Connect with us

OPINIÓN

Las convulsiones de México en la historia: Estorbos del orden social, poder y dinero

Published

on

Opinión, por Pedro Vargas Ávalos //

En todos los tiempos y lugares, las pugnas entre los seres humanos son constantes. Y aunque los motivos son de tener muy en cuenta (la libertad, la independencia, la justicia, la educación, ideologías, religión, etc.), lo cierto es que en el fondo lo que impulsa las fricciones, peleas y disputas son nada más ni nada menos que el poder y el dinero.

¿Qué buscaban los europeos cuando descubrieron América? El control del comercio, es decir, lucro, dinero. Y al ver que lo que se generó fue la posibilidad de apropiarse de terrenos y pueblos, impulsaron la conquista, lo cual conlleva poder y riquezas. Para lograr estos objetivos, no importó ensuciar la religión, sino que por el contrario en ella se apoyaron para consumar sus ambiciones.

Establecidas las colonias, los países dominantes se dedicaron con avidez a explotar los territorios dominados y abusar de los vencidos. En nuestro país, fueron 300 años de padecimientos sin cuento, hasta que sobrevino la guerra de independencia. Pero aún este noble movimiento se impulsó por el afán de autoridad: los criollos, hijos de europeos, que ambicionaban las posesiones de los peninsulares, querían conquistar el poder, y desde luego administrar la riqueza. Los mestizos, clase social creciente, no se quedaban atrás, y parte de ese rico botín debería quedar en sus manos. Las grandes masas desposeídas, indios y castas, querían libertad, tierras y modo de trabajar para mitigar su situación: esto implica poder y dinero.

Lograda la emancipación nacional, adoptado un sistema político republicano y federalista, los nacientes partidos políticos propugnaron luchas por el mando y a toda costa atraían a las clases pudientes, de donde saldrían recursos que sostendrían su porfía, para que de triunfar, prometían a sus tenedores, ser premiados con creces. Ahora, si no colaboraban voluntariamente, se les arrancaba sus riquezas y perderían casi todo, se ganara o no la causa.

Así llegamos a los ásperos enfrentamientos con el voraz gobierno del norte anglosajón, cuando en varias etapas fuimos despojados: de Tejas, de Arizona, Nuevo México y Colorado hasta Alta California; finalmente de la Mesilla. No hay que soslayar el desleal papel de muchos malos mexicanos en estas aciagas historias, pero aún ellos, alimentados siempre en su apátrida codicia por el poder y el dinero.

Sobrepasado ese tiempo amargo, en que incluimos la intervención francesa, volvieron los duelos entre liberales y conservadores: el objetivo de igual manera fue poder y dinero, ya que la guerra de Reforma supuso redistribuir la riqueza y reorganizar el poder. En el porfiriato, a título de la modernización nacional, lo que se registró fue el desposeer a los pueblos, privar de los derechos políticos a la población y hacer que imperaran los principios de “mucha administración y poca política”, lo cual presupone que unos cuantos ejercían el poder y otros pocos, se encargaban de agenciar la riqueza.

Estalló la revolución, y su enseña de sufragio efectivo no reelección, así como de justicia social y la divisa de que la tierra sería para el que la trabaje, tuvo su lugar y caminó con base en poder y dinero.

Así se llegó a la segunda parte del siglo pasado. La república estaba organizada y a las demandas socio políticas, se les buscó una pulida solución. El gobierno emanado del partido de la revolución institucionalizada aplicó mucho de lo que criticó a Porfirio Díaz. Repartía dinero y daba migajas de poder para mantener la gobernanza.

Los tres poderes constitucionales y los municipios, conforme nuestra tripartita división política, crearon una burocracia cada vez más pesada, pero siempre consentida. La administración descentralizada y la de índole desconcentrado, fueron incrementándose, engulléndose calladamente gruesa tajada del presupuesto. Y parecía que todo marchaba en sana calma.

Con el nuevo milenio, se hicieron más concesiones y ajustes. Allí surgieron organismos, técnicos o de índole ciudadano, que buscando resolver problemas de fondo, cometieron el grave error de creer que honradez, capacidad, independencia y vocación de servicio, se lograba con grandes sueldos y prestaciones.

