Connect with us

OPINIÓN

La guerra que viene: La anunciada reforma electoral desaparecería los plurinominales

Publicado

el

Opinión, por Pedro Vargas Ávalos //

Hay un principio inequívoco que se atribuye al pensador insigne Miguel de Unamuno (1864-1936), el cual sostiene: el progreso consiste en renovarse. Es decir, cambiar para mejorar, puesto que lo estático tiende a retrasarse y esto a ser anacrónico. En consecuencia, resulta conveniente en la vida la actitud de reforma, y si es posible, no andar con medias tasas, sino que el cambio sea radical.

En nuestra Patria, desde la consumación de la independencia (1821) hubo esfuerzos por avanzar sustancialmente, a pesar de fuertes oposiciones. Tal fue el caso del concepto de república que venció a la pauta tradicional de la monarquía, representada por el calculador Iturbide (1822-1823). Luego se dio el gran paso de abatir el centralismo, adoptando el sistema federal en 1824: en este impulso, el forjador del federalismo fue el jalisciense Prisciliano Sánchez.

La historia nacional nos ilustra que, a pesar de los zarpazos de los conservadores, la república federal salió avante: sometió a los centralistas encarnados por personajes como Santa Anna y Lucas Alamán. Igualmente doblegó a los reaccionarios en la Guerra de Tres Años (1858-1861) y enseguida a los traidores (los conservadores, aglutinantes de realistas, centralistas y reaccionarios) quienes, aliados a los franceses, infructuosamente trajeron a Maximiliano de Austria en 1864, como emperador, mismo que al cabo de escasos tres años, fue fusilado en el Cerro de las Campanas, Querétaro, en 1867.

Restaurada la República federal, conforme el proverbio de “renovarse o morir”, fue realidad la Reforma, que, sustancialmente separando a la iglesia del Estado, confirmó la independencia política del país. Todavía bajo el porfiriato (1877-1911) hubo la reaparición de los conservadores por medio de la facción llamada de “los científicos”, que eran los usufructuarios del patrimonio nacional, en detrimento de la mayoría de los mexicanos. La Revolución maderista de 1910-1911, no pudo acabar a tales depredadores, pero devolvió al pueblo su libertad democrática bajo la divisa de “Sufragio Efectivo. No Reelección”. Y aunque hubo el nefasto episodio del huertismo (1913-1914), con la Constitución de 1917, se culminó la transformación iniciada por el apóstol Madero, pero ahora rebasando lo político para incluir lo social.

Desde ese año en que la Revolución mexicana nos dio la Carta Magna de Querétaro, que trazó el diputado por Guadalajara, Luis Manuel Rojas (por tal motivo presidente del Congreso Constituyente) se acreditó la reforma integral de la nación. A partir de entonces solo se han llevado a cabo innovaciones sectoriales: el petróleo en 1938, la Seguridad Social en 1943, la eléctrica en 1960 y la electoral en varios pasos, de 1990 (creación del IFE) hasta 2014 con el moderno INE.

Con uno y otro, se logró excluir al poder ejecutivo del organismo (1996) y se reconocieron las Agrupaciones Políticas, para vigorizar la democracia. Este organismo (INE) ya implementó las elecciones de 2015, sin pena ni gloria; las presidenciales de 2018, cuando triunfó apabullantemente la izquierda; luego la llamada “mas grande de la historia” por el número de cargos a elegir, en junio de 2021 y, actualmente, está organizando la revocación de mandato presidencial (10 de abril) y los comicios para junio 5 de 2022, a fin de renovar 6 gubernaturas.

