Connect with us

MUNDO

Política Global: El magante no pasa de la bravata a los hechos: Trump cuestiona el orden mundial, pero es incapaz de crear uno nuevo

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

Muchas cosas se dicen sobre el rumbo que seguirá el mundo en los próximos años. Se debate si el mundo será de orden trilateral o multilateral, en el entendido que el unilateralismo que pretendió imponer Estados Unidos pasó a mejor vida.

Hoy en el ajedrez mundial además de Estados Unidos irrumpen Rusia y China, que presionan y buscan convertirse en contra peso del imperio norteamericano.

¿Y en ese contexto, cuál es el verdadero juego del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump? ¿Realmente tiene un proyecto de orden mundial?

A Trump líderes políticos, expertos en temas internacionales de geopolítica, junto con analistas y politólogos señalan y acusan de estar destruyendo el Orden Mundial al debilitar las alianzas históricas, los valores occidentales, las organizaciones comerciales mundiales impulsadas por Estados Unidos y violando las constituciones de instituciones nacionales a internacionales.

Sin embargo, hechos no respaldan esa retórica.

DEL MUNDO POLAR AL UNILATERALISMO

Después de la segunda guerra mundial el mundo caminó por dos aguas con el enfrentamiento de dos visiones político económico y social que se le conoció por guerra fría y que representaba el capitalismo y el comunismo que se disputaban la hegemonía mundial como superpotencias. El mundo bipolar fue producto del acuerdo entre Estados Unidos y la URSS, tras concluir el conflicto bélico Europa del Este quedó bajo el dominio de Rusia, partiendo en en dos a Alemania.

En lo económico se dio un cambio relevante de posguerra en las relaciones financieras internacionales como resultado de lo acordado en la Conferencia de Bretton Wodds, registrada el 1 de julio de 1944 cuando aún no concluía la Segunda Guerra Mundial y en esa conferencia se crearon el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, que hoy es conocido como Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, que empezaron a operar al concluir la guerra.

Durante cerca de medio siglo, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial se registró la llamada guerra fría entre las dos superpotencias y que concluyó con el desmoronamiento de la URSS por la incapacidad del sistema colectivista y estatista de generar mejores condiciones económicas para su sociedad, al fracasar la utopía de la igualdad que se dio en el empobrecimiento general, donde una pequeña casta burocrática disfrutaba de las mieles del poder.

Fue así como en 1991 se registró la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el fracaso del comunismo. El 9 de noviembre de 1989 se registró un suceso en Alemania que se convirtió en una alegre sorpresa para el mundo occidental: El muro de Berlín, conocido como el muro de la ignominia y que había partido en dos al actual motor de la economía europea, convertido en el símbolo de la división del pueblo alemán durante la guerra fría, cayó tras 29 años de haber sido construido.

La caída del muro de Berlín fue la síntesis de lo que significó la lucha entre dos sistemas políticos y económicos: Capitalismo y Comunismo. Fue el triunfo del capitalismo. Al mismo tiempo, como sucede con las pirámides del ajedrez, se dio el desmoronamiento de la URSS al ser víctima de sus contradicciones y hundirse en un colapso económico que el mundo moderno no había presenciado.

¿HACÍA DONDE VA EL MUNDO?

En la última década del segundo XX con un escenario con una superpotencia colapsada y desaparecida del escenario internacional, el mundo se hizo bipolar y se creía que la humanidad podría caminar con la luz de la libertad y aspirar a la construcción de un mundo con mejores oportunidades sin la amenaza comunista y totalitarista, que negaba la libertad en todos los órdenes con un Estado que se imponía sobre todo y sobre todos.

Estados Unidos se quedaba como la única superpotencia e impulsa un nuevo orden mundial donde ellos pretendían ser los mandones, moviendo los hilos de lo que llamamos globalización, impulsando lo que conocemos como neoliberalismo. Entre 1990 y el 2015 Estados Unidos se erigió como el soldado del mundo, ejemplo de ello fueron sus intervenciones militares en Afganistán, Irak y Libia, para deponer a sus jefes de gobierno y apoderarse de un insumo que ha sido fundamental para el capitalismo como es el petróleo y sus derivados.

Henry Kissinger, quien fuera el gran operador durante las presidencias de Richard Nixon y Gerard Ford como Secretario de Estado, es quien mejor ha descrito cómo Estados Unidos pretende manejar el mundo con el Nuevo Orden Mundial que vino configurando antes de la llegada a la Presidencia de Donald Trump.

En su libro Orden Mundial, que se refiere al carácter de las naciones y el curso de la historia, Kissinger advertía que este modelo se veía amenazado por diversos factores, como la difusión de armas de destrucción masiva, la desintegración de los Estados (los nacionalismos), el impacto de la depredación ambiental, la persistencia de políticas genocidas y la expansión de nuevas tecnologías, que podrían salirse de control con consecuencias inciertas.