De esa manera, los jueces y magistrados, incluidos ministros de justicia, se blindaron con enormes estipendios: supuestamente así se ganaría la lucha contra la corrupción, lo cual fue una monumental falla, ya que aquella reside en la sustentación de valores. Y cada que se autorizó crear un organismo especializado, se dotó a sus integrantes de formidables alcances. Esto convirtió en un objetivo dorado para los cientos de aspirantes a cada cargo público, el lograr quedarse en alguno de ellos: ser magistrado, parte de algún instituto ciudadanizado, técnico o de creación reciente, garantiza poseer elevados ingresos y dorados privilegios.

Al llegar a la segunda década del corriente siglo, la corrupción se había desbordado. Los órganos autónomos, los de índole independiente o ciudadano, y aún los de la administración directa, se habían dado todo género de autoprotecciones, presentando diferencias notorias especialmente si se comparaban con empleados, trabajadores y servidores del común en cualesquier sector. De allí frases como “gobierno rico y pueblo pobre” en un sistema desprovisto de eficaz rendición de cuentas.

Como a cada problema o reclamo social, se le dieron respuestas a modo y a medias, en no pocas veces la solución solo era un gatopardismo evidente. El IFE, de buen inicio, se flexionó al volverse centralista como INE y no detectar violaciones electorales tan incuestionables como el sol. El INAI, con evidente buen objetivo, se desdibujó y cerró los ojos en casos como Odebrecht y muchos otros tan sonados como las guarderías ABC, el caso Ayotzinapa, etc. Y así la inmensa mayoría de nuevos entes, por lo general nidales para recomendados y protegidos.

Por ello se dio la nación una oportunidad en 2018. El priísmo “renovado” había sido incapaz de detener la corrupción, la impunidad, hipocresía y el abuso. El panismo fue un fallido paso al margen que acomodó el regreso del ogro, y éste como era previsible, hundió a la nación en casi todas sus áreas. No habiendo otra opción, la mayoría sufragante decidió dar la alternativa a una tercera vía, y esta fundamentó su esfuerzo en mejorar a los pobres, separar al poder económico del político, aligerar el lento aparato burocrático, reestructurar las nervaturas esenciales del país y crear una Cuarta Transformación de la República, la Cuatro T. Su base es el combate a la corrupción y su lema la austeridad.

Y aquí comenzaron de nueva cuenta los desencuentros. La austeridad se contradice con la vida fácil, muelle, que se han dado los altos funcionarios, los políticos poderosos, los líderes venales, y hasta los empresarios compinches. El primer mandatario puso la muestra y se rebajó por mitad su salario, así como el de los colaboradores directos de su gobierno. Agregó cortantes bajas de prestaciones onerosas. Y llevó las reformas a la Constitución Federal, para que fueran parejas.

En ese momento aparecieron verdaderas rebeliones y disconformidades con la nueva política. Los dorados miembros del poder judicial se escudaron en nichos legales, que permiten conservar impúdicas remuneraciones. Siguiendo su ejemplo, los miembros de numerosos organismos acudieron al amparo, y desde luego, lograron el respaldo de quienes padecen del mismo vicio y son incapaces de curárselo.

El fundamento de esta situación es sencilla: los que riñen no perder sus privilegios, no están en el servicio público por vocación, sino por avaricia; no llegan por méritos sino por influencias. La Constitución está tijeretada y en cada recoveco se encuentran defensas para que la austeridad y los valores morales no se apliquen. De allí que sean tan ardientes defensores de los Fideicomisos, de los organismos autónomos, y de toda forma legal que les asegure prebendas.

Y lo que decimos para el orden federal, es perfectamente aplicable para los gobiernos del ámbito estatal o municipal. Y quizá en estos resulte peor porque los ejecutivos locales ni de lejos se parecen, en lo decidido y austero, al modo de ser del presidente.

Es indispensable se legisle a fondo sobre este tema. No debe haber organismos onerosísimos, ni servidores públicos vividores. La administración pública solo debe poseer los entes mínimos para cumplir sus fines, sujetos a la vocación de servicio al pueblo, apego a la modestia y alejados de la comodidad excesiva y la ostentación, con separación total del nepotismo, de la ineptitud, el compadrazgo y el influyentismo.