Aunque todo parecería que en materia de elecciones se transita como miel sobre hojuelas, resulta que no es así. Veamos los problemas subsistentes hasta ahora: a) el INE es el organismo electoral más caro del mundo; b) los consejeros, guiados por su presidente (Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama) en vez de árbitros, son verdaderos actores, con tangibles inclinaciones hacia tal o cual partido, o mostrando antipatías a otros; c) el subsidio hacia los partidos con registro, son exagerados e inmerecidos; d) los mecanismos de nombramiento tanto de consejeros como de magistrados del Tribunal Federal Electoral, no son transparentes y obedecen a cuotas de partidos pactadas “en lo oscurito”; e) Consejeros y magistrados, se han negado a percibir salarios tal como ordena la Constitución en su artículo 127 (ganar menos que el presidente de la república), y a sujetarse a la ley de Austeridad Republicana (hacen gastos excesivos y se otorgan privilegios); f) Hay actividades duplicadas con los OPLES (Organismos Públicos Locales Electorales), lo cual complica y encarece los procesos comiciales; g) la ciudadanía está en contra de los diputados y senadores que llegan a esos cargos por “representación”; h) Hacer más expedito el voto de los ciudadanos que residen en el extranjero; i) Se debe reglamentar para evitar el “trapecismo” y las impropias mudanzas de legisladores, que sin rubor se prestan para cambiar de grupo parlamentario o simplemente reniegan del partido que los postuló, y se afilian a otros que incluso son antípodas del que los llevó al cargo, con lo que traicionan no solo al partido de origen, sino a los votantes que los respaldaron.

Por lo enumerado anteriormente, entre otros aspectos que se deben tratar, para afianzar nuestra democracia, procede una nueva reforma electoral que comprometa a partidos y líderes estar a la altura de la ciudadanía y la república. Sin embargo, como dice una estudiosa: “los partidos políticos cambian de nombre, pero se forman de igual modo, y en el fondo son los mismos a través de las diferentes etapas de la historia”. (Doralicia Carmona Dávila, autora de Memoria Política de México.) O sea, que los conservadores de ayer, siguen en la palestra con diferente nombre, pero son fácilmente identificables, así como son los transformadores.

Entre nosotros, realmente siempre se han disputado el poder dos ideologías (organizadas en partidos), y que, según la escritora antedicha, son: aquella “que cree que el engrandecimiento de la Patria sólo se logrará por la conservación de los antiguos moldes, …costumbres o sistemas”, y la que estima necesaria “la reforma de las ideas y de los sistemas existentes y la adopción de otros nuevos”. Una ideología es la del partido conservador, nombre típico y apropiado, porque sus ideas en política se resumen diciendo que es preciso conservar el estado de cosas existente puesto que con ese sistema ha marchado la Patria. La otra ideología se engloba en el partido renovador, “puesto que sus ideas en política se resumen diciendo que es preciso reformar”.

El pasado día 29 de marzo, dijo el Presidente López Obrador: pasando el 10 de abril “vamos a enviar una iniciativa de reforma a la Constitución para garantizar la democracia en México, …esto es, que no haya consejeros, que no haya magistrados que no tengan vocación democrática. Y también que se garantice el voto libre, secreto, que no haya fraudes electorales. Enseguida agregó: “les adelanto, voy a proponer que sea el pueblo el que elija a los consejeros electorales y a los magistrados de manera directa”.

Ante el sobresalto del anuncio, se le preguntó sobre el mecanismo para integrar el INE y al Tribunal Electoral, exteriorizando: “Los tres poderes van a presentar a ciudadanos, verdaderamente independientes, de inobjetable honestidad; cada poder va a presentar a 20 ciudadanos, 60 para el caso de consejeros y algo parecido en el caso de magistrados, y esos 60 van a ser votados en elecciones abiertas y el que saque más votos ese va a ser el presidente, buscando que sean mitad mujeres, mitad hombres”.

La anterior idea, AMLO la enfatizó al día siguiente: “la democracia es el poder del pueblo, …en una democracia el soberano, el que manda, es el pueblo”. Por ello, la ciudadanía es quien debe elegir a los consejeros y magistrados electorales: Ya se acabó la idea de que ‘los órganos electorales y las instituciones tenían que estar en manos de gente de élite, ya sea de la academia o de la política”.

Posteriormente bosquejó otros temas de la revelada enmienda, destacando el presupuesto: ¿Por qué va a costar tanto -el ramo electoral- si podemos ahorrar la mitad? ¿Por qué 20 mil millones y por qué no 10 mil? Sí, cuesta mucho, el INE “es el organismo electoral más caro del mundo y, además, sin confianza”. Por ello la exigencia de transformarlo.

