Connect with us

OPINIÓN

La lucha permanente: Maestros acosadores, la irresponsabilidad institucionalizada

Published

on

Educación, por Isabel Venegas //

El pasado lunes 9 de marzo quedó marcado como una fecha histórica después de que la movilización del día 8 registrara una participación de decenas de miles de mujeres que marcharon en las diferentes ciudades del país.

La convocatoria invitaba a un paro nacional, en el que se hiciera visible la relevancia del papel de la mujer en la sociedad moderna; el estimado calculaba un impacto económico de alrededor de los 26,000 millones de pesos, pero las cifras que arrojaban las cámaras de comercio la cerraron en más de 30,000 millones.

La mayoría de los reportajes y programas de análisis se basaron en la pregunta, Y al día siguiente, ¿qué va a pasar? ¿Cómo debe reaccionar la sociedad mexicana ante un movimiento que comienza a dialogar estos temas y que se enfrenta a un debate que desde hace mucho había estado abandonado, falto de argumentos, de tolerancia y de escucha? Tan es así, que durante el día del paro hubo lugares llenos de hombres se dedicaron a hacer “la carnita asada”, letreros de burla y memes que se difundieron contrastando el análisis de alto valor que en otros espacios sí se dio, porque ciertamente hubo donde se aprovechó para dar conferencias de las nuevas masculinidades, talleres de sana convivencia y conversatorios sobre lo que estaba ocurriendo.

Creo que ahí hay una clave importante, cuando decimos que hace falta dar el debate entre los temas de fondo de la causa feminista: el aborto (en sus diferentes circunstancias), la brecha salarial, el techo de cristal, la concepción de las nuevas relaciones en espacios políticos, etc. También debemos considerar el diálogo que entre ambos géneros pareciera de principio obvio: los hombres deben respetar a las mujeres, y viceversa, pero en realidad esa “obviedad” es la que sepulta el análisis debajo de un montón de conjeturas que debemos empezar a rescatar.

Vivimos una era en la que un argumento altamente coincidente es el de que a nuestra sociedad le hace falta retomar los valores, algo que puede ser tan subjetivo como peligroso; hay hombres que desde sus modelos de valor, conciben la figura masculina como el protector, proveedor y cabeza o líder de familia, con lo cual si eso no se cumple, se está perdiendo la buena organización. Ciertamente ese esquema contemplaba un elemento con alto grado de valía y es que subyace en él un núcleo de bondad y generosidad, es decir, el hombre que se preocupa por los demás.

Desde esa perspectiva el espacio de poder y autoridad se fue construyendo para los hombres, con el “equilibrio” de mujeres, quienes también habían constituido su ser con un concepto cultural de protección y generosidad, pero constreñido a un modelo de abnegación, entrega y sumisión. Generalizar tanto el comportamiento de los hombres como de las mujeres desde estos modelos, nos acerca a un entendimiento cultural que tiene en mente a mujeres con un liderazgo más allá de lo que la norma estipula, o a hombres que reflexionan sobre sus dinámicas personales y sociales, sin la necesidad de que una marcha visibilice sus abusos y errores, pero ahí está la clave, el momento en el que se ha pedido, se ha exigido, se ha marchado, se ha parado… y al final se sigue sin reflexionar sobre lo que para algunos puede ser normal, correcto e incluso bueno, sin entender lo que le duele al otro, sin asomarse siquiera a un poco de empatía.

Las mujeres piden que cese el acoso y muchos hombres dijeron, ¡qué exageración! ¡Deberían de agradecer que les decimos cosas bonitas! ¡Va, se quejan de todo! Con lo cual sus vidas continuaron exactamente igual, pero, ¿qué le significa a una mujer el tema del acoso?

La semana anterior al paro nacional yo hacía un reclamo hacía los entes de gobierno que se pronunciaban a favor del movimiento y “permitían” a sus colaboradoras faltar con la promesa de que no habrían de ser sancionadas. Sostengo que era un error de las instancias que (sin nada que perder, y mucha fuerza política que ganar) levantaban sus voces en favor de las mujeres. La mayoría de los primeros en ponerse de pie fueron los institutos y universidades, sí, esos que albergan a una serie de predadores, acosadores, cuya tribuna como grandes investigadores o simplemente mediocres con un poco de poder, les otorga la autoridad de abusar, aunque debo reconocer que lo hacen igual a hombres que a mujeres.

Me atrevo a suponer que en casi todas las escuelas y universidades existe más de un acosador, el que condiciona la calificación de sus alumnas, que les manda mensajes privados para invitarlas a salir para “asesorarlas” en temas que requieren de más charla, que les promociona puntos extra dependiendo de la amabilidad con la que respondan a ese profesor, que pueden llegar hasta la denuncia de abusos y extorsión graves ¿Cómo atienden las casas de estudio estas problemáticas?

Una clave está en los esquemas de ingreso, promoción y permanencia de sus profesores. En los últimos años muchos institutos adoptaron dinámicas mercantilistas con las que por ahorrar unos centavos comenzaron a pagar cada vez menos a sus docentes teniendo altos niveles de rotación; existen escuelas en las que los contratos son por 6 meses, con bajas prestaciones, en donde los despachos de recursos humanos (generalmente empresas de subcontratación) no se dan abasto buscando quién atienda los grupos –sobre todo- en bachilleratos o en los primeros niveles de licenciatura, en donde los investigadores especializados con bases o contratos definitivos, no se quieren desgastar por la propia dinámica de adolescentes que todavía están en el proceso de adquirir su madurez intelectual y social.

Es justamente ese momento de alta vulnerabilidad personal el que representa un caldo de cultivo para que la combinación de alguien con mucha necesidad se “aviente” el ruedo de trabajar por 70 u 80 pesos la hora, aguantando a jóvenes que pueden tener una cantidad enorme de carencias, necesidades y en medio de eso, afrontar el reto de enseñar una asignatura con la motivación para seguir aprendiendo por el resto de su vida.

Ya hemos hablado del enorme riesgo que se corre con el “yo sí te creo” a ciegas, con la conciencia de que muchas veces la denuncia social, libre y sin evidencias ha dado pie a grandes injusticias y revanchas que no tenían nada que ver con un abuso real, sin embargo queda claro un punto: en tanto las universidades e institutos sigan dejando de lado la enorme tarea de analizar los mecanismos de contratación y promover con un enorme sentido de conciencia social la permanencia de sus profesores, entonces no hay una respuesta real.

La valoración de las personas no se da tan solo con pagar más de los 80 pesos por hora, pero sí tiene mucho que ver con que permitas dar un esquema de acompañamiento emocional, de empoderamiento positivo, sobre todo porque su propio liderazgo lo exige. Hay quienes con el simple hecho de poner una calificación encuentran esa potestad que les hace estar ahí, aún y cuando las condiciones y el salario sean malos, luego entonces, es claro que las dinámicas con sus estudiantes no van a ser las más buenas, sanas y de alto sentido social.

Aquellas casas de estudio que cobijan a sus profesores, que buscan una verdadera comunidad de aprendizaje para la vida, y que fomentan una construcción social y personal a largo plazo, son aquellas en las que sus estudiantes reconocen el alto valor de quienes los acompañan en su formación personal y pueden darse el lujo de cobrar a los padres de familia la colegiatura o la asignación de recursos del gobierno, con toda honestidad; de lo contrario son la digna representación de la deshonestidad y la tranza, abusando de los bellos edificios que hacen parecer que los estudiantes que salen de ahí tienen una buena formación, mientras que lo único que aprendieron fue a ver cómo se puede humillar o ser humillado de manera institucional.

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa venegas@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Las ocurrencias del Presidente

Published

on

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Dos grandes ocurrencias del Presidente López Obrador estamos viviendo: La rifa-no rifa del avión y la consulta para que el pueblo de México tome la decisión si se deben ser llevados a juicios los últimos cinco presidentes de México (Salinas-Zedillo-Fox-Calderón y Peña Nieto).

Sobre el avión mucho ya se ha escrito, es una narrativa que ha manejado el Presidente con el propósito de exhibir los que considera excesos de los anteriores Presidentes mexicanos y que como candidato López Obrador convirtió la venta del avión en slogan de campaña, así como los frijoles con gorgojos que contenían las despensas que entregaba el el gobierno mexicano a los más pobres.

He procurado al abordar estos temas políticos alejarme de posiciones maniqueas, de estás conmigo o estás contra mí, como son las posiciones ultras de Gilberto Lozano de FRENAAA, con exigencias absurdas como la renuncia del Presidente que están completamente alejadas de la voluntad democrática y el estado de derecho.

López Obrador es un Presidente legítimo, electo por 30 millones de mexicanos y pésele a quien le pese, sigue contando con el apoyo del sector mayoritario de la población, conforme al estudio de opinión más reciente de Consulta Mitofsky de Roy Campos con fecha viernes 25 de noviembre sobre la aprobación que tiene el jefe de gobierno entre el 18 y el 25 de septiembre del 2020.

Roy Campos nos indica que la semana entre el 18-25 de septiembre fue una muy mala para López Obrador por varios sucesos y se supone que debería haber bajado la aceptación ciudadana, como el pleito con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral por el tema del agua; los 76 mil muertos que ha provocado la epidemia de Covid-19; el bloqueo a ferrocarriles en diversos estados del país, y el principal: la renuncia de Jaime Cárdenas al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, pero no le pegó al Presidente y saben por qué: Pues por el plantón en Reforma de Gilberto Lozano y su movimiento de FRENAAA, así como sus demandas absurdas, que no es bien visto por la opinión pública, porque se va al otro extremo. Nadie sabe para quien trabaja. Lozano al tratar de golpear la imagen de López Obrador, lo fortalece. Es el efecto boomerang.

INICIATIVA ABSURDA

Sin embargo, en este contexto se da a conocer la ponencia que presenta el ministro de la Corte de la Nación, Luis María Aguilar Mora sobre la solicitud de consulta del Presidente, dentro de sus atribuciones constitucionales, para que el pueblo determine si deben ser llevados a juicio los ex presidentes.

El proyecto del ministro Aguilar Mora declara inconstitucional la consulta para enjuiciar a ex presidentes por varios motivos: Violación a los derechos humanos, violación al debido proceso y violación al principio de igualdad.

Será el próximo jueves primero de octubre cuando los ministros de la corte analicen el proyecto de su compañero Aguilar Mora que declara inconstitucional el realizar la consulta en los términos que plantea el Presidente López Obrador, quien más bien está enjuiciando políticamente a un modelo político-económico de gobierno que es el neoliberalismo que México ha aplicado en 30 años.

En la argumentación que presenta el Presidente López Obrador hace señalamientos muy generales: Desde privilegiar a grandes grupos económicos, estrategias de seguridad que han generado más violencia y cientos de miles de muertos (Calderón y Peña Nieto, principalmente) y que han resultado inhumanas y contraproducentes; desastres humanos sociales y nacionales sufridos por el país en 30 años que fueron por voluntad de los gobernantes.

López Obrador culpa al neoliberalismo de la pobreza creciente de cerca de 60 millones en México, con su desigualdad y marginación, así como el deterioro del sistema de salud, la descomposición social, deterioro de las instituciones y pérdida de la soberanía, así como devastación de la industria petrolera y eléctrica.

En fin, es el enjuiciamiento a un sistema y tengo la creencia que si la Corte está integrada por ministros serios e independientes, deben ratificar el dictamen que presenta Luis María Aguilar Mora.

SI HAY DELITOS QUE LOS DENUNCIE

La ley no puede ser aplicada en razón de una consulta, ya que es obligación del Estados mexicano investigar, perseguir y en su caso sancionar conductas ilícitas que hayan cometido servidores públicos, en caso de violación de derechos humanos o crímenes contra la humanidad.

Si el Presidente López Obrador tiene la voluntad de llevar a juicio a los ex presidentes de México y cuenta con las pruebas, basta que presente la denuncia correspondiente ante la Fiscalía Federal y éstas abran las carpetas y procedan a la investigación.

Ha dicho el Presidente que acatará la decisión que tome la Suprema Corte de Justicia de la Nación, esperemos que así sea y no genere la confrontación entre dos poderes por una negativa de ésta a su petición. Querer López Obrador cargarle a la Corte la responsabilidad de enjuiciar a los que le antecedieron en el cargo, sería una acción perversa y generaría un daño de incalculables proporciones al Estado Mexicano.

Esperemos que la razón y lucidez finalmente se impongan, ante algo tan absurdo que pretende el Presidente López Obrador. Con esa lógica se podrá entonces enjuiciar a Cristóbal Colón, Hernán Cortés y a los Reyes Católicos por el descubrimiento de América y la conquista española. El Presidente se pasó con esta iniciativa de pedirle al pueblo de México si debe o no aplicar la ley.

Continue Reading

OPINIÓN

Para disminuir brecha de desigualdad: Gobierno inteligente en un mundo global; el camino es la tecnología

Published

on

Opinión, por Armando Morquecho Camacho //

Si algo ha dejado claro la crisis que enfrenta el mundo debido a la pandemia de la COVID-19, así como la crisis ambiental y política que vivimos, es que urge repensar y rediseñar la agenda legislativa, así como los temas que se suben al debate público.

En un mundo globalizado como en el que nos está tocando vivir y desarrollarnos política, profesional y socialmente, resulta fundamental entendernos como parte de un todo, como parte del mundo y por ello, debemos entender que para solucionar los problemas actuales, necesitamos comenzar a construir soluciones globales.

Es en virtud de lo anterior, que tanto el próximo año, como en el 2024 tenemos que ver quiénes plantean soluciones a los problemas modernos, tenemos que voltear a ver a aquellos que buscan construir una agenda con políticas públicas pensadas para responder a las necesidades de las generaciones presentes y futuras atendiendo aspectos económicos, sociales, ambientales y culturales utilizando de forma eficiente los recursos disponibles. Pero esto solamente serán capaces de construirlo los políticos que tengan una visión global y que volteen a ver lo que pasa en otras partes del mundo.

¿A que quiero llegar con esto? El mundo está cambiando y lo seguirá haciendo, ya que ese proceso evolutivo es, junto a la muerte y al pago de impuestos, una de las cosas seguras en esta vida y no nos va a esperar, por ello, las opciones son claras: o cambiamos y nos adaptamos legislativa y socialmente a este proceso de modernización, o las crisis que enfrentamos serán aún más graves y la brecha de desigualdad continuará creciendo.

A lo largo de este mes, me enfoqué en hablar de los retos de las redes sociales, la modernización y las diferentes tecnologías de la información y si bien, este rubro tiene grandes retos, también tiene muchas ventajas, pero para poder analizar y estudiar a fondo estas ventajas, necesitamos una visión política global que vaya más allá de lo que ocurre en nuestro entorno.

EL EJEMPLO DE SINGAPUR

Este ejercicio de reflexión global es lo que nos permitirá a nosotros como generación romper esquemas y cambiar paradigmas en todos los sentidos, tal y como lo hizo Singapur.

Este país insular de Asia es el ejemplo perfecto de cómo podemos explotar la tecnología y todos los beneficios de la modernidad para poder construir políticas públicas capaces de responder a las necesidades de la modernidad con una perspectiva no solo global, sino también, de derechos humanos. En otras palabras, Singapur es el claro ejemplo de que los problemas modernos requieren soluciones modernas.

Desde que Singapur obtuvo su independencia, su economía se ha ido fortaleciendo más y más, hasta llegar hoy en día, a ocupar las primeras plazas del índice de Competencia Global, pero como dicen, no todo es miel sobre hojuelas, ya que también, su población ha reflejado un crecimiento importante convirtiéndose así en uno de los países más densamente poblados del mundo.

Este crecimiento poblacional, desencadenó una serie de problemas que iban desde lo administrativo como la saturación de servicios públicos, hasta lo ambiental con el aumento desmedido de emisiones de gases contaminantes, esto, aunado a la corrupción, la desigualdad y la ineficiencia de las autoridades para atender las problemáticas ciudadanas así como los enormes muros burocráticos para realizar trámites, y gestiones llevaron a las autoridades a impulsar una serie de políticas públicas para revolucionar no solo su modelo de ciudad, sino el rol del gobierno en su interacción con la ciudadanía.

Por ello, en el 2014, lanzaron el proyecto ‘’Smart Nation Singapore (SNS)’’, el cual representa un esfuerzo nacional para transformar tecnológicamente los servicios públicos, la economía y el gobierno a través de la simplificación de procesos, digitalizando y automatizando el trabajo gubernamental para así brindar soluciones eficientes a los problemas reales de su población.

En el caso de Singapur, el uso de la tecnología ha impulsado la construcción de un verdadero gobierno abierto que está cada vez más cerca y más al pendiente de las necesidades, en todos los sentidos, de su población. A través de estas políticas se implementaron, entre otras cosas, la instalación de una enorme red de cámaras y sensores que aunque a primera vista podría parecer una medida autoritaria que busca controlar a sus ciudadanos, lo que en realidad se busca con esta red de monitoreo es estar al pendiente de las necesidades de servicios públicos de todo el país, esto con la finalidad de dar pronta respuesta y atención a estos problemas.

Otro de los pilares de este proyecto en términos gubernamentales es la digitalización de los servicios públicos a través de un servicio civil computarizado y programado, que día a día busca no solo tener servicios eficientes sino también integrales en su relación con la ciudadanía.

También se impulsó la implementación de una de las redes inalámbricas de internet más grandes y más rápidas del mundo, esto para garantizar a los ciudadanos acceso público y gratuito a internet en cualquier zona.

El programa ‘’National Information Infraestructure’’ bajo el lema ‘’Una red para TODOS’’, instaló una red de alta velocidad y banda ancha para así conectar a cualquier persona en cualquier lugar y en el 2015, se hizo un gran avance en el tema, ya que se instaló una red de fibra por 200 millones de dólares para introducir áreas ‘hotstop’ gratis en la ciudad.

En resumen, Singapur ha construido un gobierno conectado con los problemas sociales que trabaja por encontrar soluciones que simplifiquen la vida, que reduzcan costos y que contribuyan en el bienestar de todos a través de herramientas digitales.

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

Ciertamente la pandemia está cambiando por completo el mundo, su impacto en la economía, en la política y en la sociedad ha sido grande y nos obliga a cambiar y a repensar nuestros sistemas. Sin embargo, con una perspectiva global podemos observar como el mundo lleva años cambiando y trabajando por mejorar su capacidad de adaptación a situaciones de emergencia como la que vivimos.

Si bien es cierto que la pandemia les ha pagado a todos, también es cierto que a unos les va a pegar más que a otros. Hoy por hoy, al menos en Singapur, el gobierno no tiene que preocuparse por cómo tendrán que trabajar sus dependencias para que la gente pueda seguir haciendo sus trámites sin contagiarse, todo está digitalizado; mientras aquí, tenemos que pegar anuncios en el suelo para marcar la sana distancia.

En Singapur tampoco tienen que debatir sobre la falta de internet y de cómo le tendrán que hacer ciertos sectores de la población para acceder a clases en línea, ya que la red es amplia y de acceso público.

Al ver el desarrollo tecnológico de Singapur, el desarrollo ambiental y económico de Finlandia e Islandia es inevitable preguntarnos: ¿Qué están haciendo nuestros legisladores? ¿En qué estamos perdiendo el tiempo? ¿En realidad estamos subiendo a la agenda pública los temas relevantes?

Como país tenemos muchas riquezas y por lo tanto, tenemos grandes oportunidades, pero tenemos que comenzar a trabajar, tenemos que comenzar a repensar nuestro sistema de ciudad, nuestros servicios públicos y la manera en la que el gobierno interactúa con sus ciudadanos. Una vez que se hago esto, estaremos listos para comenzar el trabajo legislativo para adaptar nuestra legislación y los trabajos para construir pactos que nos permitan alcanzar un verdadero desarrollo.

La brecha de desigualdad, la inseguridad, la falta de oportunidades y la corrupción son fenómenos que debemos atender con una perspectiva global. Apostar por un modelo económico sustentable y por una nación inteligente, es apostar por las oportunidades, por el crecimiento y por el desarrollo.

Tenemos la oportunidad de cambiar nuestros servicios públicos agilizando y transparentando los trámites de licencias de construcción o permisos de cualquier otro tipo. También, tenemos la oportunidad de rediseñar nuestro sistema de justicia apostando por un modelo electrónico y disminuyendo el uso de papel, también, tenemos la oportunidad de garantizar que los programas sociales de apoyo a personas vulnerables e incluso emprendedores, puedan llegar a todos los rincones del país digitalizando los servicios y disminuyendo de esa manera los muros burocraticos.

Y en temas de oportunidades para los jóvenes, apostar por estos modelos, es apostar por los jóvenes, ya que la construcción de un gobierno inteligente, requiere de recursos humanos que estén a la altura de las exigencias del nuevo sistema. Esto significa que la formación de nuevos profesionales debe trascender.

Así se construye un verdadero estado de bienestar: con una perspectiva global de las cosas e implementando estrategias que permitan a toda la población tener no solo las mismas oportunidades sino también la posibilidad de acceder a los mismos servicios públicos que los demás.

En la teconología está el camino para disminuir la brecha de desigualdad.

Continue Reading

OPINIÓN

No hay espacio para curva de aprendizaje: A futuro le urge estar a la altura del presente

Published

on

Opinión, por Zul de la Cueva //

En la avanzada electoral está la locura de los desesperados, los que por dinero, necedad, interés o para llenar dios sabe qué vacíos, buscan estar en la boleta.

