Connect with us

NACIONALES

Las reformas a los sistemas de pensiones en México: Vital para el futuro de los trabajadores

Publicado

el

Actualidad, por Alberto Gómez R. //

Los sistemas de pensiones gubernamentales son pilares fundamentales para garantizar la estabilidad y el bienestar económico de los ciudadanos en la vejez. En México, las reformas al sistema de pensiones han sido tema de un intenso debate, especialmente en el contexto de las modificaciones más recientes de 2020.

Estas reformas buscan corregir las deficiencias de los cambios implementados en 1997 y 2007 durante gobiernos neoliberales, que se percibieron como perjudiciales para los pensionados y beneficiosas para las empresas privadas administradoras de las Afores.

En 1995, durante el Gobierno del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) se aprobó la reforma a la Ley del IMSS de 1973, que entonces regía la forma en que los trabajadores recibían una pensión al retirarse.

El sistema de pensiones vigente de 1973 a 1997, daba a los trabajadores una pensión de acuerdo con la edad a la que se retiraban y el promedio de su sueldo en los cinco años anteriores al retiro. Tenía dos modalidades: retiro por cesantía entre los 60 y 64 años; y por vejez a partir de los 65 años.

Para solicitar la pensión, el trabajador debió haber cotizado 500 semanas como mínimo ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que equivalen a unos 10 años de trabajo. El monto que recibían los trabajadores dependía, además del promedio del sueldo, de la edad a la que se retiraban.

Si lo hacían por cesantía podían recibir entre el 75% y el 95% del promedio de su sueldo; si lo hacían por vejez recibían el 100%.

REFORMA DE 1997

Antes de 1997, año en que se aplicó la reforma propuesta en 1995, el sistema de pensiones en México operaba bajo un esquema de reparto a través del IMSS. En este modelo, las contribuciones de los trabajadores activos financiaban las pensiones de los jubilados. Este sistema se sostenía gracias a una alta proporción de trabajadores activos frente a jubilados, y se caracterizaba por una cobertura relativamente amplia y beneficios definidos. Sin embargo, el sistema enfrentaba supuestos problemas de sostenibilidad debido a la disminución de la tasa de natalidad y al aumento de la esperanza de vida, lo que incrementaba la proporción de jubilados en relación con los trabajadores activos.

El 1 de julio de 1997 entró en vigor la nueva Ley del Seguro Social, vigente hasta el momento, y cuyo modelo se basa en que cada trabajador tiene una cuenta individual en la que se van sumando sus aportaciones, las de su patrón y las del Gobierno.

Dichas cuentas están bajo la tutela de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), que son instituciones financieras vigiladas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). Actualmente hay 10 Afores: 9 privadas y una del Estado.

Cada bimestre, el patrón aporta 5,15% del salario base; el Gobierno federal pone la llamada Cuota Social de 0,225% del salario base; y el trabajador, el 1,125% de su salario. En total, la Afore recibe el 6,5% del salario base de cotización.

Además, el trabajador puede hacer aportaciones voluntarias cada quincena o mes para aumentar el saldo de su ahorro.

Esta reforma fue promovida bajo el argumento de mejorar la sostenibilidad del sistema y reducir la carga fiscal del gobierno. Se introdujeron las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), instituciones privadas encargadas de gestionar las cuentas individuales de los trabajadores. Bajo este esquema, cada trabajador tenía una cuenta individual donde se depositaban sus contribuciones, las cuales se invertían en el mercado financiero con el objetivo de generar rendimientos para financiar su jubilación.

La reforma de 1997 tuvo consecuencias mixtas. Si bien alivió la carga fiscal del gobierno al reducir su responsabilidad directa en el pago de pensiones, también trajo consigo problemas significativos. Las Afores comenzaron a cobrar comisiones elevadas por la gestión de las cuentas, reduciendo significativamente los ahorros acumulados por los trabajadores. Por ejemplo, durante los primeros años, las comisiones por manejo de cuenta llegaron a representar hasta el 2% del saldo anual, un costo excesivo que afectaba el monto final disponible para la jubilación.

Además, la baja densidad de cotización, es decir, el número de semanas que los trabajadores contribuyen al sistema durante su vida laboral, resultó en saldos insuficientes para garantizar pensiones adecuadas. Muchas personas no lograban acumular los fondos necesarios, lo que derivaba en pensiones extremadamente bajas. Por ejemplo, si un trabajador tenía un sueldo de $10 mil pesos mensuales, su pensión era de alrededor de $2,500 pesos al mes.

REFORMA DE 2007

La reforma de 2007 se enfocó en el sistema de pensiones para los trabajadores del Estado, administrado por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Similar a la reforma de 1997, se introdujo un esquema de capitalización individual para los nuevos trabajadores, mientras que los trabajadores existentes podían optar por mantenerse en el sistema anterior o migrar al nuevo sistema.

Esta reforma también enfrentó críticas debido a problemas similares a los del sistema de Afores. Las comisiones cobradas por las Afores del ISSSTE fueron consideradas altas y el rendimiento de las inversiones a menudo no compensaba estos costos. Asimismo, se encontraron diversas anomalías en la administración de los fondos, incluyendo prácticas de inversión cuestionables y falta de transparencia en la gestión de los recursos.

Además, diversas investigaciones han revelado que muchos políticos y expolíticos del PRI y el PAN tenían participación en las empresas de Afores, lo que generaba conflictos de interés y sospechas de corrupción. Este entorno permitió prácticas abusivas, como el cobro de comisiones excesivas y la manipulación de los rendimientos para favorecer a ciertos grupos económicos.

REFORMA DE 2020

En un esfuerzo por abordar las deficiencias de las reformas anteriores, en 2020 se aprobó una nueva reforma al sistema de pensiones en México. Esta reforma tenía varios objetivos clave:

Aumento de las aportaciones. Se incrementaron las aportaciones obligatorias de los empleadores de manera gradual, pasando del 5.15% al 13.875% del salario base de cotización en un periodo de ocho años. Este aumento tiene como objetivo mejorar el saldo acumulado en las cuentas individuales de los trabajadores.

Reducción de las semanas necesarias para la pensión. Se redujo el requisito de semanas cotizadas de 1,250 a 750 semanas, con un aumento progresivo hasta llegar a 1,000 semanas en 2031. Esta medida busca facilitar el acceso a una pensión para un mayor número de trabajadores, especialmente aquellos con historial laboral irregular.

Mejora de la Pensión Garantizada. La Pensión Garantizada, ajustada a la inflación, se incrementó para asegurar un ingreso mínimo digno para los jubilados, particularmente aquellos con bajos ingresos.

Reducción de comisiones. Se establecieron regulaciones más estrictas para las comisiones que las Afores pueden cobrar, buscando reducir los costos para los trabajadores y mejorar los rendimientos netos de sus ahorros para el retiro. Actualmente se han reducido a menos de la mitad de los cobros anteriores, quedando en 0.56% de las aportaciones del trabajador.

Beneficios de la reforma. Las reformas de 2020 intentan corregir los errores del pasado, asegurando que los trabajadores tengan mayores ahorros y, por ende, pensiones más dignas. Se estima que, con la nueva estructura de aportaciones y menores comisiones, los saldos acumulados en las cuentas de los trabajadores podrían aumentar significativamente, mejorando las pensiones futuras.

PRÓXIMAS MODIFICACIONES PROPUESTAS

El gobierno federal ha propuesto futuras modificaciones para continuar mejorando el sistema de pensiones en México:

Pensión universal. Una de las propuestas más destacadas es la creación de una pensión universal que garantice un ingreso básico a todos los adultos mayores, independientemente de su historial laboral. Esta medida busca ampliar la cobertura y reducir la desigualdad en los beneficios de pensión.

Aumento de contribuciones. Se plantea incrementar aún más las contribuciones patronales y gubernamentales para asegurar la sostenibilidad del sistema y mejorar los montos de las pensiones.

Transparencia y eficiencia. También se busca implementar medidas para mejorar la transparencia y eficiencia en la administración de las Afores, incluyendo auditorías más estrictas y la eliminación de conflictos de interés.

LOS MEJORES SISTEMAS DE PENSIONES DEL MUNDO

Países Bajos. El sistema de pensiones en los Países Bajos es conocido por su sostenibilidad y adecuación. Consiste en tres pilares: una pensión estatal básica (AOW), pensiones ocupacionales y ahorros privados. La AOW proporciona un ingreso básico para todos los residentes mayores de 67 años, financiado por impuestos. Las pensiones ocupacionales son gestionadas por fondos específicos de cada sector y son obligatorias, mientras que los ahorros privados permiten a los individuos complementar sus ingresos de jubilación.

El sistema holandés asegura una cobertura amplia y pensiones adecuadas, lo que reduce la pobreza en la vejez y asegura una calidad de vida digna para los jubilados. Además, la estructura tripartita proporciona estabilidad y diversificación de riesgos.

Dinamarca. El sistema danés se caracteriza por su eficiencia y sostenibilidad. Incluye una pensión estatal básica financiada por impuestos, pensiones ocupacionales obligatorias gestionadas por fondos específicos y ahorros privados incentivados mediante deducciones fiscales. Este sistema asegura una base de ingresos sólida para todos los ciudadanos mayores de 67 años.

Dinamarca tiene una de las tasas más bajas de pobreza en la vejez en el mundo, gracias a su sistema de pensiones robusto y bien financiado. La transparencia y la gestión eficiente de los fondos de pensiones son factores clave en su éxito.

Australia. Australia combina una pensión estatal financiada por impuestos (Age Pension) con un esquema de ahorro obligatorio conocido como Superannuation. La Age Pension ofrece un ingreso básico a los ciudadanos mayores de 66 años y medio, mientras que el Superannuation obliga a los empleadores a contribuir un porcentaje del salario de los trabajadores a fondos de pensiones privados, promoviendo una alta tasa de ahorro y seguridad financiera para los jubilados.

El sistema australiano fomenta una alta tasa de ahorro personal, lo que permite a los jubilados tener ingresos más altos y una mayor seguridad financiera. Además, la combinación de ingresos garantizados y ahorros privados proporciona una red de seguridad sólida y flexible.

Suecia. El sistema de pensiones en Suecia es reconocido por su flexibilidad y solidez. Consta de una pensión de ingresos basada en los ingresos a lo largo de la vida laboral, una pensión garantizada para aquellos con bajos ingresos y pensiones ocupacionales complementarias. Este modelo asegura que todos los ciudadanos reciban una pensión adecuada, independientemente de sus ingresos previos.

Suecia ha logrado reducir significativamente la pobreza en la vejez mediante un sistema de pensiones que equilibra adecuadamente la responsabilidad individual y la seguridad proporcionada por el Estado. La transparencia y la equidad son características fundamentales de este sistema.

Los sistemas de pensiones gubernamentales son esenciales para garantizar el bienestar económico de los jubilados y asegurar una sociedad más equitativa. Las próximas modificaciones propuestas buscan ampliar la cobertura y asegurar un nivel de ingresos digno para todos los adultos mayores.

Al comparar los sistemas de pensiones más exitosos del mundo, como los de Países Bajos, Dinamarca, Australia y Suecia, se pueden extraer valiosas lecciones para México. Estos modelos destacan por su combinación de pilares estatales, ocupacionales y privados, proporcionando una red de seguridad robusta y diversificada para los jubilados. Implementar prácticas similares en México podría contribuir a un sistema de pensiones más justo y sostenible, asegurando el bienestar de las futuras generaciones de trabajadores.

Es vital que el gobierno mexicano continúe reformando y mejorando el sistema de pensiones, no solo para corregir los errores del pasado, sino también para garantizar un futuro más seguro y digno para todos los trabajadores del país.

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

Entre el pragmatismo y la doctrina ideológica: Acción Nacional, con la oportunidad histórica de renovarse o morir

Publicado

el

Por Diego Morales Heredia //

La carencia de liderazgos, los personajes brillantes y oscuros, pasando de la ideología doctrinaria a su llegada al poder y el declive como institución después de la última elección, es el análisis que se hizo en Conciencia TV respecto al futuro que enfrentara el Partido Acción Nacional (PAN) como instituto político de cara a los próximos años.

Uno de los invitados fue el analista político Guillermo Velasco, quien lamentó el presente que vive un partido histórico del país como Acción Nacional afirmando que lo que se tiene que hacer en los blanquiazules es llevar a cabo una fuerte autocrítica y reflexión de los acontecimientos pasados para poder sentar las bases del partido para el futuro.

“Es una pena lo que ha pasado en el PAN, un partido que históricamente ha sido relevante para el país, que ha marcado a México, fundado en valores determinados y determinantes, cuando uno se aleja de los principios fundacionales comienza la debacle política. A la luz de los resultados políticos del pasado proceso electoral, lo menos que tendría que haber es una autocrítica muy seria, es un partido que no logró los resultados que había planteado, que no supo capitalizar la efervescencia ciudadana, la coalición de partidos no gustó, los socios fueron más estorbo que ayuda a la hora de la realidad”.

Agregó: “De dirigentes históricos que ha tenido el PAN, era un partido con trascendencia y humanismo político, cuando llega al poder, hay que saber vivir y sobrevivir con el partido político. Cuando se deja de pensar en la política del bien común y en la política para servir, se entra en una ruta de pragmatismo, de voracidad y ansia de poder, al partido le fue pasando paulatinamente. Con la llegada de Fox había una expectativa de cambio relevante, siguió rodeado de viejos priistas en el gobierno, hay que reconocer la alternancia. Viene un segundo proceso del PAN que no logró consolidar un proceso de transición. Llegaron arribistas al partido, acostumbrados a administrar derrotas”.

En el mismo orden de ideas, Guillermo Velasco aseveró que al PAN le falta una oxigenación en sus cuadros políticos, mientras no suceda esto no habrá un cambio de fondo internamente en los blanquiazules.

“Coincido con el ex presidente Calderón que afirma que en el PAN comenzaron a operar como cadeneros en los antros, en ese sentido, le falta oxigenación a un partido que ha premiado a los amigos de los dirigentes para que sean plurinominales al congreso, mientras no haya sangre nueva en la cancha, no habrá un cambio de fondo”.

Para Guillermo Velasco, en el PAN, como en el PRI, actualmente se llevan a cabo pseudo debates y pseudo consultas, no hay planteamiento a la militancia, para que más personas pudieran opinar sobre qué perfil quisieran, que hubiera debates internos, que proyecto de país y de partido plantean, hay mucho ruido y pocas nueces, señala.

De la misma forma considera que entre los y las aspirantes anotados a la presidencia (Eduardo Rivera, ex candidato a la gubernatura de Puebla, la senadora Kenia López Rabadán, quien fuera vocera de Xóchitl Gálvez), pero Jorge Romero es el personaje más cercano a Marko Cortés, por lo que no vislumbra que vaya a realizarse un cambio real que permita la transformación del PAN de acuerdo a las exigencias de esta nueva circunstancia política que vive el país.

Guillermo Velasco considera que lo que sucede en el PAN en torno a la elección de la nueva dirigencia hay un aparente debate, pero en el fondo la designación viene por la continuidad del grupo dominante con Jorge Romero y en ese marco recordó liderazgos que surgieron del sector empresarial, que sin tener militancia en el PAN, éste los acogió, como Pancho Barrio, Maquío Clouthier, recordando también el liderazgo de don Luis H. Álvarez y Carlos Castillo Peraza y que hoy no existen,

UNA OPORTUNIDAD COMO SU FUNDACIÓN

Por su parte, para Alfonso Gómez, presidente del Colegio de Economistas de Jalisco y analista político, el Partido Acción Nacional se encuentra en una oportunidad histórica como la tuvieron en su fundación de ser un instituto cercano a los ciudadanos y fiel a sus convicciones ideológicas.

“Tiene que hacer una lectura precisa del escenario paralelo a los acontecimientos que motivaron la fundación del partido, el PAN surgió en el sexenio de Cárdenas con un proyecto alternativo, donde se hablaba de consolidar al estado como el eje de la economía, Acción Nacional plantea el tema de la ciudadanía, hay una visión en educación que en aquél entonces planteó el gobierno, el PAN plantea la educación humanista, en esa época la política se determinaba por los caudillos, planteaban una participación ciudadana. Siento que el PAN se está reencontrando en la historia con un escenario que se puede interpretar como el que le dio origen y esencia, su motivación y que se fue perdiendo con los años”.

Subrayó: “Hay que analizar el sistema político mexicano como cruza y se hace transversal a todos los partidos, la corrupción, las camarillas, las cuotas de poder, pareciera una cultura que atraviesa a todos los partidos. El PAN encuentra elementos comunes a su origen para revitalizar su presencia política y enfrentar desde su perspectiva un proyecto de poder que es el que está actualmente gobernando”.

En su análisis, recordó dos elementos históricos que considera cambiaron el rumbo del partido, la alianza de Diego Fernández de Cevallos con el gobierno y el neo panismo encabezado por Fox, en donde olvidaron la doctrina ideológica y llegó el pragmatismo del poder por el poder a Acción Nacional.

“Creo que el PAN tendría que reflexionar sobre dos elementos históricos que desviaron su rumbo, era un partido doctrinario, cambiaron al partido, absorbieron las prácticas del PRI; el primero, Diego Fernández de Cevallos y la alianza con Salinas, esa cercanía en el poder, el otro momento que marcó esta ruta quizá sea el neo panismo, cuando aparece la cabeza de Fox, donde se trataba el poder por el poder, convirtió al partido en algo más pragmático, que pudo haber llevado a esos nuevos dirigentes sin identificación en el partido, con una nueva lógica más allá de la posición doctrinaria de sus fundadores”.

EXTRAVIADO EN SUS LUCHAS

Para Gabriel Ibarra Bourjac, periodista y director general del Semanario Conciencia Pública, la crisis del PAN se agudizó porque el partido está extraviado en sus luchas, no encuentra el rumbo y eso le ha generado falta de liderazgos, sin embargo, también consideró que tiene una gran oportunidad contrario a otros institutos políticos como el PRI y el PRD para reencontrarse con su militancia.

“Uno de los problemas que enfrenta el PAN es liderazgos legitimados, hay algunos como Mauricio Vila y Francisco Domínguez, han sido buenos gobernadores, pero el partido no ha sido ajeno a que camarillas y grupos de poder lo controlen, eso es parte de la naturaleza de un partido político, pero el asunto es para qué utilizas ese dominio, para tener cuadros sólidos o para satisfacer un apetito de poder. El PAN llega al poder y no supo qué hacer con el poder, creo que con Fox aún no estaba preparado, de repente llega y fueron difíciles los desafíos que enfrentaron, poco avanzó el país”.

Añadió: “El PAN no se ha sustraído a las crisis que viven los partidos políticos en México y en el mundo, creo que hay una confusión, anda extraviado hacia dónde debe ir y cuáles deben ser sus luchas. Parte de ese extravío es el problema interno de liderazgos y grupos, hubo un tiempo en donde el PAN tuvo grandes dirigentes como Carlos Castillo Peraza, el propio Felipe Calderón, ayudó mucho con su liderazgo a construir el partido».

«Sin embargo, después vienen luchas fuertes por el poder, con visiones diferentes del partido y Calderón usó la fuerza del presidente para golpear y desgastar a Espino, que dejó la presidencia antes de cumplir su periodo institucional, ahí empezó a debilitarse el partido cuando el poder lo absorbe, cuando el presidente mete mano al partido. Después viene Anaya y Cortés, con liderazgos cuestionados”.

Bajo este contexto, Ibarra Bourjac visualiza una oportunidad en Acción Nacional para componer el rumbo y convertirse en una oposición seria y un partido que sea una opción real para los ciudadanos, que dependerá de las decisiones cupulares que se tomen en el futuro inmediato del instituto político.

“A diferencia del PRI, el PAN tiene la oportunidad de hacer un gran debate interno y lograr en ese sentido construir consensos para ver qué rumbo debería tomar el partido en esta situación que se vive. El PAN en esta elección, con todo y el mal resultado de la alianza, viendo los números no le fue tan mal como al PRI y PRD, el PAN tiene una oportunidad de poder replantear y hacer cambios, buscar que la democracia interna fluya y no que grupos o camarillas manden. Conectarse con la gente, esa alianza ya no debe seguir, fue terrible y los contrarios lo manejaron bien como narrativa política”.

Además: “Hay una frase que decía: ganar al gobierno sin perder al partido. Se llegó al gobierno, se perdió el rumbo entre ese pragmatismo y la ideología doctrinaria se perdió el idealismo, recuerdo a grandes militantes del PAN que gastaban zapato, saliva y algo más para hacer campaña, así llegaron al poder y eso se perdió, es nostalgia, difícilmente se volverá a ello, son otros tiempos, donde lo fácil y rápido lo buscan las nuevas generaciones, el gran desafío es reconstruirse, ser un partido competitivo para los ciudadanos, con ese pragmatismo que es importante. Es el gran reto que tienen los panistas en este congreso que tendrán para elegir a su nuevo dirigente”, puntualizó.

Continuar Leyendo

ENTREVISTAS

Frente Cívico Nacional convocará el 11 de agosto a manifestación nacional: La marea rosa no está dormida

Publicado

el

Por Francisco Junco //

La marea rosa no está dormida y más que nunca esta activa en pie de lucha y a la expectativa de los tiempos políticos electorales que marcan la ley, incluso están convocando a una marcha nacional el próximo 11 de agosto para protestar en contra de la sobre representación legislativa que pretende el partido oficialista, así lo dijo a Conciencia Pública, Alejandro Ayala Sainz del Frente Cívico Nacional, capítulo Jalisco.

“El Frente Cívico Nacional a nivel nacional está trabajando con el tema de las impugnaciones, estamos esperando la resolución y los tiempos que corresponden al INE y al Tribunal Federal, para ver qué acciones vamos a realizar. Las impugnaciones están hechas en todos sus ámbitos y estamos convocando para el 11 de agosto a una manifestación a nivel nacional, en las diferentes instalaciones del INE de todos los estados del país, para manifestarnos en contra el criterio que quiere imponer el Gobierno oficialista de la sobrerrepresentación”, señaló el activista.

Explicó que a juicio de diversas organizaciones civiles la sobrerrepresentación, con el 8 por ciento, que el partido Morena, quiere sobre pasar en el Congreso de la Unión, en ambas cámaras legislativas, la Cámara de Diputados y la de Senadores, es un abuso de poder.

El Frente Cívico Nacional forma parte a nivel nacional y estatal de los colectivos que representan la llamada Marea Rosa, que ha salido en diversas ocasiones a defender las instituciones democráticas del país, como el INE, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o los organismos de transparencia.

Ayala Sainz aseguró que están concentrados en resolver el problema de la sobrerrepresentación a nivel nacional, ya que una vez que se resuelva este tema, que es el respeto a lo que establece la Constitución, estarán resolviéndose “en cascada muchos otros problemas”, como es la Reforma Constitucional al Poder Judicial y otras 20 reformas que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador quiere imponer y “que no son beneficiosas para la ciudadanía a nivel nacional”.

“Hemos analizado cada uno de los acontecimientos que se están dando en el proceso postelectoral, y creemos que el 11 de agosto es el momento adecuado para salir y ejercer presión social para que hagan las cosas conforme a la Constitución, en cuanto a la sobrerrepresentación legislativa se refiere, que señala claramente que es el 8 por ciento, en ambas cámaras congresistas”, explicó el representante del Frente Cívico Nacional.

Además, de manifestar su inconformidad contra la sobrerrepresentación, dijo Ayala Sainz, se han realizado actividades para defender y apoyar a la Suprema Corte de Justicia y al Tribunal de Jalisco ante la reforma constitucional que quieren hacer en materia del poder judicial.

“Estamos apoyando totalmente a las acciones que está tomando la Suprema Corte de Justicia, a nivel estatal, inclusive la parte federal. Ellos mismos están organizándose y están haciendo sus propias manifestaciones, sus propias proclamaciones acerca de esta reforma, explicándole a la ciudadanía todos los inconvenientes que tiene esta reforma, que es verdaderamente absurda”.

“El tema de los magistrados, de los jueces, del Poder Judicial, es un tema de mucha especialización y el hecho de que se quiera imponer que la ciudadanía, y eso es entre comillas, lo pongo porque ni siquiera creo que sea la ciudadanía, haga una votación para elegir a los jueces, a los magistrados, esto evidentemente va a generar una corrupción. Incluso una corrupción con el crimen organizado y del gobierno federal que tendrán representantes en el poder judicial a modo. Entonces, estamos totalmente en contra y estamos apoyando a esta iniciativa del Poder Judicial”, apuntó.

Subrayó, que sería absurdo y un error gravísimo que los magistrados sean electos o elegidos por el pueblo, ya que lo único que generaría, insistió es “una corrupción tremenda y una incursión del crimen organizado en la elección de estos personajes”.

Informó que algunas organizaciones civiles, entre ellas la que él representa, se están sumando para apoyar las acciones que el Poder Judicial está realizando, como haciendo videos, “sacando en redes sociales todo lo que corresponde a lo que ellos están llevando a cabo”, además acudiendo a los eventos a los que son convocados por los trabajadores del poder judicial, ya que ellos “quieren que la sociedad civil se involucre y participemos todos juntos en esta lucha en contra del autoritarismo del gobierno federal”.

Incluso, dijo, hace unas semanas participaron sumándose a un par de manifestaciones para bloquear Anillo Periférico, frente a los tribunales federal en Jalisco, “tengo entendido que este tipo de manifestaciones irán incrementándose paulatinamente a modo de que la presión social sea cada vez mayor y podamos expresarnos abiertamente”.

La pregunta que está en el aire. ¿Por qué la Marea Rosa o los grupos cívicos que incluso participaron en esta elección, como ya nos lo refieres, que incluso contaron los votos, observaron la jornada electoral ¿por qué las vemos callados a la hora de que los partidos políticos manifiestan esta inconformidad? ¿dónde está la Marea Rosa?, se le cuestionó.

Y respondió: creo que eso también es parte de los tiempos que tienen que suceder. Actualmente, todas estas impugnaciones están en manos del Instituto Electoral y del Tribunal Electoral del Estado. Ellos tendrán que dar una sentencia ante esas impugnaciones, ya sea favorables o desfavorables para los que están impugnando. Pero bien, si aun así estas entidades sienten que no ha sido justa la definición o la decisión del Tribunal Electoral Estatal, se irán al Tribunal Superior de Justicia Electoral y ese tendrá que ser el ente o la entidad que definirá de manera definitiva e inapelable el veredicto de las impugnaciones o de los reclamos de los partidos.

Eso tiene sus tiempos también, eso no ha sucedido todavía. Entonces, en el momento en el que la ciudadanía, y al decir ciudadanía, quiero manifestarme por parte de la Marea Rosa, que incluye a muchos grupos de la sociedad civil de Jalisco, ya tendremos la oportunidad de juzgar y de decir, es el momento de manifestarnos o no, no hay que hacerlo. La resolución de los tribunales fue la correcta y pues ya no tendremos que hacer nada, pero repito, eso es cuestión de tiempo.

¿Ustedes sí están al pendiente de los acontecimientos que están realizándose en el proceso postelectoral?

Sí, claro, pues a todos los concierne, a todos nos preocupa y queremos que el proceso sea limpio, ordenado, como creemos que hasta ahorita ha sido y también vemos de manera que es una cuestión perfectamente normal, que los partidos impugnen.

Quisiera hacer una invitación a que la gente, la Marea Rosa, la sociedad civil de oposición, no crea que estamos dormidos, no crea que estamos resignados o que estamos ya con los brazos cruzados esperando lo que suceda. Estamos en pie de lucha y seguiremos al tanto, informando a la ciudadanía en el momento oportuno para las acciones que se tengan que hacer. Ahorita, lo primero que se vislumbra sería la manifestación del 11 de agosto. Estamos invitando a toda la ciudadanía a que participe, que nos volvamos a unir para seguir luchando a favor del rescate de México y de la impunidad que prevalece en los diferentes ámbitos del gobierno federal.

Continuar Leyendo

NACIONALES

Marasmo de la partidocracia mexicana: Génesis, evolución y decadencia

Publicado

el

Opinión, po Pedro Vargas Ávalos //

En nuestra nación funcionan siete -ahora ya seis, pues el PRD, pasó a mejor vida luego de las elecciones del 2 de junio- institutos políticos que son los que se disputan el poder cada que se realizan comicios. Esa es la llamada partidocracia, es decir, “Situación política en la que se produce un abuso del poder de los partidos” (Real Academia Española). Situándonos en contexto, podemos entrever el marasmo que sacude a ese fenómeno partidista.

Por su orden cronológico figura primero el Partido Revolucionario Institucional (fundado como Partido Nacional Revolucionario (PNR), desde el poder federal el 4 de marzo de 1929, por el llamado Jefe Máximo de la Revolución, Plutarco Elías Calles).

Por cierto, que el 30 de marzo de 1938, el General Lázaro Cárdenas, quien arribó al poder ejecutivo (1934-1940) con bendición del aludido Calles, para sacudirse su hegemonía lo expulsó del país el 10 de abril de 1936, y así concluyó con su “Maximato”.

Enseguida el mandatario transformó a dicho organismo matizándolo de socialismo y auspició se llamara PRM (Partido de la Revolución Mexicana), el cual fenecería el 18 de enero de 1946, bajo la presidencia del Gral. Manuel Ávila Camacho: desde tal fecha, hasta la actualidad se le denomina Partido Revolucionario Institucional (PRI). Como ya se sabe, desde el ya remoto año de su creación, fue un partido hegemónico, omnipotente, siempre atado al liderazgo del presidente de la república en turno, menos cuando perdió la silla presidencial, (2000-2012) recuperando su control en el sexenio de Enrique Peña Nieto -2012-2018- bajo la divisa de que era el nuevo PRI, pero que a la postre resultó entreguista y corruptísimo, culminando la etapa del neoliberalismo iniciado con Miguel de la Madrid Hurtado en su periodo 1982-1988. Con el sucesor de éste -Carlos Salinas de Gortari-, arquetipo neoliberal, se inició la época del prianismo, es decir, la alianza virtual del PRI con el PAN, concubinato que duró hasta el 2018, aun cuando en contiendas electorales y como oposición, sigue actuando de tal manera, a pesar de que, en documentos y verborrea, han sido archienemigos. Por eso a su liga se le califica como antinatural, probando que la conveniencia politiquera demuestra que la ideología sucumbe ante la componenda.

EL NACIMIENTO DEL PAN

El segundo de los institutos partidistas nacionales es el PAN -Partido Acción Nacional- que nació el 15 de septiembre de 1939, impulsado por el Lic. Manuel Gómez Morín, chihuahuense que tuvo el apoyo entre otros personajes, de los abogados jaliscienses Efraín González Luna y Rafael Hernández Preciado.

Se asegura que los aspectos económicos, principios de doctrina y el programa de acción los inspiró Gómez Morín, mientras que los conceptos de nación, la familia y el Estado fueron elaborados por el lúcido autlense González Luna.

A esta institución la inspiró su antagonismo al PRM, su apego al cristianismo, a la propiedad y la libre empresa, así como profesar valores sociales catalogados conservadores, de allí que al partido se le estima de derecha. Su lema se orientó por un discurso de su fundador: “Por una patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos”. Sus primeros triunfos electorales fueron de carácter legislativo: diputados en 1946 y al año siguiente la presidencia municipal de Quiroga, Michoacán. Luego hubo un Ayuntamiento en Jalisco y para 1952 su primer candidato presidencial fue el jalisciense Efraín González Luna.

En 1989, en Baja California, Ernesto Ruffo Appel logró ser el primer gobernador panista, con lo que un partido de oposición ganó una entidad federativa. Finalmente, ya en pleno prianismo, arribó en 2000 a la presidencia de la república un trivial personaje, Vicente Fox, al que le sucedió en controvertida elección en 2006, “haiga sido como haiga sido”, el aciago Felipe Calderón. A partir de este tiempo, uncido al prianismo, volvió a declinar el partido blanquiazul.

El que debería ser tercer partido por orden de fundación (5 de mayo de 1989) porque a la fecha es virtual desaparecido, es el de la Revolución Democrática, surgido por el empuje entre otros personajes, de Cuauhtémoc Cárdenas. El antecedente fue la unión de partidos de izquierda y la disidencia priista que bajo las siglas de FDN (Frente Democrático Nacional) se enfrentó al candidato oficial (Carlos Salinas), quien en embarazosos comicios (6 de julio de 1988) y tras la “caída del sistema” que anunció el Secretario de Gobernación Manuel Bartlett, dieron un sospechoso triunfo al que luego fue el “villano favorito” del país: impulsó el neoliberalismo, despojó a la nación de sus empresas, golpeó al sistema ejidal, y a la izquierda dijo que “no la veo ni la oigo”. Este michoacano -Cárdenas- triunfó en elecciones para gobernar el Distrito Federal, y luego lo asegundó Andrés Manuel López obrador el año 2000. El esplendor perredista mayor fue en 2006, cuando casi alcanza la presidencia de la república con AMLO como candidato.

La asunción de puestos claves del organismo por grupos (tribus y clanes) internos, hizo que el exlíder y excandidato presidencial López Obrador, saliera del perredismo y fundara una asociación que luego sería el Partido de la Revolución Democrática. El partido quedó dirigido por los llamados “Chuchos” -Jesús Ortega y Jesús Zambrano- con sus incondicionales del círculo “Nueva Izquierda”, quienes se aliaron al prianismo de Calderón y Peña Nieto. Descarriados de plano, de tumbo en tumbo se quedaron sin gubernaturas, resultando que a la fecha esos “líderes” lo han sepultado: luego de las elecciones del 2 de junio reciente y su nefasta alianza con el PRIAN, al no conservar su registro.

EL PARTIDO VERDE

El siguiente partido cronológicamente considerado, es el que nació en 1986 impulsado por el priista michoacano Jorge González Torres, (hermano del célebre Doctor Simi, Víctor González Torres) como Partido Verde, quien logró participara electoralmente en 1991, con el nombre de Partido Verde de México. Sin embargo, se logró el registro del organismo en 1993, ya con el nombre de Verde Ecologista de México (PVEM) en cuyo proceso inmediato (1994) compitió como aspirante presidencial.

Dicho personaje, con su discurso sobre ecología y animalismo, ha sido considerado el dueño del organismo al que dirigió hasta 2001, heredando la dirección a su hijo Jorge Emilio González Martínez, bautizado como “el niño verde”, de pésima fama por sus desplantes y actos tildados de corrupción.

Él, como si fuese dueño de la institución, dice quien manda. El partido ha participado en alianzas con el PAN (2000) para triunfar con Fox, aun cuando luego se separó porque el baladí presidente no cumplió sus compromisos. Enseguida se alió al PRI de Madrazo y mantuvo su apoyo priista con José Antonio Meade, hasta que, en 2018, con acierto se sumó a la coalición “Juntos Haremos Historia” encabezada por MORENA. No se puede entonces afirmar cual sea su ideología efectiva, pues se une a conveniencia con cualesquiera.

EL PARTIDO DEL TRABAJO

El Partido del Trabajo (PT) es un instituto fundado en la capital mexicana tras unirse varias organizaciones sociales, el 8 de diciembre de 1990, siendo primer mandatario el inefable Carlos Salinas. Es un partido de izquierda que cuenta con el apoyo de diversos sectores populares, regionales e internacionales. De sus fundadores, destacan Alberto Anaya Gutiérrez, Gonzalo Yáñez, María Guadalupe Rodríguez, Pedro Vázquez González y Ricardo Cantú Garza y Reginaldo González. Su lema es «Unidad Nacional, ¡Todo el poder al Pueblo! Su registro lo alcanzó en 1993, y concurrió con candidata presidencial en 1994 (Cecilia Soto) participando en lo sucesivo en alianzas con otros partidos, hasta llegar a la presidencia (2018) con Amlo en la coalición “Juntos Haremos Historia”. Alberto Anaya Gutiérrez, quien ha sido diputado federal y senador en varias legislaturas al menos desde 1988, tomó la dirigencia del PT a partir de 1994 y continúa como propietario de tal investidura.

MOVIMIENTO CIUDADANO

Viene en cuarto lugar cronológico, el partido Movimiento Ciudadano (PMC o simplemente MC) calificado como de centroizquierda. Fue fundado por Dante Delgado Rannauro, (priista veracruzano protegido de su paisano el temible salinista Fernando Gutiérrez Barrios, de quien fue sucesor en 1988 en la gubernatura de su estado, hasta 1992). Dante Delgado fue procesado penalmente en 1994 por desvío de fondos -450 millones de pesos-, pasando un año y tres meses en prisión. Ya liberado, renunció en 1996 al PRI y el 1 de agosto de 1999 fundó el partido Convergencia por la Democracia.​

En 2002 se acortó el nombre a Convergencia y en 2011 adoptó su nombre actual de Movimiento Ciudadano. Conquistó (2018) electoralmente el Estado de Jalisco, en base al grupo alfarista (de Enrique Alfaro, actual gobernador) y en 2021, se hizo de la gubernatura de Nuevo León. A Delgado se le considera el amo absoluto de MC, calificado como de centro izquierda, pero realmente sujeto al antojo del antedicho personaje, o localmente al de sus aliados: en Jalisco, es proverbial su controversia con Alfaro.

 

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.