Finalmente, apuntó el renglón de los plurinominales: ¿para qué tantos diputados o tantos senadores? En este tema, las grandes mayorías de mexicanos están de acuerdo en que se disminuyan los diputados, y que se eliminen los senadores, que llegan en ambos casos, por el favoritismo de las cúpulas partidistas y que nunca hacen labor para ganar votos. Y sin embargo suelen ser los más influyentes en las cámaras. Y se adiciona la iniciativa al incluir la posible supresión de los OPLES, con lo que lograrían enormes ahorros a los Estados, que de esa forma tendrían mayores recursos para resolver problemas en pro de la sociedad.

Las oposiciones han reaccionado iracundamente. Desde José Woldenberg, convertido en santón del ramo electoral, hasta los líderes de partidos adversarios, algunos empresarios, ciertas agrupaciones y comentócratas. En general acusan al presidente de querer regresar a tiempos idos (como si antes no hubiese derroches, desvíos y falta de democracia). Y con mas empeño, señalan que AMLO busca hacer una “república de un solo hombre”, pues controlaría, con esas modificaciones, a todos los poderes y los organismos autónomos. Por ello, terminantes afirman que la susodicha iniciativa de reforma no pasará. Y se autoproclaman como escudos y salvaguardas del INE, el organismo que hace años, ellos se adjudicaron como botín.

Pronto conoceremos el texto de la anunciada nueva reforma electoral, y sea como fuere, no cabe duda de que los problemas característicos de nuestro sistema político, deben ser encarados y resueltos a fondo, teniendo como base la pluralidad ideológica y el respeto, para consolidar nuestra democracia, y, antes que nada, la fortaleza nacional.

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

El presidente es capaz de…todo, para ganar

Publicado

el

De primera mano, por Francisco Javier Ruiz Quirrín //

ESTA semana será crucial. Solo tres días más de campaña y el próximo domingo será el “Día D”. Ahí se acabarán dudas. Esa será la verdadera encuesta, sin “cuchareadas”, sin pagos a las empresas encargadas como ha ocurrido en campaña para establecer la percepción de que ya hay una ganadora y lo demás será “solo un trámite”.

El verdadero jefe de campaña de MORENA, es decir, el Presidente López Obrador, tiene frente a sí dos caminos, en su obsesión por el poder. Uno de ellos, son los números reales que están sobre su escritorio y que le han revelado que la elección “se puede cerrar” si de manera inusitada acude más del 60 por ciento del total del padrón electoral, a emitir su voto.

El otro camino se envuelve en la soberbia, que irradia en el optimismo porque está plenamente convencido de que nada ni nadie le puede derrotar este domingo 2 de junio.

Y no es para menos. Tiene 23 gobernadoras y gobernadores bajo la orden de sacar adelante la elección en sus estados, tiene al ejército, listo para obedecer las órdenes que pudieran incluir el hacer lo que se tenga qué hacer, para anular a la oposición.

Además, tiene toda la estructura de MORENA, con el dinero suficiente para pagar a representantes de casilla en toda la república y, de ser necesario, también comprar a representantes de los partidos opositores. También tiene a los árbitros electorales, INE y TRIFE.

Lo crucial de la semana que hoy inicia es la actitud presidencial ante una competencia mayor a la esperada. ¿De qué sería capaz?, sin duda, de cualquier cosa, y el mismo no quisiera llegar a los extremos de llevar a tal caos al país como una forma de solicitar la nulidad de los comicios.

El Presidente no aceptaría derrota alguna, ni en sueños, salvo alguna acción sorpresa de parte de los vecinos del norte. Ante ellos AMLO sí accede.

Aparte, se acabarán dudas también respecto a quien ha manejado de manera correcta las cifras. Hay empresas encuestadores que insisten en darle una ventaja cómoda a Claudia Sheinbaum y hay otras empresas que se han atrevido a difundir lo que se hace en llamar un “empate técnico” entre ambas candidatas a la presidencia.

Evidentemente, alguien está mintiendo y el velo se correrá la noche del próximo domingo.

Debemos estar muy atentos esta última semana previa a los comicios electorales.

Todo puede pasar.

