Connect with us

OPINIÓN

Los deudores

Publicado

el

Opinión, por Luis Manuel Robles Naya //

Los partidos que hoy representan a la oposición ante el gobierno federal, han consolidado una alianza pragmática e inmediatista, que si fueran menos soberbios y más inteligentes debieran reconocer que son como un barzón (aquella organización de deudores) político, en el cual han juntado sus necesidades para buscar una solución a sus penurias, pero sin detenerse a pensar que la deuda que tienen es real y debida a sus propios excesos, descuidos y negligencias.

Los políticos que hoy usufructúan las siglas de sus partidos, se niegan a reconocer o piensan que no existe una deuda con sus electores, con su propia base militante y simpatizantes y hoy, con desparpajo, vuelven a pedir el voto de los mismos que les dijeron en todos los tonos, que no querían más de lo mismo porque su actuación no les era satisfactoria. Si el PRI no entiende o no quiere saber por qué perdió 8 millones 687 mil votos en 6 años, el PAN 2 millones 736 mil y el PRD 9 millones 519 mil, que es la diferencia entre la votación que como partido tuvieron en 2012 respecto a 2018, es porque han perdido la capacidad de auto crítica y sobre todo la voluntad de corregir lo que hicieron mal o reparar en sus omisiones, en su incuria, en su alejamiento. Las élites políticas de los partidos constituyeron una sociedad política endogámica que sigue devorándose a sí misma, y si no, consulten las listas de candidatos a diputaciones plurinominales dadas a conocer la semana anterior.

Para tratar de obtener una cantidad de diputados federales suficiente para ser un contrapeso ante la mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional y sus aliados. Han hecho a un lado principios, diferencias ideológicas, rencillas y agravios atávicos, para construir un frente electoral amplio, pensando muy elementalmente, que la suma de sus fuerzas y la inconformidad que han causado las decisiones gubernamentales serán suficientes para consolidar ese contrapeso legislativo.

El actual gobierno no vendió experiencia ni habilidad para gobernar, ofertó esperanza y eso es lo que ha seguido dando. No será el fracaso que hasta ahora es el gobierno de la 4T, lo que les devuelva la confianza ciudadana; esa aún la tiene quien ofreció ser diferente y lo ha cumplido, como lo demuestra el hecho de que la aprobación presidencial siga en el 60 por ciento, en el auge de la peor crisis económica y la mayor emergencia sanitaria que haya tenido nuestro país en casi una centuria. Tampoco son los programas sociales y las políticas clientelares las que arrastrarán a la población a votar por quien las otorga. Deben recordar que en anteriores gobiernos también existieron y eran usufructuadas por el partido que más perdió en la elección anterior. La verdad única y que se niegan a reconocer es, que MORENA y López Obrador no les ganaron, sino que ellos perdieron. Perdieron la confianza ciudadana y se ganaron el desprecio del electorado porque los partidos se convirtieron en franquicia en renta para ambiciosos y oportunistas. Porque no tuvieron nada concreto que proponer para evitar la profundización de la desigualdad y el debilitamiento de la estructura social y moral de la sociedad y porque convirtieron al gobierno en un recaudador fiscal malo y un gastador dispendioso sin aplicar el dinero en la búsqueda de un mayor equilibrio social con seguridad y justicia.

Intentan ahora reconquistar la voluntad popular montados en las deficiencias de un gobierno que sabe hacer elecciones y vender esperanza pero que está siguiendo un rumbo de pronóstico adverso y eso es un mal cálculo.

Los partidos que hoy conforman la alianza opositora perdieron 20 millones 943 mil votos que tenían en 2012 y les negaron en 2018. Pretenden ahora, sin haber hecho un reconocimiento expreso de sus errores, sin haberse acercado en tres años a quienes antes fueran sus seguidores y los rechazaron en la coyuntura, sin haberse bajado del pedestal de la soberbia de sus dirigentes para retomar el contacto con sus bases, recuperar aunque sea una parte, solo para acotar el poder presidencial, suena a ilusión, más a deseo que a esfuerzo organizado estructural y conceptualmente.

Suena a más degradación de la política con un discurso pobre, más centrado en la división y el acrecentamiento de las diferencias, que en la búsqueda de consensos para remediar los males que aquejan al país. El país no está mal por causa del gobierno, tiene un mal gobierno para las crisis actuales, limitado en capacidades, ideologizado anacrónicamente, dependiente de la voluntad de un solo hombre, pero la alianza formada tampoco propone nada que pueda hacer la diferencia. Intentar derrotar al oficialismo solo para volver a otro que la ciudadanía tajantemente rechazó es un auténtico despropósito y revela la pobreza intelectual de la clase política mexicana. Los dos polos en que se ha dividido la arena política tienen una deuda con México que no habrá de resolverse con más programas asistenciales o mayor paternalismo oficial ni con una vuelta a la misma receta sin enmendar.

