Connect with us

Beisbol

Si el virus COVID-19 lo permite habrá temporada 2020 en la MLB: El rol se sujetará a 60 juegos por liga

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

No obstante que finalmente se llegó a un acuerdo entre los jerarcas de Major League Baseball (MLB) y la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas (MLBPA por sus siglas en inglés), con el cual los peloteros han accedido a reportar a pretemporada de primavera el 1 de julio, se ha fijado la fecha del 23 o 24 de ese mismo mes para la ceremonia de inauguración, y que está palomeado el manual con los protocolos de sanidad para la campaña, lo que no está pactado es el comportamiento de la pandemia que puede echar abajo todo el plan para la temporada 2020 de la Gran Carpa y obligar a que se decrete la cancelación de todos los cotejos.

Y es que a pesar de lo que han establecido propietarios y peloteros sobre la mesa, de ninguna manera se puede dar por salvado el tema de la pandemia, que sigue latente y como una amenaza constante a la concreción de la temporada. No se puede desestimar que al menos 40 jugadores de la MLB y miembros del personal de algunos equipos dieron positivo a la prueba de coronavirus en la última semana motivando el cierre de los campos de entrenamiento.  

Y en ese sentido habrá que advertir que por más que en lo deportivo se tengan acuerdos, la última palabra la tendrá el sector sanitario. Dadas las circunstancias, no se puede ser muy optimista en un momento en que el vecino país del norte no solamente no ha logrado aplanar la curva de contagios sino que ahora se encuentra en medio de una serie de rebrotes de COVID-19 en estados como Florida, Arizona y California, solo por mencionar algunos. 

Sin embargo, restará esperar a que las condiciones de salud mejoren entre los peloteros que han sido contagiados, y que en general se pueda avanzar hacia un entorno en donde se consiga amainar la pandemia por el bien del rey de los deportes y por el propio aficionado que está ávido de ver su deporte favorito, aún en las condiciones en que se tiene programado; una temporada reducida a 60 juegos en el calendario ordinario y en la gran mayoría de parques de pelota sin público en las tribunas, con excepción de Astros, Yankees y Red Sox, que podrían contar con fans en la gradería.   

En este sentido, habrá que recordar que después de tres meses de infructuosas negociaciones, de discordia, y de agravios entre propietarios de franquicias y el sindicato de jugadores, y que éstos últimos rechazaran una tras otra las ofertas de los dueños para llegar a un arreglo, el comisionado de MLB, Rob Manfred, tuvo que tomar las decisiones en torno a la reanudación de la campaña regular, además del designado universal (ambas ligas jugando con bateador supliendo al pitcher) y playoffs expandidos para este año solamente, bajo los acuerdos del 26 de marzo, es decir, los jugadores tendrán el 100% de sus salarios prorrateados.

Una temporada normal de 162 juegos se reducirá a 60 y habrá de celebrarse en tan solo dos meses, pues se espera finalice el 27 de septiembre.

Según ha trascendido, el calendario establece que los clubes disputarán 10 juegos contra cada uno de los otros cuatro equipos de su división. Jugarán otros cuatro encuentros contra algunos de los cinco clubes en la división de la misma zona pero en la liga contraria.

En lo que será la temporada más breve desde 1878 en Grandes Ligas, un club tendrá que realizar sólo un viaje a cada ciudad que y el número de equipos en los playoffs seguirá siendo de 10 no 16 como se había planteado, aunque ello podría cambiar.

El 31 de agosto será la fecha límite para realizar canjes y el plazo para elegibilidad en postemporada vencerá el 15 de septiembre. Los equipos pueden reanudar los canjes el viernes, cuando se descongelarán las nóminas.

Las nóminas de peloteros en activo estarán conformadas por 30 integrantes durante las primeras dos semanas de la temporada, 28 en las segundas dos y 26 posteriormente. No se ampliarán a 28 el 1 de septiembre, como estaba contemplado originalmente este año.

Además, dada la cancelación en las Ligas Menores, cada equipo podrá tener 60 peloteros, incluyendo un plantel alterno. Hasta tres jugadores de ese plantel podrán viajar con el equipo a los juegos. Uno de los tres debe ser cátcher.

