Connect with us

Beisbol

Adolfo “El Tribilín” Cabrera: Muchacho cubano vino a casarse… y a jugar beisbol

Published

on

Compartir en redes:

Por Mario Ávila //

La noche fue suya. Si como pelotero era conocido como el «gigante», esta vez lució enorme, inmenso. Adolfo «Tribilín» Cabrera fue reconocido por Charros de Jalisco por ser el único personaje que ha estado presente en las tres épocas del equipo jalisciense del beisbol profesional.

El homenaje se realizó en el diamante del Estadio Panamericano de Beisbol de Zapopan y el personaje central fue «Tribilín» Cabrera, quien a mitad del siglo pasado fue con el bat parte importante de los dos títulos que tiene Charros en su historia, retornó en los noventa en calidad de couch estimulando a los peloteros como Fernando Valenzuela y ahora en esta tercera etapa del equipo de beisbol de Jalisco se le designa como couch honorario.

Llegó de la isla a México en el año de 1949 dispuesto a hacer lo que mejor sabía y lo que era su pasión, jugar al beisbol. Estuvo en Mérida, se fue a México y de ahí lo enviaron a Guadalajara en donde cayó con el pie derecho.

Y a sus 91 años de edad, con lucidez mental plena, Adolfo «Tribilín» Cabrera recuerda: «Aquí tuve muy buen trato, la gente me ha querido bastante, si uno cuando llega a un lugar se porta bien, siempre tiene beneficios; después, cuando Charros salieron de la liga, yo tuve que ir a trabajar a otra ciudad, inclusive la última ciudad en donde estuve trabajando fue en Oaxaca, a donde se fue el equipo que jugaba con el nombre de los Charros.

«Pero de Jalisco todo me gustó: la comida, el mariachi, el tequila y las mujeres. Me casé con una tapatía y tenemos dos hijos que son profesionistas (uno licenciado y otro contador público), jugaron beisbol sólo en primera fuerza, pero decidieron estudiar y ser profesionistas para no pasar el trabajo que yo pasé en los viajes y con tanto esfuerzo».

En una plática para los lectores de Los Peloteros «Tribilín» recordó, como si hubiera sido ayer, sus juegos en el parque de pelota instalado en lo que hoy es la vieja central camionera, habló de los dos títulos de Charros, del accidente en el que se lastimó la columna y le impidió llegar a jugar en Grandes Ligas, su tarea como couch en la segunda época de Charros en el parque Tecnológico de la UdeG y se atrevió a analizar el roster con que hoy cuentan los Charros de Jalisco y concluyó que hay serias posibilidades de que el equipo dispute el título de la Liga Mexicana del Pacífico.

SU TAREA COMO COUCH

En la segunda época con Charros, en la década de los noventa, recuerda que se jugó en el parque Tecnológico de la Universidad de Guadalajara, que a su juicio era un estadio funcional, pero que al parecer lo hicieron a la carrera.

Para los años noventa, Adolfo Cabrera admite que tuvo que prepararse y aprender a ser couch, porque no cualquiera se puede parar a couchear en primera o en tercera base, ellos son personas importantes.

El couch de tercera tiene qué saber si para al jugador o lo manda hasta home, tiene qué conocer el brazo de los jardineros rivales, tiene qué conocer cuál es la velocidad de sus peloteros; mientras que el couch de primera base es importante porque lo primero que hacen los peloteros al llegar a la primera es distraerse y ponerse a platicar con el rival, en lugar de estar atento a la señal que le van a dar y la jugada que se está ordenando.

AHORA COUCH HONORARIO

Ahora como couch honorario, el pelotero cubano-mexicano es todo un símbolo de Charros y eso lo hace sentirse muy halagado, el nombramiento lo ha hecho inmensamente feliz.

JALISCIENSE POR AMOR

Tanto se enamoró Adolfo «Tribilín» Cabrera de Jalisco, que hoy se dice un jalisciense a carta cabal, ama a su mujer, a sus hijos, disfruta el pozole y toda la comida mexicana, aunque su señora le combina en el menú de todos los días la comida mexicana, pero también lo atiende con comida cubana como los moros con cristianos, para que no olvide sus raíces.

