Connect with us

OPINIÓN

La polarización social o el discurso del odio

Published

on

Opinión, por Luis Manuel Robles Naya //

En política, compartir los odios es la base de la amistad”

TOQUEVILLE

El humor social se encuentra muy sensible, en México y en otras latitudes. La tolerancia a las acciones y políticas de gobierno se reduce y los cambios por una u otra vía se suceden con mayor frecuencia. En América, solo Cuba mantiene una continuidad de régimen con una relativa estabilidad social, Nicaragua y Venezuela con una mayor permanencia de sus gobiernos enfrentan serios y crecientes movimientos populares que exigen un cambio de régimen.

Bolivia, Chile y Colombia sus gobiernos son confrontados violentamente por la sociedad y por la vía democrática, Argentina, Uruguay, Brasil y México, han dado virajes en cuanto a la filosofía política de los gobernantes electos y ni los Estados Unidos (USA) escapan a esta manifestación de cambios que la sociedad demanda.

En todas estas naciones, la sociedad se encuentra polarizada y no es necesariamente porque exista una corriente generalizada a favor de un sistema de gobierno, sino porque la característica fundamental de estos movimientos es la inconformidad con el estatus social y económico en que se desenvuelven, que no alcanza a ser satisfactoriamente modificado por los gobiernos en turno, cualquiera que sea su orientación política y filosófica. Las naciones transitan entre administraciones de izquierda o de derecha, entre neoliberales o populistas y es tanta la polarización que ha desaparecido el centro estabilizador.

No se trata al parecer del sistema económico, porque los vaivenes sociales son de uno a otro lado por periodos cada vez más cortos y se puede aventurar la hipótesis de que el problema estriba en la calidad y formación ética de la clase política que los gobierna.

En ninguno de estos países el cambio de gobierno ha conducido a transformaciones sustanciales porque presumiblemente solo se persigue el poder y no un estado de bienestar. Se manejan las expectativas ciudadanas con irresponsabilidad y descaro que llega al cinismo y todo el cambio ofrecido resulta gatopardismo.

En México tenemos ahora un gobierno que se autonombra el “de la cuarta transformación”, que ha levantado las más altas expectativas y montado en ellas llegó al poder con la mayor votación obtenida en la era de pluralidad democrática. Es un gobierno que recupera el presidencialismo de los años hegemónicos priistas, voluntarista y espectacular en el manejo de la imagen presidencial, pero que desafortunadamente, en un año de ejercicio no muestra logros que vayan más allá del cambio de formas y estilo. Prometió austeridad y orden en las finanzas públicas y al parecer lo está cumpliendo, se comprometió a combatir la corrupción y erradicarla, a pacificar al país y acabar con el régimen neoliberal causante de, a su juicio, tanta desigualdad y pobreza. En suma, altas expectativas para llegar al poder, al igual que lo han hecho los dirigentes de los países suramericanos, hoy en franca inestabilidad.

Está cumpliendo un año de su llegada al poder y los logros que se perciben son encaminados a la consolidación del poder presidencial, sin embargo la sociedad ha mostrado tener poca paciencia. La aprobación a su gobierno ha caído 6 puntos, según un promedio de encuestas realizadas entre diciembre de 2018 y noviembre de 2019 (fuente Oraculus), mientras que la desaprobación crece en casi 8 puntos, la tendencia a la baja se muestra constante aunque leve a partir del mes de abril. Geográficamente, el sur del país respalda más con 70 puntos, mientras la región centro – occidente es la que menos aprueba con 60 puntos (fuente El Financiero). Estos son indicadores que muestran inconformidad de algunos sectores, por ahora muy lejos de las manifestaciones que se observan en el sur del continente.

Donde es alarmante la polarización es en las llamadas redes sociales y en los medios formales, especialmente en sus segmentos de opinión. La dureza de los comentarios y los ataques, los argumentos que esgrimen, exhiben intolerancia, arrogancia y lo más alarmante, un discurso agresivo, de odio que no presagia nada bueno. Debe reconocerse que, esa claque de cibernautas en mucho se alimenta de las propias adjetivaciones que hace el titular del ejecutivo en su conferencia mañanera, en la cual se afana por exhibir las diferencias y abunda en descalificaciones a quienes piensan diferente.

