Connect with us

Beisbol

El «Cayo» Valenzuela, un hombre fuera de serie del beisbol

Published

on

Deporte rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Con la partida de Arcadio “Cayo” Valenzuela brotan los recuerdos y revivimos aquel gran equipo de Naranjeros de Hermosillo de la década de los 70’s, que ganó tres campeonatos en la Liga Mexicana del Pacífico y la Serie del Caribe en 1976.

Este pasado jueves 24 de junio, el mero día de San Juan, dejó de existir en la Ciudad de México, el Cayo Valenzuela, quien fuera presidente de los Naranjeros de Hermosillo y que en 1962 se integró a la directiva del club que más campeonatos ha logrado en el béisbol profesional mexicano con 16.

Arcadio se distinguió por saber armar equipos. El trabuco de Naranjeros fue resultado del grupo de socios que formaron parte de aquel club, con Tadeo Iruretagoyena como su brazo derecho; el ingeniero Luis Acosta Mazón, Agustín Hurtado, Germán Tapia, Ernesto y Nacho Cadena, y Roberto Encinas.

Este grupo cuyo líder fue Arcadio Valenzuela estuvo al frente de los Naranjeros durante dos décadas, de 1962 y 1986 (hasta que le pasaron la batuta a la familia Mazón, que desde entonces son los mandamases) logró armar el mejor trabuco que me tocó presenciar en la LMP y que después de un trabajo de 10 años obtuvo tres campeonatos de Liga y una Serie del Caribe. Fueron cinco campeonatos los obtenidos: 1963-1964, 1970-1971, 1974-1975, 1975-1976 y 1981-1982.

ESPINO, CELERINO, MAURY WILLS, CANANEA…

No tuve el privilegio de tratar a Arcadio “Cayo” Valenzuela, pero disfruté de su obra que la plasmó en aquel conjunto de Naranjeros de Hermosillo, con el que crecí y que me generó la pasión plena del béisbol, de amarlo, de festejar sus campeonatos y de vivir aquella gran rivalidad con los Tomateros de Culiacán y Yaquis de Ciudad Obregón.

Fueron los Naranjeros de Héctor Espino, el llamado “Niño Asesino” por su poder descomunal con el bat; de Celerino Sánchez, dotado de un excelente guante y de un brazo privilegiado, además de su poderoso bat haciendo el 1-2 con Espino; de Sergio “Kalimán” Robles que de strike la colocaba en segunda base; de los lanzadores Alfredo “Zurdo” Ortiz, de Maximino León, Pancho Barrios y Edy “Pecoso” Acosta; de Manuel “Loco” Lugo y tantos más.

Por supuesto, tenemos que hablar de Benjamín “Cananea” Reyes, el mejor manager mexicano de aquella época y también de los extranjeros. De Bob Darwin, un moreno espigado que conectó en una de esas temporadas 27 jonrones, para empatar el record de más cuadrangulares en una temporada del empalmense Ronaldo “Ronnie” Camacho; de Jerry Heirstone, que se casó con una sonorense y que fue un peloterazo, corría, bateaba, fildeaba en los jardines.

Recordamos también a Maury Wills de manager, quien había implantado el récord de más robos de bases en una temporada en Grandes Ligas, de 104 estafas con los Dodgers, organización con la que Naranjeros firmó un convenio. Hermosillo tuvo así a grandes lanzadores que habían brillado en Grandes Ligas, como el cubano Luis Tiant, el norteamericano Alan Foster y el gran cerrador, como fue Dennis O Toole.

AQUEL CAMPEONATO DE SERIE DEL CARIBE

Recuerdo aquel recibimiento que los fanáticos y el pueblo de Hermosillo recibió al equipo campeón de la Serie del Caribe en 1976, la gente salió a hacer una cadena humana para aplaudir y lanzar vitores a sus campeones que entraron por la Y griega, (que es la salida de Hermosillo a Guaymas), fueron más de 10 kilómetros con cientos de miles de sonorenses festejando a sus ídolos, creo que es de los días más felices que en mi tierra se ha vivido, la celebración de aquel campeonato histórico en la Serie del Caribe, el primero en ganar un equipo representativo de México.