SERÁN los siguientes días, también, de cierres maratónicos para todas y todos los candidatos… En Sonora, MORENA tendrá más competencia que en el 2021, pero quién sabe si le alcance a la oposición para alzarse con el triunfo… Salvo Manlio Fabio Beltrones, Toño Astiazarán y Ernesto Gándara, que mantienen una sólida presencia y preferencia, en el resto del Estado se observa lo que pudiera ser un dominio del partido oficial y muy a pesar de que han presidido administraciones municipales que son un verdadero desastre, como ha sucedido en Caborca, en Cajeme, en Nogales y Navojoa…

El gran encontronazo está en Hermosillo, la capital, y pudiera haber alguna sorpresa más con Jorge “El Travieso” Arce, la diputación federal por el primer distrito allá en San Luis Río Colorado y en Huatabampo… Lo demás está muy difícil para la coalición PAN-PRI-PRD.

QUE MOVIMIENTO Ciudadano se ha caído estrepitosamente, no es secreto… Primero con la borrachera exhibida en un estadio de futbol en Monterrey con el gobernador Samuel García, Jorge Álvarez Máynez y hasta Ernesto “Pato” de Lucas… El colmo de la desgracia fue este lamentable accidente en San Pedro Garza García, donde el saldo final ascendió a nueve muertes y más de 120 lesionados… Lo peor de la autoridad en el caso: echarle la culpa al viento… Para echarle más fuego a la hoguera, se ha destapado la corrupción del gobernador García, al sacar a la luz múltiples propiedades, cual nopal del monte sonorense… El mandatario neolonés era una figura líder de MC… Hoy, sus excesos lo han arrastrado a él y a su partido… Tanto así que peligra el triunfo de su esposa, Mariana Rodríguez, quien busca la alcaldía de Monterrey, ni tampoco Luis Donaldito Colosio tiene segura la victoria en su candidatura al Senado por tierra… En Hermosillo, están asumiendo un papel digno como candidatos, Natalia Rivera Grijalva, Job Gaxiola, Rogelio Cota y Manuel Lira… Muy lamentable, pero el papel que juega Enrique Clausen es el de un “meme” electoral.

Continuar Leyendo

Beisbol

La rica cantera de peloteros de Hermosillo y la invasión de extranjeros en la LMB

Publicado

el

Al bat, por Jesús Alberto Rubio //

Les comparto este comentario relevante lo planteado por Gonzalo “Chalo” Morúa Leyva, con quien coincido plenamente. Verá que así nos platicó anoche (vía texto por el whats), lo que fue por supuesto muy bien recibido por su trascendencia:

“Estoy viendo el juego de estrellas de la LMB en el Beto Ávila del Águila de Veracruz y hasta la sexta entrada he observado sólo cinco mexicanos, y eso porque estoy contando a “Chacho”, la mascota de los Tigres de Quintana Roo”, dijo.

Estoy en total desacuerdo con el enfoque que le dio la liga a la temporada de este año aceptando en los rosters de los equipos hasta 20 extranjeros.

Creo que es positivo firmar peloteros foráneos para aumentar el nivel de calidad del juego y reforzar los equipos, pero dentro de límites razonables.

Con tantos extranjeros se están ocupando espacios que deberían ser llenados por beisbolistas mexicanos, perdiéndose puestos de trabajo y tirándose a la basura el trabajo de las academias.

No hay que perder de vista que la LMB debe ser de desarrollo para el talento nacional ya que de acuerdo con la reglamentación vigente, para que un pelotero mexicano sea firmado por una organización de MLB tiene que hacerse a través de un contrato con un equipo del mismo circuito veraniego que tiene los derechos sobre ese jugador.

La invasión de extranjeros no sólo detiene la detección y crecimiento de jóvenes con potencial para ser profesionales de buen nivel, sino que traen jugadores cuya calidad no se puede negar, pero que simplemente no tienen cabida en ligas mayores, por las razones que sean (edad, disciplina, conducta desordenada, adicciones, lo que sea), llegando a una liga mexicana mucho más permisiva, que les abre la puerta fácilmente.

