Connect with us

OPINIÓN

La verdadera educación ambiental

Published

on

Educación, por Isabel Venegas //

Ventajas y desventajas de los medios de comunicación actuales y la velocidad con la que corre la información, es que por un lado nos permite enterarnos de muchas cosas en lapsos que hasta hace pocos años eran prácticamente imposible hacerlo; hoy vemos notas de tres ciclones, cuatro terremotos, dos deslaves de cerros, tres plagas, brotes de epidemias y una cantidad interminable de tragedias ambientales con tan solo cambiar de canal o revisar el timeline de Facebook o Twitter.

Sin hacer un sondeo de percepción, está claro que hay un ánimo de angustia y preocupación por el tema ecológico y es esa ansiedad la que hace parecer efectiva casi cualquier campaña. En el supermercado han dejado de dar bolsas de plástico, ya no ponen popotes para el café en el expendio y a cada convocatoria por reforestar una zona, hay más de dos que se apuntan. Incluso hay anuncios que nos llaman a “salvar” el planeta del caos, la mugre y la contaminación que nosotros mismos inventamos.

Ahí está el detalle, cuando nos volvemos el colectivo, el “uno solo” que ensució que contaminó o que va ser el que venga a salvar al mundo para no dejar de tener donde vivir. Propongo una reflexión, pero antes de eso primero habríamos de preguntarnos ¿Cuál fue el momento en el que el ser humano comenzó a sentirse superior a las demás especies y con la responsabilidad para mantenerlas sobre esta faz? La mayoría toma la base darwiniana para derrocar el imperio idealista religioso que hablaba sobre la creación de un hombre y una mujer, mismos que a partir de un soplo de vida fueron capaces de repoblar el mundo. No voy a entrar en el juicio de algo que entiendo totalmente metafórico, pero que hay quienes leen como histórico; vuelvo al punto de la contradicción de quienes critican ese pensamiento, pero sí toman esa base para erguirse sobre las demás creaturas de la tierra por mandato divino.

Si realmente estuviéramos atendiendo a Darwin, tendríamos claro que solo las especies que desarrollan más capacidades, que se adaptan y que analizan sus nuevas realidades tendrían el derecho a permanecer y a seguirse reproduciendo siempre en evolución. En ese sentido es el ser humano el que después de haber desarrollado una capacidad deslumbrante en su inteligencia, es capaz de inventar una cantidad de instrumentos para facilitar su trabajo, sobreponerse a enfermedades y tener expectativas mayores de vida. El hombre generó instrumentos que no solo le hicieron más sencillo su devenir diario, sino que también abrieron un campo de gozo y disfrute que además de todo, se volvieron altamente rentables para otros.

Pongamos un ejemplo, por allá del 1955 F. Lewis Urry buscaba la forma de mejorar el almacenamiento portátil de energía. Las baterías duraban muy poco y eran muy caras; empleado de la compañía Eveready Battery Company, Urry logró hacer funcionar una combinación entre el dióxido de manganeso y el zinc en polvo, además de utilizar como electrolito el hidróxido de potasio, creando así la pila alcalina.

Las ventas de este producto comenzaron en 1959 vendiéndola como la pila “Energizer”, con un impacto tal que en 1980 la compañía cambiaba su nombre por el del dispositivo que los había catapultado al éxito. Mientras la bolsa de valores registraba cada vez más ganancias para estos empresarios, el mundo de la década de los ochenta y noventa llenaba las casas con radios, lámparas, reproductores de video, y más grande o más chiquita la pila alcalina era un elemento que se había vuelto indispensable hasta para quien quería medirse la presión arterial con un dispositivo portátil.

Sin embargo desde los primeros años de este siglo, algunos investigadores comenzaron a darse cuenta del enorme impacto que causaba la cantidad de consumo, y particularmente la forma en la que se desechaban las baterías en la basura. Investigadores como Jesús Torres y Alfredo Flores Valdez de la Unidad Saltillo del CINVESTAV, mostraron cifras en el 2013 de un consumo por habitante de 10 baterías en promedio, multiplicado por una población de 110 millones (hoy ya somos más de 120 millones).

