Connect with us

REPORTAJES

La lucha jurídica contra de académicos y activistas: ITESO, firme opositor del trasvase de agua a León

Published

on

Por Mario Ávila //

Las posiciones no han variado desde hace 15 años que surgió el proyecto de construcción de la presa El Zapotillo, el gobierno ha tenido en los empresarios y los ingenieros a sus mejores aliados; mientras que los académicos de la UdeG y el ITESO, así como los activistas como Manuel Villagómez Rodríguez, han ratificado su postura en contra de la opción de realizar magnas obras de ingeniería hidráulica.

Ellos están contra la construcción de presas y plantean que se debe optar por políticas de gestión integral del agua, como el aprovechamiento del agua de lluvia; o bien que León se surta de agua del río Lerma, vía la presa Solís, la laguna de Yuriria y de ahí a través de un acueducto construido en tierras de Guanajuato, llegue por gravedad a León.

En esta disputa, hasta hoy va ganado la postura de los cuatro gobernadores que han tenido que ver con el proyecto, los panistas Francisco Javier Ramírez Acuña y Emilio González Márquez, el priísta Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y ahora se ha sumado el abanderado de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez.

Los dos últimos gobernadores han cambiado radicalmente su discurso, su postura estaba en contra cuando eran candidatos y cuando ya llegan al poder, muestran otra cara y se manifiestan a favor de la magna obra, a sabiendas de que se requiere para ello un gasto de más de 50 mil millones de pesos (de los que ya se han erogado casi la mitad) y se extingan los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, asentados en tierras de los municipios de Cañadas de Obregón y Mexticacán.

La vía jurídica ha sido la vía más efectiva que han manejado los opositores al trasvase y evitar que el último de los proyectos prospere, esto es, que el trasvase de la presa El Zapotillo se haga efectivo a la ciudad de León.

La corrupción es otro elemento que se ha hecho presente, principalmente con la construcción de la presa de El Zapotillo y que quedó de manifiesto con la contratación de la empresa española Abengoa, a quien se le asignó la construcción y la responsabilidad de la distribución del agua del acueducto que llevará el vital líquido a las tierras de Guanajuato.

Incluso la empresa Abengoa, que previamente se había declarado en estado de quiebra en España, ya se había echado a la bolsa 604 millones de pesos que se sacaron de las finanzas del Instituto de Pensiones del Estado, propiedad de los 150 mil trabajadores jubilados y en activo del Gobierno del Estado, los municipios y los organismos públicos descentralizados, que deberían ser utilizados esencialmente en el sistema de salud y el pago de las pensiones a los jubilados.

A favor de la cortina se eleve a 105 metros de altura y que hace cabeza están los técnicos del Colegio de Ingenieros Civiles, lo mismo que los organismos cúpulas del sector privado que se aglutinaron en el denominado Consejo Consultivo del Agua, A.C. y que recientemente le plantearon al presidente Andrés Manuel López Obrador, en voz de César de Anda Molina, la necesidad de reiniciar el proyecto de la construcción de la presa de El Zapotillo, con una cortina de 105 metros de altura, una vez que paralelamente los gobernadores de Jalisco y Guanajuato, lograron un nuevo acuerdo de distribución de las aguas del caudal del río Verde.

El ingeniero Enrique Dau Flores, ha sido el técnico y político que ha estado desde hace un cuarto de siglo al frente de este tipo de grandes proyectos y ha encabezado las fallidas inversiones y proyectos de la Presa de Arcediano en el fondo de la barranca de Oblatos, la Presa de San Nicolás en el poblado de San Gaspar de los Reyes en el municipio de Teocaltiche y finalmente en el proyecto de la zona de El Zapotillo, entre los municipios de Cañadas de Obregón y Mexticacán. En todos ellos se ha gastado ya más de 25 mil millones de pesos en 24 años de proyectos, estudios y obras, y le han dado un únicamente un metro cúbico por segundo de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

LA REUNIÓN DE VILLAGÓMEZ CON AMLO

Para uno que madruga, uno que no duerme”. Este refrán aplica a la perfección para el caso de la presa El Zapotillo, ya que mientras en una maniobra conjunta, los 51 empresarios jaliscienses aprovecharon el par de reuniones que les ofreció al presidente Andrés Manuel López Obrador, para pedir la conclusión de la presa a 105 metros; de manera sincronizada los gobernadores de Jalisco y Guanajuato plantearon un nuevo acuerdo de distribución del agua del río Verde 76-24% respectivamente.

Con ello quisieron adelantarse y sorprender cerrando la pinza en el tema, sin contra que desde un año antes, Manuel Villagómez Rodríguez, presidente de la Fundación Lerma-Chapala-Santiago, ya le había dado santo y seña del lado oscuro de la obra El Zapotillo.

Concretamente en la edición del 27 de agosto del 2018 el semanario Conciencia Pública, da cuenta de las reuniones que Villagómez sostuvo con el entonces presidente electo y con el que en ese tiempo jugaba el papel de Jefe de Gabinete, el empresario Alfonso Romo, a quien le entregó todo el expediente de los en ese entonces 13 años de lucha intensa que retrataba todas las anomalías en la construcción de la obra y a la vez planteaba las alternativas de solución.