Debemos entender que el dinero solo debe representar el aspecto considerado para vivir con decencia, y el poder ha de ejercerse ceñidos a la ley y la moral. Ambos elementos son los que deberían determinar la conducta de todo servidor público: si la Constitución establece que nadie debe percibir más sueldo que el presidente de la república, lo que es justo sin alegaciones, entonces no deben pelear mezquinamente ingresos exagerados; quien tenga vocación de servicio, que se atenga a tal mandato y se ajuste a la austeridad con misticismo que debe caracterizar a todo buen servidor público.

Porque cuando vemos que quienes más defienden, hasta con chicanadas, ingresos descomunales, son jueces, magistrados, ministros y altos directivos de organismos autónomos, más aterrador aparece el horizonte de nuestra nación.

Ser empleado de gobierno es un honor, no oportunidad de abuso ni enriquecimiento. Enaltecer el servicio público es un paso que debe darse a la mayor brevedad, aunque genere rasguños, enojos y purgas; pero todo ello es indispensable para bien de la república y salud de la sociedad.

Abandonemos las batallas por atesorar prerrogativas; empeñemos nuestros esfuerzos en consolidar la democracia, fortalecer las instituciones, servir a la comunidad, cumplir la ley y desterrar los desfiguros de la vida pública. Antepongamos el civismo y con ahínco, busquemos ser cada vez, mejores ciudadanos: por este sendero haremos cada día más grande a nuestra patria.

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

OPINIÓN

De Aristóteles a Alfaro, Charros y el beisbol

Published

on

Mujeres y Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Después de 25 años de ayuno béisbol profesional en Jalisco, los amantes al rey de los deportes de pronto tenemos la oportunidad de poder disfrutar de nuestro deporte predilecto todo el año y con muy buenos equipos representativos en las dos grandes ligas del país, con Charros y Mariachis.

Guadalajara junto con Monterrey son las dos primeras ciudades en México que tienen béisbol profesional todo el año. La pregunta es: ¿Se mantendrán? Espero que sí y el tiempo me dará la respuesta, quiero que sea positiva.

Charros regresó al béisbol profesional allá por 2014 y para que esto fluyeron tres personajes (Armando Navarro, Salvador Quirarte y Aristóteles Sandoval). Hoy Aristóteles ya no está y sin él hoy no disfrutaríamos las emociones de este deporte con Charros.

Armando Navarro, quien había sido gerente de Charros en la Liga Mexicana de Beisbol con Memo Cosío como presidente y empresario beisbolero, fue el que mantuvo la flama prendida en su sueño de que el béisbol profesional regresara a Jalisco.

Salvador Quirarte llega por decisión del entonces Gobernador Aristóteles Sandoval, y quien hizo lo necesario para que Jalisco aportara el estadio de béisbol digno de la Liga Mexicana del Pacífico. Así fue, así sucedió y aquel sueño de Armando se hizo realidad.

Así se fue armando un equipo de accionistas encabezados por estos dos personajes. Y durante 6 años el gran poder en Charros se llamó Salvador Quirarte Villaseñor, quien le dio la dimensión social y empresarial a Charros con un extraordinario manejo de la mercadotecnia del béisbol, convirtiendo a Charros en un espectáculo con un alto impacto social.

A Quirarte se le permitió todo el poder, sin freno, hasta que alguien le pidió rindiera cuentas. Y allí empezaron los problemas y es muy posible que termine en el fin de aquella sociedad tan exitosa en lo deportivo y lo social.

No voy a adentrarme en este punto y más bien hoy me refiero al futuro y viabilidad de Charros que está en dos mesas: la del Gobernador Enrique Alfaro y de Omar Canizález, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico.

El futuro de Charros ya no depende de la voluntad de Salvador Quirarte ni de Armando Navarro. Se les dio la oportunidad de que se pusieran de acuerdo, negociaran, pero no tuvieron capacidad ni la cabeza fría para hacerlo.

