Connect with us

Uncategorized

El modelo neoliberal ha fracasado en Chile: El diputado chileno Tomás Hirsch analiza los cambios que le esperan a su país

Published

on

Compartir en redes:

Por Sputnik Mundo //

Un crecimiento económico permanente y una de las peores distribuciones de los ingresos del planeta. Así describe a su país el diputado chileno Tomás Hirsch. La causa de la gigantesca movilización social en Chile “son los 30 años de abuso”, y ahora toca escuchar la voz de los ciudadanos y no de las cúpulas políticas desacreditadas.

El líder del Partido Humanista de Chile, diputado por el Frente Amplio y candidato a la presidencia de la República en 1999 y 2005, Tomás Hirsch, analizó en una conversación con Sputnik la complicada situación que está viviendo el país. Según el político, el modelo neoliberal “ha fracasado rotundamente” en Chile y todos los sectores de la población demandan mejores condiciones de vida y cambios en lo social, en lo económico y en lo político-institucional.

—  ¿Cómo describiría el momento que vive Chile estas semanas? ¿Cuáles fueron los factores que llevaron al pueblo chileno a salir a las calles?

—  Lo que caracteriza a Chile de estas semanas es una movilización social gigantesca en la que ha participado la inmensa mayoría del país y todos los sectores de la población: jóvenes, trabajadores, estudiantes, mujeres, pueblos originarios, pescadores, adultos mayores… Hay una movilización que es por la demanda de mejores condiciones de vida, por cambios en lo social, en lo económico y en lo político-institucional.

En lo social, la demanda fundamental tiene que ver con mejores sueldos y mejores pensiones; en lo económico, tienen que ver básicamente con un cambio de la estructura tributaria en nuestro país, que hoy día favorece al 1% más rico en condiciones absolutamente diferentes que al resto de la población; y, en términos político-institucionales, la demanda fundamental es canalizar la condición generada a través de una Asamblea Constituyente.

¿Por qué se ha llegado a esto? Se ha llegado por una sociedad que ha sido la sociedad del abuso, de la inequidad. Durante demasiado tiempo, la gente aguantó esperando que en algún momento le iba a tocar parte de los beneficios del supuesto desarrollo económico de Chile, pero Chile pasó a ser un país de la OCDE, un país con crecimiento económico permanente. Sin embargo, con una de las peores distribuciones de ingresos del planeta y eso, ese abuso, esa inequidad, terminó evidentemente por explotar. La gente no aguantó más. La chispa fue un pequeño aumento de la tarifa del metro, pero, evidentemente, la causa no es esta, sino los más de 30 años de abuso.

—   ¿Qué se juega el pueblo chileno en estas manifestaciones? ¿Y el Gobierno?

—  El pueblo se está jugando básicamente la posibilidad de tener un cambio profundo y estructurado económico, político y social. Chile ha sido el paradigma del modelo neoliberal aplicado en su forma más brutal, más pura. Hoy día se está demostrando que ese modelo, que se mostró como de exportación como ejemplo para el resto del mundo, es un modelo que ha fracasado rotundamente, en términos de que no ha mejorado las condiciones de vida de una inmensa mayoría de los chilenos, aun cuando ha sido maravillosamente beneficioso para el 1 y el 5% de la población.

Y el Gobierno lo que se está jugando es a la disyuntiva de intentar mantener el modelo que favorece a unos pocos que, por supuesto, están del lado de este Gobierno de derecha, o de ponerse del lado de la inmensa mayoría. Lamentablemente, hasta acá ha privilegiado mantenerse en forma inamovible con su modelo, y solamente ha ofrecido pequeñas variaciones que no son más que una pequeña pildorita, un paracetamol, pero que no modifica estructuralmente el modelo. Por eso es que hasta acá ha habido un rechazo tan fuerte a cada una de las propuestas que ha hecho el Gobierno, que lamentablemente en lo social no son nada y, por otra parte, está aplicando una política de violación de los derechos humanos que ha sido la más brutal que se ha visto en democracia en Chile.

—  ¿Qué papel juegan las Fuerzas Armadas en este momento político?

Las Fuerzas Armadas en Chile sabemos muy bien que, cada vez que han actuado, lo han hecho contra el pueblo. Esa es una situación que proviene desde la época del siglo XIX, a comienzos del siglo XX, la matanza de Santa María Iquique y el caso más dramático, el golpe militar dado en 1973.

