Connect with us

OPINIÓN

¿Tendremos a un Alfaro más conciliador y menos de confrontación?

Published

on

Compartir en redes:

Los Hombres del Poder, por Gabriel Ibarra Bourjac //

Un año de gobierno está por cumplir Enrique Alfaro y el escenario con los resultados, de acuerdo a lo que proyectaron después del triunfo contundente en las elecciones del 1 de julio del 2018, es muy distinto a lo que esperaban, cuando han descubierto que el ejercicio de gobierno es muy complejo, con problemas de años y décadas que se han ido acumulando o que se vuelven cada vez más críticos.

El estilo de Alfaro como político de oposición fue siempre ir hacia adelante como el boxeador fajador que echa golpes y que se gana los aplausos del respetable, enfrentándose o creando villanos favoritos, primero Raúl Padilla, después el PRI, que en esa etapa le dio buenos réditos, después enderezó sus baterías contra el doctor Carlos Lomelí, el super delegado, al que no lo soltó hasta lograr que dejara la representación federal. En el arranque de gobierno, con su política de confrontación, Alfaro el Gobernador se enfrentó al poder Presidencial, pero allí encontró roca de granito. No pudo y tuvo que recular. Si no puedes con el enemigo, te lo haces amigo.

DIÁLOGO, CONCENSOS O CONFRONTACIÓN

Al terminar el primer tramo de seis que le corresponde correr al gobernador emecista, es oportunidad para la reflexión serena. La principal característica de Alfaro en estos once meses ha sido el de la confrontación. ¿Hay ánimo y actitud para la serena reflexión? Está por verse.

Pero la realidad, no la que le dicen al oído sus cortesanos, podrían ubicar a Alfaro. Tirios y troyanos -menos sus aduladores- están convencidos que el líder de MC se ha desgastado prematuramente en este primer tramo. ¿Las decisiones del desgaste han valido la pena? ¿Son las que requiere Jalisco para su transformación?

LA IMPOSICIÓN MISÓGINA

La primera fue tratar de imponer a las feministas y activistas su visión para impulsar programas y políticas públicas para enfrentar los problemas que las agobian. Con una actitud misógina, impositiva e intolerante el gobernador descalificó las críticas de las feminisas y hasta las tildó de conservadoras y falsas progresistas. Sus palabras se las tendría que tragar y dar marcha atrás a todo lo que aseveró. La perdió.

Otra decisión polémica tomada fue el arrendamiento financiero que se le otorgó a uno de sus amigos ricos con el contrato multianual “A toda máquina” de 3,600 millones de pesos y que ha sido severamente cuestionado por la opinión pública, en el que se cometieron serias irregularidades a decir de la Contraloría del Estado, golpeando así el discurso alfarista de la honestidad y de lucha contra la corrupción. Lo mismo ha sucedido en la Secretaría de Salud donde las adjudicaciones directas o con muchas dudas, para favorecer a familiares de las jefaturas de estas dependencias o a empresas de los cuates.

LA CONFRONTACIÓN CON LA PRENSA

Producto de ese estilo de confrontación ha sido el estar permanentemente descalificando a los medios de comunicación y al periodismo crítico, a quienes culpa de la percepción negativa que tienen los ciudadanos de la seguridad pública al estar convencido que éstos no reflejan la realidad y mal informan.

LOS PROBLEMAS REALES

Si bien es cierto que Alfaro ha enfrentado los grandes problemas de Jalisco, y algunos otros heredados por los gobiernos anteriores (Villas Panamericanas), los resultados no son los esperados, mientras que otros le han explotado en las manos (seguridad y dengue).

En el tema de la seguridad han sido los delitos de altos impacto lo que lo han avasallado y son los que más golpean mediáticamente a su gobierno. En este primer año los homicidios dolosos podrían llegar a los 2,500, para imponer record histórico.

Y otro problema que lo sorprendió y cuyo manejo ha sido terrible, es el problema del dengue y la crisis epidemiológica que llevan a Jalisco a ser líder en el problema. Se ha demostrado que empezaron a fumigar tardíamente, además de haber utilizado insecticida caduco. El gobernador lo rechaza y más que ver si hay fallas humanas de parte de los titulares de la Secretaría de Salud y la OPD de Salud, prefiere culpar al cambio climático. Y de allí no lo podemos sacar.

Realmente, más allá de la retórica, hay muy poco que presumir de logros en este primer año, todos son planes en papel, como lo es en Educación con el proyecto llamado “Educar para la vida”, que ha iniciado con un plan piloto en 50 escuelas de 14 mil que hay, habrá que ver si los indicadores que se apliquen nos demuestran que la propuesta permite que la educación mejore, cuando Jalisco se encuentra en el lugar 28 en cuanto a calidad educativa en el país.

¿Qué debemos de esperar en este próximo año de Alfaro el gobernador? ¿Un gobernante que privilegie el diálogo, que sume, que genere consensos o un gobernador que utilice la fuerza para imponerse, en constante confrontación? ¿Está Alfaro en el camino de la rectificación, convencido que la pérdida de apoyo ciudadanos no es invento de sus malquerientes o se esperará a que sean las urnas las que le digan lo que no ha querido ver?

Habrá que ver si ese tono conciliador que mostró con la oposición en el Congreso del Estado es el cambio en el ejercicio de gobierno o fue nada más de un día.

Dicen los que saben que genio y figura hasta la sepultura. Pero damos el beneficio de la duda en este caso particular de gobierno. No hay que ser pesimista.

OPINIÓN

Estructuras ocupacionales

Published

on

Compartir en redes:

Metástasis, por Flavio Mendoza //

La educación es quizá uno de los marcos normativos más cambiantes en las últimas décadas, en el siglo pasado se realizó en promedio una reforma cada 20 años, en el actual, antes de los primeros 20 años ya se tienen 3 reformas a la normativa que rige la educación en México, considerando desde la RIEB 201, hasta las Reformas Constitucionales derivadas del Pacto por México y la recientemente impulsada desde la 4T.

En todas hacen referencia sobre la importancia de la Educación para un país, un eje rector para el desarrollo, sin embargo, ninguna se traduce en una mayor inversión al Sistema Educativo Nacional. Los esfuerzos siguen apostando a programas que son focalizados y atienden aspectos que ya se salieron de control o son pilotajes en un porcentaje menor e insignificante para el universo de escuelas de educación básica en el país, en otras palabras, no hay congruencia entre lo que se establece en la ley y lo que se aplica a la realidad como política pública, más allá de quedar corta, se siguen ampliando los profundos problemas del sistema educativo nacional y con ello rezagando cada vez más los resultados académicos de generación en generación.

Para un buen funcionamiento de las escuelas, además de infraestructura física y materiales didácticos, ente otros aspectos, es fundamental que cuenten con el personal suficiente, el número de trabajadores pertinente para cada tipo y modalidad de escuelas en educación básica, pero, ¿Cuál es ese número y clasificación de personal pertinente?

Para ello, desde reformas pasadas se establecen las Estructuras Ocupacionales, donde se determina la estructura de cada escuela que deberá precisar el número y tipo de puestos de trabajo requeridos, atendiendo al número de aulas y espacios disponibles, al alumnado inscrito y al plan de estudio de que se trate.

El acuerdo vigente que establece la actualización e implementación de las Estructuras ocupacionales se derivo de los acuerdos tomados en el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU), reconocidas como un órgano que puede intervenir en asuntos educativos con base en la Ley General de educación, actualmente la última actualización es de 2015, que para el caso de Jalisco se firmó un convenio entre la federación y el estado, en donde se determina cuál es el personal que deberá atender cada tipo y modalidad en las escuelas de educación básica.

Para el caso de los niveles preescolar y primaria, que son el mayor número de escuelas, la situación es hasta crítica debido a que existen escuelas donde ni siquiera hay directivo o los casos vergonzosos donde el personal es multigrado y hasta atiende dos funciones por el mismo sueldo. A diferencia del nivel de secundaria, aunque no en todas las escuelas, pero que tienen asignados personal de apoyo para función de gestión, administración, asistencia y docentes suficientes, en primaria o preescolar un director debe tener super poderes para atender todo lo relacionado a la operación cotidiana en la escuela.

Según el convenio signado por autoridades federales y estatales para Jalisco, por ejemplo, un preescolar debe tener 1 directivo a partir de 3 grupos y 60 alumnos, 1 Subdirector de Gestión a partir de 3 grupos, 1 Subdirector académico a partir de 10 grupos, 1 maestro por cada grupo, 1 maestro de educación física una hora por grupo, 1 maestro de música una hora por grupo, 1 asistente educativo por cada grupo de primer grado, 1 intendente por cada 6 grupos a partir de 3 grupos, 1 velador o conserje por cada 6 grupos. Mientras para una primaria regular es 1 directivo y subdirector a partir de 6 grupos, 1 Subdirector académico a partir de 10 grupos, 1 maestro por grupo, 1 maestro de educación física, 1 de inglés, 1 de educación artística, 1 promotor de tics y 1 maestro de taller, ademas personal de apoyo administrativo uno por cada 12 grupos e intendentes y velador. Las modalidades de los niveles varían en tipos de personal.

Desde luego que todo esto no se cumple, pero no sólo eso, sino que ante las aucencias justificadas como incapacidad por maternidad en el caso de personal de intendencia no se cubre por falta de presupuesto. Esta es una realidad que deberían priorizar antes de pensar en la Nueva Escuela Mexicana de la 4T y Recrea de la Refundación para un buen comienzo y seriedad en la transformación de la educación.

Twitter: @FlavioMendoza_

Continue Reading

OPINIÓN

Pablo Lemus en su laberinto

Published

on

Compartir en redes:

De Frente al Poder, por Óscar Ábrego //

Qué se esconde detrás de las evidentes diferencias entre Pablo Lemus y su otrora patrón, el ingeniero Alfaro. Es una pregunta para la que muy pocas personas tienen una respuesta. Los que dicen saber, afirman que el conflicto sobre la habitabilidad de la Villa Panamericana es un efecto, no la causa verdadera. Mientras que algunos aseveran que sólo existe un móvil de carácter político, hay quienes sostienen que de por medio hubo un agravio de varios millones de pesos.

En lo personal, no descarto ningún motivo. Sin embargo, más allá del chismorreo y los rumores que circulan entre la clase política local, bien vale la pena exponer los escenarios que tiene frente a sí el alcalde zapopano, en virtud de que es el munícipe metropolitano mejor evaluado en la mayoría de las encuestas hasta hoy conocidas.

Bastante se dice que su siguiente aventura tiene como escala el gobierno municipal de Guadalajara. Yo tengo mis dudas. Para empezar, es falso que tenga un pie dentro de Morena, como tanto se especula. De acuerdo a fuentes de este partido, es real que Lemus Navarro se ha ofrecido como un prospecto para contender bajo esa bandera por la alcaldía tapatía, pero la mala noticia para él y sus allegados, es que su perfil y origen (estrictamente empresarial) es en absoluto incompatible con las bases lopezobradoristas. Eso lo tienen claro en Palacio Nacional. De tal manera, que sería anti natura para los morenistas arropar una aspiración que se identifica más con el sector patronal.

Por otro lado, si atendemos la reciente versión que ha surgido, en el sentido de que coquetea con el PAN para convertirse en su candidato, la cosa se pone peor. Y es que hay que considerar que las últimas mediciones realizadas por el Gobierno del Estado a las que he tenido acceso, ubican al blanquiazul en un lejano cuarto sitio en las preferencias electorales. Esto significa que la marca partidista sería una loza demasiado pesada para el expresidente de la Coparmex en Jalisco.

Por cierto, en primer lugar está Morena, en segundo MC, y en tercero el Revolucionario Institucional.

Un factor más, quizás el más importante, es la presencia de dos actores que sin duda estarán en la boleta del 2021: Ismael del Toro y Carlos Lomelí.

Del primero, es preciso decir que forma parte del círculo primordial del alfarismo, algo que le representa una fortaleza. Siempre leal a su amigo Enrique, pero ante todo a sus principios, tiene garantizada su segunda postulación con Movimiento Ciudadano. No es ocioso anotar esto, pues a la sazón de los hechos, hay los que suponen que la estrategia de Pablo es empoderarse en la opinión pública para desbancar a su homólogo y así despojarlo de la candidatura, algo que se antoja imposible, ya que la decisión de cerrarle el paso se tomó hace casi un mes bajo el argumento de que mostró el cobre y no es de fiar.

En cuanto a Lomelí Bolaños, todas las señales indican que una vez solventada la investigación de la Secretaría de la Función Pública, su brújula apunta hacia la presidencia de la capital de nuestra entidad.

Sobre lo anterior, hay cuando menos dos variables que juegan a su favor. Una, que cuenta con el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Y dos, que las encuestas a las que antes hice referencia, lo colocan como favorito con una ventaja de más de 10 puntos porcentuales.

Así pues, es probable que Pablo Lemus Navarro haya calculado mal las consecuencias de sus pleitos. Y es que aunque la defensa que hace para evitar más daños a la zona de El Bajío es digna del más amplio reconocimiento, la confrontación con el gobernador y los depredadores inmobiliarios, lo metió a un laberinto que por ahora lo mantiene atrapado y sin salida.

Continue Reading

OPINIÓN

El gran poder de gobernar

Published

on

Compartir en redes:

Tercera Instancia, por Modesto Barros González //

Bien ha dicho el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de que en su gobierno ya no será igual a los otros gobiernos de la república, con él se ha estado notando que lo que ordena se debe de obedecer aunque no lo apoye la mayoría de ciudadanos y políticos.

El Primer Mandatario hace un año ordenó y logró que se suspendiera la obra de construcción del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en Texcoco, sin importarle los miles de millones de pesos que se tiraron a la basura y lo peor que ni siquiera a uno solo de los presuntos responsables que se enriquecían con la criticada obra fue llamado a rendir cuentas, al contrario alguno de ellos los premió en la nueva obra del aeropuerto de Santa Lucía.

El Presidente hace lo que quiere en el gobierno que fue electo, igual organiza consultas abiertas a mano alzada, sin ninguna validez ni metodología correcta, que gira instrucciones a sus “militantes” que tiene asentados en el poder legislativo federal.

Como es de suponerse no reconoce que él avaló la postulación de la psicóloga Rosario Piedra Ibarra, para que lograra la presidecia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con todo y que su elección se hizo con mucho desaseo en el Senado de la República, ya que los miembros afines se disciplinaron y a toda costa impusieron a la hija de la verdadera luchadora social.

Los senadores inconformes gritaron y patalearon que no se cumplía con la elección de Piedra Ibarra, pero eso no ha sido suficiente para lograr que por lo menos se apenaran los “disciplinados con su jefe” y compañeros de cámara.

También el público y notorio cambio de apreciación de Olga Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación, al disertar acerca del capricho y voracidad del ya gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, quien presuntamente debe tener constante apoyo del Presidente de la República.

Es tan clara la protección a Jaime Bonilla Valdez, que hace unos días el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Fernando Franco González Salas, declaró inconstitucionalidad en la petición que hizo el Instituto Nacional Electoral por el presunto “trinquete” que hicieron los anteriores diputados locales de Baja California para cambiar a beneficio personal el período de dos a cinco años como gobernador del primero. Otro abuso y tomada de pelo a la mayoría de los ciudadanos.

Por cierto, el fin de semana que acaba de terminar Andrés Manuel López Obrador, también ya aprovechó girar instrucciones para que pobladores de Yucatán y otros estados organicen sus famosas “consultas abiertas”, a mano alzada para que digan, unos cuantos, si se continúa con otra de sus propuestas, casi obligatoria que fue del llamado “Tren Maya”.

Total apenas lleva 11 meses de gobierno federal de los 72 que constitucionalmente le corresponden a AMLO, siempre y cuando no llegue a ser convencido para que se reelija en el cargo, como algunos políticos lo han señalado.

Mientras el Señor Presidente continúa ejerciendo su poder de control en su gobierno, se ha notado el casi nulo interés que ha tenido en otros temas importantes, como el de seguridad pública, donde demuestra que le importa más “convencer” a los delincuentes para que abandonen esa ilícita actividad que combatirnos o por lo menos mandarlos a proceso, sea lo grave de la falta cometida.

Cómo es posible que haya enviado a quien parece ser el “bombero” de su gabinete, el canciller Marcelo Luis Ebrard Casaubón, para inspeccionar y enterarse del criminal ajusticiamiento de mujeres, niños y bebes, en el estado de Sonora, miembros de la religión Mormona y de la familia LeBarón.

Hasta donde se tiene conocimiento el malestar causado entre la población de Estados Unidos de Norteamérica y la de México también, ha provocado que se diga que están investigando para dar con los criminales y gracias a que el Señor Donald Trump, mostró su enojo, tuvo que iniciarse las indagatorias.

Cómo es posible que nuestro flamante Señor Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Francisco Alfonso Durazo Montaño, rindiera el “interesantísimo” estudio que dio como resultado que los criminales de la familia LeBarón, utilizaron cartuchos norteamericanos y de la marca Remington, que cualquiera que tuviera a la vista uno de los cartuchos percutidos puede apreciar la marca del producto utilizado para privar de la vida a tantos inocentes.

Hasta pareció tomada de pelo lo hizo el sobreprotegido funcionario federal de México.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2018 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Privacy Policy