La liga también decidió mantener en 10 días el mínimo que un lanzador puede permanecer en la lista de los lesionados, en vez de volver a 15, como pretendían originalmente. 

Respecto al tema sanitario, ya anteriormente se había llegado a acuerdos entre dueños y peloteros con autoridades de salud en torno a los protocolos de salubridad y los planes de contingencia en medio de la pandemia.

Ahora bien, tenemos que hablar de claroscuros en este asunto; es cierto que ávida como está la fanaticada de ver béisbol la campaña reducida resultará insuficiente, pero por otro lado, es predecible que el nivel de competencia será intenso de principio a fin, ya que los escuadrones saldrán a jugar cada cotejo como si fuesen de postemporada, y el nivel y la calidad serán un condimento adicional en esta atípica campaña 2020 de Grandes Ligas. 

Además, de acuerdo a una encuesta realizada por ESPN publicada el sábado, más de tres cuartas partes de los aficionados al béisbol apoyan el plan de los 60 juegos. 

En la encuesta, el 77% que dijeron ser fanáticos del béisbol expresaron su apoyo a la cantidad de juegos en esta temporada, y el 23% se opuso. Entre los fanáticos encuestados de todos los deportes, el 73% apoyó y el 27% se opuso al plan de MLB.

Los encuestados señalaron que se perdió tiempo, con un 58% de ellos de acuerdo en que el lento retorno de MLB fue una “oportunidad perdida”.

Aun así, la mayoría de la gente dijo que el enfrentamiento público no afectará sus hábitos de visualización del béisbol, ya que el 64% de los fanáticos del deporte dijo que no cambiará la cantidad de deporte que ven. La mayoría (53%) tenía un conocimiento limitado de las negociaciones de todos modos, diciendo que no escucharon mucho o nada sobre ellas.

Por otro lado, para esta campaña reducida, cada juego contará para el equipo 2.7 veces más de lo normal, una situación que volverá más emocionante cada vez que se cante playball. Con un calendario recortado en lugar de los 162 juegos habituales, la oferta de televisión también será más reducida este año para nuestro país. De 422 encuentros que se transmitieron en señal abierta y de paga, este año los aficionados tendrán la posibilidad de ver un máximo de 70, de acuerdo con cifras del director de MLB México, Rodrigo Fernández, en entrevista con El Universal.

Con prácticamente sólo dos meses de campaña regular, los seguidores de Grandes Ligas contarán con ocho juegos en televisión por semana. “Nosotros en una temporada regular  teníamos 422 juegos al año. Este año podemos alcanzar 60 o 70 juegos, más un incremento importante en el costo de MLB.TV”, declaró Fernández.

El directivo también admitió que las Grandes Ligas tenían planeado visitar la Ciudad de México con un par de juegos oficiales entre los Diamondbacks y los Padres, pero la pandemia provocó que se cancelaran. Mencionó que seguirán trabajando para traer encuentros oficiales a nuestro país por lo siguientes 10 años, pero por el momento sus activaciones principales serán en redes sociales.

Nos queda pues esperar a que las condiciones de salubridad mejoren en el país de las barras y las estrellas para que volvamos a ver el mejor béisbol del mundo, que según ha trascendido, arrancará con el duelo entre Nationals de Washington, actuales campeones de la Serie Mundial, recibiendo en su campo del Nationals Park a los Yankees de Nueva York en el inicio de la temporada. Por lo pronto, los aficionados nos frotamos las manos en espera de cantar también ese día el ¡play ball!

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Mal año para Jalisco en la LMP: Charros quedó fuera de una temporada para olvidar

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Culminó para Charros de Jalisco una campaña que le significó más fracasos y sufrimiento que victorias y alegrías. Los altibajos en su desempeño fueron una constante durante toda la temporada de la agenda ordinaria lo mismo que en postemporada; fallaron en todos los sectores del campo de pelota, sin menoscabo de una deficiente dirección técnica y erratas administrativas que al parecer también impactaron en la labor de los peloteros.