Tirar más de mil millones de pilas a la basura representan un cambio en la estructura del subsuelo, sabiendo que una sola puede contaminar hasta 100 mil litros de agua, provocando cáncer, problemas de riñón, pulmón y en el sistema nervioso central.

A casi diez años de esta campaña la noticia no es suficiente, los contenedores de baterías de desecho prácticamente están vacíos y la propuesta de reciclar este producto para reutilizar el aluminio no ha sido rentable porque no es suficiente la materia prima. Existe pues una desconexión entre los científicos, ingenieros, ambientalistas y un sector de la población, que se volvió un gran consumidor, porque el caso de las pilas es el mismo que el del anticongelante, el líquido para frenos, el aceite de los automóviles, o el caso de los medicamentos caducos, entre tantos otros.

Estamos ante el escenario de habernos vuelto una sociedad que se ha acostumbrado rápidamente a un modo cómodo de vivir, cuya expectativa de vida se ha incrementado en más del 60% en tan solo 50 años; la mayoría tenemos la vida casi asegurada hasta los ochenta años, pero al mismo tiempo vamos perdiendo nuestra propia resiliencia ante los embates de la vida. En tanto los científicos desarrollan vacunas, alimentos bio-mejorados, insecticidas potentes para controlar plagas, etc., en lo individual cada vez somos menos fuertes, incapaces de sobrevivir dos días en la selva o de sobreponernos a la tempestad de nuestro nuevo clima.

Hace más de veinte años, cuando tenía yo la primera junta de padres de familia en un colegio particular, hacía la introducción con una frase célebre de Carl Sagan «Crecemos en una sociedad basada en la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Esta mezcla combustible de ignorancia y poder tarde o temprano, va a terminar explotando en nuestras caras».

Hago un llamado a dejar de querer salvar a cualquier especie hasta no habernos hecho cargo de nosotros mismos, hasta no recuperar esa fortaleza como especie que nos hace tener el derecho a permanecer aquí; hasta no redimir nuestra conciencia de seres efímeros que trascienden solo en virtud de la hermandad no únicamente con los que nos rodean en el presente, sino con quienes nos precedieron y con quienes vendrán.

Si bien nuestra organización como sociedad ha hecho que desde hace mucho tiempo sean unos los que se dedican a la caza, otros a la guerra, otros a curar la misma guerra creada, y otros más a ver las estrellas, incluso dejando a un grupo el deleite del culto a la espiritualidad, también es cierto que nunca debimos dejar de vernos como uno solo, con el compromiso de ayudarnos unos a otros en las habilidades que por las características de nuestro hacer diario se fueron atrofiando. Vivir debe tener el sentido de la compasión, la generosidad y el desarrollo de la inteligencia crítica y compleja, de lo contrario tanta tecnología solo sirve para distracción, y mientras nos distraemos se pasa el tiempo en el que podríamos crecer como especie.

Cierro con otra bella célebre de Sagan que nos anima a dejar de pensar en un modo derrocado por la adversidad ante los nuevos climas, las inundaciones o las nuevas tormentas tropicales: «La Tierra es el lugar más bello para nuestros ojos que cualquiera que conozcamos. Pero esa belleza ha sido esculpida por el cambio: el cambio suave, casi imperceptible, y el cambio repentino y violento. En el cosmos no hay lugar que esté a salvo del cambio» Aunque no te des cuenta estás en movimiento, la tierra viaja a una velocidad que no se siente, pero no deja de ser. Mantente atento y ¡Que disfrutes el viaje!

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa venegas@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

¿A qué político le importan los desaparecidos?

Published

on

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

¿De qué tamaño es la tragedia de los desaparecidos en Jalisco?

En esta edición se publica la entrevista al arquitecto Carlos Orozco Santillán, maestro de la Universidad de Guadalajara, con larga militancia en movimientos sociales y quien fuera candidato a la gubernatura de Jalisco en la elección pasada que ganó el ingeniero Enrique Alfaro Ramírez.