Yo pienso que se está poniendo el mundo al revés: en lugar de llenar la liga con peloteros que vienen de vuelta y van para abajo, debería de impulsarse a los jóvenes mexicanos que van para arriba. No hay que importar cohetes ya tronados, mejor, mejor, hay que exportar talentos mexicanos para el mejor beisbol.

Ese es mi punto de vista. El de ustedes puede ser totalmente diferente. Que tengan muy buena noche”.

CANTERA DE PELOTEROS

La cantera hermosillense ha producido enorme cantidad de peloteros talento que dejaron huella para siempre recordarlos.

Pancho Barrios, por ejemplo, se convirtió en el primer hermosillense en llegar a Ligas Mayores (Medias Blancas), como sucedió muchos años más tarde con Erubiel Durazo (Dbacks/Atléticos).

Dos notables ejemplos, sin duda.Y ahora los Issac Paredes, César Salazar, Luis González… y antes Elmer Dessens. Pero no sólo se trata de la Gran Carpa y Ligas Menores de Estados Unidos: en nuestra pelota profesional también han surgido notables ejemplos de peloteros de muy alto nivel.

 Grandes equipos amateurs-juveniles hermosillense perduran en el grato recuerdo en circuitos como El Ranchito, Villa de Seris, El Choyal, Balderrama, Universitario, Bancario, entre otros.

Mencionar equipos y jugadores… ¡no acabaríamos!

Una gran cantera de donde emergieron talentos hacia circuitos como la Norte de Sonora, Río Sonora, Norte de México, la Liga de Sonora, Costa del Pacífico, Invernal de Sonora, Sonora Sinaloa y la actual del Pacífico, así como las Mexicana, Central, Nayarit, Tabasqueña, Veracruzana, Yucateca, Coahuila, Durango, Chihuahua..

 Sabemos, muchos de ellos no “se animaron” a saltar al profesionalismo por motivos de conclusión de sus estudios universitarios o bien tener muy buen trabajo en alguna empresa o industria local.

 Inclusive, al considerar que no había mucho futuro en cuanto a seguridad social ya como pelotero profesional, bajos sueldos y más impedimentos que de alguna forma imperaban con más énfasis en otrora años.

 Debemos brindar reconocimiento, también, a aquellos instructores-entrenadores del beisbol infantil y juvenil como Enrique “Tutas” Serrano o Gustavo Hodgers Rico, sólo por citar a dos, que formaron generaciones de peloteros hermosillenses-sonorenses de muy alta calidad dentro y fuera del campo de juego.

¿Nombres de quienes llegaron a la pelota de paga y se quedaron a seguir jugando a nivel local?

Usted debe conocerlos: Guillermo “Temo” Balderrama, Héctor Luis y Eradio Burruel, Gerardo “Kaly” Grijalva, Francisco Javier “Tatacha” Noriega, Héctor “Panzas” López, Armando “Polilla” Quijada, Javier “Javierón” González, Armando Gaxiola, Rafael, Beto y Jesús Ornelas, Blas Arredondo, Javier “Zurdo” Osorio, Gonzalo Morúa, Alberto Luna, José Antonio Fabrett, Florentino, “Lencho” Duarte, Sergio “Plomo” Valenzuela, Ambrosio Leyva y Rodolfo Larios Velarde. 

Asimismo, Miguel Ángel Solano, Alberto “Galletas” López, Refugio “Cucón” Bernal, Arturo Burton, Oscar Velazco, Blas Mazón, Claudio Solano, Marco Antonio Manzo, José Luis Alegría, Roberto “Cuate” Escoboza, Víctor “Pelón” Valencia, Fernando “Brovia” García, Francisco “Kany” Gutiérrez, Eleuterio “Telo” Torres, Martín Gamboa, Alberto “Chato” Rodríguez, Carlos Emilio Acosta, Miguel y Javier Nichols, Ramón Yánez, Francisco del Moral, José Ángel Villegas, Germán Germán, Luis Rendón, Próspero y Martín Tánori.

Otros, Higinio Reynoso, Marco Antonio “Chiquilín” Acosta, Francisco Javier “Picho” Moreno, Sergio “Buitre” Valenzuela, Humberto “Moro” García, Santiago “Tayo” Guevara, Marco Valenzuela, Manuel “Marciano” Valdez, César Cruz, Paco Navarrete, Jorge Smither, Sergio “Chapanuza” Bracamontes, Memo y Jorge Negrete, Jesús «Billy» Alcantar, Juan Antonio Chan, René Hurtado, Santiago “Dumbo” Ayala, Miguel Ángel Tapia, Luis Manuel Isibasi, Fernando “Kachy” López, Manuel “Gato” de la Cruz,  Ernesto Romo, José Antonio “Tuza” Bracamontes…

También, Alejandro Flores, César Ochoa, Danilo González, Alberto Maldonado, “Güico” Uriarte, “Chapo” Leyva, Fernando Andrade, Carlos Pérez, Manolo Zazueta, José María “Indio Aguirre, Juan Calos “Chaka” González, Francisco “Zurdo” Javier Sánchez, Alejandro Zepeda, Ángel Valenzuela, Domingo Romero, Miguel Ortega… y la lista sigue…

Continuar Leyendo

NACIONALES

Sheinbaum, la gran favorita de las encuestas: Factores sobresalientes de la jornada electoral 2024

Publicado

el

Opinión, por Pedro Vargas Ávalos //

Con fecha 29 de mayo, por mandato legal, concluyen las campañas electorales, es decir las operaciones previas de la jornada votante más grande de la historia nacional, a celebrarse el inminente domingo 2 de junio de 2024. En tal proceso destacaron varios factores: las coaliciones participantes, los abanderados de cada una de esas alianzas, incluyendo al aspirante de un partido que compite por sí mismo; el papel de los grupos de presión y la participación de la autoridad. 

Las coaliciones contendientes son dos: la denominada “Corazón y Fuerza por México”, y la que se conoce como “Sigamos Haciendo Historia”. La primera está integrada por los viejos partidos (Revolucionario Institucional, PRI), Acción Nacional, PAN y el no tan antiguo, pero igual o peor de alicaído, el de la Revolución Democrática, PRD), organismos ahora en general muy desprestigiados ante la ciudadanía (posición ganada a pulso) por tanto mentir y fallar de manera deliberada a través de su historia.

El martes 21 de noviembre del año pasado, dicha unión se registró ante el INE; no debemos olvidar que, antes de esa fecha, esos partidos con el concurso del activista Claudio X. González Guajardo, se habían articulado en una mixtura denominada “Frente Amplio por México”, y todavía antes en una ligazón titulada “Va por México”. Su paladina es la hidalguense, senadora panista ahora con licencia, Xóchitl Gálvez Ruiz, registrada ante el INE con fecha 20 de febrero de este año.  

La otra alianza electoral se encabeza por el Partido de Renovación Nacional, (MORENA), el cual tiene por aliados a nivel de la república, a los institutos políticos PT -Partido del Trabajo- y PVEM, es decir el Partido Verde Ecologista de México. Esta coalición es sucesora de la que con el lema “Juntos Hacemos Historia”, participó en las votaciones federales de 2021​​ y las posteriores efectuadas los años de 2022 y 2023. Ya con su divisa -Sigamos Haciendo Historia- transformada, se oficializó el 19 de noviembre de 2023, cuando Claudia Sheinbaum Pardo llevó a cabo su registro, como pretendienta única a la presidencia de la república, por cada uno de los partidos mencionados. 

El tercer postulante presidencial, es el diputado zacatecano plurinominal por la circunscripción cuya sede es Guadalajara, Jorge Álvarez Máynez, ahora con licencia, quien surgió luego de peripecias del Partido de Movimiento Ciudadano (MC) ente que se resistió a formar parte de la oposición instrumentada por el aludido capitalista Claudio X., y tras el fracaso del gobernador de Nuevo León por ser el candidato presidencial de MC. Este personaje, bajo el influjo del antedicho ejecutivo neoleonés, logró la postulación de su partido, y se registró ante el INE con fecha 22 de febrero del corriente año. A pesar de las vicisitudes, este candidato de Movimiento Ciudadano -Jorge Álvarez Máynez- es un fenómeno que puede darle buen porcentaje de votos a MC, porque se los quitarán a la oposición y al lopezobradorismo, gracias a su cruzada fundada en un supuesto respaldo juvenil, respaldada con una canción, un jingle, todo complementado con bailar y sonreír. Esa presunta alta votación, sería redituable logro para Dante Delgado, el fundador y usufructuario del partido, quien de esa manera podrá elevar su presencia política, y agigantar el peso o, mejor dicho, los favores de su instituto.  