La noche del sábado 9 de enero culminó la pesadilla, el conjunto jalisciense dirigido por Roberto “Chapo” Vizcarra Acosta, fue arrollado y echado fuera de la competencia por los Yaquis de Ciudad Obregón, su novel adversario deportivo, que tomó su revancha de la dolorosa derrota sufrida en la serie final ante el escuadrón jalisciense en la temporada 2018-2019, y con una paliza de 8-1 en el Nuevo Estadio de Ciudad Obregón, allá en territorio de la antigua Cajeme, lograron su pase a la semifinal del certamen 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) al eliminar en seis juegos (4-2) a los irreconocibles Charros que cumplieron una temporada para olvidar.

Si bien ya sabíamos que los caporales albiazules de Jalisco no llegaban en buenas condiciones a la repesca, siendo que habíamos advertido que venían padeciendo deficiencias en su sector defensivo, ausencia de bateo oportuno y fundamentalmente falta de consistencia de su staff de pitcheo, aunado a la errática conducción desde el dugout, la afición se llegó a ilusionar con que su desempeño mejoraría en postemporada, pero no sucedió así, aún cuando sorprendió gratamente al salir con una victoria de su primer juego de la serie frente a Yaquis imponiéndose en el Nuevo Estadio de Ciudad Obregón con marcador de 5-11.

Al día siguiente los de la tribu volvieron las cosas a su lugar al igualar los cartones a un juego tras superar a los caporales albicelestes por 6-2.

Y no obstante que se esperaba aprovecharan la localía en los siguientes tres cotejos pactados a celebrarse en su estadio de la Colonia Tepeyac en Zapopan, la expectativa de llevarse tres triunfos o al menos dos del serial para, o bien conseguir aquí su pase a la semifinal o al menos irse a desahogar la conclusión de la serie con una ventaja importante para aspirar al triunfo en la antigua Cajeme, todo se desvaneció cuando solo pudieron ganar uno de los tres juegos.

La tropa sonorense, en un gran duelo registrado la noche del martes, se llevó el triunfo en extra innings por 2-3, y el miércoles, en el cuarto encuentro de la serie volvieron a imponerse con parciales de 4-6. Para el quinto enfrentamiento, tercero y último en territorio jalisciense, Charros sacó la casta y logró quedarse con el de la honra al superar a la tribu por 10-6. Pero de regreso a Ciudad Obregón, los sonorenses impusieron su superioridad y por paliza le colocaron cerrojo a la serie en tan solo seis enfrentamientos.

Muchas justificaciones se podrán dar en torno a la eliminación de Charros, pero no podemos dejar de reconocer que hubo graves errores tanto deportivos como administrativos, porque no se pueden dejar de mencionar problemas financieros y ausencia de liderazgo ejecutivo en razón de los conflictos legales que les aquejan, y que pesaron ampliamente, sin menoscabo de una pandemia que también golpeó fuerte a los jaliscienses ante deficiencias en los protocolos de sanidad.

Al final los resultados están a la vista de todos. No se dio la gran hazaña por parte del conjunto albiceleste de vencer a los Yaquis para pasar a la semifinal y ya habrá tiempo de analizar a profundidad lo sucedido en este torneo que como ya decíamos, es para olvidar para la afición, pero no por para la directiva y cuerpo técnico que tendrán que sacar grandes lecciones y tomar cartas en el asunto a fin de evitar otra campaña desastrosa como la que acaba de terminar para ellos.

Casualmente, todos los frentes celebrados el sábado 9 de enero, definieron esa misma noche a los cuatro semifinalistas, resultando con su pase a la siguiente ronda eliminatoria, además de Yaquis de Ciudad Obregón, Naranjeros de Hermosillo, Tomateros de Culiacán, y Sultanes de Monterrey.

Habrá que decir que los Sultanes de Monterrey sorprendieron durante la campaña, especialmente en la segunda vuelta jugando bien y llegando muy fuertes a la postemporada haciendo buenos los pronósticos de lograr su pase a la semifinal, aunque se esperaba pudiera existir quizá alguna reacción final por parte de Los Caballeros Águila de Mexicali pero no se dio. Ahora Los regiomontanos enfrentarán a Naranjeros de Hermosillo, escuadra que llega embalada como líder de la segunda vuelta de la agenda ordinaria y como el mejor equipo de ambas vueltas y por puntos que venció en la repesca a Venados de Mazatlán en un serial que lucía al inicio muy cargado hacia la tropa de la capital sonorense llegando a estar muy adelante en los momios pero al final los porteños sinaloenses hicieron su labor y aunque perdieron lo hicieron fragorosamente con la cara al viento.