AL SALÓN DE LA FAMA

Fue en 2008 cuando Arcadio fue entronizado al Salón de la fama, el reconocimiento que recibió en vida por sus aportaciones al béisbol mexicano, ya que junto con Juan Manuel Ley y Horacio “Macacho” López la Liga Invernal Sonora-Sinaloa se convirtió en Liga Mexicana del Pacífico con la integración de Baja California (mi deseo es que se convirta en la Liga Premier de Beisbol de México, con la integración al béisbol invernal de la Ciudad de México, Yucatán y Coahuila, se vale soñar).
A Arcadio también le tocó la época de la construcción del estadio Héctor Espino levantado en el barrio de El Choyal y que vino a sustituir al legendario estadio Fernando M. Ortiz que estaba en el Parque Madero en el que nacieron los Naranjeros.

Con la partida de El Cayo Valenzuela se cierra un capítulo glorioso de los Naranjeros, el de Espino, Celerino, Sergio Robles, Cananea Reyes, el del gran narrador de los partidos de béisbol como fue Fausto Soto Silva; el de cronistas deportivos brillantes y que escribían con mucho condimento como Eduardo Gómez Torres y su programa El Deporte al día y en 3 y 2 de Jesús “Wendy” Durán Santeliz, todos ellos fallecidos.

Nos invade la nostalgia de aquel Hermosillo en el que nacimos jugando béisbol en sus calles y luego en los campitos de béisbol del Vado del Río. ¡Descanse en paz el gran Arcadio Valenzuela, uno de los grandes sonorenses que con su talento y su amor al béisbol contribuyó a crear una gran liga como es la Mexicana del Pacífico!

Para el béisbol fue un hombre fuera de Serie.

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Beisbol

Julio no logró el Cy Young

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Aunque estaba muy cantado que el mexicano Julio Urías que fue el campeón con el mayor número de juegos ganados en Grandes Ligas en esta temporada 2021 difícilmente se llevaría el Premio Cy Young, la decisión aquí en México estuvo cargada de polémica.

El criterio de la Asociación de Escritores de Beisbol de América es en razón a los números personales y no el esfuerzo de conjunto a diferencia de otras épocas en que el criterio principal era el número de triunfos, sin importar si las victorias se lograban con el apoyo del equipo, particularmente el bateo.

En el pasado reciente además de los triunfos, se tomaba en cuenta los juegos completos, el porcentaje de carreras limpias, las blanqueadas, el número de ponches y entradas lanzadas.

La Asociación de Escritores de Beisbol de América sorprendió con su votación al resultar ganador en la liga Nacional el lanzador Corbin Burnes de Cerveceros de Milwaukee que tuvo una marca de 11-5 en ganados y perdidos con 167 entradas en 28 aperturas y encabezó el viejo circuito en promedio en carreras limpias con 2.43, ponches por nueve entradas (12.6) y menos jonrones por nueve innings (0.38); fue además segundo en WHIP (0.94), tercero en pasaportes por nueve entradas (1.83) y quinto en ponches totales (234).

El argumento que motivó a la Asociación de Escritores para otorgarle el Cy Young fue el que haya terminado de líder en estos tres campos: en K/9, BB/9 y HR/9.

Burnes lanzó la segunda menor cantidad de entradas para un ganador de Cy Young; en 1984, Rick Sutcliffe logró el trofeo en la Liga Nacional lanzando 150.1 innings con los Cachorros de Chicago, tras haber acumulado 94.1 innings con los Indios de Cleveland.

EL CY YOUNG PARA ROBBIE RAY

En la Liga Americana el Premio Cy Young fue otorgado al zurdo Robbie Ray de los Azulejos de Toronto, quien registró marca de 13-7 y fue el líder en aperturas del joven circuito con 32; WAR, 6.7; efectividad, 2.48; WHIP, 1.04; entradas, 193.1; ponches, 248. En 23 aperturas logró lanzar cuando menos seis entradas. Fue el cuarto en las dos ligas mayores en porcentaje de ponches con 32% y de bates abanicados con 32%.

LA OPINIÓN DE JC GONZÁLEZ IÑIGO

Obviamente que hay quienes no quedaron conformes con este criterio de quienes votan y deciden.

