Connect with us

OPINIÓN

Las tragedias en 19 colonias zapopanas, un panorama incierto

Publicado

el

A título personal, por Armando Morquecho Camacho //

Desde que inició la pandemia, tratar cualquier asunto público se ha convertido en todo un reto, puesto que muchos temas de ‘’relevancia’’ solamente son atendidos cuando son noticia, y automáticamente son absorbidos en su totalidad por la pandemia, en este caso, por la tercera ola de COVID-19 y sus variantes que amenazan con poner al mundo de cabeza una ocasión más.

Aunque la pandemia y su tercera ola son asuntos de gran relevancia a los que nuestras autoridades, en todos los niveles, deben dedicarles tiempo y atención, no podemos cometer el error de creer que los demás problemas que rodean a la ciudadanía no son importantes o bien, que estos son capaces de pausar sus afectaciones en lo que el resto del país lidia con el COVID-19.

Por eso, el día de hoy quiero dar espacio a un caso que lamentablemente, parece que ha sido sentenciado al olvido (o al menos eso parece): las afectaciones que sufrieron alrededor de 19 colonias de la zona aledaña al Cerro del Collí, en Zapopan, Jalisco, esto debido a los desbordamientos del arroyo El Seco los días 24 y 25 de Julio.

Aunque me gustaría poder escribir todas y cada una de estas historias, la verdad es que probablemente las páginas de esta edición de Conciencia Pública no ajustarían, así hoy trataré de exponerles un par de casos que me parecen significativos; uno de ellos, un ejemplo importante de colectividad y unión que tuve la oportunidad de vivir, y el otro, que aunque también es colectivo, en esta ocasión, me lo transmite un vecino de la Colonia Miramar, con el que he tenido la oportunidad de coincidir.

El primer caso corresponde a una visita que pude realizar a la colonia El Tizate, ahí tuve la oportunidad de reunirme con líderes de la zona, que en representación de sus vecinos, expresaron sus necesidades y además, explicaron los daños que habían producido las lluvias en las viviendas que comparten entre 2 o 3 familias.

En esta ocasión, se logró armar una interesante y solidaria red de apoyo entre vecinos a través de la cual se distribuyó comida, menaje, ropa y otras herramientas que pudieran serles de utilidad para enfrentar la catástrofe.

El segundo de los casos, me lo compartió Alan Aranda Sandoval con quien tuve la oportunidad de platicar e interactuar un poco a través de Twitter el miércoles pasado. Una vez entrados en confianza, Alan me comentó, que él, al igual que muchos vecinos, tuvo que desalojar su casa desde la noche del 24 de julio, posterior a esto, un dictamen de Protección Civil, terminó por confirmar que su casa era inhabitable, aunado a esto, su vehículo fue valuado como pérdida total y prácticamente todo lo que estaba dentro de su hogar, también se perdió.

De esta manera y de la noche a la mañana, la vida de Alan dio un giro total y quedó hundido en un estado de total incertidumbre.

No obstante, la adversidad no le impidió ni a Alan ni al resto de sus vecinos, organizarse en torno al bien común de su comunidad, y tras varias reuniones con los demás vecinos de colonias afectadas por estos desbordamientos, y debido a las complicaciones que prevalecen en la zona, tomaron la decisión de realizar un pliego petitorio en el que expresan algunas problemáticas acompañadas de una serie de propuestas que ellos consideraron justas y necesarias, y además, solicitan la instalación de una comisión transitoria para la atención a las personas afectadas por ésta, y por las próximas inundaciones.

Asimismo, en la integración de esta comisión, los vecinos solicitaron que ésta fuera integrada por la Coordinación General de Servicios Públicos, Secretaría del Ayuntamiento, Dirección de Obras Públicas e Infraestructura, un regidor de cada fracción edilicia, 3 representantes de las zonas afectas, entre otros.

