Connect with us

OPINIÓN

Urge a Pensiones del Estado aumentar el número de afiliados: Ipejal y los supernumerarios

Published

on

Crónicas de Pacheco, por Daniel Emilio Pacheco //

Una vez más, Amanda está revisando el listado de pendientes por entregar las próximas semanas, otra vez, ella tendrá que moverse de lugar de trabajo, algo que ya le sucedió al término de las otras dos administraciones municipales, en el pomposamente llamado “Gobierno de Guadalajara”.

Amanda llegó a trabajar en el ayuntamiento como parte de un acuerdo, de un conocido de ella, con la administración de Ramiro Hernández.

Desde entonces, ha estado trabajando en diferentes labores administrativas municipales. La primera vez que tuvo que presentar su renuncia por anticipado fue al término de la administración de “el inge Ramiro” y la llegada de Enrique Alfaro.

Uno de sus jefes se la solicitó y así fue como Amanda volvió a firmar contrato con el ayuntamiento, esta vez en la administración de Alfaro Ramírez.

Ahora, con el fin de la administración de Ismael del Toro -quien finalizó desde hace meses su estancia en el Gobierno Municipal de Guadalajara-, ya le pidieron nuevamente a Amanda prepare su renuncia y la entrega de su puesto, pues será Pablo Lemus quien acomode a su gente.

Con casi seis años de trabajo Amanda deberá empezar a buscar trabajo o confiar en que alguno de sus jefes -si es que ellos también se quedan-, pida que siga trabajando en el “Gobierno de Guadalajara”, de no ser así, estará desempleada y sin ninguna prestación.

Al igual que Amanda, miles de empleados municipales se encuentran cada tres años ante la posibilidad de ser desempleados, la estabilidad laboral no existe para quienes son considerados simples empleados eventuales que cumplen meramente con un compromiso de apoyo político.

Y si hablamos de los empleados estatales, corren la misma suerte, solo que cada seis años.

Esta costumbre de cambiar empleados cada fin de administración favorece la existencia de aviadores, afecta el servicio profesional de carrera, resta oportunidad de mejores condiciones vía escalafón a los empleados públicos, y en Jalisco, han generado un boquete que afecta ya al IPEJAL.

Era el año del 2014, las reuniones de Consejo del IPEJAL se realizaban en completa camaradería y sin complicaciones, ahí se encontraban: el LEP. Francisco de Jesús Ayón López, Consejero Presidente en representación del Gobierno del Estado; la C. Pía Orozco Montaño, Consejera en representación del Gobierno del Estado; el C. P. Francisco Javier Padilla Villarruel, Consejero en representación del Municipio de Guadalajara; el Prof. Arnoldo Rubio Cárdenas, Consejero en representación de los servidores públicos de la Sección 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); el C. Juan Pelayo, Consejero en representación de los servidores públicos de la Federación de Sindicatos de Empleados de los Poderes del Estado, Municipios y Organismos Públicos Descentralizados en Jalisco (FSESEJ); el C. P. Fidel Armando Ramírez Casillas, en su carácter de Director General del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL); el Lic. Hugo Albero Michel Uribe, en su carácter de Secretario de Actas; y el Lic. Luis Enrique Miranda del Rio, en su carácter de Director Jurídico del IPEJAL.

Todos los anteriores, fueron enterados por medio del estudio actuarial realizado por la actuaria Rosa María Farell Campa, del riesgo que corría el IPEJAL si se seguía descuidando la integración de nuevos afiliados al Instituto, pues cada vez la cantidad de pensionados iba en aumento y no así el número de afiliados.

Según la proyección de la actuaria Farell: “En términos absolutos se espera que el número actual de pensionados (23,680 casos al final del año 2014) se incremente a una tasa promedio del 10% anual los siguientes 5 años y del 6.2% en otros 5 años, de tal forma que se espera que su número sea de aproximadamente:

41,224 casos en el año 2020; 61,741 casos en el año 2030; 65,915 casos en el año 2040.

Derivado de las tasas esperadas de crecimiento, se espera que el número de pensionados represente: El 32% del número de trabajadores activos en el año 2020; el 45% del número de trabajadores activos en el año 2030; el 47% del número de trabajadores activos en el año 2035; el 47% del número de trabajadores activos en el año 2040.

Actualmente en el IPEJAL, hasta junio de 2021, están registrados 40, 404 pensionados y hasta esa misma fecha, el Instituto registra 122,463 afiliados. El estudio de Farell proyectaba tener en este año 2021, un aproximado de 144,000 afiliados, la diferencia entre lo proyectado y el número real, arroja un resultado negativo de casi 22, 000 afiliados menos.

La situación se complica cuando nos damos cuenta de que, dividir el número de pensionados real 40,404 entre le numero real de afiliados 122,463 da un aproximado de tres empleados activos pagando la pensión de un jubilado. Sin embargo, no es real, pues según la baja aportación de algunos afiliados, debido a su bajo sueldo, se llegan a requerir hasta casi ochenta aportaciones de afiliados para pagar una sola pensión dorada.

Una de las formas de apoyar la capitalización de IPEJAL sería considerar el incrementar el número de afiliados al Instituto, cosa que pareciera difícil para quien no sabe que, de los 125 Municipios de Jalisco solo 22 Municipios otorgan seguridad social vía IPEJAL a sus trabajadores. Es decir, 103 municipios de Jalisco no tienen afiliados a sus trabajadores al IPEJAL.

El Artículo 64 de la Ley de Servidores Públicos y sus Municipios dice: “La seguridad social será proporcionada por las Entidades Públicas, a los trabajadores y sus beneficiarios, a través de convenios de incorporación que celebren preferentemente con el Instituto Mexicano del Seguro Social, o con las instituciones a que se refiere la fracción XII del artículo 56 de esta ley, siempre que aseguren cuando menos el mismo nivel de atención y cobertura territorial que el Instituto Mexicano del Seguro Social, para que sean estas las que proporcionen a los servidores públicos los servicios médicos, quirúrgicos, farmacéuticos, hospitalarios y asistenciales; así mismo, tendrán la obligación de afiliar a todos los servidores públicos al Instituto de Pensiones del Estado para el otorgamiento de las pensiones y jubilaciones correspondientes”.

Los gobiernos municipales, los organismos públicos descentralizados del gobierno estatal y el propio Gobierno del Estado, se pasan por el arco del triunfo la Ley de servidores públicos del Estado y sus Municipios, cuando ellos deberían de ser los primeros en hacer cumplir la ley que juraron respetar.

Como ejemplo están, el Ayuntamiento de Zapopan que no ha basificado a su personal desde hace mas de cinco años, o el Ayuntamiento de Guadalajara que fue demandado por trabajadores afiliados al Sindicato Guadalajara debido a que desde 2015, el municipio no ha respetado los derechos de preferencia de trabajadores pensionados y el de escalafón de empleados en general.

Por este motivo, se han presentado 52 demandas en contra del Ayuntamiento tapatío ante el Tribunal de Arbitraje y Escalafón, a causa de la violación del derecho de preferencia que beneficia a jubilados, quienes podrán heredar su plaza a familiares directos.

La violación al derecho de escalafón ha originado 163 denuncias ante el Tribunal de Arbitraje y Escalafón en contra del mismo Ayuntamiento de Guadalajara.

Ya viene el cambio de administraciones en los Ayuntamientos, el boquete financiero en el IPEJAL podría recibir un buen financiamiento si se cumpliera el Artículo 64 de la Ley de Servidores Públicos y sus Municipios.

Otorgar seguridad laboral a los empleados de los municipios, OPD´s y Gobierno del Estado, es otra de las opciones de apoyo a la crisis que vive el IPEJAL, deberían los representantes sindicales trabajar en ello, y las autoridades cumplir la ley, nomás eso, cumplir la ley que, juraron respetar y hacer cumplir.

Twitter: @DEPACHECOS

Continue Reading
Click to comment
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

OPINIÓN

La pobreza crece

Published

on

Opinión, por Luis Manuel Robles Naya //

La tasa de crecimiento de la población en pobreza extrema se incrementará 6.3% en México al cierre de este año, la mayor expectativa para los países de América Latina. El índice de las personas en esta situación pasará de 11.1% de la población a 17.4%, detalló el Informe especial COVID-19 N⁰ 5 de la CEPAL.

Por su parte CONEVAL en su reporte “Medición de pobreza 2020” expone que la población en situación de pobreza creció, de 51.9 millones de personas en 2018, a 55.7 en 2020. De ellos, en pobreza extrema se encontraron en 2020, 10.8 millones, contra 8.7 que había en 2018, y en pobreza moderada 43.2 millones de personas en 2018, contra 44.9 en 2020. En cuanto a la población vulnerable por el nivel de ingresos, la misma comisión señala que la población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema creció de 17.3 millones de personas en 2018 a 21.9 millones en 2020 y la población con ingreso inferior a la línea de pobreza no extrema se fue de 61.8 millones en 2018 a 66.9 en 2020.

El presidente López Obrador al ser cuestionado sobre estos números, dio la respuesta que niega pero no precisa, simplemente, él tiene otros datos, añadiendo que nunca se había entregado tanto dinero a los pobres como en esta administración, y puede tener razón si se piensa en una forma de entrega directa, más no en la acción institucional programada y por tanto susceptible de evaluar, pues el programa PROSPERA tenía alcances mayores y brindaba más oportunidades a las familias que las dispersas ayudas individuales que este régimen auspicia. Lo que se ha logrado indiscutiblemente, es ponerle color al dinero que se regala, pues toda la estructura que lo canaliza tiene el mismo color del partido en el gobierno.

Para el presidente, cumplir sus compromisos de campaña es una prioridad y lo está haciendo sin importar los costos. Rescatar Pemex y volver a hacerlo palanca del desarrollo, no subir las tarifas de luz, gas y gasolina, no tener un gobierno rico con pueblo pobre, rescatar la soberanía del Estado sobre los recursos energéticos y no incrementar la deuda gubernamental ni los impuestos, serían los principales, sin embargo en todos ellos, a pesar de sus afanes no ha logrado cumplir más que uno de ellos y eso parcialmente, que es el de no tener un gobierno rico con pueblo pobre.

El gobierno ya no es tan rico pero el pueblo sigue siendo pobre y creciendo su pobreza. La pandemia cayó como anillo al dedo, así lo expresó en su momento, y se ha convertido en la justificación para los pobres o nulos resultados en materia económica. La economía nacional ya venía en un severo deterioro desde antes de la pandemia y la persistencia de la misma hace difícil adjudicar a la ineficiencia gubernamental el fracaso de las intenciones.

Se debe reconocer que la distribución directa de recursos ha sido un eficaz instrumento para que la presión social no se desborde, sin embargo es mayor el mérito de las remesas que mandan nuestros paisanos a sus familias, lo que mantiene el consumo interno como sostén de la economía, junto con la bocanada de aire que representan las exportaciones automotrices y agropecuarias.

A la luz de los resultados que arrojan las evaluaciones de los organismos oficiales e independientes, las políticas y acciones gubernamentales que ha puesto en práctica el régimen no son, ni serán, suficientes para disminuir la pobreza y la desigualdad. Alarma que ante la evidencia se oponga la imprecisión de los otros datos y sobre todo que se piense que la transferencia directa de efectivo será suficiente para mejorar el nivel de vida y proporcionar bienestar, que se niegue la posibilidad de reconsiderar y rectificar y se empeñen en la continuidad y el acrecentamiento de esta política clientelar y paternalista, a pesar de que las finanzas nacionales se encuentran severamente presionadas por la creciente necesidad de flujos de capital para cubrir las ayudas individualizadas y los costos crecientes de las obras emblemáticas de la administración.

Ante la dimensión que adquiere el crecimiento de la pobreza y la nula efectividad de las políticas sociales para procurar un mejor equilibrio social, se hace necesario buscar mejores formas de mejorar el ingreso, más allá de los decretos que eleven el salario mínimo. Bien que las nuevas formas de democracia sindical que están emergiendo como consecuencia del TMEC repercutan en mejoras salariales, mal que esto se haya impuesto desde el exterior por un acuerdo y no como consecuencia de una política nacional. La línea seguida por el actual gobierno actúa sobre los efectos de la pobreza mientras desatiende las causas. Absorto en obtener rentabilidad electoral con la política social se descuida la política económica y a los actores determinantes de la economía nacional, se sataniza a la clase media y empresarial y se escatiman apoyos a las actividades productivas, micros y medianos empresarios.

Se ha comprobado históricamente, que el gobierno no puede sustituir a la libre empresa como generador de riqueza y desarrollo, insistir en recuperar ese papel podrá dar rentabilidad política electoral, pero mantendrá creciendo el número de pobres.

Persianas, cortinas y toldos automatizados
‼Envíos a toda la República‼
📲Controla tus persianas con tus smartphones o Alexa, conéctalas a tus dispositivos móviles y automatiza el hogar para tu mayor confort.  Productos premium. Nuestra calidad está en cada detalle de la confección, las telas y los componentes.
-Sheer Elegance
-Enrollables
-Pánel Japonés
-Romanas
-Lohas
-Tradicionales
-Exterior
-Retráctiles
Presupuestos al 33 1435-9828 y 33 1817-0492
Consulta nuestro catálogo  www.galeriadetallarte.com
Continue Reading

OPINIÓN

Los muchos frentes de Enrique Alfaro: Entre la espalda y la UdeG

Published

on

Con todo respeto, por Jorge Zul de la Cueva //

El gobernador de Jalisco parece estar buscando cerrar frentes, apagar fuegos y concentrarse en las batallas que no puede eludir. A nivel discurso últimamente toma decisiones basadas en el bien común, en la sensatez e incluso en la democracia, pero en realidad está metiendo reversa en algunas cosas para reducir los frentes de combate y eso es finalmente sensato.

El anuncio de la imposición de un Basurero en Tala fue un problema desde el principio. No había claridad en los estudios, ni objetivos o tiempos claros y la cantaleta de que se trataba de un Centro de Economía Circular no convenció ni a propios ni a extraños. Los pobladores de Tala armaron un frente de resistencia que se podría convertir en un problema serio, con apoyo amplio a nivel estatal y esto podía implicar poner a Caabsa en el centro del huracán mediático y Caabsa no tiene muchos argumentos con qué defenderse. 

Se trataba de un masivo dolor de muelas en potencia.

Y ya hay un dolor de muelas organizado, capaz, bien avituallado y bastante entrenado para los conflictos: La UdeG. El grupo cuenta con amplia experiencia en enfrentar gobernadores desde hace varios sexenios y las hostilidades del Gobernador con la UdeG lejos de estarse enfriando están escalando y en esta circunstancia lo mejor es no tener la atención dividida en varios problemas a la vez.

Así que el gobernador decidió salir en un video afirmando que había escuchado a la gente de Tala y que iban a buscar un nuevo lugar para poner la basura. El tiempo corre y aunque se desactivó una bomba, no estamos del otro lado, porque donde pongan el basurero va a generar resistencia. Tal vez si socializan lo suficiente y si hacen un proyecto de calidad, un verdadero Centro de Economía Circular e involucran a las comunidades en la toma de decisiones, a lo mejor la cosa se vuelve más manejable. Tristemente conociendo los antecedentes de Caabsa y de Alfaro, esto es de dudarse.

También tomaron medidas para desinflar el problema y el fiasco que se veía venir con la famosa reforma 2.0 y el ataque al Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción que incluía quitarles el sueldo, una medida que ya ha resultado inconstitucional en otras entidades federativas y antes de que le viniera el batazo federal que corrigiera la plana, salió de nuevo en un video el Gobernador a decir que siempre no se les quitaba el sueldo pero puso ahí unas cláusulas que, a falta de estudiarlas, parecen traer destinatario claro al interior del CPS. Recula a medias pues y sigue buscando desactivar al CPS pero ya dio un paso atrás.

Otro frente está en el escenario nacional. En la medición de presidenciables de El Universal, Alfaro no pintó y por primera vez desde antes de que comenzara la pandemia, la encuesta de Mitofsky que circuló la semana pasada, coloca al gobernador con más desaprobación que aprobación.

Según Mitofsky algo cambió de febrero a la fecha pues la tendencia de Alfaro ha sido desde entonces a la baja y por primera vez se encuentra en un punto de cruce de popularidad con Amlo que ha venido ganando terreno poco a poco a pesar de que la 4t es prácticamente inexistente en Jalisco. Alfaro registra 45 puntos de aprobación y AMLO 44.7. 

Falta entender cuál es la estrategia de AMLO el mayor y más difícil de entender entre todos los frentes. ¿Qué se negoció para iniciar el conflicto con la UdeG? Si hacemos caso a la voz popular que afirma que “amor que no se refleja en el presupuesto no es amor del bueno” veremos que en el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022, la Línea 4 del Tren Ligero a Tlajomulco está registrada en la cartera de proyectos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero no tiene recursos asignados.

La presa El Zapotillo, que este año recibió 300 millones de pesos, tampoco aparece con una partida definida.

¿Dónde está entonces el amor?

Las partes, los expertos y los mirones en el conflicto Alfaro-UdeG, hemos estado muy atentos a las acciones del Gobierno Federal cuyo poder, de accionarse, sería el fiel de la balanza. Pero quien pide una auditoria al Museo de Ciencias Ambientales no es la federación, es el Congreso Estatal mientras AMLO brilla por su ausencia incluso a nivel presupuestal.

Es curioso que Alfaro, tan enamorado de quejarse de que la Federación trata mal a Jalisco, hoy hace mutis ante el apretón presupuestal. ¿Sabe algo o ejerce prudencia? ¿Va con un libreto o juega obligado, cada vez más encerrado entre la Espalda del Presidente y el Conflicto con la UdeG?

Es una posición difícil.

Continue Reading

OPINIÓN

Más poder al Consejo Directivo del Ipejal

Published

on

Metástasis, por Flavio Mendoza //

Los defensores de la reciente Reforma al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) tienen como principal argumento el que nada de lo aprobado afecta retroactivamente a ningún afiliado ni pensionado que no esté dentro de los considerados VIP. Dichos defensores han desacreditado a quienes están procediendo al amparo, auguran que serán desechados e improcedentes pero ninguno garantiza ni el rescate al Ipejal, ni mayores afectaciones en un futuro a los pensionados y afiliados del Instituto.

La semana pasada manifesté mi preocupación particularmente por el artículo 153, al que se hace un agregado, una nueva fracción que da otra facultad al Consejo Directivo del Ipejal ahora sobre la posibilidad de modificar y reducir el monto de las pensiones, adecuándolas a lo establecido en el artículo 39 y 70 fracción II, aquí es donde hay verdadero riesgo de lo que puede pasar en un futuro.

Si bien es cierto que todos los artículos deben quedar armonizados, en el caso del 153 básicamente era innecesario, para la aplicación de las modificaciones al 39 y sobre todo al 70 fracción II, en el que se establece el tope salarial, el Consejo no debe tener la facultad de reducir el monto de las pensiones, puesto que es una función ya expresa en el mismo artículo fracción I y IX, incluso para efectos de la reducción de las consideradas pensiones VIP objeto de ésta iniciativa, nunca se determinó la causa de utilidad pública ni en la justificación de la iniciativa, ni en el estudio actuarial, entonces esta adhesión de fracción a dicho artículo, ¿fue diseñada para su aplicación en un futuro?.

Apegándonos a la redacción de ésta nueva facultad en la fracción XIX de la nueva reforma al Ipejal, son dos facultades, la de modificar y la de reducir, ésta última sobre todo que puede ser la llave de solución rápida para el futuro inmediato ante el inminente escenario visible y justificado del quebranto financiero, pues los artículos sobre los que habrán de adecuar las reducciones establecen los máximos de cotización y por consiguiente el máximo de pensión, es decir los topes, pero en ninguno de esos artículos se establece un mínimo de reducción de una pensión. Por lo anterior, mientras no apliquen el tope máximo, podrían ser reducidas todas las pensiones en cualquier momento que así lo determine el Consejo Directivo del Instituto. Pero la desconfianza de interpretación y aplicación de la ley se eleva aún más porque la facultad se la dan al mismo organismo que ha permitido el quebranto del propio Instituto.

En la reforma de 2009 se vendió la salud financiera del Instituto por los siguientes 50 años, un fracaso tangible a menos de la mitad de ese tiempo, el verdadero trasfondo fue precisamente hacer a un lado al Congreso de Jalisco de toda injerencia sobre el manejo del Ipejal, para concentrar las facultades básicamente en el presidente del instituto, un personero del gobernador en turno ante un consejo que por su actuación y silencio, cuando menos público, ha sido cómplice de la entrega total al Poder Ejecutivo.

Hoy es prácticamente lo mismo, una reforma disfrazada de terminar con las pensiones VIP, pero que agrega una facultad más a ese poderoso Consejo a modo para que en el futuro el problema del pago de pensiones se resuelva, sin reforma, con la reducción de las pensiones.

Sin establecer lo que se debe entender para efectos de la aplicación de la ley en el artículo 3 lo referente a causa de utilidad pública, así como pensión digna, esta fracción vuelve mas incierto el futuro de las pensiones, pues será el Consejo quien pagará los estudios actuariales que así determinen la causa y se proceda con las reducción a cualquier pensión y no sólo a las VIP, porque además a partir de esta reforma se entiende que ya no existirá ninguna de ellas, es decir, otro elemento para pensar que esa modificación no fue pensada para aplicar a quienes se les reducirá la pensión en los próximos meses, sino para tener vigencia y aplicarla cuando se considere necesario unilateralmente desde la administración del Ipejal.

Para esta modificación los amparos difícilmente procederán, pero el tiempo nos volverá a dar la razón, aunque esta vez quisiéramos equivocarnos, pero el futuro del Ipejal no se resolverá con estas superficiales modificaciones, por el contrario, la historia parece repetirse.

Twitter: @FlavioMendozaMx

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x