Pero ni qué decir de los tacos, no los perdona cada que los tiene a la mano, como fue el caso de la noche del juego inaugural de la temporada, cuando su familia lo llevó a comer un par de tacos de lengua a un puesto callejero, ahí muy cerca del estadio de beisbol en La Curva, en Zapopan.

Como todo un jalisciense y mexicano por convicción, «Tribilín», como buen conocedor del beisbol, dice que le gustan los Reales de Kansas City para campeón de la Serie Mundial porque ve un equipo más completo, aunque sabe que el equipo de San Francisco pelea siempre y en todo lugar.

A Sergio Romo, pitcher mexicano de San Francisco y el único pelotero mexicano en la Serie Mundial, le desea que cuando juegue, gane y explica: «Yo me siento muy tapatío, muy mexicano, yo por ejemplo en el futbol, yo quiero que el «Chicharito» triunfe, yo conocí a su papá y a su abuelo, a toda la generación del campeonísimo de las Chivas».

Finalmente agradeció a la directiva de Charros por el homenaje, pero más a los tapatíos por abrirle su corazón y hacerlo sentir como en casa desde que llegó a mediados del siglo XX. «Me siento muy halagado y contento de seguir en Guadalajara y que al llegar los nuevos Charros me hayan tomado en cuenta y eso para mí es una satisfacción muy grande».

RECUADRO

EL CHAMPION BAT DE AQUELLOS CHARROS

En la primera de las tres partes en la que subdividió la entrevista, Adolfo Cabrera recuerda con cariño que jugó en el parque de pelota que estaba en lo que hoy es la central camionera vieja y dice: «No era un estadio de beisbol, era sólo un gran terreno adaptado como diamante, con graderías antiguas».

Adolfo Cabrera nació en la provincia de Cienfuegos el 24 de febrero de 1922, llegó al beisbol mexicano en 1949 con los Charros de Jalisco con quienes conquistó el título de bateo (.382). Ese año de su debut también conectó siete jonrones y produjo 65 carreras. Además, fue líder en dobles (34) y en slugging (.583). Con los Charros vio acción hasta la campaña del 52, año en que se fue media temporada con los Industriales de Monterrey.

De los dos títulos que ha conseguido Charros a lo largo de su historia, en uno estuvo en el diamante y el otro como couch, recuerda con más cariño el que conquistaron contra los Saraperos de Saltillo, ya que ganar el campeonato fue una cosa notable «porque primero perdimos 3 juegos y luego ganamos 4 juegos seguidos; ya nos daban por muertos, la serie empezó aquí en Guadalajara y nos ganaron los dos juegos de local, después en Saltillo nos ganaron uno y cuando ya tenían todo para festejar la barrida, les ganamos los siguientes dos juegos en su casa y finalmente regresamos a Guadalajara y aquí les ganamos los dos últimos para lograr el histórico campeonato».

«Tribilín» Cabrera era cuarto en el orden al bat, «el primero en el orden era la «Rata» Padilla, un muchacho de aquí de Guadalajara, el segundo era un Pocho, el tercero era Fredy Yáñez, un americano que jugaba la segunda base, y el cuarto era yo».

El gigante del equipo con su 1.90 de estatura revela que el secreto para pagarle tan bien a la pelota es la dedicación, el entrenamiento, la voluntad y aconsejó a los nuevos peloteros: «hay que trabajar todos los días para tener beneficios, de otra manera no se consigue nada; se debe tener dedicación y ambición si tú quieres vivir de eso, sólo así te forjas para ser alguien, esa fue la meta mía».

Reconoce que no era un pelotero que pegara mucho de jonrón, pero lo que sí es que era muy eficiente con la madera para conectar de hit, dobles y tripletes y empujaba carreras, arriba de 100 carreras por temporada, pero siempre lograba terminar las temporadas con promedios que rondaban por arriba de los 350 de porcentaje, lo que le hizo ser acreedor en dos ocasiones al título de «Champion bat».