Un conocedor y estudioso de béisbol es Juan Carlos González Iñigo, Director de la Revista Cuarto Bat, quien hizo los siguientes comentarios:

En lo personal yo también veo muy sesgada la votación por el Cy Young de la Liga Nacional. Tendencias o modas aparte. Julio sólo recibió 3 votos y los tres de 5to lugar. Extraño por decir lo menos, al ser el máximo ganador de las mayores.

Tener un ERA muy aceptable (abajo de tres) y cargar al equipo con las lesiones de los caballos. El objetivo del juego es ganar. No dominar, no ponchar.

Los pítchers que son hábiles lanzan “con el Score” se administran. Juegan para ganar hoy y su próxima oportunidad. No deben ir por números personales.

Los datos o estadísticas absolutas (juegos ganados, carreras anotadas, carreras producidas) tienen un valor directo.

Las estadísticas “relativas” son eso, se extrapolan con otras, para conocer su validez. Tienen un valor indirecto.

El Cy Young lo están entregando basándose en estadísticas relativas con un valor indirecto, como ERA, WHIP, %K/BB, etc”.

LA OPINIÓN DE MANUEL HERMOSILLO

Otro experto en béisbol es Manny Hermosillo, considera que no necesariamente ser el máximo ganador de 20 o más juegos, es determinante para que le otorguen el Cy Young y nos recordó que en 1996 Andy Pettitte ganó 21 juegos y perdió 8, con 3.87 en efectividad y 162 ponches; el Cy Young lo recibió el lanzador de Toronto, Pat Hengen con 20-10, con 10 juegos completos, 3 SHO, 265 innings y 177 ponches; visto entonces, q no fueron las victorias, sino la labor individual lo q le valió a Hentgen que le dieran el Cy Young.

O sea, ya había existido un antecedente de otorgar el Cy Young los números personales que los juegos ganados.

FOCOS ROJOS EN CHARROS

Por cierto de las tres primeras series de la segunda vuelta, no le ha ido bien a Charros, ganando la primera pero perdiendo dos en seguidas y caer a los últimos tres lugares del standing con Mayos (que quedó líder en la primera vuelta) y Cañeros de Los Mochis que anda arrastrando la cobija desde la primera vuelta.

Charros fue barrido en su propia casa por Aguilas de Mexicali, mostrando su gran debilidad, como lo habíamos señalado: su cuerpo de pitcheo, que ahora hasta el bullpen falló. Charros había perdido la serie anterior ante Algodoneros de Guasave.

De lo malo lo bueno es que la segunda vuelta va empezando, pero se tiene que proceder a los ajustes y evitar caer en el hoyo negro.

Continue Reading

Beisbol

Charros y la segunda vuelta

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Ha iniciado la segunda vuelta de la presente temporada de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) y la novedad es que Mayos de Navojoa y Algodoneros de Guasave lograron quedar en el primero y segundo lugar, Charros en tercero y en el sótano Cañeros de Los Mochis, Águilas de Mexicali en el penúltimo y Venados de Mazatlán en el octavo lugar.

El tercer lugar de Charros le da tranquilidad y prácticamente le permite tener un pie en el play-off, toda vez que de los diez equipos son ocho los que pasan a postemporada.

BUENA PRIMERA VUELTA

Para Charros, por donde se le vea, ha sido una buena primera vuelta, considerando las circunstancias como inició la temporada, en las negociaciones entre el anterior grupo de accionistas y el que llegaba encabezado por la familia González Iñigo.

El grupo que conforma la nueva directiva había tomado el control del equipo gracias a la buena disposición de Armando Navarro, cuyo grupo accionario mantenía la administración del equipo, lo que permitió que no se interrumpieran los entrenamientos, previo al inicio de la temporada.

Armando se convirtió en el gran facilitador para que se pudiera dar la transición entre los que se iban y los que llegaban. Finalmente, el día que iniciaba la temporada 2021-2022 de la LMP fue cuando se dio oficialmente la compra venta del equipo.