Será sin duda este un duelo competido, marcándose favoritos a Naranjeros sin descartar una posible sorpresa por parte de Sultanes.

Y en el otro frente de batalla en semifinales los campeones de la anterior campaña, Tomateros de Culiacán, llegan a enfrentarse con Yaquis de Ciudad Obregón. Los culichis pasaron por encima de Algodoneros de Guasave haciendo efectivos los pronósticos que los marcaban como favoritos, debiendo señalarse que los sinaloenses vendieron cara su derrota al ofrecer una dura batalla.

En cuanto a Yaquis ya hemos hablado que llegan como uno de los grandes favoritos junto con Naranjeros tras vencer de forma apropiada a Charros de Jalisco, y será un duelo de polendas; ambas escuadras buscarán obviamente dar el todo por el todo luciendo ligeramente favoritos los de la tribu que terminaron como líderes de la primera vuelta y segundos en la parte complementaria, por lo que deben ser etiquetados como sólidos aspirantes para llegar a la serie final.

Pero hablando de los de la tribu de la antigua Cajeme, es propicio señalar el comportamiento que para muchos es impropio y en el que cayó esta organización al publicar un tuitazo en el que se mofaban de la derrota de Charros. La Liga tendría que tomar nota y evitar cunda el ejemplo que ha sido injertado por Tomateros de Culiacán cuando es su costumbre utilizar las cuentas oficiales de redes sociales, pantallas y sonido de su estadio para atacar con cierta sorna a sus rivales, alejados de la clase y la ética que debe imperar en el circuito y en el espíritu deportivo de cualquier club.

Y una vez celebrado el domingo 10 de enero el Draft de peloteros de equipos eliminados para reforzar a los semifinalistas, Sultanes de Monterrey se hizo de los servicios del primera base Carlos Muñoz de Venados de Mazatlán, Naranjeros tomó también de Venados al tercera base, Isaac Paredes, Yaquis se llevó al jardinero Dariel Álvarez, de Charros de Jalisco, y Tomateros se decantó por el primera base Jessi Castillo de Guasave, llamando la atención que todos optaron por reforzarse con peloteros que suelen ser poderosos bateadores y ningún serpentinero.

Está pues todo listo para el arranque de las semifinales y como ya decíamos, se marcan como favoritos para enfrentarse en la serie final por el título a Naranjeros de Hermosillo y Yaquis de Ciudad Obregón.

Todo apunta a que será una final sonorense, pero habrá que verlo.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Temporada gris para Charros

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Aún teniendo todos los elementos para haberse situado entre los jerarcas de la competencia, Charros de Jalisco tendrá que conformarse con finalizar quizá entre la cuarta y sexta posición de la tabla general por puntos para desde ahí enfrentar los playoffs de esta atípica temporada 2020-2021 en La Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional mexicano que se juega en otoño-invierno.

La lectura en cuanto a la participación del conjunto dirigido por Roberto “Chapo” Vizcarra en la campaña, es que cumplió con un desempeño gris dejando insatisfecha a su afición siendo que no fue capaz de mantener una regularidad, pues a pesar de que pudo ligar algunas victorias y por leves momentos logró colocarse a la cabeza del standing, careció de solidez y no alcanzó a conjuntar sus piezas para desahogar un juego armónico que le permitiese encontrar un mejor funcionamiento como equipo.

Demasiados traspiés, derrotas en series fundamentales en momentos clave, barridas dolorosas, inconsistencia en el pitcheo, falta de contundencia con el tolete y una frágil defensa, así como otros no menos importantes factores se combinaron para que hoy estemos hablando de una mediocre campaña por parte de los caporales albicelestes jaliscienses.

Cuando queda solo una serie para que culmine la segunda vuelta del calendario regular total, y tras cerrar una desastrosa doble serie frente a Sultanes de Nuevo León que debió finalizar el domingo 27 de diciembre, Charros había sido barrido en el primer serial en la sultana del norte y perdido su primer juego de la segunda serie, acumulando cuatro descalabros en el palacio Sultán y sumando 8 derrotas en sus últimos 10 cotejos.

Sin duda, llama la atención que a pesar de contar con un muy buen grupo de peloteros que conforman en teoría una de las mejores defensivas, con muchos reputados como los mejores peloteros en su posición, el conjunto albiazul haya batallado tanto a lo largo de la temporada regular que está a punto de llegar a su fin.

Ante ello, no es ocioso analizar los posibles factores en cuanto a su irregular desempeño siendo que en el papel se tienen sobradamente cubiertas cada una de las posiciones en el campo de juego, baste mencionar que dentro del infield se cuenta con gente tan capaz como José Manuel ‘Manny’ Rodríguez Espinoza en la segunda base, Amadeo Zazueta Alarid en las paradas cortas, Agustín Patrick Murillo Pineda en la antesala, Gabriel Alejandro Gutiérrez Beltrán en la receptoría, el tapatío ligamayorista Christian Iván Villanueva Limón que igual defiende cualquier área del diamante, así como el cubano Henry Urrutia cubriendo la primera almohadilla, todos con potencia probada con el madero, sin dejar de citar a dos novatos que han lucido cubriendo terreno, bateando y corriendo las bases como lo son Misael Rivera y Jared Serna, como tampoco se puede minimizar la calidad que como receptores alternos tienen además de su utilidad bateando Alan Espinoza y Santiago Chávez.

En lo que se refiere al outfield Charros tampoco debería -en teoría- estar sufriendo. Sin embargo, el rendimiento de los campiranos no corresponde a la calidad de sus peloteros que tienen buena valía en el extraordinario guante y buen tolete del velocista Carlos Figueroa, el poderoso aporreador y eficaz cachabolas cubano Dariel Alvarez, los confiables defensores y eficientes ofensivos Julian Ornelas, Sergio Pérez y Ossiel Flores.

Sin duda Charros padeció más de lo que se pudo pensar con su cuerpo de lanzadores. En este apartado habrá que mencionar en su descarga que sus tirabolas sufrieron lesiones y bajas de juego, sin menoscabo de que se tuvieron ausencias de lanzadores relevantes tanto por no haber podido reportar a tiempo, no haber llegado en razón de lesiones, por carecer de permiso de sus organizaciones veraniegas o por haberse tenido que retirar intempestivamente como es el caso de Elian Leyva, Sergio Romo, Roberto Osuna, Jesús Cruz Sustaita, Humberto Castellanos, Victor González, Linder Castro, Marco Tovar, Manuel Flores, Horacio Ramírez, Rolando Valdez, Alejandro Martinez, debiendo no obstante reconocerse a algunos otros, que aunque no exentos de ciertos problemas han cumplido bien su labor, entre ellos Orlando Lara, Luis Ángel Reyna, Raúl de los Reyes, José Oyerbides, Luis Ivan Rodríguez, Jasson Urquidez, Ivan Salas, Felipe Arredondo, así como los chispazos positivos del recién llegado Luis Mendoza.

Pero más allá de lo que atañe al campo de juego, se hace necesario se revise la conducción administrativa, deportiva y técnica del conjunto, ya que suena con fuerza el rumor de que existen problemas en el Club House y que está haciendo daño ya a la novena la falta de liderazgo ejecutivo por los conflictos entre integrantes de su directiva.

No se puede soslaya el que tal vez esté haciendo falta mayor atingencia, creatividad o eficacia en el trabajo del Manager y su cuerpo de apoyo técnico para aprovechar mejor las cualidades individuales y lograr un auténtico juego de conjunto provocando más victorias, toda vez que desde ningún punto de vista es aceptable tener una tremenda estructura humana (excelentes peloteros) y no lograr números acorde a dicha calidad y fortaleza.

Pero en tanto se atiende o se resuelve cualquier asunto que esté generando conflictos a nivel ejecutivo, los peloteros y el cuerpo técnico deberán enfocarse en cerrar de la mejor manera posible esta campaña cuando en la última serie de la segunda vuelta reciban en su estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan la visita de Naranjeros de Hermosillo entre el 28 y 30 de diciembre.

Charros está obligado a quedarse con el serial y preferentemente hacerlo por barrida para mejorar su ubicación en la tabla de posiciones para evitar así depender de la combinación de otros resultados, ya que como se mencionaba, pese a su mediocre desempeño todavía quizá pueda aspirar a calificar en el cuarto lugar, salvo que obtenga marcadores totalmente funestos en sus últimos compromisos.

Lo que no tenemos duda es que los caporales albicelestes jaliscienses calificarán a postemporada y ya en esa fase tendrán oportunidad de recomponer el camino. Habrá que dar vuelta a la página de lo que fue la temporada regular y cumplir con su mejor papel en playoffs.

Si bien debido a su gris actuación en el certamen no figuran entre los equipos favoritos para pelear por el título, en el béisbol nunca hay nada escrito y deberán demostrar de qué están hechos; hacer valer lo que en el papel se tiene como uno de los mejores planteles, -sino es que el mejor-, y demostrarlo en el parque de pelota porque tienen capacidad para ello y porque es lo que su noble afición espera de su equipo.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Aquella entrevista a Aristóteles Sandoval, el Gobernador del beisbol: “Me quedaron debiendo un campeonato”

Published

on

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

Esta entrevista me la concedió Aristóteles antes de terminar sugestión de gobernador y su sueño había sido ver campeón a Charros estando de Gobernador, lo que no se le hizo, si bien estos fueron campeones, pero ya en tiempos de Enrique Alfaro de Gobernador de Jalisco.

De chiquillo jugaba el béisbol e iba al Estadio Tecnológico a ver lanzar a Fernando Valenzuela, fue mi ídolo, lo es y lo será por siempre. Y ahora que me toca como gobernador convivir con Fernando en el Estadio y hasta le hicimos una estatua en su honor”.

Pasará a la historia como el Gobernador del béisbol. Por el rey de los deportes se enfrentó a su colega Mario López Valdez “Malova”, entonces gobernador de Sinaloa, quien aseguró que Algodoneros no saldría de Guasave y el norteño perdió la partida. Ahora digo con orgullo ¡Pude regresar a Charros y el béisbol a Jalisco!”

Es Aristóteles Sandoval Díaz entrevistado en su oficina de Palacio de Gobierno, una semana antes de que termine su sexenio. La plática versa únicamente sobre el rey de los deportes.

El regreso del béisbol a Jalisco ha tenido un alto impacto social. La primera gran victoria fue vencer el excepticismo de que aquí era plaza futbolera y que el béisbol estaba condenado al fracaso.

Un promedio de 9 mil 500 aficionados por juego ha convertido a Guadalajara en una de las plazas de mayor afición de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), después de Culiacán, Hermosillo y muy cerca de Mexicali.

Sin embargo, sonriendo, entre broma y en serio les hace un reclamo a Salvador Quirarte y Armando Navarro, los empresarios que encabezan al grupo de accionistas de Charros de Jalisco que “le quedaron a deber”, toda vez que cuando le pidieron el apoyo, le prometieron darle un campeonato a Jalisco. “Me quedaron debiendo un campeonato, espero que pronto sean campeones, que levante el equipo, que es un equipazo, algo pasa, hay que afinarlo”.

Recuerda Aristóteles que cuando se habló de que el béisbol profesional regresaba a Jalisco a través de la franquicia de Algodoneros de Guasave de la Liga Mexicana del Pacífico, sobraban voces que vaticinaban un fracaso porque esta plaza era eminentemente futbolera.

Había muchas voces diciendo no va a funcionar, pero yo viví el béisbol, sabía que había mucho beisbolero, aparte de todos los norteño que aquí viven, y dije adelante”.

CÓMO FUE

Aristóteles con buen talante recuerda cómo se dio el regreso el béisbol a Jalisco.

Fue una gran oportunidad que aprovechamos con el empuje de algunos empresarios locales y la oportunidad que se da cuando Algodoneros de Guasave quiere salir de la plaza porque ya no había apoyo de parte del gobierno estatal”.

Es Armando Navarro, actual presidente deportivo de Charros, quien va a tocar la puerta del gobernador, acompañado de otro amigo, le platican la oportunidad de regresar el béisbol a Jalisco.

LA ENTREVISTA

GIB. ¿Jugaste el beisbol de niño? ¿Sí lo entendías?

Aristóteles. No me era extraño, siempre me ha gustado, quién no ve partidos de Grandes Ligas, hasta la Liga Mexicana me la aventaba, al igual que la Liga del Pacífico.

Me acuerdo que antes de que regresara Charros le iba a los Naranjeros. Dije si regresa el béisbol va a regresar en los parques, en las calles, otra vez las ligas van a retomar fuerza, lo que es Tlaquepaque, apoyé mucho el béisbol en Guadalajara, me ha gustado apoyar el deporte entonces creo que fue una gran decisión, hoy me siento orgulloso de ver donde quiera niños, todos son Charros.

GIB. Se ve el estadio lleno, mucho niño, mucho joven…

Aristóteles. Les permite convivir. Los espacios están diseñados para tener convivencia, shoping, compartir, convivir, el estadio de béisbol es un encuentro familiar, de amigos.

Algo que me gusta es que lograron tener un factor de acceso a la gente que le gusta el béisbol y no va a pagar un boleto caro, hoy puedes ver lleno total, lleno de mujeres, porque permite la convivencia, es un factor que no teníamos en otros deportes, estoy seguro que si llega el básquet va a pegar también, por ese factor. Además, el destacar la afición de béisbol, aunque el 25 o 30 por ciento al inicio era gente del norte.

TUVE QUE HACER COMPROMISO”

GIB. Facilitaste el estadio, pero le entraste con todo, cuando MALOVA –el anterior gobernador de Sinaloa- presionó y aseguró que no permitiría saliera el béisbol de Guasave. ¿Tuviste alguna plática con él?

Aristóteles. Es normal la diferencia, pero el equipo ya era de Charros y se iba a quedar en Jalisco. Tuve que hacer compromiso porque al final es una inversión de Jalisco y de los jaliscienses, ese estadio cuando no hay temporada se utiliza para actividades de filantropía, deportivas, es un buen trato, tres meses se utiliza, es un símbolo, genera afición que era lo que más me preocupaba, lo que vieron ahora histórico con el juego sin hit y sin carrera de Orlando Lara, sus ídolos, eso a los niños nunca se les va a olvidar.

Entonces el compromiso fue que la inversión es de Jalisco para Jalisco, el estadio es de los jaliscienses, tuvimos el Mundial, la Serie del Caribe, a 5 años de apertura de Charros, creo que han sido muchos logros, con beneficios inimaginables.

GIB. El béisbol es un deporte incluyente donde la familia puede convivir, ¿cómo ves esto que el estadio reconociera los grandes valores de Jalisco?

Aristóteles. Es un mago Salvador Quirarte y su equipo de entretenimiento, el estadio de beisbol es el espacio propicio para reconocernos entre nosotros mismos. Esa idea de reconocer al ejército fue mía, ha sido un éxito, es un mensaje a todos, aquí estamos, nos vemos, nos reconocemos. La bandera fue idea mía también. Es el espacio de encuentro, de reconocimiento, ojalá se hiciera en el futbol, en el béisbol es más propicio por sus espacios, se presta la convivencia, en entrada por entrada hay tiempo para compartir, por eso es tan bonito el béisbol.

GIB. Hubo protestas por el uso del estadio de atletismo para Charros, que pudo haber sido un gran elefante blanco…

Aristóteles. Sin duda, fue la mejor opción, eso es lo que tenemos que hacer con los demás estadios. No ajusta en un sexenio meter las disciplinas de esta naturaleza, ahorita hago ligas universitarias en los demás estadios, se ponen cada vez más intensas, nos están funcionando, pero si logramos traer el basquetbol al estadio de voleibol, por ejemplo, hay propuesta, sería extraordinario. Creo que fue de gran utilidad pública, el estadio se mantiene solo pero está al servicio de los jaliscienses, tiene clínicas para los chavitos, creo que fue un ganar ganar completamente.

