Connect with us

Beisbol

Charros puede pensar en grande

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Cuando estamos a escasos días del arranque de la actividad preparatoria para lo que será la campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) que se pondrá en marcha en octubre próximo, no es ocioso revisar posición por posición y cómo podrían estar cubiertos cada uno de los sectores del campo de pelota por parte de los Charros de Jalisco para buscar repetir el campeonato obtenido en la próxima pasada temporada.

Haciendo un somero análisis sobre las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que pudiera enfrentar el conjunto albiazul en relación a lo que es el esquema defensivo, tenemos que la primera base estará bien atendida tanto por Henry Urrutia como por alternos que serían José ‘El Chapo’ Amador y Julián Ornelas, sin descartar como un elemento adicional para cubrir esa área a Alan Espinoza, que además de buen receptor no hace mal trabajo cubriendo esa zona del campo.

Sabemos que en la segunda almohadilla no habrá mayor problema y que estará siempre bien guarecida por el Capitán José Manuel ‘Manny’  Rodríguez Espinoza, que es una garantía en el campo de juego.

EL HOY EN LA ESQUINA CALIENTE

No obstante debe preocupar la tercera base, dado que el titular indiscutible del cuidado defensivo en el roster de los campiranos albiazules, Agustín Patrick Murillo Pineda, ha venido desarrollando intensa labor en la actual temporada y postemporada de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) jugando para Sultanes de Monterrey, y ya ha comunicado que no estará activado desde el inicio de la agenda regular con Charros.

Así que en este punto la directiva del conjunto jalisciense deberá poner especial atención para evitar que se repita lo sucedido en gran parte de la primera vuelta de la temporada anterior, cuando se tuvo un gran hueco en esa zona del cuadro.

Tomando en cuenta que la receptoría está debidamente cubierta con la maestría en el mascoteo de Gabriel Alejandro Gutiérrez Beltrán acompañado de los jóvenes pero ya experimentados Erick Rodríguez, José Santiago Chávez y Jesús Alan Espinoza y que el campo corto estará certeramente vigilado por Amadeo Zazueta Alarid, la preocupación debe estar en cubrir adecuadamente la antesala, no obstante considerarse la fortaleza de contar con el multiusos tapatío Alberto Carreón -que igual puede desempeñarse en la intermedia, las paradas cortas o la esquina caliente además del jardín-, de ahí que habrá que confiar en que los responsables del área deportiva de Charros, Raymundo Padilla y Roberto Castellón Yuen, estén haciendo ya su atinada labor para integrar a un pelotero capaz que en conjunto con Carreón pueda hacer bien la faena para sustituir temporalmente a Murillo y además darle fortaleza como soportes a las otras posiciones del cuadro, debiéndose  advertir está contemplado se integre el infielder Misael Rivera de quien se expresan buenas referencias, además que podría perfectamente jugar en la tercera base el valioso Stephen Cardullo quien aunque lo conocemos por su buen trabajo en los jardines, es de visualizar que el dedicado pelotero importado tiene mucha experiencia jugando como infielder sin dejar de ver que el habilidoso pelotero cubano Dariel Álvarez tiene capacidad y experiencia jugando como infielder además de en las praderas.

Charros tendrá además de a los importados Álvarez y Cardullo,  al espigado Carlos Figueroa que ha estado en plan grande jugando para Diablos Rojos del México en la LMB, sin dejar de observar que como se ha dicho, son considerados como buen soporte en los jardines los ya mencionados Julián Ornelas y Alberto Carreón, sin dejar de advertir que se espera la presencia del outfielder foráneo.

LOS LANZADORES

Toda vez que Charros luce bien armado en cuanto a la defensiva en el cuadro y los jardines, es preciso continuar el análisis con lo relativo al cuerpo de lanzadores así como a la fortaleza del equipo local para emprender la labor ofensiva, que serán aspectos torales en la búsqueda del bicampeonato.