Continuar Leyendo
1 Comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
A Rivera Jaime
A Rivera Jaime
1 year ago

Agudos comentarios. Gracias

OPINIÓN

La guerra Alfaro-Padilla: ¿Quién ganará?

Publicado

el

Mujeres y Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Cuando el ego y la soberbia se imponen, poco puede hacer la política para desactivar o evitar conflictos. La política ha fracasado en la lucha de poder entre los dos personajes con mayor peso político e influencia en Jalisco como son Enrique Alfaro y Raúl Padilla.

El choque de trenes entre Grupo Universidad y Grupo Alfarista es de pronósticos reservado cuando se involucran a las dos instituciones públicas más importantes del occidente del país, como es la Universidad de Guadalajara y el Gobierno de Jalisco.

El daño que generan es mayúsculo, considerando que no sólo se trata de relaciones rotas, sino la lucha entre los dos poderes que juegan vencidas.

QUÉ PASÓ CON EL DIÁLOGO

El diálogo entre las partes en conflicto se había reiniciado, después de que los universitarios habían denunciado el clima de inseguridad y violencia que prevalece en el Estado y que golpea a la comunidad estudiantil, la psicosis se ha hecho presa de un alto número de estudiantes y familias ante las desapariciones.

Primero, el gobernador le restó importancia al tema, pero luego reaccionó y en el marco del homenaje a Fray Antonio Alcalde, Alfaro y Ricardo Villanueva coincidieron en pactar una tregua para enfrentar esta problemática con acciones conjuntas acordadas.

El diálogo iba por buen camino, pero algo pasó que la pasada semana después de la última reunión en Casa Jalisco entre las partes que las pláticas quedaron rotas: El Gobierno de Jalisco estaba dispuesto a reasignar los 140 millones de pesos para el Museo de Ciencias Ambientales, siempre y cuando los legisladores de Hagamos aprobaran un nuevo crédito para el Gobierno de Jalisco, lo cual fue rechazado.

Desconozco qué más hubo, si acaso amagos de uso del poder del Gobierno de Jalisco en contra de los personajes estratégicos de los Leones Negros y que haya desembocado en una reacción extraordinaria, como convocar a esta mega marcha.

Ante los malos modos que recibieron en Casa Jalisco -trascendió- el rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí decidió convocar a la movilización por la defensa de la autonomía universitaria. “Quiero invitarlos a que nos comprometamos que el 26 de mayo hagamos la mega marcha más grande en la historia de Jalisco”.

La respuesta del Grupo Alfarista no se hizo esperar y el pasado sábado se reunió el Consejo Estatal de Movimiento Ciudadano bajo el liderazgo de su coordinador estatal en Jalisco, Manuel Romo, quien pidió cerrar filas en torno al Gobernador Enrique Alfaro, toda vez que desde hace tiempo la UdeG ha emprendido una guerra en contra del líder de MC y hay la necesidad de contrarrestar la embestida, lo que harán con la llamada “Ruta por la verdad”.

El lenguaje en este Consejo Ciudadano subió de tono contra el Grupo Universidad y contra Raúl Padilla. Se pidió definición. Por cierto, a esta reunión no acudieron ni Pablo Lemus ni Juan José Frangie, quienes desde un principio dejaron en claro que ellos no se confrontarían con la Universidad de Guadalajara.

¿QUIÉN GANARÁ?

¿Quién doblará a quién es la pregunta?

Raúl Padilla como líder moral del Grupo Universidad ha sobrevivido a seis gobernadores, ¿sobrevivirá a Enrique Alfaro?

Alfaro sigue manteniendo el poder en Jalisco, con la Fiscalía del Estado que está a sus órdenes, así como el Poder Legislativo y el Poder Judicial. ¿Qué puede hacer por la vía institucional para frenar a los Leones Negros?

Sin embargo, viene el declive de Enrique Alfaro como gobernador. En diciembre próximo se cumplirán cuatro años de su mandato, o sea dos tercios y el 2023 que será año político de definiciones se irá volando.

¿Qué tanto le afectará al líder de Movimiento Ciudadano en sus aspiraciones políticas el pleito con el Grupo Universidad? Y lo pregunto en razón de la crisis de popularidad que sufre Alfaro, cuando su imagen es de las más desgastadas entre los gobernadores del país, está entre el lugar 28 y 30 de impopularidad.