SHEINBAUM, LA GRAN FAVORITA

Desde octubre del año pasado, las encuestas han señalado que la candidata de MORENA y coligados tiene la ventaja con gran amplitud; parejo a ello, la creencia de que saldrá avante esta competidora es avasallante: un pronóstico publicado en días pasados por el diario El País, de España, precisó que la creencia entre los mexicanos interrogados al respecto, es de un 86% de que Claudia Sheinbaum será la vencedora de los comicios presidenciales, frente a un minúsculo 14 por ciento de la candidata opositora.

Sobre el tema, la liga “Corazón y Fuerza por México”, se basa en el “sí se puede”, lo que entraña admitir su desventaja, aún en los estudios demoscópicos que ellos prefieren (que son las encuestadoras a su servicio), México Elige y Massive Caller, siempre discordantes con los números de las demás casas del ramo. 

Por lo que ve intrínsecamente a las personas pretendientes a la jefatura del poder ejecutivo mexicano, circulan sencillas pero muy fundadas impresiones: de Claudia Sheinbaum, que es una científica, de ideas avanzadas, con muchas propuestas para gobernar, sensata y con experiencia en cargos de gobierno. En cuanto a Xóchitl, la opositora, -salvo sus incondicionales- es comúnmente conocida por las mentiras, vulgaridades y contradicciones ideológicas en que incurre, además de su falta de propuestas para guiar al país, e inclusive hasta por exhibirse con insuficiente preparación para improvisar y evidenciar escaseces pragmáticas en materia gubernativa: su espíritu confrontativo, a veces rayano en difamante, y su indumentaria dizque indígena (el famoso huipil que suele lucir) la han caracterizado. Del tercer aspirante presidencial, más bien “suspirante”, poco puede decirse en lo personal, pues aparte de lo dicho antes, que llevará más votos de los esperados a su causa, adolece de múltiples limitaciones que lo harán pasar como escueto testigo del proceso sucesorio de Andrés Manuel López Obrador. 

Hablando de actores en esta justa por el poder supremo, no se puede soslayar la implicación del presidente (AMLO), misma que sin duda ha sido rotunda, pues su popularidad (cuya idea se sostiene en el principio de que el pueblo lo apoya), resulta contundente a estas alturas del sexenio, por lo que parece indiscutible la continuidad del morenismo y su abanderada Claudia Sheinbaum, a cuya causa se le debe sumar la sólida actuación del equipo que la rodea, mismo que sin mayores fisuras ha trabajado con muy buenas calificaciones para su campaña, lo que no sucedió en el caso de Xóchitl Gálvez, quien varias veces manifestó que al actuar conforme sus asesores le aconsejaron, se le distanció de la genuina imagen que ella proyectaba desde su lanzamiento. Así pues, en tanto Sheinbaum ejerce un liderazgo fuerte y sin grietas, no encontrando indicadores que conspiren en contra de su triunfo, en su adversaria a diario surgen problemas y discordancias que la alejan de su meta. Comparando la producción y realización de difusión de cada demandante, es evidentemente mejor la del lopezobradorismo, que cuenta con un equipo sólido, bien preparado y disciplinado. Las encuestas y percepciones así lo prueban.  

En los tiempos presentes, se ha conjeturado alrededor de la polarización, indicando al respecto ser un elemento que influirá en los resultados comiciales, puesto que ha terciado en las campañas. Pero debemos entender que esa segmentación ideológica, es natural resultado de la lucha por el poder, lid en que cada fuerza esgrime principios que se contradicen con los de la otra contendiente, y en eso se fundan las luchas políticas, generando una lógica polarización. Según Lorenzo Córdova (el contradictorio expresidente del INE), la política más exitosa del actual gobierno de la Cuatro T ha sido la de dividir al pueblo mexicano, y además presupone este personaje algo discutible: ese discurso polarizante es lo mismo que han manipulado los totalitarismos. Sin embargo, admite que, en el actual caso de México, no hay elección de Estado, sino solo un piso disparejo. Sobre el tema, hay quienes afirman que, ese discurso de lo disparejo es para curarse en salud por parte de los consejeros de la pretendiente opositora. 

