Connect with us

OPINIÓN

Se debe gobernar para todos: Una vez pasada la tormenta

Published

on

Educación, por Isabel Venegas //

Vuelve la calma tras haber vivido la jornada electoral con su respectivo proceso de campañas, de propuestas, de encuentros y desencuentros, en casi todos los niveles. Discusiones en los grupos de Whatsapp, en los muros de Facebook, y ni se diga quien atiende su red de Twitter. Intelectuales, políticos, comerciantes, amas de casa, jóvenes aprendices y mayores experimentados,… todos opinando sin considerar el estilo o el contenido, pero en la mayoría de las ocasiones, llegando al punto de la agresión.

Esa es la emoción de las cosas que nos importan, -por mucho que se diga que la política es cosa ajena a los ciudadanos-, la realidad es que genera pasiones y sentimientos que no solo se encuentran en el proceso de las campañas electorales. Miedo a un futuro que puede entenderse incierto, enojo ante la crítica de unas corrientes frente a otras, interpretaciones de los modos de actuar de quienes ejercen el poder, entre otros muchos factores.

Resulta natural que la ciudadanía tenga reacciones de pasión y emoción cuando las campañas electorales tratan de activar -a través de mecanismos de difusión masiva-, dispositivos que abren los canales con los cuales pueden posicionar su mensaje, de otra manera no sería posible que ningún candidato pudiera, en los tiempos previstos por la ley, acercarse casa por casa, local por local para escuchar peticiones y presentar sus propuestas.

El reto entonces está en elevar el nivel de la emoción, a la razón. Reflexionar sobre los procesos que hemos vivido para aprender lecciones y mejorar en las próximas elecciones, porque cada vez serán más grandes, más caras, peligrosas y complicadas, independientemente de las reformas que se hagan a la ley tratando de “amarrar” comportamientos.

Los mexicanos seguimos pensando que la política y la democracia son vinculantes solo del proceso electoral, es por eso que para muchos la jornada es el día cero, el factor que determina si vamos a tener buenos o malos gobernantes, cuando en realidad ese día es más bien, la presentación de la evaluación del examen, es cuando se muestra el resultado de un camino recorrido en muchos años, cuya evidencia principal está en el porcentaje de participación ciudadana que acude a las casillas y dispone unos minutos de su domingo para marcar una elección.

Parte del proceso electoral que se vivió desde mucho antes de la campaña se basó en la división entre ciudadanos, en el estigma de quienes creen que una opción es mejor que otra simplemente porque es la suya, y alimentado el discurso con las palabras del presidente de la República. Quienes se subieron a uno de esos trenes se dieron cuenta que iban en dirección contraria, con todas las ganas de chocar.

Estrellar a los fifís frente a los chairos o al pueblo bueno contra los neoliberales, es solo avivar una llamarada que tiene dos cosas: genera energía por la cantidad de combustión, pero se consume rápido por la misma razón.

La democracia debe dar un paso más en nuestro país, es urgente que las escuelas y las casas formadoras de estudiantes reconsideren los procesos con los que se pretende egresar a los ciudadanos. Revisar las concepciones que tienen los docentes acerca de la participación social, de la representatividad, de la estructura institucional y las posibilidades que tenemos de explorar nuevos mecanismos como la gobernanza y la autonomía local.

Nuestros jóvenes estudiantes deberán saber que la ciudadanía implica responsabilidad, orden y compromiso, que en los grandes beneficios de vivir en comunidad también se encuentran obligaciones que han sido propuestas precisamente por la elección de un poder legislativo que trata de asegurar la normatividad suficiente, pero que requiere de una constante comunicación con el sector al que representa para que esas leyes no terminen actuando como un hoyo negro cuya concentración de masa resulta tan elevada que nada puede escapar de ella, siendo que al mismo tiempo al no tener un cuerpo robusto y eficiente de vigilancia policial, hace que se pierde entre la nada.

Quienes obtuvieron el triunfo electoral deben saber que su compromiso es el de reconciliar las emociones vividas, reconectar con quienes los acompañaron en el proceso, pero más aún con quienes no estuvieron a favor de su propuesta porque se gobierna para todos, para los rojos, los verdes y los de dulce, decía Cantinflas.

Esto no es un partido de futbol como para cantar la victoria tras el campeonato del Cruz Azul, esto se trata de comenzar a trabajar en favor de una sociedad más justa y solidaria; siguiendo con la analogía del futbol, quien gana o pierde ahí solo son los jugadores, la afición es asistente a un espectáculo de diversión y esparcimiento, en cambio la política nos involucra a todos, lo queramos o no, lo sepamos o no.

La ciudadanía deberá exigir más diálogos abiertos, más pluralidad en las voces y en los medios para comunicar las peticiones o la rendición de cuentas a quienes fueron electos. La política vivida desde todos y para todos es la que construye verdaderas opciones de gobierno, partidos eficientes y políticos maduros. ¡Mucho éxito a todos los mexicanos y en particular, a los jaliscienses que hoy inician una nueva era de gobierno!, esperemos que sea de crecimiento, de concordia y de mucha participación ciudadana.

Mat. y M. en C. Isabel Alejandra María Venegas Salazar

E-mail: isa_venegas@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

OPINIÓN

La caballada de Morena quedó muy flaca para el 2024

Published

on

Mujeres y Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

¿Por qué perdió Morena en Jalisco?

Se podrá decir que fue una elección de Estado.

Que se compraron votos.

Que el árbitro se pintó de naranja.

Que hubo traiciones.

Muchas cosas se pueden señalar, pero me quedo con la síntesis tan certera que escribió Guillermo Villarreal en su página de Twitter: “Las cosas como son…Morena en Jalisco jugó la elección: sin porteros, con varios autogoles y un árbitro ciego”.

A su vez, Alberto Uribe, en la autocrítica que hizo sobre la victoria tan abrumadora en Zaopan de Juan José Frangie, expresó: “no hubo oportunidad de una precampaña, mientras tenías enfrente una maquinaria trabajando desde mucho tiempo antes, Morena en el Estado no existe, no es un partido, es un grupo de personas que lo controla. Entonces, Morena no existe en el Estado”.

Claudia Delgadillo, quien es acusada por Yeidckol Polevnsky de traición, dio su versión:

No ganó Movimiento Ciudadano, perdió Morena. Empezó 20 puntos arriba, pero siempre se decidió lo que dijo el presidente del partido, que sería a través de encuestas la designación de candidatos, esas encuestas nunca las mostraron. De manera clara hay que decirlo, llega la delegada Yeidckol Polevnsky, toma las decisiones de los candidatos, tenemos este lamentable resultado, porque nuestra propia gente está de acuerdo con las políticas del presidente López Obrador, pero esa gente votó en otros lados o no votó. Morena hizo que perdiera Morena”.

O sea, Morena fue un desastre que se generó desde la Ciudad de México, toda vez que desde la muerte de Humberto Ortiz, no se ha elegido a un dirigente, se han designado coordinadores, delegados, pero una dirigencia democrática, no lo han hecho.

Además, muchas manos se han metido en Jalisco, desde el poder central. Por un lado, está el senador Alejandro Peña, quien dicen que operó la elección federal en la que la 4T ganó en forma por demás sorpresiva 7 distritos, en tanto que en lo local fueron 3…¿Por qué? ¿Qué pasó con el voto útil para que el Presidente fuera acotado en San Lázaro? Entiendo que el encono era más en lo federal que en lo local. Habrá que revisar qué marcó la diferencia, por qué el voto diferenciado o acaso ¿hubo algún acuerdo oscuro entre Morena y MC?

Mientras que Morena es un mito como partido, donde sobra la simulación, Movimiento Ciudadano hizo las cosas muy bien. El mismo Enrique Alfaro fue muy pragmático, ya que cuando se bajó Ismael del Toro, no titubeó para poner al mejor posicionado, Pablo Lemus, al no andarse por las ramas.

Al mismo tiempo, la maquinaria naranja estaba muy preparada para la carrera, es cierto que hubo recursos del estado, pero los Morenos enfrascados en sus disputas, poco o nada hicieron para evidenciarlo y frenarlo.

LO QUE VIENE

Habrá que ver si los morenistas entienden la lección y le dan la lectura adecuada, aceptando que la derrota fue de ellos y como bien señala Claudia Delgadillo, “MC no ganó, Morena hizo que perdiera Morena”.

No es el momento para que ellos hagan un análisis sereno, porque los ánimos aún están muy caldeados. Habrá que dejar que pase unas semanas más para que determinen qué quieren en el futuro, si hay ánimo de construir un verdadero partido o le siguen apostando a que sea el nombre mágico de Andrés Manuel López Obrador el que les haga el trabajo.

Entre los actores de Morena que perdieron la oportunidad de ser protagonistas de la historia, han externado diversas visiones sobre el futuro de este Movimiento que no es partido. El doctor Carlos Lomelí declaró que le interesa la dirigencia del partido, lo que quiere decir que seguirá luchando por estar en el campo de la política y el gobierno, no desistirá de figurar y estar en primera fila.

Alberto Uribe, de quien se esperaba más en la elección de Zapopan, ha señalado que no le interesa dirigir a Morena, que por lo pronto asumirá la regiduría y después explorará otros campos, que podría ser el integrarse a nivel gobierno federal dentro del equipo del canciller Marcelo Ebrard y hasta podría considerar ser el delegado federal en Jalisco del gobierno de la 4T.

Respecto a Alberto Maldonado quien tenía en la mano el triunfo en Tlaquepaque, seguramente se integrará al Cabildo de San Pedro y desde allí buscará reorientar sus proyectos futuros.

Está también Sergio Chávez, quien ganó la alcaldía de Tonalá, encabezará el único gobierno morenista en la ZMG y quien tendrá la mayor exposición política y mediática.

O sea, la caballada quedó muy disminuida y flaca, tanto el doctor Carlos Lomelí como Alberto Uribe se ven muy débiles ante la fortaleza que ha alcanzado Pablo Lemus, quien se ve imparable para el 2024 en la carrera por la gubernatura de Jalisco. El camino lo tiene muy despejado.

Claro está que las victorias y las derrotas no son para siempre, pero Morena en este momento se encuentra muy débil y para salir adelante, tendrá que hacer un examen de contrición, como dicen los católicos, esto es, examen a conciencia y arrepentirse de los pecados cometidos antes de recibir el sacramento de la penitencia. ¿Hay humildad y ánimo de aceptar que son pecadores y que ellos provocaron la derrota?

Por allí tienen que empezar.

Continue Reading

NACIONALES

De Alfaro a AMLO: La consulta popular, ni es consulta ni es popular

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

La verdad todo este mercadeo y politiquería en forma de preguntas cerradas me irritan profundamente el sistema digestivo, porque más que una consulta que tenga que ver con el rumbo y desarrollo del estado o del país, lo que plantean AMLO en lo nacional con el tema de los expresidentes y Alfaro en lo estatal con el drama del pacto fiscal son asuntos que de fondo no tienen que ver con el rumbo de nada, no modifican la vida orgánica de ninguna cosa sustantiva, no son torales y son, para decirlo rápido y en plata, prestidigitación, cuento y malabares. Son humo.

Pero si nos salimos del pacto fiscal, las implicaciones nacionales… Por favor, seriedad. Sabemos que nadie se va a salir del pacto fiscal porque no hay manera de generar tributación propia en el estado y nadie va a pagar dobles impuestos y en el fondo es una pesadilla logística. Insisto, es humo.

La militarización del país que sigue su curso de Calderón a la fecha es un problema y luchar para que no se siga ampliando es una causa. Hacer un campañón para responder una pregunta cerrada que hasta como pregunta es un dolor de muelas gramatical no es una causa, es propaganda. 

Pero ni Alfaro ni AMLO hablan con seriedad del problema de la militarización o de la violencia que sacude al país y la lucha contra el crimen organizado. ¿Se imaginan una pregunta sobre si se debe o no perseguir a los capos de la droga? Eso no tiene sentido porque a los criminales se les investiga, ¿verdad? 

En lo nacional, el primero de agosto se realizará la consulta para saber si el pueblo de México está de acuerdo con indagar las acciones de los ex presidentes de lo que el gobierno actual ha llamado “periodo neoliberal”, lo que sea que eso signifique más allá de ponerle etiquetas a los malos, a los enemigos, a aquellos de los que debemos cuidarnos porque toda épica necesita villanos.

Para la consulta se requiere la participación a nivel nacional del 40 por ciento del padrón electoral, es decir 37 millones de votos, de lo contrario quedará en nada.

¿Pero de qué va, qué nos están preguntando? Pues en teoría quieren saber si nos late que se indaguen las acciones de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.  Que se indaguen las acciones, que se les investigue pues y ya, nomás eso.

La forma en que se pregunta es por demás odiosa, no es clara, no es sencilla y es hasta un poco cómica porque raya en el absurdo: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Media hojita para hacernos a todos esta cremosa interrogante con un costo de 890 millones 472 mil pesos.

Terrible.  ¿Cuáles son las acciones pertinentes? ¿Neta tenemos que decir “Con apego al marco constitucional”? ¿No es evidente que no se puede hacer sin apego al marco constitucional? 

Lo que sigue es francamente un laberinto interpretativo. ¿Cuáles son los procesos de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados? ¿Qué quiere decir eso? Ya mejor pregúntenos si consideramos viable un estudio para demostrar que es cognoscible el ser.

Finalmente ¿Por qué tienen que consultarnos sobre la viabilidad de un proceso encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas? Según yo, siempre tendríamos que andar, como nación, encaminados a la garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas. 

Y esta será la primera consulta popular realizada a nivel nacional cuya supuesta intención es someter a investigación y, en su caso, proceso judicial a los últimos cinco expresidentes de México.

Detengámonos aquí un momento y recordemos que “No hay nada más engañoso que una obviedad” como decía el famoso Holmes en las novelas de Conan Doyle. Aquí se trata de otra cosa. Esto no es una consulta, es una ratificación de mando, un despliegue de poder, de músculo y de fuerza, uno más. 

Lo que hace en este caso AMLO es lo que le sale tan bien y creo que uno de los elementos clave de su popularidad: controlar como director de orquesta la narrativa imperante.

Aquí se habla de lo que el presidente quiere y lo que quiere es que los malos estén enfrente, que el enemigo a vencer no sea la 4T sino los neoliberales, el coco y eso lo está haciendo bien.

AMLO como timonel del barco de nuestras preocupaciones, nos lleva a los mares de sus intereses, para que nos concentremos en su agenda y tengamos siempre a la vista a sus enemigos. No es una mala estrategia de comunicación y sus enemigos no han logrado enfrentarlo porque no son tan buenos en eso y han probado ser absolutamente incapaces de generar una épica propia.

Lo que logrará AMLO si le sale bien la consulta será mostrar músculo, dejar claro que tiene consenso y cuenta con inmenso apoyo popular para sus asuntos, ese es el quid.

En el caso de Alfaro y su pregunta “¿Estás de acuerdo en revisar la política fiscal estatal para que el Congreso del Estado de Jalisco decida si Jalisco se mantiene adherido a los convenios de coordinación fiscal, se negocian nuevas condiciones o se dan por terminados?” Nos leemos la próxima semana.

Continue Reading

NACIONALES

Condenan al estancamiento a un sector del magisterio

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

La promoción magisterial ha condenado a un sector del magisterio al estancamiento, desde el proceso pasado con la anterior reforma, hasta la actualidad en la que se supone se reivindicaría la figura del magisterio, pero no sólo olvidaron la promesa, sino que además han complicado aún más el que los docentes aspiren a mejorar sus condiciones de vida.

Muy complejas estas líneas si nos remitimos al contexto actual donde el presidente de México parece estar abriendo un nuevo frente de batalla contra los aspiracionistas, el sector al que pertenece la clase magisterial, los que pagan impuestos, pero además los que han promovido permanentemente la superación integral a partir del conocimiento, su propia aspiración de crecimiento profesional se fundamenta en mayor conocimiento y desempeño, lo que parece ser despreciado por el presidente AMLO.

Hay miles de docentes que ingresaron hace años al Sistema Educativo, por el medio que fuere, pero cumpliendo lo que en el momento se establecía como requisito, durante años en el desempeño de su función se han actualizado, superado e incluso evaluado demostrando que se han vuelto expertos en la función docente que desempeñan. Es el nivel de Secundaria donde existe el mayor número de casos mencionados. Maestros de diferente materia quienes ingresaron al sistema educativo con una licenciatura diferente a la especialidad que imparten aunque compatible por el área de formación profesional, a todos les han afectado al impedirles que puedan concursar por mejorar sus ingresos, por incrementar su carga horaria de base o incluso para promoverse jerárquicamente para directores o supervisores.

La Secretaría de Educación Pública ha ignorado la petición y reclamo de miles de docentes en esta condición, incluso docentes que ya han sido evaluados y demostraron excelencia profesional ocupando los primeros lugares, el Estado Mexicano en lugar de reconocerles con base en su normativa los castiga condenándolos al estancamiento profesional y laboral, desincentivando la participación profesional del docente en lugar de incentivarlo y aprovechando su nivel en beneficio de la educación de este país.

Docentes que además han demostrado con la evaluación de sus alumnos a partir de diversos instrumentos de valoración internos y externos, que desarrollan proyectos institucionales de gran impacto para la comunidad educativa, que cumplen su función docente todos los días e incluso otorgan tiempo extra para la Escuela, a todos ellos que son agentes de cambio positivos para las comunidades escolares el gobierno les ha cerrado la puerta, los excluye, los castiga condenando al estancamiento profesional, un caso tan absurdo al que todo el país nos deberíamos oponer en respaldo a ese sector magisterial.

En el mundo se ha priorizado la experiencia del desempeño en la función, más allá incluso de lo que cualquier documento o certificación de grados máximos de estudio refiere. En el Sistema Educativo Mexicano el docente al margen de su título y compatibilidad en los profesiogramas o Catálogo de Profesiones, permanentemente están en actualización, cumplen con cursos de capacitación, con diplomados orientados a su función docente, procesos de evaluación que les exige el cumplimiento de su función, en resumen, pese a no tener el título que hoy pide el profesiograma, se han especializado sobre la práctica y la experiencia docente de años, lo han demostrado permanentemente, este sector no debería hoy ser excluido de los procesos de promoción, que en anteriores ediciones para este Semanario hemos explicado, es la única, sí, la única alternativa real de crecimiento profesional y laboral que impacte en la mejora significativa de sus ingresos.

Como en cualquier trabajo, sin un programa de mejores condiciones la productividad disminuirá, pues los docentes estarán obligados a buscar otra actividad paralela que pueda mejorar sus ingresos, además de que con esta ingratitud del Gobierno Federal a ese sector magisterial se está afectando directamente a la educación, a los niños y niñas de México. Hoy este problema se resuelve con la certificación en la función por experiencia desde la propia SEP, incluso la titulación a partir de la práctica y los resultados si fuera necesario, ellos lo podrían hacer, por otro lado la modificación al Catálogo de Profesiones, que se permita su participación y sean sus resultados, es decir el mérito, los que reconozcan o no con la promoción a cada docente.

El magisterio, deberíamos estar en lucha, en solidaridad a estos docentes que son miles en el país, aquí es importante levantar la voz para hacer el reclamo enérgico a la dirigencia del SNTE, a quienes no puede pasar desapercibido este tema, deberíamos ser los dirigentes gremiales quienes tomáramos esta bandera como nuestra.

Para el sistema Educativo debería ser prioridad que sus mejores elementos continúen en la función docente, la práctica siempre ha hecho al maestro, en cualquier profesión o incluso oficio la experiencia perfecciona la función y por tanto mejora la producción, en el magisterio no es la excepción. Hoy hago un exhorto a la SEP para que revise este caso y modifique los criterios para la promoción magisterial en todas sus vertientes.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x