Aunado a esto, y ante el abandono, y la falta de mantenimiento de los gaviones que ahora son usados como tiraderos de basura clandestinos, debido a la falta de vigilancia en los mismos, así como la falta de mantenimiento e infraestructura adecuada de los Arroyo Seco y El Garabato, también propusieron la reactivación de una caseta de acceso al área de los gaviones y que se continúe con el proyecto inconcluso del parque lineal en las inmediaciones del Arroyo Seco.

De la misma manera, señalaban una mala administración en la entrega de apoyos, así como falta de transparencia en la misma, por lo que solicitaban mayor coordinación entre las autoridades y los comités vecinales para entregar listados levantados por Protección Civil, para así socializarlos y validarlos con los vecinos.

Definitivamente, creo que de esta iniciativa ciudadana podemos destacar muchas cosas, pero creo que más allá de las propuestas y/o peticiones en sí, probablemente deberíamos voltear a ver dos puntos importantes: primero, el valor que representa para la sociedad cuando una colectividad se une en aras al bien común y segundo, cómo es que en realidad muchas posturas políticas y discursos que se han empleado durante unos años no pasan de la demagogia.

¿A qué me refiero con lo anterior? Bueno, me refiero a que durante mucho tiempo, nos han hablado de la importancia de la participación ciudadana y muchos políticos han hablado del valor que tiene construir gobiernos y agendas públicas de la mano de los ciudadanos, pero cuando llega el momento de hacerlo, pareciera ser más sencillo desechar las propuestas ciudadanas, tal y como sucedió en esta ocasión.

A su vez, lo que es igual de preocupante es que desde que salieron a la luz las imágenes de estas catástrofes, las redes sociales no cesaron de emitir comentarios culpabilizando a los vecinos de las zonas afectadas de su trágico destino, hoy me queda claro que no imaginamos el impacto social y psicológico que tiene para los afectados por este tipo de catástrofes naturales, el hecho de que las voces de la sociedad, les digan que esa situación a la que se enfrentan es única y exclusivamente por su culpa, dándoles a entender de una forma u otra, que se ganaron esas tragedias.

Como lo comenté, probablemente no me ajusten las páginas de Conciencia Pública para poder hablar sobre estos casos que reflejan la realidad de un importante número no solo de zapopanos y jaliscienses, sino de mexicanos, por eso, para concluir me gustaría cerrar con las siguientes ideas que además de ser ad hoc al caso en concreto, creo que deberían de servir como guía para el político mexicano moderno.

Michale Sandel, en su libro La tiranía del mérito señala que en la medida en que nos concebimos como seres hechos a sí mismos y autosuficientes, más difícil resulta aprender gratitud y humildad, y también añade que sin estos dos valores, cuesta mucho preocuparse por el bien común.

En ese orden de ideas, es necesario reconocer que señalar a los vecinos de esas zonas, producen agravios morales y culturales, que atañen a la estima social.

Por último, la clase política está en una crisis, y hoy más que nunca, se debe entender que lo que necesita caracterizar a los políticos en tiempos de polarización debe de ser la solidaridad y sus vínculos estrechos con la ciudadanía, porque ahí se encuentra la clave para la unión.

Continuar Leyendo
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

OPINIÓN

La guerra Alfaro-Padilla: ¿Quién ganará?

Publicado

el

Mujeres y Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Cuando el ego y la soberbia se imponen, poco puede hacer la política para desactivar o evitar conflictos. La política ha fracasado en la lucha de poder entre los dos personajes con mayor peso político e influencia en Jalisco como son Enrique Alfaro y Raúl Padilla.

El choque de trenes entre Grupo Universidad y Grupo Alfarista es de pronósticos reservado cuando se involucran a las dos instituciones públicas más importantes del occidente del país, como es la Universidad de Guadalajara y el Gobierno de Jalisco.

El daño que generan es mayúsculo, considerando que no sólo se trata de relaciones rotas, sino la lucha entre los dos poderes que juegan vencidas.

QUÉ PASÓ CON EL DIÁLOGO

El diálogo entre las partes en conflicto se había reiniciado, después de que los universitarios habían denunciado el clima de inseguridad y violencia que prevalece en el Estado y que golpea a la comunidad estudiantil, la psicosis se ha hecho presa de un alto número de estudiantes y familias ante las desapariciones.