El tiempo juega en contra del gobernador Alfaro, obvio que esta mega manifestación le pegará en su imagen, como sea, independientemente de los negativos que pueda decir de Padilla y su grupo.

Además, Jalisco tiene grandes y serios problemas de violencia e inseguridad, con los desaparecidos, los feminicidios y los homicidios, los llamados delitos de alto impacto, tan sólo la tragedia de los desaparecidos es noticia mundial, la propia ONU ya le llamó la atención al Gobierno del Estado.

Difícil momento vive Jalisco con este choque y no se advierte por dónde está la solución.

Alfaro, por si mismo, no le quitará el poder a Padilla, como no pudo en su momento Emilio González Márquez.

La incertidumbre es la que prevalece por lo que pudiera suceder en este choque de pesos pesados.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Gobernador quiere consejo a modo en IPEJAL

Publicado

el

Metástasis, por Flavio Mendoza //

El Consejo del Instituto de pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) esta semana tomó protesta como nuevo representante de los trabajadores burócratas a José Miguel Leonardo Cisneros, en sustitución de Juan José Hernández Rodríguez de la FESIJAL, pese a que ese mismo día había sino notificado por el Tribunal Estatal de Escalafón y Arbitraje sobre la suspensión del acto.

Pero como si se tratara de una indicación política de un alto mando del Gobierno de Jalisco, no sólo tomaron protesta, sino que además la presumieron en redes sociales, aunque posteriormente sería eliminada de las mismas.

El asunto va más allá de quitar a una persona u organización sindical de los trabajadores al servicio del Estado, el fondo está en la causa. Previo a tomar protesta a este líder sindical, el Gobierno del Estado de Jalisco realizó dos actos formales en los que no fue notificado el dirigente de FESIJAL, la firma del incremento salarial a burócratas y el arranque de la construcción de la nueva Unidad de Medicina Familiar del Ipejal, en un claro desafío del Gobierno del Estado hacia la Federación que actualmente cuenta con la afiliación de más sindicatos en cantidad de organizaciones y de agremiados.

Pero este golpe al sindicalismo en Jalisco no debe pasar de noche, pues hoy se atentó contra la libre sindicalización y representación de los trabajadores, en un movimiento operado desde el Poder del Estado, se intentó quitar la representación de los trabajadores de una Federación legal y legítimamente conformada con la mayoría de los burócratas, es la propia ley quien establece que las negociaciones salariales se llevarán a cabo con la organización sindical mayoritaria y los beneficios tendrán impacto colateral para los otros trabajadores agremiados a sindicatos de minorías.

Lo que el Gobernador Enrique Alfaro ha hecho es violar la ley, violentó derechos de libre afiliación y representación sindical, mandando el mensaje de que sólo quien esté con él será parte de las decisiones en la entidad, un Consejo a modo, una costumbre de los últimos 20 años, donde los representantes de los trabajadores eran simplemente otro alfil del Gobernador en turno para el desfalco a Pensiones.

Esto se da en un marco muy complicado para el propio Ipejal, derivado de los cuestionamientos que se han hecho en los últimos años desde que Juan José Hernández mejor conocido como “El Choco” ha manifestado estar en desacuerdo con algunas decisiones del Consejo Directivo del Ipejal. La detonante es la construcción del proyecto Ciudad Judicial Laboral, proyecto del Gobierno del Estado que se hará con el dinero de los trabajadores y del que por más que argumenten que es un buen negocio, el Ipejal invertiría cerca de 400 millones de pesos que no tendrán retorno sino hasta el año 13 posterior al pago de renta, mientras la proyección de viabilidad financiera del Instituto es entre 7 y 8 años a partir del último estudio actuarial en 2021. La fecha fatídica ya comenzó y la actual administración estatal, como en anteriores, utiliza el fondo de los trabajadores burócratas para proyectos de interés político.

Este es el verdadero objetivo de quitar a un dirigente, el único en los últimos 20 años que ha levantado la voz discordante contra las decisiones del Consejo Directivo, porque en el pasado no nos enterábamos del sentido de votación ni había oposición que impidiera todas las inversiones que han provocado un desfalco al fondo solidario de los trabajadores, responsables directos del serio problema financiero que enfrenta y que pone en riesgo la seguridad social de miles de trabajadores y sus familias. Por ejemplo, el caso del magisterio, los maestros en el Estado no fueron enterados de esta inversión que se hace con su dinero, como tampoco lo hicieron en otras inversiones millonarias que hoy se convirtieron en centavos. Sin embargo, no pueden estar exentos de este atentado contra el sindicalismo, hoy le tocó a la FESIJAL, pero cuando el magisterio vuelva a tener un digno dirigente que defienda lo que es de los trabajadores, se correrá el riesgo de que el autoritarismo de Casa Jalisco busque cómo quitarlo de la silla del Consejo, por ello no podemos ser indiferentes a esta lucha que han emprendido de manera cívica y legal.

La lucha jurídica comienza por la representación legal de los trabajadores burócratas en el Ipejal, mientras el reloj sigue acercándose a la fecha fatídica, sin una Iniciativa de Reforma Integral y con una ritmo promedio de jubilaciones que proyectan un inminente problema financiero del Instituto de Pensiones a la vuelta de la esquina.

Twitter: @FlavioMendozaMx

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Poca agua, mucha basura

Publicado

el

Opinión, por Miguel Ángel Anaya Martínez //

Si hablamos de problemáticas que enfrenta nuestro estado y que son urgentes de resolver -además de la evidente inseguridad que se vive diariamente- no podríamos dejar de mencionar el tema de la generación de basura y el manejo de todo tipo de desechos.

La Zona Metropolitana de Guadalajara produce más de 5,300 toneladas de basura diariamente y a más del 90 por ciento de esta no se le da el tratamiento adecuado, afectando directamente la calidad del agua y del aire en las zonas aledañas donde se almacena provocando un riesgo sanitario para miles de personas.

Según el Plan de Acción Climática Metropolitana para el año 2030, la Zona Metropolitana de Guadalajara debería reducir un 30 por ciento la cantidad de residuos que se llevan a enterrar a rellenos sanitarios, sin embargo, esto no es así, el trabajo de los municipios no ha sido parejo, mientras que Guadalajara y Zapopan han promovido campañas de concientización que han llevado a mayor reciclaje o menor generación de desechos, en el resto de municipios de la Zona metropolitana la recolección ha aumentado; solamente en Tlajomulco, la acumulación de desechos sólidos pasó de 400 toneladas diarias en 2018 a 666 en 2020, evidentemente el aumento de población genera mayor cantidad de desechos, pero un incremento tan drástico en la generación de basura es un foco rojo que deben atender las autoridades.

En las últimas semanas se ha puesto sobre la mesa la creación de un nuevo vertedero que concentre a todos los desechos sólidos de los distintos municipios de la ciudad, incluso se habla que es cuestión de semanas para la presentación de un mega proyecto, este punto es realmente importante, pero, si seguimos generando basura en las cantidades que lo hacemos actualmente no habrá vertedero que alcance, se debe cambiar el chip de las empresas, gobierno y ciudadanos si queremos combatir este problema desde la raíz.

La semana pasada escribí sobre la escasez y la mala calidad de agua en nuestro estado, la escasez se debe al aumento poblacional, a la falta de una infraestructura hidráulica adecuada y a la mala administración de este líquido, pero, la mala calidad del agua va directamente relacionada a como gestionamos la recolección y tratamiento de residuos en el estado, hace unos días la Secretaría del Medio Ambiente daba a conocer que Jalisco cuenta con un inventario de 3 millones de cerdos, los cuales producen una carga contaminante comparable a la que generaría una ciudad de dieciocho millones de habitantes, de manera increíble la gran mayoría de estos desechos se arrojan al río Santiago sin tratamientos previos.

¿Qué se está haciendo para combatir este problema?

Por si fuera poco, en 2020, solamente la mitad de los municipios del estado contaban con el servicio de tratamiento residual de aguas, lo que posicionó a Jalisco en el lugar 17 del país en cuanto a cobertura de este servicio, este lugar en el tablero para un estado que representa a la cuarta economía nacional debería ser al menos, preocupante, el crecimiento económico debe ir ligado con el desarrollo de bienestar y calidad de vida de los ciudadanos.

El manejo de residuos y la calidad del agua son dos temas realmente urgentes de la agenda estatal y federal y deberían ser prioritarios en los presupuestos de los gobiernos en turno; si bien, los ciudadanos jugamos un rol importante en la separación de desechos y el ahorro del agua, corresponde a las autoridades de distintos niveles generar políticas públicas para promover el reciclaje y la reutilización de basura, les corresponde mejorar la infraestructura para lograrlo y presentar y ejecutar los planes para dar soluciones a corto, mediano y largo plazo. Una ciudad que crece y crece, merece planes y soluciones para los retos que enfrenta día a día. Pongamos atención y tomemos acción.

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x