ME HACE SENTIR ORGULLOSO”

GIB. En una plaza futbolera como Jalisco, regresar el béisbol y que sea un éxito, pasarás a la historia como el gobernador que regresó el béisbol a la entidad…

Aristóteles. Eso me hace sentir orgulloso, porque mi gente se lo merecía, porque los aficionados del béisbol no sé de dónde surgieron, estaban a la expectativa, había muchas voces diciendo no va a funcionar, pero yo lo viví, hay mucho beisbolero, aparte todos los norteños que viven aquí, dije adelante.

No me imaginaba el impacto que iba a tener, pero lo más interesante, ha traído un imán para Guadalajara, tiene muchas alternativas, en el tema cultural, deportivo, eso debe seguir creciendo, hoy el crear afición te garantiza que haya Charros para toda la vida, creo que ya hay igual número de niños que les gusta el béisbol que les gusta el futbol, a futuro está garantizada la estancia del béisbol.

GIB. Ya es una de las principales plazas en afluencia al estadio, Charros ya está en los primeros cuatro lugares con 9 mil asistentes por juego promedio…

Aristóteles. Es un tema interesante a futuro, se ha logrado la permanencia de la afición un promedio altísimo, por juego tienes una entrada arriba de los 9 mil 700, entonces además la Liga Mexicana del Pacífico, la plaza de Guadalajara la ha revalorado.

GIB. Incluso las oficinas de la LMP se vinieron a Guadalajara…

Aristóteles. Así es, decidieron por la cuestión logística, la relevancia, la importancia que tiene la ciudad, es un gran complemento, apostaría que siga creciendo, porque haya una liga nacional, una liga real, me encantaría.

VIENE EL SEXENIO DEL BESBOL

GIB. ¿Podría vivir su mejor momento en el futuro el béisbol en México?

Aristóteles. Creo que lo va a vivir, con un presidente beisbolero, es un apasionado, conoce muy bien el rey de los deportes, este será el sexenio del béisbol.

GIB. ¿Fernando Valenzuela es tu ídolo?

Aristóteles. Por supuesto, lo fue, lo es y lo será por siempre, haberlo visto en Charros, tenemos una estatua que refiere su trayectoria, es parte del orgullo mexicano, muchos no lo recuerdan, pero lo que logró fue extraordinario, un mexicano con orgullo mexicano.

GIB. Se convirtió Guadalajara en la capital del béisbol latinoamericano en la plataforma de eventos internacionales, ¿cómo ves esto?

Aristóteles. La plaza te da para eso y más, estoy seguro que después del preolímpico tendremos juegos de Grandes Ligas, van a llegar para quedarse, en cada temporada habrá uno o dos, o hasta tres, estoy casi seguro, hay que ir trabajando la ampliación del estadio, hay que trabajar mucho, para poder tener el juego de Grandes Ligas.

EL BEISBOL REQUIERE INVERSIÓN

GIB. Es importante la visión de los gobernantes…

Aristóteles. Sí porque el precio no será tan accesible al momento. En Estados Unidos que es una potencia mundial, ves lo que es el deporte, lo que significa desde las escuelas, la competencia es algo que te marca, están renovando sus estadios, ya quisiéramos uno de sus estadios. Debemos ir pensando, esto requiere inversión, pero los beneficios que trae a la sociedad en las generaciones venideras, si no estaremos en la medianía, tenemos que ser reconocidos, aquí cada que viene el comisionado de Grandes Ligas está fascinado, una plaza atractiva.

GIB. ¿Cuál es tu mayor satisfacción como gobernador?

Aristóteles. Una de mis más grandes satisfacciones es haber impulsado el deporte, uno de los ejemplos más claros es regresar a los Charros de Jalisco.

ME QUEDARON DEBIENDO UN CAMPEONATO

GIB. Querías un campeonato, te lo quedaron a deber…

Aristóteles. Me quedaron debiendo un campeonato, espero que pronto sean campeones, que levante el equipo, que es un equipazo, algo pasa, hay que afinarlo. Al principio se trabajó mucho en planeación y ordenamiento, comunicación, difusión, pero no se trabajó el ámbito deportivo. Hoy creo que las contrataciones, son gente que conoce del béisbol. Una vez me dijo Carlos Slim que no invertía en béisbol porque luego querría ser el manager. El béisbol vaya que genera pasión extraordinaria, puntualizó.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.