La nueva directiva encabezada por José Luis González Iñigo, presidente del Consejo de Administración y su hijo Iñigo González Covarrubias, presidente ejecutivo de Charros y Juan Carlos González Iñigo, como asesor de cabecera, si bien llegó con los tiempos muy apretados, tuvieron la atingencia de tener buena comunicación con los jugadores y con el cuerpo técnico. Ray Padilla, que venía operando como gerente deportivo, en momento alguno interrumpió su tarea. Al mismo tiempo se integró Alberto González, quien venía de estar con los Naranjeros de Hermosillo, lo que le permitió reforzar al nuevo grupo.

Fue ratificado Roberto “Chapo” Vizcarra y arrancó la temporada. La vida interna del conjunto de Charros no fue alterada, brindándoles a los jugadores certidumbre y ahora vemos los resultados.

Los nuevos directivos tratan de estar muy cerca de los jugadores, así se ha dado la convivencia y así es como se tiene un buen club house y que se manifiesta con resultados saisfactorios en esta primera mitad de la temporada.

LA SEGUNDA VUELTA

Como lo comentamos en la anterior columna, se acercaba la conclusión de la primera vuelta y resultaba vital que Charros ganara la última serie que la tenía de visitante en Mazatlán, ya que eso le permitiría estar en los primeros lugares y sumar un buen número de puntos, lo cual logró al ganar la serie y quedar así en tercer lugar, empatado con Yaquis de Ciudad Obregón con 18 victorias y 14 derrotas, pero el dominio del equipo jalisciense sobre la tribu permitió aseguraran el tercer lugar.

Sorprende que en esta primera vuelta equipos tan experimentados como Tomateros de Culiacán y Naranjeros de Hermosillo quedaran a media tabla, quinto y sexto lugar. Seguramente mejorarán en esta segunda parte.

EL CUERPO DE INICIALISTAS

Sin la presión que tendrán otros equipos, Charros llega a la segunda vuelta con las condiciones para que pueda hacer ajustes e ir mejorando en las áreas en las que es más vulnerable y es su cuerpo de lanzadores inicialistas con la que ha batallado esta temporada; ha sido el bullpen el que lo ha sacado adelante.

Charros si quiere aspirar al campeonato tiene que mejorar su cuerpo de inicialistas, toda vez que fue el zurdo Orlando Lara el gran caballo que se echó el equipo sobre sus hombros al ganar 4 de las 18 victorias. El otro inicialista Jaime Lugo no ha respondido a las expectativas.

Roberto Vizcarra le ha brindado la oportunidad a varios lanzadores para que formen parte de su cuerpo de inicialistas, como Alemao Hernández que ha sido muy inconsistente, al igual que Adrián Guzmán e Irwin Delgado, quien el pasado sábado le dieron la bola para enfrentarse a Algodoneros de Guasave y no logró pasar de la segunda entrada. Muy pronto lo sacaron a palos.

Dentro de esos ajustes que viene realizando la directiva fue la integración de Javier Solano que en sus primeras actuaciones ha dejado buen sabor de boca y en esta segunda vuelta será de gran ayuda.

El zurdo Orlando Lara es una garantía, estaba programado para lanzar este sábado, sin embargo, de última hora se cambió de lanzador por algún malestar en el brazo, me dicen que no parece ser de fondo, pero prefirieron no exponerlo y realizar un chequeo.

Para llegar al play-off será, pues, muy importante la consolidación del cuerpo de lanzadores de Charros, toda vez que la ofensiva, defensiva y cuerpo de relevo es de lo mejor.

Continue Reading

Beisbol

Charros y el proceso de transición

Published

on

Deporte Rey, por Gabriel Ibarra Bourjac //

¿Cómo ha sido el proceso de transición que ha vivido Charros con la nueva directiva que encabeza la familia González Iñigo? ¿Ha afectado al vestidor?

De entrada, habría que decir que no hay razón ni motivo para que la vida interna del equipo se vea afectada, toda vez que siguen los dos ejes del equipo y que interactúan con los jugadores, como son el manager Roberto “Chapo” Vizcarra y Ray Padilla, manager y gerente deportivo del conjunto.

El presidente ejecutivo de Charros, Íñigo González Covarrubias ha tenido la sensibilidad de respetar la jerarquía del Chapo y a Ray Padilla, procurando además reforzar algunas áreas, como el cuerpo de inicialistas, que es el eslabón débil del equipo.