Hoy hay otro grupo de empresarios que tienen la oportunidad de incursionar en el béisbol para darle viabilidad a Charros de Jalisco. Y allí el Gobernador Alfaro tiene la potestad para decidirlo, porque representa los intereses del estadio para que se juegue, como lo hizo en su oportunidad Aristóteles Sandoval. Obviamente que quienes entren de bateadores emergentes tienen que contar con su confianza y si somos realistas, no hay de otra. Como alguien me dijo: el poder es para poder y Alfaro no pasará a la historia por haber sido el Gobernador que dejó ir el béisbol profesional, con todo y que el futbol sea su pasión.

Alfaro es un hombre inteligente y tiene visión de Estado. El béisbol debe seguir en Jalisco, eso lo tiene muy claro. Y escucha a gente que quiere al béisbol, gente sensata, por eso creo que el conflicto entre accionistas quedará superado, pero con otro grupo. ¿Cuánto les darán por sus acciones a Quirate, Navarro y otros socios menores?, pues no será lo que pudieron haber recibido, si hubieran dejado los sentimientos y otros apetitos de lado. Será mucho menos.

El nuevo grupo empresarial requiere de “un Quirarte” -no en la administración de recursos- para la presidencia o gerencia, que tenga esa visión tan clara de que el béisbol, además de deporte profesional es un espectáculo familiar y que debe estar conectado con los negocios, lo cual Chava, hay que reconocerlo, lo hizo muy bien.

Lo otro, es para otros análisis.

Muy pronto seguramente sabremos quiénes serán esos empresarios que se quedarán al frente de Charros. El colega Jaime Barrera, hace unos días abordó el tema y preguntó sobre la llegada de El Alfarismo en el Beisbol y se atrevió a dar varios nombres de quienes podrían convertirse en los accionistas.

Es obvio que algo al respecto se está moviendo y en estos días se podría cerrarse un capítulo de Charros y empezar uno nuevo, con nuevo grupo accionario, palomeado por la Liga Mexicana del Pacífico que no dejará que Guadalajara deje de ser plaza beisbolera, después de que se demostró su viabilidad y trascendencia.

Esperemos que el nombre de Charros se mantenga, cuyo propietario de la marca es Armando Navarro. Sin embargo, existe también la posibilidad de que el equipo tenga otro nombre, si no se llegara a un acuerdo. Charros es patrimonio de los jaliscienses.

Concluyendo: creo que Guadalajara seguirá formando parte de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), pero habrá cambio de accionistas. Como dice la canción, unos que vienen otros que van, finalmente las obras quedan y la gente se va, pero la vida ya no sigue igual.

Ayer fue Aristóteles el que nos trajo el béisbol con Quirarte y Armando Navarro, hoy es Alfaro y otros directivos los que seguirán. Así es la vida y el béisbol es parte importante de ello.

Continue Reading

JALISCO

¿Existen condiciones? El regreso a la escuela

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

¿Es necesario el regreso a la escuela? Hemos vivido tiempos interesantes, ni quien lo ponga en duda. Enfrentamos una crisis sanitaria global que nos llevó a modificar nuestras conductas, replantear el modelo presencial de trabajo en oficina y abandonar las aulas por una infinidad de razones sanitarias y de movilidad.

Hoy en un país donde la educación presencial funciona en la mayoría de los casos a duras penas, ha resultado complicadísimo echar a andar un modelo a distancia sin tiempo para pruebas o planeación. Ha habido de todo, improvisación, ocurrencias, esfuerzos loables y docentes llevados a los límites de la frustración en un nuevo esquema de deficiente interacción y excesiva carga de trabajo.

¿Cuándo volvemos a la escuela? Nos preguntamos. ¿Cómo?, ¿Qué riesgos corremos?, ¿Cómo medimos el desgaste que se vive en casa con la educación a distancia?

En este orden de ideas, el pasado viernes, la diputada Mara Robles, organizó el Conversatorio “Volver a las aulas ¿Cuándo? ¿Cómo?”, con la Doctora Alma Maldonado, fundadora de la Red Educación y Derechos, la Maestra Patricia Vázquez, ex Secretaria de Educación en el Estado de Puebla, el Doctor Eduardo Andere, analista y escritor en temas de políticas públicas, política educativa y educación comparada y David Calderón, Presidente Ejecutivo de Mexicanos Primero; que en una serie de rondas de preguntas y respuestas expresaron sus opiniones y me parece lo suficientemente interesante como para retomar un poco de lo que se dijo y comentarlo.