De los diversos señalamientos críticos que presenta el arquitecto Orozco Santillán, destaco una frase que les comparto y que como sociedad debería llevarnos a la reflexión y a la acción:

Somos el territorio número uno de desaparecidos en el mundo (se refiere a Jalisco), tenemos un pendiente muy importante que atender, no puede seguir creciendo, debe atenderse a las familias que reclaman información”.

En efecto, el tema de los desaparecidos y las fosas clandestinas en las que se han localizado más de 400 cuerpos este año, muchos de ellos desmembrados, nos convierte a Jalisco en el primer lugar nacional en desapariciones.

¿Somos líderes mundiales como lo apunta el arquitecto Orozco Santillán?, lo desconozco, pero en caso que no lo fuéramos como región, seguramente estaremos en el top ten y peleando los primeros lugares.

AQUELLA REUNIÓN DE ALFARO

Hace diez meses abordé el tema de los desaparecidos en este mismo espacio e hice referencia a los datos que dio a conocer el Gobernador Alfaro ante familiares de personas que son buscadas desde hace años, meses, semanas y días.

Durante la reunión del Gobernador Alfaro con familiares de desaparecidos, aceptó que en esos primeros diez meses del 2019 habían desaparecido en Jalisco más de cuatro mil personas, de las cuales poco más de dos mil ya no regresaron a sus casas y seguramente son los que se han localizado en esas fosas clandestinas y que forman parte de esos 1,500 cuerpos sin identificar que tienen hasta el tope al Semefo.

Se han hablado de muchas cifras, pero la verdad es que el tamaño del problema es que nos faltan 7 mil 117 personas. Esa es la realidad oficial. No puedo hablar de cifras negras, serán seguramente más pero éstas son las denuncias que tenemos y que podemos poner a disposición de los jaliscienses”, expresó el Gobernador Alfaro.

EL SEMEFO REBASADO

Durante la semana pasada se dio a conocer el lamentable estado en que se encuentra el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, que acumula 1,550 cuerpos sin identificar y exhibe la incapacidad de nuestras autoridades ante el problema de violencia e inseguridad, dedicándose simplemente a administrar el problema, ante el dolor que envuelve a los familiares víctimas de esta descomposición social que vivimos con instituciones inútiles a juzgar por los hechos, y todavía vemos a nuestros gobernantes que ignoran o minimizan el problema, cuando se les llena la boca para decir que “vamos bien”, porque disminuyeron los delitos patrimoniales, en gran parte al bajar la movilización que obligó la pandemia de Covid, más que por las estrategias ideadas e instrumentadas por nuestras autoridades de gobierno.

¿DE QUÉ NIVEL ES LA RESPUESTA?

Cuando nuestras autoridades son cuestionadas sobre la crisis de desaparecidos que se vive en Jalisco, de que el Estado es líder en fosas clandestinas y cadáveres localizados sin identificar, la respuesta es ‘porque aquí sí se trabaja’, ‘aquí sí son buscados’ a diferencia de otras entidades en las que se hacen pato.

Aceptando sin conceder que así fuera el caso, el tema de fondo es que nadie debería de desaparecer, la excepción debería ser algún caso de desaparición, pero cuando son cientos cada mes y miles cada año, es que tenemos un gobierno que no funciona, que no cumple con su tarea fundamental de darnos seguridad a nuestras cosas y a nuestras vidas, lo que no sucede.

HABRÍA QUE HACER UNA REVISIÓN

Con el señalamiento que presenta el maestro Carlos Orozco, somos el número uno a nivel mundial en desaparecidos, pero la atención del gobierno no es de esa magnitud. ¿Y saben porqué? Los desaparecidos no dan votos, es la razón que no es tema para ellos, menos para hacer videos y estar informando en las redes sobre las desapariciones de las personas.

Tan no les preocupa el tema que nombran a funcionarios sin trayectoria ni conocimiento en estas áreas, como el más reciente del Coordinador de Estrategias de Seguridad del Estado, Ricardo Sánchez Beruben.