En la parte ofensiva, Charros aspira a repetir como un conjunto poderoso que vendrá a generar un esquema impulsivo bastante sólido y que fue clave para lograr su primer campeonato en la Liga Mexicana del Pacífico.

Ua escuadra que como se vio en la campaña anterior en la que consiguieron ser campeones logrando el anhelado propósito pendiente durante muchos años, fueron vistos como una organización poderosa con tremendo bateo y aún con altibajos finalmente se impuso la fortaleza de los cañoneros de Charros y fueron contundentes al momento de actuar, de ahí que fuese importantísimo la conjunción de la tarea ofensiva con la buena labor defensiva para amainar los malos momentos que en ocasiones hubo en el cuerpo de pitcheo pero que en  balance fueron más los positivos para el éxito logrado al ser campeones.

SIN JAPHET AMADOR
Para esta próxima campaña no se contará con la actuación del toletero Japhet Isidro Amador, quien tuvo una temporada no muy constante dado que además de la falta de oportunidad en su bateo, se vio envuelto en un problema de salud que le impidió jugar la temporada completa. Japhet Amador viene de una temporada bastante productiva en la temporada estival jugando para Diablos Rojos del México, pero igual deberá someterse a una intervención quirúrgica por un problema en el talón de Aquiles que lo mantendrá alejado de los parques de pelota durante toda la campaña de invierno.

Se puede advertir que Charros contará con muy buenos toleteros este año, pues desde el principio de la temporada tendrá al recio bateador cubano Henry Urrutia, contará con la capacidad ofensiva probada de bateadores eficaces, como José Manuel “El Many” Rodríguez, Amadeo Zazueta, Gabriel Gutiérrez, Jesús Alan Espinoza, Erick Rodríguez, Carlos Figueroa, Dariel Álvarez, y Stephen Carduro, además de la que se espera una buena incorporación como refuerzo del importado John Kemmer quien trae muy buenos números de su experiencia como pelotero de Ligas  Menores y actualmente se desempeña en sucursales de Dodgers de Los Ángeles.

Y en lo que se refiere al pitcheo, se espera un buen trabajo ya que como abridores se podrá contar con el mejor de la temporada pasada, el cubano Elian Leyva; viene también un serpentinero foráneo con experiencia en el béisbol coreano de nombre Eli Villanueva de quien se dicen cosas buenas, así como los mexicanos que ya conocemos que son de gran calidad como Orlando Lara, Marco Antonio Tovar, Octavio Acosta, Adrián Guzmán, Felipe González, Luis Iván Rodríguez, Linder Castro, Víctor González, Jesús Camargo, Humberto Castellanos, Jesús Cruz Sustaita, Luis de Luna y Carlos Stif Rodríguez Carrillo, los importados Mike Broadway y Grand Sides, sin dejar de considerar, que aunque difícil, existe la posibilidad de que venga a reforzar al final de la segunda vuelta el carismático y poderoso lanzador taponero Sergio Romo.

Se puede anticipar la incorporación de algunos elementos novedosos en el cuerpo de pitcheo como son el venezolano-colombiano José Calero quien tuvo una gran temporada en la Liga del Norte pitcheando para Navojoa y vendrá a probarse con Charros, así como el también foráneo Josh Corrales quien fue adquirido el pasado draft y viene de una muy buena temporada en la liga estival mexicana.

Por otro lado tenemos que considerar que no estarán al menos en la primera vuelta y quizá sería probable estuvieran hasta ya avanzada la segunda los lanzadores importados Will Oliver y Chad Gaudín pues terminaron la campaña en la Liga de verano lastimados, debiéndose anotar también como una novedad al lanzador Salvador Valdez quien llega tras un canje con Carlos Vázquez con lo cual Charros sale ganando.

En esta prospectiva podemos adelantar que Charros está en condiciones de repetir una buena temporada gracias al balance en prácticamente todos los sectores del campo; mantiene a jugadores clave, combina experiencia y juventud, y cuenta con una sólida capacidad en su pitcheo y a la ofensiva que nos permiten ser optimistas para esperar el anhelado Play Ball y luego pensar en grande, es decir, en lograr un bicampeonato.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com
Twitter: @salvadorcosio1

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

A Charros le urge un abridor y cerrador para mantenerse en la cima

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Finalmente, los Charros de Jalisco pudieron romper la jetatura que los Yaquis de Ciudad Obregón les habían impuesto a lo largo de la presente campaña (2019-2020) del calendario ordinario de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), durante la serie que enfrentaron en la tierra de la tribu en la antigua Cajeme al ganar el primer juego de la serie por 4 carreras a 3 aunque sucumbieron en el segundo 6-5. Pero aunque siguen en la parte alta de la tabla, únicamente superados precisamente por los de Ciudad Obregón, están en medio de un grupo de equipos que se disputan fieramente las alturas: Naranjeros de Hermosillo, y Cañeros de Los Mochis, por lo que están obligados a mantener su buen paso para evitar que alguno de ellos los despoje de los lugares 1 y 2 que han venido intercalando en las últimas semanas con los de la tribu.

Los jaliscienses terminaron la semana anterior en el segundo sitio después de dar cuenta de los Tomateros de Culiacán, por dos juegos a uno en el estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan, el marco de una reciente y creciente rivalidad deportiva entre ellos.

Tras iniciar a mitad de semana la serie ante Cañeros de Los Mochis, los Charros de Jalisco se instalaron momentáneamente en el liderato de la tabla de posiciones al conseguir importante triunfo en el primer cotejo el martes 10 de diciembre en el estadio casa de los jaliscienses en Zapopan. Pero perdieron los siguientes dos juegos, siendo el último de ellos fundamentalmente revelador. Y es que no podemos cerrar los ojos a lo que vimos en ese juego de la noche del jueves ante Cañeros, donde quedaron claramente al descubierto las vulnerabilidades de los dirigidos por Roberto Vizcarra Acosta.

En esa oportunidad se vio la inminente necesidad de reforzar aún más el pitcheo con un abridor y un cerrador. De ello dependerá que se continúe cosechando victorias para terminar la segunda vuelta en inmejorable posición de cara a los Playoffs en busca del bicampeonato. 

Las debilidades de Charros quedaron a la vista de todos en ese dramático enfrentamiento con los Cañeros, donde tras una mala noche del abridor estelar, el zurdo Marco Antonio Tovar, el conjunto se vino abajo cuando apenas en la segunda entrada ya tenía una desventaja de cinco carreras a cero motivando el retiro del pitcher, pero los relevistas tampoco tuvieron la capacidad para frenar la andanada de los verdes que llegaron a tener el marcador favorable por ocho a cero y posteriormente 10 a 2.

En el octavo inning, los albicelestes despertaron de manera inesperada y lograron gracias a su ya conocida fuerza ofensiva, si bien combinada con errores de sus adversarios, un espectacular rally de nueve carreras para darle la vuelta a la tortilla y cerrar la entrada con ventaja de 11 carreras a 10.

Pero falló el cerrojo, y el equipo cargó con la derrota al fallar la estrategia que para el cierre intentó el timonel Roberto Vizcarra, quien entregó la responsabilidad en el montículo para entrar y colgar el cero al cerrador norteamericano Austin Ross, en lo que era la noche de su debut con Charros, cuando sólo pudo conseguir el primer out tras trabajar al primer bateador obligándolo a elevar al jardín central, pero no hizo más, toda vez que extrañamente el manager decidió mandarlo a las regaderas para traer a la lomita al zurdo Brennan Bernardino, quien tampoco tuvo suerte permitiendo se le llenaran las bases provocando que también siguiera el camino a las regaderas. En su último movimiento, Vizcarra apostó por el lanzador Linder Castro para tratar de ultimar el cerrojo, un pelotero que aunque suele ser muy confiable como relevo intermedio, tiene escasa experiencia como cerrador, y si bien el yucateco derecho logró el segundo out mantuvo la casa llena y al conectarle el siguiente bateador rival un imparable permitió el empate y por consiguiente la voltereta de los Cañeros, quienes se llevaron en forma dramática el juego por 12 carreras a 11.

Tras esta infortunada experiencia ante Los Mochis, queda claro que aun teniendo Charros el roster más completo de toda la LMP sigue haciendo falta un abridor que genere y regrese a su rol de relevista intermedio el eficaz diestro Felipe González, habilitado ahora temporalmente como abridor, y se fortalezca así tanto la rotación de abridores como el pitcheo de soporte intermedio.

Se ha especulado que pueda regresar en breve a la actividad el experimentado abridor zurdo Orlando Lara y también se podría reincorporar el estelar abridor cubano Elián Leyva, pero mientras esto ocurre, a Charros le urge un nuevo elemento para ajustar tanto el staff abridor como el bullpen, ya que además es urgente un sólido cerrador con la fuerza que deben tener además de la inteligencia y el dominio los peloteros lanzadores que habitualmente tienen esta encomienda.

La directiva jalisciense, que como bien se advierte no ha dejado de actuar para sostener el buen nivel de calidad y eficiencia del roster y continúa firme haciendo su mejor esfuerzo para seguir aspirando al bicampeonato, debe actuar en consecuencia de lo ocurrido y fortalecer el roster para buscar profundidad en pitcheo aperturista y de relevo.

Ahora bien, aún no es clara la opción de que pueda regresar con Charros en lo que resta de este año el extraordinario pelotero Stephen Cardullo, quien hace algunas semanas se ausentó por un asunto personal, mas al parecer la directiva estaría pensando en preservar una mayoría de lanzadores en sus plazas como foráneo.

Por otro lado, se está complicando la posible incorporación del serpentinero cerrador ligamayorista Sergio Francisco Romo al estar muy cerca de firmar con Atléticos de Oakland, Padres de San Diego o algún otro conjunto de las Grandes Ligas, sin contar que la directiva decidió dejar de lado los servicios del pitcher taponero importado Michael Broadway, quien habiendo sido un baluarte la anterior temporada, en la actual caminó entre claroscuros, de ahí que se optara por incorporar a otro monticulista importado, Austin Rose, quien estará responsabilizado de labores de preparación de cierre y cerrojo en conjunto con el derecho Joshua Corrales.

No obstante que el conjunto jalisciense permanece en los primeros lugares, Charros no debe parar en su lucha de continuar con su buen paso y ojalá la directiva consiga pronto traer al abridor y al cerrador que les hace falta, y así caminar con aún mayor seguridad, aplomo y determinación en la búsqueda del bicampeonato.

Los caporales albicelestes han podido prevalecer entre los sitios de privilegio desde la primera vuelta y ahora en lo que va de la segunda fase de la agenda regular de esta campaña gracias al sólido roster con que cuentan, de manera que es fundamental que se dé prioridad a reforzar esas zonas que le duelen, como se dejó ver también en el cotejo que perdieron 6-5 ante Yaquis, pues a reserva del resultado del último juego ante este equipo, y de los resultados de los duelos sostenidos de manera respectiva por sus inmediatos perseguidores, Naranjeros y Cañeros, Charros debe hacer su parte y corregir y hacer los movimientos necesarios para evitar meterse en dificultades que le puedan representar consecuencias lamentables de cara al cierre de la segunda vuelta.

Por lo pronto, tras culminar la serie ante Yaquis el conjunto albiazul volverá a casa a partir del martes 17 al jueves 19 para disputar otra crucial serie ante Naranjeros que es su más cercano perseguidor en el standing, por lo que la oportunidad es inmejorable para incrementar la distancia y separarse de ellos, siendo que ya los que han dominado antes. Posteriormente visitarán el puerto de Mazatlán del viernes 20 al domingo 22 para enfrentar a los Venados, a los que teóricamente deben superar.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Charros es un conjunto equilibrado; fuerte a la ofensiva y defensiva

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Si revisamos cada uno de los departamentos y nombres de los jugadores que lo componen, encontraremos por qué en este momento los caporales albiazules están camino a repetir una exitosa campaña que quizá y para beneplácito de su afición logren cerrar con el bicampeonato.

 

Quizá entre lo más destacado que ha podido lograr el conjunto de los Charros de Jalisco en lo que va de la presente temporada 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico LMP, y que sin duda le ha permitido estar en la constante pelea de los tres primeros lugares del standing, es consolidar un muy completo roster de peloteros en todas las zonas del campo y que sin importar si ha de prescindir de alguno de los estelares por cualquier motivo, cuenta con los elementos adecuados para cubrir el hueco de manera que no lo resienta el accionar del bien fortalecido equipo con que se cuenta. 

En la receptoría cuenta con uno de los mejores catchers del beisbol mexicano, Gabriel Gutiérrez, acompañado del colmilludo Jesús Alan Espinosa, además del joven José Santiago Chávez, más habiendo recientemente adicionado la presencia de Bruce Maxwell, un pelotero importado a quien se le reconoce también su capacidad como toletero, y que se desempeña bien jugando la primera base, condición que comparte con Alan Espinoza.

Para la cobertura de la primera almohadilla Charros tiene un baluarte en  el cubano Henry Urrutia.

En la segunda base, el escuadrón jalisciense cuenta con uno de los mejores peloteros en esta posición, su capitán José Manuel “Manny” Rodríguez, y además tiene un respaldo importante en los jóvenes peloteros que en esta campaña han lucido bastante, Oziel Flores y Missael Rivera.

En Alberto Carreón, Charros tiene la garantía de un buen utility que cumple labores de soporte sea la segunda almohadilla, las paradas cortas y eventualmente la tercera base y además con un buen manejo con el madero.

Para cubrir los jardines, los Charros también tienen esa gran posibilidad de contar sin mayor problema con los elementos suficientes para suplir cualquier ausencia de los peloteros etiquetados como titulares.

Stephen Cardullo, se ha significado como un gran baluarte desde la temporada anterior y en esta se ha agigantado dejando muestra clara de que esta puede ser su temporada, ya que está además de encendido con el madero bateando en un gran porcentaje de eficacia conectando bastantes bambinazos y con una gran solvencia con el guante.

El espigado Carlos Figueroa, desde el jardín central ha levantado la mano para sobresalir como una de las gratas revelaciones, si bien desde el año pasado dejó ver su calidad, en la presente temporada ha sorprendido con sus desplazamientos ágiles y veloces, con su gran fildeo cubriendo muy bien el terreno del campo, además de estar ya entre los líderes de bateo en la Liga.

Y también destaca la presencia del cubano Dariel Álvarez, quien con gran solvencia se desempeña como guardián en el prado.

En los prados también se encuentra Enrique “La Viborita” Osorio, quien pudiendo considerarse como pelotero de soporte puede incorporarse a jugar cubriendo ausencias sin que el equipo demerite su fortaleza en los jardines.

También en el outfield, está destacando el chamaco Julián Ornelas, quien cubre bien la defensiva de los prados.

En el departamento de bateo, donde Charros por tradición muestra una gran solvencia, tiene en sus filas al actual líder de circuito en bateo, Amadeo Zazueta, el capitán José Manuel “Manny” Rodríguez, el colmilludo Agustín Murillo, el sólido Dariel Álvarez y el también eficaz  Henry Urrutia, además del mencionado Julián Ornelas, sin dejar de considerar a Gabriel Gutiérrez y a Carlos Figueroa.

Además, recientemente la directiva ha sumado la potencia de Jorge “El Chato” Vázquez, quien viene precedido de una gran trayectoria como chocador de pelota y productor de anotaciones con una gran capacidad para conectar batazos largos y de vuelta entera.

La fortaleza de los dirigidos por Roberto Vizcarra no estaría completa sin un sólido staff de pitcheo como el que puede presumir con valiosos lanzadores, aunque es de reconocer que ha tenido que batallar con la lesión de Orlando Lara, uno de sus mejores abridores y que esperamos esté listo en los próximos días para incorporarse totalmente y ocupar su espacio como uno de los ases del rol de abridores.

Otro elemento fundamental en el staff de pitcheo y que ha tenido que estar ausente por lesión es el cubano Elian Leyva, quien en la temporada pasada logró una triple corona al destacarse como campeón en efectividad, en ponches y en victorias.

El brazo más fuerte con una actuación bastante sólida aunque no excepto de algunos contratiempos lo es el zurdo Marco Antonio Tovar quien puede decirse que ha cumplido  con una buena labor en campaña. Le sigue el derecho Octavio Acosta, que ha rendido buenas cuentas no exento también de algunos ligeros sinsabores pero convertido en un soporte importante para Charros.

Dos elementos que han sido de alguna forma instalados en esa responsabilidad sin que haya sido su ubicación inicial dentro del staff de pítcheo de los blanquiazules, son el derecho Manuel Flores, quien en las pasadas campañas ha tenido sus altibajos como incipiente abridor y después colocado como relevista intermedio pero que en esta temporada que ha sido utilizado como aperturista se ha visto bastante bien rindiendo muy buenas cuentas de manera sorprendente. El otro elemento es el relevista Felipe González quien llegó a Charros la temporada pasada para cumplir un papel muy sólido como relevista intermedio y como sólido taponero preparador de cierre en ocasiones siendo un puntal para que Charros obtuviera el campeonato.

De reciente incorporación con los albiazules el importado Austin Bibes-Dirkx, ha lucido bien desde la lomita dándole esa fortaleza que el equipo ha estado requiriendo.

Y en cuanto al esquema de abridores se espera que la incorporación de Lara, si es que resulta sólido en su retorno, venga a revisarse si sigue en la rotación Felipe González o si ese lugar lo ocupa Lara y González para a ocupar el lugar que ordinariamente tiene como un fundamental relevo largo que el equipo amerita. Hay que establecer que se han mantenido como sólidos elementos algunos buenos lanzadores como Linder Castro, Luis Ivan Rodríguez, y el recientemente incorporado Felipe Arredondo, siendo también afortunada la participación del chamaco Luis de Luna, así como del joven tapatío Antonio Alemao Hernández .

Además se mantiene en el roster el también importado Michael Broadway, como preparador de cierre y/o cerrador haciendo esta misma función en conjunto con otro foráneo, Joshua Corrales.

Habrá que esperar también que la reciente incorporación del pitcher Jesús Manuel Chávez, quien vino a Charros en un trueque junto con el infilder Maxwell Leon, proveniente de Algodoneros de Guasave habiéndose remitido a aquella tropa Benjamina en la LMP al toletero Japhet Amador a préstamo por este año sea positivo para Charros y el pitcher Chavez venga a fortalecer el staff de pitcheo.

Para redondear y consolidar el poderoso equipo de lanzadores, ya es  esperado en pocos días el colmilludo y muy carismático Sergio Romo, quien es pretendido por los Atléticos de Oakland y los Padres de San Diego para la próxima temporada de Grandes Ligas.

Sin duda en Charros de Jalisco han logrado consolidar un muy completo roster de peloteros que le permite al escuadrón tener cubiertas las necesidades en todos los departamentos y en ello tiene gran mérito su directiva encabezada por el presidente del Consejo de Administración, Salvador Quirarte, el presidente deportivo, Armando Navarro Peña, el vicepresidente deportivo Roberto Castellón, así como el gerente técnico Raymundo Padilla.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

La poderosa máquina azul

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Los Charros de Jalisco siguen mostrando ser uno de los conjuntos más sólidos en esta campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), pues están ubicados en la cima del standing pero además enseñando que tienen los elementos humanos adecuados para afrontar esta segunda vuelta en inmejorables condiciones procurando el éxito en los compromisos, sin que les cause gran problema el cubrir con eficacia los huecos que provocan las lesiones y altibajos en el desempeño de algunos peloteros o las ausencias temporales o permanentes por diversas causas. 

Cuentan con un roster de cuarenta beisbolistas y quienes han venido teniendo acción para cubrir las necesidades ocurridas han respondido bastante bien a las exigencias deportivas, y no existe incertidumbre por un posible desajuste aún cuando se realizan cambios por necesidades emergentes, pues los blanquiazules conservan su fortaleza.

No está de más recapitular que tras haber barrido a los Venados de Mazatlán en Zapopan, durante la serie ocurrida entre el domingo 22 y el martes 24 de noviembre, los albiazules tuvieron una expedición interesante a la frontera y en tierra cachanilla sostuvieron dos cotejos ante los Caballeros Águilas de Mexicali, ya que por el asunto climático no se pudo efectuar el último encuentro del serial de tres, en lo que fue sin duda una jornada inusual toda vez que la lluvia impidió la realización de otros 5 juegos en las diversas plazas de la LMP.

En esa oportunidad Charros se trajo a casa el primer evento ocurrido el martes 26 pero sucumbieron en el kilométrico segundo juego iniciado el miércoles 27 y que con más de siete horas de duración se extendió hasta la madrugada del jueves 28, llegando al final hasta la vigésima primera entrada, en un épico evento del que Charros no pudo salir bien librado pues aunque logró romper el empate a tres carreras al anotar su cuarta rayita en la parte alta de ese inning número 21, en la baja de esa entrada los locales anotaron dos carreras ante la incapacidad del pItcher Michael Broadway y la defensiva para impedirlo, quedando así tirados en el terreno al quedarse con la victoria los cachanillas al son de 5 carreras por 4 de los albiazules de Jalisco.

Pero Charros regresó a su casa el estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan para recibir y apalear a los Sultanes de Monterrey por 14 carreras a 1, ofreciendo una demostración de poderío ofensivo, capacidad defensiva y buen manejo del cuerpo de lanzadores en el primero de la serie efectuado el viernes 29 de noviembre y al día siguiente volvieron a vencer a los regiomontanos en un emocionante cotejo que terminó al resolverse en la novena y última entrada a favor de los locales ya que lograron romper el empate a 2 carreras.

Al concluir el serial contra Monterrey los albiazules irán de gira a Navojoa en donde buscarán traerse victorias sobre los alicaídos Mayos y permanecer en lo alto de la tabla de posiciones, pero tendrán el próximo fin de semana una tan interesante como peligrosa serie al recibir en Zapopan a los Tomateros de Culiacán en el marco de una ya trascendente rivalidad deportiva entre ambas escuadras

Lo cierto es que, sin dejar de existir errores, lesiones, bajas de juego, que son naturales en el béisbol, Charros está mostrando empaque de campeón y además de brindar buen espectáculo a su noble afición, sigue avanzando en pos del bicampeonato.

Resulta importante también mencionar que en ese marco de suficiencia en el desempeño de quienes como parte del conjunto de peloteros Charros son considerados como de soporte o no estelares han tenido muy buena acción en las oportunidades que se les han permitido. Son rescatables Julián Ornelas, Osiel Flores, Fernando Villegas, Misael Rivera, así como el ya conocido Alberto Carreón y Enrique “La viborita” Osorio, quien ya ha estado con el escuadrón jalisciense en otras temporadas, y para sorpresa de muchos que lo consideran poco útil, ha dado buenas cuentas.

DISCRIMINACIÓN

Tras el éxito que tuvo el seleccionado mexicano que compitió en el certamen preolímpico Premier12 en los primeros días del pasado noviembre obteniendo su calificación a los Juegos Olímpicos de Japón en 2020, se ha colocado de nuevo en la palestra un polémico tema largamente discutido pero que al menos en la Liga Mexicana del Pacífico no ha llegado a buen puerto y se hace necesario retomarlo en espera de que de una vez por todas venga un manotazo desde la esfera más alta de este país para que se instruya modificar lo que se deba a fin de que los peloteros nacidos fuera del territorio mexicano pero de padre o madre o ambos nacidos en este país, puedan desempeñarse como jugadores nacionales y se les deje de considerar extranjeros.

Y es que, ocurre que en la integración de ese equipo que disputó el boleto a las olimpiadas participaron muchos jugadores nacidos fuera de territorio mexicano, situación que incluso mereció críticas al manager Juan Gabriel Castro por algún segmento de analistas, editorialistas, periodistas deportivos y uno que otro pelotero y directivo que le reprocharon por haber dispuesto de estos beisbolistas.

Castro respondió con firmeza y dejó clara su postura en el sentido de que ya debe terminar esa polémica y permitir el acceso como mexicanos en la LMP a quienes constitucionalmente lo son.

No puede ser posible que en la LMP y en algunos otros sectores siga causando polémica un tema que evidentemente raya en la discriminación y se preserve una absurda -por no llamarle más crudamente- norma reglamentaria que vincula a los equipos y a los beisbolistas que los integran y que establece que solamente son reconocidos como mexicanos aquellos nacidos en el territorio nacional.

Como tampoco es permisible que el tema se maneje de acuerdo a los intereses o conveniencias de algunos, haciendo excepciones totalmente discrecionales favoreciendo cada indeterminado tiempo a algunos beisbolistas no nacidos en territorio mexicano a quienes sí se les reconoce su nacionalidad, ya sea por trayectoria o aspectos sentimentales en razón de quienes son sus ancestros o quizá por el tiempo que ya tienen participando en algunos equipos es que reciben ese privilegio.

Hemos señalado casos de injusticia como el de Sergio Romo, quien sigue siendo considerado extranjero en la LMP, cuando es reconocido como mexicano en las Grandes Ligas donde se ha desempeñado con éxito durante muchos años poniendo en alto el nombre de nuestro país y además ha representado a nuestra nación portando la franela tricolor en innumerables eventos internacionales tales como Clásicos Mundiales, Series del Caribe,  y certámenes preolímpicos.

Es el caso también de Adrian “El titán” González Sabin, y pudiera ser el de otros peloteros estelares quienes han gozado de gran éxito en su trayectoria como ligamayoristas y que de querer jugar en equipos del béisbol invernal mexicano profesional tendrían que hacerlo con plaza de jugadores foráneo; sería el caso por ejemplo de Alexander Brady Verdugo, Anthony Michael Rendon, Christopher Adrian Davis Alarcón, Luis Javier Guerra Díaz, Aaron Jacob Sánchez, Jason Vargas, Vidal Vicente Nuño, Adam Marcos Rosales, Daniel Richard Espinoza, Vidal Vicente Nuño, Jesse David Chávez, entre otros que han descollado como mexicanos en muchos lugares menos en nuestro país.

Es tiempo que la LMP revise el tema y de  ser necesario intervenga incluso el más alto nivel del Gobierno Federal. Debe existir ya una gestión para que este asunto termine de una vez por todas y ojalá sea este mismo año cuando al menos se permita a aquellos peloteros que estuvieron en la Selección, como es el caso de Brennan Bernardino de Charros o Jonathan Jones de Los Mochis puedan jugar como mexicanos en sus respectivos equipos y que el próximo año se evite de tajo esta práctica vergonzante.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy