Connect with us

MUNDO

Perfiles conciliadores y de negociación: Nuevo gabinete de México, ¿prevención para la elección de EUA?

Publicado

el

Política Global, por Jorge López Portillo Basave //

La presidenta electa anunció parte del que será su gabinete. Este no sería un tema internacional para esta columna, pero dos de los seis designados podrían ser parte de la carta de presentación en caso de que en EUA la elección resulte adversa al partido de Joe Biden. Por lo general no opinamos sobre temas nacionales salvo que estén íntimamente relacionados con temas regionales o globales.

Creemos que esta es una de esas ocasiones en las que, por acierto, error o por estrategia México tendrá un gabinete negociador para temas internacionales que esté a tono con las dos corrientes globales de integración supranacional con políticas globales verticales llamada “Nuevo Orden Mundial” y la de coordinación internacional con respeto a la identidad llamada “Nuevo Nacionalismo”.

En estas semanas la DEA, el embajador de EUA en México y varios políticos de EUA han hecho fuertes señalamientos con relación a la seguridad pública, al narcotráfico en México y sus efectos en el país del Tío Sam. Todo esto no es gratis. Los tiempos son clave. Naturalmente es innegable que los problemas de seguridad pública en México han afectado a turistas o visitantes que vienen a nuestro país de paseo, de trabajo o a invertir al punto que hace unos días se suspendió la exportación de aguacates por los ataques que sufrieron inspectores de agricultura de EUA que visitaron Michoacán. Esto al mismo tiempo en que en nuestro país se da el debate por la reforma Judicial y plantas de autos como Nissan presionan y amenazan con cerrar algunas plantas. Naturalmente hay un componente nacional innegable que sabemos y podemos leer en todos los medios locales, pero los tiempos de EUA también juegan en este momento.

La elección del parlamento europeo mandó una fuerte señal a los partidos llamados progresistas de izquierda o de centro del G7 y de la UE. Los electores votaron por partidos que ofrecían soluciones a problemas económicos, energéticos y migratorios. En su mayoría estos partidos eran de una supuesta derecha, pero también los partidos de izquierda que ofrecieron soluciones a estos tres temas ganaron. Es decir, aunque se percibe como un tema de derecha vs izquierda no es así. Es un tema de soluciones a problemas evidentes. En ese orden de ideas los EUA están a menos de 5 meses de la elección general y 4 días del primer debate presidencial del que hablaremos la semana próxima.

Dicho sea de paso y como nota en México no hubo elección de partidos de izquierda vs derecha sino de modelos sociales con diferencias en regulaciones a la iniciativa privada pero ambas propuestas eran progresistas ambas en general pro Biden tal vez la del PRIAN más pro Biden quien es de izquierda que la de Morena, pero muy similares.

Así las cosas, tres, pero en particular dos de los seis secretarios designados por la presidenta electa tendrán una relación directa con sus contrapartes globales y en especial y de forma muy regular con sus contrapartes en EUA y Canadá. Nos referimos obviamente a Marcelo Ebrard como secretario de Economía, Juan Ramón de la Fuente como Canciller y en menor medida la actual Canciller y futura secretaria de Medio Ambiente, Alicia Bárcena.

Los currículums de los tres son impresionantes, al menos en papel, y por la razón que sea parecen estar alineados con las políticas globales progresistas y ambientalistas que enarbola Joe Biden, pero al mismo tiempo y tal vez por si las dudas, la experiencia personal de Ebrard y de Juan Ramón de la Fuente pueden ser útiles en caso de que Trump gane.

Para poder analizar el posible efecto de la elección en EUA debemos recordar algunos aspectos relevantes del pasado reciente y nuestra relación con ese país. Tomemos como base el 2016 es decir el año de la campaña entre Hilary y Trump. México es el principal proveedor de los EUA vía el TMEC que Trump impulsó para sustituir al TLC. Así las cosas, los temas cotidianos, aunque no los únicos son la migración, el comercio, la inversión extranjera y el flujo de dinero que afecta el tipo cambiario, la inseguridad y ahora se suma el tema de energías alternativas llamadas limpias.

Hablemos primero del tema de comercio a mediano plazo que además de las mercancías también afecta el tipo de cambio y la inversión. El TMEC tiene una cláusula que indica que se debe revisar en el 2006 y podría extenderse por 16 años más o dejar de existir así de simple. Todos recordamos que cuando Trump ganó el gabinete de Peña decía que cambiar el TLC era imposible y que Trump no se atrevería. La historia mostró que estaban mal. El TMEC fue negociado por parte del equipo saliente de Peña y cerrado por el gabinete y Senado entrante con AMLO. Veamos, si gana Joe habrá menos drama público en la revisión y podríamos obtener una ampliación de 16 años que también permite el texto del actual tratado.

Pero que sea Biden presidente o Kamala en caso de que por su edad y razones de salud Joe deje la silla al día siguiente de entrar en funciones para su segundo periodo, no garantiza una renovación sin problemas o exigencias por parte de EUA. Es verdad que las exigencias serán menos públicas con Biden-Kamala, pero la historia muestra que existirán y podrían ser igual o más fuertes que las de Trump solo que nos las dirán de bonito modo y claro mezclado declaraciones públicas y privadas.

 Si gana Biden debemos recordar que el actual embajador y el propio presidente de EUA no olvidan que AMLO y por consecuencia Ebrard tardaron mucho en felicitarle cuando ganó en el 2020 porque como sabemos la verdad sea dicha Trump y AMLO se llevaban bien a pesar de las profundas diferencias ideológicas, por lo que Marcelo deberá ser cuidadoso y tal vez dejar que el canciller y otros integrantes del gabinete tengan roles más activos sin dejar de ser el responsable final. De todos modos, recordemos que Marcelo tiene amigos en el partido demócrata incluida la muy poderosa Hillary Clinton a quien ayudó en su campaña fallida del 2016. Ahora que si gana Trump es innegable que Marcelo es una carta a favor y los más pro ONU como la actual canciller Alicia Bárcena y el futuro canciller deberán ser menos protagonistas ya que sus políticas se alinean más con las de Biden.

 En otra ocasión hablaremos más a detalle de los puntos de comercio, seguridad, migración y energía que arriba señalamos, pero es evidente que si gana Biden la relación será más en el sentido de continuar con una migración masiva a través de nuestro territorio rumbo a USA y en el sentido de organismos supranacionales con facultades ampliadas a la ONU como las de la OMS mismas que se copiarán como facultades ampliadas a los presidentes y a los gobernadores. Si gana Trump las presiones serán para cerrar el flujo migratorio y evitar que China utilice al TMEC para sentar casa en México y desde aquí enviar productos sin impuestos a ese mercado. Pero el tema de inseguridad será utilizado por ambos para presionar a México y claro sacar concesiones en todos los campos. Nuestro tipo de cambio se verá afectado en consecuencia, no olvidemos que el dólar bajó de casi los $25 pesos por dólar a menos de $17 pesos en este sexenio lo que es inédito en nuestra historia cambiaría. 

El tema energético y del agua será realmente interesante, en especial porque es el mero mole de la nueva presidenta de nuestro país. Biden quiere una transformación acelerada en pro de autos eléctricos y de la salida de cualquier combustible fósil Trump quiere utilizar todas las energías incluida la nuclear. México con AMLO utilizó petróleo como Trump y ha habido un desarrollo de parques solares, pero veremos si la Dra. Claudia le invierte a todo o solo a una parte en especial porque las políticas de izquierda progresista de que el gobierno sea dueño de todo o de altos impuestos y regulaciones, dificultan la inversión privada en áreas de oportunidad.

El tema de la inseguridad y el narcotráfico también es un tema de política que se ve con los americanos, si gana Biden podemos esperar la clásica política de presión, pero permisiva ya que en EUA es evidente que las drogas no solo se permiten, sino que hasta se fomentan en las ciudades gobernadas por los demócratas. Si gana Trump veremos una presión fuerte para bajar el flujo de drogas e incluso presiones bancarias y comerciales para perseguir a los traficantes incluso con agentes de EUA en Mex. Finalmente, ambos Joe y Trump deberán hacer algo con los más de 22 millones de personas sin documentos migratorios que habitan en su país y eso también será parte de la relación bilateral en especial porque ni Demócratas ni Republicanos han dado un trato preferente a los mexicanos a pesar de ser vecinos.

Hoy a meses de la elección de EUA y a meses de que la presidenta Claudia Sheinbaum entre en funciones podemos asegurar que si gana Biden el ala izquierda del gabinete se fortalecerá mientras que si gana Trump Marcelo y el ala más de centro será vital para la relación. No descartemos cambios de gabinete como fue con Peña y con AMLO a consecuencia de las elecciones del 2016 y del 2020. Tal vez no se haya leído la letra pequeña en el anuncio presidencial, pero las designaciones de la semana pasada están sujetas a lo que suceda en Washington el mes de noviembre.

Por lo pronto reiteró que, por acierto, error, por visión o por compromisos de partido las designaciones de Marcelo, de Juan Ramón y de Bárcena le permiten a la presidenta Sheinbaum la posibilidad de un diálogo con los dos modelos político-económicos que se están disputando el mundo. Pero nada es gratis en este mundo y Joe Biden es el presidente de EUA y como tal pedirá o presionará a AMLO y al equipo de Sheinbaum para que le ayuden con el voto chicano en la elección. Esto es como siempre un volado porque si gana Joe pues le habríamos atinado, pero si pierde seguro nos la cobrarán y ahí es donde Marcelo cobraría más valor.

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

¿Qué esperar con Trump?

Publicado

el

Opinión, por Miguel Anaya //

El 13 de julio pasado, el expresidente y nuevamente candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, sufrió un atentado que buscaba quitarle la vida. Especulaciones van y vienen, sin embargo, es una realidad que luego del ataque, el candidato se catapultó mediáticamente y aunque ya iba en caballo de hacienda rumbo a la victoria, parece que aquel acontecimiento lo posiciona como virtual presidente.

El efecto Trump ya era impresionante antes del atentado, pues era capaz de calar fuerte en las bases sociales estadounidenses. El discurso trumpista llegaba desde los llamados “Rednecks” hasta empresarios importantes, como el caso del Elon Musk, quienes se decantaban por el republicano, incluso su aceptación entre latinos y personas de color había aumentado significativamente.

Luego de lo acontecido, la campaña de Trump ha crecido exponencialmente, tan así que el candidato hoy llama a la conciliación nacional, a la inclusión de todos los estadounidenses, incluyendo a los demócratas, eso, ya es el discurso de alguien que se siente con la silla asegurada.

Pues bueno, ante la percepción generalizada de que Donald Trump será nuevamente presidente de los Estados Unidos, habrá que recordar quién es y, sobre todo, que le puede esperar a México en su relación con el vecino del Norte.

Donald Trump nació el 14 de junio de 1946 en Queens, Nueva York. Con ascendencia alemana y escocesa; sus cuatro abuelos nacieron en Europa. Con trece años, ingresó a la Academia Militar de Nueva York. En 1968 se graduó en Economía y Antropología por la Universidad de Pensilvania.

Como empresario, creó imperios de bienes raíces, compuesto de algunas de las direcciones más prestigiosas en la ciudad de Nueva York, incluyendo los edificios Empire State y Trump Tower. Y a través de los años se convirtió en el operador de hoteles más grande del mundo.

Ávido de reconocimiento y entusiasta de la autopromoción se convirtió en una celebridad durante los años 80, sin embargo, sufrió reveses económicos. Entre 1991 y 2009 sus negocios de hoteles y casinos se declararon en bancarrota seis veces y renegoció la deuda de esas empresas.

En junio de 2015, anunció su precandidatura para las elecciones de 2016 por el Partido Republicano, bajo el eslogan: «We are going to make our country great again», y en noviembre de 2016 fue electo presidente tras victorias clave en los estados de Florida, Carolina del Norte, Wisconsin y Ohio, donde arrasó.

Durante su presidencia ordenó una prohibición de viajar a Estados Unidos a ciudadanos de algunos países de mayoría musulmana. Tras impugnaciones legales, el Tribunal Supremo desechó la orden, pero pidió una revisión de las políticas migratorias.

Promulgó un paquete de recortes de impuestos, siguió con su agenda de América First, y la economía creció significativamente. Retiró a Estados Unidos de las negociaciones comerciales de la Asociación Transpacífico, el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y el acuerdo nuclear con Irán.

¿Y en su relación con México, qué sucedió?

Donald Trump endureció su retórica antiinmigrante, pero los números cuentan otra cosa. Durante su primer año como presidente deportó 177 mil inmigrantes menos que Barack Obama en 2009, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​. Del total de deportados, 128 mil 765 fueron mexicanos, una cifra alta pero menor en 15 por ciento al último año de Obama en el poder.

En el tema económico habrá que recordar que el presidente Trump pidió la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) en América del Norte y esto llevó a la conformación del T-MEC. El encargado de llevar la negociación por parte del gobierno mexicano fue el entonces Canciller Marcelo Ebrard, quien ha sido anunciado como nuevo secretario de Economía.

Habrá que decir que más allá de la retórica y de la campaña que se da en torno al tema fronterizo, para México la llegada de alguien como Trump puede ser una buena noticia en términos económicos. Esperemos que las administraciones entrantes trabajen en conjunto y que esto sirva para mejorar las oportunidades laborales y de desarrollo de las y los mexicanos.

Continuar Leyendo

MUNDO

El control de venta de armas

Publicado

el

Opinión, por Rubén Ortega Montes //

El asesinato de Abraham Lincoln tuvo lugar el 14 de abril de 1865 alrededor de las 22:25 en Washington DC, cuando la guerra civil estadounidense llegaba a su fin. Si bien sobrevivió inicialmente al disparo, las heridas recibidas eran de tal gravedad que falleció al día siguiente, a las 7:22.

Lincoln fue primer presidente de Estados Unidos en ser asesinado, pero treinta años antes, había fracasado un intento de asesinato de Andrew Jackson en 1835. Me hacen analizar el fenómeno de las armas el cual veo como una moneda con doble cara

Al menos allá en el país vecino al norte las armas están registradas, en el caso a nombre del padre del joven que intentó asesinar a Donald Trump y que fue abatido en cuanto disparó, y que falló por un movimiento al compás del discurso del candidato republicano, como consta en las fotografías que circulan en la red y que acompañó al presente teniendo en cuenta que tirador hizo todo bien, tuvo el tiro perfecto y accionó el R-15.Pero justo en esa fracción de segundo, mientras apretaba el gatillo, el candidato giró ligeramente la cabeza en el momento en que la ojiva salió de la recámara ya la línea de visión no fue el área del cerebro si no parte superior de la oreja derecha.

Estamos hablando de probabilidades insuperables: un rifle tipo AR-15 de 5.56 mm, como la utilizada por el francotirador, la bala viaja menos a 800 m/s. A una distancia de 135 metros significa que en menos de 2 décimas de segundo la bala habría alcanzado a Trump.

Técnicamente hablando, Trump debería estar muerto, la mitad de su nación en profundo luto y la totalidad de los Estados Unidos tratando de sobreponerse al caos.

En México según consta en reportajes, documentales e investigaciones, existe un gran mercado negro de las armas (se fabricaban en Guadalajara, precisamente rifles de asalto R15) y se siguen fabricando en talleres artesanales con un torno y perfiladora, un taladro de piso, tubos industriales de vapor.

Desde mi punto de vista conforme a la Constitución Mexicana en su artículo 10. – Los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo de la Fuerza Armada permanente y los cuerpos de reserva.

Sería mejor ampliar el derecho a ellas y llevar un registro de las mismas.

Teniendo en cuenta que quien está dispuesto a usarlas lo hará sea cual sean las consecuencias jurídicas punitivas como ocurre en Estados Unidos en donde se han usado para asesinar y herir en escuelas, hospitales, dependencias, cinemas y centros comerciales. Igual ocurre en México, en este momento están registrados más de 192,000 homicidios, sin contar los cadáveres y partes de cuerpo encontrados, pero aquí en México tan no dejan rastro que los homicidios están al 99.5 % de Impunidad, van la ineficacia e ineficiencia en la prevención, contención, reacción e investigación de la seguridad, la procuración y por ende la administración de justicia solo haciendo la comparativa de cuantas carpetas de investigación, detenidos imputados sujetos a prisión preventiva como medida cautelar justificada se encuentran y el número de sentencias por esos asesinatos han dictado los jueces locales de las 32 entidades federativas.

Nos damos cuenta que sería mejor tener un control de la venta de armas y cartuchos y se les podría seguir la huella, igual que las huellas de los compradores lo que daría mayor cientificidad a la Investigación Ministerial en la Fiscalía General de la República para darle seguimiento a las armas y ojivas con dictámenes de balística.

(*) Dr. Rubén Ortega Montes

Miembro del Observatorio de Seguridad y Justicia de la UdeG.

Continuar Leyendo

MUNDO

China avanza en control cibernético: Trump casi muere, Biden solo Dios sabe…

Publicado

el

Política Global, por Jorge López Portillo Basave //

La AI es el centro de la estrategia de educación e influencia de China para su pueblo y para el mundo. En el tercer pleno del partido comunista en China encabezado por su líder Xi Jinping fue claro en utilizar a la AI para difundir y educar a las nuevas generaciones sobre las bondades del comunismo tipo China. Así las cosas, mientras en occidente nos peleamos por pronombres, por detentar el poder con mentiras en China utilizan el poder para educar en la lealtad a la política de Estado.

La ventaja de este sistema es que llega al mundo de forma instantánea, es muy fácil de operar y claro si uno tiene las herramientas suficientes puede convencer a las masas de que lo que le dicen en TikTok o en otras plataformas es la verdad absoluta.

China se asegura de que sus jóvenes amen al comunismo y vean que Occidente y sus valores como la libertad y la democracia están sobrevaluados. Lo interesante es que en occidente los jóvenes empiecen a pensar lo mismo. Con las herramientas de la AI que ya han sido utilizadas por grandes empresas occidentales para influir en elecciones de sus propios países, China sabe que el terreno está sembrado y ellos solo deben aprovechar la oportunidad.

Claro que la economía de China está sufriendo por diversas razones, al grado que varios bancos importantes han cerrado y algunos empresarios han bajado el ritmo de su inversión y producción.

Ojo, la desaceleración de China se ha venido anunciando y padeciendo por más de una década en la que suben y bajan, pero aun así su crecimiento es de muy buen tamaño en comparación con occidente. En el segundo trimestre del 2024 China creció 4.7% lo que, para nuestra pena, es muy superior a la mayoría de las naciones occidentales. Pero China lleva al menos, 4 años apostando a la educación con la AI como tutorial de alumnos, lo que ha sido un éxito. Se reportan jóvenes que eran pésimos en matemáticas y que lograron superar con buenas notas sus exámenes de secundaria y prepa después de un par de meses de ser apoyados por esa tecnología.

El uso de la AI será también para bajar los costos en otros sectores como la seguridad y la educación presencial. Pero lo más importante es que el gobierno de China se ha puesto como meta usar esta tecnología para difundir en todo el mundo su modelo de modernización y gobierno eficiente. Es interesante que, durante el pleno del partido comunista, además de cambios en posiciones importantes y de anuncios para la lucha en contra de la corrupción, no faltó una foto alterada con AI que dio la vuelta al mundo como noticia diciendo que Xi había tenido un derrame cerebral. Es decir que el mundo fue engañado -por alguien-, pero eso ayudó a no poner atención a la orden de Xi de utilizar esa tecnología en la promoción del comunismo dirigida a los niños y jóvenes de China y del mundo.

Para muestra un botón. El viernes hubo una parálisis mundial de sistemas de todo tipo de servicios y empresas. Una empresa CrowdStrike software tuvo un problema de software y eso paralizó a 300 de las 500 empresas más grandes del mundo. Una actualización automática del software causó una emergencia en casi todos los países de Europa y América incluyendo hospitales, aeropuertos y otros servicios básicos. La empresa ha dicho que fue un error, pero si un error de uno o dos programadores puede causar este daño sin querer ¿qué puede causar una AI dirigida?

Mientras tanto EUA sigue con sus problemas internos. El sábado antepasado un joven de 20 años disparó en 8 ocasiones un rifle de alto poder en contra del candidato Donald Trump. Uno de esos disparos dio en la oreja del candidato, otro pegó en la cabeza de un asistente al que mató en el acto, otros dos pegaron en el cuello y en el cuerpo de dos asistentes quienes están en estado grave a dos semanas del ataque. 

Algunos líderes empresariales de izquierda y de medios no quieren que Trump regrese aludiendo que la gente que vota por él es un catálogo de los peores vicios, es decir el 50% de los ciudadanos de ese país.

Esta idea de que Trump es Hitler naturalmente ayuda a que personas o grupos decidan salvar al mundo y evitar a como dé lugar que la prole lo elija. Lamentablemente Trump no ayuda a su causa y aunque su mensaje de toma de protesta como candidato oficial el pasado día jueves fue medio centrado, su reputación y en especial su selección de compañero de fórmula no ayudan porque en lugar de escoger alguien que le ayudará a balancear la propuesta eligió como compañero a la Vicepresidencia a un senador de Ohio quien hace un par de años era su contrario pero que a final de cuentas representa en su caso, a un sector popular que de cualquier forma votaría por Trump.

Si Biden se mantiene como candidato, seguramente Donald será presidente. Pero si Biden es sustituido por Kamala, esto podría ponerlo en aprietos, en especial porque le pesará como ancla el haber escogido a un candidato para vice presidente que no le suma nada.

Regresamos al 2020 cuando la victoria era de Trump para perderla y su selección de compañero de fórmula puede que haya sido una apuesta muy mala. Insisto en que el senador tiene sus méritos, pero nada que no pudieran sumar otros de los aspirantes que pudo escoger como la gobernadora de Dakota del Sur, la ex congresista Demócrata de Hawai quien renunció a su partido, el senador de color Cotton de Carolina del Sur o el senador Rubio de Florida todos, estos con buenas credenciales y que sumarian a mujeres, minorías o independientes.

Trump escoge a Vance porque es cercano a los sindicatos de estados tradicionalmente Demócratas, lo escoge porque es de un grupo que en el 2016 y en el 2020 no lo apoyó y claro porque en estos dos años el senador Vance se convierte en el más joven en la historia de ese partido y puede hablar con los católicos, que Trump no tiene de su lado.

Como dije, todas esas virtudes las tenían varios de los otros, pero los otros podrían decir que eran famosos y aspirantes a la presidencia sin Trump. Vance le deberá a él su ascenso acelerado como lo fue en su momento el ascenso de Obama producto del senador Schumer y de la congresista Pelosi.

Por otro lado, el fin de semana el presidente Biden dejó de hacer campaña porque le dio Covid19 por tercera vez y tuvo que irse de regreso a su casa de descanso. Se le vio caminando muy cansado, pero sin usar máscara en ningún momento.

Lo anterior reanimó los llamados para su renuncia porque su aspecto era terriblemente cansado al subir y bajar los 10 escalones de su avión. Biden sigue teniendo problemas para mantenerse como candidato incluso para mantenerse como presidente y para cuando esta columna salga podría ser que ya lo hayan obligado a renunciar a la candidatura del 2024 que ganó hace un par de meses.

Biden y su círculo cercano alegan con razón que recientemente fue electo para ser candidato en esta elección, con votos y dinero de millones de sus seguidores del Partido Demócrata, dinero que no necesariamente podrían usar otros aspirantes salvo Kamala quien es su compañera de fórmula. Sus críticos dentro del Partido Demócrata aseguran que ya no puede ganar porque después del debate tan malo y de que la población de EUA ha visto sus constantes errores y falta de memoria durante las últimas tres semanas.

Joe ya no garantiza los intereses de la cargada que lo apoyó a ganar en una campaña del 2020 en la que Trump era el centro y Biden estaba casi en su casa por las medidas del Covid19. Por eso y porque sus números van en caída, ahora se han volcado en su contra desde muchos de los mega-millonarios que pagan las campañas Demócratas como la familia Disney, vacas sagradas como Obama, famosos como George Clooney y hasta las cadenas de televisión como CNN, MSNBC, ABC y hasta el New York Times quienes llevan tres semanas sacando filtraciones en su contra.

Hasta el dueño de Facebook, quien donó 200 millones de dólares en el 2020 a Biden ha dicho que no apoyará en este año y que ahora entiende a los que apoyan a Trump. De hecho, los únicos dos días que no hubo campaña interna en contra de Joe B. fueron el sábado y el domingo días en que las noticias, las abarrotó el asunto del Atentado vs Trump.

Biden inició como Senador en la era en la que Jimmy Carter ganaba la presidencia, de hecho, Carter fue presidente únicamente por 4 años -1976 al 1982- porque una severa crisis económica y varios problemas mundiales lo llevaron a perder en contra de Ronald Reagan. En cierto sentido es interesante que el nacimiento de la era en la que Biden llegó al poder sea casi idéntica a los problemas de la era en la que su carrera política podría concluir siendo forzado a renunciar a la candidatura y presidencia que buscó por años y que finalmente consiguió en el 2020.

En 2020 Covid19 fue la gota que derramó el vaso vs Trump. Hoy podría ser que el Covid19 sea el pretexto que permita a los que hace 20 días apoyaban a Biden, darle una salida decorosa y elevar en su lugar a alguien que tenga más oportunidad de ganarle a Trump.

La democracia parece no estar de moda. Es interesante cómo se maneja la información y se utiliza el nombre de la democracia, de la salud o de la seguridad nacional para manipular voluntades de gente por lo general inocente. Ya sabemos lo que se dice de Trump. Pero recordemos que se empezó a decir cuando decidió ser candidato por el Partido Republicano, aunque días antes era amado por la prensa y las televisoras. Ahora vemos lo que los aliados de Biden filtran de él en medios mundiales y la defensa de Joe suena similar a la de Trump.

Ambos se quejan de que élites desean sustituir la voluntad de los electores. Pero ¿qué cambió? ¿Es posible que en 3 semanas Biden haya perdido su capacidad y encanto? o será que al ser público lo que antes era secreto a voces ya no es sostenible y por eso los que ayer le aplaudían y ocultaron su condición, hoy piden su salida para no perder el poder.

Robert Kennedy fue prácticamente expulsado del Partido Demócrata y denostado en medios por querer competir con Joe advirtiendo que estaba muy débil para seguir. Es igualmente interesante que se haya pedido quitar a Trump y a Kennedy de la boleta de varios estados para salvar la democracia. Ahora que tienen a Joe que es el candidato que apoyaron, quieren que se baje y designar a otro u otros cambiando las reglas del juego y no por medio de una elección abierta.

Los grupos que pedían que Trump fuera encarcelado y alababan a Joe ahora piden que se baje ante un mundo que escucha y en muchos casos les sigue la corriente. Porque para salvar la democracia nada mejor que evitar que los candidatos sean electos por procesos claros. En China gobierna Xi Jinping y ¿en Estadoa Unidos?

La desinformación para controlar al pueblo o elecciones se usa desde China hasta Europa, Canadá y hasta EUA tratando de pasar leyes o reglamentos que obliguen a las empresas de redes sociales a censurar o manipular los mensajes de los usuarios sin avisar a los mismos. Esto en conjunto con la AI será la nueva forma en la que los poderosos o los Estados puedan moldear el discurso político sin que los consumidores de dichos mensajes lo sepan. Y para todos aquellos que ven a Hitler en todos lados, él sentiría envidia de lo que hoy sus críticos pueden hacer sin que la gente se dé cuenta.

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.