Connect with us

JALISCO

La autoridad omisa convirtió al dengue en epidemia en Jalisco: Revelaciones del secretario de Salud

Published

on

Por Mario Ávila Campos //

Los más altos niveles de impacto, daño y afectación, los ha tenido de manera histórica el dengue en este año, pero a la par ha sido la época en el que la autoridad se ha visto más tibia e insensible que nunca, negándose caprichosamente a emitir la alerta epidemiológica para Jalisco, pese al liderazgo nacional que se ha alcanzado con 24 muertes, con 102 decesos que se encuentran en investigación porque se sospecha que fueron causados por el virus y con 71 mil 228 casos probables del padecimiento.

Todo ello cuando nos encontramos ya en la semana epidemiológica 44, según datos de la propia Secretaría de Salud Jalisco y cuando entre los muertos se encuentran los nombres de adultos y niños, hombres y mujeres, entre ellos el reportero del semanario especializado en información del campo, Tierra Fértil, Roberto Silva y del ex gobernador de Jalisco, Guillermo Cosío Vidaurri.

Pero uno de los casos más sonados y estremecedores, fue el de una pequeña llamada Mia, quien perdió la vida el pasado 10 de noviembre a los ocho años de edad en una cama de hospital privado a consecuencia de esta enfermedad. Esta pequeñita, ya forma parte de la estadística de decesos por dengue en Jalisco; según detallan medios locales, la menor ingresó al hospital el pasado 17 de octubre y luego de varios días de lucha contra la enfermedad, la menor perdió la vida el 10 de noviembre, casi un mes después de su ingreso.

Por cierto, la familia de la pequeña Mia, pidió a la sociedad apoyo económico para solventar los gastos del funeral de la pequeña, así como para pagar los más de 100 mil pesos que no pudieron pagar al hospital donde fue atendida.

Ante ello, la autoridad estatal sigue manejando las cifras a su antojo y no deja de insistir semana a semana, que se está dando una reducción de casos de pacientes y lo que es peor, han evidenciado manejarse con el uso de mentiras, como fue reconocido por el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, que tras de su comparecencia en el Congreso del Estado, en el marco de la Glosa del I Informe de Gobierno, admitió haber mentido “por estrategia de comunicación” a los reporteros, cuando dijo que se había fumigado con un químico caduco y supuestamente enmendando ahora su postura e informando que el fumigante sí estaba vigente.

En plena comparecencia, el diputado Gustavo Macías (PAN) pidió una vez más que se levante una alerta epidemiológica por esta enfermedad y ante la propuesta, la respuesta del Secretario de Salud fue simplemente: “Las estrategias sí funcionaron, estamos en una epidemia y hay muchísimos factores que tiene que ver con ella, la clave es que no hay que bajar la guardia”. Y explicó que no puede haber una alerta porque es el Centro del Consejo Estatal de Vigilancia Epidemiológica, en el que se encuentra varios actores, quienes toman la decisión.

Dijo además Petersen Aranguren, que de los 116 millones de pesos destinados al combate al dengue, 56 millones fueron invertidos para fumigantes y precisó: “Al principio de la administración encontramos fumigantes. Aquí tenemos una carta de Bayer en la cual consta que no son caducos, sino adquiridos en administraciones anteriores y tienen vigencia hasta el 2020”.

En medio de estas mentiras orquestadas en el Gobierno del Estado, lo cierto es que Jalisco padece una epidemia histórica con 8 mil 856 casos de dengue confirmados, de acuerdo al último reporte epidemiológico de la Secretaría de Salud federal. Por cierto, en la semana más reciente se sumaron 586 casos.

Son 10 las colonias de la Zona Metropolitana que concentran el 25% de los casos de dengue, sin embargo, la autoridad estatal ahora dice estar preocupada por un probable repunte en los casos en la Costa del Estado, particularmente a causa de la temperatura que se registra en esa zona.

Y ante el poco apoyo institucional del Estado para combatir este padecimiento, la instancia de salud federal ha lanzado invitaciones recurrentes para no bajar la guardia y por ello reiteró la recomendación de medidas sencillas para evitar contagios por el dengue, como: la eliminación de recipientes que pueden servir de criaderos de mosquitos, latas, botellas, llantas, trozos de plástico y demás contenedores que no se utilicen; colocar mosquiteros en ventanas y puertas; aplicar cada tres horas, repelente sobre la piel expuesta y usar blusas o camisas de manga larga y pantalones largos.

También instó a la comunidad para estar alertas a cualquier contagio de dengue y sigue exhortando a la población a acudir a la unidad médica más cercana, en caso de presentar síntomas como fiebre, náusea, vómito, dolor de cuerpo y cabeza.

LA POLÍTICA MANDA

Una y otra vez, la autoridad estatal se ha negado a decretar o solicitar que se levante la alerta epidemiológica en Jalisco, lo que lo haría acreedor a un apoyo extraordinario federal para combatir la epidemia histórica, no solo por el número de casos y de muertos, sino por el serotipo tan agresivo que hoy se está registrando y que ha soportado incluso las bajas temperaturas, a las que le había aportado el Gobierno del Estado para la solución del problema.

Desde hace un par de meses cuando las cifras de incidencia iban en constante ascenso y Jalisco se mantenía en el segundo lugar nacional, la autoridad estatal empezó a hablar que los casos venían a menos, que la reducción semana a semana eran constantes; pero una semana si y otra también, la realidad ponía en evidencia sus mentiras y así llegó Jalisco al liderazgo nacional en casos registrados y número de muertos.

Y fue evidente en ese momento que la política partidista domina en Jalisco por encima de la razón y las evidencias médicas y científicas, ya que cuando la fracción del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso del Estado, solicitó en el mes de septiembre que se decretara la alerta epidemiológica, Movimiento Ciudadano, PAN, PRD, PVEM y PT rechazaron la propuesta, mientras el PRI se abstuvo.

En cambio, ya a finales del mes de octubre cuando fue la dirigencia estatal del PAN y su fracción de diputados en la LXII Legislatura, ante la incidencia alarmante de casos de dengue, plantearon que se atendiera el problema, todas las fracciones se sumaron, a sabiendas que se había perdido la oportunidad de atender el problema con oportunidad, solo porque la propuesta vino de una fracción opositora real al Gobierno del Estado y no de una oposición fingida como la de la bancada albiazul.

De ello dejó evidencia el diputado Arturo Lemus, de la bancada de Morena, durante la comparecencia del secretario de Salud, Fernando Petersen en la Glosa del I Informe de Gobierno, donde dijo: “Es lamentable que se le dé un sesgo político a las posiciones de gobierno, tenemos que dejar de lado las cuestiones partidistas y atender el reclamo social, haciendo lo que se de verdad se requiere para atender con oportunidad los temas que nos aquejan.

Y pongo un ejemplo, cuando Morena en agosto declaraba que era importante que se diera la alerta sanitaria, hubo caso omiso, pero en septiembre de nuevo Morena planteó que se decretara la alerta epidemiológica y todas las fracciones botaron en contra, pero un mes después el PAN propone la alerta epidemiológica y extrañamente ahora sí todas las bancadas votan a favor”.

Eso significó que teníamos la razón, pero que estábamos esperando que nos llegara el agua hasta el cuello, por ello es importante que atendamos a lo que venimos y no de acuerdo a sesgos políticos”, planteó el legislador morenista.

LA POSTURA CONTUNDENTE DE MORENA

El pasado 25 de septiembre, el grupo parlamentario de Morena presentó ante el pleno de la LXII Legislatura local un Punto de Acuerdo en voz de la diputada María Esther López Chávez, para que la Secretaría de Salud emitiera una alerta epidemiológica por el dengue para identificar oportunamente riesgos, eventos o situaciones de emergencia epidemiológica, con el propósito de implementar acciones de prevención y control correspondientes, a fin de reducir su impacto en la salud de la población.

Sin embargo, el segundo punto del acuerdo planteaba la exigencia enérgica al gobernador del Estado, la destitución del Secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, “por su negligencia, omisión o indiferencia para afrontar los problemas de salud pública a causa del dengue en el Estado”.

Y en el tercer punto del acuerdo se establecía: “Gírese un atento y respetuoso exhorto a los 125 municipios del Estado, para que retomen las campañas de limpieza de espacios públicos, descacharrización, acopio y destrucción de llantas no utilizadas, así como la difusión de mensajes educativos encaminados a la prevención del dengue”.

La iniciativa tuvo al momento de la votación, solo 6 votos a favor de Morena, 3 abstenciones del PRI y 26 votos en contra de MC, PAN, PRD, PVEM y PT, pese a que dentro de los antecedentes se recordó que en junio del 2009 el gobernador del estado Emilio González Márquez y su secretario de Salud, Alfonso Gutiérrez Carranza, fueron demandados penalmente por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) por la muerte de tres personas presumiblemente infectadas con el virus de la influenza humana y por su ineptitud en el manejo de la epidemia ocasionada por el virus; por esos hechos la Secretaría de Gobernación, inició su propia investigación sobre la forma en que actúo la dependencia que encabezaba Gutiérrez Carranza. En la querella, presentada ante la PGR, se acusó a los dos funcionarios de negligencia, así como por su ineptitud en el manejo del brote epidémico y el ocultamiento de la información a la ciudadanía, según se aseguró.

En materia de prevención, se plantearon en la iniciativa acciones como acopio y destrucción de llantas no utilizadas, almacenadas a la intemperie en los patios de las casas, vulcanizadoras o abandonadas en la calle, que pudieran convertirse en criaderos de mosquitos; limpieza permanente de espacios públicos: panteones, lotes baldíos, parques, escuelas, etc.; mantenimiento de los depósitos de agua y jornadas de limpieza; recolección de basura y difusión de mensajes educativos a través de la radio, perifoneo, pinta de barda y otros canales de comunicación disponibles en cada municipio.

Recordó que el IMSS emitió la alerta epidemiologia por Dengue en Jalisco desde el pasado 13 de Septiembre y para todas las Unidades Médicas, debido al incremento de casos de dengue, la presencia de serotipos 1, 2, 3 y 4, durante la semana 36, cuyo incremento se estimó de más de 300% en comparación con la misma semana del año anterior.

Se estableció que a la fecha de la presentación de la iniciativa, es decir en la semana epidemiológica 37 del 2019, se reportaron en Jalisco 914 casos nuevos de dengue, 730 del tipo clásico y 184 hemorrágicos, acumulando en el año 3 mil 405 casos de dengue, (2,619 clásicos y 786 hemorrágicos) y 2 defunciones. Los municipios con mayor número de casos confirmados a dengue a esas alturas eran Guadalajara con 1 mil 226 (71%), Zapopan con 545 casos, Tonalá 291, Tlaquepaque 191 y Sayula 149.

Pilar Pérez Chavira

A LOS “AMIGOS” DEL PAN SÍ SE LES ATENDIÓ

Vino luego un mes después, en primera instancia una declaración de la presidenta estatal del PAN, María del Pilar Pérez Chavira -aquejada por el dengue-, quien el 23 de octubre exigió al Gobierno del Estado decretar la alerta epidemiológica y recordó que para ello debe existir un incremento de casos del 50% o 75% respecto al año anterior y en el caso Jalisco, a ese entonces ya iban un 467% más en casos de dengue.

En rueda de prensa donde se hizo el planteamiento, estuvieron, Felipe Romo Cuellar, presidente de la Asociación de Alcaldes Panistas de Jalisco; Miguel Zárate Hernández, regidor de Guadalajara y José Antonio de la Torre Bravo, regidor de Zapopan, donde se dejó en claro que ya Jalisco ocupaba el preocupante primer lugar en casos de dengue con 6 mil 434 casos confirmados de dengue, 20 decesos y 58 casos en estudio de fallecimientos para confirmar si fueron provocados por el dengue.

Así, la propuesta muy “ligth” con relación a la que había presentado Morena tiempo atrás y aprobó por unanimidad, planteaba escuetamente: “Gírese atento y respetuoso oficio a los presidentes municipales de Guadalajara, Zapopan, Puerto Vallarta, Tonalá, San Pedro Tlaquepaque, Sayula, Autlán de Navarro, Tala, Tomatlán y Ahualulco de Mercado, exhortándolos para que desarrollen acciones en los cementerios públicos de sus localidades, encaminadas al saneamiento de tumbas, así como a la eliminación del agua estancada en floreros, macetas o cualquier objeto en el que se pueda acumular aquella, como medidas para la prevención del dengue; de igual forma, para que realicen acciones de fumigación en dichos espacios públicos”.

Y como segundo punto se planteaba: “Gírese atento y respetuoso oficio al titular del Poder Ejecutivo del Estado, exhortándole para que, a través de las dependencias competentes, se pueda coadyuvar con las autoridades municipales que presentan mayor incidencia de casos de dengue, en el desarrollo de acciones en los cementerios públicos de sus localidades, encaminadas al saneamiento de tumbas, a la eliminación del agua estancada en floreros, macetas o cualquier objeto en el que se pueda acumular aquella, como medidas para la prevención del dengue, así como en las acciones de fumigación en dichos espacios públicos, con motivo de las próximas celebraciones del Día de Muertos”.

ENTREVISTAS

El Río Santiago sigue con alta contaminación: Alfaro reprobado en respeto y atención al medio ambiente, dice el experto Arturo Gleason 

Published

on

Por Mario Ávila Campos //

Sin dudarlo un instante, el doctor Jorge Arturo Gleason Espíndola le endilgó una calificación reprobatoria al Gobierno del Estado y en particular al mandatario jalisciense, Enrique Alfaro Ramírez, en su tarea de atender y respetar el medio ambiente, no solo a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, sino a través de la Secretaría de Gestión Integral del Agua, creada exprofeso en este sexenio. 

Sí, no puedo ser benevolente en mi punto de vista -dijo, es simplemente mi punto de vista, no pretendo que sea la verdad absoluta, por supuesto, pero mi apreciación es que si tú te vas ahorita a El Salto, vas a ver la cascada de aguas negras y el olor es penetrante y la espuma es alarmante, lo que deja en evidencia que no han hecho la tarea, lo que ellos mismos se plantearon y a lo que se comprometieron, no lo han cumplido en estos tres años”. 

Ello lo expuso al hablar del primero de los compromisos que asumió el gobernador Enrique Alfaro Ramírez en sus primaras horas al frente del Gobierno del Estado, cuando haciendo gala de todo su equipo de trabajo, se trasladó el gabinete legal y ampliado en pleno hasta el municipio de Juanacatlán, en las márgenes del río Santiago, para dar inicio con lo que supuestamente sería el proceso de saneamiento del río más contaminado de México. 

Se invirtió saliva al por mayor en discursos mediante los que se comprometían desde el 7 de diciembre del 2018 a realizar todo un intenso programa de trabajo para que la cascada de El Salto de Juanacatlán volviera a lucir como sus mejores tiempos. 

A este fracaso en materia de saneamiento de aguas, de Alfaro Ramírez, se puede agregar otro gran fracaso en materia de abasto de agua, ya que fue justamente en su administración cuando después de 17 años de trabajo, al fin se decidió el futuro de la Presa El Zapotillo, que pulverizó las expectativas que el mandatario jalisciense había albergado y en las que involucró también a su homólogo de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. 

Sobre estos dos grandes fracasos habló para los lectores del semanario Conciencia Pública el investigador de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason, quien puntualizó con mucha claridad: “No entiendo porqué en Jalisco no queremos cambiar, estamos atados a las plantas de tratamiento con colectores grandes, en el caso del saneamiento y en el caso de abastecimiento a las presas”. 

Yo no satanizo estas propuestas, pero ya no son la única solución, la visión debe de ser más integral, en el caso del saneamiento desde la fuente, las personas, las industrias, el monitoreo, la digitalización, la restauración, toda una participación colectiva que no veo en la agenda pública”. 

Por ello no puedo dejar de decir que lamentablemente es una tarea incumplida, los esfuerzos a los que se comprometió el gobierno estatal hace tres años no se reflejan en acciones muy puntuales. Definitivamente como toda infección no se atacan los síntomas, se ataca la causa. La causa de la contaminación son las diferentes empresas que están contaminando, por ejemplo, si tú tienes un catarro no compras más pañuelos para limpiarte la nariz, compras el antibiótico”. 

Ahí hay una cuenta pendiente, no sé porque no hay una identificación de las fuentes, una clausura o incluso la instalación de un monitoreo de medición; en las descargas debe haber sensores que capten la cantidad y el tipo de contaminantes, como lo hacen los países de Europa. Aquí argumentan las dependencias que no hay supervisores, no, esos ya no son necesarios, ahora ya hay sensores. Un simple teléfono me mide cuando corres, los kilómetros recorridos, el pulso, las calorías consumidas, todo eso y más me lo manda al celular y lo puedo ver en una aplicación”. 

Esa es una cuenta pendiente, no se identifican las fuentes, no se monitorean y por lo tanto no se sancionan o de plano no se clausuran las fuentes de contaminación para entrar después en un segundo plano a un proceso de restauración. Es decir, primero paro el daño y después empiezo a limpiar el río como ya bien lo hizo Alemania con el Rio Rin después de la segunda guerra mundial, le llevó su tiempo, pero tú ves el río ahora y es una cosa hermosa.  

LAS PLANTAS DE TRATAMIENTO SON  EL ÚLTIMO ESLABÓN DE LA CADENA 

Instalar plantas de tratamiento y dejarlas a los municipios para su operación, ha sido hasta ahora la solución recurrente del gobierno para limpiar las aguas, por lo que el problema no solo sigue vigente, sino que crece de manera alarmante. 

Y te repito -dijo-, ya que está el problema, quieres que por arte de magia la tecnología haga todo el trabajo, cuando ni siquiera inhibes la fuente de contaminación; yo no le hallo sentido, por qué no atacar la fuente de infección, identificarla, inhibirla y monitorearla, no con un supervisor sino con nuevos sistemas digitales. Y eso no está en la agenda pública si tú revisas con cuidado. 

La planta de tratamiento -abundó-, vendría siendo ya el último de los pasos, ya te identifiqué, ya te monitoreé, ahora pongo la planta antes de la descarga y te voy a estar checando. Ahora lo que yo estoy viendo es que todas las descargas las dejan pasar por todos los arroyos para llevarla a una planta aguas abajo, como se dice en hidrología y recibes toda la descarga de todas las empresas y toda revuelta, cuando no debe ser así, cada empresa debe tener su propia planta tratadora, porque todas tienen sus contaminantes muy específicos, no es lo mismo desechos orgánicos humanos que metales pesados. 

Si todo se revuelve y llega a una planta de tratamiento -expuso-, aunque sea una mega planta no puede con todo; ahora también están haciendo falta hasta tuberías para hacer llegar las aguas negras o las aguas residuales a las propias plantas y qué pasa cuando llueve, se saturan también las plantas. Hay que cambiar la visión de que solo la planta va a resolver el problema.  

DE POCO O NADA HA SERVIDO LA CREACIÓN DE UNA NUEVA SECRETARÍA 

A la pregunta de si ha sido útil la creación de la nueva Secretaría de Gestión Integral del Agua, el doctor Arturo Gleason, no lo dudó y aseguró: “No, claro que no. Con todo respeto han actuado con una visión muy miope, cuando tú te enfocas a un solo punto dejas de ver todo lo demás. Si por ejemplo en el caso doméstico la gente estuviera educada, supiéramos qué cosas son las que tiramos al drenaje contaminan el agua y nuestros cuerpos; si por ejemplo tuviéramos una política de erradicación del cloro que mata a los seres vivos, el nitrógeno en exageradas cantidades, imagínate si nosotros desde casa supiéramos e inhibiéramos estos comportamientos usando productos que no contaminan el medio ambiente. Una política de inhibición de la contaminación del agua sería fantástica, pero si todo es una planta, por pobre planta, no habrá de poder hacer el trabajo tan complicado. 

José Arturo Gleason Espíndola, presidente de la Asociación Mexicana de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, lamentó que se trate de una situación compleja, “pero en mi punto de vista no se ha atacado de la forma adecuada, la propuesta no ha sido incluyente, radica nada más en ciertos expertos, en ciertos puntos de vista y dejan de lado a otros expertos con otros puntos de vista, pero además deja de lado también a otras disciplinas fuera y lo más triste, deja a la sociedad fuera de poder participar en esta política de saneamiento”. 

A la pregunta de que aun haciendo las cosas bien, cuántos años se requieren para sanear al río más contaminado de México, Arturo Gleason respondió. “Mira, el río Rin se llevó 25 años, probablemente nosotros ya con más tecnología podamos reducir ese tiempo a la mitad, pero habría que hacer una valoración más seria, afortunadamente la tecnología a nivel global ha hecho maravillas, por decirte un caso que me tocó documentar en un municipio aguas arriba de Londres y tira sus aguas negras casi para tomar, no se la toman porque no es bien visto, pero yo estuve ahí, documenté todo el proceso, una planta automática, dirigida por cinco damas ingenieras”. 

Y en el caso del Santiago, con agua limpia y un buen tratamiento de desalojo en el lecho del río, una restauración total podríamos abatirlo en unos 20 o 15 años. Pero primero hay que parar, si no estaríamos ahí solo jugando haciéndose de la vista gorda, como hasta ahora. Esto significa que tendrían que adoptarse políticas transexenales, es decir el tema del agua no puede circunscribirse a un sexenio, yo he hecho algunas estimaciones para lo que es la restauración del ciclo del agua que comprende la infiltración, el aumento de áreas verdes, el sanear las fuentes, sanear los ríos, estás hablando casi de tres sexenios. Mientras que aquí cada administración, inclusive del mismo partido, traen sus propias ideas y sus planteamientos muy particulares que han hecho imposible arreglar un problema tan complejo”, expuso. 

Refirió también el experto en el tema ambiental, que de las tres cuencas en donde está la mancha urbana del área metropolitana de Guadalajara, son 100 mil hectáreas “y un gobierno no puede sanear 100 mil hectáreas solo, tiene que hacer equipo con universidades, con la iniciativa privada, con la ciudadanía, con todos los sectores; pero nuestro gobierno con una actitud paternalista cree que solo con sus acciones lo habrá de resolver y por ello a final de cuentas no se hace nada, o lo poco que se hace no sirve de mucho, tú vas al río y sigue sucio, entonces no es que yo ponga una calificación sino que ahí está la evidencia de que algunas cosas no están funcionando bien”. 

Continue Reading

JALISCO

Marginan al oriente: Agudiza Mi Macro Periférico graves diferencias sociales en ZMG

Published

on

Por Mario Ávila //

Cuestionamientos al por mayor se ha ganado la obra más relevante del gobierno de Enrique Alfaro que será puesta en marcha en los próximos días con una inversión superior a los 8 mil millones de pesos, pero que desnuda y agudiza las grandes diferencias sociales entre los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Para los que habitan en el poniente y votaron por su partido, lo mejor y para los que viven en el Oriente y votaron por otra opción diferente, las sobras. Esa es la interpretación que usuarios, líderes sociales, analistas, académicos y políticos, hacen de esta obra vial que se supone marcará un antes y un después en el servicio del transporte público en la metrópoli.

Particularmente el líder de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Francisco Javier Armenta Araiza y el doctor en Ciencias Sociales por el Colegio de Jalisco, Jaime Hernández Ortiz, ponen el dedo en la llaga y censuran la mala decisión de Alfaro Ramírez, al ejecutar la obra por el anillo Periférico, pero solo del cruce de la avenida Artesanos hasta la carretera Chapala, dejando fuera a gran parte de Tlaquepaque y a todo Tonalá.

Para el dirigente estudiantil, Francisco Javier Armenta Araiza, se trata de un proyecto mocho que aumenta gravemente las desigualdades sociales y advierte: “Esta decisión no solo afecta a los estudiantes del CUTonalá, a los estudiantes de la Prepa de Tonalá Norte y Tonalá Centro, nos afecta a todos los habitantes de la Zona Metropolitana; allá de aquel lado de la ciudad es en donde me parece tienen menos lana para comprar un coche, por eso al margen de lo que cueste, es la población que más beneficios tendría y es justamente la población a la que se marginó.

Expuso que le parece “muy desafortunado, que solo se haya tomado la decisión de hacerlo de Artesanos a la carretera a Chapala. Esto lo único que hace es exhibir que efectivamente a las personas del Oriente de la ciudad no se les toma la misma importancia que a los que viven en el Poniente. Mi lectura es que no sé en qué momento al gobernador se le ocurrió que era buena idea que el peribús no cerrara y excluyera a Tonalá”.

Javier Armenta censuró de manera directa al expresidente municipal de Tonalá, Juan Antonio González Mora, quien ocultó la información básica del proyecto donde se marginaba a Tonalá, simplemente para proteger al gobernador porque era de su partido.

Y sentencia: “A mí nunca me presentaron el proyecto como representante de la comunidad estudiantil, lo conocí por las declaraciones que se han hecho y las notas que se han publicado en los medios y entre lo que escuchaba de las voces del Gobierno del Estado, es que el proyecto de iba a dar la vuelta al periférico.

«Es un mensaje muy triste para esa área de la zona metropolitana y ahora por más que el gobernador quiera explicar que se trata de grilla, yo le contesto: pues puro grillo usted, lo hubiera hecho completo y no pasa nada», sentencia con un tono de molestia el dirigente estudiantil.

Advierte además que fue a causa de las declaraciones que se han dejado escuchar de inconformidad, cuando el Gobierno del Estado expuso como una salida, el tema de las rutas alimentadoras, “pero todos sabemos que esa es la peor solución, basta con preguntarles a los que utilizan las rutas alimentadoras del Macrobús para darse cuenta de lo que tardan, es un horror lo que va a padecer la gente de Tonalá y no se lo merecen”.

Sobre el costo de la obra, Javier Armenta, líder de la FEU, se refirió particularmente al costo de cada una de las estaciones, “cada una a un costo de 80 millones de pesos, y yo me pregunto, ¿es neta?, eso no cuesta ni una prepa, no mamen, están pelados esos weyes, no tienen llenadera, qué descaro; me parece que nos quieren tomar el pelo, no soy ingeniero civil, pero tengo mis dudas serias de que una estación de Mi Macro Periférico cueste 80 millones de pesos. Pero bueno, que saquen sus datos, que lo demuestren y que la gente juzgue”.

¿NEGOCIOS PRIVADO CON FACHADA DE SERVICIO PÚBLICO?

Un tema del que poco o nada se ha hablado es el del dinero que se ha invertido y el que se habrá de recaudar en cuanto entre en operación, según lo planteó el doctor en Ciencias Sociales por el Colegio de Jalisco, Jaime Hernández Ortiz, quien considera que en principio deberá informarse de inmediato, por qué un sistema de por sí oneroso pasó de 3 mil 200 millones de pesos a casi 8 mil millones en su costo.

Incluso también dejó en claro que bien podríamos estar ante el nacimiento de un negocio privado, con fachada de servicio público. “Un tema que debe ser aclarado es, cómo operará y a dónde irán a parar las ganancias. Es obvio que todo sistema de transporte público debe ser eso, público y no privado, y debe ser sustentable”.

Por lo que se cuestionó el investigador de la Universidad de Guadalajara si los ciudadanos terminaremos pagando indemnizaciones y compensaciones infinitas a los concesionarios del transporte privado, como en la línea de la Calzada, es decir si subsidiaremos con dinero público, las ganancias privadas.

El también militante de Morena, Jaime Hernández Ortiz, se preguntó si en lugar es tantas estaciones aparatosas de hierro, cemento y vidrio, no era mejor construir estaciones laterales en lugar de centrales, así como evitar la construcción de tantos puentes exclusivos para el sistema, lo que en su opinión representa un gasto excesivo y planteó que en su opinión lo correcto hubiera sido un sistema de carriles exclusivos laterales derechos, con estaciones menos aparatosas y sencillas y que dieran incluso paso a un transporte de energías limpias como el trolebús y no tan contaminante como lo es el BRT.

Hernández Ortiz habló también de la nula y eficiente movilidad y dijo: “Hasta el momento ha sido muy grave que se hayan quitado dos carriles al Periférico, es decir, pasar a ocho a seis sin haber construido siquiera un sistema amplio de pasos a desnivel. En algunos lados como en La Experiencia, pasar el semáforo puede llevar hasta veinte minutos. Y hay otros puntos muy caóticos como en el cruce a Tabachines y en la carreta a Tesistán”.

Con relación a la operatividad, el académico planteó que sería ideal que pasaran con relativa y buena frecuencia, “cosa que no sucede en la actual línea que opera en la calzada Independencia que opera con relativa aceptación -a fuerza de que no hay de otra-, dado que tiene un mecanismo que permite el transporte exprés; lo que permite que numerosos usuarios optimicen traslados y eviten pérdidas de tiempo en paradas que no necesitan; sin embargo, en el nuevo circuito del periférico no operará tal sistema, lo que significará pérdidas de tiempo para una gran cantidad de personas”.

Dijo también que el servicio del BRT es pésimo, pues ninguna unidad tiene aire acondicionado, pese al excesivo costo de 9.50 y que las unidades van saturadas de pasaje, lo que sin duda ha sido generador y fuente de contagios de Covid-19.

Finalmente planteó que en ningún momento se cumple con la teoría de inhibir el uso del vehículo, “la construcción de las estaciones está asociada a una falta de espacios para estacionamientos públicos para utilizar el macrobús; en este caso, como siempre, los únicos beneficiados son los dueños de estacionamientos privados y un sistema inaudito estatal para multas pues se pintan rayas amarillas en machuelos de la noche a la mañana y donde no había; lo que permitirá sigan utilizándose vehículos personales, dado que el costo-beneficio es nulo”.

Continue Reading

JALISCO

Condolencias para Gabriela Aceves de Castro y la familia Castro Aceves

Published

on

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x