«Tribilín» sabe que los jonrones son un logro individual, pero su mentalidad fue siempre jugar para el equipo, «que si hay un hombre en primera base, adelantarlo; que si hay un hombre en segunda base, traerlo a home; si hay un hombre en tercera, elevar a los jardines para que llegue a home y confiando que el que viene atrás de mí, también intentará pegar de hit para que yo avance».

Y aunque tuvo grandes amigos en el equipo campeón de los sesenta, ya no tiene contacto con ninguno porque ya muchos fallecieron, por ejemplo de aquí de Guadalajara ya no hay ninguno, pero entre sus mejores amigos estaban el «Chorejas» Bravo y la «Gata» Padilla.

Llegar a Grandes Ligas le fue imposible a raíz del accidente que tuvo cuando jugaba para el equipo de Monterrey, en donde tuvieron un accidente que casi marcó el fin de su carrera, fue un accidente en el que se mataron cuatro peloteros y aunque él salió aparentemente bien librado del suceso, empezó a tener problemas con la columna a raíz de este suceso.

El accidente ocurrió el 15 de julio de 1952 cuando el autobús donde viajaban los Sultanes de Monterrey con destino a la capital del país, a eso de las 23:30 horas sobre la carretera México-Laredo, fue embestido de frente por un camión cargado con siete toneladas de maíz a causa de que su conductor se durmió, perdiendo la vida el pitcher Vicente «Corazón» Torres y el torpedero Adolfo «Chamaco» García.

Otros 12 jugadores resultaron heridos, entre ellos los cubanos Adolfo «Tribilín» Cabrera, Pablo García, Carlos Colás y Heberto Blanco, Alfonso «Gallina» Peña, Raúl Alonso Cansino, José «Bimbo» Villegas, Rodolfo «Mulo» Alvarado, Pedro Comas, Guillermo Prieto, Francisco Ovando y Rogelio «Chango» González.

«Tribilín» Cabrera, todo un caballero y personaje en el beisbol mexicano y quien ha dejado marcada su huella en la memoria del beisbol de Jalisco, sólo jugó cuatro años en la Liga Mexicana dejando un promedio de .382 con 17 cuadrangulares y 229 producidas. También conectó 82 dobles y 18 triples.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

La poderosa máquina azul

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Los Charros de Jalisco siguen mostrando ser uno de los conjuntos más sólidos en esta campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), pues están ubicados en la cima del standing pero además enseñando que tienen los elementos humanos adecuados para afrontar esta segunda vuelta en inmejorables condiciones procurando el éxito en los compromisos, sin que les cause gran problema el cubrir con eficacia los huecos que provocan las lesiones y altibajos en el desempeño de algunos peloteros o las ausencias temporales o permanentes por diversas causas. 

Cuentan con un roster de cuarenta beisbolistas y quienes han venido teniendo acción para cubrir las necesidades ocurridas han respondido bastante bien a las exigencias deportivas, y no existe incertidumbre por un posible desajuste aún cuando se realizan cambios por necesidades emergentes, pues los blanquiazules conservan su fortaleza.

No está de más recapitular que tras haber barrido a los Venados de Mazatlán en Zapopan, durante la serie ocurrida entre el domingo 22 y el martes 24 de noviembre, los albiazules tuvieron una expedición interesante a la frontera y en tierra cachanilla sostuvieron dos cotejos ante los Caballeros Águilas de Mexicali, ya que por el asunto climático no se pudo efectuar el último encuentro del serial de tres, en lo que fue sin duda una jornada inusual toda vez que la lluvia impidió la realización de otros 5 juegos en las diversas plazas de la LMP.

En esa oportunidad Charros se trajo a casa el primer evento ocurrido el martes 26 pero sucumbieron en el kilométrico segundo juego iniciado el miércoles 27 y que con más de siete horas de duración se extendió hasta la madrugada del jueves 28, llegando al final hasta la vigésima primera entrada, en un épico evento del que Charros no pudo salir bien librado pues aunque logró romper el empate a tres carreras al anotar su cuarta rayita en la parte alta de ese inning número 21, en la baja de esa entrada los locales anotaron dos carreras ante la incapacidad del pItcher Michael Broadway y la defensiva para impedirlo, quedando así tirados en el terreno al quedarse con la victoria los cachanillas al son de 5 carreras por 4 de los albiazules de Jalisco.

