita ser aceptada por la ciudadanía y quien, se supone, es buenísima en lo corto porque frente a un micrófono ha cometido muchos errores.

La visita de Marcelo Ebrard tampoco dio los resultados esperados a la campaña por la gubernatura de Morena en su reciente parada por Guadalajara, incluso, Ebrard dio la nota en redes sociales cuando se filtró un video donde el excanciller – el más fifí de los liderazgos morenistas- fue despedido no con aplausos sino con un coro de abucheos y un retumbante “¡fuera Morena!” que resonó entre los muros de un conocido restaurante argentino donde el churrasco, aunque delicioso, seguramente le cayó pesado tras el amargo postre de la reprobación popular.

La próxima visita de Claudia Sheinbaum intenta pintar un panorama de unidad y fuerza, pero las pinceladas se sienten forzadas y desesperadas a medida que se aproximan las elecciones.

La visita de la candidata presidencial se da con la esperanza de infundir vigor a una campaña que muestra signos de fatiga, recorrerá Jalisco de punta a punta, desde Tlajomulco hasta Puerto Vallarta, buscando conquistar tanto el corazón rural como el cosmopolita.

La visita de Claudia Sheinbaum se da luego que, en la plaza principal de Tlajomulco, un espectáculo dantesco desplegó sus alas de caos: sillas que cortan el aire y gritos que se entretejen con el discurso de Lulú Barrera, candidata a la alcaldía. Al lado de Claudia Delgadillo, la candidata intenta hablar sobre los futuros destellos de un Tlajomulco renovado, pero la realidad se empeña en demostrar su cruda faceta.

El telón de fondo de este caos tiene múltiples hilos conductores según quién los cuente. Los morenistas señalan dedos acusadores hacia un supuesto grupo de choque, ligados a Movimiento Ciudadano. Sin embargo, estos últimos no se quedan atrás en el arte del señalamiento; afirman que son los propios partidarios de Morena quienes desataron la tormenta, todavía enojados por la nominación sorpresiva de Lulú, que dejó a un lado a figuras locales como Miriam Violeta Vega García.

Vega García, otrora militante de Morena y figura prominente en el Ejido del Zapote del Valle, dejó el partido en un acto de repudio que resonó en los pasillos de la sede estatal de Morena, acusándolos de violar sus derechos político-electorales. “Renuncio por maltrato, malas formas, y desde luego que no vamos a contribuir ni construir en un proyecto que no tiene ni pies ni cabeza. La gente de Tlajomulco merece un proyecto donde se les garanticen condiciones dignas”, proclamó con la voz cargada de indignación antes de dar su adiós y unirse a la caravana naranja de Movimiento Ciudadano.

A pesar de las acusaciones cruzadas y los vuelos de sillas, la situación refleja un patrón más preocupante. Jalisco, un estado vibrante y lleno de potencial, se ve ensombrecido por estos brotes de violencia política que presagian nubarrones para el futuro electoral. La incertidumbre se cierne sobre Tlajomulco como una amenaza latente, una advertencia de que la lucha por el poder puede fácilmente degenerar en enfrentamientos que nadie desea.

Tal vez, en lugar de aspirar a posiciones a través de la estridencia y el conflicto, los políticos de Jalisco deberían recordar que su misión es servir a la gente, construir puentes y no muros, dialogar en lugar de enfrentar. Pero en el fragor del momento, esas lecciones parecen olvidadas, perdidas en el viento junto con las sillas que volaron en la plaza principal de Tlajomulco.

Los grandes nombres y las figuras de poder, aunque brillen desde lejos, no siempre logran iluminar los rincones oscuros de una campaña que necesita más que solo visitas relámpago y discursos ensayados.

El contraste entre el espectáculo político y la realidad palpable de la calle revela una desconexión que podría ser fatal. En la política, como en el teatro, el público es el que tiene la última palabra, y Jalisco parece estar cansado de obras de un solo acto sin sustancia.

La estrategia de Morena, plagada de paracaídas dorados y rescates de última hora, debe replantearse si no quiere que el telón caiga prematuramente, dejando tras de sí no aplausos, sino un silencio incómodo y prolongado.

En X @DEPACHECOS

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.