Al enlistar factores contrarios a la abanderada antilopezobradorista, uno básico es el hecho de la depreciación de sus postuladores: el priismo está de plano a la baja; los panistas han dado bandazos lamentables, y el perredismo es un organismo moribundo. Por ello, muchos observadores sostienen que los adversarios de la Cuatro T usan el color rosa, en vez de esgrimir los de alguno de sus partidos, que simbolizan la decadencia.

¿Cómo ignorar los antecedentes de los priistas y panistas que actuaron contra México, que acudían a los paraísos monetarios, que gozaban de donaciones fiscales, auspiciaban corruptelas, coartaban la libertad de expresión y los derechos humanos, atracaban el erario, favorecían tanto al influyentismo, como al nepotismo y la impunidad? Es por ello, que la decencia pública fue muy zarandeada en México. Y ese fenómeno, aún contamina hasta a las encuestas, muchas de las cuales no pueden ser creíbles: un grupo de ellas exagera el porcentaje a favor de Claudia Sheinbaum, en tanto que otro conjunto exagera los números de su antagonista.    

Sobre la influencia de internet, no hay mediciones creíbles para calcular sus efectivas consecuencias en unos comicios. Xóchitl tiene un trato benéfico, pero con eso de los bots, que amplifican o disminuyen calificaciones, volvemos a lo dicho: no hay certeza de su repercusión. De igual forma, los grupos de presión suelen apoyar a los anti cuatro T, pero ese respaldo se erosiona cada vez más, conforme se consolida la idea de que habrá continuidad del lopezobradorismo. Según el periodista Ciro Gómez Leyva, a pesar de que la oposición tiene una muy buena candidata, su propaganda no ha sido lo efectiva que la de Claudia, por lo que afirma: “Yo creo que será una gran sorpresa que la oposición obtenga una votación menor a la de 2021”, pero -pensamos nosotros- sin opción de ganar. 

Aspecto interesante es como surgirá la oposición, a partir del 3 de junio, ya sea que gane Claudia o en su caso la portavoz del antimorenismo: sin duda, quien venza deberá considerar que la pluralidad de México exige que se dialogue con todas las fuerzas ideológicas. Ya habrá tiempo para debatir si se eliminan todas o parte de las curules plurinominales; y también de algo toral: ¿deberíamos adoptar un sistema parlamentario en lugar del presidencialismo actual?  Y en cuanto al poder Judicial, reformarlo es incuestionable, aun cuando discutamos si sus ministros y magistrados deben ser electos por el pueblo. A los constituyentes de Querétaro todo lo anterior no les pareció procedente, pero han pasado más de cien años, el país se transformó, sus habitantes están más politizados, y entonces meditamos: ¿nuestra ciudadanía seguirá pensando lo mismo? 

Recapitulando sobre la elección del 2 de junio, la noción del arroz cocido no debe permear, es decir lo de que los comicios son mero trámite: no está decidida la elección pues hay un voto escondido (indecisos, cambiantes y abstencionistas) pero antes que nada, una definitiva decisión de la ciudadanía, la cual finalmente dirá la última palabra. A esos votantes, hay que tenerles respeto y no olvidemos que el sufragio, entre otras cosas, sirve para calificar la administración pública y el nivel cívico-político del pueblo que elige. 

También debemos tener firme, invariable, el no adoptar la intolerancia, la cual es contraria al espíritu democrático, pues cuando se arraiga, el contendiente es sustituido por el enemigo. Debemos entender que, al día siguiente de las elecciones, todos los que participamos somos mexicanos, con el inalterable compromiso de proseguir trabajando por nuestra república.  

En razón a lo comentado, de lo que sí estamos seguros, y damos por hecho, es que el 2 de junio, al acudir a las urnas se fortalecerá la democracia y vivificaremos el destino anchuroso de nuestra Patria, la formidable y portentosa nación mexicana. 

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.