Claro está que es muy prematuro para poder hacer una evaluación, pero de entrada podemos señalar que existe armonía en el vestidor de Charros.

PERIODO DE AJUSTES

Charros está en un proceso de reestructuración. Aquel equipo cuya base fueron los Algodoneros de Guasave allá por el 2014 cuando la franquicia fue adquirida por un grupo de empresarios jaliscienses encabezados por Armando Navarro y Salvador Quirarte, el plantel prácticamente se mantuvo durante 7 temporadas y le dio para un campeonato y un subcampeonato.

Todo cambia y nada permanece, Charros requiere ahora de una renovación, proceso en el que actualmente está inmerso.

En esta primera vuelta los números en ganados y perdidos (hasta este domingo) son positivos para el equipo jalisciense con 16 ganados y 13 derrotas. Si ganan la que será última serie de la primera vuelta en Mazatlán a Venados, pueden terminar entre los tres o cuatro primeros lugares; si pierden, pueden caer a la media tabla.

GANAR JUEGOS TODOS LOS DÍAS

Platicaba con Juan Carlos González Iñigo, que es asesor de la directiva de Charros y me comentaba que la filosofía es pelear cada juego, ganar, no administrar los juegos, ganar diario, cada derrota les duele en el alma, objetivo es ganar y ganar, más allá de orientarse por los puntos.

Nos comenta que hay un grupo de jóvenes peloteros que vienen empujando fuerte y que tarde o temprano tendrán su titularidad y en esta primera vuelta se ha visto la calidad de estos novatos, como Misael Rivera, parador en corto que sustituyó a Amadeo Zazueta, al lesionarse en los primeros juegos y que le provocó estar ausente en la mayor parte de juegos de la primera mitad de la temporada; Misael ha destacado tanto con el guante como con el bat al conectar 4 cuadrangulares.

Otro gran pelotero es el guaymense Jared Serna, quien defiende la segunda base y es prospecto de Grandes Ligas, pertenece a los Yankees de Nueva York desde el pasado 11 de julio.

De igual forma, el infielder Rigoberto Terrazas (puede defender segunda, parador en corto y tercera base) es otro de los jóvenes peloteros que prometen mucho); está también Alejandro Osuna, de 19 años de edad, jardinero. Hay otros más que en próximas entregas lo comentaremos.

FORTALEZAS Y DEBILIDADES

El cuerpo de pitcheo es fundamental en el béisbol y Charros tiene la necesidad de fortalecer su cuerpo de abridores, que está incompleto, no así en el relevo que constituye uno de los mejores de la liga.

En el cuerpo de inicialistas la estrella es el zurdo Orlando Lara que en esta primera vuelta ha tenido una actuación brillante con 4-0 y 1.13 en PCL. Otro de los inicialistas es Jaime Lugo que tiene números negativos (1-2 y 4.67 PCL).

Adrián Guzmán ha sido otro de los inicialistas (1-2 y 3.74 PCL); Alemao Hernández ha formado parte de este staff de monticulistas (2-2 y 5.32 PCL).

Recién adquirieron a Javier Solano, que se espera fortalezca el cuerpo de lanzadores en esta segunda vuelta.

En el último juego de la serie ante Naranjeros de Hermosillo, Charros hizo un experimento al estilo Dave Roberts de Dodgers al darle la oportunidad al bullpen, iniciando David Richardson que como relevista ha sido muy efectivo, pero ante el poderío de Hermosillo, no pudo salir airoso. El bullpen fue vapuleado por los sonorenses.

Sin embargo, hay que señalar que el cuerpo de relevistas es sólido el de Charros con Roberto Osuna de cerrador, con un Alexander Tovalín que ha sido de gran ayuda, sus números son contundentes, tiene 3-0 en ganados y perdidos con un porcentaje en carreras limpias de 0.66.

El propio David Richardson ha sido muy eficaz con 2-2 y 2.70 de PCL.

Sobre la ofensiva, lo dejamos para la próxima edición. Christian Villanueva está lesionado, pero se espera que en los próximos días se integre al equipo Dariel Álvarez.

Por hoy hasta aquí llegamos.

Suerte para Charros en tierras mazatlecas.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x