No es diferente este discurso presidencial, del sentido que le han dado al propio otros mandatarios, desde Trump, hasta Bolsonaro, o Fernández en Argentina, Evo en Bolivia o Maduro en Venezuela. Eso alarma y motiva a llamar a la serenidad y a olvidarse de los extremos ideológicos. La sociedad contemporánea, plural y participativa, no merece ser arrastrada buscando el predominio de ismos que no reflejan ya la composición y las aspiraciones sociales. Volvamos a buscar el centro del espectro político, ese que se consigue con la tolerancia, el respeto al pensamiento diferente, con la búsqueda de coincidencias y consensos y no con el avasallamiento y la imposición. Impidamos con la prudencia, que México se mire en ese espejo de confrontaciones que es el sur del continente.

Continue Reading
1 Comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ralph Murphine
Ralph Murphine
1 year ago

Muchas gracias. Que buena fortuna que tengo como consultor politico para tener una fuente de sabiduria profunda sobre la realidad de la politica. Te debo. Gracias por la ayuda y saludos.

JALISCO

Morena, el gran ganador

Published

on

Mujeres y Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

La polarización que vive el país ha generado confusión para tener una visualización clara sobre quién ganó y quién perdió en las elecciones intermedias del domingo 6 de junio.

¿Quién gana y quién pierde en las pasadas elecciones a nivel nacional?

Creo que el ganador es Morena como partido y el Presidente Andrés Manuel López Obrador como líder, toda vez que mantendrá la mayoría simple en la Cámara de Diputados con sus aliados con lo que pueden aprobar el presupuesto, que es algo muy importante para desplegar las políticas y programas que le interesan al Presidente.

De 15 gubernaturas en juego, Morena gana 11 y podríamos sumar la número 12, considerando la alianza que tiene con el Partido Verde que se lleva San Luis Potosí y que con las 7 que ya tenía, suman 19. Es un enorme triunfo.

Morena gana de la misma forma el mayor número de legislaturas locales. Morena y los partidos aliados al Presidente tienen mayoría simple en la Cámara Baja, muy similar a la actual legislatura al lograr el 44% de los votos, mientras que los opositores a López Obrador integrados en la alianza (PAN-PRI- PRD) obtienen en la alianza 42 por ciento de los votos, lo que muestra que esta unión dio resultados y se prevé que en la parte del Congreso se mantendrá unida para llegar al 2024.

Otro hecho relevante es que tres partidos nuevos pierden el registro, no lograron la votación mínima y pelan.

LA MAYORÍA SIMPLE

El hecho de que Morena haya logrado mayoría simple que es la mitad más uno con la alianza con sus aliados, ya se preveía que así iba a suceder. Lograr mayoría calificada nadie lo había considerado, entonces lo que sucedió no fue sorpresa.

Para hacer reformas constitucionales el gobierno del Presidente López Obrador tendrá que negociar, como ya lo hizo en esta primera etapa de su administración, fue el caso de la reforma al Cuarto Constitucional que aprobaron para que las pensiones a adultos mayores se eleve a rango constitucional y para ello contó con el apoyo del PRI y el rechazo del PAN.

En un gobierno democrático la construcción de acuerdos es parte del juego. El propio López Obrador anunció que buscaría al PRI para hacer acuerdos cuando se trate de reformas constitucionales.

El asunto es que si el PRI se convierte en el partido bisagra, habría que ver en qué reformas daría su consentimiento y en qué no. O sea, depende de lo que apruebe, porque tampoco se está obligado a aprobar todo lo que se te pide.

El gran temor que se le tiene al gobierno de la 4T es la desaparición de los organismos autónomos que han servido de contra peso. Hay reformas con las que se puede estar o no de acuerdo.

El Presidente está obligado a hacer política, dialogar, negociar y no imponer.

LA DERROTA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Para López Obrador y Morena la derrota que sufre en cuando menos la mitad de delegaciones de la capital del país resultó dolorosa, considerando que tenía un cuarto de siglo gobernando en forma ininterrumpida estos gobiernos, desde el PRD y últimamente Morena, lo que muestra que las victorias y derrotas no son para siempre.

Sin embargo, en lo general, sin duda Morena y López Obrador son los grandes ganadores de estas elecciones, con todo y que haya reducido el 50 por ciento de los votos. Conserva mayoría simple en la Cámara Baja y gana 11 elecciones de 15 estados donde se renovó el Ejecutivo. ¿Dónde está el colapso? O sea, con todo y que el Presidente no estuvo en la boleta, su liderazgo gravitó a favor de los candidatos que postuló su movimiento.

EL PRI, EL GRAN PERDEDOR

Los grandes derrotados en esta elección son el PRI y el PRD, cuando pierden en todos los estados y se queda el tricolor únicamente con 4 gubernaturas después de haber gobernado la mayoría de las entidades del país durante la administración del Presidente Enrique Peña Nieto. Desde 2017 no gana una elección para gobernador. Se ha ido desgranando la mazorca y cada vez son menos.

El PRD se queda sin gubernatura alguna. Es cierto que el PRI gana mayor número de diputaciones que en la elección anterior.

MC GANA NUEVO LEÓN

Movimiento Ciudadano que se veía como partido bisagra, no lo podrá hacer, porque el número de diputados con los que llega a la San Lázaro no permiten que definan una votación, son menos los diputados que tendrá en esta legislatura en comparación a la actual que está por fenecer, pero lo relevante es que gana la gubernatura de Nuevo León. Habrá que ver si el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro se reinventa para poder darle fuerza a su sueño de ser Presidente de México, como lo hizo también en su momento Emilio González Márquez.

Este es el panorama que viene a reconfigurar el mapa político de México donde el gran ganador se llama Morena y López Obrador, nos guste o no, esa es la realidad.

 

Continue Reading

NACIONALES

López Obrador se lleva más ganancias que pérdidas: Tendrá que ser un presidente negociador

Published

on

La Crónica de Pacheco, por Daniel Emilio Pacheco //

Por Andrés Manuel López Obrador una vez más esta en medio de la revisión y la evaluación, pues después de las elecciones del domingo 6 de junio, para muchos es el gran ganador del proceso electoral, para otros, es el gran ganador, ¿Qué ganó y que perdió el presidente de México el pasado domingo?

El partido político del presidente, MORENA, logró ganar 11 de las 15 gubernaturas, 19 congresos y la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, en una elección que López Obrador se echó sobre la espalda, que él sin estar en la boleta, digamos que, hizo prácticamente toda la campaña, con todo y amonestaciones por parte del árbitro, logrando una expansión territorial del partido muy, muy importante, pero, que también trae sus problemas.

MORENA gana en estados violentos, quienes gobiernen los estados de los corredores del Golfo y del Pacífico van a tener que enfrentar a los Cárteles del narcotráfico o dedicarse a administrar la violencia, causando el desencanto de quienes votaron por ellos como solución a la crisis que en esos estados se vive desde hace muchos años, la administración federal de López Obrador ahora ya no va a poder sacar la excusa de que hay falta de coordinación con los gobierno locales, los corredores del Golfo y del Pacífico son todos suyos.

El reto de MORENA va a ser consolidarse en zonas rurales que antes no tenía, entonces, López Obrador va a tener que ajustar sus narrativas para poder asentarse en las zonas rurales de todo el Pacífico y el Golfo y a la vez no seguir perdiendo más el voto de las grandes ciudades que se le fueron en esta ocasión.

MORENA tendrán también el tiempo en contra, ganaron estados que gobernarán por primera vez, y los gobiernos de MORENA hasta el momento han demostrado que, no son buenos gobernando eso le va a complicar las cosas a López Obrador para el 24, esos estados llegarán a media administración cuando se vote por el siguiente presidente de México.

¡Ojo! Estas elecciones mostraron una tendencia que durante años de presidencialismo en México estuvo dormida, el de la participación activa de los territorios y sus élites locales, muestra de ello es que, ha habido más alternancias a nivel local, con élites dispuestas a competir unas contra otras, lo que muestra claramente que esos liderazgos serán los que van a marcar el ritmo de la democracia del futuro más que los líderes centrales. MORENA entregó la elección en Jalisco desde el momento en que decidieron en la Ciudad de México enviar agentes externos a liderear a los grupos estatales, ya les había pasado en el 2018 y no entendieron, en el 2021, les volvió a pasar.

Ahora bien, en términos de los resultados legislativos me parece que la Coalición Va Por México si se evita con sus triunfos el peor escenario posible, para eso se fraguó esa alianza, para evitar la mayoría calificada, conteniendo un poco el proyecto de concentración unipersonal de poder en un solo personaje que es López Obrador.

López Obrador mantiene mayoría absoluta en la Cámara de diputados, si bien con alianzas y lo que quieran, pero mantiene el control del dinero y mantiene control de las leyes secundarias, lo que le permite seguir ejerciendo mucho poder, si eso se combina con el despliegue territorial que logró el partido MORENA, debemos reconocer que ahí falló la alianza opositora, pues se puede augurar un escenario cómodo para MORENA como partido en el 2024, por una sencilla razón, porque históricamente los que manejan el presupuesto y movilizan a los votantes hacia las sucesiones presidenciales son los gobernadores, entonces, en las elecciones de 2024, el partido del Presidente de México podría llegar con dos terceras partes de los gobiernos estatales a su favor.

Para que sea un éxito pleno el avance territorial del partido MORENA dependerá mucho de lo que pase efectivamente a nivel local en las gubernaturas recién logradas, en donde realmente los que llegaron consoliden algo de esa posibilidad territorial a favor de MORENA, por ser un partido tan dependiente de López Obrador el voto no se puede considerar permanente al partido.

Los resultados de la Cámara de Diputados abren la posibilidad a López Obrador de cerrar su administración como un presidente negociador, cosa que hasta el momento no ha sido, después del tsunami electoral del 2018, se volvió completamente impositivo, en los últimos dos años y medio se ha dedicado a arrollar, a mayoritear, ahí están los ejemplos la Guardia Nacional, la Ley Saldívar, la Reforma Eléctrica, los proyectos para rescatar a Pemex.

Quedará en la decisión López Obrador la forma en que enfrente la segunda parte de su periodo en cuanto a su relación con la Cámara de Diputados, pues si bien es cierto que no tiene mayoría para reformar la Constitución, estamos ante un presidente que con frecuencia se la salta.

Y aunque López Obrador ha tratado de desestimar su derrota en la Ciudad de México, al menos en la mitad de la Ciudad de México, lo cierto es que, ese estado era el bastión tradicional de la izquierda y perder la Ciudad de México es un golpe político, pero también un golpe a la narrativa del Gobierno Federal y sus recortes contra la corrupción que ocasionaron despidos, falta de mantenimiento en el servicio público del METRO, sin olvidar que, lo mal que reaccionó la administración Federal ante la pandemia devastó durante días el sistema de salud en la ciudad, la Ciudad de México está entre los dos primeros lugares de fallecimientos por Covid 19 a nivel nacional. Razones para votar en contra del gobierno de López Obrador en la Ciudad de México tenían muchas sus habitantes, las manifestaron en las urnas.

Por último, es importante destacar y reconocer el trabajo del Instituto Nacional Electoral, como la institución que logra salir bien librada en el proceso electoral donde todo el tiempo estuvo bajo los embates de la furia presidencial, el árbitro sale muy fortalecido y en términos institucionales y estructurales sin duda la democracia electoral permanece más o menos con cabal salud.

Continue Reading

OPINIÓN

Unidad, respeto y desarrollo, retos para Durazo

Published

on

De primera mano, por Francisco Javier Ruíz Quirrín //

Tengo entendido que ayer por la tarde Alfonso Durazo Montaño recibió su constancia que lo acredita como Gobernador Electo del Estado de Sonora. Se cumple así con la voluntad de la mayoría de los ciudadanos que le dieron su voto y también su confianza.

Sobre esto último, quien fuera candidato de MORENA a la gubernatura ha adelantado que en su agenda de prioridades estará el impulso al crecimiento económico, la generación de empleos y recuperar la paz y la tranquilidad de la gente, tan atribulada en los últimos años por el crecimiento inusitado de la violencia.

Muy bien. Creo que todos debemos impulsar y apoyar estos propósitos. En nuestro papel de periodistas el ejercicio de la crítica responsable, la de todos los días, debe conducir a mejorar el estado de cosas. En realidad, los gobernadores que han impulsado la crítica han abonado mucho a la construcción y reforzamiento de la Democracia y la historia les ha otorgado un sitio privilegiado.

Sonora se ha reconocido como una tierra en la que los hombres (y las mujeres, se añadiría de manera más correcta, hoy) han vencido a la adversidad. El clima extremoso, el desierto, las enormes distancias, han forjado al paso de los años un recio carácter de un pueblo amante de la bondad, la generosidad y, sobre todo, el trabajo.

Siempre ha sido considerado el sonorense como una persona noble, franca y sencilla. Cuando se han tocado las estadísticas en materia de seguridad, muchos de los autores de los delitos que han consternado a la sociedad, son originarios de otros estados. Un sonorense, por su reconocido perfil, difícilmente ha sido calificado como un criminal.

A través de los años Sonora y los sonorenses han alcanzado positivos niveles de desarrollo, sobre escenarios de paz, -social y orgánica-, y tomando a la unidad como un símbolo de respeto.

En determinados casos, la desunión ha traído por consecuencia la división entre paisanos y el retroceso en los buenos propósitos por avanzar.

Por ejemplo, durante el sexenio del Gobernador Guillermo Padrés, se profundizó una fisura entre el norte y el sur de la entidad por la construcción del Acueducto Independencia, impulsado por la administración estatal como una forma de solucionar el desabasto del vital líquido en la capital del Estado.

Los cajemenses se sintieron agraviados, se autodefinieron como propietarios del agua e impulsaron la idea de que morirían de sed. La insensibilidad política de Padrés y su equipo ahondó en dicha división y Sonora vivió tensiones y amenazas que sólo se pudieron sortear con los resultados de las elecciones por la gubernatura en el año 2015.

La mentalidad del sonorense está muy ligada a los valores humanos de respeto en todos los aspectos. El respeto entre las personas, el respeto entre las clases sociales, el respeto a la propiedad privada, la solidaridad con quien menos tiene, el apoyo a los más necesitados, el respeto por la vida (mayoritariamente rechaza la práctica del aborto) y tiene en la familia a la célula básica de la sociedad, esencia de las relaciones interpersonales.

Alfonso Durazo ha reiterado que impondrá la cuarta transformación en Sonora, una vez sentado en la oficina más refrigerada de palacio de Gobierno.

Lo que iniciará entonces a partir del próximo 13 de septiembre, ¿será un antes y un después de los usos y costumbres que los sonorenses hemos construido y vivido por años?

Con su voto y la contundente victoria ofrecida a Durazo el pasado 6 de Junio, los sonorenses le otorgaron también su confianza.

Esperarían un gobierno que abrace sus anhelos, sus esperanzas y sus valores.

Si esto último se da, la confianza se habrá ganado.

Si se dan cambios, que sean cambios para bien y no para crear fisuras sociales.

Quien también recibió su constancia de mayoría como triunfador en la elección por la presidencia municipal de Hermosillo, fue Antonio “Toño” Astiazarán… Y aunque su adversaria Célida López ha anunciado que impugnará los resultados ante los tribunales, se espera que camine el proceso de “entrega-recepción” sin mayores problemas… Toño ha anunciado la instalación de siete mesas temáticas a las que integrará a ciudadanos en la conformación del plan de acción favor de la gente de la capital del Estado… Sus prioridades –expresó el alcalde electo- son seguridad pública, agua potable e infraestructura urbana.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x