Pero Charros regresó a su casa el estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan para recibir y apalear a los Sultanes de Monterrey por 14 carreras a 1, ofreciendo una demostración de poderío ofensivo, capacidad defensiva y buen manejo del cuerpo de lanzadores en el primero de la serie efectuado el viernes 29 de noviembre y al día siguiente volvieron a vencer a los regiomontanos en un emocionante cotejo que terminó al resolverse en la novena y última entrada a favor de los locales ya que lograron romper el empate a 2 carreras.

Al concluir el serial contra Monterrey los albiazules irán de gira a Navojoa en donde buscarán traerse victorias sobre los alicaídos Mayos y permanecer en lo alto de la tabla de posiciones, pero tendrán el próximo fin de semana una tan interesante como peligrosa serie al recibir en Zapopan a los Tomateros de Culiacán en el marco de una ya trascendente rivalidad deportiva entre ambas escuadras

Lo cierto es que, sin dejar de existir errores, lesiones, bajas de juego, que son naturales en el béisbol, Charros está mostrando empaque de campeón y además de brindar buen espectáculo a su noble afición, sigue avanzando en pos del bicampeonato.

Resulta importante también mencionar que en ese marco de suficiencia en el desempeño de quienes como parte del conjunto de peloteros Charros son considerados como de soporte o no estelares han tenido muy buena acción en las oportunidades que se les han permitido. Son rescatables Julián Ornelas, Osiel Flores, Fernando Villegas, Misael Rivera, así como el ya conocido Alberto Carreón y Enrique “La viborita” Osorio, quien ya ha estado con el escuadrón jalisciense en otras temporadas, y para sorpresa de muchos que lo consideran poco útil, ha dado buenas cuentas.

DISCRIMINACIÓN

Tras el éxito que tuvo el seleccionado mexicano que compitió en el certamen preolímpico Premier12 en los primeros días del pasado noviembre obteniendo su calificación a los Juegos Olímpicos de Japón en 2020, se ha colocado de nuevo en la palestra un polémico tema largamente discutido pero que al menos en la Liga Mexicana del Pacífico no ha llegado a buen puerto y se hace necesario retomarlo en espera de que de una vez por todas venga un manotazo desde la esfera más alta de este país para que se instruya modificar lo que se deba a fin de que los peloteros nacidos fuera del territorio mexicano pero de padre o madre o ambos nacidos en este país, puedan desempeñarse como jugadores nacionales y se les deje de considerar extranjeros.

Y es que, ocurre que en la integración de ese equipo que disputó el boleto a las olimpiadas participaron muchos jugadores nacidos fuera de territorio mexicano, situación que incluso mereció críticas al manager Juan Gabriel Castro por algún segmento de analistas, editorialistas, periodistas deportivos y uno que otro pelotero y directivo que le reprocharon por haber dispuesto de estos beisbolistas.

Castro respondió con firmeza y dejó clara su postura en el sentido de que ya debe terminar esa polémica y permitir el acceso como mexicanos en la LMP a quienes constitucionalmente lo son.

No puede ser posible que en la LMP y en algunos otros sectores siga causando polémica un tema que evidentemente raya en la discriminación y se preserve una absurda -por no llamarle más crudamente- norma reglamentaria que vincula a los equipos y a los beisbolistas que los integran y que establece que solamente son reconocidos como mexicanos aquellos nacidos en el territorio nacional.

Como tampoco es permisible que el tema se maneje de acuerdo a los intereses o conveniencias de algunos, haciendo excepciones totalmente discrecionales favoreciendo cada indeterminado tiempo a algunos beisbolistas no nacidos en territorio mexicano a quienes sí se les reconoce su nacionalidad, ya sea por trayectoria o aspectos sentimentales en razón de quienes son sus ancestros o quizá por el tiempo que ya tienen participando en algunos equipos es que reciben ese privilegio.

Hemos señalado casos de injusticia como el de Sergio Romo, quien sigue siendo considerado extranjero en la LMP, cuando es reconocido como mexicano en las Grandes Ligas donde se ha desempeñado con éxito durante muchos años poniendo en alto el nombre de nuestro país y además ha representado a nuestra nación portando la franela tricolor en innumerables eventos internacionales tales como Clásicos Mundiales, Series del Caribe,  y certámenes preolímpicos.

Es el caso también de Adrian “El titán” González Sabin, y pudiera ser el de otros peloteros estelares quienes han gozado de gran éxito en su trayectoria como ligamayoristas y que de querer jugar en equipos del béisbol invernal mexicano profesional tendrían que hacerlo con plaza de jugadores foráneo; sería el caso por ejemplo de Alexander Brady Verdugo, Anthony Michael Rendon, Christopher Adrian Davis Alarcón, Luis Javier Guerra Díaz, Aaron Jacob Sánchez, Jason Vargas, Vidal Vicente Nuño, Adam Marcos Rosales, Daniel Richard Espinoza, Vidal Vicente Nuño, Jesse David Chávez, entre otros que han descollado como mexicanos en muchos lugares menos en nuestro país.

Es tiempo que la LMP revise el tema y de  ser necesario intervenga incluso el más alto nivel del Gobierno Federal. Debe existir ya una gestión para que este asunto termine de una vez por todas y ojalá sea este mismo año cuando al menos se permita a aquellos peloteros que estuvieron en la Selección, como es el caso de Brennan Bernardino de Charros o Jonathan Jones de Los Mochis puedan jugar como mexicanos en sus respectivos equipos y que el próximo año se evite de tajo esta práctica vergonzante.

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Puede ser bicampeón: Tienen Charros gran primera vuelta

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

A diferencia de lo ocurrido a los Charros de Jalisco en la temporada anterior, que tuvieron una primera vuelta mucho muy complicada con marcados altibajos y claroscuros con pronunciada racha negativa que los colocaron al fondo de la tabla más no obstante pudieron remontar y con una segunda vuelta extraordinaria lograron alcanzar el campeonato, en esta ocasión los campiranos albiazules jaliscienses han culminado esta primera fase de la agenda ordinaria de la campaña 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) dentro del grupo más exitoso de conjuntos, ocupando la tercera posición de la tabla con 21 victorias y 14 derrotas para un porcentaje de .600 y a un juego del líder que fue Yaquis de Ciudad Obregón -el subcampeón de la temporada pasada-, que concluyó la fase con 22 victorias y 13 derrotas, y a solo medio juego del segundo lugar que obtuvo Naranjeros de Hermosillo, que terminó muy cerca de Charros con 21 éxitos frente a 14 fracasos.

Con el nuevo esquema de competencia que incluye diez escuadrones en la LMP, se modifica la expectativa que para calificar a la postemporada se tenía históricamente al concluir la primera vuelta del calendario regular de las campañas, ya que anteriormente al existir ocho conjuntos calificaban seis a playoffs y solo los equipos que al concluir la vuelta inicial se colocaban en los dos primeros sitios de la tabla amarraban su calificación desde temprano, pero al incrementar a diez conjuntos, ahora pasan ocho, lo que ha permitido a Charros prácticamente amarrar su calificación al lograr el tercer sitial pues al haber recolectado ocho puntos por su tercer lugar están con un pie en la fiesta grande del actual certamen, salvo que ocurra una catástrofe y en la segunda vuelta que recién inició terminen en el sótano conjuntándose con un inusitado éxito en la segunda vuelta de los escuadrones que terminaron en las últimas posiciones en la fase inicial.

Aunque habría sido ideal que Charros hubiere terminado ubicado en los primeros dos lugares amarrando desde esta temprana época su calificación a la fiesta grande, no podemos dejar de reconocer que el equipo de Roberto Vizcarra cumplió muy bien en cuanto a su desempeño en la fase inicial de la agenda ordinaria de la actual campaña no obstante hubo de enfrentar algunos contratiempos, como el hecho de prescindir de cuatro peloteros que se integraron al roster de la Selección Nacional de México que participó con gran éxito en el certamen preolímpico Premier12 que le otorgó un histórico pase para acudir a los Juegos Olímpicos que habrán de celebrarse en Tokio, Japón en el verano de 2020. Los jugadores que Charros aportó al conjunto tricolor fueron Orlando Lara, aún cuando no pudo participar por lesión, Felipe González, Humberto Castellanos y Jesús Cruz Sustaita, mermando ciertamente el bullpen del equipo de relevistas de la novena jalisciense.

Además, hay que señalar se resintió la ausencia por lesión del quizá mejor lanzador que tiene Charros, Elián Leyva, quien no ha tenido su mejor campaña, se le observó en algunas actuaciones un poco contenido quizá por temor de lesionarse, lo que ya ocurrió y por ello deberá continuar ausente al menos dos semanas más. Mientras que en el caso del también cubano, Elih  Villanueva, al parecer le afectó el cansancio de haber lanzado casi doscientos innings en el circuito coreano en dónde jugó durante la temporada estival en que su equipo llegó al subcampeonato de ese certamen y en consecuencia no mostró con Charros la contundencia que de él se esperaba.

También habrá de contabilizar entre las actuaciones que no estuvieron de acuerdo a lo esperado al cerrador Steve Grand Sides y al preparador Michael Broadway quienes nos dejaron esperando verlos tan sólidos como ocurrió con Sides en la primera fase de la temporada anterior y en relación a Broadway durante la vuelta complementaria.

Charros pudo haberse ubicado en una mejor posición al concluir la primera fase de la actual pero hubo aguerridos, entre ellos los Yaquis de Ciudad Obregón que propiciaron dificultad y finalmente los caporales albiazules no consiguieron el objetivo de llegar al final de la primera vuelta entre los dos mejores conjuntos para lograr  tempranamente la calificación a playoffs.

Pero habiendo sido una buena cosecha los ocho puntos en razón del tercer lugar obtenido,  de cara a esta recién iniciada segunda vuelta el conjunto albiceleste jalisciense luce con muy buena estructura en la cobertura defensiva en prácticamente todas sus posiciones con jugadores de base y de relevo de calidad similar que le permiten mantener el nivel cuando el manager decide hacer cambios, lo que ha propiciado no desmerecer tanto en el cuadro y receptoría como en los jardines; mientras que el staff de pitcheo tiene la capacidad para responder de manera adecuada y en el sector ofensivo saben atacar y mostrar su poderío para generar las anotaciones.

Charros ya se adjudicó el primer serial de la segunda vuelta que recién inició al conseguir sendos triunfos al recibir a Venados de Mazatlán y es de esperar que continúe la marcha ganadora para lo que viene en esta parte de la temporada.

El panorama luce alentador para los jaliscienses, que han recibido nuevas incorporaciones con las cuales hay grandes expectativas; si bien causaron baja Elih Villanueva y Grant Sides, ha llegado Austin Bives un destacado ligamayorista, así como Brennan Bernardino que fue figura en el seleccionado mexicano que recién fue tan exitoso jugando el certamen olímpico Premier12, sin contar la relevancia que ha tomado la figura de Joshua Corrales que ha cumplido bien la labor del cerrojo.  Siguen mostrando calidad buenos elementos como Marco Tovar, Octavio Acosta, Adrian Guzmán, Linder Castro, Luis Ivan Rodríguez e incluso, sorpresivamente Manuel Flores.

También destaca la incorporación del colmilludo catcher Bruce Maxwell que parece hará buen encuadre en la receptoría con Gabriel Gutiérrez, Alan Espinosa y Santiago Chávez, fortaleciendo además la defensa en la inicial y presume ser buen toletero.

Con los jóvenes, Charros tiene una interesante baraja de opciones; cuenta con  Julian Ornelas que ya está mostrando fuerza con el tolete y buen fildeo en el jardín y la inicial, Osiel Flores que ha demostrado capacidad para la defensiva en el infield, corriendo bien las bases y con capacidad bateadora, Fernando Villegas luciendo bien en los jardines y en la tercera base Missael Rivera quien puede desempeñarse en otras posiciones del cuadro. 

Siguen siendo puntales José Manuel “Manny” Rodriguez que ya logró pasar de los mil hits en su carrera así como 200 dobles y más de 500 carreras impulsadas, además de Agustin Murillo jugando bien en la antesala y Amadeo Zazueta en las paradas cortas ambos bateando bien, contando con el buen trabajo de los cubanos Henry Urrutia y Dariél Alvarez que hacen bien su trabajo fildeando y son poderosos con el madero y aunque estará unos días ausente, ha lucido y seguirá luciendo Stephen Cardullo como extraordinario baluarte en el prado y sobre todo bateando y corriendo bases; siendo notorio cómo ha descollado y seguirá haciéndolo el jardinero central Carlos Figueroa, quien despunta en anotación de carreras  y porcentaje de eficacia en bateo.

Charros está jugando bien, ya no dependiendo de los grandes batazos ni sufriendo en gira, ya que ahora se nota una mejor conducción del manager Roberto Vizcarra Acosta ‘jugando con el librito’ provocando béisbol de calidad y el conjunto es exitoso tanto en visita como de anfitrión y tiene una buena opción de seguir adelante, prácticamente colocado en la fiesta grande y con una buena posibilidad de ir a la búsqueda del bicampeonato.

RECONOCEN A CHARROS POR PREMIER12

Merecido reconocimiento recibió Charros de Jalisco por parte de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés) por la organización del torneo Premier 12.

En el marco del tercer congreso de la WBSC, que tuvo lugar en la ciudad japonesa de Sakai, el presidente del Consejo de Administración de la novena jalisciense, Salvador Quirarte Villaseñor, recibió el reconocimiento por la labor hecha para el evento.

Continue Reading

Beisbol

Juego histórico: México derrota a EEUU y logra su pase a Olímpicos de Tokio 2020

Published

on

Compartir en redes:

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Sin precedente resultó el paso de la Selección Mexicana de Beisbol que participó en el Premier 12, luciendo como un equipo avasallador tanto en la primera parte del certamen preolímpico efectuado del 2 al 5 de noviembre teniendo como sede el estadio casa de Los Charros de Jalisco en Zapopan donde barrió en todos los juegos, -frente al menos un par de rivales de primerísimo nivel-, para luego viajar a Tokio y en la Super Ronda ganar sus dos primeros encuentros, manteniéndose siempre en la antesala de obtener su boleto a los Juegos Olímpicos de Japón a celebrarse en el verano del próximo año en la capital nipona, lo que finalmente consiguió la madrugada de este domingo, -luego de un par de tropiezos en dos juegos anteriores-, al imponerse tres carreras a dos a su similar de los Estados Unidos de América en la décima entrada, para terminar además como el mejor tercer equipo del certamen adjudicándose la medalla de bronce.

Luego de una serie de dudas generadas por el innovador sistema de clasificación, en que no se conocía a ciencia cierta cómo se otorgaban los puntos y hasta los criterios de desempate que implicaron minuciosas revisiones, finalmente lo que ya tenemos por cierto es el pase indiscutiblemente ganado por los pupilos de Juan Gabriel Castro, que tuvieron una extraordinaria participación, tanto por su desempeño como por el excelente nivel mostrado aún teniendo que prescindir de peloteros que fueron impedidos de ver participación debido a las condiciones impuestas por los hombres de pantalón largo de la Federación Internacional de Beisbol que tomaron las decisiones sobre el tema.

La selección mexicana de beisbol tuvo no pocas ocasiones para amarrar su pase, principalmente al llegar invicto a la Super Ronda, lo que le otorgó un punto a favor, pero tras dar cuenta de China Taipéi por dos carreras a cero en un lucido encuentro y luego de Australia por tres a cero en lo que fueron sus dos primeros cotejos celebrados en la tierra del sol naciente, cayó frente a Japón por una carrera a tres y ante Corea del Sur por tres a siete, obligando a sacar la calculadora para revisar sus posibilidades de clasificación, arrojando la imperiosa necesidad de sacar una victoria sobre su similar del vecino país del norte a fin de conseguir el anhelado boleto a Tokio.

Ya en el encuentro, parecía que México se quedaría una vez más a la orilla de obtener su pase a la justa olímpica al verse abajo en los cartones tras permitir un cuadrangular solitario de Jordon Adell, a quien ya se le considera un poderoso prospecto con los Angels de Los Ángeles y así se mantuvo durante cinco entradas. En el sexto inning, los mexicanos pusieron casa llena y lograron emparejar la pizarra después de que Matthew Clark conectara un sencillo e impulsara la del empate.

La segunda carrera de la novena estadounidense cayó tras un sencillo de Bobby Dalbec que tenía un hombre por delante, convirtiéndose en un valde de agua fría para la escuadra mexicana que se veía complicado que se pudiese levantar de tremendo descalabro, pero un cuadrangular en solitario de Clark volvió a emparejar el marcador enviando el juego a extra innings.

Ya en la décima entrada, la novena mexicana sacó el coraje para remontar; controló la ofensiva estadounidense y con un imparable de Efrén Navarro llevó la carrera de la victoria y de la clasificación a la registradora para amarrar así lo que será su primera participación en unos Juegos Olímpicos en un duelo que resultó de alarido y se convirtió en histórico por todo lo realizado por la novena mexicana en este certamen eliminatorio del que se catapultaron a lo que será la primera olimpiada de la historia para el beisbol mexicano.

Habremos de recordar que el camino para llegar a este momento histórico, aunque el escuadrón mexicano lo hizo parecer fácil, fue de un alto nivel de competencia, toda vez que en la primera parte del certamen efectuado en Zapopan, logró imponerse al poderoso conjunto estadounidense con parciales de seis a una, para luego dar cuenta del no menos potente representativo de República Dominicana ocho carreras a dos para posteriormente barrer a su similar de Holanda por diez a dos.

Después de esos resultados, viajó a Tokio para iniciar su participación en la Super Ronda, misma que, como ya se mencionaba, arrancó con marca de una victoria y cero derrotas por haber terminado invicto en la fase inicial del torneo y haber dado cuenta del rival a vencer allá en Japón que era la novena de los Estados Unidos de América. En el arranque, México obtuvo victorias en sus duelos con China Taipéi y Australia pero cayó ante Japón y Corea del Sur para finalmente imponerse en su último juego a los Estados Unidos de América por segunda ocasión en el certamen clasificatorio a Tokio 2020, donde reaparecerá después de un largo ayuno el beisbol como disciplina olímpica.

Luego del certamen efectuado en Tokio, se conocen ya a cuatro clasificados a los Juegos Olímpicos que se efectuarán en el verano de 2020, el representativo de Japón que tiene asegurada su participación por ser el país sede del evento, y el conjunto de Israel, campeón del torneo preolímpico de Europa y África. Otro clasificado es Corea del Sur por haber culminado como subcampeón del Premier 12 y México.

De manera que quedan solo dos lugares para completar el hexagonal que habrá de efectuarse en el marco de las Olimpiadas, y los invitados serán quienes resulten los campeones del preolímpico de las Américas y el preolímpico Intercontinental.

Así pues, la Selección Mexicana de Beisbol ha conseguido lo que había sido un sueño anhelado por largo tiempo, su pase a unos Juegos Olímpicos para beneplácito de los aficionados al deporte Rey, que por primera vez tendrán el orgullo y satisfacción de observar a nuestro representativo nacional en esta lid a dónde nunca antes pudo llegar.

México tendría su primera experiencia en esta justa olímpica con cita en Japón, en esta nueva edición que tras un largo ayuno le ha abierto de nueva cuenta las puertas al beisbol que había quedado relegado por decisiones cupulares, siendo que para el certamen a celebrarse en París en 2024 volverá a quedar fuera de competencia porque a juicio de los organizadores resulta más atractivo incluir actividades como surf, breakdance o skateboard, de tal suerte que sería hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028, que el beisbol podría retornar a una Olimpiada.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy