Connect with us

Beisbol

Orestes “Minnie” Miñoso: El legendario cubano que brilló en Grandes Ligas y en el Pacífico

Published

on

Al Bat, por Jesús Alberto Rubio // 

Quizá usted recuerde cuando Orestes “Minnie” Miñoso llegó a Hermosillo en la segunda mitad de los años 60 para ser mánager-jugador de los Naranjeros de Hermosillo. Miñoso contaba con 42 años de edad y parecía que el tiempo no pasaba por él.

Debutó en Grandes Ligas en 1949 con los Indios de Cleveland; en 1951 pasó en cambio a los Medias Blancas de Chicago. Fue el primer negro de esta franquicia, en la que jugó en 12 distintas temporadas.

La pregunta es cómo fue que se tuvo la oportunidad de conseguir los servicios para la franquicia Naranjera de tan insigne pelotero ligamayorista. Un notable bateador cubano que llegó a este beisbol –entonces dentro de lo que fue la Liga Invernal Sonora-Sinaloa (hoy Mexicana del Pacífico) para impedir que Héctor Espino consiguiera su séptimo título de bateo consecutivo.

Con gusto le contaré aquel episodio histórico, verá:

Higinio Reynoso, quien jugó con los Cañeros de los Mochis, Broncos de Reynosa y Naranjeros de Hermosillo, recuerda cuando firmó en 1966 a Orestes “Minnie” Miñoso.

El gran short y tercera base estaba ese año en funciones de gerente general de los Naranjeros de Hermosillo cuando se decidió que el cubano nativo de Perico, Cuba, se convirtiera en mánager y jugador.

Higinio nos dijo en detalle aquellos momentos:

Recordó que Miñoso llegó procedente de Chicago a Nogales, Arizona, donde estuvo alrededor de una semana arreglando los papeles migratorios para entrar al país, por lo que se trasladó hacia esa ciudad para lograr ahí mismo la firma de su contrato.

Cita que al “Minnie” le encantó la idea de venir a nuestro béisbol invernal, especialmente con los Naranjeros, de quien diría, “tengo el mejor barco de la compañía”. 

Sin embargo, en aquella temporada Hermosillo lograría el tercer lugar del circuito.

RECOMENDÓ A SERGIO ROBLES

Precisamente estando en Nogales, Miñoso recomendó con gran entusiasmo a un jovencito que había conocido en la Liga Norte de México, un receptor del equipo de Nogales que “estaba quemando la liga” y que se llamaba….¡ Sergio Robles!
Reynoso no la pensó dos veces, se trasladó hacia Caborca donde estaba jugando para que estampara su firma para la campaña del 67-68.

Pero fíjate, Jesús: a Sergio lo firmamos por su excelente bateo y no por su defensiva, aspecto que le distinguió finalmente en toda su carrera”, me advirtió en una entrevista.

Cuando la temporada del debut de Robles todavía Fausto Soto Silva no lo bautizaba como “Kalimán”, ya que el receptor titular Naranja era Juan de Dios Villarreal, pero cuando ya no estuvo en el equipo, lo que Miñoso le dio de inmediato la oportunidad al nativo de Magdalena de Kino y hoy Salón de la Fama del beisbol mexicano.

  • ¿Y cómo era Orestes cuando estuvo aquí en esa época? – le pregunté a Higinio-.

– Educado, decente, caballero, y un alma de Dios. Incluso, pregúntame si le gustaba el baile. Llegó con su señora, muy guapa y cuando la llevaba al “Fernando M. Ortiz” “alborotaba toda la gallera” en el graderío”.

TAMBIÉN FUE CÁTCHER

También acude a su memoria para decirnos que cuando se lesionaron Sergio Robles y Juan Antonio Chan, dos o tres veces jugó en la receptoría. “Imagínate recibirle a Felipe Leal, quien tiraba “lumbre… y pues ahí también demostró su valentía como pelotero. Y es que catcharle a Felipe, no cualquiera, pero Miñoso lo hizo y muy bien”.

Esa temporada Orestes Miñoso fue el campeón bat con .343, quitándole la racha de seis títulos consecutivos a Espino, quien se quedó con .338.

Hermosillo tuvo a su mejor lanzador en Alfredo Ortiz (12-6 y 2.70), quien también jugó como jardinero y bateador emergente. Jay Carden también logró buenos números (11-6 y 2.53)… pero en general el equipo se quedó corto en aquella campaña.

¡CINCO DÉCADAS!

Tras su retiro oficial de las Grandes Ligas el 5 de julio de 1964 con los Medias Blancas de Chicago, reapareció como atracción de taquilla con los Patiblancos en 1976 y 1980, un privilegio que posteriormente le fue negado dos veces, la última de ellas en 1992. 

Recordemos: El sábado 11 de septiembre de 1976, salió al campo como BD ante Frank Tanana de los Angelitos de California y se fue de 3-0.

Al día siguiente se convirtió a los 53 años de edad, en el toletero más viejo en conectar un hit en el Gran Circo, al dispararle un sencillo hacia el jardín izquierdo al zurdo mexicano Sid Monge, en el primero de una doble cartelera.

Luego en octubre de 1980, se unió al serpentinero zurdo Nick Altrock, como los únicos en actuar en cinco décadas diferentes en ese béisbol.

Esa vez bateó como emergente en la novena entrada contra Tanana y pegó un elevado de foul a las manos del receptor Dave Skaggs. Al siguiente encuentro empuñó nuevamente la majagua como emergente, roleteando a la tercera base.

OTRO INTENTO

En 1992, en otro gran intento por volver a jugar, el comisionado Fay Vincent le negó el permiso de ver acción en seis décadas, pero tres meses después, el presidente de la Liga Americana Bobby Brown, lo autorizó para que jugara el 30 de septiembre de esa temporada.Sin embargo, los Medias Blancas decidieron que no lo hiciera por miedo a que sufriera una lesión grave.

Con todo y ello, se fue a una Liga Independiente y ahí tuvos dos oportunidades de oro… y a la historia:

Al año siguiente, en 1993, con rola al pítcher bateando de emergente con los Santos de San Paul, de la Northern League, pasó a ser el segundo ¡en jugar en seis décadas! junto a Hube Kittle, quien había lanzado en las Ligas Menores desde 1930 y que en 1980, siendo entrenador del Springfield en la Asociación Americana, había lanzado ya a los 63.

Pero eso no fue todo.

El legendario Miñoso, a los 80 años de edad, se convirtió el miércoles 16 de julio de 2003, en el primer y posiblemente último jugador en participar en siete décadas distintas.

Para lograr su hazaña vistió nuevamente la franela de los Santos de San Paul, actuando de nuevo como bateador designado. 

Y… ya.

Más tarde, Orestes “Minnie” Miñoso, quien antes de llegar a Hermosillo fue todo un estelar con los Charros de Jalisco y Algodoneros de Unión Laguna, estuvo como encargado de Deportes en el Hospital Psiquiátrico de la Habana, Cuba.

SU DECESO Y RECINTOS SAGRADOS

El 1° de marzo de 2015 después de haber asistido a una fiesta de cumpleaños de un amigo el día anterior. La autopsia reveló que su muerte se debió a un desgarro de la arteria pulmonar como resultado de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica. 

‘Mr. White Sox,'” palabras dichas por el Presidente Barack Obama en la Casa Blanca. Es miembro de los salones de la Fama de México.

También fue electo al Salón de la Fama del Béisbol Cubano en 1983 y al Salón de la Fama del Deporte Cubano en el 2003, ambas distinciones realizadas en Miami. 

En noviembre del 2014, fue seleccionado al refundado Salón de la Fama del Béisbol Cubano junto a Camilo Pascual, Amado Maestri, Conrado Marrero, Esteban Bellán, Omar Linares, Luis Giraldo Casanova, Orestes Kindelán, Braudilio Vinent y Antonio Muñoz.

El único galardón soñado que le faltó a Miñoso en vida fue su elección a Cooperstown. Injusticia cometida primero por los miembros de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos y luego por el Comité de Veteranos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beisbol

Sorpresas en play-offs de la LMP: Se perfila una final entre Naranjeros y Tomateros

Published

on

 Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Con grata sorpresa, al menos para la afición de la capital sinaloense, arrancó la etapa de semifinales de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional que se juega en otoño-invierno, luego de que el conjunto de Tomateros de Culiacán hiciera la trastada a Yaquis de Ciudad Obregón de vencerlos en su propio campo del Nuevo Estadio Yaqui (NEY) en los dos primeros cotejos del serial registrados el martes 12 y miércoles 13 de enero en territorio de la antigua Cajeme, para luego, habiendo perdido el primero (viernes 15) y ganado el segundo (sábado 16) de los tres duelos a celebrarse en su casa, colocar la serie a su favor 3-1, a reserva de lo ocurrido ayer domingo en que pudieron haber obtenido su pase a la gran final por el título en el supuesto de haber salido victoriosos en el quinto duelo del serial.  

Pero, sin menoscabo de lo que haya resultado del quinto juego, hay que decir que casi nadie esperaba que los Tomateros hubiesen salido sin daño de territorio Yaqui y por ello es que hay sorpresa en el giro que dio el rumbo de estos playoffs de la LMP.

El impredecible Rey de los deportes está haciendo de las suyas en este serial que quizá se haya resuelto en solo 5 enfrentamientos, siendo que se esperaba a un conjunto sonorense mucho más combativo. 

De hecho, la estadística estaba completamente a su favor, pues no hay que olvidar que el conjunto cajemense terminó como el mejor del standing con marca de 37 juegos ganados por 22 derrotas, seguido por Naranjeros de Hermosillo que culminó con 33 victorias por 23 fracasos. En esa misma estadística, Sultanes de Monterrey finalizó tercero con 29-27 y Tomateros en el cuarto peldaño igualando a 29 entre triunfos y derrotas. 

Ahora bien, quizá también entre quienes pronosticaban con cierta certeza una final sonorense entre Yaquis y Naranjeros, se adelantaron a hacer juicios después de que los de la tribu eliminaran con lujo de cierta superioridad y humillando a Charros de Jalisco, que como dice la canción del guanajuatense José Alfredo Jiménez, “por primera vez no metí ni las manos”, es decir, el escuadrón jalisciense no dio mayor batalla y fue una presa fácil para un rival que mostró mucha más hambre de triunfo y de gloria que los pupilos de Roberto “Chapo” Vizcarra, que se murieron de nada en el campo de juego.  

Tal vez esos mismos que elucubraban la eliminación de Tomateros y Sultanes en las semifinales también perdieron de vista que Tomateros es el actual campeón de la Liga invernal, y que no tan fácilmente renunciaría y entregaría su corona.  

De la otra llave semifinal que disputan Sultanes de Monterrey y Naranjeros de Hermosillo, habrá que mencionar se impuso la lógica y el conjunto sonorense hizo buenos los pronósticos al salir victorioso en su casa, el estadio Sonora de la capital de esa entidad, en los dos primeros enfrentamientos del martes 12 y miércoles 13 de enero. Pero no obstante que los regiomontanos ganaron dos juegos en casa logrando emparejar momentáneamente los cartones, perdieron el quinto duelo celebrado el domingo 17 permitiendo a la novena sonorense colocarse  nuevamente al frente 3 juegos a 2 y regresar con la ventaja a territorio sonorense donde el martes los Naranjeros procurarán el triunfo para finiquitar el serial a su favor y obtener su pase a la final.   

De los sonorenses, quienes llegaron a esta etapa con etiqueta de favoritos, es preciso señalar que fueron el mejor equipo del certamen al terminar las dos vueltas del torneo en el segundo lugar, sumando un total de 18 puntos. Un equipo que a lo largo de la temporada regular y la postemporada ha mostrado solidez en todas sus zonas del campo de juego y que es firme aspirante a llegar a la final e incluso a obtener el título de la LMP, por más que Los Sultanes tienen un buen equipo como para no ser avasallados abrumadoramente y ya lograron ganar el tercer cotejo del serial -primero  efectuado en El Palacio Sultán allá en ‘La tierra del Cerro de la Silla’- y aun cuando están mostrando garra no será fácil logren descarrilar a los sólidos Naranjeros en su camino hacia la final. 

Lo que sí hay que decir y agradecer, es que los cuatro equipos que siguen en competencia no han desmerecido en esta etapa del certamen y han mostrado en diferentes momentos de los juegos razones de sobra para soportar que estén disputando las series semifinales. 

Hemos visto emocionantes duelos, potentes ofensivas, grandes lances defensivos y pitcheos sobresalientes, sin menoscabo de las sorpresas que han estado a la orden del día como suele ocurrir en el Rey de los Deportes que ya sabemos, nada está escrito hasta que se canta el último out.  