En concreto, Villagómez Rodríguez plantea que la cortina de la presa quede en los 80 metros como hasta ahora ya está y que el agua que ahí se almacene sirva exclusivamente para atender las necesidades de Jalisco, es decir de los pueblos de Los Altos y de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Pero el agua para la ZMG no sería atendiendo al proyecto original, sino cancelando el pequeño embalse de Purgatorio que será muy costoso por el pago de la electricidad que se necesita para bombear el agua a 500 metros de altura, para que después se distribuya por gravedad desde el extremo Oriente del área conurbada; sino atendiendo al viejo proyecto de trasladar el agua de El Zapotillo a Loma Larga, luego a la presa Calderón de ahí a la ZMG.

Hoy más que nunca el empresario que se ha distinguido por su lucha incansable por aprovechar el agua del río Verde, mantiene vigente su propuesta y abunda que para cumplir con el acuerdo que ya se hizo con Guanajuato, se puede intercambiar el agua del verde por agua del río Lerma, que resultaría 70% más barato captando el agua en la presa Solís, trasladándola luego a la laguna de Yuriria, para de ahí ser enviada a León a través de un colector que se construiría exclusivamente en tierras de Guanajuato.

Hoy día, además de suscribir las propuestas que nos hizo en entrevista un año atrás, Manuel Villagómez, quien fuera diputado local en la Legislatura LVI, donde se caracterizó por su defensa del Lago de Chapala, dijo sin tapujos: “Le deseo éxito al gobernador Enrique Alfaro en su propósito de dotar de agua del río Verde a la ZMG, pero sin que la tenga que compartir con Guanajuato, en particular para León”.

Para eso, insiste en que León puede tomar agua del río Lerma y que consiste en almacenar agua reservada para ello en la presa Solís, bajarla por el río Lerma, pasarla a la laguna de Yuriria y de ahí llevarla a León, Guanajuato.

La infraestructura ya está, solo habrá que construir el acueducto Yuriria-León, de menos kilómetros que desde El Zapotillo, con el 70% de ahorro en energía. Esta propuesta beneficia a Jalisco y Guanajuato, se trata de que Guanajuato ceda a Jalisco los 120 mm3 que tiene reservados de agua en el río Verde, a cambio de 120 mm3 de las aguas del río Lerma.

Con ello se evitaría la necesidad de que AMLO ceda en crecer a 105 metros de altura en la cortina de la presa de El Zapotillo y se salvaría Temacapulín”, expuso el empresario de la industria de la maquinaria para trabajar la masa y la tortilla.

Los que están presionando -dijo-, son los integrantes del Consejo Consultivo del Agua, A.C. integrado por 51 empresarios de Jalisco de todas las actividades económicas, y algunas cúpulas que la ven como “Presa de Oro” por la corrupción y los negocios que han hecho alrededor de ella.

Recordó la evidente corrupción que ha quedado demostrada con el contrato de Abengoa, S.A. de C.V. “y la corrupción alcahueta de las autoridades que le dieron 604 millones de pesos de los fondos de IPEJAL y los 90 millones de pesos que se pagaron a la UNOPS para que le dieran al exgobernador Jorge Aristóteles un dictamen favorable de la cortina a 105 metros”.

Y recalcó: “Ahora viene César de Anda del CCA y le solicita a AMLO que conforme el Acuerdo de Entendimiento entre Jalisco y Guanajuato, apoye con el dinero para construir la presa El Zapotillo a 105 metros y los acueductos, a lo que el presidente remarcó que aún tendría que analizar la situación social de los pueblos afectados.

Por cierto ya hubo una reunión en la Secretaría de Gobernación coordinada por Lázaro Cárdenas Batel y a la que asistió entre otros el padre Gabriel Espinoza con delegados de las comunidades y los titulares de Semarnat y Conagua, quienes confirmaron que las dependencias públicas no daban su aval al acuerdo firmado entre Jalisco y Guanajuato”, expuso con cierto tono de alivio el presidente de la Fundación de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago, Benito Manuel Villagómez Rodríguez.

LA LLUVIA DA EL DOBLE DEL AGUA QUE LE SACAMOS A CHAPALA

Para el investigador de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason, los datos generales de las cantidades de agua que deja el temporal de lluvias en el Área Metropolitana de Guadalajara en lo que se conoce como el Valle de Atemajac, del Cerro del 4 a la Barranca de Oblatos y del Cerro de la Reina al Cerro del Colli, deja casi 300 millones de metros cúbicos cada año, casi dos veces más de lo que le sacamos a Chapala.

Además, de aprovecharse al menos el 60% del agua que se precipita en la ZMG, dejando el 40% que se va al drenaje, se podrían captar alrededor de 5 metros cúbicos por segundo, con lo cual ya no sería necesario construir la presa El Zapotillo que prometer dotar de sólo 3 metros cúbicos por segundo a Guadalajara.

En entrevista para el programa radiofónico Cosa Pública 2.0, el experto en el tema del manejo del agua, Arturo Gleason, explicó cómo aprovechar de manera integral el agua y comentó sobre los impactos que ha tenido el crecimiento urbano y la construcción de obras en las recurrentes inundaciones.

Dijo que las inundaciones son constantes en la zona metropolitana de Guadalajara durante el temporal “y si ese líquido se reutilizara en el marco de un programa de gestión integral, sería suficiente para cubrir la demanda de agua en la ciudad, porque así se podría aprovechar alrededor de 5 metros cúbicos por segundo, de los 9 metros cúbicos por segundo que se registran en precipitaciones durante el temporal de lluvias”.

El agua -dijo-, no solo debe desalojarse, sino aprovecharse por la escasez, que es el caso de Guadalajara; el agua de lluvia debió irse al subsuelo infiltrada y no debemos tirarla a los drenajes como lo estamos haciendo hoy día, quitándosela a nuestros hijos y nietos. Detalló que en un lapso de 15 ó 20 años, los acuíferos que no tienen infiltración regular de agua, se secan, y ese es un programa grave.

Expuso que los parámetros internacionales dicen que en una cuenca urbanizada donde no medimos puntualmente, más del 50% se va al drenaje y solo 40% se quedan en las zonas de recargas, como camellones, casas que captan agua de lluvia, estrategias a nivel urbano con trincheras grandes como la de Moctezuma y Patria y lagunas urbanas; la estrategia para ello es aumentando la masa forestal y luchando hasta el cansancio por la recuperación de zonas como El Bajío.

El crecimiento de la ciudad es desordenado y con los mismos números de la Conagua se advierte una sobreexplotación de los dos acuíferos más importantes de Guadalajara, el de Atemajac y el de Toluquilla, producto de este modelo insaciable de agua que no da abasto a satisfacer la demanda de edificios, casas y avenidas que nos dejan sin agua en el subsuelo”, planteó el investigador Arturo Gleason.

ITESO, FIRME OPOSITOR A TRASVASE Y CORTINA DE PRESA A 105 METROS

Por Mario Ávila //

Que la cortina de la presa El Zapotillo no suba más allá de los 80 metros de altura que ya tiene, y que no se dé paso al trasvase por medio de un acueducto a la ciudad de León, Guanajuato, es la exigencia que plantea institucionalmente el ITESO, la universidad Jesuita de Guadalajara.

Para evidenciar la postura de sus investigadores, que ha sido la misma desde hace más de 10 años, mediante un comunicado oficial, la dirección de Comunicación Institucional del ITESO plantea: “Sin claridad del volumen de agua existente, no hay garantía para la sustentabilidad presente y futura de la región de Los Altos de Jalisco”.

Advierten que no se pueden hacer pronósticos de disponibilidad de agua, “en tanto sigan existiendo dudas serias en torno al agua disponible o balance hídrico existente y se incorporen los escenarios de aumento en la temperatura, así como los impactos múltiples derivados del cambio climático que pueden afectar profundamente a la región alteña que muestra tendencia a la sequía”.

Y abundan: “La comunidad académica del ITESO, desde hace más de una década, ha difundido en diversos medios y espacios públicos su apuesta de conocimiento por una gestión del agua con el enfoque de cuidado de la vida, que favorezca también la justicia, la paz social y la participación democrática. En este proceso la universidad refrenda su compromiso prioritario de estar cerca de organizaciones sociales y comunidades afectadas; de participar en espacios académicos, institucionales y oficiales, y seguir colaborando con organismos locales, nacionales e internacionales que tienen a la sustentabilidad del agua como eje de reflexión en los diferentes usos y servicios que provee a la sociedad y al ambiente”.

Por ello, y en congruencia con sus posturas públicas comprometidas con el cuidado de nuestra casa común, el ITESO reafirma, de forma clara y con fundamento en el principio precautorio, la exigencia de que se respeten, de forma irrestricta, todos los derechos humanos establecidos en los tratados internacionales firmados por México y los que se establecen en el marco normativo nacional para proteger a las personas, los pueblos, las comunidades y ciudades, quienes pueden ser afectados, directa o indirectamente, por el proyecto hidráulico de la presa El Zapotillo, particularmente las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo”.

Además exponen: “En el ITESO refrendamos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos y con la franca disposición a colaborar con los diversos sectores para construir alternativas integrales para una gestión sustentable a largo plazo, teniendo como referente: la regeneración, el cuidado y mantenimiento de los ecosistemas que son fuentes de agua para asegurar su disponibilidad en las cuencas y los acuíferos; la deliberación y toma de decisiones de manera democrática y transparente con la participación de todos los sectores sociales en las decisiones estratégicas de la política hídrica; la distribución equitativa de recursos económicos en los diferentes componentes del ciclo del agua, y la irrestricta observancia del derecho al agua como condición para la vida”.

LAS PROPUESTAS PARA LOS ALTOS Y LA ZMG

Mediante el comunicado oficial, el ITESO advierte que en México la administración del agua, por medio de convenios, concesiones, asignaciones o proyectos hidráulicos, no puede quedarse solamente en un asunto de ingeniería especializada, datos y cálculos hidrológicos.

Plantean que una gestión integral y sustentable del agua se construye incorporando la complejidad de las dimensiones territorial, sociopolítica, jurídica, ambiental, técnica y económica, a fin de garantizar a corto y largo plazo que el uso estratégico del agua superficial, subterránea y atmosférica, no amenace los medios de subsistencia, ni incurra en violentar las instituciones y los derechos de la sociedad.

Además, exponen que las buenas prácticas indican que los proyectos hidráulicos deben ser plenamente socializados y auditables, erradicando toda práctica de simulación. Para ello las presas, los acueductos, plantas tratadoras y sistemas de distribución, así como toda la operación de los servicios de agua deben mantenerse públicos, en manos de un Estado con vocación social y en fuerte relación con las comunidades, a fin de que se contribuya principalmente al bien común y no a la acumulación de la ganancia particular. Sin esta condición pública, que implica el cuidado de lo común, se obstruye la posibilidad de cooperación y construcción colectiva de alternativas para una gestión sustentable del agua.

Por ello plantean que desde el ITESO se proponen las siguientes acciones alternativas para garantizar un uso sustentable del agua en la región alteña y el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG):

  • El cuidado y la recuperación ecológica de las fuentes que integran todo el sistema de abastecimiento. El lago de Chapala debe ser manejado como un lago vivo y no como una represa o cloaca urbana, industrial y agrícola; este cuerpo lacustre podría garantizar, bajo un manejo sustentable, agua sostenida para el AMG como sustituto de la intensiva política de presas. Es necesario el saneamiento responsable del río Lerma, el Verde, todos sus tributarios y los afluentes de los que se extrae agua.

  • Una política de recarga del agua subterránea aprovechando los diversos tipos de suelo existentes, desde los altamente absorbentes, ubicados principalmente en el valle de Tesistán, hasta aquellos que requieren un manejo inteligente de sus fracturas en las que se reserva agua, comenzando por dejar de impermeabilizarlos por medio de la carpeta asfáltica. Se necesita innovar en las tecnologías para una recarga que garantice la viabilidad para las próximas generaciones.

  • Es indispensable robustecer la resiliencia ante todos los efectos que traerá el cambio climático, se requiere avanzar de forma colaborativa y articulada con conocimiento interdisciplinario dispuesto para resolver problemas concretos de la gestión del agua y con una actuación interinstitucional e intersectorial.

  • Establecer tarifas justas y comprensivas con los hogares de menores recursos, que incorporen los costos totales del agua, tanto administrativos como ambientales; que sostengan proyectos de infraestructura bien monitoreados y perdurables, así como la incorporación de tarifas de crisis y periodos especiales relacionados con la escasez.

  • Controlar las fugas de agua en todos los sistemas físicos de infraestructura subterránea y superficial, tanto en el campo como en las ciudades. Las fugas de agua representan una irresponsabilidad pública, pues implican que toda la energía instalada para la potabilización del agua se pierda por fisuras.

  • Es necesario reducir el consumo per cápita del agua por medio de la promoción del ahorro. El cambio en las prácticas de consumo es tanto cultural como de implementación tecnológica y puede favorecerse con mayores incentivos fiscales para instalar dispositivos que mejoren el manejo de la demanda de agua en hogares, industria, ámbito rural y comunitario.

  • Los sistemas de reutilización del agua son el futuro de las ciudades e incluso del campo. Las plantas tratadoras ecológicas y de bajo consumo de energía, dirigidas a proyectos urbanos, industriales, de agricultura y de ganadería, pueden producir ciclos artificiales humanos ligados con el ciclo natural y generar alternativas basadas en el funcionamiento de la naturaleza.

  • Se deben hacer cada vez más eficientes las tecnologías de riego agrícola y consumo agropecuario. Sabemos que hay muchos esfuerzos que ya se realizan con este fin, pero el escenario cambiante del ciclo hidrológico implica aún más innovación y creatividad en ese sentido. El intercambio de experiencias nacionales e internacionales al respecto debe ser convertido en política pública de primer orden de prioridad, de tal manera que la curva de aprendizaje sea reducida.

JALISCO

Una oposición que se ganó el descrédito: El PAN obligado a cortarse el cordón umbilical de Alfaro

Published

on

Por Mario Ávila //

Cuenta la historia que si en el país hay algún partido que hable perfectamente el idioma de la oposición, ese es el Partido Acción Nacional; buen discurso, argumentos convincentes, muchos años de historia, fundadores de raigambre y raíces ideológicas hicieron posible que los mexicanos le dieran la oportunidad de ser gobierno, 12 años a nivel nacional y 18 en Jalisco, pero después de eso lo único que se ganaron fue el descrédito.

Los mexicanos y los jaliscienses optaron por otras opciones políticas y sepultaron al blanquiazul como una opción inválida para ejercer de nuevo el gobierno, sin embargo, aún les queda la posibilidad de intentar buscar obtener en el proceso electoral del 6 de junio del 2021, el lugar que por 70 años tan distinguidamente ocuparon: La oposición, con dignidad.

Tras 18 años consecutivos de ser gobierno en Jalisco, el PAN cayó en la elección local 2012 hasta el deshonrosos tercer lugar (con el 20% de los votos), entre solo cinco competidores que se registraron como candidatos a la gubernatura del Estado y en una estadística final el abanderado albiazul, Fernando Guzmán Pérez Peláez, estuvo más cerca del cuarto y quinto, Fernando Garza (PRD) y María de los Ángeles Martínez Valdivia (Nueva Alianza), que del primero y segundo lugar Aristóteles Sandoval (PRI) y Enrique Alfaro Ramírez (MC).

En el proceso electoral, el PAN perdió todo la Zona Metropolitana, pero la noticia del desastre en el que se había convertido, tardó en llegar hasta el interior del Estado, por lo que alcanzó a conquistar el triunfo en 5 de los 20 distritos competidos y al alcanzar 9 posiciones de la lista plurinominal, pudo obtener 14 espacios en el Congreso del Estado; por lo que toca a la elección municipal, en el 2012 el PAN conquistó el triunfo en 22 municipios de los más pequeños de la entidad, siendo el de mayor población Tepatitlán.

Ahí, en el hoyo, en la lona, en lo profundo de una crisis, los visionarios dirigentes de Acción Nacional, expertos en sacar ventaja de cualquier derrota, contemplaron en el panorama la posibilidad de que Enrique Alfaro creciera y se convirtiera tarde o temprano en el principal actor político de la entidad y no dudaron en entregarse a él en cuerpo y alma.

Hay quien piensa que la alianza de facto con Alfaro Ramírez, la había tenido el PAN desde tres años antes cuando el gobierno de Emilio González Márquez lo adoptó, lo cobijó y le invirtió a su proyecto político (aunque solo gobernaba Tlajomulco de Zúñiga).

Y mencionamos que la entrega fue en cuerpo y alma, porque un buen número de cuadros del PAN iniciaron desde ese entonces la migración a las filas del movimiento naranja; pero hubo un suceso que no dejó lugar a dudas del rumbo que tomaría el PAN en los años subsecuentes y ésta fue la alianza financiera del presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Eduardo Rosales Castellanos, con el ahora gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez.

Alfaro Ramírez ya venía siendo el protagonista de algunas noticias, que por su extrañeza, se habían vuelto escandalosas. Tal fue el caso de la visita que como alcalde hizo a la isla de Cuba, presumiblemente para visitar al cantante Silvio Rodríguez y convencerlo de que viniera a realizar una presentación musical en Tlajomulco de Zúñiga.

Ese simple viaje fue abrumadoramente escandaloso por todo, el motivo, la lista de los viajeros y el avión. El motivo, absurdo; entre los paseantes se encontraban integrantes del Consejo Electoral, es decir la autoridad electoral que calificaría la elección en la que Alfaro participaría y sobre el avión, se reveló que fue una nave privada, propiedad de una humilde señora (presumiblemente prestanombre), que tenía su modesto domicilio particular en la colonia La Huizachera, en el municipio de Tlaquepaque.

LA SOCIEDAD DE OCEAN VIEW

Pero la cereza del pastel y lo que los analistas políticos nunca perdieron de vista, fue la sociedad que en esos mismos años establecieron para la compra de bienes inmuebles, principalmente terrenos en Los Cabos, Baja California Sur, en donde ante notario público crearon una sociedad en la que participaban el entonces alcalde de Tlajomulco de Zúñiga, un consejero electoral y el presidente del CDE del PAN, Eduardo Rosales Castellanos.

En el año 2012 se pusieron en evidencia documentos que revelaron que desde el 8 de octubre del año de 2007, ante el notario público 38 se constituyó la sociedad mercantil “Ocean View”, una empresa inmobiliaria en la que están asociados el entonces candidato por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, que se desempeñaba como diputado local de la 58 Legislatura por el PRD; su hermano, David Alfaro Ramírez, y Víctor Hugo Bernal, consejero del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), entre otros funcionarios más.

Se dio a conocer también, que en 2008 se sumaron nuevos socios a esta sociedad mercantil: Eduardo Rosales Castellanos, ex presidente del PAN estatal, y otros empresarios. De tal forma que quedaron como socios capitalistas principales de la sociedad mercantil “Ocean View”, con una aportación de tres millones 733 mil 334 pesos, Enrique Alfaro Ramírez; Eduardo Rosales Castellanos y Gabriel Martínez Ramírez y el consejero electoral Víctor Hugo Bernal, así como el director jurídico en la sindicatura de Tlajomulco, José Luis Gutiérrez Rentería; cada uno aportaron un millón 866 mil 666 pesos a la sociedad.

Desde entonces, Rosales Castellanos no ha soltado el poder y el control del Partido Acción Nacional, aunque para intentar confundir a sus críticos llegó al extremo de no tramitar su reinscripción y por lo tanto quedó fuera del padrón de militantes del PAN, incluso se fue del país supuestamente a continuar sus estudios en el extranjero, regresó, pero es del dominio público que nunca en el partido albiazul, se ha dejado de hacer lo que él indica.

TOCÓ FONDO EN EL 2015

Y así fue como el PAN llegó a la penosa situación del 2015, en donde prácticamente quedó borrado del mapa al perder en la elección de diputados los 20 distritos electorales y apenas consiguió 5 posiciones en el Congreso del Estado mediante la fórmula plurinominal; en la elección municipal, los albiazules consiguieron el triunfo en 24 municipios, sin embargo prácticamente quedaron pulverizados en la zona metropolitana, ya que en Guadalajara solo obtuvieron el 9% de la votación y en Zapopan el 14%.

Ahí el PAN tocó fondo, pero sus dirigentes nunca perdieron, siempre hubo nómina para ellos y sus allegados, había presupuesto en el partido, en el Congreso en los ayuntamientos y habían obtenido también un gran número de posiciones en el Poder Judicial y en los órganos independientes como el Siapa y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, en donde podían disponer como mucha discrecionalidad de plazas de trabajo, presupuestos, contratos y muchos beneficios más.

Pulverizado, desdibujado, al borde de la aniquilación total, Acción Nacional optó en el 2018 por hacer evidente y oficial, esa alianza que ya sostenía por debajo de la mesa con Movimiento Ciudadano y más particularmente con Enrique Alfaro y junto con el PRD se suman para llevar al político nacido en el PRI, ahora con la investidura de MC, a la gubernatura de Jalisco.

Sin embargo, aunque la instrucción nacional era registrar una alianza total, lo que se pudo fue oficializar una alianza flexible para postular candidatos conjuntos en 74 de los 125 municipios de Jalisco, y en 11 de los 20 distritos electorales, aunque cada partido compitió por su cuenta en las elecciones de gobernador y en los municipios más poblados.

Eso sirvió para que los panistas pudieran apreciar la magnitud del daño que se le había ocasional al instituto político con el registro más antiguo en el país, ya que el PRI ha cambiado de nombre en tres ocasiones, y su triste realidad quedó plasmada en el cuarto lugar obtenido en la elección de gobernador, en donde su candidato Miguel Ángel Martínez Espinoza apenas conquistó el 10.65% de la votación total, abajo del PRI, de Morena y de Movimiento Ciudadano.

Pero los beneficios de su relación con MC y PRD se manifestaron al conquistar 9 posiciones en la Cámara de Diputados, 6 de ellas obtenidas por la vía de la mayoría y 3 por la ruta plurinominal y 31 presidencias municipales, 13 de ellas ganadas en solitario, es decir sin que de por medio estuviera una alianza y 18 con candidatos panistas, pero con el apoyo solidario de MC y PRD.

SER O NO SER

Hoy día, el grave dilema del Partido Acción Nacional de cara al proceso electoral 2021 se puede resumir con una de las citas más famosas de la literatura universal, la primera frase del monólogo de Hamlet, una de las obras más famosas de Shakespeare, que reza: “Ser o no ser, esa es la cuestión”.

Abandonados a su suerte, después de que la dirigencia nacional le prohibió al PAN Jalisco efectuar alianza alguna que no fuera con los partidos que conformaron la alianza federal “Va por México”, es decir con el PRI y con el PRD, los panistas locales no saben qué hacer, obligados a jugar solos, a cortarse el cordón umbilical que los ató por algunos años a Enrique Alfaro, sin cuadros por los muchos que se fueron a MC y otros que optaron por desafiliarse.

Con el reloj en contra y con muchas alianzas perdidas o arrebatadas, como fue el caso del gremio empresarial que siempre se mostró solidario a las causas albiazules, hoy organismos como Coparmex y CCIJ solo le responden a Enrique Alfaro y a Movimiento Ciudadano y con ello han dejado de lado su doctrina y sus principios que los identificaba más con Acción Nacional.

Hoy el PAN parece estar en condiciones tan precarias, que debe optar por designar candidaturas como si se tratara de sólo llenar huecos con lo que sea, con lo que se tenga a la mano, que al fin y al cabo perdiendo la lectura que se le habrá de dar al resultado es que pusieron candidatos a modo para evitar hacerle sombra a MC en su disputa directa del poder con Morena, en esta elección que aparentemente será solo entre dos.

Hay panistas que creen que ahora, una vez que su partido está solo, habrá de recibir cual hijos pródigos, a muchos panistas que simple y sencillamente se alejaron del partido y ya no se reafiliaron y entre ellos hablan también de miembros de organismos como la Canaco, la Coparmex y el CCIJ. Los optimistas creen que con MC se quedarán solo los empresarios afines a Raymundo Gómez Flores.

Otro punto al que le apuestan en el PAN los que ven una luz al final del túnel, es a la estructura. Confían en que la estructura que Acción Nacional pudo construir durante muchos años en todos los rincones de Jalisco y que en los últimos años le fue prestada o empeñada a Movimiento Ciudadano, vuelva a su sitio original, aunque con ello descobijen a MC, que a decir de muchos solo ha obtenido triunfos con votos prestados, porque no ha creado una estructura propia, militantes originarios, ni simpatizantes comprometidos en todo el territorio del Estado.

Para los panistas de siempre como el primer regidor de oposición en Guadalajara, Teófilo Arreola Obregón, hace ya casi medio siglo, “esta elección del 2021 para mí, es una reedición de lo que era el PAN antes de haber sido gobierno, una elección a la que la gente llegaba sin puestos, sin cargos, sin mandones, sin presupuesto… y llegamos”.

Ya tocamos fondo, pero nunca estuvimos muy abajo. Hoy el que perderá más sin la alianza es MC porque habrá de enfrentar muchos factores, uno de ellos es su némesis, Pedro Kumamoto, le quitará votos a los naranja. Nosotros no vamos por el tercer o cuarto lugar, se le apostará al primero, al menos en muchos municipios, lo que cuenta es quién va a llevar a la gente a votar”, expuso.

LA ALIANZA FEDERAL ENTRE EL PAN, PRI Y PRD

El PAN en Jalisco va en alianza con el PRI y el PRD en la elección de diputados federales, con la intención de arrebatarle a Morena el control de la Cámara de Diputados y así incidir en determinaciones relevantes como redireccionar el presupuesto de egresos. Así se subdividieron las candidaturas:

Distrito    Cabecera          Partido

5           Puerto Vallarta       PRD

9           Guadalajara           PRD

12          Tlajomulco            PRD

14          Guadalajara          PRD

16          Tlaquepaque         PRD

19          Ciudad Guzmán     PRD

4            Zapopan               PRI

7            Tonalá                  PRI

11          Guadalajara           PRI

17          Jocotepec              PRI

18          Autlán                   PRI

20          Tonalá                  PRI

1            Tequila                 PAN

2            Lagos de Moreno   PAN

3            Tepatitlán             PAN

6            Zapopan               PAN

8            Guadalajara          PAN

10           Zapopan              PAN

13           Tlaquepaque        PAN

15            La Barca             PAN

Continue Reading

JALISCO

Morena aparece a la cabeza de las preferencias en Zapopan: Alberto Uribe de Morena y Juan José Frangie, de MC, son los favoritos

Published

on

Por Redacción Conciencia Pública //

En una muestra levantada en el municipio de Zapopan por la empresa Polymetrix Alberto Uribe de Morena y Juan José Frangie de MC, aparecen como los mejores posicionados entre los aspirantes a la presidencia municipal.

A la pregunta quién le gustaría fuera el candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Zapopan, Alberto Uribe aparece a la cabeza de las preferencias con el 18.3%, Óscar Ábrego con el 7.2% y Alejandro Puerto con el 4%.

En cuanto a preferencias por partido, si hoy fueran las elecciones Morena tendría el 23.8% de las preferencias, seguido de Movimiento Ciudadano con el 15.8%, el PRI con el 13.5% y el PAN con el 12.7.

Sobre quién le gustaría que fuera el candidato de MC a la presidencia municipal el preferido es Juan José Frangie con el 31%.

En cuanto a popularidad de 18 nombres que les presentaron a los consultados, Pedro Kumamoto de Futuro está en primer lugar con el 60.8%, Alberto Uribe con el 33.8%, Mariana Fernández con el 27.7%, Juan José Frangie con el 27.2% y Óscar Ábrego con el 26.8%.

El estudio de opinión pública fue realizado entre el 11, 12 y 13 de enero con 600 entrevistas domiciliarias de 49 secciones de 447 que representan el 11.2% de la lista del 95% con un margen de error de +- del 4%.

 

 

 

Continue Reading

JALISCO

Los números del COVID-19 en el Estado; 166 mil contagiados y 7 mil muertes: Alfaro y su grito de defender a Jalisco del coronavirus

Published

on

Por Daniel Emilio Pacheco //

Este viernes pasado, ahí estaba él, tal como lo había prometido, listo para dar la cara, para hablar de frente, como él siempre sabe hacerlo… por medio de sus redes sociales, sin aceptar preguntas, sin recibir cuestionamientos.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, apareció para anunciar las nuevas medidas de aplicación estatal acordadas para “defender a Jalisco contra el coronavirus” -así se les ocurrió ponerle ahora a esta fase, a los caros genios de la comunicación que le cobran al Gobierno del Estado-, que inició a partir del sábado 16 y termina el domingo 31 de enero.

Esta vez el estilo del Gobernador de Jalisco fue diferente, se le veía cansado, se puso a leer los datos de la situación de Jalisco respecto a la estadística nacional, pero, no se comparó con otro estado directamente, no hubo el blof de decir vamos mejor que la Ciudad de México, somos mejores que el Gobierno Federal. No, esta vez incluso habló de cooperación con el Gobierno de López Obrador.

Diez meses después de haberse notificado el primer paciente Covid positivo en Jalisco, la entidad ha acumulado 166,133 mil casos confirmados de Covid-19, desde el 14 de marzo pasado hasta este 16 de enero

El viernes 15 de enero, día en que se anunciaron las nuevas medidas de aplicación estatal para “defender a Jalisco contra el coronavirus”, en el Estado se rompió récord de casos confirmados, 1,799 casos positivos a Covid-19, el sábado 16 de enero se volvió a romper el récord, se reportaron 1,807 casos positivos.

El 12 de enero, en Jalisco se reportaron 91 muertes a causa de coronavirus, ¡Ojo! La Secretaría de Salud ese día no dijo que era un acumulado que tenía por ahí guardadito.

La semana 44 fue la del botón de emergencia y en esa semana hubo 200 muertes; en esta semana, hubo 495 muertes. Más del doble, y, aun así, no se aplica un paro total de actividades en el Estado.

El doctor Víctor Manuel González Romero difunde en sus redes sociales que: “Se proyecta que el pico de muertes, por Covid19, en Jalisco será el 31 de enero”.

El “Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME)”, de la Universidad de Washington, ajustó sus proyecciones con datos actualizados al 15 de enero.

De acuerdo a (sic) dichas proyecciones el máximo en muertes diarias lo tendremos el 31 de enero con 66. La proyección previa (con datos del 23 de diciembre) era del pico el 8 de febrero con 50 muertes diarias”. Esos números proyectados, ya los sobrepasamos en Jalisco cuatro veces esta semana.

Al sábado 16 de enero, Jalisco reporta 6,999 defunciones desde que inició la pandemia, solamente la última semana se registraron 3 muertes ¡Cada hora!

Los números que hasta el momento se conocen por parte del Gobierno de Jalisco, vía Secretaría de Salud, cada vez se han ido escondiendo más.

El periódico MURAL reporta el 13 de enero la respuesta recibida de parte de la Secretaría de Salud:

“Hago de su conocimiento que respecto al número de casos activos en Jalisco, dado que existe diversa información para la población general en medios electrónicos sobre los casos de Covid-19 en la entidad, se informa que para obtener el número de casos activos, se debe descargar la base de datos casos estudiados”, dice el documento en poder de MURAL.

“Y con los datos sobre el número de casos por fecha de inicio de síntomas se podrá calcular el número de casos activos en el periodo deseado”. Esta respuesta por parte del área de transparencia de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), se da a la consulta del repostero de MURAL, que buscaba conocer cuántas personas en la entidad están en posibilidad de transmitir el virus SARS-CoV-2 a otros.

Originalmente la dependencia informaba noche a noche sobre el número de enfermos hospitalizados y estado de gravedad en que se encontraban, dejó de hacerlo cuando el número de pacientes superó los 800; luego dejó de reportar el número de casos activos en la Entidad el 23 de noviembre, dice MURAL que el argumento de la Secretaría fue un “cambio de estrategia”; desde entonces sólo se informa la cantidad de Municipios con el virus activo. Justo cuando el virus SARS-CoV-2 superaba los 4 mil portadores con posibilidad de contagiar a otros.

Este tipo de manejo a modo de las cifras por parte del Gobierno de Jalisco, vía Secretaría de Salud, solo dejan vacíos de información que no permiten entender en su justa dimensión el terrible problema que vive el Estado respecto al Covid-19.

Ya no desglosan los casos de personal médico infectado por Covid-19, ahora solo reportan este sábado 16 de enero: “Hasta el momento se han registrado 1,438 casos positivos al SARS-CoV-2 entre personal de salud, cuyo contagio está asociado a la atención prestada en unidades médicas”. ¿Dónde hay más contagios? ¿Qué sucede con la Cruz Roja del Municipio de Ocotlán que suspendió labores debido a que “la mayoría del personal paramédico presenta síntomas positivos” de Covid-19? ¿Eso no lo debe informar la Secretaría de Salud? ¿Cómo va el personal de salud de Puerto Vallarta donde se abren playas todos los días que se defenderá a Jalisco contra el coronavirus? ¿Hay personal para atender a los paseantes?

¿Y por qué ya no se informa por parte de la Secretaría de Salud de los casos positivos que existen en el penal de Puente Grande?

Por eso cuando Enrique Alfaro dice que, aunque se tiene margen de maniobra y desdoble para la reconversión hospitalaria y Jalisco mantiene niveles bajos en tasas por 100 mil habitantes de casos acumulados, mortalidad, y casos activos, queda la sospecha de sí las cifras que no publican sostendrían su dicho.

Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance desde el ámbito público, pero sin la gente no podemos, ayúdennos a seguir, a mantener la aplicación de las medidas de sanidad que hemos establecido, el uso adecuado del cubrebocas, la distancia entre personas, evitar lugares cerrados concurridos, lavado frecuente de manos y sobre todo la demanda de atención oportuna”, dijo el Gobernador en su mensaje del 15 de enero.

Sin embargo, la demanda de atención oportuna es muy complicada cuando en la ciudad los servicios médicos están saturados en al Zona Metropolitana de Guadalajara, que es la zona donde mayores contagios activos hay, y donde se da el mayor número de defunciones, la ocupación de camas con ventilador en Unidad de Cuidados Intensivos, al 15 enero, según el Sistema de Información de la Red IRAG era la siguiente:

Unidad médica

Estado

Institución

% de Ocupación

Valentin Gomez Farias

Jalisco

ISSSTE

100

HES Oblatos

Jalisco

IMSS

100

Enfermería Militar de Zapopan Jal.

Jalisco

SEDENA

100

HGR 46 Guadalaja

Jalisco

IMSS

100

Hospital Real San José S.c

Jalisco

SMP

100

HGZ 7 Lagos de Moreno

Jalisco

IMSS

83

Hospital Ángel Leaño

Jalisco

SSA

82

HGR 180 Tlajomulco

Jalisco

IMSS

80

Sanatorio Naval de Pto. Vallarta

Jalisco

SEMAR

80

Hospital Militar Regional de Guadalajara Jal.

Jalisco

SEDENA

75

Hospital General de Occidente

Jalisco

SSA

62

HGR 110 Oblatos

Jalisco

IMSS

53

Hospital Civil de Guadalajara Juan I. Menchaca

Jalisco

SSA

32

Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde

Jalisco

SSA

30

Hospital General de Lagos de Moreno

Jalisco

SSA

0

Hospital Regional de Ameca

Jalisco

SSA

0

Hospital Comunitario Huejuquilla

Jalisco

SSA

0

Hospital Comunitario Tamazula

Jalisco

SSA

0

Hospital Comunitario Mazamitla

Jalisco

SSA

0

Hospital Regional Tepatitlan

Jalisco

SSA

0

De los primeros 20 hospitales que en Jalisco la Red IRAG tiene registrados para atención Covid, cinco están al 100 % de su capacidad en sus camas con ventilador, todos en ZMG; seis no tiene pacientes, pero, están en municipios fuera de la ZMG, ¿Miente el Gobernador? NO, pero, no da toda la información. Los otros 32 hospitales que revisa la Red IRAG, también están en ceros. Un promedio de camas de todos los 52 hospitales muestra una realidad diferente a la que vive la ZMG.

Si nos dejamos de reunir, si no dejamos de salir para lo que no es necesario la gente puede seguir trabajando”, dijo Enrique Alfaro, el 15 de enero, con una cara y una voz que ni siquiera él lo cree, pero se mantendrá en su idea de no volver a para actividades.

El privilegiar la actividad económica nos tiene ante una situación desbordada de contagios, escases de oxígeno medicinal y saturación consultas y hospitalización en la Zona Metropolitana de Guadalajara, la solución presentada de cerrar parques públicos y mantener abierta Intermoda en la Expo Guadalajara, es la muestra del tipo de estrategia que ha puesto a Jalisco en crisis.

¡Ojo! El responsable de las malas decisiones que ahora afectan al Estado, no son responsabilidad de las mesas con las que ha buscado escudarse el Gobernador, por quien se votó para dirigir Jalisco fue por Enrique Alfaro, la responsabilidad es suya.

Por cierto, ¿Qué se ha hecho con el dinero del crédito que se endeudó a los jaliscienses para enfrentar la pandemia? ¿Dónde se revisan las cuentas? ¿Quiénes han recibido los apoyos?

De ese dinero nada se explica o transparenta.

En Twitter: @DEPACHECOS

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2020 Conciencia Pública // Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.