Para muchos actores políticos la razón para participar es que pueden pagarlo o pueden convencer a otros de que les paguen por hacerlo. No tienen agenda más allá de estar, no tienen plan y lo que buscan son reconocimiento o billetes. Son fáciles de distinguir: los primeros quieren pagar, los segundos piden apoyo financiero o en especie y ninguno tiene oportunidad real de ganar.

La estrategia la conocemos hasta dormidos: hacen giras con un puñado de paleros que aplauden de acá para allá, entrevistas arregladas y suficiente exposición para garantizar un resultado electoral mínimo que garantice a las fuerzas políticas que representan la capacidad de seguir manteniendo posiciones y pum misión cumplida, a dormir a una regiduría o curul.

Este juego funciona muy bien para las fuerzas políticas que sin hacer mayores esfuerzos ni en lo económico se hacen con cartera de posiciones en el interminable cuerpo de aviación que es lo público; pero es bastante malo para la imagen general del sistema de partidos que, dicho sea de paso, está por los suelos.

Esa mala imagen se va a ver reflejada en la pobre calidad del cartel en la contienda electoral a pesar de que se juegan muchas cosas muy importantes, la continuidad de muchos proyectos. Va a ser difícil llenar las planillas con gente conocida y capaz, no hay suficientes cuadros.

Salvo pocos eventos estelares, veremos una cartelera gris y aburrida de discursos baratos y personajes olvidables que harán del abstencionismo un factor central en una elección que apenas durará un mes y en la que la pelea estelar estará entre Morena y MC por el Congreso y la Zona Metropolitana. En medio de esto nace Futuro, un partido nuevo cuya agenda no se acaba de desdoblar, no acabamos de entender en esta ciudad, no acabamos de saber qué es y en qué cuadrante situar, tal vez porque ellos mismos lo están descubriendo aún y no hay ya tiempo.

La agenda de Futuro Jalisco es una que busca enarbolar la esperanza, pero para que la esperanza prenda se necesita bastante más que buenas intenciones.

Futuro es algo muy prometedor a nivel conceptual pero si quiere sobrevivir en este sistema de partidos, en esta jungla que no es un bosque, no es un espacio de diálogo decente y formal sino una riña de pandillas, va a tener que fortalecerse al interior y ser muy eficaz en su discurso al exterior.

Se viene una guerra por el control de las decisiones en la que están metidos intereses económicos enormes, poderes fácticos peligrosos y nadie va a darle una oportunidad a nadie sólo porque es su primer rodeo y son bien buena onda.

No se puede tratar el choque de turbas iracundas que se lo juegan todo como un diálogo sensato entre pares, como una contienda justa, no lo es.

El espacio donde Futuro puede discutir la ciudad con comodidad y en equidad de condiciones no existe, las reglas no lo permiten y si esta nueva agrupación política quiere jugar con sus nuevos paradigmas y sus formas sin antes construir una cancha donde esto sea factible, se habrá equivocado de manera irreversible y el debut será una despedida. Esto no es distinto a la situación donde se encuentran muchos otros proyectos y esto es lo que hace tan interesante la elección intermedia: Varias fuerzas se juegan la continuidad, la vida y no hay espacio para ninguna curva de aprendizaje.

No es que no lo sepan, estoy seguro que sus discusiones al interior de la vida democrática del partido tienen en cuenta estos planteamientos bastante evidentes que presento, no son verdades cósmicas.

El problema es que aquello que discuten y las conclusiones a las que llegan no están al centro de la discusión pública del estado, no logran permear, no lo acabamos de conocer, no termina de incidir y hasta ahora han sido bastante ineficientes para hacerlas saber de manera masiva con claridad. No estuvieron al centro de la discusión durante un solo momento de esta interminable crisis de salud, o el Jalconazo del cinco de Junio, no fueron una fuerza cuya posición en torno al fiscal o a nada en los últimos meses fuera el eje central. Si quieren llegar a la elección intermedia con alguna posibilidad esto debe cambiar ya.

Los extremos se tocan y la inexperiencia con buenas intenciones es tan grave como el cinismo experto de nuestra clase política en el sentido de que ninguna es capaz de resolver los problemas sustantivos que enfrentamos.

Futuro como partido en 2021 tiene dos opciones: Ponerse a la altura del reto o ponerse a hacer maletas. Lo digo con todo respeto.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Pin It on Pinterest

Privacy Policy