CHARROS 

Todavía con la resaca de la eliminación de Charros de Jalisco, es pertinente recordar, aún sea poniendo el dedo en la llaga, que en este tiempo de receso obligado por estar fuera de los playoffs, la directiva de los caporales albicelestes jaliscienses debe hacer una exhausta revisión de lo ocurrido al interior de la organización para evitar otra temporada tan desastrosa como la que acaba de finalizar para Charros. 

A lo largo de la agenda ordinaria dimos cuenta de los problemas que venía arrastrando el conjunto dirigido por Roberto “Chapo” Vizcarra, siendo evidente la falta de regularidad en sus actuaciones que transcurrieron con múltiples altibajos. Su desempeño global no consiguió embonar y hubo peloteros que nunca pudieron mostrar consistencia en su desempeño. 

Y ni hablar de las erróneas decisiones directivas, los problemas administrativos, financieros y la ausencia de liderazgo ejecutivo en razón de los conflictos legales que les aquejan. Por si fuera poco, el manejo de protocolos frente a la pandemia fue torpe y deficiente, dando paso a que no pocos peloteros contrajeran la enfermedad por Covid-19 y tuvieran que cumplir sus respectivas cuarentenas en detrimento del equipo, destacando los casos de piezas importantísimas como Marco Tovar, Jesús Cruz Sustaita, e Ivan Salas.   

Un asunto que no se puede soslayar porque igualmente influyó de forma negativa está relacionado con los problemas  recurrentes para pagar a tiempo la nómina, la falta de implementos tan indispensables como los bates, y que no hubo estímulos económicos a los peloteros (aún fuesen mínimos), siendo que no se puede entender la falta de recursos toda vez que los patrocinios no se vieron afectados por la pandemia, es decir, los empresarios cumplieron en tiempo y forma.  

Además, para encarar la postemporada, se cometieron errores significativos cayendo en improvisaciones, negligencia, el no escuchar adecuadamente a buenos asesores deportivos o darle valor a la experiencia de su gerencia deportiva evitando imponerle decisiones erráticas.  

Todo ello debe ser objeto de análisis y base en la toma de decisiones que habrán de venir de cara a la próxima campaña; cambiar lo que no sirva o no funcione y mantener lo que aporte y sume al equipo. Estar y ser parte de la organización de Charros de Jalisco debe ser un privilegio y con ese compromiso se debe honrar la franela pero también el puesto técnico o directivo que se ostente, y de igual forma, se debe cumplir en tiempo y forma con los compromisos adquiridos con los peloteros de manera que éstos cuenten con la seguridad y motivación para responder satisfactoriamente.  

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1 

Continue Reading

Beisbol

Mal año para Jalisco en la LMP: Charros quedó fuera de una temporada para olvidar

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Culminó para Charros de Jalisco una campaña que le significó más fracasos y sufrimiento que victorias y alegrías. Los altibajos en su desempeño fueron una constante durante toda la temporada de la agenda ordinaria lo mismo que en postemporada; fallaron en todos los sectores del campo de pelota, sin menoscabo de una deficiente dirección técnica y erratas administrativas que al parecer también impactaron en la labor de los peloteros.

La noche del sábado 9 de enero culminó la pesadilla, el conjunto jalisciense dirigido por Roberto “Chapo” Vizcarra Acosta, fue arrollado y echado fuera de la competencia por los Yaquis de Ciudad Obregón, su novel adversario deportivo, que tomó su revancha de la dolorosa derrota sufrida en la serie final ante el escuadrón jalisciense en la temporada 2018-2019, y con una paliza de 8-1 en el Nuevo Estadio de Ciudad Obregón, allá en territorio de la antigua Cajeme, lograron su pase a la semifinal del certamen 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) al eliminar en seis juegos (4-2) a los irreconocibles Charros que cumplieron una temporada para olvidar.

Si bien ya sabíamos que los caporales albiazules de Jalisco no llegaban en buenas condiciones a la repesca, siendo que habíamos advertido que venían padeciendo deficiencias en su sector defensivo, ausencia de bateo oportuno y fundamentalmente falta de consistencia de su staff de pitcheo, aunado a la errática conducción desde el dugout, la afición se llegó a ilusionar con que su desempeño mejoraría en postemporada, pero no sucedió así, aún cuando sorprendió gratamente al salir con una victoria de su primer juego de la serie frente a Yaquis imponiéndose en el Nuevo Estadio de Ciudad Obregón con marcador de 5-11.