Luego de esto, la primera actuación concreta que tienen fue en este estado de emergencia al que convocó el presidente Piñera y, lamentablemente, una vez más su acción inmediata fue la de brutales violaciones a los derechos humanos. Por lo tanto, acá es fundamental que las Fuerzas Armadas se mantengan en un rol ajeno a este conflicto, que es un conflicto social y de ninguna manera de seguridad del Estado. Hasta acá las Fuerzas Armadas mismas han preferido evitar ser llamadas. Son más bien sectores civiles de derecha y de ultraderecha las que quisieran verlas involucradas en la calle reprimiendo a la ciudadanía.

—  El Partido Humanista de Chile hizo una Acusación Constitucional contra Sebastián Piñera por violar los Derechos Humanos. Cuéntenos detalles al respecto, el contexto jurídico y la base de la acusación. ¿Qué pretenden lograr con esta acusación?

Efectivamente, yo como diputado y jefe de bancada del Partido Humanista presenté una acusación constitucional contra Piñera, en conjunto con el apoyo de diputadas y diputados de las distintas bancadas y partidos de la oposición. Por lo tanto, hoy día es una acusación transversal.

Lo hicimos, en primer lugar, porque es un imperativo ético: dejar claramente establecido para la historia que estamos en presencia de un presidente que es responsable políticamente de que en Chile se hayan cometido violaciones a los derechos humanos en democracia. Creemos que es muy muy importante dejar eso consignado para la historia.

En segundo lugar, claramente aspiramos a que esa acusación constitucional sea aprobada. Sabemos que eso es difícil, sabemos que hay sectores que deciden en este momento mantener el apoyo al presidente a pesar de esta violación a los derechos humanos.

La acusación misma tiene dos grandes capítulos en que se fundamenta: el primero habla de que el presidente ha faltado a la Constitución y las leyes al momento de permitir acciones que han sido violatorias de los derechos humanos y está establecido en la Constitución y las leyes que él debe garantizar, resguardar y proteger los derechos humanos de la ciudadanía. Y se presentan cientos de casos de distinto tipo con lo que se demuestra esta violación a los derechos humanos: violaciones, abusos sexuales, torturas, desapariciones, asesinatos, pérdida de ojos… En fin, una serie de acciones que reflejan este primer capítulo.

Y el segundo capítulo es haber puesto en riesgo el honor del país, el honor de la patria que él constitucionalmente estaba llamado a defender. ¿Por qué ha puesto en riesgo el honor? Porque son numerosos los organismos internacionales y también los parlamentos de otros países que han condenado la violación a los derechos humanos en Chile. Además, se ha tenido que sacar del país tanto la reunión de la APEC como la COP25. Y evidentemente, eso produce un profundo daño al honor y a la integración de nuestro país en el concierto internacional.

¿De quién fue la iniciativa de reducir los sueldos de senadores, diputados y altas autoridades como ministros?

La iniciativa fue de un grupo de diputados del Frente Amplio, que es la coalición a la que pertenecemos, presentada hace seis años. Sin embargo, durante estos seis años nunca fue vista en la sala ni en las comisiones. Ningún presidente de comisiones, ni de la derecha ni de la ex nueva mayoría o de la ex concertación quisieron jamás poner en tabla este proyecto de ley para reducir nuestras dietas a la mitad.

Ahora que se produjo esta movilización social, todos se sintieron de algún modo obligados a tener que apoyarla y rápidamente se puso en tabla, se discutió en nuestra Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, pasó a la sala y fue aprobada por unanimidad. Esto me alegra mucho, pero no deja de llamarme la atención la hipocresía de tantos diputados que durante años se negaron sistemáticamente a que se les bajaran sus sueldos. Además, trataron de hacer varias maniobras en el último minuto para involucrar también los sueldos de los trabajadores del Congreso, cosa que afortunadamente logramos impedir.

HACIA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

¿Habrá una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución política de Chile?