Primero, el gobernador le restó importancia al tema, pero luego reaccionó y en el marco del homenaje a Fray Antonio Alcalde, Alfaro y Ricardo Villanueva coincidieron en pactar una tregua para enfrentar esta problemática con acciones conjuntas acordadas.

El diálogo iba por buen camino, pero algo pasó que la pasada semana después de la última reunión en Casa Jalisco entre las partes que las pláticas quedaron rotas: El Gobierno de Jalisco estaba dispuesto a reasignar los 140 millones de pesos para el Museo de Ciencias Ambientales, siempre y cuando los legisladores de Hagamos aprobaran un nuevo crédito para el Gobierno de Jalisco, lo cual fue rechazado.

Desconozco qué más hubo, si acaso amagos de uso del poder del Gobierno de Jalisco en contra de los personajes estratégicos de los Leones Negros y que haya desembocado en una reacción extraordinaria, como convocar a esta mega marcha.

Ante los malos modos que recibieron en Casa Jalisco -trascendió- el rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí decidió convocar a la movilización por la defensa de la autonomía universitaria. “Quiero invitarlos a que nos comprometamos que el 26 de mayo hagamos la mega marcha más grande en la historia de Jalisco”.

La respuesta del Grupo Alfarista no se hizo esperar y el pasado sábado se reunió el Consejo Estatal de Movimiento Ciudadano bajo el liderazgo de su coordinador estatal en Jalisco, Manuel Romo, quien pidió cerrar filas en torno al Gobernador Enrique Alfaro, toda vez que desde hace tiempo la UdeG ha emprendido una guerra en contra del líder de MC y hay la necesidad de contrarrestar la embestida, lo que harán con la llamada “Ruta por la verdad”.

El lenguaje en este Consejo Ciudadano subió de tono contra el Grupo Universidad y contra Raúl Padilla. Se pidió definición. Por cierto, a esta reunión no acudieron ni Pablo Lemus ni Juan José Frangie, quienes desde un principio dejaron en claro que ellos no se confrontarían con la Universidad de Guadalajara.

¿QUIÉN GANARÁ?

¿Quién doblará a quién es la pregunta?

Raúl Padilla como líder moral del Grupo Universidad ha sobrevivido a seis gobernadores, ¿sobrevivirá a Enrique Alfaro?

Alfaro sigue manteniendo el poder en Jalisco, con la Fiscalía del Estado que está a sus órdenes, así como el Poder Legislativo y el Poder Judicial. ¿Qué puede hacer por la vía institucional para frenar a los Leones Negros?

Sin embargo, viene el declive de Enrique Alfaro como gobernador. En diciembre próximo se cumplirán cuatro años de su mandato, o sea dos tercios y el 2023 que será año político de definiciones se irá volando.

¿Qué tanto le afectará al líder de Movimiento Ciudadano en sus aspiraciones políticas el pleito con el Grupo Universidad? Y lo pregunto en razón de la crisis de popularidad que sufre Alfaro, cuando su imagen es de las más desgastadas entre los gobernadores del país, está entre el lugar 28 y 30 de impopularidad.

El tiempo juega en contra del gobernador Alfaro, obvio que esta mega manifestación le pegará en su imagen, como sea, independientemente de los negativos que pueda decir de Padilla y su grupo.

Además, Jalisco tiene grandes y serios problemas de violencia e inseguridad, con los desaparecidos, los feminicidios y los homicidios, los llamados delitos de alto impacto, tan sólo la tragedia de los desaparecidos es noticia mundial, la propia ONU ya le llamó la atención al Gobierno del Estado.

Difícil momento vive Jalisco con este choque y no se advierte por dónde está la solución.

Alfaro, por si mismo, no le quitará el poder a Padilla, como no pudo en su momento Emilio González Márquez.

La incertidumbre es la que prevalece por lo que pudiera suceder en este choque de pesos pesados.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Gobernador quiere consejo a modo en IPEJAL

Publicado

el

Metástasis, por Flavio Mendoza //

El Consejo del Instituto de pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) esta semana tomó protesta como nuevo representante de los trabajadores burócratas a José Miguel Leonardo Cisneros, en sustitución de Juan José Hernández Rodríguez de la FESIJAL, pese a que ese mismo día había sino notificado por el Tribunal Estatal de Escalafón y Arbitraje sobre la suspensión del acto.

Pero como si se tratara de una indicación política de un alto mando del Gobierno de Jalisco, no sólo tomaron protesta, sino que además la presumieron en redes sociales, aunque posteriormente sería eliminada de las mismas.

El asunto va más allá de quitar a una persona u organización sindical de los trabajadores al servicio del Estado, el fondo está en la causa. Previo a tomar protesta a este líder sindical, el Gobierno del Estado de Jalisco realizó dos actos formales en los que no fue notificado el dirigente de FESIJAL, la firma del incremento salarial a burócratas y el arranque de la construcción de la nueva Unidad de Medicina Familiar del Ipejal, en un claro desafío del Gobierno del Estado hacia la Federación que actualmente cuenta con la afiliación de más sindicatos en cantidad de organizaciones y de agremiados.

Pero este golpe al sindicalismo en Jalisco no debe pasar de noche, pues hoy se atentó contra la libre sindicalización y representación de los trabajadores, en un movimiento operado desde el Poder del Estado, se intentó quitar la representación de los trabajadores de una Federación legal y legítimamente conformada con la mayoría de los burócratas, es la propia ley quien establece que las negociaciones salariales se llevarán a cabo con la organización sindical mayoritaria y los beneficios tendrán impacto colateral para los otros trabajadores agremiados a sindicatos de minorías.

Lo que el Gobernador Enrique Alfaro ha hecho es violar la ley, violentó derechos de libre afiliación y representación sindical, mandando el mensaje de que sólo quien esté con él será parte de las decisiones en la entidad, un Consejo a modo, una costumbre de los últimos 20 años, donde los representantes de los trabajadores eran simplemente otro alfil del Gobernador en turno para el desfalco a Pensiones.

Esto se da en un marco muy complicado para el propio Ipejal, derivado de los cuestionamientos que se han hecho en los últimos años desde que Juan José Hernández mejor conocido como “El Choco” ha manifestado estar en desacuerdo con algunas decisiones del Consejo Directivo del Ipejal. La detonante es la construcción del proyecto Ciudad Judicial Laboral, proyecto del Gobierno del Estado que se hará con el dinero de los trabajadores y del que por más que argumenten que es un buen negocio, el Ipejal invertiría cerca de 400 millones de pesos que no tendrán retorno sino hasta el año 13 posterior al pago de renta, mientras la proyección de viabilidad financiera del Instituto es entre 7 y 8 años a partir del último estudio actuarial en 2021. La fecha fatídica ya comenzó y la actual administración estatal, como en anteriores, utiliza el fondo de los trabajadores burócratas para proyectos de interés político.

Este es el verdadero objetivo de quitar a un dirigente, el único en los últimos 20 años que ha levantado la voz discordante contra las decisiones del Consejo Directivo, porque en el pasado no nos enterábamos del sentido de votación ni había oposición que impidiera todas las inversiones que han provocado un desfalco al fondo solidario de los trabajadores, responsables directos del serio problema financiero que enfrenta y que pone en riesgo la seguridad social de miles de trabajadores y sus familias. Por ejemplo, el caso del magisterio, los maestros en el Estado no fueron enterados de esta inversión que se hace con su dinero, como tampoco lo hicieron en otras inversiones millonarias que hoy se convirtieron en centavos. Sin embargo, no pueden estar exentos de este atentado contra el sindicalismo, hoy le tocó a la FESIJAL, pero cuando el magisterio vuelva a tener un digno dirigente que defienda lo que es de los trabajadores, se correrá el riesgo de que el autoritarismo de Casa Jalisco busque cómo quitarlo de la silla del Consejo, por ello no podemos ser indiferentes a esta lucha que han emprendido de manera cívica y legal.

La lucha jurídica comienza por la representación legal de los trabajadores burócratas en el Ipejal, mientras el reloj sigue acercándose a la fecha fatídica, sin una Iniciativa de Reforma Integral y con una ritmo promedio de jubilaciones que proyectan un inminente problema financiero del Instituto de Pensiones a la vuelta de la esquina.

Twitter: @FlavioMendozaMx

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Poca agua, mucha basura

Publicado

el

Opinión, por Miguel Ángel Anaya Martínez //

Si hablamos de problemáticas que enfrenta nuestro estado y que son urgentes de resolver -además de la evidente inseguridad que se vive diariamente- no podríamos dejar de mencionar el tema de la generación de basura y el manejo de todo tipo de desechos.

La Zona Metropolitana de Guadalajara produce más de 5,300 toneladas de basura diariamente y a más del 90 por ciento de esta no se le da el tratamiento adecuado, afectando directamente la calidad del agua y del aire en las zonas aledañas donde se almacena provocando un riesgo sanitario para miles de personas.

Según el Plan de Acción Climática Metropolitana para el año 2030, la Zona Metropolitana de Guadalajara debería reducir un 30 por ciento la cantidad de residuos que se llevan a enterrar a rellenos sanitarios, sin embargo, esto no es así, el trabajo de los municipios no ha sido parejo, mientras que Guadalajara y Zapopan han promovido campañas de concientización que han llevado a mayor reciclaje o menor generación de desechos, en el resto de municipios de la Zona metropolitana la recolección ha aumentado; solamente en Tlajomulco, la acumulación de desechos sólidos pasó de 400 toneladas diarias en 2018 a 666 en 2020, evidentemente el aumento de población genera mayor cantidad de desechos, pero un incremento tan drástico en la generación de basura es un foco rojo que deben atender las autoridades.

En las últimas semanas se ha puesto sobre la mesa la creación de un nuevo vertedero que concentre a todos los desechos sólidos de los distintos municipios de la ciudad, incluso se habla que es cuestión de semanas para la presentación de un mega proyecto, este punto es realmente importante, pero, si seguimos generando basura en las cantidades que lo hacemos actualmente no habrá vertedero que alcance, se debe cambiar el chip de las empresas, gobierno y ciudadanos si queremos combatir este problema desde la raíz.

La semana pasada escribí sobre la escasez y la mala calidad de agua en nuestro estado, la escasez se debe al aumento poblacional, a la falta de una infraestructura hidráulica adecuada y a la mala administración de este líquido, pero, la mala calidad del agua va directamente relacionada a como gestionamos la recolección y tratamiento de residuos en el estado, hace unos días la Secretaría del Medio Ambiente daba a conocer que Jalisco cuenta con un inventario de 3 millones de cerdos, los cuales producen una carga contaminante comparable a la que generaría una ciudad de dieciocho millones de habitantes, de manera increíble la gran mayoría de estos desechos se arrojan al río Santiago sin tratamientos previos.

¿Qué se está haciendo para combatir este problema?

Por si fuera poco, en 2020, solamente la mitad de los municipios del estado contaban con el servicio de tratamiento residual de aguas, lo que posicionó a Jalisco en el lugar 17 del país en cuanto a cobertura de este servicio, este lugar en el tablero para un estado que representa a la cuarta economía nacional debería ser al menos, preocupante, el crecimiento económico debe ir ligado con el desarrollo de bienestar y calidad de vida de los ciudadanos.

El manejo de residuos y la calidad del agua son dos temas realmente urgentes de la agenda estatal y federal y deberían ser prioritarios en los presupuestos de los gobiernos en turno; si bien, los ciudadanos jugamos un rol importante en la separación de desechos y el ahorro del agua, corresponde a las autoridades de distintos niveles generar políticas públicas para promover el reciclaje y la reutilización de basura, les corresponde mejorar la infraestructura para lograrlo y presentar y ejecutar los planes para dar soluciones a corto, mediano y largo plazo. Una ciudad que crece y crece, merece planes y soluciones para los retos que enfrenta día a día. Pongamos atención y tomemos acción.

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x