La globalización ha generado grandes tensiones sociales, si bien se acabó la amenaza comunista, pero hoy hay otros conflictos, la forma de ejercer el poder ha cambiado, los movimientos migratorios son los que se convierten en arietes desestabilizadores y confrontación de naciones, a la vez que el terrorismo y los fanatismos religiosos se hacen presentes. El sino de hoy parece ser el desorden.

LA RETÓRICA DE TRUMP

Con la llegada a la Presidencia de los Estados Unidos del magnate inmobiliario pareciera que se registra un replanteamiento a la política globalizadora de la primera potencia mundial. Pero a este controvertido personaje, más que su narrativa de confrontación hay que verla por los hechos y sus resultados.

A Trump líderes políticos, expertos en temas internacionales de geopolítica, junto con analistas y politólogos señalan y acusan de estar destruyendo el Orden Mundial al debilitar las alianzas históricas, los valores occidentales, las organizaciones comerciales mundiales impulsadas por Estados Unidos y violando las constituciones de instituciones nacionales a internacionales.

¿Existe realmente un quiebre de Trump con el pasado? ¿O es una tempestad en una tetera?, como lo pregunta James Petras, sociólogo estadunidense y profesor de la Binghamton University de Nueva York, quien es reconocido por sus estudios sobre imperialismo, la lucha de clases y los conflictos latinoamericanos.

Petras plantea que Trump ha provocado divisiones en la Unión Europea y ha amenazado a China, cuestionando el orden mundial existente, pero advierte que “no ha construido uno nuevo”.

Trump ha heredado un mundo desordenado y dividido por prolongadas guerras regionales en África, Oriente Medio y el Sur de Asia. Durante las últimas presidencias, los valores imperiales sustituyeron a los ideales democráticos como lo atestiguan los millones de asesinados en Iraq, Siria, Libia, Yemen, Somalia y Palestina en el curso de las dos últimas décadas”.

El presidente Trump está tratando de reconfigurar un orden mundial basado en la presión económica, la amenaza militar y las bravatas políticas”.

El sociólogo y catedrático de la Binghamton University de Nueva York, considera que en el proceso de “rehacer” un orden mundial centrado en EEUU, Trump genera caos y desorden con el propósito de reforzar su posición en futuras negociaciones y acuerdos. “La llamada locura de Trump es una táctica para asegurar los mejores arreglos, como es el caso en estos momentos con la Unión Europa. Un enfoque de corto plazo consigue resultados imprevistos en el mediano plazo”, apunta.

El analista internacional está convencido que mucho de lo que afirma Trump es retórica, ya que ha hecho muy poco por desmantelar el orden existente. Y así lo fundamenta: “EEUU rodeó militarmente a China durante la presidencia de Obama, una política que Trump sigue al pie de la letra. Washington continúa en la OTAN y comercia con la Unión Europea. El Pentágono eterniza sus guerras en Oriente Medio. El Tesoro de EEUU financia la limpieza étnica israelí”.

En pocas palabras, Trump ha estado muy poco dispuesto y ha sido incapaz de sacar a los EEUU del caos político legado por sus predecesores”. Y entre las bravatas y los hechos ha aumentado el presupuesto militar pero no ha sido capaz de proyectar poder. Trump ha amenazado con una guerra comercial de ámbito mundial pero de hecho el comercio ha aumentado y los déficits siguen pesando”.

A pesar de que el discurso de Trump habla de una gran transformación y sus enemigos lo acusan de destrucción sistemática, la pregunta sigue en pie: en realidad, ¿qué ha cambiado”.

Trump es más retórica que realidad, ya que pese a las bravatas y amenazas, pocos cambios destacables han tenido lugar, ya que pese a los cambios de personalidades, las estructuras políticas subyacentes siguen estando allí y prometen continuar, a pesar de las elecciones y las interminables investigaciones y revelaciones.

La llamada “guerra comercial” no ha tenido éxito en su objetivo de reducir el comercio mundial, el empleo continúa inalterable, y la igualdad no sólo persiste, sino que se agudiza. Las políticas que amenazan con más guerras se alternan con tentativas de paz.

EL ORDEN MUNDIAL SIGUE EN PIE

La sobrecogedora realidad es que ‘el caos’ –precisa Petras- es como la espuma en la cerveza desbravada –escasa, si acaso alguna-, ha habido muy pocos cambios.

El Orden Mundial sigue en pie, la hueca guerra comercial entre Europa y América del Norte no lo ha afectado”.

Las airadas voces de Washington son ahogadas ventosidades en comparación con la multimillonaria expansión de infraestructura materializada por China en la obra llamada Belt and Road, que atraviesa África Occidental”.