—  Eso no es claro. Se llegó a un acuerdo que el Partido Humanista no firmó, porque es un acuerdo que consideramos cupular, a espaldas del movimiento social, sin escuchar al movimiento social y no firmado solamente por algunos diputados y senadores de partidos políticos que están profundamente desacreditados. De todas maneras, en ese acuerdo se establece un plebiscito para consultarle a la ciudadanía si está por una nueva Constitución y se plantean dos opciones: nosotros creemos que la opción que tiene que prevalecer es la de una Asamblea Constituyente para generar una Constitución a partir de la ciudadanía y no de las mismas cúpulas políticas que hoy en día están tan desacreditadas.

—     ¿Cómo se imagina el escenario de esa Asamblea Constituyente, en especial sobre su composición social?

—     Depende mucho cómo se genere. Es un tema que todavía está abierto, está en discusión. Nosotros planteamos que tiene que haber cuota de género, que tiene que haber cuota de los pueblos originarios, que tiene que haber voto obligatorio, que tienen que poder votar los jóvenes desde los 16 años. Pero todos esos son temas que hoy día todavía no están incorporados en la mesa técnica y, por lo tanto, habrá que pelearlos para que realmente podamos tener una Asamblea Constituyente que sea representativa de la realidad del país. No queremos una Asamblea Constituyente de puros hombres. No queremos una Asamblea Constituyente gerontocrática. No queremos una Asamblea Constituyente solamente de los pueblos originarios. Así que esas son parte de las peleas y los temas que tenemos que dar.

¿Cuáles son los temas principales que debería abordar esa nueva Constitución?

Bueno, hay muchos temas. En la Constitución actual, Chile está planteado como el Estado subsidiario. Eso significa que el Estado deja de garantizar determinados derechos y le traspasa al sector privado esa responsabilidad. Una nueva Constitución evidentemente tendría que garantizar derechos fundamentales: salud, vivienda, educación, trabajo, medio ambiente no contaminado… son temas fundamentales.

En segundo lugar, una nueva Constitución debería incorporar el tema del reconocimiento a los pueblos originarios, debería apuntar a una mayor descentralización y desconcentración del poder. Aspiramos nosotros a que sea un sistema unicameral, no el bicameral que tenemos hoy en día, que se vuelvan a recuperar los recursos fundamentales como el agua, el cobre, el litio, que hoy día están entregados al mundo privado, así que son muchos los cambios, muy profundos e importantes que sería necesario hacer.

—  ¿Cuál es el papel de las Fuerzas Armadas y Carabineros en estos cambios que se buscan en la Constitución?

—  Eso también es un punto fundamental. Hoy día es necesario modificar el rol, el funcionamiento y las atribuciones de las Fuerzas Armadas y de Carabineros. Los Carabineros siguen siendo una policía militarizada que claramente está obsoleta y, en su protocolo, si eso queda demostrado en la violación a los derechos humanos que ha habido.

Respecto a las Fuerzas Armadas, tienen por constitución hoy día uno de los niveles más altos de gasto en armamento en América Latina y eso es por una fórmula que está establecida en la Constitución. Hay que modificar su rol en términos de estar totalmente supeditadas al poder civil, así que hay todo un debate que hacer respecto al rol, el funcionamiento, las atribuciones de las Fuerzas Armadas y Carabineros.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uncategorized

Conciencia en la Cultura: Macario, vino El Gran Divino y Michoacán, estado museo

Published

on

Compartir en redes:

LA PANTALLA: MACARIO

Dir. Roberto Gavaldón (México 1960)

Macario, se dedica a vender leña en el pueblo. Harto de una vida de privaciones y apuros, manifiesta que su mayor anhelo es poder comerse él solo un pavo, sin tener que compartirlo con nadie.  Lo consigue, dispuesto a comérselo Dios, el Diablo y la Muerte se le aparecen para pedirle que lo comparta. Bello filme, majestuoso, ha trascendido el tiempo.

PREMIOS EN 1960:

Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa

Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

VINO VID VINCI: EL GRAN DIVINO

40% chardonay, 60% sauvignon blanc

DE ENSENADA, BAJA CALIFORNIA.

Color: Amarillo límpido.

Aromas: Toronja, piña, durazno, mantequilla y humo.

Sabor: Con dominancia a frutas tropicales de gran persistencia.

Sugerido: Con postres de frutas, chocolate blanco, canapés y quesos azules.

LA MAGIA DE TUS VACACIONES: MICHOACÁN, ESTADO MUSEO.

MORELIA: Belleza arquitectónica, luce impresionante iluminada por la noche, como de otro mundo.

TZINTZUTZAN: Antigua capital del reino purépecha.

ERONGARÍCUARO: El tradicional sabor indígena colonial en la rivera del lago de Pátzcuaro.

PUEBLO DE JANITZIO: Capital nacional de la festividad de los muertos, isla en el lago de Pátzcuaro.

SANTA CLARA DEL COBRE: La belleza del fuego y los sueños indígenas en el cobre.

LA RUTA SAGRADA PURÉPECHA: Playas, montaña, lagos, bosques, arte, artesanía, comida, tradición.

Continue Reading

Uncategorized

Una infracción: ¿Simple e inocente?

Published

on

Compartir en redes:

Comuna México, por Benjamín Mora Gómez //

Al término de la conferencia mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador, del 9 de octubre, al posponer su respuesta a las preguntas que le hicieron periodistas sobre el secuestro de 92 choferes y el robo de sus 92 autobuses por estudiantes de la Normal de Tenería en el Estado de México, el presidente habló de “alguna infracción”, por increíble que nos parezca; así es, para el presidente de la República, el secuestro y el robo dejaron de ser delitos graves y se convirtieron en infracciones. Pegunto: ¿Cómo podrá Andrés Manuel López Obrador hacer cumplir el Estado de Derecho si no entiende lo que es el Estado ni menos lo que es el Derecho? ¿Cómo podrá, su gobierno en la 4T, darnos seguridad pública si el secuestro de personas y el robo de vehículos dejaron de ser delitos graves y quedaron reducidos a una simple infracción, menos ominosa que el dar vuelta con el auto en un lugar prohibido o el pasarse “un alto”?

El Presidente López Obrador no ha dimensionado las muy probables consecuencias de la negociación meta legal del Estado mexicano con estudiantes metidos al secuestro de personas y el robo de autobuses, allanando, también, propiedad privada.

El Presidente de la Cuarta Transformación parece no visualizar lo que en realidad transformó, al sentarse a negociar con delincuentes y ceder ante sus exigencias: la legitimidad de su mandato y, quizá, el de los futuros presidentes de la República.

Si como dijera José Ortega y Gasset “Yo soy yo y mis circunstancias, y si no la salvo a ella no me salvo yo”, acaso nos sería permitido salvarnos a nosotros mismos, abandonando nuestra razón de vida, o para ser más específicos, deberíamos permitirle al Presidente de México abandonar su mandato para salvarse él y su gobierno, y a su Cuarta Transformación. No, creo que no.

Para quienes nos gusta la Historia, este hecho guarda similitudes con aquel 7 de mayo de 1808, de las abdicaciones de Bayona, en que Fernando VII y Carlos IV renunciaron sucesivamente al trono de España, abdicando a favor de Napoleón Bonaparte y provocaron el enojo de ciudadanos de los reinos de la América hispánica, que desembocaron con la Independencia de esa América.

Fernando VII y Carlos IV podían renunciar a sus calidades de soberanos, pero nunca abdicar a favor de nadie; desde entonces se reconoció que el poder dimana del pueblo y solo a él pertenece, y como bien señaló Francisco Primo de Verdad y Ramos (nacido en la Ciénega del Rincón de Mata, de la Nueva Galicia, hoy Jalisco, el 9 de junio de 1760) ante el Cabildo de la Ciudad de México en septiembre de 1808, ante la falta de monarca, la soberanía debía volver al pueblo. Hoy, me pregunto, cómo deberemos actuar cuando el Presidente de México ha cedido su mandato y poder ante distintos delincuentes por ser pueblo bueno y sabio; debemos, pregunto, ¿revocar su mandato? AMLO ya abrió tal posibilidad.

Nuestro sistema jurídico nos da diferentes formas de participación en lo público y de gobierno como lo son el plebiscito, la consulta popular o la revocación de mandato, pero NO el secuestro NI el robo. El gobierno se equivoca. El gobernante solo puede hacer aquello que la ley le permite, ni más ni menos, y el ciudadano solo aquello que la ley NO le prohíbe. Ni el gobernante ni el ciudadano pueden negociar desde actos delictivos. Tales negociaciones deberían verse como nulas de origen.

Lo que AMLO NO ha sabido medir es que, al sentar a su gobierno a negociar con estos y otros delincuentes, en éste y otros casos, ha conculcado su juramento de Toma de Protesta del cargo de Presidente de la República de “Cumplir y hacer cumplir la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen”. Es un Presidente que ha vaciado de poder al Poder Ejecutivo y pretende lo mismo con los otros dos Poderes de la Unión.

En la laxitud que se otorga López Obrador en su quehacer presidencial, no se detiene a conocer lo que sucede en la vida de los secuestrados y sus familiares, y por ello, no comprendió que su decisión habrá de deteriorar el sentido de comunidad, ya de por sí herido de muerte. En la vacuidad de humanismo de la 4T, pasaron por alto que quienes debieron importar son los secuestrados y sus familiares y no los estudiantes normalistas metidos a la delincuencia organizada. Cuando el presidente afirma, en su conferencia mañanera, que el asunto de los secuestros y robos está resuelto, da por hecho que su gobierno no asumirá responsabilidad de ayuda psicológica ninguna hacia los secuestrados y sus familiares para ayudarles a superar dicha experiencia traumática. ¡Qué ligereza de gobernante!

No estamos ante un hecho menor sino ante la impunidad de los delincuentes y la ausencia de alternativas de control y solución que el Presidente confunde con represión. El Presidente no imagina y no entiende que NO todo el pueblo es bueno NI sabio, y que su complacencia con los delincuentes nos transforma en una sociedad atemorizada que pronto se sentirá aterrorizada. AMLO, parece no aceptar que la primera responsabilidad de ser presidente es la de garantizarnos seguridad pública y vida, y convierte a cualquier ciudadano en fuente potencial de peligro y desconfianza. Cuando hablamos de secuestros y secuestrados nos adentramos en el más oscuro de los sub mundos que genera desequilibrios emocionales o psicopatías que terminan por dañar el entorno social. Hoy, AMLO evidencia que, durante su desgobierno, la violencia no será combatida. Hoy, los mexicanos y mexicanas –principalmente éstas- podemos sentir que NO tenemos control sobre lo que nos pueda suceder. Hoy, por la mezquindad política del gobierno federal, nuestra confianza comunitaria deberá ser selectiva en un mar de desesperanza y pérdida del interés por lo público, convertido en fuente de pavor. Hoy, México perdió rumbo y sentido.

E-mail: benja_mora@yahoo.com

Continue Reading

Uncategorized

Feliz día a todas las niñas del mundo

Published

on

Compartir en redes:

Educación, por Isabel Venegas //

Este viernes se celebró el Día Internacional de La Niña, y desde UNICEF se enmarcó el evento con la apreciación de lo que se ha construido con tan solo 25 años de arduo trabajo a partir de la convención de China, en la que se adoptó la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. En esa ocasión, provenientes de más de 200 países, unas 30,000 personas se congregaban para atender una agenda que la humanidad debía mirar con urgencia.

Para México con su enorme polaridad y la diferencia que se vive en las latitudes de nuestro territorio, resulta fácil perder de vista el enorme rezago que tenemos en esta tarea; se sale del radar el matrimonio forzado para las niñas, la venta de pequeñas a cambio de tierras o la privación del derecho a estudiar, con la idea de que no tiene sentido invertir en la educación de ellas. No es nada más el hecho de aniquilar la posibilidad de lo que una mente brillante pudiera aportar a la ingeniería o la ciencia en general, sino el reforzar día a día, que una niña carece de valor más allá del de la reproducción o el de generar placer para quien la pueda poseer.

En el 2014, el Senado de la Republica expidió la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que se resume en los siguientes puntos:

  • Derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo.

  • Derecho a la Prioridad.

  • Derecho a la Identidad.

  • Derecho a vivir en familia.

  • Derecho a la Igualdad Sustantiva.

  • Derecho a No ser Discriminado.

  • Derecho a vivir en Condiciones de Bienestar y a un Sano Desarrollo Integral.

  • Derecho de Acceso a una Vida Libre de Violencia y a la Integridad Personal.

  • Derecho a la protección de la Salud y a la Seguridad Social.

  • Derecho a la Inclusión de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad.

  • Derecho a la Educación.

  • Derecho al Descanso y el Esparcimiento.

  • Derecho de la Libertad de Convicciones Éticas, Pensamiento, Conciencia, Religión y Cultura.

  • Derecho a la Libertad de Expresión y Acceso a la Información.

  • Derecho a la Participación.

  • Derecho de Asociación y Reunión.

  • Derecho a la Intimidad.

  • Derecho a la Seguridad Jurídica y al Debido Proceso.

  • Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes.

  • Derecho de acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación 

Hablar de leyes que evidencian los derechos de las niñas, niños y jóvenes, en ocasiones distrae de la obligación de hacer valer estos puntos, pareciera que por decreto eso se tiene que cumplir y ¡Ya está! Debemos ser conscientes que es una responsabilidad compartida, en la que la mayoría de los actores tenemos más de algún punto en el que quedamos a deber. En el caso de la educación, si bien es cierto que hay una consigna para el estado como proveedor de los espacios destinados para que la población entera pueda tener por lo menos, el acceso a la educación básica, por otro lado, el compromiso de los padres no es nada más llevar a sus niñas a las escuelas, sino ser y hacer consciencia de la capacidad inexorable que puede representar su inteligencia, su creatividad y apreciar su belleza desde la diversidad de su origen.

Hubo una publicación en redes sociales que llamaba mucho mi atención, decía que para transformar el mundo había que empoderar a las mujeres desde que son niñas, y en su redacción definía cinco puntos:

  • Dale herramientas para que no tenga que depender económicamente de nadie.

  • Enséñale sobre temas de sexualidad, para que sea ella quien decida sobre su propio cuerpo

  • Inspírala para que cuide su cuerpo desde una perspectiva de la salud, y no por estereotipos o imágenes que no le corresponden

  • Motívala a expresar lo que le pasa con claridad, sin importar el juicio que se haga.

  • Muéstrale todo su potencial y hasta dónde puede llegar.

Estoy totalmente de acuerdo con que la evolución del mundo sienta sus bases en la educación que se da desde la niñez, pero creo que hay palabras que de pronto comenzamos a utilizar tanto que pierden su sentido primordial.

El empoderamiento significa responsabilidad, tener el poder de acción debió requerir un proceso de formación en el que se fue conformando una estructura integral de la persona, para que pueda ejercerlo con control, con madurez y con la conciencia de muchas implicaciones de sus acciones.

Si lo vemos en el campo de la política, ese es uno de los factores clave de la problemática que vivimos, actores en el campo de las negociaciones sociales que fueron “empoderados” pero sin una formación, sin una trayectoria en ese ejercicio; tal vez podría parecer muy noble que una persona pueda representar a un colectivo aun siendo carente de las herramientas necesarias, pero al momento de tomar decisiones éstas suelen no ir acompañadas de una mirada compleja, de una visión de trascendencia y de una conciencia de las implicaciones que cada una puede traer consigo.

Considero pues, que lo primordial es educar en la libertad, fortalecer la idea de que todos nuestros miedos no se resuelven privando a los otros de sus derechos y de su autonomía, sino que cada uno se enriquece a partir de reconocer carencias, errores, aciertos y diferencias de los otros; pertenecer a una comunidad, a una familia o a un entorno debe enriquecer al ser humano, sin restar personalidad, identidad y valía.

El Banco Mundial estima que en México la expectativa de vida es de más de 77 años, con lo cual una niña de 6 años apenas lleva el 7.79% de lo que aproximadamente será su experiencia en este precioso, emocionante y maravilloso trayecto de aprendizaje. Hagamos que por lo menos la cuarta parte de su vida, es decir, hasta los 19 años, haya vivido en plenitud, en la construcción de la autonomía de su persona al saberse amada, útil, valiosa y con un alto potencial para que el resto de su vida pueda asumir el poder y el control de ello.

Obligatoriamente en esa cuarta parte de su vida, una niña habrá tenido la necesidad de tomar decisiones, de ejercer el poder y es cierto que desde el momento en que estamos inmersos en una comunidad, nuestra vida se ve afectada y afecta al mismo tiempo, pero cada vez que demos un paso en comprender y apreciar más nuestra libertad, en lugar de priorizar el poder, habremos sido más felices, y tal parece que ese es el verdadero éxito en la vida. Para quienes ya vamos por encima del 50% de la expectativa, resulta excitante visualizar las posibilidades de ese empoderamiento, pero llena de paz reconectar con las bases de libertad que se formaron en la infancia.

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa venegas@hotmail.com

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy