Connect with us

REPORTAJES

La lucha jurídica contra de académicos y activistas: ITESO, firme opositor del trasvase de agua a León

Published

on

Por Mario Ávila //

Las posiciones no han variado desde hace 15 años que surgió el proyecto de construcción de la presa El Zapotillo, el gobierno ha tenido en los empresarios y los ingenieros a sus mejores aliados; mientras que los académicos de la UdeG y el ITESO, así como los activistas como Manuel Villagómez Rodríguez, han ratificado su postura en contra de la opción de realizar magnas obras de ingeniería hidráulica.

Ellos están contra la construcción de presas y plantean que se debe optar por políticas de gestión integral del agua, como el aprovechamiento del agua de lluvia; o bien que León se surta de agua del río Lerma, vía la presa Solís, la laguna de Yuriria y de ahí a través de un acueducto construido en tierras de Guanajuato, llegue por gravedad a León.

En esta disputa, hasta hoy va ganado la postura de los cuatro gobernadores que han tenido que ver con el proyecto, los panistas Francisco Javier Ramírez Acuña y Emilio González Márquez, el priísta Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y ahora se ha sumado el abanderado de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez.

Los dos últimos gobernadores han cambiado radicalmente su discurso, su postura estaba en contra cuando eran candidatos y cuando ya llegan al poder, muestran otra cara y se manifiestan a favor de la magna obra, a sabiendas de que se requiere para ello un gasto de más de 50 mil millones de pesos (de los que ya se han erogado casi la mitad) y se extingan los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, asentados en tierras de los municipios de Cañadas de Obregón y Mexticacán.

La vía jurídica ha sido la vía más efectiva que han manejado los opositores al trasvase y evitar que el último de los proyectos prospere, esto es, que el trasvase de la presa El Zapotillo se haga efectivo a la ciudad de León.

La corrupción es otro elemento que se ha hecho presente, principalmente con la construcción de la presa de El Zapotillo y que quedó de manifiesto con la contratación de la empresa española Abengoa, a quien se le asignó la construcción y la responsabilidad de la distribución del agua del acueducto que llevará el vital líquido a las tierras de Guanajuato.

Incluso la empresa Abengoa, que previamente se había declarado en estado de quiebra en España, ya se había echado a la bolsa 604 millones de pesos que se sacaron de las finanzas del Instituto de Pensiones del Estado, propiedad de los 150 mil trabajadores jubilados y en activo del Gobierno del Estado, los municipios y los organismos públicos descentralizados, que deberían ser utilizados esencialmente en el sistema de salud y el pago de las pensiones a los jubilados.

A favor de la cortina se eleve a 105 metros de altura y que hace cabeza están los técnicos del Colegio de Ingenieros Civiles, lo mismo que los organismos cúpulas del sector privado que se aglutinaron en el denominado Consejo Consultivo del Agua, A.C. y que recientemente le plantearon al presidente Andrés Manuel López Obrador, en voz de César de Anda Molina, la necesidad de reiniciar el proyecto de la construcción de la presa de El Zapotillo, con una cortina de 105 metros de altura, una vez que paralelamente los gobernadores de Jalisco y Guanajuato, lograron un nuevo acuerdo de distribución de las aguas del caudal del río Verde.

El ingeniero Enrique Dau Flores, ha sido el técnico y político que ha estado desde hace un cuarto de siglo al frente de este tipo de grandes proyectos y ha encabezado las fallidas inversiones y proyectos de la Presa de Arcediano en el fondo de la barranca de Oblatos, la Presa de San Nicolás en el poblado de San Gaspar de los Reyes en el municipio de Teocaltiche y finalmente en el proyecto de la zona de El Zapotillo, entre los municipios de Cañadas de Obregón y Mexticacán. En todos ellos se ha gastado ya más de 25 mil millones de pesos en 24 años de proyectos, estudios y obras, y le han dado un únicamente un metro cúbico por segundo de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

LA REUNIÓN DE VILLAGÓMEZ CON AMLO

Para uno que madruga, uno que no duerme”. Este refrán aplica a la perfección para el caso de la presa El Zapotillo, ya que mientras en una maniobra conjunta, los 51 empresarios jaliscienses aprovecharon el par de reuniones que les ofreció al presidente Andrés Manuel López Obrador, para pedir la conclusión de la presa a 105 metros; de manera sincronizada los gobernadores de Jalisco y Guanajuato plantearon un nuevo acuerdo de distribución del agua del río Verde 76-24% respectivamente.

Con ello quisieron adelantarse y sorprender cerrando la pinza en el tema, sin contra que desde un año antes, Manuel Villagómez Rodríguez, presidente de la Fundación Lerma-Chapala-Santiago, ya le había dado santo y seña del lado oscuro de la obra El Zapotillo.

Concretamente en la edición del 27 de agosto del 2018 el semanario Conciencia Pública, da cuenta de las reuniones que Villagómez sostuvo con el entonces presidente electo y con el que en ese tiempo jugaba el papel de Jefe de Gabinete, el empresario Alfonso Romo, a quien le entregó todo el expediente de los en ese entonces 13 años de lucha intensa que retrataba todas las anomalías en la construcción de la obra y a la vez planteaba las alternativas de solución.

En concreto, Villagómez Rodríguez plantea que la cortina de la presa quede en los 80 metros como hasta ahora ya está y que el agua que ahí se almacene sirva exclusivamente para atender las necesidades de Jalisco, es decir de los pueblos de Los Altos y de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Pero el agua para la ZMG no sería atendiendo al proyecto original, sino cancelando el pequeño embalse de Purgatorio que será muy costoso por el pago de la electricidad que se necesita para bombear el agua a 500 metros de altura, para que después se distribuya por gravedad desde el extremo Oriente del área conurbada; sino atendiendo al viejo proyecto de trasladar el agua de El Zapotillo a Loma Larga, luego a la presa Calderón de ahí a la ZMG.

Hoy más que nunca el empresario que se ha distinguido por su lucha incansable por aprovechar el agua del río Verde, mantiene vigente su propuesta y abunda que para cumplir con el acuerdo que ya se hizo con Guanajuato, se puede intercambiar el agua del verde por agua del río Lerma, que resultaría 70% más barato captando el agua en la presa Solís, trasladándola luego a la laguna de Yuriria, para de ahí ser enviada a León a través de un colector que se construiría exclusivamente en tierras de Guanajuato.

Hoy día, además de suscribir las propuestas que nos hizo en entrevista un año atrás, Manuel Villagómez, quien fuera diputado local en la Legislatura LVI, donde se caracterizó por su defensa del Lago de Chapala, dijo sin tapujos: “Le deseo éxito al gobernador Enrique Alfaro en su propósito de dotar de agua del río Verde a la ZMG, pero sin que la tenga que compartir con Guanajuato, en particular para León”.

Para eso, insiste en que León puede tomar agua del río Lerma y que consiste en almacenar agua reservada para ello en la presa Solís, bajarla por el río Lerma, pasarla a la laguna de Yuriria y de ahí llevarla a León, Guanajuato.

La infraestructura ya está, solo habrá que construir el acueducto Yuriria-León, de menos kilómetros que desde El Zapotillo, con el 70% de ahorro en energía. Esta propuesta beneficia a Jalisco y Guanajuato, se trata de que Guanajuato ceda a Jalisco los 120 mm3 que tiene reservados de agua en el río Verde, a cambio de 120 mm3 de las aguas del río Lerma.

Con ello se evitaría la necesidad de que AMLO ceda en crecer a 105 metros de altura en la cortina de la presa de El Zapotillo y se salvaría Temacapulín”, expuso el empresario de la industria de la maquinaria para trabajar la masa y la tortilla.

Los que están presionando -dijo-, son los integrantes del Consejo Consultivo del Agua, A.C. integrado por 51 empresarios de Jalisco de todas las actividades económicas, y algunas cúpulas que la ven como “Presa de Oro” por la corrupción y los negocios que han hecho alrededor de ella.

Recordó la evidente corrupción que ha quedado demostrada con el contrato de Abengoa, S.A. de C.V. “y la corrupción alcahueta de las autoridades que le dieron 604 millones de pesos de los fondos de IPEJAL y los 90 millones de pesos que se pagaron a la UNOPS para que le dieran al exgobernador Jorge Aristóteles un dictamen favorable de la cortina a 105 metros”.

Y recalcó: “Ahora viene César de Anda del CCA y le solicita a AMLO que conforme el Acuerdo de Entendimiento entre Jalisco y Guanajuato, apoye con el dinero para construir la presa El Zapotillo a 105 metros y los acueductos, a lo que el presidente remarcó que aún tendría que analizar la situación social de los pueblos afectados.

Por cierto ya hubo una reunión en la Secretaría de Gobernación coordinada por Lázaro Cárdenas Batel y a la que asistió entre otros el padre Gabriel Espinoza con delegados de las comunidades y los titulares de Semarnat y Conagua, quienes confirmaron que las dependencias públicas no daban su aval al acuerdo firmado entre Jalisco y Guanajuato”, expuso con cierto tono de alivio el presidente de la Fundación de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago, Benito Manuel Villagómez Rodríguez.

LA LLUVIA DA EL DOBLE DEL AGUA QUE LE SACAMOS A CHAPALA

Para el investigador de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason, los datos generales de las cantidades de agua que deja el temporal de lluvias en el Área Metropolitana de Guadalajara en lo que se conoce como el Valle de Atemajac, del Cerro del 4 a la Barranca de Oblatos y del Cerro de la Reina al Cerro del Colli, deja casi 300 millones de metros cúbicos cada año, casi dos veces más de lo que le sacamos a Chapala.

Además, de aprovecharse al menos el 60% del agua que se precipita en la ZMG, dejando el 40% que se va al drenaje, se podrían captar alrededor de 5 metros cúbicos por segundo, con lo cual ya no sería necesario construir la presa El Zapotillo que prometer dotar de sólo 3 metros cúbicos por segundo a Guadalajara.

En entrevista para el programa radiofónico Cosa Pública 2.0, el experto en el tema del manejo del agua, Arturo Gleason, explicó cómo aprovechar de manera integral el agua y comentó sobre los impactos que ha tenido el crecimiento urbano y la construcción de obras en las recurrentes inundaciones.

Dijo que las inundaciones son constantes en la zona metropolitana de Guadalajara durante el temporal “y si ese líquido se reutilizara en el marco de un programa de gestión integral, sería suficiente para cubrir la demanda de agua en la ciudad, porque así se podría aprovechar alrededor de 5 metros cúbicos por segundo, de los 9 metros cúbicos por segundo que se registran en precipitaciones durante el temporal de lluvias”.

El agua -dijo-, no solo debe desalojarse, sino aprovecharse por la escasez, que es el caso de Guadalajara; el agua de lluvia debió irse al subsuelo infiltrada y no debemos tirarla a los drenajes como lo estamos haciendo hoy día, quitándosela a nuestros hijos y nietos. Detalló que en un lapso de 15 ó 20 años, los acuíferos que no tienen infiltración regular de agua, se secan, y ese es un programa grave.

Expuso que los parámetros internacionales dicen que en una cuenca urbanizada donde no medimos puntualmente, más del 50% se va al drenaje y solo 40% se quedan en las zonas de recargas, como camellones, casas que captan agua de lluvia, estrategias a nivel urbano con trincheras grandes como la de Moctezuma y Patria y lagunas urbanas; la estrategia para ello es aumentando la masa forestal y luchando hasta el cansancio por la recuperación de zonas como El Bajío.

El crecimiento de la ciudad es desordenado y con los mismos números de la Conagua se advierte una sobreexplotación de los dos acuíferos más importantes de Guadalajara, el de Atemajac y el de Toluquilla, producto de este modelo insaciable de agua que no da abasto a satisfacer la demanda de edificios, casas y avenidas que nos dejan sin agua en el subsuelo”, planteó el investigador Arturo Gleason.

ITESO, FIRME OPOSITOR A TRASVASE Y CORTINA DE PRESA A 105 METROS

Por Mario Ávila //

Que la cortina de la presa El Zapotillo no suba más allá de los 80 metros de altura que ya tiene, y que no se dé paso al trasvase por medio de un acueducto a la ciudad de León, Guanajuato, es la exigencia que plantea institucionalmente el ITESO, la universidad Jesuita de Guadalajara.

Para evidenciar la postura de sus investigadores, que ha sido la misma desde hace más de 10 años, mediante un comunicado oficial, la dirección de Comunicación Institucional del ITESO plantea: “Sin claridad del volumen de agua existente, no hay garantía para la sustentabilidad presente y futura de la región de Los Altos de Jalisco”.

Advierten que no se pueden hacer pronósticos de disponibilidad de agua, “en tanto sigan existiendo dudas serias en torno al agua disponible o balance hídrico existente y se incorporen los escenarios de aumento en la temperatura, así como los impactos múltiples derivados del cambio climático que pueden afectar profundamente a la región alteña que muestra tendencia a la sequía”.

Y abundan: “La comunidad académica del ITESO, desde hace más de una década, ha difundido en diversos medios y espacios públicos su apuesta de conocimiento por una gestión del agua con el enfoque de cuidado de la vida, que favorezca también la justicia, la paz social y la participación democrática. En este proceso la universidad refrenda su compromiso prioritario de estar cerca de organizaciones sociales y comunidades afectadas; de participar en espacios académicos, institucionales y oficiales, y seguir colaborando con organismos locales, nacionales e internacionales que tienen a la sustentabilidad del agua como eje de reflexión en los diferentes usos y servicios que provee a la sociedad y al ambiente”.

Por ello, y en congruencia con sus posturas públicas comprometidas con el cuidado de nuestra casa común, el ITESO reafirma, de forma clara y con fundamento en el principio precautorio, la exigencia de que se respeten, de forma irrestricta, todos los derechos humanos establecidos en los tratados internacionales firmados por México y los que se establecen en el marco normativo nacional para proteger a las personas, los pueblos, las comunidades y ciudades, quienes pueden ser afectados, directa o indirectamente, por el proyecto hidráulico de la presa El Zapotillo, particularmente las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo”.

Además exponen: “En el ITESO refrendamos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos y con la franca disposición a colaborar con los diversos sectores para construir alternativas integrales para una gestión sustentable a largo plazo, teniendo como referente: la regeneración, el cuidado y mantenimiento de los ecosistemas que son fuentes de agua para asegurar su disponibilidad en las cuencas y los acuíferos; la deliberación y toma de decisiones de manera democrática y transparente con la participación de todos los sectores sociales en las decisiones estratégicas de la política hídrica; la distribución equitativa de recursos económicos en los diferentes componentes del ciclo del agua, y la irrestricta observancia del derecho al agua como condición para la vida”.

LAS PROPUESTAS PARA LOS ALTOS Y LA ZMG

Mediante el comunicado oficial, el ITESO advierte que en México la administración del agua, por medio de convenios, concesiones, asignaciones o proyectos hidráulicos, no puede quedarse solamente en un asunto de ingeniería especializada, datos y cálculos hidrológicos.

Plantean que una gestión integral y sustentable del agua se construye incorporando la complejidad de las dimensiones territorial, sociopolítica, jurídica, ambiental, técnica y económica, a fin de garantizar a corto y largo plazo que el uso estratégico del agua superficial, subterránea y atmosférica, no amenace los medios de subsistencia, ni incurra en violentar las instituciones y los derechos de la sociedad.

Además, exponen que las buenas prácticas indican que los proyectos hidráulicos deben ser plenamente socializados y auditables, erradicando toda práctica de simulación. Para ello las presas, los acueductos, plantas tratadoras y sistemas de distribución, así como toda la operación de los servicios de agua deben mantenerse públicos, en manos de un Estado con vocación social y en fuerte relación con las comunidades, a fin de que se contribuya principalmente al bien común y no a la acumulación de la ganancia particular. Sin esta condición pública, que implica el cuidado de lo común, se obstruye la posibilidad de cooperación y construcción colectiva de alternativas para una gestión sustentable del agua.

Por ello plantean que desde el ITESO se proponen las siguientes acciones alternativas para garantizar un uso sustentable del agua en la región alteña y el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG):

  • El cuidado y la recuperación ecológica de las fuentes que integran todo el sistema de abastecimiento. El lago de Chapala debe ser manejado como un lago vivo y no como una represa o cloaca urbana, industrial y agrícola; este cuerpo lacustre podría garantizar, bajo un manejo sustentable, agua sostenida para el AMG como sustituto de la intensiva política de presas. Es necesario el saneamiento responsable del río Lerma, el Verde, todos sus tributarios y los afluentes de los que se extrae agua.

  • Una política de recarga del agua subterránea aprovechando los diversos tipos de suelo existentes, desde los altamente absorbentes, ubicados principalmente en el valle de Tesistán, hasta aquellos que requieren un manejo inteligente de sus fracturas en las que se reserva agua, comenzando por dejar de impermeabilizarlos por medio de la carpeta asfáltica. Se necesita innovar en las tecnologías para una recarga que garantice la viabilidad para las próximas generaciones.

  • Es indispensable robustecer la resiliencia ante todos los efectos que traerá el cambio climático, se requiere avanzar de forma colaborativa y articulada con conocimiento interdisciplinario dispuesto para resolver problemas concretos de la gestión del agua y con una actuación interinstitucional e intersectorial.

  • Establecer tarifas justas y comprensivas con los hogares de menores recursos, que incorporen los costos totales del agua, tanto administrativos como ambientales; que sostengan proyectos de infraestructura bien monitoreados y perdurables, así como la incorporación de tarifas de crisis y periodos especiales relacionados con la escasez.

  • Controlar las fugas de agua en todos los sistemas físicos de infraestructura subterránea y superficial, tanto en el campo como en las ciudades. Las fugas de agua representan una irresponsabilidad pública, pues implican que toda la energía instalada para la potabilización del agua se pierda por fisuras.

  • Es necesario reducir el consumo per cápita del agua por medio de la promoción del ahorro. El cambio en las prácticas de consumo es tanto cultural como de implementación tecnológica y puede favorecerse con mayores incentivos fiscales para instalar dispositivos que mejoren el manejo de la demanda de agua en hogares, industria, ámbito rural y comunitario.

  • Los sistemas de reutilización del agua son el futuro de las ciudades e incluso del campo. Las plantas tratadoras ecológicas y de bajo consumo de energía, dirigidas a proyectos urbanos, industriales, de agricultura y de ganadería, pueden producir ciclos artificiales humanos ligados con el ciclo natural y generar alternativas basadas en el funcionamiento de la naturaleza.

  • Se deben hacer cada vez más eficientes las tecnologías de riego agrícola y consumo agropecuario. Sabemos que hay muchos esfuerzos que ya se realizan con este fin, pero el escenario cambiante del ciclo hidrológico implica aún más innovación y creatividad en ese sentido. El intercambio de experiencias nacionales e internacionales al respecto debe ser convertido en política pública de primer orden de prioridad, de tal manera que la curva de aprendizaje sea reducida.

JALISCO

Ahora viene el pleito jurídico: Liderazgos de Morena anuncian que impugnarán candidaturas

Published

on

Por Daniel Emilio Pacheco //

El grupo de personas reunidas en el Parque Rojo no llegaban a 100, solo el hombre que hablaba al micrófono portaba su chaleco tinto, ese tan distintivo que los liderazgos de MORENA usan con orgullo, tampoco había cubrebocas KN95 con el logo del Movimiento de Regeneración Nacional.

Mientras ondeaban dos banderas del partido, una blanca y otra tinta, el antes dirigente estatal de MORENA, Hugo Rodríguez, esta vez volvía a poner nombre al responsable de la molestia que se vivía entre las diferentes corrientes del movimiento por motivo del registro de candidatos a diputados locales y presidentes municipales: Mario Delgado.

Así, ahora al aire libre, este sábado 20 de marzo, Hugo Rodríguez gritaba: “Además no vamos a señalar a compañeros de Jalisco de una manera tajante, aquí hay un culpable es Mario -Delgado-, que les dio las claves para registrar y hay que ponerle el nombre, los demás van en el paquete”. No hay gritos, tampoco aplausos, la gente presente lo escucha solamente sin reaccionar.

Lo vivido el martes 16 en el hotel “Los Morales”, fue diferente, la reacción y los señalamientos eran otros, los asistentes actuaban diferente.

Ese día, en la rueda de prensa a la que se había citado y que parecía mitin, los asistentes ovacionaron a Hugo Rodríguez cuando dijo: “Alguno actores de Jalisco de alguna manera están haciendo lo suyo como lo haría a lo mejor cualquier sinvergüenza, el tema es identificar qué están haciendo, allá va el ladrón, allá va el ladrón, Narro está vendiendo candidaturas, cuando ellos son, contesto directamente esto es responsabilidad de Mario Delgado por corrupción”, al terminar su intervención, el público rompió en aplausos, lo cierto es que era otro público y también eran otros los que estaban al frente.

En la mesa de dirigentes, ese martes, estaban Javier Falcón, Miguel de la Rosa, Humberto Casian, la senadora Antonia Cárdenas, Hugo Rodríguez y a su lado Arturo Lemus, el diputado que ya pidió regresar a su curul después de no haber sido tomado en cuenta para buscar la reelección en el Distrito local 11; estuvo presidiendo la reunión la diputada federal Laura Imelda Pérez. Jaime Hernández que también integró la Comisión Auxiliar Electoral Estatal del delegado José Narro, nunca llegó.

Por cierto, el “Delegado Narro” tampoco apareció, solo algunos de su equipo andaban por ahí, pero a diferencia de la rueda de prensa del domingo pasado en el Fiesta Americana, esta vez, la joven que le ayuda a Narro con la comunicación no bailaba, trataba de no llamar la atención. Quizá no quería recibir preguntas sobre el paradero de su jefe.

En el mitin o “Movilización en contra de la imposición de candidatos en Morena en el estado de Jalisco producto de la corrupción”, de este sábado 20 de marzo, ya no asistió la senadora “Toñita” cosa rara porque así que se sepa que tiene una agenda muy apretada, pues no.

Tampoco asistió la diputada federal Laura Imelda Pérez, algunos aseguraban estaba tratando de negociar en el hotel Holiday Inn “de los caballos” su candidatura a Tlaquepaque, otros hablaban de que ya veía perdido todo en MORENA y por medio de su ahora amiga Fabiola Loya, iba a negociar su cambio a Movimiento Ciudadano, por eso las dos ya comparten hasta equipo de comunicación. Otros esperan que, por lo menos le respetaran a Laura Imelda buscar la reelección para diputada federal, pero, quién sabe “Laura Imelda ha sido muy crítica de Mario Delgado”

Jaime Hernández tampoco asistió al evento: “Movilización en contra de la imposición de candidatos en Morena en el estado de Jalisco producto de la corrupción”, donde se aseguraba en la invitación que estaban confirmados diferentes contingentes, y donde asistirían líderes de todo el estado. El martes aseguraban que Jaime sería quien llevará la parte legal de la protesta de la “Comisión Auxiliar Electoral”, pero, la verdad es que ya no se le ha visto más con el grupo.

Lo cierto es que Jaime Hernández Ortiz, dio su opinión por medio de una rueda de prensa, pero fue por su lado, en su oficina, anunció su posicionamiento como: “La situación y evaluación del proceso electoral interno-externo: imposiciones, triquiñuelas jurídico-políticas y violaciones al procedimiento; riesgos electorales para el partido, así como acciones a seguir”. Parece que los títulos cortos no se les da a los morenistas.

Acomodado en su oficina, Jaime Hernández Ortiz, coordinador de Ala Democrática de Morena en Jalisco, denunció una serie de irregularidades en torno a lo que llamó la imposición centralista, que dejó sin posibilidades y sin esperanza a los “suspirantes” que en tiempo y forma respondieron a la convocatoria, habla de que candidatos y miembros de la Comisión fueron manipulados, engañados y utilizados hasta el último minuto previó al vencimiento de los registros

Cuando pensábamos que ya habíamos superado prácticas viciadas del pasado, regresamos a ellas con más fuerza y encontramos, imposiciones, dedazos y prácticas que nos duelen mucho. Nuestro partido ha presumido ser distinto a otros partidos, esto nos lleva a escenarios aun impredecibles, juicios impredecibles, movilizaciones en este proceso electoral y creo que va a haber muchísimos morenistas que no van a apoyar a los candidatos que fueron impuestos, el ejemplo más claro fueron las 20 diputaciones locales, del pasado domingo”, lamentó Jaime Hernández.

Por supuesto, Jaime “El demandador” Hernández ya está trabajando en la parte legal, por algo les ha ganado ya varios juicios a los morenistas, dice que, “tengo entendido que al menos cuatro grupos militantes en Jalisco, ya están trabajando con sus abogados para presentar sus propias demandas, nosotros ya tenemos avances al respecto, como el juicio de protección de derechos político-electorales y los denominados procesos administrativos sancionadores contra el partido por el incumplimiento de su convocatoria”.

Una acción que será notoria para los candidatos impuestos será al de “no hacer nada”, es decir, “No vamos a votar por ningún candidato impuesto, no vamos acarrear votos, no vamos a juntar gente, no vamos a cuida casillas, no vamos a repartir un solo volante, no vamos a tocar puertas, no vamos hacer nada por ninguno de los 20 candidatos a diputados que fueron impuestos, porque todos ellos responden a los intereses de otros partidos que históricamente han sido contrarios a Morena y a la 4T, son enviados por MC, por el PAN, por el PRI y nos parece una vergüenza que ahora nos los impongan como representantes en los cargos de representación popular” explicó.

Ahora entiendo porque tan poca asistencia a la “Movilización en contra de la imposición de candidatos en Morena en el estado de Jalisco producto de la corrupción”, parece que la militancia ya está practicando.

Una de las declaraciones de Jaime Hernández contrasta con lo dicho por los ungidos como candidatos el viernes a medio día en el Hotel Victoria. Ese día, de bomberazo nos avisaron a una rueda de prensa para dar a conocer los nombres de los candidatos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

A diferencia de las otras “ruedas de prensa”, aquí se controló el ambiente de mitin proselitista, mucha prensa, pocos acompañantes de candidatos, aunque eso sí, uno que otro de esos personajes que a todas van sin razón para estar.

El personaje del día era Carlos Lomelí y su candidatura a la presidencia municipal de Guadalajara, vía triunfo en encuestas, lo que dejaba molesta a Claudia Delgadillo y con la oportunidad al papá de Checo Pérez para tomarse la foto con quien pudiera.

También ahí se hizo oficial la candidatura de Alberto Uribe, o la no candidatura de Mariana Fernández, lo que a usted le llame más la atención. Alberto Uribe en el distribuidor del hotel, se dejaba entrevistar, tomar fotos, contestaba llamadas, sonreía con los ojos atrás del cubrebocas. Oscar Abrego reconoció ser el ultimo de la dichosa encuesta, su coalición por Zapopan no le funcionó para ser candidato, ¿Quién lo iba a pensar?

Mariana Fernández con su vestidito rojo o colorado, desentonó en un lugar donde a pesar del calor los asistentes usaban chalecos tintos, cubrebocas KN95 con logos de MORENA, playeras con logos del partido o ya de menos, una blusa tinto y playera con vivos de ese color, Marianita nunca apareció para platicar con la prensa.

El que sí se dio tiempo para hablar con los reporteros fue Sergio Chávez, una vez que por género fue declarado candidato -otra vez, ahora por MORENA- a la presidencia municipal de Tonalá, dice que ahora sí las cosas van a cambiar, ahí estaba también Liliana Olea la mujer mejor posicionada en Tonalá, apareció Nicolas Maestro de quien no me había enterado estaba compitiendo por MORENA la presidencia de Tonalá.

Luego, y para eso iban a ser la 4 de la tarde, apareció Luis Michel quien fue declarado candidato a la presidencia municipal de Puerto Vallarta, dicen que Luis Munguía ni siquiera fue metido a la encuesta.

Y aquí, lo que ya queríamos los reporteros era irnos, nos habían citado a una rueda de prensa y lo que venimos a ver fue un proceso interno del partido MORENA que no fue capaz de dar información como institución política, no supimos oficialmente quién hizo las encuestas, quiénes participaron, con cuánto ganó el que dicen que ganó, cómo escogieron los nombres que metieron a las encuestas y quién los escogió; es decir, los datos importantes que transparentan el proceso de la elección de candidatos, eso nunca se dio.

En lo que se buscaba alguien que diera información, salió Marcela Michel y se anunció como candidata a presidenta municipal de Tlajomulco, la primera mujer de la tarde que MORENA designaba para la Zona Metropolitana.

Al filo de las 5 de la tarde anuncian que las encuestas de Tlaquepaque no han llegado y que se dejaría para después designar ese candidato, yo estuve de acuerdo, aunque no me preguntaron mi opinión y me fui a comer.

En el camino recordé la frase que todos los candidatos ganadores decían: “candidato de unidad y vamos a trabajar juntos”.

Luego recordé lo que dijo Jaime Hernández en su despacho al hablar de lo que él y los de la Comisión consideran una imposición: “Ante este panorama, Morena en Jalisco, tendrá planillas incompletas, registros extemporáneos, registros sin consenso, estamos en una situación inédita, muy diferente a lo vivido hace dos años cuando se percibía una unidad muy fuerte, hoy vemos una estructura derribada y nos preocupa que, quien tiene la llave para los registros, es una persona que ni siquiera es del partido”.

¿MORENA Jalisco logrará ser la aplanadora que las encuestas dicen es? ¿O con este proceso de elección de candidatos la hicieron ya descarrilar?

LAS VOCES INCONFORMES AMAGAN CON EMIGRAR AL PT

Bertha Castellanos, quien se registrara como aspirante a la candidatura a diputada federal por el distrito 4 tiene la duda de que “si con los chapulines prianistas y emecistas que Mario Delgado, Yeidkol Pelevsky y la cuota mínima de Alejandro Peña en Jalisco, nos aseguren que verdaderamente respondan a Morena y no traicionen como lo han hecho otros tantos a la hora de votar las propuestas de ley; amén de las alcaldías y las diputaciones locales que también están siendo asignadas a ex priistas, panistas y emecistas. Así las cosas en Morena Jalisco y a nivel nacional. Es esto una traición al proyecto de nación, al presidente, a las bases morenistas, a los simpatizantes y al pueblo que apoya.

Por su parte, la diputada federal con licencia, Laura Imelda Pérez Segura, explicó que el trabajo hecho por las corrientes internas con el delegado electoral José Narro Céspedes, iba bien dirigido para nombrar con transparencia a los aspirantes a diputados, “sin embargo, el 12 de marzo todo se vino abajo y esos acuerdos no se respetaron por parte del líder nacional morenista, Mario Delgado, como la convocatoria alterna a una mesa, de la que se excluyó al propio delegado estatal de Morena (José Narro) y solo se invitaron a dos expresiones del partido, junto a otros personajes completamente ajenos al movimiento, Chema Martínez, ex senador del PAN y Tomás Vázquez Vigil, ex secretario general del Ayuntamiento de Guadalajara, en una Administración del PRI, retirado del cargo por corrupción”.

Continue Reading

JALISCO

La crisis del agua: Alfaro como candidato y Alfaro como gobernador: Zapotillo, no; Zapotillo, sí

Published

on

Por Mario Ávila //

El drástico cambio de opinión de Enrique Alfaro candidato y Enrique Alfaro gobernador, en el tema del abasto de agua y en particular sobre la presa El Zapotillo, es el fiel reflejo de la crisis del vital líquido que se agudiza en la Zona Metropolitana de Guadalajara y que se mantendrá tres meses más hasta el inicio del temporal de lluvias, según advertencia hecha por el director general del Siapa, Carlos Enrique Torres Lugo.

Cientos de miles de habitantes de casi 300 colonias de los municipios metropolitanos, sufren las consecuencias de una política desatinada en materia de manejo de agua, en donde se privilegian factores como la realización de millonarias obras suntuosas, como la presa El Zapotillo y el Acuaférico, que en la realidad resultan inservibles cuando se enfrenta una escasez del vital líquido a consecuencia de un mal temporal de lluvias.

Al mismo tiempo, el gobierno estatal deja de lado la posibilidad de implementar políticas de ahorro, de cuidar las fuentes de abasto existentes, de reducir los consumos y de invertir de mejor manera los recursos púbicos, como lo han propuesto expertos que aseguran que dejaría mayores beneficios invertir 11 mil millones de pesos en un programa de renovación de inodoros y regaderas domésticas, que en la construcción de gigantescas presas, como los fallidos proyectos de Arcediano, San Gaspar y El Zapotillo, ésta última paralizada desde hace 8 años y en la que ya se han gastado 26 mil millones de pesos sin que llegue una sola gota de agua a Guadalajara.

Sin embargo, teniendo las propuestas sobre el escritorio, la autoridad estatal se empeña en mantenerse en el camino que desde hace 30 años ha dejado solo fracaso tras fracaso, la pérdida de decenas de miles de millones de pesos, comunidades afectadas y una zona urbana cada vez más sedienta.

En la reciente visita a Guadalajara del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Enrique Alfaro lo saturó con una serie de peticiones, entre las que destacaron la solicitud de apoyo para resolver el tema de las vacunas para Guadalajara, la inseguridad y la escasez de agua.

Las dos primeras se las resolvió el mandatario nacional en solo 24 horas, programando el envío de vacunas y asignando centenares de elementos de la Guardia Nacional a Jalisco, dando muestras de la existencia de una nueva relación de entendimiento y apoyo entre Enrique Alfaro y Andrés Manuel López Obrador, dejando en el olvido los tiempos de las confrontaciones, las balandronadas y hasta los insultos de parte del político jalisciense.

En el tercer tema, sobre la escasez del agua, en principio se optó por realizar una rápida inversión de recursos para la terminación de la obra del Acuaférico en un par de semanas, con lo que aseguran, se mejorará la distribución del agua; pero a sabiendas de que el problema persistiría, ya que a decir de Alfaro Ramírez la solución definitiva está en la utilización del agua de la cuenca del Río Verde.

Con ello dejó entrever la necesidad de retomar la construcción de la presa El Zapotillo y de la presa derivadora de El Purgatorio, para de ahí bombear 500 metros arriba, para que luego el vital líquido pueda llegar por gravedad a la ZMG.

Es decir, muy lejos quedaron aquellas palabras de Enrique Alfaro (candidato), cuando el 9 de mayo del 2018, en pleno acto de campaña proselitista a la gubernatura de Jalisco, en un recorrido por algunas zonas del municipio de Cañadas de Obregón y ante habitantes del poblado de Temacapulín, el candidato de Movimiento Ciudadano les prometió defender sus derechos e impedir que la comunidad se inunde con las obras de la presa de El Zapotillo.

Les reiteró que el tema del abasto de agua será una prioridad en su administración y les dijo: “No vamos a permitir que se pisoteen los derechos de una comunidad como Temaca, y a partir de 80 metros cómo era el proyecto original, permite que con las obras de infraestructura adecuado, impedir que se inunde Temacapulín y no vamos a permitir que ese asunto arranque en su operación hasta que no esté garantizada la integridad y la seguridad de este importantísimo pueblo de nuestro estado, vamos a defender los derechos de los habitantes de Temaca”, expresó el entonces candidato.

Un año y tres meses después, es decir en agosto del 2019, el mismo Enrique Alfaro, pero ahora con la investidura de gobernador, se sentó con Diego Sinhué Rodríguez, gobernador de Guanajuato, para pactar la conclusión de la obra de la presa El Zapotillo.

Los mandatarios anunciaron que habían llegado a un nuevo acuerdo de distribución del agua del río Verde, a fin de que la presa El Zapotillo fuera una realidad y el agua que almacenara, se repartiría entre Guanajuato y Jalisco.

Incluso, Alfaro Ramírez difundió un video grabado en Lagos de Moreno, en el que garantiza a los jaliscienses que en esta negociación Jalisco fue el gran ganador, opinión no compartida en Guanajuato donde no sólo aseguraron que aquella entidad será la mayor beneficiada, sino que revelaron que para que Jalisco obtenga la cantidad de agua anunciada, se tendría que levantar la cortina a 105 metros de altura e inundar los tres poblados Temacapulín, Acacico y Palmarejo.

Vale la pena mencionar que tal como lo ha dicho con insistencia el presidente de la Fundación Cuenca Lerma- Chapala-Santiago, Manuel Villagómez Rodríguez, en los acuerdos de distribución del agua de la cuenca del río Verde, firmados por los gobernadores en turno, ha quedado claro que algunas dotaciones de agua son para Jalisco, pero exclusivamente para los usuarios de la región de Los Altos y nunca se ha contemplado en los proyectos de San Gaspar y El Zapotillo, agua para la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Expone que desde 1990 en el gobierno de Guillermo Cosío Vidaurri, se hablaba de una reserva en el río de 504 millones de metros cúbicos del caudal, de los cuales 120 Mm3 serían para León, Guanajuato y el resto para Jalisco.

Pero después de eso, los acuerdos firmados por Alberto Cárdenas en abril del 95, modificados en mayo del 96 y rectificados en mayo del 97, se advierte que el agua de Jalisco sería para la región de Los Altos; justo en esa época surge la idea de represar las aguas del río Verde, primero en la región de San Nicolás y después se modifica el proyecto y se envía hacia El Zapotillo, pero en los convenios firmados por los gobernadores Francisco Ramírez Acuña y finalmente por Enrique Alfaro Ramírez, de manera directa con el gobernador de Guanajuato, se advierte que el agua asignada a Jalisco no será para la ZMG.

ALFARO VIOLA DERECHOS HUMANOS

El pasado martes 16 de marzo, un grupo de 17 académicos del ITESO se pronuncian ante la violación del derecho humano al agua por el desabasto de agua en más de 200 colonias del Área Metropolitana de Guadalajara.

Lamentan que durante las recientes semanas, “unas 200 colonias del norte y centro del Área Metropolitana de Guadalajara han experimentado cortes de agua prolongados. Algunos durante más de diez días completos. Estos cortes conllevan un profundo impacto en la vida de las personas y en el medio ambiente.

La situación va más allá de una política racional de distribución y está provocando una latente violación al derecho humano al agua y al saneamiento, consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, en su artículo cuarto, párrafo sexto, mandata: ‘Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible’.

El desabasto que se vive actualmente muestra la ausencia de planeación para cumplir cabalmente con este derecho. Además de darse en medio de una de las mayores crisis de salud pública que hemos vivido por la pandemia de Covid-19, en la que la necesidad de tener acceso al agua es crucial para mantener las condiciones higiénicas necesarias con el objetivo de desacelerar los contagios”, se expuso mediante un desplegado y un comunicado de prensa.

Incluso los investigadores consideraron que las autoridades responsables de la gestión del agua de la ciudad, deben tomar las siguientes acciones para garantizar el cumplimiento integral del derecho humano al agua y al saneamiento:

1.- Asumir la responsabilidad pública por una deficiente gestión del agua para la ciudad, que debería estar basada en la reducción del consumo y el cuidado de las fuentes y no solamente en la construcción de obras hidráulicas. De la poca información existente sobre el origen de la actual crisis de abasto en Guadalajara, las autoridades encargadas de la administración del agua señalan al mal temporal de lluvias de 2020 como la causa de los cortes actuales, ya que las colonias afectadas dependen del agua que se acumula en la Presa Calderón, que se encuentra actualmente al 17 por ciento de su capacidad y que, por lo tanto, está prácticamente desecada junto con el río del cual depende. Culpar a las variaciones en el ciclo hidrológico, es decir a la naturaleza y sus ecosistemas, de la situación actual, anula una necesaria autocrítica por el mal desempeño público. Por ello, es necesario, en primer lugar, reducir el consumo de agua en la ciudad de Guadalajara y cuidar las fuentes que la naturaleza nos ofrece, respetando los límites que esta nos impone y subordinar la infraestructura hidráulica al ritmo del ciclo. Solo así tiene sentido construir megaobras hidráulicas.

2.- Se debe informar a la ciudadanía sobre el origen, las razones y la situación del desabasto en la ciudad. El SIAPA debe a la ciudadanía tapatía una verdadera explicación técnica, con lenguaje accesible a todas las personas, por el mal servicio que brinda en estos momentos y por las afectaciones a la vida humana y a la vida de los ecosistemas naturales. Los ayuntamientos de Zapopan, Tonalá y Guadalajara, deben exigirle al SIAPA que responda a las necesidades de las personas en el marco del convenio-contrato que tienen firmado para otorgar el servicio de agua. El desecamiento de la Presa Calderón y su río exige una explicación amplia y con lenguaje sencillo, que señale cuáles fueron las deficiencias gubernamentales en sus tres niveles (es decir, incluyendo a la Conagua que nos han llevado a esta situación).

3.- Para cumplir con el derecho humano al agua y al saneamiento se deben hacer acciones contingentes al corto plazo. Las autoridades deben implementar acciones inmediatas y no sólo presentar planes de mediano y largo plazo. Para resolver de inmediato la crisis de desabasto actual de agua y cumplir con los derechos humanos vinculados es necesario: Ampliar la capacidad logística para surtir de agua a las colonias afectadas. Se deben aumentar, de inmediato, las flotillas de pipas. Esto no es una solución integral, pero por lo menos es una solución contingente inmediata que no pueden desechar las autoridades del agua en Jalisco y Guadalajara. Detener el abuso en los precios de las pipas privadas. Ante la crisis, las pipas privadas cobran entre 700 y mil 200 pesos por llenar un tinaco de 400 a 600 litros.

4.- Se deben desarrollar e implementar transformaciones en la administración pública del agua. De conformidad con las exigencias democráticas de gobierno abierto y gobernanza, que entre otras características se basan en la transparencia, la apertura a la participación, la eficacia, la rendición de cuentas y la asunción de responsabilidades, la estructura tanto del SIAPA como de la Comisión Estatal del Agua deben de modificarse para contar con consejos ciudadanos independientes, dotados con capacidades legales y técnicas suficientes para que vigilen y contribuyan a que los principios de la gobernanza y la democracia participativa puedan llevarse a cabo en estos organismos estratégicos. Esto con el fin de superar la etapa de administración vertical, autoritaria y de mínima participación ciudadana que las ha caracterizado desde su creación y que corresponden a un periodo político que este país.

El comunicado de los expertos del ITESO concluye: “Tal como lo ha señalado el Papa Francisco en su Encíclica Laudato si (Alabado seas), es urgente la transformación de las relaciones entre la humanidad y la naturaleza reconociendo entre ambas una unidad indisoluble. Ante esta crisis de abasto de la ciudad, las autoridades que manejan el agua para Guadalajara tienen la oportunidad de cambiar del paradigma de la gran infraestructura hidráulica al paradigma del sostenimiento de la vida humana y el cuidado de los ecosistemas de los cuales dependemos, en el marco del cumplimiento al derecho humano al agua y el saneamiento.

La publicación la firman los investigadores: Mario López Ramírez, Carlos Armando Peralta Varela, Susana Herrera Lima, Lydia Hernández Rivera, Marines de la Peña Domene, Agustín Verduzco Espinosa, Hugo de Alba Martínez, Heliodoro Ochoa García, Loreto Irene Soto Rivas, Francisco Álvarez Partida, José Rosario Marroquín Farrera, Rodrigo Flores Elizondo, Andrea Fellner Grassmann, Oscar Humberto Castro Mercado, Ana Sofía Macías Ascanio, Alejandra Castellanos Márquez y Bernardo Masini Aguilera.

Continue Reading

JALISCO

22 de marzo, Día Mundial del Agua: El gobernador Alfaro aboga ante AMLO por El Zapotillo

Published

on

Por Mario Ávila //

La Fundación Cuenca Lerma-Chapala-Santiago presidida por Manuel Villagómez, presentó su propuesta sobre la problemática del agua y recuerdan que hace 16 años, advirtieron lo inviable  e insostenible del proyecto de la Presa El Zapotillo, en virtud de que ese proyecto de origen no contempló dotar de agua a los usuarios de la ZMG y que hoy dicen confirmar con los siguientes hechos:

1. El 23 de febrero de 1990, se firmó un acuerdo entre Carlos Salinas de Gortari y Guillermo Cosío Vidaurri, para estudiar y tener un conocimiento pleno sobre las aguas del río Verde.

2. En noviembre de 1994, se terminaron los estudios y calcularon que se podían reservar 504 Mm3 de sus aguas, siendo 120 Mm3 para la ciudad León en Guanajuato y el resto para el Estado de Jalisco, este acuerdo lo firmaron los Gobernadores Carlos Medina por Guanajuato y Carlos Rivera por Jalisco y el Alto Mandatario Ernesto Zedillo lo publicó en un Decreto de abril de 1995.

En mayo 1996 el Gobernador Alberto Cárdenas Jiménez, solicitó una modificación para que quedaran 12 Mm3 para uso pecuario, en la región de los Altos de Jalisco; por lo que se hizo un nuevo Convenio con esta modificación y se firmó en mayo de 1997 por el gobernador de Guanajuato Vicente Fox y Alberto Cárdenas por Jalisco, así el presidente Ernesto Zedillo lo publica el 17 de noviembre del mismo año.

A la llegada de Vicente Fox a la Presidencia de la República surge la idea esperada de represar las aguas del río Verde, con una apresa en

San Nicolás y como esta presa inundaba el templo de San Gaspar de los Reyes hubo muchas protestas lo que originó que el Gobernador Francisco Ramírez Acuña anunciara en mayo de 2005 la cancelación de este proyecto y anunciara la presa del Zapotillo en el mismo río, y como no contempla agua para Guadalajara, ha originado 17 años de protesta e incluso esta frenada.

El 1 de septiembre el Gobierno del Estado de Jalisco, el Gobierno Federal y el Gobierno de Guanajuato, firman un acuerdo de coordinación para construir una presa en El Zapotillo con una cortina de 80 m de altura y almacenar 400 Mm3 de agua destinada con 120 para León, 56 para los altos y cero agua para los habitantes de la Zona Conurbada de Guadalajara, se declaró oficialmente que no se inundaría ninguna población, para lo cual se construirían diques y no se afectarían tierras fértiles y productivas, lo cual era falso y perverso con la finalidad de engañar y desinformar a la población afectada.

Este convenio se hizo al gusto del presidente Fox, lo firman por Jalisco Ramírez Acuña, por Guanajuato Carlos Romero Hicks y por la CONAGUA Cristóbal Jaime Jaquez y de inmediato se inician las movilizaciones civiles de protestas y denuncias legales. En octubre de 2007 el gobierno de Jalisco con el Gobierno de Guanajuato y el Gobierno Federal firman un acuerdo para que la cortina quedara a 105 m de altura y almacenara 905 Mm3, y otra vez sin incluir el agua que tiene Guadalajara reservada del río verde de 300 Mm3, por lo que el Congreso de Jalisco interpuso una Controversia Constitucional porque éste acuerdo no pasó a la discusión y aprobación por el Congreso Estatal y la demanda se ganó por lo cual la Suprema Corte de Justicia, frenó esta obra que lleva 8 años suspendida. 

EL ESTUDIO DE UNOPS DE LA ONU

3. En el sexenio de 2012 a 2018 se recurrió a la UNOPS de la ONU, para que validaran la cortina de 105 m de altura y un almacenamiento de 905 Mm3 y otra vez, sin contemplar agua para Guadalajara, por lo que se fracasó.

4. El 29 de junio de 2019, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, firmó con el gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez, un acuerdo de Colaboración, sin la firma del Gobierno Federal, para revivir el proyecto de octubre de 2007, y otra vez, sin contemplar de manera clara agua para Guadalajara y lo han presentado al Presidente de la República quien lo condicionó a que se hiciera un nuevo proyecto argumentando la afectación a 3 Centros de Población y a la protesta popular e inconformidad que se refleja en los amparos interpuestos.

ALFARO PIDE APOYO PRESIDENCIAL

5. En la última visita reciente del Presidente López Obrador a Jalisco el 14 de marzo, nuevamente el Gobernador Enrique Alfaro le solicita su intervención para que coordinadamente con Jalisco se reactive el tema de la Presa El Zapotillo.

Y como en la solicitudes del Gobierno de Jalisco ante el Presidente de la República, queda claro que el Gobierno de Jalisco ésta abogando por el agua para Guanajuato, cuando su compromiso es con los jaliscienses y que con todo respeto, lo que debe de proponer nuestro gobernante es un nuevo proyecto exclusivamente para aprovechar el agua del río Verde que tenemos concesionada para Jalisco y que los 300 MDP que le asignaron para el mantenimiento de El Zapotillo, se invierta para reducir la cortina y quede a 55 m de altura, así se almacenan 180 Mm3 con esta agua debe quedar para Los Altos de Jalisco.

El excedente del dinero se use para los estudios hidroclimáticos, hidrométricos e hidráulicos del nuevo proyecto y se hagan con carácter de urgente, pensando en que en este año las gestiones oficiales intergubernamentales dejen resuelto el manejo adecuado y aprovechamiento del río Verde para Guadalajara. Consideramos que todas las voces que se están manifestando por las fallas de dotación del servicio de agua, estén de acuerdo en que esta decisión de largo aliento, es de extrema urgencia y estamos de acuerdo en que, al mismo tiempo, se acepten proyectos basados en el Ciclo del Agua en el AMG y su entorno, con Proyectos de Recarga a los Acuíferos, aprovechamiento apropiado de manantiales y flujos subterráneos, como de Cosecha de Agua de Lluvia.

Así también, es imperativo categórico desarrollar una pedagogía con la Nueva Cultura del Agua que promueva una mayor conciencia pública en el manejo responsable y sustentable del agua, tanto para los organismos operadores, como para los distintos usuarios.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.