Fue una reunión virtual donde los ponentes tocaron el tema del regreso a clases por turnos comenzando por el hecho de que claro que se pierden un montón de elementos fundamentales de la educación y la enseñanza cuando no hay interacción.

Hay un gran tema cuando hablamos de habilidades socioemocionales. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha hecho estudios, se han hecho encuestas con el personal docente y está claro que hay un desgaste, un debilitamiento de habilidades socioemocionales que vamos a tener que recuperar”, comentó la doctora Patricia Vázquez.

Claro que hay diferentes niveles de rezago y la problemática es distinta para quienes tienen un nivel socioeconómico que les permite conectarse sin problemas con sus compañeros y quienes no tienen conectividad, ni equipos adecuados y cuando se plantea un regreso a clases no se está hablando de como medir el nivel de desigualdad y qué acciones tomar para atacarla.

El más afectado no es un niño de la clase media, que va a una escuela privada y que se conecta de ocho a tres de la tarde, ese niño o esa niña están bien relativamente. El problema son los desconectados, las niñas, los niños y los jóvenes en situación de abandono y no creo que tengamos suficientes datos de eso. La autoridad educativa hoy, no nos ha dado los datos sobre inscripciones, sobre abandono”, explicó la Doctora Maldonado.

Y están las condiciones materiales básicas e indispensables para el regreso 

a clases. Olvidemos un segundo los retos que tienen que ver con las habilidades sociales y pensemos en los protocolos básicos de seguridad en una pandemia que no cede.

¿Hay agua suficiente en las escuelas para lavarse las manos constantemente? ¿Hay infraestructura para ello en los planteles? ¿Vamos a volver al mismo modelo educativo o tenemos que plantear uno nuevo, distinto, con otras formas de interacción?

Bueno, no se está planteando ni en la matrícula escolar un cambio que ofrezca tratar temáticas relativas a esta nueva modernidad. ¿Entonces dónde se discute?

Se discuta o no, se ponga atención o no al problema, es evidente que los estudiantes de los niveles más básicos de educación, la primaria y secundaria, requieren interacción porque es simplemente más eficiente que la educación a distancia pero: ¿Cómo vamos a volver? ¿Se va a decidir de manera general, desde lo nacional, sin tomar en cuenta las particularidades de las regiones o será cada estado el que adapte su modelo educativo a la realidad local? ¿Se hará un modelo híbrido?

Lo que hace falta para variar es un plan que incluya a los diferentes actores, locales, estatales y nacionales, que tenga presupuesto para ejecutarlo y que nos permita tener el mejor regreso a clases posible, a la brevedad posible. 

Suena imposible.

Continue Reading

JALISCO

Visa Jalisco

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

Pagar un impuesto más en realidad no es el problema, los sistemas de gobierno así funcionan, el problema está en como y para qué se usa el dinero público que se tributa al estado. El anuncio de nuevos impuestos para el estado de Jalisco ha generado una gran protesta en redes sociales y opiniones de comunicadores en todas las plataformas, algunas opiniones han hasta cuestionado la contradicción constitucional que pudieran tener las medidas tomadas por el Gobierno de Jalisco.

También es cierto que cualquier medida que se tome a favor del medio ambiente es bueno, sin embargo entre estas medidas y otras acciones de gobierno debe haber congruencia y no sólo debe ser parte de una agenda política mediática, desvinculada de acciones de gobierno, carente de una política integral amable con la naturaleza.

Es por esto que en Jalisco nos es difícil creer que el Gobierno tomó estas medidas de cobro por derecho de piso para la protección del medio ambiente, parece broma pero aquellos memes que hacen referencia a la “República Independiente de Jalisco” hoy cobran relevancia, pues nuestra entidad será la primera de una República en la que se requiere de un permiso para transitar por su geografía en vehículos de otra entidad, una especie de visa local que además tiene periodo de vigencia, sólo 20 días tienes el permiso para circular en la entidad, si requieres más tiempo tendrás que pagar a la entidad por el derecho de piso.