En el orden mundial en curso, Washington aumenta sus dádivas a Israel a 38 mil millones de dólares para el decenio que viene y presupuesta 4% de su PIB para robotizar el complejo militar-industrial.

LAS RELACIONES COMPLICADAS CON EUROPA

Recientemente, entre el 15 y 17 de febrero se realizó la Quinta Conferencia de Seguridad de Munich y se dedicó al tema ¿Quién recogerá las piezas?, pregunta referida al actual orden mundial en colapso, a dos años del gobierno de Donald Trump y su política exterior errática.

El debate se dio en torno al futuro del orden mundial, sobre si será unilateralismo o multilateralismo. Por Estados Unidos participó el Vicepresidente Mike Pence y en contraste la canciller alemana Angela Merckel se manifestó a favor de un orden mundial multipolar.

Allí el representante del Gobierno de los Estados Unidos exhortó a Europa a seguir el “liderato” norteamericano y así lo argumentó: “(Trump) tomó medidas decisivas para hacer todavía más fuertes las fuerzas armadas más poderosas de la historia del mundo, teniendo la mayor inversión en nuestra defensa nacional desde los días de Ronald Reagan. (…) Iniciamos la modernización de nuestro arsenal nuclear. Y, el mes pasado, el presidente Trump reveló la nueva estrategia de defensa contra proyectiles de nuestra nación. (…) Trump ha liderado a nuestros aliados de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) para renovar su compromiso con nuestra defensa común.”

Estados Unidos, exigió Pence, “espera que cada miembro de la OTAN ponga en marcha un plan creíble para alcanzar la meta de 2 por ciento (de su PIB, en la defensa ). Y hasta 2024, esperamos que todos nuestros aliados inviertan el 20 por ciento de los gastos de defensa en adquisiciones” (de armamentos y equipos ).

Pence hizo una fuerte crítica indirecta a Alemania, al afirmar que Estados Unidos no permitiría una alianza dividida por interferencia política o por el uso de recursos energéticos. Exigió que, imitando a Estados Unidos, “todos los socios de Europa deberían adoptar una posición fuerte contra el (gasoducto ruso-alemán) Nord Strem II. Y recomendamos que otros hagan lo mismo.” A manera de justificación, argumentó que Occidente no puede defenderse “si nuestros aliados siguen dependencia de oriente”.

El vicepresidente de los Estados Unidos, como era de esperarse, dedicó un ataque especial a Rusia en el que destacó que “luego de años de violaciones rusas de nuestro tratado de décadas, Estados Unidos anunciaron planes para retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.”

La otra diana fue Irán. Pence afirmó, y con ello demostró la obsesión patológica de demonizar el país, que “el régimen iraní defiende abiertamente otro holocausto y busca los medios para conseguirlo. El mismo ayatola Jamanei dice que la misión de la República Islámica de Irán es borrar a Israel del mapa.”

En referencia a la reunión de Varsovia sobre Paz y Seguridad en Oriente Medio afirmó: “Llegó la hora de que todos nosotros actuemos. Llegó el momento de que nuestros socios europeos dejen de minar las sanciones de Estados Unidos contra este régimen revolucionario asesino (sic). Llegó el momento de que nuestros socios estén presentes con nosotros y con el pueblo iraní, nuestros aliados y amigos de la región. Llegó el momento de que nuestros socios europeos se retiren del “acuerdo nuclear con Irán” y se unan a nosotros, mientras hacemos las presiones económicas y diplomáticas para dar al pueblo iraní, a la región y al mundo la paz, la seguridad y la libertad que merecen.”

(Con información de MSI)

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Francia se raja, Alemania amenaza: OTAN dividida por acusación a Netanyahu en Corte Internacional

Publicado

el

Política Internacional, por Jorge López Portillo Basave //

Como usted sabe la OTAN es la Organización del Tratado del Atlántico Norte y los cuatro países más importantes en ella son Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y Francia. Por su lado la Corte Penal Internacional (CPI) es un cuerpo colegiado multinacional al que pertenecen varios países, pero no todos, dicha corte tiene jueces y claro fiscales, pero si bien es cierto que dicha instancia ha tenido grandes logros, también es cierto que la misma ha sido utilizada en más de una ocasión para enviar mensajes políticos de gran calado entre potencias o entre ideologías.

Con eso en mente pasemos directo al tema.Hace unos días la Corte Penal Internacional solicitó órdenes de arresto en contra del primer ministro de Israel y su ministro de Relaciones Exteriores por la ofensiva de Israel en contra de Hamas dentro de Gaza. Estas solicitudes están en trámite, pudiendo ser emitidas en unos días o simplemente dejadas como una herramienta de presión por meses o años y se suman a las que el mismo organismo solicitó en contra de los líderes de la organización terrorista que gobierna la parte poniente de Palestina conocida como la “Franja de Gaza”.

El responsable de la política internacional de Francia de inmediato declaró que apoyaban las decisiones de la CPI con respecto al primer ministro Benjamín Netanyahu ya que era importante poner un freno a la impunidad. Alemania declaró que, de ser necesario, arrestarían a Netanyahu si pasaba por ese país. Por su parte el presidente de EUA y el primer ministro de Inglaterra declararon que esta decisión por parte de la CPI era una “ridiculez” y la llamaron “corte de canguros”.

Lo interesante es que hace un par de meses la misma corte emitió orden de arresto en contra de Vladimir Putin por su guerra en Ucrania. En ese momento la mayoría de las potencias especialmente EUA aplaudieron la decisión de la Corte, pero ahora la situación es distinta, de hecho, EUA está pensando pasar legislación para sancionar a la Corte por este proceso controvertido.

Pero ¿qué hay de fondo más allá de que la CPI pida el arresto del primer ministro de Israel? Bueno la Corte está tratando de indicar que, si bien es cierto que Hamas cometió crímenes en contra de la humanidad por su ataque en contra de Israel el pasado 7 de octubre del 2023, también es cierto que Benjamín Netanyahu y su gabinete han hecho lo mismo al ir tras Hamas en Gaza. Dejemos claro lo que pasó en Israel es una tragedia y lo que está pasando en Gaza también. Pero los terroristas de Hamas se escudan en la población civil de Gaza, eso es muy distinto a lo que sucedió en octubre del 2023 cuando Hamas decidió entrar a Israel a secuestrar y a matar a civiles en una zona fronteriza.

No habíamos visto un desacuerdo entre los aliados de la OTAN en contra de la CPI desde su creación. No solo EUA sino también Reino Unido ha manifestado su rechazo a la intención de la corte por emitir órdenes de arresto en contra de los líderes israelitas, lo que contrasta con la postura inicial de Francia y claro con la de Alemania. Sin embargo, en menos de 24 horas después, el primer ministro de Francia y el propio ministro de Relaciones Exteriores se rajaron y dieron revés a las declaraciones del día anterior indicando que no era posible comparar a Israel con Hamas ni mucho menos aceptar las órdenes de aprehensión en contra de Netanyahu.

Por su lado España y otros países de la UE han manifestado su respaldo a la corte en el pasado y en este caso España se suma a otras 6 naciones europeas que ya han otorgado su reconocimiento a palestina como país y por ende presionan a Israel a respetar su soberanía.Todo esto se está complicando, al mismo tiempo que Kenia va a EUA y ofrece enviar soldados a Haití a cambio de apoyo económico de EUA. Así es, un país muy pobre manda fuerzas de pacificación al caribe porque Washington se lo pide.

Lo anterior es tan increíble que medios de comunicación de ese país del sureste de África cuestionaron a su presidente al recordarle que su propia nación tenía escuelas cerradas en amplias regiones por la delincuencia organizada y que en lugar de poner orden en su propia nación con sus fuerzas armadas y policiacas, prefería utilizar personal y recursos al sumarse a un llamado de Estados Unidos para enviar fuerzas multinacionales a poner orden en Haití, que como sabemos sufre por un Estado fallido desde hace un par de meses.

Claro, EUA ha ofrecido pagar a los países que vayan, pero ha dicho que ellos no enviarán fuerzas armadas al mar caribe. Esto hace evidente que no sólo empresas de militares entrenados son contratadas como ejércitos privados, sino que hasta países se rentan como mercenarios para servir los intereses de otros al intervenir en regiones lejanas de manera justa o injusta.

Esto se relaciona con lo de Israel porque muestra la inestabilidad global por la presunta caída del imperio norteamericano y el ascenso de China, pero también exhibe la falta de coherencia de los países poderosos que como siempre opinan de acuerdo a su interés dejando de lado su llamada convicción.

Yo he criticado la política de varias naciones musulmanas en contra de Gaza porque utilizan a ese pueblo como carne de cañón y ahora he de decir que la política de Europa con respecto a Israel y a Gaza es ridícula.

Ver que un país tan pobre como Kenia envía a su ejército y a su policía nacional a poner orden en Haití a petición o a soborno de Estados Unidos, nos debe dejar claro que no todo lo que brilla es oro. La semana antepasada recordé en este espacio que si EUA y Europa querían llenar a sus países de inmigrantes asiáticos, africanos o suramericanos podrían hacerlo sin necesidad de hacer más ricos y poderosos a los traficantes de armas, de drogas y de personas.

Sí, acabar con ese problema es fácil, simplemente que den millones de visas y ya, solo que eso no sería negocio político ni económico para todos los involucrados. Si los musulmanes del Ayatolá de Irán o los radicales de otros países quieren ayudar a Gaza que le dejen de enviar misiles chafas y mejor que les ayuden a desarrollar sus tierras y tecnología al tiempo que podrían pedir que los derechos humanos de su pueblo sean respetados por los líderes de Hamas que les utilizan como escudos humanos. Ayer leí una nota de Turquía en la que un inmigrante de ese país daba una entrevista a su llegada a la frontera entre México y EUA.

Lo que decía el inmigrante era claro… “pagué $10 mil dólares para cruzar por tierra México, pero al llegar a la frontera norte no había nadie revisando, nadie me evitaba cruzar a EUA, ni me preguntaba de dónde venía yo o los cientos de personas a mi alrededor, no sabemos quiénes son los que están a mi alrededor, si son delincuentes, asesinos, traficantes o terroristas, hay gente muy rara, me asombró ver la falta de seguridad en la frontera de EUA, nadie sabe si los que venimos tenemos antecedentes criminales, esto no está bien, no es normal”… concluyó alarmado, asombrado y hasta en cierto modo incómodo, el inmigrante indocumentado que sabiendo que había pagado a traficantes de personas para poder pasar por nuestro país, pensó que cruzar a EUA por Jacumba California sería más difícil que su paso por México o que su travesía desde su natal Estambul.

Si EEUU y Europa quieren acabar con el tráfico humano hacia sus países que pongan orden en sus fronteras o que den visas y así los que ganan millones por el tráfico de indocumentados por tres continentes ya no tendrían ese negocio, porque todos sabemos que al llegar a las fronteras de Europa o de EUA les dejan entrar, lo que obviamente incentiva a los migrantes y claro aumenta los precios y ganancias de los traficantes.Regresando al caso de Israel y Gaza, la detención de Netanyahu o de los líderes de Hamas ya sabemos que no sucederá.

Por cierto, es importante decir que Francia y Alemania tienen importantes poblaciones musulmanas y empresas ligadas a inversiones de Irán lo que hace cuestionable su independencia. Dicho sea de paso ¿dónde estaba la CPI al dejar pasar sin criticar las limpias étnicas en Asia en la llamada “Estambul del este” y en Siria? Pero bueno, la lana es la lana. Ah por cierto tanto el fiscal especial que solicitó el arresto de Netanyahu como su auxiliar son musulmanes, digo solo por si la coincidencia fuese necesaria.La Corte no está libre de pecado. Ha habido muchos abusos y los países miembros solo detienen a los peces chicos y en otras ocasiones la misma corte es utilizada como herramienta de presión en contra de políticos con los cuales se tiene desacuerdo.

En EUA hay elecciones y el partido en el poder está tratando de quedar bien con Irán, con Hamas y con Israel lo que es muy difícil y por eso es que vemos el relajo incluso al interior de la OTAN. Al final la pregunta es si Hamas es libertador de su pueblo o terrorista al servicio de Irán, si el Israel de Netanyahu es vengador o justiciero y claro si alguno o ambos son criminales de guerra y de actos de genocidio.

Como corolario de la semana pasada el Presidente de la Asamblea General de la ONU y el propio Consejo de Seguridad de la ONU ordenaron, bajar la bandera a medio mástil, guardar un minuto de silencio y honrar la memoria del Presidente de Irán quien falleció en un accidente aéreo hace 8 días. El líder de ese país Ebrahim Raisi conocido también como “el carnicero de Terán” perdió la vida al caer su helicóptero.

Aunque en Irán – llamado Persia hasta los inicios de la segunda guerra mundial- el gobierno es técnicamente una teocracia al servicio del Ayatola, este personaje fue el operador de masacres en contra de mujeres y de protestantes en fechas recientes eso sin contar que en esa nación la libertad de expresión es un chiste, a las mujeres las mutilan para quitarles el deseo sexual, las tratan como empeladas de sus hombres y a los homosexuales los matan.

La ONU y la CPI dejaron sin sanción y sin honrar la memoria de víctimas de homicidios como el de la Joven Anini de 22 años de edad quien murió el 2022 después de la paliza que le dio la policía moral iraní por el terrible delito de no traer correctamente cubierta su cabeza. O ¿qué tal un minuto de silencio por los secuestrados y asesinados por Hamas en Israel de todas nacionalidades y credos o por los muertos inocentes en Gaza de todas razas y nacionalidades de diciembre a la fecha? Para ellos no hay ni un segundo a su memoria por parte de la ONU.

Claro ese país decide de una forma u otra mantener esas costumbres y leyes y aunque no las comparto por ser detestables, creo que como la CPI la ONU se merece una rechifla por “celebrar la memoria” de ese individuo, cuando es la misma ONU, su consejo de seguridad y sus organizaciones, quienes dan sermones de respeto a la pluralidad, a la equidad de género y a la diversidad mientras dan honores a personas que desde el poder hacen lo que se les da la gana en contra de sus propios ciudadanos. Una pena digna de ser señalada por los defensores de los derechos humanos en especial de los de las mujeres y una conducta que insulta a la inteligencia.

Continuar Leyendo

MUNDO

Biden y Trump con opinión pública negativa: 2024, año electoral en Estados Unidos y su situación actual

Publicado

el

Actualidad, por Alberto Gómez R. //

En el umbral de las elecciones presidenciales de 2024, Estados Unidos enfrenta una encrucijada significativa, caracterizada por una polarización política sin precedentes, una economía con signos mixtos y una creciente preocupación por la violencia extremista.

El 5 de noviembre los estadounidenses acudirán a las urnas para elegir a su próximo presidente. La contienda les resultará familiar: los dos candidatos principales son los mismos que en 2020. Joe Biden, el titular, no enfrentó ninguna competencia viable para la nominación demócrata. Su predecesor en el cargo, Donald Trump, superó fácilmente un campo abarrotado en las primarias republicanas. Esta será la primera elección de revancha en casi 70 años. Después de que Trump perdiera las elecciones anteriores, sus partidarios intentaron anular el resultado. Se enfrenta a cargos federales por su presunta participación en ese plan, así como a otros tres casos penales. Su primer juicio penal comenzó en abril. La presidencia de Biden se ha caracterizado por una alta inflación, grandes proyectos de ley de política industrial y agitación en el extranjero, en Afganistán, Ucrania y Medio Oriente. Ambos hombres son impopulares. Las elecciones no serán tanto una contienda de popularidad como un referéndum sobre cuál es el hombre que los estadounidenses consideran la opción menos mala

La polarización política en Estados Unidos ha alcanzado niveles alarmantes, afectando tanto el discurso político como la vida cotidiana de los ciudadanos. Según un informe del Council on Foreign Relations, la actual división entre demócratas y republicanos es comparable a la de los períodos más conflictivos de la historia estadounidense, como la era de la Reconstrucción tras la Guerra Civil​. Esta polarización se manifiesta en un ambiente de constante confrontación y desconfianza mutua entre los dos principales partidos políticos.

Uno de los aspectos más preocupantes de esta polarización es el riesgo de violencia extremista. Grupos de extrema derecha, que ganaron notoriedad durante la presidencia de Donald Trump, continúan representando una amenaza significativa. La organización ACLED (Proyecto de Datos de Eventos y Ubicación de Conflictos Armados, por sus siglas en inglés) ha documentado un resurgimiento de la actividad de estos grupos en los últimos meses, especialmente a medida que se acercan las elecciones​​. La posibilidad de que estos grupos intenten influir en el proceso electoral mediante la intimidación o la violencia es una preocupación real y creciente.

Tanto el presidente Joe Biden como el ex presidente Donald Trump enfrentan una opinión pública mayoritariamente negativa. Encuestas recientes del Pew Research Center revelan que solo el 41% de los estadounidenses tiene una visión favorable de Biden, mientras que Trump es visto favorablemente por el 38%​ (The Survey Center on American Life)​. Esta falta de confianza en ambos candidatos podría influir significativamente en la participación electoral y en la estabilidad del proceso democrático.

Además, existe una notable división dentro del Partido Republicano. Aunque Trump sigue siendo una figura dominante, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, fue un contendiente serio, y pudiera ser el vicepresidente de Trump si este gana la elección. Según el Survey Center on American Life, DeSantis tiene un atractivo particular entre los votantes republicanos más educados y económicamente estables, en contraste con la base de apoyo más populista de Trump​​.

La economía estadounidense presenta señales mixtas que complican el panorama electoral. Según el Pew Research Center, aunque ha habido una mejora en la percepción económica general, con un 28% de los estadounidenses calificando las condiciones económicas como buenas o excelentes, la gestión económica de Biden sigue siendo objeto de críticas. Su tasa de aprobación general es baja, con un 57% de desaprobación, lo que refleja una insatisfacción generalizada con su desempeño​.

La percepción de Biden varía significativamente según el nivel educativo y la raza. Tiene mayor apoyo entre los graduados universitarios y las comunidades afroamericanas e hispanas con educación superior. Sin embargo, entre los estadounidenses sin educación universitaria, especialmente los blancos, la desaprobación hacia Biden es predominante​​. Esta disparidad refleja una división económica y cultural que sigue afectando la cohesión social en el país.

El contexto social en Estados Unidos está marcado por desafíos significativos en áreas como la justicia racial, los derechos LGBTQ+ y la lucha contra la desigualdad económica. La administración de Biden ha tomado algunas medidas para abordar estos problemas, pero la percepción de logros tangibles es limitada. Solo un 34% de los estadounidenses cree que Biden ha logrado una cantidad significativa de sus objetivos durante su mandato​.​.

La cuestión de la justicia racial sigue siendo un punto álgido. Los movimientos por los derechos civiles han destacado la necesidad de reformas profundas en el sistema de justicia penal y en la lucha contra el racismo sistémico. Las comunidades minoritarias continúan enfrentando disparidades en áreas como la educación, el empleo y la vivienda, lo que exacerba las tensiones sociales.

Bernie Sanders, aunque no es candidato principal en esta elección, sigue siendo una voz influyente en el panorama político estadounidense. Sus propuestas progresistas abordan muchos de los problemas que aquejan a la sociedad estadounidense actual. Sanders ha abogado por una reforma integral del sistema de salud, promoviendo la creación de un sistema de salud universal que garantice cobertura médica para todos los ciudadanos​.

Además, Sanders ha enfatizado la necesidad de una reforma económica para reducir la desigualdad. Propone aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora, implementar impuestos más altos para las grandes corporaciones y los más ricos, y garantizar el acceso a la educación universitaria gratuita para todos los estadounidenses. Estas medidas, según Sanders, no solo mejorarían la equidad económica, sino que también fortalecerían la democracia al empoderar a los ciudadanos económicamente desfavorecidos.

Sanders también ha sido un firme defensor de la acción climática. Ha propuesto un ambicioso plan de Green New Deal que busca transformar la economía estadounidense hacia la sostenibilidad ambiental, creando millones de empleos en el proceso. Esta iniciativa incluye inversiones masivas en energía renovable, infraestructura verde y la eliminación gradual de los combustibles fósiles​.

Las elecciones presidenciales de 2024 en Estados Unidos se desarrollan en un contexto de profunda polarización política, desafíos económicos y sociales significativos, y una creciente amenaza de violencia extremista. La percepción negativa de los principales candidatos, Joe Biden y Donald Trump, refleja una desconfianza generalizada en la clase política, lo que podría afectar la participación electoral y la estabilidad del proceso democrático.

Las propuestas de Bernie Sanders ofrecen una visión alternativa para abordar muchos de los problemas actuales, con un enfoque en la justicia social, la equidad económica y la sostenibilidad ambiental. A medida que el país se prepara para estas elecciones cruciales, la capacidad de los candidatos para abordar estos desafíos y ofrecer soluciones viables será determinante para el futuro de Estados Unidos.

En este contexto, es esencial que los votantes consideren no solo las personalidades de los candidatos, sino también sus propuestas y su capacidad para liderar en tiempos de incertidumbre y cambio. La democracia estadounidense enfrenta una prueba significativa en 2024, y la participación activa e informada de los ciudadanos será clave para asegurar un futuro más justo y próspero para todos, aunque esto parece cada vez más lejano.

Continuar Leyendo

MUNDO

Innovación y competitividad: Perspectiva actual de la economía digital en el mundo, América Latina y México

Publicado

el

Actualidad, por Alberto Gómez R. //

La economía digital ha emergido como una fuerza transformadora en la economía global, redefiniendo industrias y generando nuevas oportunidades de negocio. Este artículo explora brevemente la perspectiva actual de la economía digital a nivel mundial, en América Latina y específicamente en México, subrayando el potencial que tiene el país para consolidarse como un líder regional y global en este ámbito.

La economía digital en el mundo: Transformación global y tecnológica

La economía digital se caracteriza por la integración de tecnologías avanzadas en todos los aspectos de la economía. La digitalización ha permitido una mayor eficiencia y ha creado nuevas formas de valor, transformando la producción, distribución y consumo de bienes y servicios. Empresas líderes como Amazon, Google y Alibaba han ejemplificado el poder transformador de esta economía, alcanzando valoraciones de mercado sin precedentes y redefiniendo modelos de negocio tradicionales.

La pandemia de COVID-19 aceleró significativamente la adopción digital. Un estudio de McKinsey & Company reveló que la pandemia impulsó un avance de cinco años en la adopción digital en cuestión de meses, lo que subraya cómo las crisis pueden acelerar cambios tecnológicos profundos. Plataformas de comercio electrónico, soluciones de trabajo remoto y herramientas de colaboración en línea experimentaron un crecimiento exponencial durante este periodo.

INNOVACIÓN Y COMPETITIVIDAD

La innovación es un pilar clave de la economía digital. Harvard Business Review destaca que las empresas están invirtiendo fuertemente en tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA), el Internet de las Cosas (IoT) y la blockchain para mantener su competitividad. La IA, en particular, tiene el potencial de agregar 15.7 billones de dólares a la economía mundial para 2030, según el Foro Económico Mundial (WEF), evidenciando su capacidad para transformar industrias enteras.

LA ECONOMÍA DIGITAL EN AMÉRICA LATINA: DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

América Latina se encuentra en una fase de integración activa en la economía digital, aunque enfrenta desafíos significativos. La región ha experimentado un crecimiento notable en el uso de dispositivos móviles y el acceso a internet, lo que ha sentado las bases para el desarrollo digital. Sin embargo, la infraestructura limitada y la desigualdad en el acceso a la tecnología siguen siendo barreras importantes.

El comercio electrónico y las fintechs han sido sectores destacados en el avance digital de América Latina. The Independent resalta que empresas como Mercado Libre y Rappi son ejemplos de éxito en el entorno digital. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el comercio electrónico en la región creció un 37% en 2020, reflejando una tendencia hacia la digitalización del consumo.

INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA Y EDUCACIÓN

La inversión en tecnología es crucial para cerrar la brecha digital. Diversos gobiernos han implementado políticas para mejorar la conectividad y fomentar la innovación. No obstante, la formación de capital humano especializado es igualmente importante. La educación y la capacitación en habilidades digitales son fundamentales para garantizar que la población pueda aprovechar las oportunidades que ofrece la economía digital. Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destaca que la educación digital y la capacitación laboral son esenciales para el desarrollo económico sostenible en la región.

EL AVANCE DE LA ECONOMÍA DIGITAL EN MÉXICO: CONTEXTO Y POLÍTICAS GUBERNAMENTALES

México ha mostrado un avance significativo en la economía digital, consolidándose como uno de los líderes en América Latina. El gobierno mexicano ha implementado diversas políticas y programas para fomentar este sector. La Estrategia Digital Nacional y el Plan Nacional de Desarrollo son ejemplos de iniciativas que buscan mejorar la infraestructura de telecomunicaciones, promover la innovación tecnológica y fomentar el emprendimiento digital. The New York Times subraya la importancia de estas políticas para hacer frente a los desafíos de la economía digital y aprovechar las oportunidades que presenta.

La creación de la Secretaría de Economía Digital sería un paso importante hacia la consolidación de un marco institucional que apoye el crecimiento digital. Estas políticas están diseñadas para mejorar la infraestructura digital y promover un entorno de negocios favorable para las empresas tecnológicas. El Banco Mundial sugiere que la mejora de la infraestructura digital y la promoción de políticas inclusivas son esenciales para maximizar el potencial de la economía digital en México.

COMERCIO ELECTRÓNICO Y FINTECH

El comercio electrónico en México ha experimentado un crecimiento explosivo. Plataformas como Mercado Libre y Amazon han expandido significativamente sus operaciones en el país, y empresas locales como Coppel y Liverpool han fortalecido su presencia en línea. Según la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comercio electrónico en México creció un 81% en 2020, impulsado por la pandemia y el aumento de las compras en línea.

El sector fintech también ha florecido, con México liderando en número de startups fintech en América Latina. Empresas como Konfío, Clip y Kueski están revolucionando el acceso al financiamiento y los pagos electrónicos. La Ley Fintech, aprobada en 2018, ha proporcionado un marco regulatorio que promueve la innovación mientras asegura la protección del consumidor y la estabilidad financiera. MIT Sloan Management Review destaca que México es el segundo mayor mercado fintech de la región, después de Brasil, con más de 400 startups operando en el país.

DESAFÍOS Y POTENCIAL

A pesar del progreso, México enfrenta desafíos significativos en su camino hacia una economía digital plenamente desarrollada. La infraestructura de telecomunicaciones aún requiere mejoras, especialmente en áreas rurales donde la conectividad es limitada. La educación y la formación en habilidades digitales son áreas críticas que necesitan atención para asegurar una fuerza laboral capaz de participar plenamente en la economía digital.

No obstante, el potencial de México en la economía digital es inmenso. Con un mercado interno grande y en crecimiento, una ubicación geográfica estratégica y un entorno de negocios cada vez más favorable, el país tiene la oportunidad de convertirse en un líder regional y global en economía digital. Las inversiones en infraestructura, educación y políticas que fomenten la innovación serán claves para aprovechar al máximo estas oportunidades. Según un informe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el fortalecimiento de la economía digital podría agregar un punto porcentual adicional al crecimiento anual del PIB de México.

La economía digital está redefiniendo el panorama económico mundial, y América Latina, con México a la vanguardia, está comenzando a cosechar los beneficios de esta transformación. Aunque existen desafíos significativos, las oportunidades son igualmente vastas. Con políticas adecuadas, inversiones estratégicas y un enfoque en la inclusión digital, México puede capitalizar su potencial y emerger como un líder en la economía digital global.

Los próximos años serán críticos para consolidar estos avances y asegurar un crecimiento sostenido y equitativo en el ámbito digital. Es de gran importancia la implementación de una estrategia coherente y de inversiones sostenidas para maximizar el impacto positivo de la economía digital en el desarrollo económico y social del país.

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.