La ineptitud está explicada por la realidad. Los mejores hombres y mujeres no forman parte del equipo de gobierno. Y podríamos referirnos a la corrupción e infiltración de la criminalidad en estos organismos de procuración de justicia, que es otra de las causas, que tengamos un gobierno que no protege a la sociedad ante el accionar de los malosos.

Mientras tanto, el calvario de los familiares de las víctimas se seguirá manifestando, Casa Jalisco, convertida en fortaleza, seguirá recibiendo decenas de manifestaciones exigiendo que se investigue la desaparición de un ser cercano o que haya justicia, que se convierte en un grito que ahoga la oscuridad.

Continue Reading

JALISCO

Entre el populismo federal y el protagonismo estatal: Bioética en tiempos de COVID-19; los muertos sin color ni partido

Published

on

Por Omar Becerra Partida //

Podrán existir, muchas definiciones de Bioética a nivel doctrinal, pero, para nosotros es más sencilla entenderla como la congruencia ante las ciencias de vida, porque la Bioetica no es solamente para las ciencias de la salud sino para todas las demás, como se utiliza en Europa, que hasta en sus gobiernos existen comités de Bioética.

Ahora en la pandemia del COVID 19, nos hemos dado cuenta que con el transcurrir del tiempo, las comisiones de bioética tanto del estado como a nivel federal, no han hecho una labor adecuada frente al problema de salud tan grave que tenemos.

Vimos renuncias y un silencio muy incómodo, para los que se dicen ser jefes y líderes políticos en este sentido, en la doctrina se conoce como Biopolítica, que en pocas palabras es la creación de políticas públicas respetando la vida del ciudadano y no los intereses del estado sobre los del ciudadano, pero quizá sea tema de otra conversación.

En este orden de ideas, entre el populismo federal y el protagonismo estatal de los políticos que nos gobiernan aumentan cada vez más el número de muertos.

Vemos una gran telenovela a nivel estatal y una serie de decisiones mal tomadas desde el principio que se está llevando al pequeño comerciante entre los pies y por ende a su quiebra, como ellos mismos refieren: si no nos mata el virus, nos mata el hambre.

Es de todos conocido que los pequeños negocios, estén cerrados, mucho quebraron y el nivel de desempleo es muy alto.

A nivel federal también observamos, cortinas de humo, como la rifa de un avión, los chivos expiatorios de anteriores gobiernos, etc.

Viendo el panorama de quien nos gobierna, nos queda la duda ¿Dónde está la Bioética?

Que, en otros países, ha servido para sacar adelante a su población y por ende dejar en alto a su gobierno.

En cuestión de ciencia observamos, que solo estamos esperando a que otros países encuentren la vacuna, y nos ponemos a pensar qué pasa con todos esos investigadores de universidades públicas y privadas, que tanto presumen su categoría en el mundo elitista del científico mexicano.

La población mexicana en general, está en la completa incertidumbre y cómo no, ya que ni los dejan trabajar y mucho menos se les brindan apoyos fiscales, y financieros para salir adelante, ojo, un crédito a plazos no es un apoyo.

Muchos de los ciudadanos se anotaron en las listas, de apoyos y jamás llegaron, según sus testimonios.

Estamos frente a la deshumanización de la política, será entonces que la Bioética mexicana, está en pañales, en nuestro país, ya que pocos han alzado la voz en este problema de salud pública.

Grandes despilfarros del estado en esta pandemia han creado en la población una incredulidad magnificada en todos sus sentidos.

Pruebas rápidas en donde según los expertos detecta no exactamente al virus del COVID 19, sino a todos los tipos de coronavirus que existen.

Los especialistas forenses molestos porque no se les permitió desde un principio abrir cadáveres, y darle solución a un problema ya extendido.

Un virus mutado, según los expertos en laboratorios y según la OMS, solo dado en la naturaleza, pero curiosamente a penas se presentó en la actualidad y no anteriormente.

Un virus con una mortalidad del 0.1 por ciento según los expertos y publicado en The Lancet, una revista con un factor de impacto muy importante a nivel mundial.

Una serie de problemas que observamos hoy en día que los científicos han dado paso a que los políticos lo manejan, bien lo decía uno de los editores en jefe de The Lancet, la ciencia esta dormida ante la política mundial.

¿Será entonces que el virus es biológico y la pandemia política?, como se ha mencionado en el mundo científico

Volvemos al punto de nuestro escrito: ¿Dónde está la Bioética en Mexico? Vemos que nuestros especialistas en ciencias de la salud, han sido atacados, disminuidos, y hasta humillados tanto por la población como por nuestro gobierno.

El problema de salud en México tiene décadas, desde el charrismo sindical hasta plazas compradas.

Curiosamente todo es culpa de la población, su diabetes, su sobrepeso, su hipertensión etc. Pero a una población como la nuestra hay que educarla y guiarla, recordemos que el nivel de educación es bajo, según los expertos es de nivel secundaria.

¿Será realmente culpa de la población o de los grandes corporativos alimenticios en el país?

En fin, eso será un tema discusión del experto en nutrición y salud pública.

Como propuesta creemos que la congruencia que se podría tener entre bioetica y gobierno, sería una gran arma frente a esta pandemia y las que siguen.

Porque tenemos problemas de salud pública actualmente muy graves como el consumo de drogas en la población que el estado no ha podido erradicar en ningún sentido y que la bioetica podría ser parte de la solución al mismo.

Miles de ideas se nos vienen a la cabeza de como la Bioetica podría ser una de las principales soluciones para esta pandemia.

Creemos firmemente que la política y la bioética podrían ser grandes aliadas en este problema tan grave que enfrentamos y nuestros mandatarios ha minimizado sus costos.

La grave crisis económica en el país desde antes de la pandemia se ha reactivado casi lo doble, el país está pasando por una evolución de sangre muy dolora, para todos.

Es momento de darle al país y al estado una dosis de bioética, para estar mejor todos, suena muy Kantiano nuestro escrito, pero ha funcionado en el primer mundo este apoyo entre todas las fuerzas para salir delante de este problema que nos está agravando a todos en el país.

Para finalizar este pequeño análisis, nos damos cuenta que la ética y la bioética serian la mejor solución a este problema y no solamente a éste, sino a todos los que se nos presentan con regularidad en nuestra vida cotidiana, tenemos que salir de esto a pesar de nuestras autoridades.

Continue Reading

JALISCO

La militancia recupera el control del PRI

Published

on

Por Alejandro Moreno // 

“Alito está concentrando las decisiones”, “se otorgan poderes supremos al líder nacional”, “se busca imponer candidatos y alianzas”, “se erigió en el gran autócrata”, “pone al PRI al servicio de la 4T”.

Ésas son algunas de las aseveraciones que han realizado algunas personas tras la aprobación en el Consejo Político Nacional del PRI de la reforma y adición a 41 artículos de nuestros estatutos, y debo responder con toda contundencia, claridad y compromiso que se equivocan, eso no es lo que busca la decisión colegiada de los sectores que no solo ha tomado el Consejo Político Nacional del PRI, sino también los Consejos Políticos Estatales.

El objetivo es justamente el contrario: evitar a toda costa que otros partidos y personajes políticos, ajenos a la militancia del PRI, influyan en decisiones que solo nos concierne a las y los priistas.

Pobre de aquel o aquella que busque imponer candidatos en el PRI, porque se topará con la militancia mejor organizada y más numerosa del país; la misma que el año pasado, en una jornada histórica, nos eligió a Carolina Viggiano y a mí para conducir al PRI y garantizar su unidad y apego de su actuar a los principios de justicia social y democracia. A ello responden los cambios estatutarios realizados.

Es momento de que el PRI respete, honre y valore a su militancia de a de veras. ¡Nunca más plurinominales a oportunistas que buscan llegar a las cámaras para beneficiarse y desconocer los principios, valores y objetivos del PRI! ¡Nunca más dirigencias sin la participación decisiva de mujeres y jóvenes priistas! ¡Nunca más candidaturas para personas culpables de ejercer violencia política de género! El PRI está listo para defender con más brío al pueblo de México frente a los embates de un gobierno irresponsable, incapaz y anquilosado.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Pin It on Pinterest

Privacy Policy