Los jaliscienses tendrán que hacer el pago de su propio permiso para poder circular en sus vehículos dentro de la entidad, la verificación que ahora tiene más restricciones que como las tenían en el pasado, favorece a todas luces una mayor recaudación más allá de favorecer al medio ambiente.

Mientras cada año se sigue quemando parte del Bosque La Primavera, mientras las empresas siguen contaminando el río Lerma Santiago, mientras el propio gobierno no ha hecho nada por la recaudación del agua pluvial, mientras siguen proliferando los proyectos inmobiliarios, ahora pretende tener un ingreso mayor y seguro a través de estas nuevas medidas justificadas con el medio ambiente.

Pero no es sólo eso, un alto porcentaje de ciudadanos creemos necesarias todas la acciones para revertir los efectos del cambio climático, además de entender que la recaudación de gobierno a través de los impuestos son la vía de administración de lo público, pero es aquí donde existe otro gran problema, el estado impone impuestos que, aunque tienen una justificación ambiental, pasan por el uso de vehículo particular por las vías de comunicación, es decir las calles, avenidas, ejes, carreteras y caminos, así como toda infraestructura vial, mismas que no ofrecen a cambio un tránsito seguro en toda su extensión de la palabra.

Es decir, mientras el gobierno impone nuevos impuestos y más costosos, el estado no garantiza por ese cobro un tránsito por la garantía para vehículos y conductores, por un lado, los retenes ilegales que hay por todas las carreteras del Estado de Jalisco, montados por organizaciones criminales, por otro lado los altos índices de robo a vehículo con lujo de violencia la mayoría de éstos en calles y avenidas de diferentes punto de la entidad, así como la seguridad de transitar libremente sin bloqueos, manifestaciones, retenes oficiales y hasta la detención arbitraria de policías tanto de seguridad pública como vial, quienes irrumpen sin motivo alguno el derecho de libre tránsito, sin razón alguna, que en mi caso personal hace una semana me detuvo una patrulla de seguridad vial (Tránsito) a decir del oficial “porque creía que iba en estado de ebriedad”, detenciones arbitrarias de circulación vial por ocurrencias o porque quieren sacar algo más que solo la seguridad de su gran sentido del olfato y visual para “presentir” que vas en estado de ebriedad.

Otro caso sin duda es el pésimo estado en el que se encuentran las vialidades, es realmente catastrófico el estado de calles, avenidas y carreteras de la entidad, en el caso de la Zona Metropolitana es vergonzoso el mal estado de avenidas y calles, que destruyen llantas, rines, suspensión y hasta ponen en riesgo la seguridad e integridad física de los pasajeros tanto de vehículos particulares como de usuarios de transporte público. Y para reclamar el pago del daño, es simplemente un cuento de nunca acabar, a la par de este cobro, deben crear una ventanilla tanto virtual como electrónica para que el gobierno pague los daños y reparación de los vehículos.

Porque las multas para el caso de quienes no tengan el permiso como para quienes no cuenten con el holograma de verificación serán desde el día 1 del vencimiento del plazo y pasada la fecha de la multa hasta recargos comenzarán a correr, en el caso de los usuarios de las vialidades, también deberían tener la garantía del uso de éstos y la seguridad vial para ellos y los vehículos, así como la reparación inmediata de daños en su caso.

Finalmente esta medida puede afectar la economía de la entidad, pues habrá comercio que dependen de proveedores de otros estados mismos que ahora tendrán que pagar un impuesto que seguro deberá ser incrementado en los costos finales al consumidor, así como afectará el atractivo turístico que puede tener la entidad y principalmente algunas ciudades y pueblos con afluencia turística, principalmente la nacional, pues preferirán ir a otros estados y municipios que tramitar sus visas locales para entrar a la entidad, además de saber que por traer placas de otra entidad serás asediado por los agentes de seguridad vial para verificar que portes con el documento vigente.

Esto pasa en la república independiente de Jalisco.

Twitter: @FlavioMendozaMx

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x