Al día siguiente los de la tribu volvieron las cosas a su lugar al igualar los cartones a un juego tras superar a los caporales albicelestes por 6-2.

Y no obstante que se esperaba aprovecharan la localía en los siguientes tres cotejos pactados a celebrarse en su estadio de la Colonia Tepeyac en Zapopan, la expectativa de llevarse tres triunfos o al menos dos del serial para, o bien conseguir aquí su pase a la semifinal o al menos irse a desahogar la conclusión de la serie con una ventaja importante para aspirar al triunfo en la antigua Cajeme, todo se desvaneció cuando solo pudieron ganar uno de los tres juegos.

La tropa sonorense, en un gran duelo registrado la noche del martes, se llevó el triunfo en extra innings por 2-3, y el miércoles, en el cuarto encuentro de la serie volvieron a imponerse con parciales de 4-6. Para el quinto enfrentamiento, tercero y último en territorio jalisciense, Charros sacó la casta y logró quedarse con el de la honra al superar a la tribu por 10-6. Pero de regreso a Ciudad Obregón, los sonorenses impusieron su superioridad y por paliza le colocaron cerrojo a la serie en tan solo seis enfrentamientos.

Muchas justificaciones se podrán dar en torno a la eliminación de Charros, pero no podemos dejar de reconocer que hubo graves errores tanto deportivos como administrativos, porque no se pueden dejar de mencionar problemas financieros y ausencia de liderazgo ejecutivo en razón de los conflictos legales que les aquejan, y que pesaron ampliamente, sin menoscabo de una pandemia que también golpeó fuerte a los jaliscienses ante deficiencias en los protocolos de sanidad.

Al final los resultados están a la vista de todos. No se dio la gran hazaña por parte del conjunto albiceleste de vencer a los Yaquis para pasar a la semifinal y ya habrá tiempo de analizar a profundidad lo sucedido en este torneo que como ya decíamos, es para olvidar para la afición, pero no por para la directiva y cuerpo técnico que tendrán que sacar grandes lecciones y tomar cartas en el asunto a fin de evitar otra campaña desastrosa como la que acaba de terminar para ellos.

Casualmente, todos los frentes celebrados el sábado 9 de enero, definieron esa misma noche a los cuatro semifinalistas, resultando con su pase a la siguiente ronda eliminatoria, además de Yaquis de Ciudad Obregón, Naranjeros de Hermosillo, Tomateros de Culiacán, y Sultanes de Monterrey.

Habrá que decir que los Sultanes de Monterrey sorprendieron durante la campaña, especialmente en la segunda vuelta jugando bien y llegando muy fuertes a la postemporada haciendo buenos los pronósticos de lograr su pase a la semifinal, aunque se esperaba pudiera existir quizá alguna reacción final por parte de Los Caballeros Águila de Mexicali pero no se dio. Ahora Los regiomontanos enfrentarán a Naranjeros de Hermosillo, escuadra que llega embalada como líder de la segunda vuelta de la agenda ordinaria y como el mejor equipo de ambas vueltas y por puntos que venció en la repesca a Venados de Mazatlán en un serial que lucía al inicio muy cargado hacia la tropa de la capital sonorense llegando a estar muy adelante en los momios pero al final los porteños sinaloenses hicieron su labor y aunque perdieron lo hicieron fragorosamente con la cara al viento.

Será sin duda este un duelo competido, marcándose favoritos a Naranjeros sin descartar una posible sorpresa por parte de Sultanes.

Y en el otro frente de batalla en semifinales los campeones de la anterior campaña, Tomateros de Culiacán, llegan a enfrentarse con Yaquis de Ciudad Obregón. Los culichis pasaron por encima de Algodoneros de Guasave haciendo efectivos los pronósticos que los marcaban como favoritos, debiendo señalarse que los sinaloenses vendieron cara su derrota al ofrecer una dura batalla.

En cuanto a Yaquis ya hemos hablado que llegan como uno de los grandes favoritos junto con Naranjeros tras vencer de forma apropiada a Charros de Jalisco, y será un duelo de polendas; ambas escuadras buscarán obviamente dar el todo por el todo luciendo ligeramente favoritos los de la tribu que terminaron como líderes de la primera vuelta y segundos en la parte complementaria, por lo que deben ser etiquetados como sólidos aspirantes para llegar a la serie final.

Pero hablando de los de la tribu de la antigua Cajeme, es propicio señalar el comportamiento que para muchos es impropio y en el que cayó esta organización al publicar un tuitazo en el que se mofaban de la derrota de Charros. La Liga tendría que tomar nota y evitar cunda el ejemplo que ha sido injertado por Tomateros de Culiacán cuando es su costumbre utilizar las cuentas oficiales de redes sociales, pantallas y sonido de su estadio para atacar con cierta sorna a sus rivales, alejados de la clase y la ética que debe imperar en el circuito y en el espíritu deportivo de cualquier club.

Y una vez celebrado el domingo 10 de enero el Draft de peloteros de equipos eliminados para reforzar a los semifinalistas, Sultanes de Monterrey se hizo de los servicios del primera base Carlos Muñoz de Venados de Mazatlán, Naranjeros tomó también de Venados al tercera base, Isaac Paredes, Yaquis se llevó al jardinero Dariel Álvarez, de Charros de Jalisco, y Tomateros se decantó por el primera base Jessi Castillo de Guasave, llamando la atención que todos optaron por reforzarse con peloteros que suelen ser poderosos bateadores y ningún serpentinero.

Está pues todo listo para el arranque de las semifinales y como ya decíamos, se marcan como favoritos para enfrentarse en la serie final por el título a Naranjeros de Hermosillo y Yaquis de Ciudad Obregón.

Todo apunta a que será una final sonorense, pero habrá que verlo.

E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

Twitter: @salvadorcosio1

Continue Reading

Beisbol

Temporada gris para Charros

Published

on

Vuelacercas, por Salvador Cosío Gaona //

Aún teniendo todos los elementos para haberse situado entre los jerarcas de la competencia, Charros de Jalisco tendrá que conformarse con finalizar quizá entre la cuarta y sexta posición de la tabla general por puntos para desde ahí enfrentar los playoffs de esta atípica temporada 2020-2021 en La Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional mexicano que se juega en otoño-invierno.

La lectura en cuanto a la participación del conjunto dirigido por Roberto “Chapo” Vizcarra en la campaña, es que cumplió con un desempeño gris dejando insatisfecha a su afición siendo que no fue capaz de mantener una regularidad, pues a pesar de que pudo ligar algunas victorias y por leves momentos logró colocarse a la cabeza del standing, careció de solidez y no alcanzó a conjuntar sus piezas para desahogar un juego armónico que le permitiese encontrar un mejor funcionamiento como equipo.

Demasiados traspiés, derrotas en series fundamentales en momentos clave, barridas dolorosas, inconsistencia en el pitcheo, falta de contundencia con el tolete y una frágil defensa, así como otros no menos importantes factores se combinaron para que hoy estemos hablando de una mediocre campaña por parte de los caporales albicelestes jaliscienses.

Cuando queda solo una serie para que culmine la segunda vuelta del calendario regular total, y tras cerrar una desastrosa doble serie frente a Sultanes de Nuevo León que debió finalizar el domingo 27 de diciembre, Charros había sido barrido en el primer serial en la sultana del norte y perdido su primer juego de la segunda serie, acumulando cuatro descalabros en el palacio Sultán y sumando 8 derrotas en sus últimos 10 cotejos.

Sin duda, llama la atención que a pesar de contar con un muy buen grupo de peloteros que conforman en teoría una de las mejores defensivas, con muchos reputados como los mejores peloteros en su posición, el conjunto albiazul haya batallado tanto a lo largo de la temporada regular que está a punto de llegar a su fin.

Ante ello, no es ocioso analizar los posibles factores en cuanto a su irregular desempeño siendo que en el papel se tienen sobradamente cubiertas cada una de las posiciones en el campo de juego, baste mencionar que dentro del infield se cuenta con gente tan capaz como José Manuel ‘Manny’ Rodríguez Espinoza en la segunda base, Amadeo Zazueta Alarid en las paradas cortas, Agustín Patrick Murillo Pineda en la antesala, Gabriel Alejandro Gutiérrez Beltrán en la receptoría, el tapatío ligamayorista Christian Iván Villanueva Limón que igual defiende cualquier área del diamante, así como el cubano Henry Urrutia cubriendo la primera almohadilla, todos con potencia probada con el madero, sin dejar de citar a dos novatos que han lucido cubriendo terreno, bateando y corriendo las bases como lo son Misael Rivera y Jared Serna, como tampoco se puede minimizar la calidad que como receptores alternos tienen además de su utilidad bateando Alan Espinoza y Santiago Chávez.

En lo que se refiere al outfield Charros tampoco debería -en teoría- estar sufriendo. Sin embargo, el rendimiento de los campiranos no corresponde a la calidad de sus peloteros que tienen buena valía en el extraordinario guante y buen tolete del velocista Carlos Figueroa, el poderoso aporreador y eficaz cachabolas cubano Dariel Alvarez, los confiables defensores y eficientes ofensivos Julian Ornelas, Sergio Pérez y Ossiel Flores.

Sin duda Charros padeció más de lo que se pudo pensar con su cuerpo de lanzadores. En este apartado habrá que mencionar en su descarga que sus tirabolas sufrieron lesiones y bajas de juego, sin menoscabo de que se tuvieron ausencias de lanzadores relevantes tanto por no haber podido reportar a tiempo, no haber llegado en razón de lesiones, por carecer de permiso de sus organizaciones veraniegas o por haberse tenido que retirar intempestivamente como es el caso de Elian Leyva, Sergio Romo, Roberto Osuna, Jesús Cruz Sustaita, Humberto Castellanos, Victor González, Linder Castro, Marco Tovar, Manuel Flores, Horacio Ramírez, Rolando Valdez, Alejandro Martinez, debiendo no obstante reconocerse a algunos otros, que aunque no exentos de ciertos problemas han cumplido bien su labor, entre ellos Orlando Lara, Luis Ángel Reyna, Raúl de los Reyes, José Oyerbides, Luis Ivan Rodríguez, Jasson Urquidez, Ivan Salas, Felipe Arredondo, así como los chispazos positivos del recién llegado Luis Mendoza.

Pero más allá de lo que atañe al campo de juego, se hace necesario se revise la conducción administrativa, deportiva y técnica del conjunto, ya que suena con fuerza el rumor de que existen problemas en el Club House y que está haciendo daño ya a la novena la falta de liderazgo ejecutivo por los conflictos entre integrantes de su directiva.

No se puede soslaya el que tal vez esté haciendo falta mayor atingencia, creatividad o eficacia en el trabajo del Manager y su cuerpo de apoyo técnico para aprovechar mejor las cualidades individuales y lograr un auténtico juego de conjunto provocando más victorias, toda vez que desde ningún punto de vista es aceptable tener una tremenda estructura humana (excelentes peloteros) y no lograr números acorde a dicha calidad y fortaleza.

Pero en tanto se atiende o se resuelve cualquier asunto que esté generando conflictos a nivel ejecutivo, los peloteros y el cuerpo técnico deberán enfocarse en cerrar de la mejor manera posible esta campaña cuando en la última serie de la segunda vuelta reciban en su estadio de la colonia Tepeyac en Zapopan la visita de Naranjeros de Hermosillo entre el 28 y 30 de diciembre.

Charros está obligado a quedarse con el serial y preferentemente hacerlo por barrida para mejorar su ubicación en la tabla de posiciones para evitar así depender de la combinación de otros resultados, ya que como se mencionaba, pese a su mediocre desempeño todavía quizá pueda aspirar a calificar en el cuarto lugar, salvo que obtenga marcadores totalmente funestos en sus últimos compromisos.

Lo que no tenemos duda es que los caporales albicelestes jaliscienses calificarán a postemporada y ya en esa fase tendrán oportunidad de recomponer el camino. Habrá que dar vuelta a la página de lo que fue la temporada regular y cumplir con su mejor papel en playoffs.

Si bien debido a su gris actuación en el certamen no figuran entre los equipos favoritos para pelear por el título, en el béisbol nunca hay nada escrito y deberán demostrar de qué están hechos; hacer valer lo que en el papel se tiene como uno de los mejores planteles, -sino es que el mejor-, y demostrarlo en el parque de pelota porque tienen capacidad para ello y porque es lo que su noble afición espera de su equipo.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.